Month: ט״ו בשבט ה׳תשע״ח (January 31, 2018)

Minchah Prayer 01-31-18

image_pdfimage_print

Father, as we listen to our leaders and hear from them their reports on the state of our country we wonder if they are talking about the same nation.

On the one hand everything is going well and on the other hand so much is wrong.

The only thing they sound alike on is their praise of the people, how good, how hard working, how imaginative and brave and loving and kind and on and on, we are. We deserve so much more and can accomplish anything we set our minds and common will to. As great a nation as we are we can do all things for all people.

Why then Father, are we such a muddled mess?

We agree on the work that needs to be done yet there is no willingness to unify on behalf of the common good. Nothing gets done. And what does get done doesn’t leave us with a good feeling about how it got done. It takes longer than it should and in the end it is after argument, finger pointing, criticism, fault finding, manipulation and force…and who knows what else.

There is no harmony.

You gave us principles, laws and rulings long ago, created the universe by them.

These demonstrate Your nature and character and by them we can learn who You are, come to know You and draw near to You, be like you.

By them we have justice and mercy, forgiveness, loving kindness and respect for one another. We have fairness and responsibility, faithfulness, practice of good stewardship.

By them we are our brother’s keeper and by them You teach how to do that.

By them we love and demonstrate our love for You and our neighbors.

They are sufficient, adequate for all.

And by them we know we cannot be them without You.

Father, we thank You for Your Way of faith.

We pray that we grow in the gift of faith You have given us and trust in You and Your ways.

We pray that the seed of Your Way planted in our hearts will bring about a new heart after Your character and nature as it takes root deeper and deeper in us.

As we grow in Your image may the fruits in our lives be a blessing to those around us and may You be pleased.

May our leaders see and reflect in their words and actions the character of the people and God they serve.

Where there are those that don’t believe and trust may they be drawn to You.

And may it be that as the nuts and bolts of crafting government and law of the land are worked out, You prove again that for those who trust and obey, little will not result in want and too much will not result in excess. All then will indeed be served and provided for.

And You will be glorified.

May You be lifted up, Father.

In Yeshua’s name we pray,

Amen  

Levítico Lección 32 Capítulo 22

image_pdfimage_print

Levítico

Lección 32 Capítulo 22

Este capítulo contiene una serie de reglas sobre los sacerdotes y sus familias ingiriendo la comida sacrificada a Jehová. Recuerda que el suministro de comida para los sacerdotes eran aquellas cosas traídas por el pueblo de Israel para sacrificio en el Tabernáculo y más tarde el Templo.  

Lo que también es digno de atención es que un paralelo directo es hecho entre los requerimientos de perfección para los sacerdotes mismos que ofrecen los sacrificios y los animales de sacrificio. Hasta la descripción de la naturaleza de las manchas prohibidas en los sacerdotes y en los animales de sacrificio es similar.    

Mira la lista de defectos que termina el capítulo 21; ni un sacerdote o una animal podía venir delante del Señor (queriendo decir que no podían tomar su papel en el proceso de sacrificios) si alguno de los siguientes defectos eran observados: ceguera, una pierna o brazo lastimado, escorbuto, abrasiones, una extremidad muy larga o muy corta, testículos machucados o que le falte, o un crecimiento en el ojo.  

La definición de Dios de perfección, la cual es sinónimo con la frase “sin mancha”, es lo que está siendo definido en esta lista de defectos que descalifican. Ha sido claro que NINGÚN sacerdote o animal era completamente perfecto. Es informativo para nuestro conocimiento de este requisito de perfección, que los Rabinos modernos de estos días quienes están activamente buscando una Vaca Roja “perfecta” desde que los judíos regresaron a la Tierra Santa aún están buscando una. Esto es así porque son los Rabinos los que han definido lo que “perfecto” quiere decir para la Vaca Roja por el cual el estándar ha quedado corto.  Mi punto es que nosotros debemos ver esta supuesta perfección física de sacerdote y de animal de sacrificio con algún sentido común; Jehová establece las definiciones de perfección que eran los suficientemente amplias para permitirnos las variaciones naturales y las inherentes imperfecciones que ocurren entre todos los humanos y los animales, sin estar tan envueltos meticulosamente en detalles que ninguno jamás pudiera cumplir con los requisitos. Las manchas que nosotros vemos en la lista son las más obvias y las más fáciles de detectar y por lo tanto afectaban a solo una pequeña parte de la población de los sacerdotes y los animales puros.

Y sin desviarnos del tema todavía, permítanme señalar que esta atención a los detalles (cayendo en lo absurdo) fue más allá de lo que Dios había ordenado; ya que esta definición de perfección hecha por el hombre era más una opinión y una preferencia personal  y un intelectualismo que un decreto divino mismo. Fue este sistema de tradición yendo salvaje al que Yeshua se estaba refiriendo constantemente cuando Él se quejó sobre la carga de la ley. La misma era la ley de los Rabinos no la Ley de Dios de la que Yeshua estaba hablando en contra, y no la Ley que Cristo mismo había hecho. Fueron las leyes ridículas del hombre y las regulaciones que eran inalcanzables y no las Leyes Justas de Dios que expresaban Su naturaleza y Su carácter.

Con eso dicho, es fascinante el que eventualmente el Mesías iba a cumplir no solo con TODOS los requisitos de un sacerdote perfecto, pero tambien para el sustituto perfecto. Un nivel de perfección que estaba más allá de la habilidad del hombre para comprender que tuvo que ser Dios Mismo el que tomó el papel de Sumo Sacerdote y del sacrificio expiatorio.  

Vamos a ver unos cuantos versos en el N.T. que conectan estos mandatos de Levítico con el objetivo de Yeshua.

LBLA Hebreos 7:23 23 Los sacerdotes anteriores eran más numerosos porque la muerte les impedía continuar, 24 pero Él conserva su sacerdocio inmutable[k] puesto que permanece para siempre. 25 Por lo cual Él también es poderoso para salvar para siempre[l] a los que por medio de Él se acercan a Dios, puesto que vive perpetuamente para interceder por ellos. 26 Porque convenía que tuviéramos tal sumo sacerdote: santo, inocente, inmaculado, apartado de los pecadores y exaltado más allá de los cielos, 27 que no necesita, como aquellos sumos sacerdotes, ofrecer sacrificios diariamente, primero por sus propios pecados y después por los pecados del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, cuando se ofreció a sí mismo. 28 Porque la ley designa como sumos sacerdotes a hombres débiles, pero la palabra del juramento, que vino después de la ley, designa al Hijo, hecho perfecto para siempre.

Aquí hay una explicación detallada comparando los sacerdotes Levitas…..más específicamente al Sumo Sacerdote……con Jesús y Su ministerio. Yeshua llegó a ser el Sumo Sacerdote permanente al morir y resucitar. No COMO un Sumo Sacerdote…..sino que como un Sumo Sacerdote verdadero; y esto es porque un Sumo Sacerdote, un mediador, aún necesita hacer intersección por nuestra parte.

LBLA Hebreos 9:11 11 Pero cuando Cristo apareció como sumo sacerdote de los bienes futuros, a través de un mayor y más perfecto tabernáculo, no hecho con manos, es decir, no de esta creación, 12 y no por medio de la sangre de machos cabríos y de becerros, sino por medio de su propia sangre, entró al Lugar Santísimo una vez para siempre, habiendo obtenido redención eterna. 13 Porque si la sangre de los machos cabríos y de los toros, y la ceniza de la becerra rociada sobre los que se han contaminado, santifican para la purificación de la carne, 14 ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual por el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, purificará vuestra conciencia de obras muertas para servir al Dios vivo? 15 Y por eso Él es el mediador de un nuevo pacto, a fin de que habiendo tenido lugar una muerte para la redención de las transgresiones que se cometieron bajo el primer pacto, los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna.

Al igual que Yeshua es el Sumo Sacerdote, ÉL también es comparado a los animales de sacrificio; las cabras y los toros y las vaquillas que ÉL sustituye con ÉL Mismo.  

Ahora date cuenta que también define exactamente cuales pecados o transgresiones Su sangre expía ya que dice “…..las transgresiones que se cometieron bajo el primer pacto”…refiriéndose a la Ley de la Torá. El Nuevo Pacto trata con CÓMO se alcanza la expiación y QUIÉN está incluido entre esos que son permitidos usar este nuevo nivel de expiación por el pecado; y este nivel NUEVO y  sin precedente es la sangre de Cristo porque es aplicada una vez y por todas (con la advertencia que este grupo al que se le permite tomar ventaja de este método permanente de expiación es SOLO aquellos que confían en lo que Cristo hizo. Todos los otros son excluidos).

Por lo que vamos a estar bien claros sobre lo que está sucediendo aquí ya que es tan vívidamente citado y tan comúnmente mal usado: nosotros cometemos pecados, y la sangre del Mesías hace nuestra expiación. ¿Qué es pecado? El pecado es una transgresión en contra del PRIMER pacto. ¿Cuál es el primer Pacto? La Ley de la Torá.  

Ves, la historia de Jesús en el Nuevo Testamento tiene que ver con un nivel nuevo de expiación, no una nueva ley. Desde un sentido terrenal es como si nosotros los americanos retuviéramos todas las mismas leyes en nuestros libros, y hasta nosotros determináramos que todos los castigos también permanecieran igual. PERO ahora alguien más, un voluntario, puede pagar todas esas multas y servir el tiempo en la cárcel, y hasta tomar nuestro lugar en la cámara de muerte. ,

¿Como yo sé que este es el caso? ¿Cómo yo sé DE SEGURO que AMBOS la Ley y sus castigos permanecen; que SOLO el castigo ha sido transferido a Yeshua para cargar por aquellos que confían en EL? Permítanme darle un pedazo de ese rompecabeza:

LBLA Mateo 5:17 “ 17 No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir. 18 Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley hasta que toda se cumpla. 19 Cualquiera, pues, que anule uno solo de estos mandamientos, aun de los más pequeños, y así lo enseñe a otros, será llamado muy pequeño en el reino de los cielos; pero cualquiera que los guarde y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

¿Cuánto más claro puede ser hablado? Si Cristo abolió las Leyes mismas, entonces ciertamente una pequeña letra o una tilde fueron cambiadas. Si Cristo mantuvo las leyes pero abolió el castigo contenido dentro de la Ley por romper la Ley, entonces ciertamente mucho más que una letra pequeña o una tilde fue cambiado. Pero ÉL dijo que NI el pedacito más pequeño pasaría, y yo tomo SU palabra.

Ciertamente algunas de las leyes han sido transformadas (por falta de una mejor palabra) PARA AQUELLOS QUE CONFIAN EN ÉL. Ya que ÉL es nuestro sacrificio y nuestro Sumo Sacerdote una vez y por todas (queriendo decir todos los que confían).

Aun más ÉL ha logrado para nosotros, Su novia, el requisito del que nosotros hemos estado leyendo a través de todo Levítico: nosotros debemos de ser perfectos si nosotros vamos a ser parte del sacerdocio de Yeshua, porque ser un sacerdote quiere decir tener acceso a Dios que otros no tienen.

Escucha esto:  

LBLA Efesios 5:25 25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se dio a sí mismo por ella, 26 para santificarla, habiéndola purificado por el lavamiento del agua con la palabra, 27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia en toda su gloria, sin que tenga mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuera santa e inmaculada.

Nosotros hemos sido declarados perfectos, sacerdotes sin mancha: la novia del Sumo Sacerdote. Y SU Agua Viva espiritual que nos hace limpios logró esto. Ves las manchas y los defectos no eran necesariamente pecados pero eran impurezas. Pero estas manchas y defectos podían CONVERTIRSE en pecado si nosotros presentábamos algo a Dios que tenía manchas y estaba lleno de defectos, como nosotros mismos por ejemplo. Y la manera en que esto sucede es cuando nosotros presentamos nuestras vidas y obras manchadas, tan llenas de defectos, y le decimos a Dios que por medio de nuestros propios esfuerzos y carácter  creemos que somos lo suficientemente buenos para comulgar contigo, y ser permitido en tu Cielo. Yeshua tuvo que ayudarnos en dos maneras primordiales: 1ro, EL expió por nuestra naturaleza pecaminosa y nuestra conducta pecaminosa por medio de SU sangre; 2ndo, Cristo nos purificó de la impureza por Su Agua Viva.  

Cuan maravillosamente esto cabe completamente mano a mano con todo lo que hemos estado aprendiendo en el tradicional y abandonado (si no rechazado) libro (al menos por los cristianos) de la Biblia entera: Levítico. Un libro que está supuestamente obsoleto y es irrelevante; y aun así nosotros vemos todo aspecto de sus reglas y mandatos sucediendo a un nivel espiritual en el Nuevo Testamento.   

Yo les digo que no hay manera alguna de captar las profundidades de lo que sucede bajo el Nuevo Pacto sin antes entender la Torá. Vamos a leer Levítico capítulo 22.  

LEE LEVÍTICO CAPÍTULO 22 completo.

Este capítulo primordialmente es sobre explicar las circunstancias bajo las cuales algunos sacerdotes no podían oficiar sacrificios NI ingerir la comida que era traída como sacrificios.

Y lo primero que es mandado es que un sacerdote esta descalificado de comer las donaciones sagradas….las ofrendas……si él está en un estado de impureza por alguna razón. Dice que si un sacerdote come de esa comida él debe ser cortado (karet) del Señor.  En esta ocasión el ser cortado no quiere decir que el sacerdote debe ser ejecutado o enviado lejos; esto sencillamente quiere decir que el debe ser removido de la presencia de Jehová en el sentido que él debe ser removido de las obligaciones de sacerdote presumiblemente por un tiempo no especificado, probablemente hasta que él estuviese ritualmente limpio otra vez.

Comenzando en el verso 4 nosotros obtenemos una serie de ejemplos que pueden hacer que un sacerdote llegue a estar impuro, y por lo tanto quiere decir que el sacerdote no puede comer la comida traída como ofrendas sagradas por las personas.  

La mayoría de los tipos de impureza mencionados requerían un rito de un  ciclo de 8 días para limpieza antes de que el sacerdote nuevamente fuera considerado puro (el numero 8 simboliza expiación y redención). Pero en una declaración un poco confusa el verso 6 entonces dice que “la persona” debe solo estar impura hasta la puesta del sol.  ¿Qué sucede con el ciclo normal de 8 dias para ser limpio de toda impureza que es ordenado en los capítulos anteriores?

La contestación es que se está hablando de dos situaciones diferentes. La primera situación es cuando un sacerdote directamente se contamina así mismo al cometer un acto que es prohibido como un sacerdote tocando un cuerpo muerto, o teniendo algún tipo de descarga de su cuerpo, o una úlcera abierta.  Todas estas cosas lo dejarían impuro. Pero la segunda situación es una en la cual un sacerdote toca a OTRA persona que fue hecho impuro al hacer o tener una de esas cosas prohibidas. Recuerda que se nos ha enseñado que la impureza puede ser transmitida con solo tocar. Por lo que la idea es que el tocar a alguien que está ritualmente impuro contamina al sacerdote y la impureza de esa persona impura es luego transmitida al sacerdote (como una clase de infección secundaria). La primera situación de contaminación directa requiere el ciclo regular de 8 días de purificación. La segunda situación de contaminación indirecta (causada al contraer impureza de una persona u objeto que estaba impura) requiere solo esperar hasta la puesta del sol (queriendo decir el fin del día y el comienzo de un nuevo día) y luego el rito del baño para hacer a ese sacerdote uno puro nuevamente. ¿Ahora, acaso el sacerdote impuro tenia que pasar hambre hasta que estuviese puro nuevamente ya que un sacerdote impuro no podía ingerir comida sagrada? No; no era que el no podía comer nada, el solo no podía comer de la comida sagrada. Por lo que él tenía que comprar comida que no era santificada (como la que los Israelitas comunes comían) u obtenerla de alguna otra manera.

El verso 10 dice que ningún extranjero o laico o que no fuera sacerdote podía comer de esa ofrenda sagrada ofrecida en el Altar del Tabernáculo. Pero luego continúa definiendo quien un extranjero y un miembro de un grupo eran. Lo que nosotros encontramos es bastante informativo en lo que concierne a la sociedad Israelita en general por lo que vamos a estudiar estos versos 10 y 11 detalladamente.  

Esencialmente nosotros tenemos 5 categorías o clasificaciones de personas que podían estar viviendo bajo el techo de un sacerdote y cada categoría es entonces dicha si podían o no compartir la porción sagrada de comida del sacerdote. Recuerda, en general la familia de un sacerdote incluyendo a su esposa e hijos son completamente autorizados a ser parte de esa porción de comida sagrada del sacerdote. Pero la sociedad Israelita no solo era diferente a la de nosotros, hoy en día; la misma era un poco más compleja por lo que más explicación es necesaria.   

Las 5 categorías son definidas como 1) un extranjero, o alguien que no era miembro, (algunas Biblias dicen huesped) (al comienzo del verso 10), 2) un inquilino jornalero 3) un jornalero contratado, 4) un esclavo comprado por un sacerdote, y 5) una persona nacida en el hogar de un sacerdote.

Y como diferentes versiones de la Biblia varían por todo el mapa a las palabras precisas que ellos usan para traducir cada una de estas categorías, su Biblia puede usar unas palabras un poco diferente a las que les he leído y probablemente hasta combinar algunas de estas categorías por lo que la distinción entre ellas está perdida. Es beneficioso usar el hebreo original para entender las sutiles pero importantes distinciones.

Permíteme reiterar: presta atención a estas distinciones y variaciones porque las mismas te van ayudar grandemente en entender  asuntos a través del A.T. y el Nuevo. Estas clases NO están bien definidas en la Biblia; se entiende por el escritor que ya uno sabe el significado (y por lo tanto la importancia) de cada categoría en cualquiera que fuera el contexto que es usado. Si nosotros no entendemos la sociedad Israelí y las reglas de la familia nosotros vamos a obtener unas ideas equivocadas y una confusión sobre lo que verdaderamente está sucediendo y los principios debajo de los cuales están operando.   

La primera categoría de la que es hablada está al comienzo del verso 10, y en hebreo la misma concierne a un zar. Zar es una palabra hebrea comúnmente usada y generalmente la misma quiere decir extranjero o forastero. Pero según es usada aquí, la misma quiere decir “extraño” como en el sentido de “no pertenecer” o “fuera de lugar”. El usar el término “extranjero” es probablemente la mejor traducción para una persona en la iglesia occidental. La idea es sencillamente que ninguna persona que no es sacerdote (eso es una persona que es extraña o forastera al sacerdocio) es permitida de comer de los sacrificios sagrados y donaciones. Esto también puede incluir Levitas que en una ocasión eran sacerdotes pero que han sido removidos del sacerdocio por alguna infracción seria.  La única advertencia a todo esto es que aquellos que son considerados “familia” del sacerdote PUEDEN comer de la sagrada comida que el sacerdote trae a la casa. Los restantes 4 términos que nosotros vamos a definir básicamente dice si esa categoría en particular debe ser considerada como parte de la familia del sacerdote o no, y por lo tanto elegible para comer de la comida sagrada o no.

La 2nda categoría de la que hablan, a solo unas cuantas palabras del verso 10, ese en hebreo toshav. Toshav es de una manera un término amplio y puede significar algo como un “huésped trabajador” (generalmente queriendo decir un extranjero). Tal vez puede ser un amigo extranjero de la familia que se está quedando por un tiempo. El mismo también se puede referir a una persona quien está siendo FORZADA a vivir con la familia del sacerdote, como resultado de esa persona pagando una deuda; por lo tanto toshav puede en algunos casos ser un hebreo. Generalmente toshav indica que no hay relación de sangre o de familia política, por lo que son clasificados como amigos o conocidos que NO son de la línea sacerdotal. Un toshav NO es un miembro de la familia y según la manera hebrea de pensar NO son propiedad del sacerdote (como un esclavo) por lo que él o ella no pueden comer de la porción de comida del sacerdote.

La 3ra categoría inmediatamente sigue la 2nda en nuestras Biblias, y en algunos casos las dos son unidas y presentadas como sinónimos, lo cual NO lo son. En hebreo la 3ra categoría es sakir.

Sakir quiere decir un jornalero contratado de la misma manera en la que nosotros pensamos de uno. Tal vez es un jornalero del día o pudiera ser una sirvienta. Pero la idea es que esta persona NO es una esclava de ninguna clase ni es una persona pagando una deuda. Ellos sencillamente tienen un trabajo y se les paga por el mismo. La mayoría de las sirvientas que son pagadas vivían en las casas en aquellos días, era generalmente parte de su paga.

La 4ta categoría es presentada al comienzo del verso 11 donde la mayoría de las versiones de la Biblia dicen “propiedad del sacerdote” o “esclavo”. Los hebreos usan una serie de palabras  en vez de una sola palabra y nosotros hemos tenido hasta ahora, que definir esta categoría. Y las palabras son qanah nephesh; literalmente quiere decir “el adquirir un ser viviente” unas cuantas palabras más tarde se le añade que este qanah nephesh, este ser viviente adquirido, fue adquirido por medio de una compra con el propio dinero del sacerdote (en hebreo qinyan quiere decir algo comprado y keseph quiere decir plata o algún otro tipo de dinero). Por lo que literalmente dice un ser viviente adquirido, una compra con dinero…..un esclavo comprado por alguien. Este era generalmente un esclavo extranjero comprador de un traficante de esclavos porque por ley un hebreo no podía ser “dueño” de otro hebreo.

Lo que es importante darse cuenta aquí es que ESTA categoría de persona ES considerada familia (en contra de toda lógica moderna) y por lo tanto él o ella ES permitido comer de la porción de la comida sagrada.  En otras palabras un esclavo que es comprado…..en casi todos los casos NO uno que es Israelita……es considerado ser parte de la familia pero un esclavo que vive con la familia porque fue forzado a pagar una deuda NO era considerado parte de la familia. Un esclavo comprado es considerado la propiedad del sacerdote mientras que el que está pagando la deuda NO es propiedad del sacerdote. Has una nota mental de esto porque esta definición es importante para el resto de la Biblia.

La última categoría es generalmente descrita como aquellos que nacieron en la familia o en el hogar. No pienses que son los hijos del sacerdote. Eso no es a lo que se están  refiriendo aquí. La palabra hebrea es yelid beito y aun cuando literalmente quiere decir, “nacido en el hogar” la misma NO es usada en conjunto con la cabeza de la esposa del hogar dando a luz a sus hijos. Esto es un término reservado para los hijos nacidos de las esclavas que han sido compradas, del  qanah nephesh del sacerdote, quienes no están relacionados por sangre con el sacerdote. Los hijos nacidos de la compra de los esclavos le pertenecían al dueño de los esclavos al igual que los esclavos.  

Debido a que estas categorías de una manera u otra involucran a la servidumbre o la esclavitud, yo necesito hacer claro que estos esclavos, que NO fueron comprados, y por lo tanto NO eran familia y NO se les permitía tomar parte de la comida sagrada que se le daba al sacerdocio, no pasaban hambre. Esto sencillamente quería decir que la comida provista para ellos tenía que ser comprada por el sacerdote. Aún mas no tengas la idea que un esclavo que era comprado estaba necesariamente mejor tratado que un esclavo que era adquirido por medio de servicio porque debía algo.

Bajo la Ley TODOS los esclavos, sin importar como los adquirías, o si eran extranjeros o hebreos…..TODOS los esclavos tenían que ser tratados decentemente y no podían ser abusados, ni podían pasar hambre, ni los podían sobre trabajar.

Permítanme decir esto de otra manera: cada una de estas categorías es discutida y definida aquí en Levítico 22, porque la situación era que por una razón u otra cada una de estas categorías de personas regularmente terminaban viviendo en el hogar del sacerdote. El propósito de estas categorías SOLO atañe a si ellos tienen derecho o no a comer de la porción sagrada de comida que le es asignada al sacerdote  bajo cuyo techo ellos Vivian. Y como nosotros podemos ver algunas categorías eran y otras no lo eran y esto no necesariamente sigue en la manera que nosotros podemos lógicamente pensamos que sean.  

El verso 12 define lo que sucede si la hija de un  sacerdote se casa fuera de la línea sacerdotal; ella deja de recibir la comida sagrada. Ella ahora está unida a su esposo por lo que su NUEVA identidad  es con su esposo y la misma para de ser su padre o madre natural.   

Pero si algo sucedía vía muerte o divorcio y ella no tenía ninguna otra alternativa de vivir nuevamente en la casa de su padre, entonces ella nuevamente califica para comer la comida sagrada como miembro de la familia. Date cuenta del comentario sobre la excepción a esta regla siendo “si ella no tiene retoños” la idea es que si ella tuvo un hijo que es lo suficientemente viejo para cuidar de la viuda o de la mujer divorciada, entonces es SU obligación (de acuerdo a la Ley) el cuidar completamente de ella.  Y como por definición, NO siendo un sacerdote entonces su madre continuaría siendo ineligible para comer comida sagrada.

 Los versos 14-15 tratan primordialmente con lo que sucede si alguien no calificado ingiere alimento sagrado accidentalmente. Entiende que estas reglas aplican SOLO cuando es un error honesto, no intencionado y no un truco o un engaño o una indiferencia complete a la Ley; por lo que el castigo es relativamente menor ya que el transgresor que lo hizo accidentalmente debe pagar el valor del sacrificio MAS un  20% de castigo. Los accidentes y fallas son dados con mucha misericordia pero hasta esos se les da una consecuencia (aun cuando típicamente es pequeña). Nunca uno puede afrontar la santidad de Jehová (aun sin malicia alguna) y tener un pase completo. No olvidemos esto nunca.   

Yo creo que el verso 16 nos da una idea de algo que pasaba bastante en Israel; algo que sucedió con regularidad en la mayoría de las culturas paganas. En este momento en la historia Dios estaba en el proceso de dirigir a los Israelitas FUERA DE su paganismo al darle la Torá. Básicamente dice que los sacerdotes tenían una responsabilidad doble: ellos deben de asegurarse que ellos mismos no contaminen la propiedad sagrada de Dios (en este caso específicamente la comida como resultado de la ofrenda de sacrificio), y segundo ellos deben de asegurarse que los Israelitas ordinarios no pequen al comer la comida sagrada  a la cual ellos no tienen derecho alguno. Fácil de entender pero después continúa diciendo, “ya que soy Yo, Jehová, quien lo hace sagrado”. Esto no es una frase tirada ahí por casualidad, en mi juicio.  

Yo creo que a lo que se están dirigiendo aquí es a la creencia pagana común y corriente que tú puedes hacerte a TI MISMO santo (hasta divino) al hacer ciertas cosas. Y una de las cosas comunes que podías hacer era comer la comida de los dioses. ¡Ingerir comida sagrada, y LISTO! Y ya te conviertes en santo. Nosotros hemos hablado previamente sobre como nosotros vemos todas estas menciones de ofrendas siendo “alimento para Dios” y el humo de la ofrenda de holocausto siendo “un dulce aroma para sus fosas nasales”. Yo les he enseñado que los Israelitas eran muy serios con estas palabras. En su manera de pensar cultural, la cual a veces era basada en conceptos y prácticas nacidas de haber vivido 4 siglos en Egipto, aun cuando Jehová no les DIJO era meramente sentido común para ellos que Dios necesitaba comer, y tenía una nariz que le gustaba oler cosas (asi es como son los dioses). Y el elemento común entre todas las sociedades paganas de esa época, era que los animales quemados en los altares era VERDADERA comida para sus dioses. Y como era comida sagrada, si uno comía de esa comida, la misma le transmitiría santidad al que se la comía. Por lo que la santidad podía verdaderamente ser apropiada incorrectamente (al menos esa era la manera de pensar de ellos).

Dios le estaba diciendo a Israel algo que él le iba a tener que decirle década tras década, y aun así, mucha de la sociedad hebrea no le entendía: ÉL hace lo santo. Tú no puedes sacrificar tu camino hacia la santidad…..tú no puedes obedecer las Leyes lo suficientemente bien para obtener santidad…..y, en el caso actual, tú no puedes COMER tu camino tu camino hacia la santidad. Tú solo puedes ser DECLARADO santo por el único que tiene la autoridad, Jehová Mismo. El seguir las Leyes trajo una clase de santidad, una clase de justicia al adorador, pero no la clase que SALVA y no la clase espiritual.  La clase que trajo era la clase que viene de ser obediente. La clase que viene de poner tu corazón y mente en creer que lo que Dios dice es cierto, y esa vida VERDADERA viene de vivir una vida Torá. Pero la manera en que todo esto sucedió fue que tenía que venir en un orden preciso, e inmutable: PRIMERO tienes que ser redimido por Dios, luego tienes que ser DECLARADO santo por Dios, Luego debes, por gratitud y el conocimiento de la verdad, seguirlo a ÉL en obediencia. Tú has sido hecho santo y justo, ahora ve y vive una vida santa y justa. Ningún otro orden lo hace y permanece así hasta hoy.

Vamos a movernos bastante rápido por los próximos versos. Me gustaría que se dieran cuenta, que en el verso 18 habla sobre cualquiera ofreciendo una “ofrenda de holocausto”, ya sea un voto, o una ofrenda votiva, nuestro conocimiento de las palabras hebreas para estas ofrendas viene útil. Porque comenzando con el verso 21 donde comienza hablar de una ofrenda para otro sacrificio, no estamos obteniendo una repetición de lo que Dios acaba de decir hace un momento atrás. Cada uno de estos son sacrificios diferentes, y cada uno con su propio objetivo, y su propio protocolo y requisitos de exactamente en QUÉ la ofrenda de sacrificio debe consistir.  

El primer grupo de ofrendas (versos 18-20 está basado en los sacrificios de Shelamim. Y, claro que, Dios hace claro que ningún defecto puede aparecer en los animales usados para estos sacrificios; y además, según vimos la semana pasada, la lista de defectos prohibidos del animal de sacrificio y casi perfectamente es paralelo a la lista que descalifica un sacerdote de oficiar un rito de sacrificio.  

Claramente tanto el sacrificio y el sacrificador  DEBE estar sin mancha. Además el sacrificio DEBE venir de cierto grupo prescrito de personas (los Levitas).

Nosotros vimos antes como Yeshua precisamente paralela este patrón. Él tenía que ser un sacrificio sin mancha, el cual vino de cierto grupo (la tribu de Judá), y ÉL tenía que ser el sacerdote perfecto de cierto tipo (el orden de Melquisedec EN VEZ del orden de Aarón).

Me gustaría también esta oportunidad para señalar otro principio que es expuesto muy bien pero puede ser fácilmente pasado por alto; dice en el verso 24 y 25 que no solo Israel no debe usar para sacrificio ningún animal defectuoso de sus ganados, ellos también no pueden usar animales extranjeros que tienen los mismos defectos. Date cuenta que NO hay prohibición en contra de usar animales extranjeros criados para sacrificio; es solo que ellos deben de llenar el mismo estándar de estar libre de defecto como los animales criados por los hebreos y ofrecidos en el altar. Esto es lo que pasa; el principio es que los requisitos para presentarle a Dios lo que es aceptable a Dios son universal. No importa si la fuente es hebrea o gentil; la perfección es el requisito. Israel no tiene un pase en estos requisitos ni tampoco los gentiles. Esto es una doctrina que Pablo enseñó diligentemente en varios libros del N.T. Ante Jehová, desde un punto de vista espiritual, toda la humanidad era la misma; y en lo que respecta a los requisitos de estar en SU presencia nosotros somos todos los mismos; y en lo que respecta al bien y el mal, puro e impuro, justo e injusto, santo e impuro, perfecto e imperfecto…..nosotros todos somos igual.

Por lo que no seas engañado: ¿si el requisito para ser aceptable a Dios es el mismo para todo el mundo (y en nuestra era ese requisito es confianza en Mesías Yeshua) realmente crees que las reglas y las ordenanzas que definen el bien y el mal, puro e impuro, justo e injusto, y sucesivamente son diferentes para grupos diferentes? ¿Que Jehová tiene plan A para los judíos y plan B para los gentiles en lo que respecta a la justicia y la santidad delante de ÉL? La Torá define la justicia y la santidad para todos, y la misma define vida y bondad para todos. Dios no tiene una Torá para los hebreos y otra para los gentiles. Pero así parece ser según la iglesia institucional dice, ¿verdad? El Nuevo Testamento es para los gentiles, el Antiguo Testamento es para los judíos. Pero Dios dice, “bueno hebreos, ustedes tienen que ser muy estrictos en seguir los principios de mi Torá, pero los gentiles pueden inventárselo”, los judíos no tienen ninguna libertad pero los gentiles no tienen ningún limite. ¿En esencia es que la implicación detrás de la enseñanza estándar cristiana es que la Torá es irrelevante para los gentiles, pero está viva y actual para los judíos? Medita en eso por un momento.

El capítulo 22 termina dándonos unas cuantas ordenanzas en lo que respecta a cuan JOVEN un animal de sacrificio puede ser y es desde el 8vo día de nacimiento en adelante que llega a ser apropiado para presentarlo a Dios. Interesante que el requisito para los varones hebreos siendo circuncidado (el cual es precisamente simbólico de ser presentado a Dios) es el mismo: ellos deben pasar por un  b’rit milah en el 8vo día después que nacen. 

Luego nosotros vemos que ningún animal puede ser matado en el mismo día que su madre es matada y vice versa. Esto es generalmente visto como una instrucción para ser misericordioso y humano.  

Y finalmente Jehová nos recuerda a todos quién ÉL es: ÉL es Santo y ÉL es el que nos redimió a nosotros. Nadie más es capaz. Y ÉL nos redimió con un propósito: EL quiere ser nuestro Dios.  

Me gustaría resumir hoy diciendo que los principios que nosotros continuamos aprendiendo a través de Levítico y la Torá o son referidos o repetidos a través del N.T.; más de la mitad de las palabras del N.T. son sencillamente citas tomadas directamente del A.T.  Y eran los patrones y principios que nosotros estamos estudiando en la Torá los que Jesús elevó a su propósito espiritual. Jesús NO rompió el molde; EL lo perfeccionó.

Todos estos requisitos de Levítico que SOLO los sacerdotes podían acercarse a Dios (el cual parecía un poco injusto para nosotros) y que los sacerdotes no podían enterrar sus muertos en algunos casos son todos traídos al N.T. Escucha a 1Pedro 2:5 y 2:9……LBLA 1Pedro 2:5  también vosotros, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

LBLA 1 Peter 2:9 Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios, a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.

Como creyente tú eres un sacerdote; la única manera que uno puede ser un sacerdote es como un creyente. No hay creyentes que no son sacerdotes, y no hay sacerdotes que no sean creyentes.

Ahora presta atención a Lucas LBLA 14:26 “ Si alguno viene a mí, y no aborrece[s] a su padre y madre, a su mujer e hijos, a sus hermanos y hermanas, y aun hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo.

Nada absolutamente nada puede estar sobre Dios; si es necesario que tú seas separado de todo lo que seas cercano en la tierra para poder seguirlo a Él, entonces que así sea. Las palabras de Lucas son Jesús hablando.  

LBLA Mateo 8:21 Otro de los discípulos le dijo: Señor, permíteme que vaya primero y entierre a mi padre. 22 Pero Jesús le dijo: Sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos.Los sacerdotes ordenados por Jesús deben emular los sacerdotes de Israel; al igual que  los sacerdotes del Templo no podían tratar con cosas muertas, tampoco los creyentes deben hacerlo. Y claro, al igual que con todas las enseñanzas de Yeshua, él está elevando las reglas de la Torá a su máximo propósito espiritual; los ejemplos de la Torá son demostraciones físicas de principios espirituales. Esto no está diciendo que los creyentes no deben participar en funerales. Más bien es marcando una distinción entre aquellos quienes renuncian a todo para seguir a Yeshua y ganar vida, versus aquellos quienes se pegan de los caminos de la tradición y ganan la muerte.  La próxima vez comenzaremos con el capítulo 23.

There Is A Scripture 01-26-2018

image_pdfimage_print

Experienced an act of friendship last week while cabin bound a couple snowy days in North Carolina.

My wife and I were spending some time together with a couple lifelong friends who invited us to visit with them during their stay in the mountains.

One morning, we had all gotten up and were in the main room having breakfast and making small talk. The TV was on so as happens some attention is given to conversation while keeping an eye on the “tube”.

This can be disconcerting to someone who may be trying to talk about something and the other is half listening to them while half listening to the TV. In all honesty I’m bad about that, the divided attention part, when the television is on.

In this particular case I was talking about some things that were going on about our kids and all I could hear was the TV going and it seemed like I was competing for attention.

I didn’t see it happen but I suddenly noticed that I heard my voice with no background noise. The sound had been turned down and we were engage just in conversation. Conscience removal of distraction had been made in my favor.

Some might consider this merely a courtesy and in some cases it is. And it can depend on the subject and setting.

But it was and is, more than that. It’s a sign of respect, “relationship hospitality”, invitation to become better know, understood. It gives a sense of acknowledgement and worth, caring and liking in some cases, fairness in others.

It warmed me, this act of attentiveness expressed without words.

Everybody has ears. But for ears to be useful they have to be connected to the mind and heart, and one has to be willing to listen and allow that connection to come into play for real hearing to take place.

“The idols of the nations are mere silver and gold,

made by human hands.

They have mouths, but they can’t speak;

they have eyes, but they can’t see;

they have ears, but they can’t listen;

and they have no breath in their mouths;

The people who make them will become like them.

along with everyone who trusts in them.”  Psalm 135:15-18  CJB .

What this scripture says to me is though I hear, I could become no more able to listen than an inert lifeless object made in the form of a man.

Lot of things contribute to failures to understand, failures to convey love and worth, failures to express friendship. I’m sure one of the big ones that kind of sneaks in on us is failure to be attentive listeners.

Failure may be too strong. But maybe just as bad is that all didn’t turn out as good as it could have or should have. Either way our Father’s plan is that we should not lack.

Father… thank You for the blessing of being able to hear the sound of voices, the blessing of communing through our conversations with one another and sharing thoughts and experiences and knowledge.

Thank You that by being attentive to what we hear we can demonstrate loving kindness and friendship to others, to be toward and treat others, as You would.

Enable us to hear and understand, and then to respond in Your character.

May our interactions with one another grow in goodness and strength.

Guide us Father.

May You be pleased.

In Yeshua’s name we pray,

Amen.

May God’s love be in us all.

Elder.

Minchah Prayer 01-24-18

image_pdfimage_print

We are easily disappointed Father.

We make our plans and work towards our goals and just when we think we are on the right track, things are going well, something happens that we had not counted on that interferes or threatens or makes more costly our progress. We may achieve success but it did not come without hardship of some sort, hardship that disrupted the smooth flow of things we had anticipated, hardship that for a time at least, can alter our attitudes and thoughts in a negative way.

Father, as we continue in this week and all the days of our lives, create in us hearts that can be at peace in all circumstances. Though living in this world can be hard, Father, though we may experience setbacks in our work or in achieving goals we have set for physical things, for relationships, in all things, may we confront all things in union with You.

Give us grace enabling us to deal with all situations in a way that is pleasing to You, which brings glory to You and Your favor on us.

As we walk through the situations of life, with You, may our joy and satisfaction in pleasing You far outweigh and offset the effects of  difficulties we encounter.

We want our joy to be in being Your children forever.

Thank You Abba.

In Yeshua’s name we pray,

Amen.  

Levítico Lección 31 Capítulo 21

image_pdfimage_print

Levítico

Lección 31 Capítulo 21

Nosotros cubrimos un poco de Levítico 21 la semana pasada y el punto principal de esos primeros versos trataba con la impureza de la muerte. Vamos a estar claros que este pasaje está hablándole a los Levitas y los Sacerdotes de Israel, NO a la población en general. Por lo que debes tener esto en mente cuando leas estos versos y pienses en que esto puede aplicarte a ti. Sí, yo sé que en el Nuevo Testamento los creyentes en Yeshua son llamados “un sacerdocio”; pero eso está hablándonos en un nivel más espiritual porque nosotros no nos convertimos en Levitas físicos cuando somos salvos al igual que no nos convertimos en judíos físicamente.   

La muerte y la impureza de rito son un problema porque Dios detesta la muerte; la misma es una abominación para Él porque la muerte es anormal. Aun cuando nosotros nos referimos a un periodo de vigencia de 80 a 90 años como “normal” en nuestra sociedad, y la Biblia dice que el tiempo de duración ideal para un humano es de 120 años, una persona que muere a una edad avanzada es generalmente vista como una muerte “natural” (la edad ha causado que su cuerpo se desgaste); pero para el Señor los dos términos natural y muerte no pertenecen juntos. La muerte y el resultado del deterioro del cuerpo humano sucede debido al pecado entrando en la vida de Adán y Eva; el pecado resulta en impureza, por lo que al igual que el pecado es anormal para la humanidad también lo es la muerte. Y Dios lo trata de esa manera.    

Por lo tanto nosotros tenemos a esos que están más cerca de Dios, Sus sacerdotes, dándoles restricciones severas en lo que respecta estar en proximidad a la muerte. Esto no es un acto de crueldad o de falta de compasión por parte del Señor; más bien es una demostración y una ilustración de cuan serio ÉL ve la muerte como algo que nunca perteneció en SU Universo. Las buenas noticias para Sus redimidos es que nosotros solo tenemos que enfrentar una muerte física; nuestros espíritus van a vivir con el Señor y nosotros nunca vamos a echar de menos estos cuerpos débiles de carne que sirvieron por un momento.  

Vamos a volver a leer parte de este capítulo.

Volvamos a Leer Levítico 21:1-6

El verso 4 siempre ha presentado problemas para los hebreos. El mismo dice claramente que un sacerdote NO puede asistir si su esposa muere. En un sentido físico biológico esos familiares que se le permite a un sacerdote asistir a su muerte (madre, padre, hermana, hermano, hijo, hija) son sus parientes de sangre; una esposa, aunque generalmente una mujer Levita, NO era considerada familiar de sangre de su esposo el sacerdote. Permítanme decir esto de otra manera: los parientes a los que un sacerdote se les permitía asistir estaban genéticamente cercano a un sacerdote. Pero una esposa NO estaba genéticamente pegada a un sacerdote; de hecho la Torá es bien específica sobre cuán cercano un pariente de cualquier Israelita podía casarse y una esposa tenía que estar fuera de esos límites para ser elegible sino sería considerado incesto. 

Yo estoy seguro que muchos de ustedes ya están pensando, ¿bueno y que con los principios dichos en Génesis 2:24 que cuando un hombre y una mujer son unidos en matrimonio ellos llegan a ser una sola carne? Aquí hay otro ejemplo de nuestro madurar en la fé para que nosotros podamos distinguir entre el sentido espiritual y físico de las cosas en las Escrituras. El sentido común y la mera observación nos dice que literalmente y físicamente un hombre y su esposa no se funden mágicamente al decir las últimas palabras de su ritual de casamiento y desde ese momento en adelante comparten una pareja de piernas, brazos, narices, oídos, o cualquier otra parte del cuerpo. Más bien este concepto de “una sola carne” es en un sentido espiritual y se refiere a una actitud mental a la que una pareja casada debe adoptar, y hasta cierto grado es una metáfora de la unidad perfecta de la Divinidad.   

Los eruditos hebreos reconocen que desde un punto de vista espiritual un hombre y su esposa son uno, echad, pero ellos separan eso del físico y del sentido biológico del mismo. Por lo que la Ley era aplicada de tal manera que en todos los casos de regulaciones legales la esposa de un hombre NO podía ser un pariente genético cercano, ella también era excluida del grupo de miembros de familia que un sacerdote podía asistir al morir. Más tarde en la historia hebrea esta prohibición fue modificada por algunos escribas quienes determinaron que como Abraham y Jacob personalmente asistieron a los funerales de sus esposas, entonces esto debía también ser permitido para un sacerdote Levita. El raciocinio detrás de esta resolución es interesante; ellos determinaron que aun cuando un sacerdote estaría infectado con un grado MUY alto y serio de impureza al ocuparse de la muerte de su esposa, no obstante era su obligación el hacerlo. Aunque esto SOLO debía ocurrir CUANDO el sacerdote y su esposa no tenían ningún otro familiar cercano que lo enterrara.   

Ahora, yo encuentro ese razonamiento bastante interesante; porque eso más o menos personifica la idea que como creyente nosotros somos hecho puro, y nosotros debemos permanecer separados de cualquier cosa que sea impura. LBLA 2 Corintios 6:17 “Por tanto, salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor; y no toqueís lo inmundo, y yo os recibiré.  

En la Escritura no hay NADA más impuro que la muerte. Aunque nosotros somos mandados por el bien del amor y la misericordia a ir a las personas impuras de este mundo y llevarles la Palabra de Dios que trae Salvación….el mensaje del Evangelio. En otras palabras no es que al hacer las cosas misericordiosas y amorosas de presentar las Buenas Nuevas que nosotros de alguna manera estamos exentos de las reglas de puro e impuro; más bien es que nosotros debemos personalmente ARRIESGAR venir en contacto con lo impuro por el bien del Evangelio. Los hebreos urgen al sacerdote que, si es necesario, él puede tomar la DECISIÓN de ARRIESGAR la corrupción personal si es lo necesario, y amoroso, y misericordioso para cuidar de su esposa muerta.  

Yo les digo que desearía que en alguna forma este principio sobre el ritual de pureza no fuese así.  Yo desearia que al hacer lo que está correcto y misericordiosos o compasivo todas las consecuencias fueran nada más que algo bueno. El hacer lo correcto puede en ocasiones ser dañino para nuestra salud, nuestras relaciones, nuestros trabajos, nuestros ministerios y mucho más.

¿Pero qué clase de confianza en Jehová o qué clase de amor nosotros estamos mostrando si nosotros hacemos el bien solo si nos trae buenas consecuencias? Las buenas nuevas para los creyentes es que el Agua Viva de Yeshua corre sobre nosotros todas las veces. Nosotros a veces vamos a llegar a estar profanados, en un sentido, por ir a los impuros y a las personas no salvas de este mundo y venir  en contacto con ellos; nosotros muy bien podemos estar violando las instrucciones de los ritos de pureza de Dios al poner una mano en una prostituta que está en ruinas espiritualmente, o cuidando amorosamente por alguien muerto, o consolando al homosexual quien está confundido y miserable; pero yo estoy convencido que el Agua Viva de Yeshua nos limpia prácticamente antes de que suceda.   

Yo he dicho en un número de ocasiones que la única razón para que las reglas de Dios sobre el pecado y sobre la impureza de rito existan es debido al estado caído de la humanidad. Con el pasar de los siglos y el mundo estar más y más saturado con el pecado y carencias, es virtualmente imposible para un hombre (incluyendo a los creyentes) no cometer pecado en algún momento de su vida, aun si la intención es siempre ser obediente a los mandamientos de Dios y hacer el bien. En ocasiones yo doy la ilustración de Corrie Ten-boom, escondiendo a los judíos y mintiéndoles a las autoridades del gobierno,  porque este ejemplo es uno con el que las personas se pueden identificar; la Torá nunca hace una excepción para mentir. Una mentira siempre va ser un pecado; pero para que Corrie pudiera hacer un mayor bien (salvar la vida de judíos inocentes) ella tomó ese pecado y sus consecuencias eternas sobre ella misma. Si ella no hubiera estado redimida por el Mesías ese pecado de mentira todavía estuviese sobre su cabeza a través de la eternidad. Pero como ella confió en Yeshua ella fue perdonada por ese pecado. El punto aquí es que la mentira todavía era una mentira aun cuando la intención era buena, el Señor lo vio como una trasgresión en contra de ÉL, y SU justicia demanda un castigo por el mismo. Nuestra intención de bondad y amabilidad NO niega el requisito de ser obediente a los mandamientos de Dios. EL sacerdote quien asistía a su esposa muerta no evadía el estar contaminado simplemente porque el hizo un acto compasivo y amoroso; más bien el voluntariamente aceptó las consecuencias físicas y espirituales de estar ritualmente impuro como un bien mayor.      

Y de hecho entiende que hay una GRAN diferencia entre ministrarle a los impuros de este mundo y el unirse con ellos. Nosotros NUNCA debemos comprometer los principios de Dios, ni suavizar la verdad, ni llegar a ser parte de los impuros en nuestra conducta para así ministrarles. Nosotros no debemos de estar en UNIÓN con los impuros; Pablo específicamente nos da el ejemplo de evadir relaciones sexuales ilícitas con los impuros porque el sexo mismo es una unión sagrada. El crear esta clase de unión entre lo puro y lo impuro es llamado tevel, confusión. Es la mezcla impropia (o según la frase moderna que la iglesia prefiere, yugo desigual) la que un creyente siempre debe evadir.

Hay una instrucción interesante en el verso 5; la misma dice que la cabeza de un sacerdote no debe ser afeitada ni tampoco debe removerse los lados de la barba ni hacerse cortaduras en la piel. Cada uno de estos actos eran ritos paganos hechos por los Cananeos en los funerales, el cual Jehová prohíbe.

Ahora, de hecho, estas prohibiciones han sido instruidas anteriormente como regla GENERAL para que los sacerdotes observen todo el tiempo, no solo para los funerales. Pero esto está verdaderamente añadiendo un poco de detalle al explicar que aun durante un tiempo formal de luto los sacerdotes no debían hacer tales cosas. Como recordatorio lo que está siendo explicado aquí es que la cabeza del sacerdote….queriendo decir la corona de la cabeza….no debe ser afeitada NI ningun pelo debe ser halado. Los lados de la barba es lo que llamamos hoy en día las “patillas”. Los sacerdotes hebreos tenían que tener todo el pelo en la cabeza y una barba, unido con las patillas.  

Una de las razones para esta prohibición es que como estas mismas reglas también aplican a la población hebrea en general, cuanto más vigorosamente deben ser seguidas por esos quienes, dice en el verso 6: “….presentaran las ofrendas encendidas al Señor, el alimento de su Dios…” si uno va ser un sacerdote de Dios….uno que se acerca a Dios con ofrendas de sacrificio…..entonces Sus reglas deben ser seguidas aún más escrupulosamente….no menos. Piensa en tu posición, como creyente en Yeshua, y medita en eso por un minuto. Nuestra redención (comprada a un precio alto) no es una tarjeta gratuita para salir de la cárcel; la misma no es un mulligan (para aquellos que juegan golf). Nuestra redención es un compromiso con nuestro Señor de obedecerle a ÉL. Como nosotros hemos estudiado, la Torá ha llegado a ser clara en que el Señor no esperaba que los no redimidos siguieran Sus Leyes y mandamientos; la Torá no era para ellos. Más bien la misma es para aquellos que ÉL separa y salva para ÉL Mismo, que el demanda que sigan Sus leyes y mandamientos. Y aquellos que eran bendecidos con una mayor cercanía a Él, Sus sacerdotes, era esperado de ellos más perfección.   

De hecho date cuenta la referencia en ese mismo verso para llamar la ofrenda de holocausto “la comida para su Dios”. ¿Comida, para Dios? ¿Acaso Dios come comida?   Bueno, lo que sucede es que aun cuando la Sagrada Escritura es inspirada la misma fue escrita por hombres. Fue el hombre el que la necesitaba y era al hombre a quien se le comunicaba; por lo que fue escrita y hablada en términos normales para su sociedad y cultura. Para todo propósito práctico toda cultura conocida de esa era tenía la práctica de dar ofrenda de holocausto a sus dioses. El emplear un altar y traer ofrendas de sacrificio a un dios era completamente conocido por Israel mucho antes que Moisés y el Mt. Sinaí, y ellos hubiesen esperado nada diferente cuando Jehová les dio la Torá.   

La palabra usada para “comida” en este pasaje es “lechem”. Y lechem es una palabra muy general y común en hebreo que quiere decir comida pero tambien quiere decir pan….y este pan era su comida principal. En el pensamiento hebreo, cuando nosotros usamos la frase, nosotros los cristianos que tan rápidamente hemos adoptado…..”el pan de vida”…..el sentido de esto era “el alimento de vida”; nosotros sencillamente aquí tenemos una manera común de hablar hebreo siendo expuesta aquí. Y puedes estar seguro que de una manera u otra los Israelitas ciertamente se imaginaban a Dios “oliendo” el aroma del humo de la ofrenda de holocausto subiendo a los cielos.

Las culturas paganas estaban tan familiarizadas con lo ENSEÑADO que estas ofrendas de holocausto eran la comida de los dioses; que si ellos no tenían esos sacrificios de comida, los dioses literalmente iban a estar hambrientos, y con el tiempo algunos hasta podían debilitarse por falta de comida. El que Dios declarara a Israel que no fuera más pagano no quería decir que ellos iban a parar de pensar como los paganos o comportarse como los paganos. Ciertamente después de cientos de años viviendo lejos de Egipto y bajo la Ley, el concepto de haber solo un Dios, y de Sus atributos puramente espirituales que no necesitaban ningún sustento físico, tomó una raíz más fuerte entre los hebreos. Pero si nosotros leemos la Biblia honestamente no hay manera que podamos perder las constantes referencias a los múltiples dioses, la manera de pensar pagana que permanecía dentro de los Israelitas.  

Vamos a volver a leer un poco más del capítulo 21.  

Volvamos a Leer Levítico 21:7 – hasta el final.

Luego tenemos la prohibición de un sacerdote casándose con una mujer que (de acuerdo a la mayoría de las traducciones) es una prostituta o una divorciada. Las palabras actuales en hebreo que son generalmente traducidas como “prostituta” es zonah va-halalah; y en su significado más literal quiere decir “degradada por prostitución”. Por lo que NO está diciendo, “no te cases con una prostituta”. Esto está diciendo, “no te cases con una mujer que ha sido deshonrada por CUALQUIER acto de prostitución”. Hay una gran diferencia en estatus y los rabinos escribieron sobre esto. En resumen una mujer no era considerada SER una prostituta a menos que ella practicara regularmente prostitución o cualquier clase de acto inmoral. Una mujer que había caído una o dos veces, en el pecado de fornicación NO era considerada una prostituta. Más bien ella no era ideal y de carácter lo suficiente puro para ser elegible para casarse con un sacerdote. Puedes ver que Dios establece el principio que cometer un cierto tipo de acto maléfico….un acto que no es típico de tu persona o de tu estilo regular de vida…..no necesariamente te identifica como estando en unión maléfica con esa clase en particular.  Pero esto puede ser un callejón sin salida; no es un camino lejos de ocasionalmente participar en cierto pecado para hacerlo tu estilo de vida. Pero si esa conducta maléfica es ciertamente indicativo de tu carácter y deseo típico y conducta regular, entonces tú ya has entrado en unión con ese mal y tú TIENES que ser identificado con ese pecado. Eso puede sonar como hablar sin decir nada pero Pablo nos da más detalle para pensar.   

Pablo nos dice en LBLA 1 Corintios 6:9 ¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios.

Al aplicar los principios de Levítico a esta cita de Pablo nosotros vemos que No es si tu cometes un acto aislado de idolatría el que ahora te etiqueta como idolatra por el Señor y te descualifica de la redención. Ni tampoco uno que se ha embriagado una cantidad pequeña de veces llega a ser llamado automáticamente un borracho según los estándares Bíblicos.

Sino más bien es cuando te has entregado completamente a estas cosas que eres llamado así. Esto sucede cuando la idolatría llega a ser tu manera de vida; cuando el emborracharte y el comportarte irresponsablemente llega a ser la norma para ti; cuando la inmoralidad sexual llega a ser tu estilo de vida; y el mismo estándar aplica a todas esas otras ofensas que Pablo llama. Es cuando tú has llegado a estar en tal nivel de comodidad con la conducta del mal que Dios juzga que tú has entrado en unión con tal cosa que Él te ve a ti y al pecado como unidos. Tu nombre….tu reputación…..ha llegado a ser una con el nombre de ese pecado. Como yo he dicho, esto es el llamado de Dios, no el nuestro. Es ÉL quien juzga cuando una linea espiritual ha sido cruzada; pero en ocasiones es evidente quien está en gran peligro de cruzar (o ya haber cruzado) esa línea. Y es bastante evidente para nosotros si cualificamos para ser agrupados a ese grupo.  

Yo estoy pasando un poco de tiempo con este asunto porque yo quiero que todos ustedes puedan mirarse al espejo y preguntarse si es posible que ustedes y algún pecado hayan llegado a ser uno, o si estás susceptible a caer en ese pecado de tiempo en tiempo y estás honestamente arrepentido. Yo también les estoy diciendo esto porque si ciertamente en algún momento ustedes se han entregado a este estilo de vida de pecado, pero se han arrepentido en el nombre de Yeshua, ustedes pueden estar seguros que ya ustedes no son llamados por ese pecado (al menos por cualquiera que cuente…el Señor).   Pero si continúas deleitándote en ese pecado, o hacienda excusas por el mismo y rehúsas aceptarlo como pecado, o no tienes ningún interés en dejarlo…si hasta rehúsas reconocer que tú has entrado en unión con ese pecado….bueno eso es otro asunto para discutir. Pero es uno muy serio y muy peligroso. Lo que yo espero es que aquellos de nosotros que viven con una gran culpa por su pecado, y se han arrepentido verdaderamente de esos caminos, sean liberados con el Shalom de Dios; porque al igual que Yeshua nos libertó del pecado, Él nos ha liberado de esa etiqueta. Nosotros debemos aceptarlo, y continuar hacia delante. 

La misma ley también prohibía a un sacerdote de casarse con una mujer divorciada. Date cuenta que las dos cosas…..el ser degradado por un acto de prostitución, y ser divorciado….son agrupadas juntas. Había una razón para esto; LBLA Deuteronomio 24:1 “Cuando alguno toma una mujer y se casa con ella, si sucede que no le es agradable porque ha encontrado algo reprochable en ella, y le escribe certificado de divorcio, lo pone en su mano y la despide de su casa…..”

La Torá especifica una causa y una sola para un hombre divorciarse de su esposa…..que ella cometa un acto de inmoralidad sexual. Eso es lo que quiere decir con “que ha encontrado algo reprochable en ella”…..el cual no es una declaración tan intencionada como debería ser. La palabra traducida en inglés como “reprochable” es en hebreo ervah. Y, ervah en su sentido más literal quiere decir “desnudez”…..ervah es un término sexual. En nuestro lenguaje moderno, sería mejor traducido como “el encontró que ella había cometido sexualmente un acto inmoral…” no fue hasta un poco antes de Jesús que los discípulos de Hillel intentaron hacer del divorcio uno menos restrictivo diciendo que este verso aplicaba a muchas otras clases de “infidelidades” aparte de la sexual. Justo hasta ese momento era SOLO una forma de infidelidad sexual que tenía bases legales para el divorcio.

Por lo que la idea aquí es que un hombre no debe casarse con una mujer que se ha mostrado ser capaz de una actividad sexual inmoral, a través de vender su cuerpo o por medio de infidelidad conyugal.   

Ahora damas aquí hay una pequeña percepción que debemos prestar atención sobre estas  historias Bíblicas: los hombres no son nada diferente ayer de lo que son hoy en día. Si un hombre decide que estaba cansado de su esposa y quería divorciarse, el sencillamente la acusaba de infidelidad. Él NO tenía que probarlo. El sencillamente la acusaba a ella y eso era todo. De hecho, debido a la Ley, sí el PODIA probarlo el requisito era que ella debía ser ejecutada. Y tú vas a encontrar muchos casos de divorcio en la Biblia, pero muy pocas ejecuciones debido a esto.  

La semana pasada nosotros hablamos de la obligación de los hijos a sus padres y que el no honrarlos propiamente merecía la pena de muerte. Aquí en el verso 9, nosotros tenemos un buen ejemplo de lo que “no honrar” quería decir; la hija de un sacerdote que comete un acto de inmoralidad sexual debe ser quemada PORQUE ella deshonra más allá que a ella misma…..ella ha deshonrado a su padre. En nuestra sociedad, se acostumbraba mirar para el otro lado a la inmoralidad sexual; ahora la misma es celebrada. Para Dios, no hay casi NADA más serio que uno de Su pueblo sea sexualmente inmoral. La muerte por fuego como método de ejecución indica la peor forma de castigo dejada a un lado para esos peores pecados.    

Permítanme tomarme unos minutos para poner algunas cosas en perspectiva, y para hacer algunas conexiones. Las últimas semanas en particular nos han, yo espero, dado un mejor entendimiento de cuan santo Jehová es; y, como Él toma cualquier medio que sea necesario para proteger Su Santidad; y que  no es solo Su expectativa sino que el demanda que aquellos que dicen tener alianza con Él deben ser santos.  

Nosotros hemos visto una serie larga de ordenanzas y reglas…típicamente llamadas leyes….que cuidadosamente deletrean la conducta humana que expresa santidad, y contrariamente, aquellas que están en contra de la santidad. Y claro que lo que generalmente impresiona al estudiante promedio de la Biblia más que todas las leyes es la naturaleza severa de las consecuencias, los castigos, lo que sucede si uno rompe alguna de esas leyes. Estas consecuencias y castigos son en ocasiones referidos como maldiciones…..y, tomados juntos, a veces como la “maldición de la ley”.   

En el capítulo 20, y aquí nuevamente en el capítulo 21, nosotros vemos una clasificación de pecados en una clase de jerarquía de malo a peor, y luego los castigos prescritos…….y recuerda todo pecado es, una violación en contra de la santidad de Dios, la voluntad y las leyes. Anteriormente en Levítico, por medio de varias clases de sacrificios se nos enseñó sobre, la intención de lo que cada sacrificio quería lograr, el animal de sacrificio que se requería para cada clase, y unas cuantas otras reglas del protocolo del sacrificio que nos mostraron concluyentemente que la doctrina de la iglesia típica dice que todos los pecados son los mismos……que un pecado es un pecado….que el robarse un dulce no es nada diferente ante los ojos de Dios que asesinar….esto no es Bíblico. De hecho algunos pecados son peores que otros, y esto es expresado por medio del nivel de castigo que está prescrito a cada uno.     

Y a nosotros nos alarma el que después de años de haber sido enseñados que este Dios amoroso, que perdona, misericordioso, y de paz es el mismo Dios que demanda que las personas sean quemadas por alguna transgresión seria que cometieron en contra de Él. Que Él va expirar la vida rápidamente, y desaparecer a su pueblo de SU presencia, para proteger y defender Su Santidad. Y que cuando ÉL dice que alguien debe ser perfecto para poder estar ante SU presencia, ÉL quiere decir perfecto.   

Esto es lo que pasa: aquellos que no han entregado el Señorío de sus vidas a Jesús TODAVIA enfrentan estas mismas consecuencias. Ciertamente, en este mundo, ellos pueden ser que no reciban los castigos para sus crímenes el cual es paralelo a muchas leyes Bíblicas de Dios, porque Dios ha entregado la justicia a los gobiernos humanos, los cuales la mayoría han decidido irse en contra del sistema de Ley y Orden, Crimen y Castigo de Dios, y han establecido sus propios sistemas. Por lo que nosotros vivimos esos resultados todos los días.

Independientemente las consecuencias, las maldiciones de la Ley serán enfrentadas por aquellos que no conocen a Yeshua…..ya sea bajo mano directa de Dios en su vida, o en el más allá, o ambos. Recuerda que aquí en Levítico Dios le dice a Israel que si TÚ no haces como yo les he instruido y procesan a esos que violan Mis leyes, ¡Yo lo haré! Yo cortaré con mi propia mano aquellos que transgreden en contra de mí. A lo que les estoy llevando es esto: Cristo, el autor de la Torá, el autor de la Ley, no podía ordenar que tales consecuencias sean requisito por romper Sus Leyes, y luego no llevarlas a cabo. Cuanto respeto nosotros tendríamos…o francamente, DEBIERAMOS tener…por un Dios que va por ahí ordenando que se hagan cosas, dice que sus órdenes son para siempre, y luego dice, “Olvídalo, cambié de idea”.

Por favor escuchen lo que estoy a punto de decirles: esos castigos prescritos para los más serios O para las violaciones más diminutas de la Ley tendrán que SER respondidos y pagados; hasta el último. No importa si la violación ocurrió en el tiempo del AT, o en los tiempos del NT, o hace 5 minutos. Y no importa si un pagano o un creyente de por vida hizo esas violaciones. Cada pecado que yo cometí, cada una de esas leyes que yo he violado DEBEN ser pagadas, sin excepción alguna. De lo contrario la santidad de Dios es un chiste, y cuando ÉL da un mandamiento el mismo es vacío y sin sentido. Si yo no pago por mis pecados ALGUIEN más va a pagar….ese es el sistema de justicia que Dios ha establecido. Alguien va quemarse en el fuego por ti o por mí habiendo cometido una inmoralidad sexual. Alguien va ser apedreado a muerte por ti o por mí por cometer una blasfemia. Pero en el acto más asombroso de misericordia que el mundo jamás haya conocido, el Dador de la Ley, el Dador de la Torá, el que hizo las leyes y decidió las consecuencias, se prestó como voluntario para ser ese alguien que toma los incontables castigos que ustedes…y yo….somos obligados a pagar.   

Cuando Jesús estaba colgado de esa cruz ÉL estaba siendo quemado a muerte por Su Padre un millón de veces más. Yeshua fue apedreado a muerte por un derrumbe de piedras que venían de la furia de Dios.

ÉL fue cortado, separado de SU pueblo y de Su Padre…..desterrado por las incontables transgresiones cometidas por nosotros, cada una demandando esos castigos (“¿Mi Dios, Mi Dios, porque me has abandonado?” el gimió cuando ese destierro ocurrió). El llevó todas esas consecuencias horribles, una por una de esas atrocidades, que nosotros hemos pasado los últimos meses leyendo, y una acumulación de por vida; esas consecuencias que vinieron de violar las mismas leyes que ÉL ordenó. Y cuando ÉL estaba creando esas leyes ÉL sabía por adelantado que sería ÉL Mismo quien pagaría el precio, y en lugar de, esos que le amaban a Él.

Las buenas nuevas es al nosotros vernos por nosotros mismos por lo que verdaderamente somos a través de los ojos de las leyes de Levítico….y al nosotros ver la seriedad de las cosas terribles que hemos hecho en contra de Jehová…..algunas antes de conocerlo a ÉL y otras después…..reconociendo que alguien tiene que pagar por esas cosas…..y alguien tiene y continúa haciéndolo. Mis hermanos y hermanas en Yeshua nosotros escapamos del fuego por lo que hemos hecho y por lo que hacemos, pero no Yeshua.  

Y ahora, redimidos y sin tener que enfrentar los terribles juicios de Dios en contra de nosotros, como se atreve el pueblo de Dios minimizar lo que Jesús hizo declarando que todos esos pecados que salieron por violar esas leyes de la Torá ya ni tan siquiera pueden ser cometidos. Que esos principios y mandamientos que ÉL hizo desde los Cielos, y vino a la tierra a pagar el precio por su violación, ahora están obsoletos y terminados. Tal vez nos hace sentir mejor a nosotros que Dios resolvió el problema del pecado sencillamente al deshacerse de las leyes; pero eso no es así. La Ley permanece, al igual que sus consecuencias; es solo que Yeshua es nuestro sustituto; ÉL es el portador de esos castigos horribles requeridos por esas leyes.

Nosotros debemos salir de aquí hoy libre, agradecidos, serios y decididos a obedecerle a Él. No porque ganamos nada….pero porque nosotros se lo debemos a Él. Nosotros debemos salir de aquí con nuestros ojos abiertos que muchas instituciones de la iglesia que son engañadas piensan que la obediencia ya no importa….aun cuando Cristo murió por cada una de nuestras desobediencias.  

La Torá está viva y es real. Las maldiciones de la Torá están vivas y son reales. La pregunta aquí es, ¿Quién carga con las maldiciones? Si tú te has entregado a Yeshua, entonces Él ha acordado cargarlo por ti, y libertarte…..libertarte de las consecuencias no de los mandatos. Si tú no te has entregado a Yeshua, entonces según como dice Levítico……tu sangre está sobre ti. TU debes pagar por ese precio con tu vida eterna y TU debes cargar con todos esos castigos, sin absolutamente ninguna esperanza de escapar.  

Ciertamente, yo no estoy diciendo que la manera cultural en cuales los principios detrás de cada una de esas leyes y mandatos fueron una vez practicados y deben ser practicados de una manera idéntica en nuestros día. Aunque algunas cosas como las definiciones de, y las prohibiciones en contra, la inmoralidad sexual, obedecer las reglas y la justicia con nuestros semejantes; y el nosotros permanecer lejos de eso que es impuro para nosotros, observando el Shabbat, y muchas más de esas leyes antiguas son bastante directas y no está atado a una cultura.

Otras cosas como, CÓMO nosotros observamos el Shabbat, CÓMO nosotros celebramos las fiestas Bíblicas, el papel de los varones y las mujeres en la sociedad, y mucho más nosotros vamos a tener que batallar con eso. Nosotros vamos a tener que aprender a como re-aplicar esos principios a nuestras propias vidas.   

Yo creo que es mi tarea enseñarles sobre la Torá…..el lugar donde todos esos principios son enseñados y demostrados. Solo recuerda que la Torá es igual que Yeshua, Jesucristo, hablándote al igual que cualquier oración en el NT. Vamos a continuar con nuestro estudio del capítulo 21.  

Con el verso 10 nosotros nos movemos de tratar con los sacerdotes ordinarios, al Sumo Sacerdote. El verso parcialmente define el Sumo Sacerdote al hablar de él como el que recibe el aceite ungido….de hecho en la consagración sacerdotal (según vimos en el capítulo 8) él es el único que es ungido con aceite…..los sacerdotes regulares no lo son. Y la primera cosa que es discutida es la muerte en la familia del Sumo Sacerdote al igual que el sacerdote regular. Inmediatamente nosotros vemos una diferencia: el Sumo Sacerdote no puede tocar el cuerpo muerto, ni participar en el funeral, aun hasta el de sus padres. El ni tan siquiera puede estar en el mismo cuarto donde está el cuerpo del muerto. Y una de las razones principales para esto es porque el Sumo Sacerdote es el ÚNICO que se le permite entrar en el Lugar Santísimo; por lo tanto es casi hasta imposible para el Sumo Sacerdote jamás llegar a estar lo suficientemente puro por entrar en contacto con la muerte y de alguna manera  deshonrar la morada de Dios en la tierra.

Además el Sumo Sacerdote podía casarse solo con una virgen de la familia sacerdotal. Ahora ningún sacerdote jamás se casaría con una muchacha que no era virgen (ni tampoco la mayoría de los hombres Israelitas); pero los sacerdotes regulares podían casarse con una muchacha de cualquier familia Levita. El Sumo Sacerdote estaba restringido a buscar una esposa solo de ciertas líneas de familia dentro de los Levitas; ella debía venir de las clases más altas de los sacerdotes ordinarios.  

Tan fuerte como esto ha sido el verso 16 añade otro requisito estricto para el servicio del sacerdocio; ningún sacerdote con un defecto puede oficiar una ofrenda de sacrificio. La palabra hebrea usada aquí es “mum”…y la misma quiere decir mancha o defecto. Por lo que los sacerdotes que tenían cualquier cosa defectuosa en su cuerpo de la lista de cosas enumeradas, no podían presentar ofrendas a Dios. Ahora ellos permanecían como parte del sacerdocio, y a ellos se les daba cualquiera que fuera la porción normal de comida y dinero tomado de los sacrificios….por lo que no era como que ellos eran expulsados  o empobrecidos.   

La lista es bastante larga y bastante clara, por lo que voy a limitar mis comentarios al respecto. El término ciego y cojo no se refiere completamente a ser ciego, o no poder caminar. Ciego puede querer decir que un ojo ha sido lastimado, y el otro está intacto. También puede querer decir que el sacerdote tiene cataratas. La idea es que su visión está severamente lastimada. Cojo también puede querer decir que tiene una mala cojera, o que le falta un pie, o cualquier otro número de impedimentos para que pueda caminar normal.

Pero, de ninguna manera quiere decir que esa persona estaba necesariamente severamente lisiada, aunque el término PODRIA referirse a eso en ocasiones.   

La misma menciona una pierna rota o un brazo porque ellos no hacían muy buen trabajo poniendo los huesos juntos una vez estaban rotos, y el tener una rotura difícil, generalmente quería decir una cantidad permanente de deformidad. Interesantemente nadie con una espalda jorobada o alguien que sufría de enanismo podia llevar a cabo sacrificios.  

Todas estas reglas sobre manchas y deformidades estan ahí porque la misma continúa desarrollando la idea de santidad como siendo de totalidad y normalidad. Aquí es demostrado por atributos físicos, que la persona que va a servir al Señor no debe tener mancha o nada anormal. Una simple mancha descalifica a uno de acercarse a Dios porque la perfección es un requisito.

Lo que nosotros vamos a encontrar es que debido a que ciertos animales son separados para santidad….en la forma de ser ofrendas aceptables para Dios….nosotros obtenemos una lista muy similar de requisitos para su perfección física del sacerdote; de hecho la lista es casi presiso un paralelo. Esto es lo que sucede: nada que no sea perfección puede ser ofrecido a Dios. Ningún sacerdote, ningún animal, y ninguna persona ordinaria pueden tener una mancha y estar en la presencia de Dios.  La santidad de Dios es tan trascendental que la sola pizca de imperfección está deshonrando SU inmutable santidad, y Él va a proteger SU Santidad a cualquier costo.

Por lo que aquí está la razón para Jesucristo, Yeshua HaMashiach. Los principios y las demandas detrás de estas leyes estrictas de Levítico nunca han sido revocados.  Si nosotros esperamos acercarnos a Dios, para encontrar favor con Él, de alguna manera nosotros tenemos que ser perfectos sin tan siquiera la mancha más pequeña. Gracias a Dios que  el sacrificio de Yeshua ha expiado por nuestros pecados tan completamente que nuestras manchas se han ido. Su Agua Viva nos ha lavado y estamos tan limpios que para Dios, nosotros somos como perfectos, sin manchas. No porque nosotros SOMOS perfectos….no porque nosotros hemos merecido perfección, ni obtenido perfección…..sino que porque nosotros hemos sido DECLARADOS perfectos. Por lo que igual que los sacerdotes de Israel aprendieron que una respuesta propia al inmenso honor de servirle al Dios Todopoderoso era amarlo a ÉL con toda su mente, alma, y fuerza así también debemos hacer nosotros. Y la manera que nosotros hacemos eso es igual que como ellos se esforzaron hacerlo; siendo obediente a Su voluntad guiados por el Espíritu Santo, haciéndolo gozosamente por gratitud por lo que ÉL ha hecho por nosotros.

Continuaremos con el capitulo 22 la semana que viene.  

Levítico Lección 30 Capítulos 20 y 21

image_pdfimage_print

Levítico

Lección 30 Capítulos 20 y 21

Nosotros comenzamos Levítico 20 la semana pasada, y su propósito NO es repetir las mismas leyes que han sido establecidas en los capítulos anteriores (aunque a primera vista parece ser); más bien esto es lo que nuestro sistema de corte moderna llamaría “la fase de castigo”. Si una persona es encontrada culpable de los crímenes enumerados, entonces el capítulo 20 está en efecto, porque el mismo carga una lista paralela de las consecuencias requeridas. En ocasiones esa consecuencia es la muerte.   

Vamos a volver a leer un poco de Levítico capítulo 20:

VOLVAMOS A LEER  LEVÍTICO 20:1 – 9

En la primera parte del verso 3 nosotros obtenemos una frase Bíblica bastante común pero que suena rara: Yo pondré mi rostro contra ese hombre”, el poner el rostro en contra quiere decir el intento de infligir un castigo. Y la noción en este contexto es que la persona quien adora a Moloc va a morir físicamente apedreada, y en adición él va ser separado de Dios por toda la eternidad, muerte espiritual; y si las personas no llevan al criminal a justicia, Dios va infligir un terrible juicio en el criminal por el resto de sus días y LUEGO, sobre su muerte física, abdicar esa persona como uno Suyo. Hermanos, esto sencillamente no se pone peor que esto; la muerte a cada nivel posible.  

¿Y por qué hay esta amenaza de un juicio terrible por la violación de estas leyes en particular? Porque el pueblo de Israel a) cometió idolatría, b) no mostró respeto por la vida. Además, al pueblo de Dios tener la osadía de adorar un dios falso ellos han profanado Su Santuario (el Tabernáculo del Desierto) y han profanado Su Santo nombre y por consiguiente la santidad personal de Dios fue transgredida por este acto. Como nosotros hemos visto una y otra vez el Señor VA proteger SU santidad personal  a un costo ilimitado. Si ÉL tiene que destruir el universo entero y comenzar todo otra vez para mantener el nivel infinito de santidad que es SU misma esencia, EL lo va hacer. Y de hecho Apocalipsis revela que esto es exactamente lo que ÉL va hacer eventualmente.

Hace un tiempo atrás yo llegué a la conclusión que nosotros tenemos una percepción completamente equivocada de lo que significa en las Sagradas Escrituras profanar el nombre de Dios; o cuando nosotros decimos que nosotros hacemos algo en el nombre de Dios (o como en ocasiones en el nombre de Jesús) esto verdaderamente no quiere decir para nosotros lo que la Biblia tiene la intención que nosotros entendamos. Cuando dice aquí en Levítico 20 que Israel profana el santo nombre de Dios al hacer sacrificio a Moloc, esto quiere decir que Israel pervierte y tergiversa los atributos santos de Dios, Su naturaleza santa. Como pueblo de Dios, Israel (y nosotros) somos mandados a “ser santos” de la misma manera que el Señor es santo. Pero CÓMO nosotros hacemos esto; ¿Cómo nosotros nos comportamos de una manera sagrada, y cómo un simple hombre puede profanar la santidad de Dios? ¿Cómo la conducta SAGRADA se ve? Este concepto de nuestro ser, siendo santo y por consiguiente imitando los atributos de Dios trabaja de la mano con los principios muy bien establecidos que la humanidad fue creada a la imagen de Dios.

Y a mí me gustaría ofrecer esta definición del término, a imagen de Dios: la imagen de Dios es la suma de todos Sus atributos. Aun cuando la mayoría fueron hechos a la imagen de Dios y se espera que refleje esa imagen en su vida diaria, la mayoría ha caído y no lo han hecho. Las personas quienes Jehová a redimido y separado para Sí Mismo se espera que imiten la Divinidad lo más humanamente posible, debido al estatus especial que el Señor ha conferido sobre ellos.  

Esto es importante, por lo que presten atención. Cuando nosotros hablamos de la imagen de Dios hay diferentes enseñanzas sobre el tema pero todas ellas terminan diciendo, bueno la imagen de Dios quiere decir que hay un aspecto espiritual que está presente en el hombre y Cristo representa el aspecto carnal físico que está en el hombre, y como Dios es eterno nosotros fuimos hechos idealmente para ser eternos y así sucesivamente. Y mientras que todo esto es cierto, el mismo pierde en  mi opinión el punto entero. El punto debe ser que Dios hizo al hombre de una manera que refleja los atributos de Dios; y nosotros somos los ÚNICOS seres vivientes en la tierra que ÉL hizo con la capacidad de plasmar los atributos de Dios.  Los atributos de Dios no son tanto de qué CLASE de ser ÉL es (físico, espiritual, eternal, etc.), más bien Sus atributos son todo sobre su carácter. En la imagen de Dios el hombre fue hecho a ser movible, a moverse alrededor, nosotros no fuimos hechos como plantas que están puestas en un lugar durante su ciclo entero de vida. Al igual que Dios nosotros podemos tomar decisiones de moral y hasta tener preferencias, nosotros podemos discernir el bien del mal; nosotros no somos criaturas que reaccionamos por instinto. Al hombre le fue dada la habilidad de crear (no al mismo nivel como el Señor), ser el maestro de nuestro dominio, para dar perdón y misericordia, para conferir bendiciones sobre otros, para ser honrados y fieles. En la imagen de Dios al hombre se le dio la capacidad de amar y odiar, de aceptar y rechazar. La intención para el hombre era mostrar iluminación, para ser justo, y para juzgar. Cada una de estas cosas que yo he enumerado son atributos del hombre, y son atributos de Dios. Cuando todos estos atributos son demostrados en nuestras vidas, dirigidos por el espíritu de Dios, entonces ESO es santidad.

Por lo tanto cuando nosotros pensamos en la frase, “nombre de Dios”, está primordialmente se está refiriéndose a Sus atributos, Sus características. Cuando nosotros venimos a alguien en el nombre de Dios, esto quiere decir que nosotros debemos venir a esa persona mientras estamos expresando y exhibiendo Sus características. Nosotros debemos venir a las personas en amor, misericordia, perdón, discernimiento, justicia, verdad, y juzgando el bien del mal….todo basado en la definición de Dios de estas cosas.  Cuando la Biblia dice que como creyentes nosotros debemos llevar el nombre de Cristo, esto quiere decir que nosotros debemos llevar las características de Cristo; esto no quiere decir que nosotros debemos tener un símbolo de un pez cocido en los bolsillos de nuestra camisa, una calcomanía cristiana en nuestro carro, o ponernos un abrigo que orgullosamente muestre el grupo de la iglesia o misión a la que pertenecemos. Por lo tanto cuando una persona públicamente afirma su alianza a Yeshua y al Dios de Israel y se comporta de una manera que refleja una cosa DIFERENTE a las características de Dios (como sacrificio a Moloc), nosotros profanamos las características sagradas de Dios que ÉL ha puesto en nosotros, y que nosotros estamos supuestos a reflejar y mantener.

Por lo que, por favor, debido al uso diario común, moderno, de la palabra “nombre” (queriendo decir solo una forma formal de identificación de una persona) de este punto en adelante vamos a borrar mentalmente la palabra “nombre” cuando la vean en las Sagradas Escrituras y vamos a sustituirla con la palabra “características” o “atributos”.  

Vamos a continuar y tratar con el asunto de ejecutar a un criminal.

Permítanme compartir con ustedes un principio difícil (y para algunos, inoportuno) que Jehová nos enseña en la Torá: el poner fin a la vida de una persona que toma la vida inocente injustamente, es realmente preservar la vida. El matar a una persona que viola las ordenanzas santas de Dios es realmente preservar la santidad. Cuando nosotros justamente ejecutamos a un asesino de acuerdo a las leyes de Dios entonces dos cosas han sido logradas: la justicia de Dios ha sido llevada a cabo, y esta persona quien tiene una tendencia a impúdicamente quitar la vida ya no posa como una amenaza. Desde el punto de vista de la Ley, el ejecutar a una persona que viola la santidad de Dios en una manera severa sirve para deshacer la comunidad de un cáncer agresivo que puede regarse y ultimadamente tomar VIDA ESPIRITUAL de otros individuos quienes pueden ser persuadidos hacer lo mismo; de la familia, de la comunidad en general, hasta de la misma tierra porque el pecado puede hasta contaminar la tierra que nosotros vivimos (recuerda, que es un principio Bíblico que la tierra y las personas están orgánicamente entrelazadas).

Es solo la noción torcida del hombre de que la compasión debe de ser, la que busca el tomar a criminales quien Dios dice que deben perder la vida, y en vez nosotros le permitimos que vivan. Porque al hacer esto nosotros hemos escogido en algunas ocasiones no tomar acción en contra de alguien quien ha transgredido en contra de la santidad de Dios aun cuando ÉL lo ha mandado. Al tomar este curso nosotros estamos haciendo nuestra opinión más grande que los mandamientos de Dios. En la economía de Dios nosotros hemos estado efectivamente del lado del culpable a expensas de la víctima y hasta de futuras víctimas.

Nosotros estamos pagando un terrible precio en nuestra sociedad, hoy en día, por nuestra arrogancia. ¿Por qué la violencia está incrementando?  Porque se le permite al violento vivir y hacer daño a más vidas, lo cual está completamente en contra de las instrucciones de Jehová. Nosotros hemos visto un sorprendente alza en crímenes en contra de niños porque nosotros tenemos un sistema de justicia que quiere darles a estos criminales una y otra oportunidad para hacerle daño a más vidas inocentes, en vez de terminar la vida del violador. ¿Por qué? Porque nuestra empatía humana invalida las leyes de Dios. Nuestra manera de pensar es: mejor que muchos inocentes sufran que una persona culpable sea castigada con más de lo que nos sintamos cómodos.  

Permítanme ser claro que de ninguna manera yo estoy proponiendo justicia vigilante ni proponiendo que desobedezcamos la ley de la tierra. Dios ha permitido a la humanidad establecer gobiernos que manejen estos asuntos de una manera justa. Pero la idea era que todos los sistemas de justicia humana deben ser basados en Sus leyes y mandamientos.

Cuando los mismos son usurpados e ignorados el sistema de justicia intencionado se derrumba y más vidas (no menos vidas)  son dañadas o perdidas. Nosotros estamos viendo esto desarrollarse diariamente delante de nuestros mismos ojos. En nuestro sistema de gobierno Americano es importante  que todos obedezcamos la ley, y yo les insto a que todos nosotros lo hagamos; y que nosotros también hagamos lo mejor posible para poner personas en el poder quienes valoran las leyes de Dios más que el intelecto del hombre. ¿Pero cómo nosotros hacemos esto si toda la doctrina que nosotros, como creyentes, nos han enseñado…..y que muchos de las sectas de los judíos más liberales han adoptado…..han llegado a la conclusión que la Torá está abolida? ¿Que la fuente original para determinar el bien del mal y para imponer la justicia correcta, para obtener y mantener la santidad, para la heliografía de cómo alcanzar armonía con Dios y Su creación, está hecha nula y sin validez? Yo mantengo que este es el problema principal no solo con el mundo en general, sino que también dentro de toda la institución débil de la iglesia.

Luego, en el verso 6, el castigo por ir en búsqueda de fantasmas y espíritus familiares…los supuestos espíritus de las personas muertas…es que Dios va a castigar esa persona con SU propia mano divina. En vez de Israel seguir a sus vecinos y hacer tales cosas como tratar de comunicarse con los muertos, ellos (y nosotros) debemos ser santificados y santos; bastante literal, nosotros debemos separarnos para así poder ser santo. ¿Separarnos de quién o qué? De lo que los cristianos comúnmente llaman “el mundo”…todo lo que no se postre a la voluntad del Dios de Israel.  

VOLVAMOS A LEER LEVÍTICO 20:10 – 21

Comenzando en el verso 10 y continuando hasta el verso 21, estamos de regreso con el tema del sexo; o mejor dicho, uniones sexuales prohibidas. Pero justo antes que la pena de muerte   es ordenada para uno que “insulta” o “maldice” a sus padres. Realmente la palabra activa aquí, en hebreo, es qalal; y el sentido de qalal es “hacer luz de” algo. No “luz de” en el sentido de hacer una mala broma de un asunto serio; más bien, es no dar el “peso” propio de honrar a nuestros padres como debemos. Nosotros pensamos un poco sobre eso; está a lo último en nuestra lista; nosotros disminuimos su importancia. Cuando nosotros somos jóvenes y vivimos en la casa el asunto es primordialmente sobre respeto y obediencia. Una vez nos casamos y tenemos nuestra propia familia tiene que ver con respeto y aceptar su sabiduría. Una vez los padres son mayores, sus cuerpos están cansados y ellos necesitan ayuda, es el respeto de cuidarlos amorosamente, para su beneficio. De hacer por ellos, y ser discretos en tratar con sus problemas y necesidades. ¡El hacer cualquier otra cosa que no sea esto por nuestros padres, Jehová dice, que debemos morir!

Ves, lo que es interesante es que con el tiempo el hombre ha tomado las leyes de Dios al revés. Nosotros ponemos a las personas en prisión, por un término largo, por robar dinero y la propiedad. La forma de Dios era para que ellos permanecieran en la sociedad, como siervo si es necesario, y pagar restitución. Nosotros tomamos personas violentas, nos da pena con ellos, y tratamos de “educarlos” a ser mejores personas. Dios dice que los destruyamos, ya que ellos van a herir o matar la vida.

Nosotros ponemos a nuestros hijos   sobre nuestros padres; Dios dice que pongamos nuestros padres sobre nuestros hijos. En ningún lugar en la Escritura hace a nuestros hijos lo más importante en nuestras vidas. ¡En ningún lugar en la Escritura dice que si nosotros deshonramos a nuestros hijos, o si no hacemos tan bien como debemos, que nosotros debemos ser ejecutados, como sería si deshonramos a nuestros padres! Y claro que, esta filosofía hecha por el hombre nos ha llevado a confusión y a un deterioro social.

Lo que sigue ahora es una lista de otros crímenes capitales (la pena de muerte) por violaciones que se relacionan a relaciones sexuales impropias:  

1. Adulterio con una mujer casada. Ambas partes deben ser quemadas a muerte. Date cuenta que este es un caso específico. Si un hombre le era infiel a su esposa con una mujer soltera, entonces era diferente. Esto trata sobre un hombre casado teniendo relaciones sexuales con una mujer casada con otro hombre. 2. Si el hombre tiene relaciones sexuales con la esposa de su padre, ambas partes han de morir. Esto NO quiere decir un hombre teniendo relaciones con su madre biologica; esto es asumiendo que la “esposa del padre” es lo que nosotros llamamos hoy en día una madrastra. 3. Si un hombre tiene relaciones sexuales con la esposa de su hijo, ambas partes han de morir. 4. Si un hombre tiene relaciones sexuales con otro hombre…..el crimen de homosexualidad….ambos deben ser quemados en fuego.  5. Si un hombre se casa con una mujer y su madre…..teniendo a ambas a la misma vez……los tres deben ser quemados en el fuego.  6. Si un hombre comete bestialismo, tanto el hombre como la bestia deben ser matados. 7. Si una mujer comete bestialismo, la mujer y la bestia deben ser matados.  

Esto era el fin de los crímenes capital. Y nosotros podemos verlos como terriblemente severos, y sus castigos como espantosamente arcaicos. Con esto dicho nosotros debemos al menos ver de todo esto cuan serio todos estos actos son en contra de Jehová.  

Otras prohibiciones sexuales le siguen en el verso 17, pero el castigo es diferente. El castigo no parece ser tan severo como la muerte pero realmente es más o menos lo mismo; ser cortado. Para todo propósito práctico esto se está refiriendo a la excomulgación PERMANENTE, y la misma es excomulgación espiritual. Ya que la ÚNICA nación santa, con las ÚNICAS personas santas, es Israel. Todas las otras son por definición fuera de una relación con Dios, y por lo tanto son marcados para destrucción eterna. Excomulgación quiere decir que una persona es removida como miembro de un grupo santo, y es asignada como miembro del grupo impío (o común).    

He aquí una lista de estos serios crímenes junto con sus castigos:

1. un hombre no puede casarse con su hermana natural, o ambos son echados fuera de la comunidad de Israel. 2. Si un hombre tiene relaciones sexuales con una mujer en su ciclo menstrual, ambos deben ser cortados de su gente. Yo tengo que señalar que esto trata de  a) una pareja no casada, y b) su ciclo ya ha comenzado y ambos estaban al tanto.  3. Si un hombre tiene relaciones sexuales con su tía, debe de haber un tipo de castigo no especificado.

4. Si un hombre tiene relaciones sexuales con su tía al casarse, la mujer debe ser maldecida con esterilidad.  5. Si un hombre se casa con la esposa de su hermano…..presumiblemente debido a bigamia o divorcio……ellos serán maldecidos con no tener hijos. Esto es en contraste con las leyes de matrimonio Levirato por el cual un hombre es obligado a casarse con la viuda de su hermano SI ella no ha procreado un heredero varón, y la meta es para que la esposa tenga un hijo por medio de su cuñado. Por lo que, el motivo para un hombre casarse con la esposa de su hermano está en el centro del asunto.  

VOLVAMOS A LEER LEVÍTICO 20:22 – hasta el final

Los últimos versos nos dicen algo importante: Dios está transfiriendo control del área conocido en aquel tiempo como la Tierra de Canaán a los Israelitas. Y no es una decisión arbitraria. Según dice en el verso 23: “Además, no andéis en las costumbres de la nación que yo echaré de delante de vosotros; porque ellos hicieron todas estas cosas, yo los aborrecí.

¿Qué sucede si Israel imita a los Cananeos en vez de ser obedientes a los caminos del Señor? El verso 22 dice; “Guardad, por tanto, todos mis estatutos y todas mis ordenanzas, y cumplidlos, a fin de que no os vomite la tierra a la cual os llevo para morar en ella.”

Y en 500 años del tiempo de Moisés eso será exactamente lo que sucede. Esto no es la razón menos importante por ser el ejemplo que les mostré a ustedes sobre el Rey Salomón postrándose a Moloc a la misma vez que él se estaba postrando a Jehová; y los Reyes Manases y Amón demandando de todos los Israelitas que se postraran a Moloc, y la constante aventura que tantos hebreos y sus líderes tenían con un número significativo de dioses falsos de en medio de la comunidad de extranjeros que vivían cerca de ellos.   

Y luego una interesante declaración  es hecha, la cual explica sin reserva exactamente PORQUE Dios establece las leyes de puro y de impuro en lo que respecta a la comida, sacrificio y otros asuntos. No es a menudo que se nos dice directamente el PORQUE de algo, el cual es por eso que les digo que no busquen el PORQUE. Mira de nuevo al final del verso 24, y luego en el verso 25, y dice esto: Yo soy el Señor vuestro Dios, que os he apartado de los pueblos. 25 “Vosotros haréis una distinción entre el animal limpio y el inmundo….

Esta traducción está OK, porque hace la conexión entre Dios estableciendo lo “puro” Israel aparte del mundo “impuro”; igualmente Israel debe poner las cosas “puras” aparte de las cosas “impuras”. Pero la manera que esto es traducido pierde la declaración FUERTE que está siendo dada aquí. Si yo añado unas cuantas palabras claves en hebreo le voy ayudar hacer mi punto. El hebreo original dice: “Yo soy Jehová tu Dios quien te a BADAL (separando) de otras gente; por lo tanto ustedes deben BADAL (separar) entre los animales puros e impuros…” el punto es que la misma (exacta) palabra hebrea es usada para denotar la separación de Israel del mundo al igual que para los animales puros e impuros.   

Y a nosotros se nos ha dicho todo el tiempo que Israel no tiene mérito especial en sí mismo para ellos poder ser llamados “puro”, contrario a todo el mundo siendo llamado “impuro”. Dios sencillamente escoge. Por lo que, así también, es el asunto de los animales puro e impuro; ningún animal amerita de sí mismo  ser “puro” contrario a todos los otros animales siendo llamados “impuros”. Dios sencillamente escoge.  

Como resultado Dios mira a Israel con un favor especial sobre todas las naciones de personas. Ahora, para emular a Dios, Israel debe mirar a esos animales que Dios ha declarado “puro” con un favor especial, y el mirar sin favor  a esos que Dios ha declarado “impuro”.  

Jehová divide, elige, y badal…..separa. Badal tiene el sentido de separar y hacer una distinción.  

Vamos a continuar con el capítulo 21.

Como hemos visto a través de Levítico, alguna de las leyes era dirigida al sacerdocio, otras a las personas en general. Mientras que el capítulo 20 estaba hablando a la congregación entera de Israel, los capítulos 21 y 22 regresan a la instrucción para los sacerdotes. Como recordatorio, los sacerdotes venían de la tribu de Levi; pero no todos los Levitas eran un sacerdote. Solo ciertas familias dentro de la tribu de Levi podían ser sacerdotes. Y, habían sacerdotes menores, y sacerdotes mayores, y un Sumo Sacerdote; cada uno de estos tenía que venir de una familia en específico, o un grupo específico de familia. Por ejemplo, el Sumo Sacerdote tenía que venir de la línea de Aarón. Y, cada uno de estas clases de sacerdote tenía responsabilidades específicas asignadas, las cuales equivalían a obligaciones menores y obligaciones mayores. Por lo que solo los sacerdotes mayores podían acercarse al altar y oficiar los sacrificios; los sacerdotes menores servían en maneras más domésticas, como montando y desmontando el Tabernáculo del Desierto cuando tenía que ser movido, o limpiar el enorme volumen de sangre y cenizas que se acumulaban todos los días.    

Al leer el capítulo 21, date cuenta que los primeros 9 versos hablan al sacerdote común, mientras que los versos 10-15 conciernen solo al Sumo Sacerdote. Porque los capítulos 21 y 22 son una unidad, los mismos trabajan junto y probablemente nunca debieron de haberse dividido en primer lugar. Con eso dicho, nosotros vamos a seguir la forma usual y estudiaremos esos dos capítulos separadamente ya que tomados juntos sería muy largo y demasiado para digerir todo una vez.  

LEER LEVÍTICO 21 completo

El capítulo comienza tratando con la realidad más común de la vida: y esa es, la muerte. Dentro de la población Israelita de 3 millones, la muerte probablemente ocurrió diariamente entre las 12 tribus al ellos deambular en el Desierto. La población Levita en este momento era probablemente la tribu más pequeña. En un censo tomado en el libro de Números la población masculina de los Levitas era alrededor de 22,000. Pero para conseguir ese número los Levítas tenían que contar su población diferentemente de las otras tribus. Todas las otras tribus debían contar SOLO los varones que tenían 20 años de edad o más; también había un límite de edad, solo aquellos quienes podían pelear debían de ser contados.

Por lo que para las otras tribus solo los hombres de 20 años hasta 50 años eran contados, por lo que tenía que haber miles de varones más quienes fueron dejados afuera.  Los Levitas, por otro lado, debían contar TODOS los varones de un mes en adelante….SIN límite de edad. Por lo que la población entera de los Levitas (hombres, mujeres, niños, y todo el mundo) era probablemente solo 75,000 a 100,000 personas.

Por lo tanto la muerte todavía era tratada entre la tribu sacerdotal de Levi, pero ciertamente no tan a menudo como entre las otras tribus. Vamos hablar sobre la muerte y la descomposición por un momento, ya que tiene que ver con los planes de Dios.

La muerte es una abominación para Dios. Aunque, aparentemente la muerte no existió siempre. Antes que nosotros hablemos específicamente sobre las reglas Levita en lo que respecta al tratar con sus propios muertos, y como forma de explicar el odio de Dios hacia la muerte misma, permítanme recordarles de donde salió la muerte.  

La Palabra de Dios dice que la muerte es el resultado del pecado; y aparentemente, de acuerdo a Génesis, la muerte entro en nuestro Universo…o al menos, entro a la humanidad…..sobre los primeros dos humanos, Adán y Eva, desobedeciendo a Dios y comiendo del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal.  

¿Que es la muerte? La muerte quiere decir el fin de la existencia. La muerte física, la clase de muerte a la que estamos más familiarizados, es el fin de la existencia física. Pero también hay otra clase de muerte, la muerte Espiritual; la muerte Espiritual es el final de la existencia Espiritual personal, O es nuestra separación espiritual personal de Dios por siempre, O puede ser ambas. Buenos argumentos pueden ser hechos para ambos casos.  

Esto es lo que sucede con respecto a nuestra muerte física: la misma sucede la mayoría de las veces porque nuestros cuerpos comienzan a envejecer, para deterioro. Pero sin importar la razón para nuestra muerte una vez nosotros estamos muertos nuestros cuerpos continúan el proceso de desintegración de regreso a los elementos básicos del universo, el cual Dios metafóricamente llama “polvo”.   En efecto, este es el destino de nuestro Universo entero; todo en nuestro Universo se está poniendo viejo y se está descomponiendo. Pero a diferencia de los componentes no humanos del Universo…..de animales, a rocas, a montañas, a las estrellas y al aire que nosotros respiramos no hay un atributo espiritual en la composición de estas cosas. Eso es que una roca o una montaña no tienen espíritu eternal. Por lo que el futuro de todos en nuestro Universo incluyendo a la humanidad es completamente descomposición física y muerte. Los seres humanos, tienen un tipo de espíritu que vive después de la muerte física.

Aparentemente esa no era la manera en que el Universo estaba supuesto a operar e igualmente aparente, eventualmente el Universo va cesar de operar de esa forma. Permítanme explicarle algo a ustedes que yo creo les va ayudar a entender como el Señor hizo nuestro Universo que operara: el TIEMPO es esencialmente la medida de muerte y descomposición. Sin la descomposición el tiempo no existe. Déjenme decir eso nuevamente: el tiempo es como se mide el proceso de muerte y descomposición.

Al igual que las millas y los pies, o los kilómetros y los mililitros, son usado para medir las tres dimensiones físicas de los objetos (largo, ancho, y alto) el tiempo es  usado para medir la descomposición de los objetos físicos. Las cosas del mundo espiritual no pueden ser medidas en pies, pulgadas, porque las mismas no son físicas. Las cosas del mundo espiritual no son tambien sujetas al tiempo porque las cosas espirituales no se descomponen; sin descomposición, no hay tiempo. De hecho los relojes más precisos en el mundo usan deterioro radioactivo como medio de medir el tiempo porque es el más seguro y más estable

Por lo que es importante para nosotros captar que cuando la Biblia habla sobre la eternidad o de lo eterno (ambos de estos son términos espirituales) esto no está tratando de expresar el concepto de un tiempo BIEN, BIEN, BIEN largo.  Mas bien esto quiere decir que no HAY tiempo; esto quiere decir que el tiempo ha llegado a su fin. Y para que no haya tiempo no puede haber muerte y descomposición; y claro que, eso es exactamente lo que se nos dice sobre los Cielos y sobre el Universo re-formulado del futuro (que habrá un nuevo cielo y una nueva tierra después que haya sido derretida a sus elementos y haya sido reformada).  

Por lo que la pregunta es, ¿Cuándo fue que la muerte y la descomposición comenzaron en el Universo?  Un buen argumento puede ser hecho y es que justo hasta el momento que Satanás se rebeló en el Cielo el pecado y el mal no existían y por lo tanto el Universo entero operaba en un principio diferente del que opera ahora; un Universo que no tiene un componente de tiempo porque la muerte y la descomposición no fueron construidas dentro en la Creación. Otro argumento puede ser que como el Mal, el cual existió un tiempo antes que la humanidad fuese creada (Lucifer, un ángel en el Cielo se rebeló antes que el hombre fuera creado, por lo que el pecado antedata al hombre al menos en el mundo Espiritual), el Universo estaba descomponiéndose antes de que Dios formara a Adán. En otras palabras, fue la caída de Satanás la que inicio la descomposición del Universo, y la caída del hombre trajo muerte y descomposición para el hombre.   

Es mi posición que el efecto de la caída de Adán y Eva fue modelado por la caída de Satanás. La caída de Satanás aparentemente afectó al universo entero al iniciar la descomposición….un universo que al momento de la rebelión de Satanás no tenía vida física en el mismo. La caída de Adán y Eva afectó las criaturas vivientes que Jehová eventualmente creó, consistiendo de humanos y de esas clases de animales que Jehová llama seres vivientes. La caída de Adán y Eva inició la descomposición de todas las criaturas vivas, incluyendo a los humanos. La caída de Satanás pudo haber ocurrido billones de años antes de la caída de Adán y Eva. Él pudo haber vivido en el planeta tierra mientras estaba oscuro y vacío. Aun cuando yo les admito que asi es como yo lo veo, la Biblia no infiere explícitamente que la muerte al venir a la humanidad también infecta el Universo en general DEBIDO al pecado de Adán; para mi mente esto es como una clase de pregunta abierta.  

El punto es que Dios creó un Universo perfecto, y luego ÉL creó un ambiente perfecto para que Sus criaturas vivientes vivieran.

La descomposición y la muerte NO eran natural en el comienzo. La muerte era una aberración traída a este Universo infinito nuestro por el pecado. Y absolutamente nada en nuestro Universo está exento de sus efectos. Es por esto que la muerte y la descomposición es una gran abominación para Jehová y porque nosotros NUNCA nos debemos de sentir cómodos con el concepto de la muerte. Nosotros podemos estar con-fortados con el conocimiento de que nuestros espíritus eternales van a sobrevivir y vivir con Nuestro Señor y provisto que nosotros confiemos en ÉL en el nombre de Yeshua. Pero nunca, jamás, fue Su intención para que la humanidad pasara por este proceso tan terrible de envejecer, deteriorarse y luego el final de nuestra existencia física personal. Gracias a Dios por la gracia que ÉL le da a SU pueblo para aguantar y la esperanza que hay más allá de todo esto.   

Continuamos con los Levitas. Como mediadores de Dios….aquellos que le sirven a ÉL por parte de Israel…los sacerdotes….debían de ser separados y se les daba un estatus divino sobre la congregación entera del pueblo separado, las tribus de Israel, luego los sacerdotes Levitas debían permanecer lejos de la muerte. Aunque, en Su misericordia, Dios si le dio a estos sacerdotes algún acceso para tratar con la muerte de miembros de la familia cercana, y las reglas sobre esto es lo que acabamos de leer en estos primeros versos.   

Como la muerte es una abominación a Jehová, un cuerpo muerto es por lo tanto impuro; y como nosotros hemos aprendido, el tocar un muerto, aun hasta objetos que han estado en contacto con un muerto, podía transferir esa impureza a otras personas haciéndolos ritualmente impuros.  Por lo que en este verso 1 se nos explica que un sacerdote no puede de ninguna manera contaminarse asi mismo estando en contacto con una persona muerta, INCLUYENDO a miembros de su propia familia. Para los Levitas, en esta etapa de su existencia, esta prohibición probablemente se extendía al menos a su clan.

Para esto habían excepciones: y aquellas excepciones eran la madre natural de un sacerdote, el padre natural, un hijo o una hija natural, y su hermano natural. En otras palabras ninguna familia política ni la familia reconstituida estaban entre estas excepciones.  Su hermana natural estaba incluida SOLO si ella nunca se habia casado y estaba viviendo aun en el hogar porque la autoridad sobre ella aun no habia sido transferida a otro hombre.

Ahora para ser claro esta regla de “no tocar un cuerpo muerto” se extendía más allá de un simple contacto; la misma era equitativamente sobre los sacerdotes  siendo excluidos de ceremonias de entierro.  Por lo que la idea aquí es que aparte de la lista de excepciones, un sacerdote no podia ni tan siquiera participar en un funeral. Aun mas ellos no podian participar en las practicas de luto como el deshacerse el pelo, o tirar polvo o cenizas sobre la cabeza, o rasgar las vestimentas. En resumen: los sacerdotes no podian tener NADA que ver con la muerte excepto bajo las cuidadosas circunstancias definidas. El retrato expuesto aquí es que la muerte no es para los siervos de Dios; la muerte debe ser tratada como una abominación para los siervos de Dios porque el pecado es una abominación para Dios.

La semana que viene vamos a comenzar con el verso 4 del capítulo 21.

  • 1
  • 2
6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms