Month: י״א במרחשון ה׳תשע״ח (October 31, 2017)

Levítico Lección 20 Capítulo 13 continuación

image_pdfimage_print

Levítico

Lección 20 Capítulo 13 continuación

Antes de que nosotros comencemos con Levítico 13, permítanme tomar un momento para hacer unas cuantas observaciones las cuales, yo espero, les ayude a mantenernos enfocados y mantener lo que nosotros estamos estudiando en el contexto propio y perspectiva.  

Primero me gustaría reforzar porqué estudiar la Torá, y especialmente en lo que respecta a Levítico, es tan importante para nosotros. Para aquellos de ustedes que fueron salvos y crecieron en el ambiente de la iglesia tradicional el mundo de la Torá y el Antiguo Testamento suena algo como una Biblia diferente a la del mundo del Nuevo Testamento.  Yo sostengo que eso es porque nosotros leemos el final antes del comienzo y el medio. Es como si nosotros fuéramos al teatro, viéramos solo el acto final de una obra de 3 actos, y fuéramos hacia atrás muchas veces para ver ese 3er acto….sin nunca ver el acto 1 y 2. Y cuando uno hace eso las conclusiones a las que uno llega pueden ser incompletas varios grados fuera de la marca de la intención del autor.

Bueno nosotros ahora finalmente estamos haciendo un estudio serio de las escenas de apertura de la Palabra de Dios a la humanidad y en algunos casos estamos estableciendo un contexto que es un poco diferente de lo que podríamos esperar. Para algunos creyentes es bastante incómodo y muy pocos atacan verbalmente por miedo a que las preciadas doctrinas puedan ser comprometidas. Pero, esa incomodidad es algo que nosotros debemos batallar, sinó nosotros no vamos a poder absorber todo lo maravilloso que hay en el Nuevo Testamento para nosotros.

Yo quiero asegurarle a todos ustedes que mientras más abarquemos en la Torá,  más su fe va a crecer; y mayor entendimiento va a tener del porqué Jehová envió a SU Mesías para salvarnos. Lo que va ser un reto no es nuestra fe en la Palabra de Dios, o en Jesucristo, sino más bien algunas de las doctrinas de hombre que a todos nos han enseñado. El libro de Juan nos dice que Yeshua es la Palabra, y la Palabra es Dios. Todo cristiano sabe que “la Palabra” es solo otro término para las Escrituras o la Biblia. ¿Pero de qué “palabra” Juan estaba hablando? Los creyentes rara la vez paran a pensar que la Palabra de Dios para Juan, Pablo, y Pedro y el resto de los discípulos de Cristo era el AT, primordialmente la Torá. No había tal cosa como “otra Escritura” que no fuera el AT por al menos 150 años después de la muerte de Jesús en la cruz. No había tal cosa como el Nuevo Testamento hasta alrededor de 200 D.C. Por tanto en lo que respecta a lo que Juan estaba directamente refiriéndose en su libro como el significado de ‘la Palabra”, era SOLO el Antiguo Testamento. Jesús, Yeshua, era la Torá.   

Ahora permítanme decir antes de que sea malinterpretado que yo ciertamente acepto el Nuevo Testamento como inspirado por Dios y parte de la Palabra de Dios. Pero el hacer del Nuevo Testamento el único remanente único o la única porción de la Palabra de Dios válida es un grave error. Además es intelectualmente incorrecto (si no deshonesto) decir que cualquier referencia a la Palabra o a la Escritura en el Nuevo Testamento estaba refiriéndose solo al Nuevo Testamento.

Ni un solo escritor del NT tenía idea alguna que un siglo más o menos después de sus escritos un comité de líderes de la iglesia se reuniría y declararan las epístolas, los evangelios, y las cartas apócrifas como una nueva Escritura.  

 Jesús puso todo esto en una manera que yo quisiera que llegara ser parte del credo que Torah Class intentara seguir; y es esto:

LBLA Juan 5:46 “Porque si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. 47 Pero si no creéis sus escritos, ¿cómo creeréis mis palabras? En Juan 5, Yeshua está en el Templo, en el Día de Reposo (Sabbath), hablándoles a unos judíos. Ahora estos judíos discutían vehementemente que ellos CIERTAMENTE conocían a Moisés y lo que él escribió. Pero, de hecho ellos solo pensaban que lo conocían. Lo que más ellos conocían, y lo que resaltaba la escritura de la Torá que ellos leían, eran sus doctrinas y tradiciones. Ellos trataban de moldear la Escritura en un molde creado por la Tradición. La cristiandad ha hecho lo mismo por 1,800 años. Nosotros establecimos doctrinas y luego leemos las Escrituras de una manera para validar esas doctrinas. Las Escrituras que no validan las doctrinas son dejadas fuera de la discusión, o más a menudo, los versos son tomados completamente fuera de contexto y atribuidos con un significado que no tiene nada que ver.  

Yeshua les está diciendo a todos los que escuchen que la Torá de Moisés es el fundamento para entender todo lo que sigue (incluyendo el Nuevo Pacto). Cómo, Yeshua dice, ¿puede ser posible creer MIS palabras, si ustedes no creen las palabras de Moisés….PRIMERO? El entender a Moisés es importante no solo para los judíos sino que también para los gentiles. Por lo que, yo les pregunto, ¿Cómo creen ustedes que sea posible que nosotros entendamos lo que Jesús quería DECIR con las cosas que ÉL dijo, si nosotros no solo no entendemos lo que Moisés quería decir, pero tampoco hemos leído seriamente sus palabras? ¿O peor aún nosotros menospreciamos esas palabras, y decimos que son solo una carga que ha sido quitada de nosotros y desechada por el mismo que ha dicho que PRIMERO debes creer en Moisés? Yo espero que Torah Class sea el camino para remediar algo de eso.   

Segundo; es particularmente difícil para los Americanos leer la Torá sin enfurecerse en algún punto dado, porque la misma constantemente muestra a Jehová destruyendo a individuos, hasta a naciones, por el bien de Su grupo elegido como un entero, y por el bien de Sus propósitos.  

Yo he viajado la mayor parte del mundo (y muchos de ustedes más que yo) y en mi experiencia yo no me he encontrado una cultura que sea más individualista que América. Nosotros miramos las cosas basadas en los derechos de una persona siendo lo más importante. Por lo que nosotros los americanos vemos la Biblia a través de ese lente. Es difícil para nosotros leer Levítico, especialmente, y ver multitudes de animales inocentes sacrificados; por personas inocentes que cogen una enfermedad de la piel y son excluidos de la comunidad; por sacerdotes que son quemados por Dios quienes aparentemente hicieron un poco más que hacer un mal trabajo en unos de los procedimientos de los ritos; y todo esto a la orden especifica de Jehová.

Pero la santidad de Jehová….la cual fue representada por Su Tabernáculo y por la nación de Israel….no toleraría ninguna amenaza. La santidad de Dios, y por lo tanto la santidad de Su pueblo, es tan preeminente que los individuos y sus familias en ocasiones sufren o mueren para que la pureza no sea lastimada o la santidad sea profanada. La molestia de los individuos no iba ser tolerada a expensas de poner en peligro el bienestar espiritual de SU nación santa y SU Reino.  

Si nosotros queremos la verdad entonces nosotros debemos ver a Dios en el contexto de quién ÉL verdaderamente es y no en el contexto de lo que nosotros quisiéramos tener. El Dios que nosotros vemos en la Torá es la verdad, al igual que el Dios que nosotros vemos en el Nuevo Testamento es la verdad. Uno no ha dado camino al otro; ellos son uno mismo. Jehová no ha descartado algunos de sus atributos en favor a otros; la suma de las partes pinta el mejor retrato del entero.  

Por lo que vamos a regresar a la Palabra para obtener más del retrato. Nosotros estábamos en Levítico 13, y el estudio del tzara’at….una seria enfermedad de la piel que causa que uno llegue a estar ritualmente inmundo. Cuando nosotros concluimos nuestra lección la última vez, nosotros estábamos discutiendo este estado de Limbo (limbo es mi palabra, no de la Escritura), como una clase de tierra de nadie, en la que una persona a la que se sospechaba que tenía tzara’at, pero que no estaba confirmado, se encontraba. Él no era puesto fuera del campamento como los impuros típicamente eran, aunque, él estaba considerado impuro mientras estaba en ese periodo de espera, esperando que se tomara la decisión. Culpable hasta que se probara inocente, mejor dicho.   

Pero, debemos reconocer que estas leyes en Levítico acerca del tzara’at y de la impureza ritual son una demostración física de una realidad espiritual que existe hoy en día: lo impuro es visto por Dios como no apto para tener una relación con ÉL o con la comunidad de Jehová. Los impuros están en un estado sin esperanza alguna A MENOS que ellos se arrepientan y acepten a Yeshua. Hoy en día los impuros son los impíos. Esto es porque aun cuando todas las personas nacen común y pura, nuestra naturaleza pecaminosa nos lleva a pecar y por ende a la impureza.

Cuan a menudo nosotros escuchamos, hasta en algunas excelentes enseñanzas Bíblicas en la iglesia, que el amor de Dios es demasiado grande para condenar a todo el mundo al infierno y a la separación eterna de Él Mismo al que no se somete a Su Hijo…..que ÉL no va virar su espalda aquellos que viven una vida buena y moral, dando dádivas y cuidando al pobre, siendo buenos y generosos, hasta espirituales, pero que no pueden hacer a Yeshua el Señor de sus vidas….seguramente un Dios amoroso y misericordioso no haría eso. El Dios del Nuevo Testamento no es menos severo que el Dios del Antiguo Testamento porque ÉL es el mismo ayer, hoy, y para siempre. Uno o está puro y santo y en el Reino de Dios…..o está impuro e impío y fuera de Su Reino. Y ese juicio es hecho puramente en si confías o no en Cristo.  

Vamos a leer Levítico 13 desde el verso 1 hasta el 17.  

LEER LEVÍTICO 13:1 – 17

El capítulo 13 es una de esas pocas veces en la Torá en la que Jehová habla Aarón y a Moisés. Y, en el verso 2, una lista general de síntomas de la piel es dada, de tal manera que si hay alguien con cualquiera de estos síntomas debe ir al sacerdote para ser examinado. Sarpullidos, inflamaciones, descoloraciones de la piel y el pelo, que no son normales son una causa para preocupación.  

Básicamente la idea es que si el pelo en el área  afectada se pone blanco, o si el sarpullido parece estar más profundo que el área de la piel que le rodea entonces se sospecha que sea tzara’at. Pero es el sacerdote….no el individuo que tiene la enfermedad…. el que debe determinarlo; porque es el trabajo del sacerdote distinguir entre puro e impuro.  

Y claro que hay algunas etapas de ciertas enfermedades de la piel que lo hacen más difícil determinar cuan serio el problema es. Por lo que si un área afectada en el cuerpo ha comenzado a tornarse blanco, pero el pelo en el área no está todavía blanca, entonces la persona generalmente es aislada y no es enviada fuera del campamento. Hasta este punto la persona está en una clase de limbo (mi palabra, no la de la Biblia), hasta que pasen 7 días más y sea re-examinado por el sacerdote. Si la situación ha empeorado entonces la persona es puesta en cuarentena por 7 días más y es re-examinada nuevamente. Si después de los 14 días el área afectada ha disminuido la persona es declarada pura y puede regresar a la casa. Pero si el área afectada se agranda después de haber sido declarado puro la persona debe presentarse al sacerdote nuevamente…..y con toda probabilidad será declarado IMPURO……que significa, que la persona es enviada fuera del campamento mientras la enfermedad persista.

Muy parecido a la nueva madre que da a luz y va primero a través de un tiempo de mayor impureza y luego pasa un tiempo de menor impureza….aunque impura en ambos casos…la persona que esta en el limbo esperando el resultado del diagnóstico está en un estado de impureza. Pero la misma es de un grado menor por lo que la persona no es puesta fuera del campamento; aunque la persona NO puede vivir en la tienda o la casa de su familia o con la población en general y ciertamente no puede tener participación de ningún ritual religioso durante ese tiempo. Rashi, un gran erudito hebreo, dijo que había una tienda especial o casa para estas personas que estaban en el limbo, cerca de la periferia del campamento, aunque todavía no fuera del campamento.  

Aun cuando la Biblia necesariamente no equipara los dos, era generalmente asumido por los Israelitas que una enfermedad de la piel, si es diagnosticada como tzara’at, era esencialmente una marca exterior de una condición espiritual escondida e interior  solo conocida por Dios. Eso es que la persona ha cometido alguna clase de ofensa en contra de Jehová y por lo tanto era castigado al tener su condición pecaminosa expuesta en la forma de la enfermedad de la piel. Varias semanas atrás nosotros discutimos como algunos sacrificios que eran desempeñados si una persona comienza a sentirse culpable, pero no estaba seguro de lo que hizo.

Cuando nosotros conectamos eso con el concepto de las creencias hebreas que el tzara’at era un castigo de Jehová por un secreto o una violación desconocida de alguna clase, entonces nosotros vemos porqué los más nerviosos e inseguros entre los Israelitas probablemente ofrecían MUCHOS sacrificios Zevah para expiar por algo que podía resultar en tzara’at si ellos no hacían estos rituales y expiaban por sus violaciones.

Aunque nosotros nunca debemos pensar que eso era el propósito que Dios había previsto, aun en los días del AT….Cristo hace claro que nosotros NUNCA debemos suponer que (por ejemplo) alguna enfermedad o infortunio está directamente asociada con una violación, un pecado, que ellos hayan podido cometer.  Obviamente, como creyentes, nosotros estamos consciente que cuando el pecado entró al mundo también la muerte y la enfermedad entraron; y como creyentes nosotros no estamos inmunes a la muerte ni a las enfermedades porque estos caparazones exteriores, nuestro cuerpo, son solo igual al de los impíos. Por lo que es justo decir que hay una clase de relación entre el pecado y la enfermedad. Aunque, según como es señalado una y otra vez en la Biblia, uno no puede y no debe hacer un juicio que la salud de la persona puede estar directamente correlacionada con cuan bueno o malo la persona ha llevado su vida, o que nosotros podemos culpar la enfermedad de una persona por una conducta inferior a la de nosotros.  

Los Israelitas, que acababan de salir de Egipto, era un pueblo MUY supersticioso. Al igual que los Israelitas que primero entraron a Canaán, y aquellos que primero formaron la nación soberana de Israel, y aquellos que fueron exiliados a Asiria y más tarde a Babilonia, y demás. No debe ser tan difícil para nosotros entender el terrible estigma social que llevaba una persona que contraía el tzara’at, y era puesta fuera del campamento. Según de agobiante era para una persona ser declarada impura ritualmente, por lo tanto separada de toda relación con Jehová, la persona ahora era un marginado social…..y según los Israelitas que eran saludables eso era algo que tu merecias.  Para la familia de la persona afectada era igual de agobiante porque la condición de marginado se reflejaba en ellos. Si era el hombre de la familia que contraía el tzara’at el mismo podía significar pobreza para su familia. Si era la madre, y la esposa, el mismo queria decir separacion hasta de su infante, posiblemente por vida.   

Al igual como los primeros 8 versos del capítulo 13 tratan con los nuevos casos de enfermedades de la piel, los versos 9-17 tratan con los casos CRÓNICOS de las enfermedades de la piel….algunas traducciones pueden decir “viejo, el cual es un poco confuso….pero el mismo quiere decir en curso o que vuelva a ocurrir. Por lo que la idea es que alguien puede tener una enfermedad de la piel que está en curso pero ha sido determinada que NO es seria y por lo tanto la persona NO ha sido declarada impura. O la persona TUVO tzara’at, fue puesta fuera del campamento, sanó, y él fue restaurado a pureza y por lo tanto se le ha permitido que continúe su vida normal. PERO…….como algunos de los síntomas son persistente, o han regresado, el mismo debe ser re-examinado por el sacerdote para así poder asegurarse que no ha empeorado y se ha convertido en tzara’at, por ende requiriendo estar en cuarentena.

Por lo que, para enfermedades crónicas de la piel, un pequeño criterio es preciso. En resumen, si la piel está en carne viva (expuesta) quiere decir que la enfermedad no ha sanado propiamente y debe ser considerada tzara’at.  NO habrá un periodo de 7 días en el limbo, del cual después habrá otra examinación. En el caso de enfermedad crónica de la piel la persona es puesta inmediatamente fuera del campamento si el tzara’at es indicado. La mayoría de nuestras traducciones hablan  sobre la carne volviéndose blanca y si se ha vuelto blanca entonces es una BUENA indicación……que se está sanando. Esto es un poco confuso porque mientras que en versos anteriores la piel poniéndose blanca era una indicación MALA (el mismo era Leucoderma) al igual que el perder la pigmentación de la piel, era una señal de enfermedad. En este caso, la piel BLANCA se está refiriendo a piel nueva que está creciendo y a piel saludable, una señal de que esta sanando, por lo que la persona es declarada “pura” y es enviada a la casa.

Vamos a continuar con los versos 18-46.

LEER LEVÍTICO 13:18-46

Estos versos continúan con el diagnóstico de la enfermedad de la piel en las personas; y estas condiciones son unas que parecen salir como una clase de infección secundaria. Es tal vez una quemadura que nunca sanó correctamente, y ahora está infectada. O la persona tenía otra condición por un tiempo y ahora estas características de las reconocibles enfermedades de la piel del tzara’at comienzan aparecer. Nosotros no vamos a repasar la extensa lista de detalles que se encuentra en estos 28 versos ya que ellos sencillamente definen en gran detalle como una cierta condición de la piel debe ser diagnosticada, de acuerdo con la manera en que se ve y donde está (el pelo, cuero cabelludo, etc.). Y la misma ayuda al sacerdote a determinar si lo que está ocurriendo es natural o si no lo es; como ejemplo es si la pérdida del pelo es a consecuencia del resultado de la enfermedad o si es debido a la calvicie. Si es calvicie normal la persona debe ser declarada pura; si es el resultado de ciertas enfermedades entonces la persona debe ser declarada impura. El verso 42 nos introduce un término que nosotros necesitamos estar familiarizados: metsora. Metsora es el nombre que se le llama a una persona que ha sido diagnosticada con tzara’at….y este título quiere decir que la persona es impura. Y, en el verso 45, nosotros obtenemos las instrucciones de lo que se supone que se haga con un Metsora….alguien que ha sido declarado por un sacerdote que tiene tzara’at. Primero las vestimentas de la persona deben ser rasgadas….en hebreo la palabra es parum, generalmente traducida, correctamente como rasgar, roto.   Aun cuando, por tradición, en vez del pedazo de tela de la vestimenta ser rasgado como una persona halaría su vestimenta por la costura; indudablemente para que más tarde la pieza de ropa pueda ser remendada sin que se vea donde fue rasgada. El rasgar, el parum, de la vestimenta no era tanto una señal para otros que la persona era impura y debía ser evadida, sino que una indicación que la persona estaba de luto….en el caso del tzara’at el luto era DEBIDO a la condición de estar impuro y la seria repercusión que seguía. El próximo paso era que la  cabeza del Metsora debía ser pelada. Al igual que con el rasgar la vestimenta el pelar la cabeza NO era un indicador específico de estar impuro; más bien era una señal en general que la persona tenia vergüenza por alguna razón. Una mujer cometiendo adulterio, por ejemplo, tenía que pelarse la cabeza.

El pelarse la cabeza quería decir que la mujer se quitaría la cubierta de la cabeza, se soltaba su pelo, y lo dejaba suelto de una manera desordenada…esta era la manera en que una prostituta era forzada a tener su pelo todo el tiempo. A un hombre ya no le era permitido usar una gorra; y el, también, dejaba su pelo largo y  despeinado. Así la comunidad podía ver que esta persona estaba cargando vergüenza por alguna ofensa.

El 3er requisito era que el Metsora debía cubrir su labio superior con su mano cuando cualquiera se le acercara. Esto ERA un indicador específico que esa persona estaba impura y los otros  debían evadirlo. El  Metsora debía tomar su mano y ponérsela encima de su labio superior y debajo de la nariz y cuando alguien se le acercaba el debía decir “impuro, impuro”, el cual era una advertencia para que otros permanecieran lejos. Por lo que, nosotros vemos aquí un sentido de luto personal, una vergüenza personal, y una perdida personal de santidad como consecuencia de contraer tzara’at. La vida de una persona podía ser arruinada por tal cosa…una cosa que generalmente no era la culpa de la persona.

Pero eso no es lo peor; en este punto la persona debía ser puesta fuera del campamento, sola o en ocasiones con otros afectados. Y mientras se determine necesario por el sacerdote que él o ella están todavía infectados con el tzara’at. Él o ella permanecerán fuera de la camaradería y proximidad de su familia, amigos, y la nación entera de Israel. Y esta persona también es rechazada por Dios. Esto no es una suposición o una Tradición; Bíblicamente y claramente dice que la persona ha sido separada del Señor.  

¡Que retrato más triste esto pinta! Una persona es declarada impura debido a su enfermedad de la piel, en ocasiones sin falta alguna de su parte, y él es ex comunicado de su familia, su gente, y de cualquier relación con Dios. Yo he dicho en numerosas ocasiones que yo creo que tal vez la razón primordial para que Jehová ordenara estas reglas y leyes y procedimientos y rituales como ÉL hizo era para usar situaciones desgarradoras como visuales dramáticos de principios espirituales. Tú ves la condición de estos pobres desgarradores Metsoras es básicamente la manera en que Jehová ve a todos los impíos. Como impuros, como marginados. Sí, en el mundo actual estas personas impuras (impíos), la mayoría de nuestro planeta…..representado por tantas personas que nosotros tanto amamos: nuestros vecinos, y amigos, y miembros de familia…..son como Metsoras para Dios. Ellos viven sus días fuera del campamento….fuera de cualquier relación con Él. Ellos muy bien pueden ser popular, y tener un matrimonio feliz y muchos hijos, tener un gran trabajo, ser exitosos financieramente y ser admirados por muchos…..pero…..ese tiempo es tan corto. Sobre su inevitable muerte ellos van a estar separados por siempre de todo y cualquiera que es piadoso.   

Por lo que desde el punto de vista de un principio espiritual, el tzara’at en una persona es una visualización exterior de su interior….eso es, su condición….espiritual. Nosotros vimos este mismo principio demostrado en Éxodo con Moisés cuando Jehová hizo que pusiera su mano en su manto y lo sacara NO con lepra en su mano……sino que con tzara’at. Ahora que hemos estudiado tzara’at, ¿puedes ver mejor el significado de ese incidente entre Dios y Moisés?

 Por un momento Moisés fue hecho muy consiente de estar impuro. Entonces Jehová hizo que pusiera ese brazo enfermo nuevamente en su manto, y el mismo fue sanado de tzara’at, y Moisés fue hecho puro nuevamente. Dios le estaba mostrando a Moisés su verdadera condición espiritual; y después le mostró que iba a ser necesario un acto dramático de Dios para SANARLO de su impureza espiritual. Esto era todo un patrón, un modelo, una sombra de lo que Dios  iba hacer disponible para toda la humanidad por medio de SU Hijo, Yeshua. Yeshua, Dios haría de lo incurable e impuro….ustedes, yo, todo el mundo…..puro. Yeshua nos tomaría a nosotros que estábamos sin esperanza exiliados fuera del campamento….sufriendo de una clase de impureza de la cual ningún hombre puede reclamar exención….y nos trae hacia adentro del campamento, y hacia la camaradería con el Dios de Israel.

LEER LEVÍTICO 13:47-59

Nosotros nos encontramos con un giro realmente extraño comenzando con el verso 47: la condición de tzara’at ahora es aplicada a objetos inanimados. No a personas sino que a telas y a la piel. Obviamente nosotros ya no estamos hablando de enfermedades humanas como la Psoriasis y la Leukoderma; pero la Torá continua refiriéndose a estas descoloraciones y crecimientos en la tela y piel como tzara’at y la condición hacia esa tela y esa piel ritualmente impura. Esto es consistente con lo que nosotros hemos aprendido unos cuantos capítulos anteriores que la impureza puede ser transmitida a cosas como ollas, tazones, y sillas, y otros objetos inanimados.

Es probablemente bueno pausar  por un momento y recordar que el problema subyacente del tzara’at, la comida kosher, la impureza nueva de la madre, y así sucesivamente, son de santidad y lo contrario, impureza. Y, lo que nosotros encontramos es que la santidad y la impureza son incompatible….las dos no se les permite tocarse. Un aspecto de santidad  es integridad, compleción; y en el verso 47 donde habla de la tela hecha de lana o lino, la palabra operante es “O”. La lana y el lino eran las dos fibras más usadas mundialmente para hacer vestimentas en el tiempo Biblico. Pero fue el mandato de Jehová que SU pueblo NO mesclara las dos fibras en la misma pieza de tela (nosotros encontramos este mandamiento directo en Deut. 22:11)…la lana no debia ser usada junto con el lino para formar un pedazo de tela. Mucha especulación es ofrecida del POR QUÉ estas dos fibras, lino y lana, no debían ser mescladas. Ciertamente la más aparente es que una fibra, la lana, viene de una animal, y la otra el lino viene de una planta. Por lo que, los hebreos no debían usar vestimentas hechas de una mezcla de fibras que está en desacuerdo con la santidad….  Y la oposición a cualquier cosa que no representa integridad, compleción es lo que está siendo demostrado aquí. Este principio espiritual de integridad, compleción es, como TODOS los principios espirituales son, aplicables en el NT ya que ahí nosotros encontramos docenas de escrituras advirtiéndonos en contra de los creyentes casándose con impíos, creyentes acostándose con prostitutas (lo puro mezclándose con lo impuro), creyentes adorando a Jehová Y a otros dioses, el mandamiento general de no estar en yugo desigual, y así sucesivamente. 

La regla acerca del tzara’at en la tela y la piel es que si el tipo de infección de tzara’at es encontrado en la tela usada para las vestimentas, o en la piel usada para prendas o zapatos o lo que fuera, entonces ese objeto es impuro y se debe tratar con el mismo. Y, el procedimiento es familiar y básico; el Israelita común trae el objeto o artículo de ropa del que se sospecha que tiene tzara’at al sacerdote, y si el sacerdote sospecha que tiene tzara’at, el artículo es aislado por 7 días. Si después de los 7 días la infección se ha regado y se considera que es tzara’at, el objeto debe ser quemado porque es ritualmente impuro……impuro. Pero si la infección no se ha regado entonces el articulo debe ser lavado con agua y luego aislado por 7 días más. Si la apariencia de la infección todavía está igual después de esos 7 días la misma es considerada impura y debe ser quemada. Pero, si la infección ha disminuido entonces SOLO la parte de la tela o la piel que tenía la infección debe ser arrancada; si el restante del artículo permanece libre de la infección entonces todo está bien. Pero si la infección regresa entonces el objeto entero debe ser quemado.  

Un  objeto que tenía la parte infectada que había sido removida debía ser lavado, sumergido en agua, para poder usarlo nuevamente. Es interesante, que la idea de inmersión en el agua como el método de purificación de la impureza es entrelazado tan cercano aquí en Levítico, y más tarde en el ministerio de Juan el Bautista, y luego finalmente en Cristo. ¿Por qué es la inmersión en el agua tan integral para todos esos rituales y ministerios? ¿Acaso el agua tiene alguna propiedad inherente que cuando es usada como un ritual de purificación (como el bautismo) produce limpieza espiritual? ¿Por qué no ser inmersos en vino? ¿O en aceite de oliva? La contestación a esa pregunta es cómo el problema del “¿por qué?” la elección de Dios de ciertos animales para sacrificio y para los requisitos de alimentos kosher; después de todo, un animal puro no es una animal normal o un animal integro, mientras que un animal impuro no un animal anormal o un animal no-integro. No hay nada inherentemente MEJOR  de una oveja que de un camello o un conejo o un cerdo en lo que a esto respecta. El uso de agua para la inmersión en vez de otra cosa, la elección de cuales animales son puros e impuros, que alimentos son puros e impuros, es sencillamente una decisión y una declaración por Jehová hecha por Sus propias buenas razones; razones que de alguna manera reflejan el mundo espiritual eterno; razones que nunca cambian, porque ÉL quien es el Creador de lo físico y lo espiritual nunca cambia. La contestación de “¿por qué?” la inmersión por agua era tan fundamental en el ministerio de Juan el Bautista y de Jesús, es porque el mismo permanece dentro de los PATRONES espirituales y el MODELO establecido aquí en Levítico; un patrón demostrando como el impuro puede convertirse en puro.   

Y, eso es exactamente lo que el último verso del capítulo 13 nos dice: que el propósito para estos procedimientos que determinan si uno tiene tzara’at no tiene que ver con plagas o enfermedades; sino que es para distinguir lo puro de lo impuro. ¿Estás tu reconociendo que esta es una de las obligaciones principales de las cuales un creyente es responsable?   Nosotros debemos de vivir nuestras vidas determinando lo que es puro para nosotros, y lo que es impuro. Nosotros debemos evitar eso que es espiritualmente impuro para nosotros. ¿Cómo, exactamente, sabemos nosotros que puede ser puro e impuro para nosotros? Lee la Torá. Como Pablo dice en LBLA 2 Corintios 6:15 “15 ¿O qué armonía tiene Cristo con Belial? ¿O qué tiene en común un creyente con un incrédulo? 16 ¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo: Habitaré en ellos, y andaré entre ellos; y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 17 Por tanto, salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor; y no toquéis lo inmundo, y yo os recibiré.18 Y yo seré para vosotros padre, y vosotros seréis para mí hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

Al acercarnos al final del capítulo 13, me gustaría decir que como en la mayoría de los comentarios, cristianos o judíos, algunos son de ayuda y otros son fantasiosos. Hay muchos comentarios judíos en el tema de Tzara’at y ellos ciertamente están equitativamente divididos en esas mismas dos categorías. Lo que es útil para nuestros propósitos, es que los judíos SIEMPRE han visto el Tzara’at como una ENFERMEDAD ESPIRITUAL en vez de una enfermedad física. En otras palabras el Tzara’at es una SEÑAL física de la condición al igual que un juicio físico por Jehová en la persona que lo tiene. Es una SEÑAL física de la condición espiritual de la persona. La pregunta que siempre nos hacemos, entonces, es “qué pecado” esa persona cometió o “qué problema” esa persona estaba teniendo con Dios.   

El  Gemara (un comentario judío en el Mishna, el cual por sí mismo también es Comentario Judío….por lo que es un comentario sobre otro comentario) enumera 7 pecados y rasgos de un mal carácter que deben ser la causa para el tzara’at en los humanos. De esos 7 la ofensa principal era la de lashon hara…..lashon hara quiere decir “discurso prohibido”. A lo que esto generalmente se refiere es habar mal de alguien…o usar palabras para destruir la reputación de una persona…pero usualmente se está refiriendo a comentarios difamatorios. Muchos de los grandes sabios consideraban el pecado de lashon hara igual, si no peor, que matar.  

La razón para esa afirmación es que el hablar era tomado en gran estima….miedo, en realidad porque la Torá nos dice que Dios “habló” al universo y el universo existió. Nosotros estamos todos al tanto que los judíos más religiosos desde el 300 AC, no han, dicho el nombre de Dios y no toleran a alguien diciendo el nombre en su presencia. Por lo que el hablar es considerado MUY poderoso y nuestras palabras deben ser escogidas cuidadosamente. Esta creencia  tradicional del AT tiene su paralelo en el NT en el libro de Santiago, y las creencias judías tradicionales acerca del habla probablemente reflejan la opinión del habla de Santiago, hermano de Jesús. Escucha a Santiago en LBLA Santiago 3:5 Así también la lengua es un miembro pequeño, y sin embargo, se jacta de grandes cosas. Mirad, ¡qué gran bosque se incendia con tan pequeño fuego! Y la lengua es un fuego, un mundo de iniquidad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, la cual contamina todo el cuerpo, es encendida por el infierno e inflama el curso de nuestra vida.

Obviamente este pasaje del NT es acerca del habla, las palabras. Es una advertencia en contra de Lashon Hara. Jesús una vez dijo que no era lo que entraba en nuestras bocas lo que nos hace impuro, sino lo que sale. Obviamente, nuevamente la referencia es para el habla. Por lo que nosotros podemos ver porqué este concepto de Lashon Hara eventualmente se convirtió en la principal sospecha como el “pecado” o “problema” que causaba que una persona tuviese tzara’at.  

El punto es que mientras la enfermedad de la piel sufrida por el Metsora era bastante real, los hebreos no pensaban que la causa era biologica, sino que espiritual. Así que aun cuando el pensamiento judío tendía, y todavía tiende, a ser  ellos reconocieron lo que hemos estado discutiendo en la clase de la Torá; que lo que está en juego en las escrituras de la Torá concerniente al tzara’at, y al estado impuro que causa, es principios espirituales. Y como el tzara’at trae tales consecuencias devastadoras consigo, el “pecado” que lo trajo también debió de haber sido devastador. Y uno de los pecados mas devastadores (los eruditos judíos creen) era calumniar o hablar mal de alguien …..Lashon Hara.

La semana que viene comenzaremos con Levítico 14.

There Is A Scripture 10-27-2017

image_pdfimage_print

During training to be a radio-teletype operator in the Army one of the skills required of us was to learn Morse Code, both sending and receiving.

One spent long hours each day for weeks at a cubicle with head phones on and paper and pencil listening to a never ending combination of  “dit-da-dit’s” representing letters and numbers.

You start with maybe ten per minute and as you reach a certain level of correct copying you increase the number. Each increase put you in the same position you’d been in before, tense and unable to respond correctly to the new speedier stream of signals. But after continuous practice there were less mistakes and on to the next increase.

Get to fifty and go back to listen to thirty and the thirty seemed slow. Copying was easy. Get to seventy and the impossible fifty was no problem.

I was listening to a speech of encouragement a Naval commander was giving and he said “If you want to change the world, make your bed.” He developed the thought that you get the simple tasks mastered and done then continue on to the more difficult ones.

He talked of the torturous training that aspiring Naval SEALES undergo to attain that title and it is brutal. But it followed a progression of experiences. The men are started out being pushed to what must seem like their limits of endurance, at that point, and with every completion of task the next pushed them even farther. There was no let up, no easing, just continual stress and pushing, no sympathy, no encouragement. Inherent in every trial was the purpose of making them give up. Those who made it, a small percentage of those who started, never gave up and indeed even in their own struggle to survive, helped a comrade who was struggling, not to give up either. I can imagine one saying “We’re going to finish, and we’re going to finish together.” They were different in the end than they were in the beginning.

As parents we want better for our kids than we had. I remember my parents saying that regarding my brothers and me.  Yet then we may not discipline when necessary, hold accountable when warranted, require responsibility of them to the extent we should. We like how it feels to be the “good guy” but balk at being the “bad guy”. “Maybe they’ll think we don’t love them if we go too hard on them.” Or maybe we’re just lazy.

Some are stricter and may seem like they are too hard on their children. Discipline and strictness in love grows them to be able to handle the hard things in life.

Imagine trying to copy code coming in at fifty words a minute when you had only experienced twenty-five.

Imagine going into battle against great odds when cold or heat or fatigue or out numbering had to be faced without having experienced training which had strengthened you beyond what you thought you could do, showed you that if you don’t give up you can overcome.

How do we or our children deal with and achieve success when facing the difficulties of life, big and small, in a way that pleases our Maker, if we do not experience His instruction, His discipline and the suffering as well as reward, living it out can bring?

Wisdom is realizing that becoming endeared in His eyes doesn’t come easy or without pains.

As babies we are inexperienced in applying His Word. But we mature through being trained “by continuous exercise to distinguish good from evil.” Hebrews 5:14 CJB.

When we fall short we are disciplined. But don’t give up. “Regard your endurance as disciple; God is dealing with you as sons. For what son goes undisciplined by his father?”  Hebrews 12:7 CJB.

Yes it hurts. Yes we are embarrassed. “Now, all discipline, while it is happening, does indeed seem painful, not enjoyable…” Hebrews 12:11 CJB.

But the end result is good. “…but for those who have been trained by it (discipline), it later produces its peaceful fruit, which is righteousness. So, strengthen your drooping arms, and steady your tottering knees; and make a level path for your feet; so that what has been injured will not get wrenched out of joint but rather will be healed.” Hebrews 12:13.

In the end the result is very good. “Rejoice… even though for a little while you may have to experience grief in various trials. Even gold is tested for genuineness by fire. The purpose of these tests is so that your trust’s genuineness…will be judged worthy of praise, glory and honor at the revealing of  Yeshua the Messiah.” 1Peter 1:6-7 CJB.

Father lead us to where our trust is without borders, to walk wherever You would call us so that our faith can be made stronger together with You.*

Father be patient with us. Nurture us as babes, train us, shape us, try and proof us, purify and cure us.

Take us from weak to strong, unclean to clean, sinful to righteous.

May we be trustworthy children, sons and daughters, pleasing to You.

May it be the desire of our hearts and our joy to be so for You.

In Yeshua’s name we pray,

Amen.

May God’s love be in us all.

Elder.

*Certain words taken from the song Oceans (Where Feet May Fail) Hillsong-United.

Minchah Prayer 10-25-17

image_pdfimage_print

Father, who is like You?

You know everything, You can do anything.

You exercise Your absolute and total power to create and do good and beautiful things. You give life to good and beauty. And You offer it to us and provide a way for us to draw near.

As You see us moving to draw near to You, You Yourself move to draw near to us.

You deny no one opportunity.

It’s true. You do want us.

Father, each day, be with us as we walk the boundaries of what You have given us to possess, our lives, our homes, our family and friends, our community and nation, our world.

 We pray Your hedge of protection over, under and around us, against thievery, killing and destruction.

We pray for and thank You… for walking with us as we walk the hedge, search for and repair breaches, be continually on guard.

May the space within Your walls, be filled with the good and beauty that only You can provide, Your presence, peace and well being, love for and unity with, one another, protectiveness of, loyalty and faithfulness to, You and each other.

With each patrolling step along the border line give us Your words of power that will rebuke the enemy, inform him that he has no place within these walls, that he will  be stood against and not allowed to enter, to forget this place even exists, to go away… no flee… and never come back.

Father, Abba, we walk with You in the cool air, on watered ground rich with greenery, listening as the trees and leafs clap their hands, rocks sing praises, the birds soar on pillars of air,  and whispering words of love to each other.

Who is like You?

There is none.

In Yeshua’s name we pray,

Amen.

Levítico Lección 19 Capítulos 12 y 13

image_pdfimage_print

Levítico

Lección 19 Capítulos 12 y 13

Nosotros terminamos la semana pasada el difícil tema de la comida kosher, y nos movimos a la preparación para Levítico capitulo 12. Pero desafortunadamente nosotros estamos entrando en aguas calientes, ya que tenemos que enfrentar el asunto de puro e impuro, llamado ritual de pureza.  

A veces en lugar de usar los términos puro e impuro, nosotros vamos a ver términos como limpio e inmundo. ¿Acaso estos términos son sinónimos? ¿Acaso limpio y puro, o, impuro e inmundo solo son dos maneras de decir la misma cosa? No, exactamente. Puro es el resultado de EVADIR contacto y unión con lo inmundo, e IMPURO es el resultado de ESTAR EN CONTACTO y unión con lo inmundo. Otro importante término asociado con todo esto es “profanar”. Profanar quiere decir perder la santidad y perder la pureza del ritual. La profanación trae inmundicia.  

Aquí podemos ver una ilustración de lo que quiero decir: hay cosas a las que llamamos enfermedades. Los virus, gérmenes, bacterias, etc. pueden causar enfermedades si uno está en contacto con los mismos y a uno le da la enfermedad, entonces uno SI se enferma, pero uno no se convierte en esa enfermedad. Si te da sarampión, por un tiempo, uno no se CONVIERTE en sarampión. Más bien la enfermedad (sarampión) hace que la persona llegue a estar enferma. Por lo que, de la misma manera, el tocar algo impuro SI te hace ritualmente impuro, pero NO te da las propiedades de ESA impureza en particular la cual tocaste…..uno no se convierte en ESA cosa impura.  Si uno toca un cuerpo muerto uno se convierte en IMPURO porque el estado de ese cuerpo muerto te profana porque el estado de ese cuerpo muerto estaba impuro. Y el resultado de la impureza es que uno no puede estar en la presencia de la santidad. Lo impuro trae profanación, el cual hace a la persona o el objeto impuro.  

El saber la sutil diferencia entre puro y limpio, inmundo e impuro, y su relación con la profanación puede ser de gran ayuda para nosotros en nuestro estudio del resto de Levítico y hasta del Nuevo Testamento, el cual habla de profanación en un sinnúmero de ocasiones.

Vamos ahora a leer  Levítico 12.

LEER LEVÍTICO 12

El capítulo 12 es corto y directo al punto; el mismo trata con el estatus de rito de una madre al igual que de su hijo recién nacido. Y el mismo nos dice que inmediatamente que nace el niño la madre se convierte en impura ritualmente…..inmunda. Si es un varón la impureza de la madre dura un total 40 días; para una niña el periodo de impureza se duplica a 80 días. Ninguna razón es dada  para esta diferencia en el periodo de tiempo entre los dos sexos y a nosotros nunca se nos dará una contestación directa de esta diferencia en ningún lugar de las Escrituras.  

Ahora, interesantemente, esos periodos de impureza ritual han sido divididos en dos etapas: la primera etapa (la cual es 7 días para los niños y 14 días para las niñas); pero la segunda etapa es un poco diferente que la 1era; con la 2nda etapa viene un estado de impureza un poco “menos” que los primeros 7 o 14 días….y esa segunda etapa de “menos” impureza es 33 días para un niño, y 66 días para una niña (date cuenta que 33 +7 = 40 y 66 + 14 = 80……40 y 80 siendo el número TOTAL de días de impureza después del nacimiento del bebe.  

La primera etapa de 7 o 14 días es descrita como siendo de la misma clase de impureza de la mujer que ha comenzado su periodo. Durante esta etapa ella no puede tener relaciones maritales con su esposo, y cualquier cosa en la que se haya sentado o acostado durante su periodo es considerado impuro; y, como cualquiera que este en un estado de impureza por CUALQUIER razón, ella debe de estar separada de cualquier cosa sagrada. Nosotros vamos a profundizar más en detalle en el capítulo 15, pero el tipo de impureza transmitido por la nueva madre no es de una naturaleza muy seria; generalmente el artículo o la persona que se ha convertido impura está solo en ese estado hasta la puesta del sol….hasta el final del día y el comienzo de un nuevo día.  

Nuestro pensamiento lógico inmediatamente se pregunta: ¿por qué una nueva madre es considerada inmunda? Debido a que el “porqué” es irrelevante en la manera en que los hebreos del tiempo Bíblico pensaban……y como nosotros estamos en busca de patrones y no de una serie de pruebas y razonamientos científicos o razonamientos lógicos, lo más cercano que podemos llegar al “porqué” es en el hecho que el patrón para una mujer dando a luz…..convirtiéndose inmunda y luego recuperando la pureza…está relacionado con el ciclo menstrual de la mujer. Y parece que el asunto entero de la CAUSA de la impureza contraída por esa nueva madre, no tiene que ver tanto con él bebe, sino que con la secreción de sangre asociada con el nacimiento. Según dice en el verso 7: LBLA Levítico 12:7 “Entonces él los ofrecerá delante del Señor y hará expiación por ella, y quedará limpia del flujo de su sangre. Esta es la ley para la que da a luz, sea hijo o hija.

Por lo que es el flujo de sangre que la ha hecho impura, y es de eso que ella necesita ser limpia; la razón no es que ella trajo una nueva vida al mundo. Este “flujo de sangre” es también llamado una secreción. Y nosotros vamos a encontrar en las próximas lecciones que las secreciones de hombres O mujeres son, en ciertos casos, una causa para hacer a la persona ritualmente impura…..inmunda. Y como el nacimiento de un hijo crea una secreción de sangre y fluido como también lo hace el ciclo menstrual de la mujer….Por lo que nosotros podemos ver la razón para la relación del patrón entre los dos en lo que respecta  a la mujer siendo inmunda.    

Han habido muchas teorías interesantes que usan como razón que Jehová por un lado instruye a la humanidad a ser fructíferos y multiplicarse ….y constantemente glorificar a la mujer que da a luz a muchos hijos (pero declara como triste aquellas que son estériles) y por otro lado declara que el resultado del proceso normal que ocurre mensualmente que alista a la mujer para embarazarse, y el proceso de traer esa nueva criatura a la existencia, deja a la mujer en ese estado inmundo…..ritualmente impura y sin poder acercarse a Jehová.

Yo ni tan siquiera me quiero tomar el tiempo para explorar esas teorías con ustedes porque después de considerarlas, la realidad es que son teorías de hombre que tratan de conectar estas leyes de pureza Bíblica con razones científicas y lógicas de salud y tabús antiguos….de los cuales ninguno es discutido en la Escritura como una razón para que existan esas leyes.  

Es en el verso 3 que nosotros obtenemos la importante ley que era en el 8vo día después del nacimiento que un varón debía ser circuncidado….la circuncisión era la señal del pacto que Jehová le dio Abraham y por lo tanto dice que ese niño está BAJO ese pacto. Obviamente, la elección del 8vo día tiene algo que ver con el ritual de pureza de la madre, porque el 8vo día de la vida del niño era el 1er día de la segunda etapa del ritual de impureza de la nueva madre……una impureza menor. Hay bastante simbolismo involucrado con la circuncisión en el 8vo día, pero vamos abordar eso en otro momento.

Durante esa segunda etapa de impureza ritual que comienza (después de 7 días) en el 8vo día después del nacimiento del niño, o (después de 14 días) y en el día decimoquinto (15) para una niña, y dura 33 días para un niño o 66 días para una niña, las relaciones maritales entre un esposo y una esposa pueden reanudarse. Pero debido a que la mujer permanece al menos en un grado menor de impureza ella no puede entrar a tierra sagrada ni tocar cosa sagrada. Ahora la definición exacta de que constituía una cosa “santa” o “sagrada” variaba un poco con el tiempo y de las enseñanzas de un rabino a otro. En general una cosa sagrada incluye cualquier cosa que iba a ser ofrecida para sacrificio en el Templo. Por lo que cuando la nueva madre era un Israelita común y obligada a participar en los rituales de sacrificios regulares, ella no podía tener nada que ver con el animal de sacrificio, o el alimento, o el procedimiento durante ese periodo de inmundicia; pero, cuando la nueva madre era la esposa del sacerdote, a ella también se le negaba de comer la porción del sacerdote tomada de un sacrificio que por lo general ella hubiera podido participar (recuerda, que la fuente primordial de alimentación para los sacerdotes y sus familias eran ciertas porciones especificadas de animales y ofrendas de granos ofrecidos por la gente común). Naturalmente esto NO quería decir que ella estaba carente de alimento diario o tenía que comer menos durante este tiempo; más bien el alimento que ella ingería no podía haber sido PREVIAMENTE usado como parte de un sacrificio. Los sacerdotes si tenían dinero….sus recursos primarios venían de ciertas ofrendas de reparación que requerían dar dinero en adición al animal……por lo que ellos podian comprar comida y otros articulos si así lo necesitaban.       

Después que el  periodo de impureza de 40 o 80 días había sido completado, la nueva madre estaba supuesta a traer dos tipos de sacrificios al Templo para completar el proceso de recuperar su pureza: el ‘Olah y el Hatta’at….una ofrenda de holocausto y una ofrenda de purificación. Yo no voy a repasar todos los procedimientos de estos dos tipos de ofrendas; ustedes pueden referirse a lecciones anteriores en Levítico si desean una detallada explicación. Aunque me gustaría señalar que junto con el sacrificio del ‘Olah era casi automático que el sacrificio Minchah se ofreciera. Por lo que realmente 3 sacrificios eran requerdios para la nueva madre.   

En lo que respecta al sacrificio del Hatta’at, el propósito en particular para este tipo de sacrificio (el final de la ceremonia del ritual de impureza para  la nueva madre) es parte de la razón que yo me subscribo a llamar el Hatta’at una “ofrenda de purificación” en vez de la manera más común de traducirlo “ofrenda de pecado”. La “ofrenda de pecado” en representación para el Hatta’at nos da la impresión errónea de su propósito…..que algún tipo de pecado ha sido cometido y por lo tanto debe ser expiado. Pienso que están comenzando a ver, la inmundicia (impureza ritual) no involucra al pecado necesariamente como nosotros pensamos del mismo. Parece NO haber pecado puesto sobre una nueva madre que la haría inmunda; el quedar embarazada, estar embarazada, y dar a luz de ninguna manera era pecaminoso. Más bien es una descarga de sangre natural y normal acompañada del nacimiento de un bebe que la hace impura. El Hatta’at generalmente es llevado a cabo como el acto final en una serie de rituales que toma a una persona impura de regreso a un estado de pureza ritual….y solo ocasionalmente es algún PECADO definido la causa para la impureza ritual que está siendo curada.      

Déjenme tomar un momento para decirles que yo creo que ustedes van encontrar interesante e informativo y también puede ser útil el entender ciertos aspectos del trabajo expiatorio de Yeshua en cada una de nuestras vidas.

 Nosotros hablamos hace un tiempo atrás que el estado normal para la MAYORIA de las cosas es puro…..ritualmente puro. La excepción (en el mundo físico) seria esos animales y otras cosas que Jehová, por Sus propias razones misteriosas, ha designado como INMUNDO. La humanidad (los gentiles) PUEDEN convertirse en inmundo al entrar en ciertas conductas (como la prostitución).

El principio de Dios aquí es qué cosas normalmente puras pueden ser contaminadas y degradadas a un estado de impureza ritual…..al cometer actos inmundos o estar en contacto con objetos inmundos. O cosas puras pueden ser santificadas, criadas y hechas santa, por decreto de Dios. Pero ninguna cosa INMUNDA puede ser elevada directamente a un estado de santidad; ni una cosa inmunda puede ser permitida en la presencia de la santidad. Déjenme ser claros en esto, ya que aplica completamente al NT: una cosa que es inmunda PUEDE EVENTUALMENTE ser traída a un estado de santidad UNA VEZ PRIMERO haya sido traída hacia el estado intermedio PURO. Es solo que una cosa que está en un estado de INMUNDICIA no puede ser declarado santo directamente desde su estado actual de inmundicia. Una cosa inmunda no es elegible a convertirse en sagrada hasta que PRIMERO sea pura.  

Nosotros tenemos este ejemplo perfecto de esto en Levítico 12. La nueva madre es declarada por Jehová estar en un estado de inmundicia inmediatamente seguido del nacimiento del bebe. Ella NO puede ser parte de la adoración regular de su familia ni de la comunidad religiosa PORQUE ella es impura, y toda impureza debe ser mantenida separada de la santidad. Por lo que un bloque de tiempo es legislado por Jehová que ella debe de esperar para que su impureza ritual termine (40 días para un varón, 80 días para una hembra). No hay manera de acortar este periodo de tiempo.

Y al final de este bloque de tiempo, como vamos a ver en capítulos subsiguientes, la nueva madre va a ser parte  de unos baños rituales (ella va ser sumergida en un Mikvah) que oficialmente marca el final del periodo de impureza. Después de pasado el tiempo y luego sumergida, ENTONCES es pura. PERO, ella TODAVÍA NO HA entrado de regreso al estado de santidad que ella tenía inmediatamente ANTES de dar a luz. Después del periodo de espera y de sumergirse en el Mikvah, ella es hecha pura, pero todavía no está de regreso en una relación renovada con Dios; los sacrificios logran eso.

Por lo que date cuenta de la progresión: la nueva madre es impura Y como resultado su estado de santidad es temporeramente suspendido. Para poder regresar al estado de santidad que estaba al alcance para Israel por parte de Dios, ella primero tiene que convertirse en ritualmente pura porque como persona impura ella no puede estar en la presencia de la santidad (el Templo). UNA VEZ ella está pura nuevamente, AHORA ella está autorizada a traer el sacrificio que le permite volver a obtener el estatus de santidad, no hay atajos. Por lo que nosotros hemos aprendido que NO fue el traer esa nueva vida al mundo; el bebé no fue la causa de su impureza: más bien, como dice el verso 7, fue la secreción, o flujo de sangre que trae consigo el proceso del nacimiento el que trajo la impureza. Y nosotros encontramos que la Torá compara el tipo y nivel de impureza para la nueva madre con la mujer que está en su ciclo mensual; en ambos casos, ella esta impura por un periodo de tiempo, y se le niega la entrada de estar en la presencia de la santidad hasta que ese tiempo pase y ella es sumergida.

Continúen prestando atención, porque solo tengo meras palabras para explicar un misterio espiritual que parece ser un proceso mecánico, pero que no lo es. Para comenzar yo quiero reiterar de la manera más fuerte posible que el término impuro NO es un estado en el que un creyente en Yeshua enfrenta. Damas, como creyentes, ustedes NO se convierten en ritualmente impura cada mes, ni durante el nacimiento de un hijo. Como resultado de su confianza en Cristo, USTEDES permanecen santas y puras. De hecho, como yo les he explicado, con todo lo que yo puedo verificar de las Sagradas Escrituras ningún creyente puede jamás ser contaminado a una condición impura siempre y cuando SEA un creyente….porque la sangre expiatoria de Yeshua está trabajando en cada momento. En nuestro mundo de tiempo y espacio temporero el sacrificio de Cristo en la cruz es “para una vez y por todas”. Eso fue un evento de una sola vez. En términos de la Torá y el Antiguo Testamento y el sistema de sacrificio, uno diría que SU única ofrenda de sacrificio de Su propio cuerpo satisface todo lo que necesitaba un ritual de sacrificio para expiación. Aunque, el mundo espiritual donde no hay espacio ni tiempo, es como SU sacrificio siendo continuo. No es otro y otro y otro….es el mismo, continuando, sin fin, eterno.  

Ahora, el pecado….al menos en el sentido de mala conducta o desobediencia o rompiendo una de las leyes y regulaciones Levíticas…..obviamente no está en juego aquí en la manera de impureza ritual para la nueva madre, por lo que nosotros vemos que no podemos equiparar la comisión de pecado con el llegar a ser impuro en cada caso.  Aunque impuro ESTA asociado con el pecado.

Déjenme explicar: de la misma manera que algunos no creyentes, personas….maravillosas, bondadosas, amorosas (pero no salvos) pueden PARECER que viven una vida casi perfecta (por ejemplo Gandhi), una vida modelo que en ocasiones yo desearía vivir….de hecho, aun cuando ellos no cometan ningún pecado su misma naturaleza es pecaminosa debido a  su relación con Adán y Eva. Los cristianos llaman esto su naturaleza pecaminosa, y al igual que su mala conducta…..la comisión de transgresiones identificables en contra del Padre….deben de ser expiados. Es por eso que se dice que los bebes inocentes que ni tan siquiera han tenido la oportunidad de cometer desobediencias en contra de Dios, están todavía en un estado pecaminoso……porque cargan en su naturaleza el resultado de la caída de nuestros ancestros terrenales que tenemos en común, Adán y Eva.  Es en este sentido donde el pecado y lo impuro se encuentran. Nuestra naturaleza pecaminosa va a eventualmente producir impureza. No hay nada que podamos hacer acerca de eso….EXCEPTO…depender en el trabajo expiatorio de Yeshua trabajando por nosotros.

ANTES de Cristo era el sacrificio ‘Olah…lo que nosotros típicamente llamamos ofrenda de holocausto…que fue diseñada para expiar, NO para actos de conducta pecaminosa o desobediencia….pero para la naturaleza pecaminosa e impura de los Israelitas. Si ustedes recuerdan nuestras lecciones anteriores en Levítico primero discutimos los sacrificios del ‘Olah y el Minchah; y de hecho estos sacrificios no tenían nada que ver con cometer violaciones en contra de Jehová. No fue hasta que nosotros discutimos los sacrificios del Hatta’at, Asham, y el Zevah que la Torá comienza a tratar con pecados en contra de Dios y la impureza que el pecado produce. Y date cuenta que es el sacrificio del ‘Olah el que es requerido en Levítico 12 para la nueva madre…..un sacrificio que tiene que ver con la expiación para su naturaleza pecaminosa y luego, el Hatta’at también es requerido porque tiene que ver con purificación….que es el precio que es pagado por moverse de un estado impuro a un estado puro…..Jesús paga el precio por nosotros movernos de la impureza a la pureza (como el Hatta’at), y por movernos de puro a santo (como el ‘Olah).

Nosotros también vemos que un proceso orquestado cuidadosamente tenía que ocurrir para traer a la nueva madre de regreso de impureza, a un estado de pureza, y de ahí a un estado restaurado de santidad. El primer paso era esperar el tiempo requerido, 40 días para un niño, 80 días para una niña. El paso dos (el cual vamos a ver en capítulos más tarde) era un baño ritual….sumergirse en un Mikvah. Esto la trae de un estado de contaminación de impureza ritual, de regreso a un estado de pureza ritual, puro.  

Y ahora que ella está pura nuevamente, ella es ELEGIBLE para ser santa. Para obtener este estatus de santidad ella debe de ofrecer dos (realmente 3) sacrificios de expiación….el ‘Olah y el Hatta’at. Si los sacrificios son llevados a cabo correctamente ella es consagrada y hecha aceptables a Jehová……y re-admitida al grupo (el grupo siendo Israel) como una persona santa. Por lo que, en mi analogía de la escalera de santidad, ella presumiblemente comienza su embarazo en un estado de santidad. Su meta ahora es hacer que vaya de regreso en la escalera…de impuro a puro….y luego de puro a santo.   

Las etapas de llegar a ser santo trabajan así con nosotros, hoy en día. Primero, aun cuando comenzamos la vida en un estado puro, nuestra naturaleza pecaminosa inevitablemente nos lleva a conductas impuras por lo que nosotros debemos SALIR de nuestra impureza de regreso a un estado puro. Como Pablo explica en LBLA Efesios 5:5  Porque con certeza sabéis esto: que ningún inmoral, impuro, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Y luego en LBLA 2 Corintios 6:17 Por tanto, salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor; y no toquéis lo inmundo, y yo os recibiré.

Cuando nosotros escuchamos a Yeshua llamándonos y hacemos la decisión que nosotros vamos a ser miembros del Reino de Dios, abandonando todo lo que está en contra de Dios…..esto nos remueve de un estatus del mundo en su totalidad y nos une a Israel y a sus pactos (como yo he discutido a profundidad, este es el verdadero Israel espiritual, no el Israel físico terrenal). Una vez nosotros somos limpios por Yeshua (como la fuente de agua viva), entonces nosotros podemos ser hechos santos y aceptables a Dios por Su sangre. Ahora como esto es un asunto espiritual, todo sucede simultáneamente para nosotros….no es como que podemos discernir estos distintivos pasos de impuro, a puro, a santo como vemos aquí en Levítico. Pero el principio espiritual para el proceso es enseñado aquí en el capítulo 12, y en otros lugares en la Torá; como uno podemos ir de impuro a santo es desglosado en pedazos para que nosotros podemos ver y entender….el cual yo mantengo, que es el principal propósito de la Torá; para permitirnos ver y conceptualizar y entender algunos principios espirituales que son infinitos…..entre los primordiales siendo que es el pecado y que es santidad…en una manera que nuestras mentes carnales pueda captar.    

Ahora no me pregunten como todo esto sucede en cada individuo…o en qué momento exacto nosotros vamos de impuro a puro, y luego de puro a santo. Yo sospecho que es un poco diferente para cada individuo….pero tal vez no, aunque, el proceso SIEMPRE ha sido el mismo, y la necesidad para un sacrificio de sangre para llevarnos de lo puro a lo santificado y santo es necesario como siempre ha sido. En el tiempo antes de Cristo, era una serie de sacrificios específicos, llevados a cabo una y otra vez, para llevar a cabo este proceso; desde la venida de Yeshua, es SU sangre la necesaria…..no la sangre de animales. Y, de mayor importancia y Buenas Nuevas para nosotros ya no hay más escalera de santidad para subir, te caes, y vuelves y subes otra vez. Un creyente permanece santo, y generalmente hablando, NUNCA puede estar en un estado de impureza, aun si llegara a estar en contacto con algo impuro. Nosotros ciertamente podemos estar en un estado de rebeldía….el cual es básicamente un tiempo prolongado de desobediencia a Jehová…pero aun ESO no nos hace impuros….o más importante, nosotros no perdemos necesariamente nuestro estatus santo (pero aparentemente nos puede llevar a perderlo). No olvidemos, que aunque la desobediencia generalmente no nos cuesta nuestra salvación, la misma ciertamente es un asunto importante para el Señor. Si nosotros lo amamos a ÉL, porqué nosotros vamos a querer ser desobedientes a ÉL. Según Pablo dice en LBLA Romanos 6:1 ¿Qué diremos, entonces? ¿Continuaremos en pecado para que la gracia abunde?    

Aun cuando más tarde vamos a cubrir aspectos del proceso de llegar a ser  puro de un estado impuro permítanme señalar algo que voy a volver a tocar más tarde: el agua es el agente purificador, mientras que la sangre es el agente de expiación. Es el agua que es usada (sumergirse) para hacer una persona impura o cosa pura, pero es la sangre la que hace a una persona o cosa pura santa.  

Es por eso que se nos dice que cuando el soldado romano clavó la espada en el cuerpo sin vida de Jesús, agua brotó junto con sangre. Jesús se llamó ÉL Mismo “agua viviente”. Agua viva era necesaria para purificar,  la sangre era necesaria para expiación. Nosotros por lo general cantamos sobre la sangre de nuestro Salvador; pero de hecho Su sangre hubiera sido de ningún uso para nosotros si ÉL no nos hubiese (en un sentido espiritual) sumergido PRIMERO en SU agua viva. Esa pequeña declaración en el NT acerca de la agua y la sangre que brotó de su costado tenía gran significado para los judíos que lo presenciaron porque ellos entendían la necesidad del agua y la sangre.

OK. Eso es suficiente en lo que respecta a la impureza y al nacimiento de un niño. Levitico 13 y 14 ahora hablan sobre impureza ritual como resultado de una enfermedad de la piel. Y aun cuando suene raro, estos capítulos hablan sobre “enfermedades de la piel” de objetos inanimados: específicamente de ropa y de casas.

Por lo que, vamos a continuar con nuestro aprendizaje en Levítico 13 sobre rito de pureza. LEER LEVITICO CAPÍTULO 13:1-8

Los capítulos 13 y 14 son bastante extensos y complejos y están llenos de instrucciones detalladas. Por lo que nosotros tenemos que dividirlo en porciones pequeñas para poder digerirlo. El capítulo 13 versos 1-46 trata con enfermedades de la piel en humanos; versos 47-58 trata con las tan llamadas “enfermedades de la piel” en tela y piel. Cuando lleguemos al capítulo 14, nosotros vamos a tratar con enfermedades de la piel en las casas.    

Para propósitos nuestros, nosotros vamos a dividir esto en pedazos  aún más pequeños, comenzando con los primeros 8 versos del capítulo 13; porque aquí nosotros obtenemos unas instrucciones de como los sacerdotes determinan si los síntomas generales del paciente son de una naturaleza seria o son algo transitorio que no es tan serio y que probablemente sana sin ningún problema mayor a la persona afligida o que presente un peligro para su comunidad.    

Aqui nosotros vemos que los sacerdotes toman un nuevo papel que le suma a la lista existente de obligaciones como oficiadores de los rituales, guardianes de la santidad de Jehová, y maestros. Su nuevo papel tiene un aspecto médico ya que deben diagnosticar la enfermedad de la piel, y decidir si esa persona debe estar en cuarentena. Y ellos también deben decidir CUANDO la enfermedad ha sanado completamente y cuando la persona puede ser permitida de regreso en la sociedad. Más tarde los sacerdotes van a prescribir y presidir unos ritos de purificacion muy elaborados.  

Ahora recuerda que se pensaba que el tzara’at era la manifestación exterior de la condición interior espiritual de la persona; que ciertas enfermedades de la piel (no todas las enfermedades de la piel) era la manera en que el Señor hacía para que tu condición interior de impureza (que hasta ahora solo la conocia Dios) fuese hecha visible para todos ver.  

Lo importante para nosotros es captar que el sacerdote NO tomaba el papel de doctor o sanador. Ellos no le decían a la persona como deshacerse de esa enfermedad de la piel, o hacían un conjuro de algún tipo de oración sobre ellos, no le daban una poción, una cura, o una medicina o un bálsamo para aliviar la picazón, el sangrado o el dolor.  

 Ellos no instruían al afligido en cómo tratar con la enfermedad de la piel per se; más bien, su trabajo era sencillamente determinar si  esa persona ciertamente TENÍA esa enfermedad de la piel, en que categoría caía, y si esa persona necesitaba ser aislada del grupo…y, cuando (si alguna vez) esa persona podía unirse de nuevo a la comunidad y que pasos (desde un punto de vista de rituales) eran necesarios para que eso sucediera. Verdaderamente este papel era sencillamente la extensión de uno que ya ellos tenían: distinguir entre lo puro y lo impuro.

Lo que es generalmente traducido como “enfermedades de la piel” en la Biblia en hebreo es tzara’at. Desafortunadamente, la MAYORÍA de las Biblias en ocasiones inyectan el término “lepra” para tzara’at y sencillamente ese no es el caso. La lepra, o lo que comúnmente se conoce hoy en día como la “enfermedad Hanse” en la comunidad médica, no es para nada lo que está siendo descrito en Levítico. Me apena ser el que destruye otro de los estereotipos y escenas erróneas de muchas películas de la Biblia, pero la lepra era rara; en Egipto no hay evidencia de las enormes cantidades de registros públicos o de los cientos de cientos de esqueletos y momias excavadas y examinadas, que la verdadera lepra existiese en Egipto antes del 5to siglo. Y, aun cuando hay evidencia que existía en Canaán y el área de Palestina durante el tiempo de los Israelitas, la misma era ciertamente rara; por lo que el retrato mental de una colonia grande de leprosos, sencillamente no existía. Y tampoco el sacerdote en ocasiones se encontraba alguien con lepra.

Esto viene de un error en entender la palabra griega del NT “lepra”, la cual fue escogida para traducir la palabra hebrea tzara’at; la misma fue eventualmente usada como lepra, y lepra era, la enfermedad más temida. Ya que la lepra es tan dramáticamente grotesca en su apariencia y mortal como resultado, que la misma era prescindible para las historias Bíblicas y sermones; por lo que la traducción de tza’rat como lepra quedó clavada aun cuando las comunidades teológicas y médicas hacía mucho tiempo atrás, habían determinado a lo que se estaban refiriendo aquí en la Biblia tenía poco o nada que ver con lepra. Interesantemente los griegos SI tenían una palabra precisa para lo que nosotros comúnmente pensamos como lepra, o más exactamente la enfermedad Hansen: elefantiasis. Y naturalmente ustedes no van a encontrar una palabra griega para elefantiasis en el NT porque eso no es lo que es.  

Además, tzara’at no es una enfermedad específica, sino un término general para toda la gama de enfermedades de la piel y anormalidades de la piel, por la cual la Ley deja a una persona ritualmente impura.

El consenso en general es que la enfermedad de la piel descrita en Levítico se parece más a Psoriasis, Favus, y Leucoderma. Psoriasis es una enfermedad de la piel que no es contagiosa, que puede implicar una pequeña parte de la piel hasta prácticamente el cuerpo entero. Las escamas de Psoriasis son generalmente un color blanco brillante, pero si uno se rasca debido a la continua picazón asociada con la condición, las células debajo tienen un color más rojizo. Para todo propósito práctico la Psoriasis no es algo que afecta la condición de salud en general de la persona y no es considerada letal, pero un caso severo puede ser bastante debilitante.

 Por otro lado, Favus, es más serio. Es un hongo que ataca las áreas del cuerpo con mucho pelo, normalmente solo cuero cabelludo. Favus es bastante contagioso y debido a que afecta las capas de la piel más profundas al igual que los folículos del pelo la misma puede dejar desfiguramiento permanente y en adición calvicie en las áreas donde la enfermedad deja cicatriz.

Leucoderma es una enfermedad de la piel que hace que la piel pierda su color natural y se torne blanco. La misma generalmente ocurre en manchas y solo afecta el pigmento, el cual está presente en las capas superiores de la piel.

Esta lista no es una exhaustiva, pero nos da una buena idea de cómo se veía el tzara’at.  Lo que nosotros vemos es que estas diferentes formas de tzara’at no son generalmente letal, ni generalmente afectan la salud en general del paciente, como lo hace la lepra. Generalmente esto son molestosas enfermedades de la piel….aun cuando algunas pueden durar toda una vida; pero yo no quiero minimizar el sufrimiento ya que sé que algunas de estas enfermedades traen una gran cantidad de dolor y picazón que puede volver a la gente loca….y nosotros no debemos pensar que la deformacion y las marcas físicas que algunas de estas enfermedades causan, aun cuando generalmente no son mayores, eran menos importante a la siquis de esos hebreos de antigüedad de lo que pueda ser para nosotros.

Por lo que definitivamente hay un aspecto médico a las reglas de Dios en lo que respecta al tzara’at, la misma no tiene que ver tanto con proteger a la comunidad de enfermedades letales….porque el tzara’at no era una enfermedad letal. Más bien tenía que ver con el ritual de pureza que con estar enfermo. Las consecuencias del tzara’at eran devastadoras en otras formas; una persona que era declarada impura por tener tzara’at es puesta fuera del campamento…lejos de su familia y la sociedad….y dependiendo de la condición, tal vez él o ella serían desaparecidos de por vida. Y esto no es solo para la esposa o esposo, o los hijos, o la tribu; esta persona es separada de Dios. Él es impuro….no apto para vida en la santa comunidad de Dios y por lo tanto no apto para ser aceptado por Jehová. Si un sacerdote contraía tzara’at él perdía su noble estatus como siervo especial de Dios y en adición sufría el dolor y la humillación de ser enviado fuera del campamento. Por lo que nosotros necesitamos captar que el temor de los hebreos de tzara’at primordialmente se enfocaba en la profanación que traía sobre ellos, y la separación prescrita de Jehová y del pueblo de Dios que venía como resultado.    

Imagínense, mis amigos cristianos, si un día usted se levanta con una mancha con escamas en su brazo, va donde su pastor o rabino y el determina que es Psoriasis y le dice que nunca más debe regresar; que usted debe dejar a su familia y comunidad; que usted ha sido excomulgado de la familia de Dios, que usted ha perdido su estatus de santo y de salvo, y que a menos que la Psoriasis se vaya, la excomulgación seria su estatus permanente hasta el día de su muerte. Su relación con Jehová ha llegado a su final y usted no tiene absolutamente ningún remedio. Su única esperanza es sí milagrosamente desaparece. Y claro que, gracias a Jesucristo, los creyentes  no tienen que temer a esto…..pero este ERA el caso con los hebreos antes de Cristo. ¿Da miedo verdad? Terrible y devastador. ¿Cómo es que nosotros podemos ver esto de otra manera? Y esto no era tradición rabínica la que estamos viendo aquí; estas son instrucciones y mandamientos ordenados por Dios. El estar impuro es un asunto espiritual MUY serio…..y el mismo no ha parado de ser….porque es una amenaza para, y lo opuesto de, la santidad. Y nosotros siempre debemos recordar que Jehová VA a proteger Su santidad a cualquier costo…..de esto somos recordado una y otra vez en la Escritura. Si Jehová tiene que destruir todo el universo para proteger Su santidad de la impureza, ÉL lo hará. Y de hecho, a nosotros se nos dice en Apocalípsis que esto es exactamente lo que él va hacer.

Nosotros continuaremos con el capítulo 13 la semana que viene.

Minchah Prayer 10-18-17

image_pdfimage_print

Father… “Where can I go to escape Your Spirit?

             Where can I flee from Your Presence?”

Why would we want to flee or escape?

Maybe we want to pursue our own ways, gratify our own desires.

Even though You don’t ask we add.

Even though You say no, we justify yes, through our own sense of right and fair.

Our wants we add to Yours, spinning our motives to make it seem ok, just knowing You will understand and not be displeased.

“…You have probed me, and You know me.”

You see through us though, and we know You know.

Father, bring us to our senses about what is really acceptable and pleasing to You and strengthen us to refuse those deceptive delicacies the evil one offers.

May the voice of Your Word be audible in our minds in all we face and must deal with.

We flee the world. We escape to You.

Thank You Abba, that You have prepared us a Way.

In Yeshua’s name we pray,

Amen.

Levítico Lección 18 Capítulo 11 cont. 4

image_pdfimage_print

Levítico

Lección 18 Capítulo 11 continuación 4

 Hoy nosotros vamos a continuar el muy complejo asunto de puro e impuro, santo y común, y la dieta kosher y no kosher. Yo quiero comenzar diciendo que yo no pretendo tener toda la verdad de estos temas. Hay denominaciones enteras y sectas judías que han sido construidas alrededor de los mismos, por lo que hay una gran variedad de creencias. Yo les estoy diciendo lo que yo creo que es el caso.   

Nosotros vimos Marcos 7 la semana pasada y yo les demostré que, como con toda la Escritura, uno debe poner cada verso dentro de su propio contexto Y su propio contexto cultural para el tiempo. El hacer lo contrario es perder el tiempo y puede crear y perpetuar doctrinas llenas de errores. El contexto propio de Marcos 7 no era el comer comida kosher; más bien el mismo trataba con los rituales de lavado de manos que habían sido instituidos por varios Rabinos. Este lavado de manos no tenía nada que ver con el aseo; la misma tenía que ver qué hacer con las manos que iban a tocar la comida kosher ritualmente puras, si no la impureza de las manos seria transferida a la comida y anulaba su estatus de pureza.  

Ahora vamos a ir a otro lugar en el Nuevo Testamento donde dice que la impureza (al menos de la comida) fue abolida: Romanos 14.

LEER ROMANOS CAPÍTULO 14 completo

Ahora, este capítulo….muy típico de Pablo…..parece confundir un poco más el tema de la comida kosher: pero hay una información aquí que nos puede ayudar. Pero primero vamos asegurarnos que tengamos el contexto claro….este capítulo está hablándoles a los creyentes. De hecho el mismo está hablando primordialmente a los creyentes gentiles en Roma; creyentes gentiles quienes vivían en una cultura pagana y quienes no sabían NADA sobre la Torá. Y especialmente de las leyes de pureza judía que habían sido elaboradas y expandidas por siglos por los eruditos y Rabinos. 

Permítanme repetir eso porque esto es clave; al igual que el Antiguo Testamento entero y todo el Nuevo excepto una pequeña fracción está hablándoles a los judíos dentro de una cultura judía, hay unos pocos lugares que hablan a los gentiles dentro de una cultura gentil. Romanos, Corintios, Gálatas, Colosense, y Efesios tienen secciones dedicadas a los gentiles, y usan una terminología burda gentil (recuerda, Pablo ERA un judío) y Romanos 14 es una de esas secciones.   

Este capítulo comienza discutiendo dos clases de creyentes (ambos gentiles): aquellos que son débiles en la fe, y aquellos que son fuertes en la fe. La idea es que los débiles en la fe son fácilmente influenciados, ellos se ofenden fácilmente, ellos no están seguros y dudan de asuntos espirituales y por lo tanto fácilmente pueden dudar si lo que creen es verdaderamente cierto.

Más directo al punto, estos creyentes débiles son algunos gentiles quienes no han madurado lo suficiente en su nueva fe, para dejar atrás costumbres de la cultura Romana que había sido profundamente incrustado que incluía los días sagrados Romanos (habían docenas de días sagrados porque habían tantos dioses y diosas), festivales religiosos a estos dioses Y al emperador, hasta llamados días de reposo (Sabbaths) convocados por el gobierno romano. Esos gentiles quienes son identificados como los que son fuertes en la fe son aquellos quienes han (a pesar de la familia y presión social) dejado la mayoría de estas costumbres de la cultura romana que ofende los principios dentro de la Sagrada Escritura, y en medio de este mundo gentil que ellos viven han adoptado los principios de la Torá. Estos tan llamados creyentes que son fuertes en la fe  son seguros en su fe, ellos saben por qué ellos hacen lo que hacen, son entendidos de otros quienes practican sus creencias un poco diferente, y por lo tanto pueden resistir mejor a las personas que puedan venir y preguntar, o criticar, sus propias prácticas religiosas.      

Esta era la audiencia de Pablo en el libro de los Romanos. Por lo que él tiene que explicar muchos asuntos espirituales a muchos gentiles completamente ignorantes con trasfondos paganos….y él también tiene que hablar a una minoría de su audiencia que consiste en judíos que se basaban en tradición (mayormente judíos Mesiánicos) quienes hacía mucho tiempo atrás habían dejado a un lado la mayoría del propósito intencionado y significado de la Torá. La mayoría de estos judíos hacía tiempo que habían emigrado al Imperio Romano por lo que estaban completamente indoctrinados a la cultura Romana. Y claro que estos nuevos creyentes traían mucho de sus creencias y tradiciones falsas, de dondequiera que fuera su trasfondo, con ellos….generalmente ni reconocían estos engaños por lo que realmente eran ya que estaban enraizados en sus vidas…al igual que es para nosotros, hoy en día.  

Por lo que Pablo explica que la comida nunca debe ser una excusa para discordia entre los creyentes. Todas las cosas deben ser hachas para honrar a Dios. Nadie debe ser crítico de un hermano o una hermana en Cristo que come diferente de ellos. Lo que es más importante es no comer, o tomar vino, o hacer algo de una manera que cause que tu hermano más débil tropiece. ¿Por qué? Porque todo esto tiene que ver con el Reino de Dios….del cual el Israel espiritual es parte. En esta realidad espiritual nueva  aun cuando los alimentos puros e impuros existen todavía, para los creyentes que componen el verdadero, Israel espiritual, el ritual toma una nueva luz.  

Luego Pablo dice algo en el medio del capítulo 14 que yo creo que nos trae al punto crucial en lo que respecta a las leyes dietéticas: él dice, en la última mitad del verso 14 “pero para el que estima que algo es inmundo, para él lo es”, y más tarde en los verso 22 “La fe que tú tienes, tenla conforme a tu propia convicción delante de Dios. Dichoso el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba. 23 Pero el que duda, si come se condena, porque no lo hace por fe; y todo lo que no procede de fe, es pecado”. El también señala que nada es impuro por sí mismo….eso es, por ejemplo, un halcón, o un cerdo, no fue creado físicamente impuro. Esto no es un asunto de higiene o saludable versus no saludable. Es una designación que Jehová le dio a ciertas cosas; yo no estoy seguro de todas las razones para Sus elecciones, pero lo que yo estoy seguro es que Jehová NO creó algunas especies de animales defectuosas.

Y, yo también estoy seguro que todo esto tiene que ver con enseñarle a la humanidad sobre principios espirituales de una manera en la que nosotros podemos ser enseñados.

Mientras que la mayoría de la iglesia ha decidido que la declaración “nada es inmundo de sí mismo” quiere decir que las leyes dietéticas Kosher ya no aplican, otros elementos de la iglesia lo usan para decir que la homosexualidad, la bestialidad, hasta el adulterio ya no aplican. Ellos dicen que la declaración de Pablo valida el concepto de relativismo moral por medio del cual como dice más tarde en Romanos 14,  “Lo que es importante es que cada uno esté convencido en su propia mente”.  

 Ahora algunos de ustedes pueden burlarse  y hasta decir, ¿cómo puede ser que segmentos de la iglesia digan que esas dos declaraciones juntas establecen el relativismo moral como un principio ordenado por Dios? Bueno, eso es lo que dice, ¿verdad? Si uno declara que lo impuro ha sido completamente abolido, y que nosotros podemos ir por ahí decidiendo lo que es puro e impuro para nosotros, ¿entonces porqué uno discutiría en contra del acto anterior de tener sexo con los animales como ahora siendo perfectamente bien antes los ojos de Dios? O acaso como todo ha sido declarado puro entonces el acto impuro de prostitución también está perfectamente bien. Miren, yo no les estoy dando situaciones hipotéticas; esto ha estado sucediendo por siglos dentro de la iglesia. ¿Puedes ver donde esta clase de cosas nos puede llevar?    

Hermanos no es posible el (por un lado) tener a Cristo declarar durante el Sermón del Monte que ni una jota de la Torá EL ha dejado a un lado, y que cualquiera que enseñe tal cosa será considerado menos en el Reino de los Cielos; pero en el otro que ÉL HA abolido las leyes de puro e impuro. ¿Por lo que, qué es lo que esta desprovisto aquí?

Nosotros todos inherentemente sabemos que la bestialidad y la prostitución no han sido declarado como aceptable a Dios. Por lo que para remediar este misterio algunos escogen donde lo impuro ha sido abolido (la comida siendo el blanco preferido) y otras veces lo impuro todavía existiendo. Una razón por la cual Pablo es estudiado, y en ocasiones denigrado, es porque PARECE estar contradiciéndose de una epístola a la próxima o (como aquí) hasta dentro del mismo verso. Yo creo que, afortunadamente,  he adquirido cierta visión a este malentendido que me gustaría compartir con ustedes.  

Lo que Pablo está diciendo cuando él dice que cada uno tiene que llegar a una decisión para algunas cosas en lo que respecta a los rituales de pureza es esto: yo he citado en numerosas ocasiones que a veces nosotros necesitamos ser un poco más respetuosos y entendidos de las tradiciones judías porque la mayoría de las veces ellos sencillamente son un intento honesto para llenar unos espacios en blanco muy sustanciales dejados en la ley y en las regulaciones de la Torá. Hay tantos principios amplios expuestos en la Biblia pero cuando viene a los detalles de CÓMO exactamente instituirlos, nosotros tenemos muy poca (si alguna) dirección solida de las Escrituras. Los hebreos han estado bregando con este problema por siglos y el resultado fue las voluminosas Tradiciones judías, algunas de las cuales verdaderamente fueron llevadas más allá. Aunque, hubo cientos de problemas legítimos que tenían que ser decididos por alguien; entre los judíos esto era una tarea ya lograda.

Pero, entre los gentiles de Roma (estos nuevos creyentes) ellos estaban ahora comenzando a tratar con estos problemas y Pablo estaba explicando que ellos NO estaban obligados a siempre hacer las cosas como los judíos habían decidido que ellos lo hicieran. Por lo tanto al ellos tropezar con todos estos asuntos tan difíciles, ellos debían usar lo que habían aprendido para establecer su propia solución. Y eso es exactamente lo que ha pasado  con la iglesia gentil; cada una de los miles de denominaciones han llegado a sus propias soluciones para llenar los blancos. Y, nosotros generalmente nos sentamos y atacamos el uno al otro porque nuestra solución es ordenada por Dios pero la de otros no lo es. Pablo les está diciendo a estos creyentes gentiles de Roma que NO hagan eso.

No hay duda que cualquiera quien haya sido un cristiano por más de unas pocas semanas prontamente encuentra que la Sagrada Escritura nos da principios y mandatos los cuales en ocasiones nos ponen en un aprieto. Es que nosotros nos encontramos en situaciones donde nos cuesta mucho saber qué hacer para obedecer a Jehová, porque dos o más principios de Dios que aplican a nuestra situación parecen estar en contradicción el uno con el otro; si uno obedece uno, podemos estar desobedeciendo el otro.   

Esta situación de qué hacer cuando las reglas chocan era un problema diario entre los judíos en los días de Jesús y lo mismo continúa sucediendo. El método usado por los Rabinos para resolver estos problemas involucraba una técnica llamada, en hebreo,  kal v’homer (llamado vom-air); literalmente quiere decir “liviano y pesado”. La idea era que cuando no era posible seguir las reglas de la Torá que podían aplicar a una situación porque las mismas están en conflicto, la solución era decidir cuál regla cargaba el mayor peso….liviano y pesado. En otras palabras, al igual que en nuestro sistema de leyes, a través del cual dos o más leyes pueden estar en juego en cierta situación, la obligación del juez es decidir cuál de esas leyes es preminente para este caso. Esa es la esencia del  kal v’homer (llamado vom-air).

Permítanme darle un ejemplo sencillo, pero de la vida real. Durante la 2nda guerra mundial, Corrie Ten-Boom escondió judíos de los Nazis que eran destinados a ser arrestados y exterminados. En muchas ocasiones ella fue confrontada  por las autoridades locales, preguntándole si ella conocía el paradero de tal y tal persona judía, y claro que, su contestación siempre fue que “no, que ella no sabia donde estaban”ahora, las Escrituras hacen perfectamente claro que el mentir es pecado, bajo cualquier circunstancia; no hay tal cosa como “mentira justa”. ¿Debió Corrie Ten-Boom haber dicho la verdad, aun cuando significara entregar aquellos judíos a los Nazis, y dejarlos bajo la providencia de Dios para decidir su destino? Después de todo, en adición a mentir, ella también estaba violando las debidas leyes que aplicaban a la sociedad en la cual ella vivía. Y, ¿acaso no nos dicen que nos sometamos a la autoridad de nuestro gobierno humano porque la mano de Dios crea todos los gobiernos?

Por otro lado, la Biblia hace claro que toda vida humana es preciada para Jehová. Y que el asesinato, el matar injustificadamente, es un pecado terrible. Y que la vida humana de un judío es en cierto sentido hasta MÁS importante para Jehová porque ellos son SU pueblo, la niña de SU ojo.

Como nosotros hemos aprendido de estudiar la Torá los pecados son ciertamente clasificados y algunos son peores que otros. Y los Rabinos se dieron cuenta y dependían de ese hecho….si no, no habría absolutamente ninguna manera razonable para resolver cualquier asunto donde dos mandamientos chocaran…porque  no habría ningún “peso”….nada liviano y pesado, nada mejor o peor, ni más importante o menos importante. Todo sería un callejón sin salida. 

Los cristianos tienden a tratar con asuntos como este en una manera casual….nosotros en ocasiones hacemos juicios de moral instintivos generalmente basados en nuestro sentir en el momento y en ocasiones en lo que actualmente esta políticamente correcto.  Nosotros verdaderamente no hemos desarrollado una buena manera de tomar problemas como este de frente; a veces  los mismos son sencillamente evadidos. En otras ocasiones, nosotros nos encontramos en la defensiva cuando los que no son cristianos, correctamente, dicen que tal y tal regla Bíblica está en conflicto con otra  regla Bíblica en ciertos casos. Pero los hebreos no tenían tal preocupación. Ellos estaban muy al tanto que la gente iba a tener que tomar elecciones y juicios en lo que respecta a las leyes de Dios y los mandamientos, y eso era un problema normal y diario. Por lo que, aquí, en mi ejemplo de Corrie Ten-Boom, nosotros tenemos varios principios o reglas Bíblicas chocando. Kal v’homer (llamado vom-air) mira esto y dice, aun cuando todas las leyes son válidas y ciertas, la que es de mayor importancia es la vida humana y esta sobrepasa el mandamiento de no mentir, y por lo tanto carga más peso que el mandamiento de someterse a las demandas del gobierno humano. Aunque, el mentir, bajo cualquier circunstancia, y el desafío en contra de las autoridades civiles, permanece una afrenta para Dios. Desafortunadamente, esto es sencillamente la condición humana desde la caída. El evadir el pecado es casi imposible. Y, es por esa razón que lo que Cristo hizo por nosotros es tan importante.  

 Jesús invocó el kal v’homer (llamado vom-air) en varias ocasiones. Una en la cual nosotros fácilmente recordamos ocurre en el libro de Lucas, capítulo 13, cuando a Yeshua se le dice que está rompiendo la Ley por sanar a una mujer en el Sabbath…..sanar es considerado por los Rabinos como trabajo. Aquí, Jesús explica en el estilo típico de kal v’homer (llamado vom-air) que cuando ciertamente tanto la regla concerniente a trabajar el Sabbath, y la regla concerniente a sanar eran válidas, la regla concerniente a sanar sobrepasa la regla del Sabbath. Y esto se alinea perfectamente con la explicación de Yeshua en Marcos 2:27 que el Sabbath fue hecho para el hombre, no el hombre para el Sabbath. ¿Acaso Jesús aquí eliminó las reglas del Sabbath? ¡Claro que no! de hecho, ÉL realmente no discutió si el sanar cualificaba como siendo trabajo. El sencillamente declaró que en esa situacion el ser misericordiosos y sanar esa persona era mas importante ante los ojos de Dios que romper la regla del Sabbath.

La lección aquí es que aun cuando la Ley, la Torá, todavía existe, y esas designaciones de puro e impuro aún existen, en ciertas situaciones la necesidad de poner las reglas del amor y misericordia y Shalom sobre esas reglas lleva consigo más peso. El amor y la misericordia y el Shalom TRIUNFAN sobre las reglas de Kashrut….CUÁNDO, en ciertas situaciones, las dos van mano a mano. Pero, déjenme ser claro: no es NUESTRA típica idea humana de amor, misericordia, y Shalom la que debe ser sostenida, sino que la de Dios.

Nuestro acercamiento empático a las personas no es relevante al amor Bíblico y la misericordia no se trata de ser “amable”, o de disfrutar nuestras emociones, o de complacer a la otra persona. Nosotros debemos entender lo que el amor, la misericordia, y el Shalom ES, ante los ojos de Dios, para así aplicarlo. Aún más, el hecho que el amor, la misericordia y el Shalom, en algunos ejemplos, supera las reglas dietéticas kosher (y otras reglas sobre puro e impuro) no quiere decir que es en todos los casos, ni que esas reglas ahora están abolidas.

Esto es lo que permite a Pablo decir que “si es IMPURO para ti, entonces es impuro”. Y que la “convicción que uno sostiene acerca de tales cosas (como las leyes dietéticas) las mantengas entre tú y Dios”. De hecho, eso no quiere decir que mantengas las cosas en secreto. Esto tiene que ver con una relación personal con Jehovah, a través de Cristo. Esto tiene que ver con tu obediencia a Dios, y hacer lo que ÉL te dice que hagas, o que no hagas, versus la manera en que el grupo piensa…o hacer lo que el resto del mundo hace.  

Yo les digo, honestamente, que si yo no hubiera experimentado personalmente lo que Pablo está diciendo aquí, probablemente sería mucho más difícil para mi,  de lo que es, comunicárselo.

Por lo que, al nosotros desarrollar una relación personal con Yeshua, nosotros vamos a ver como nuestro Señor nos dice que hagamos cosas, o que no lo hagamos…..privadamente, personalmente. Aunque, nada que ÉL nos diga JAMÁS será fuera de los principios espirituales establecidos en las Sagradas Escrituras. Y, lo que ÉL te diga tiene que ver todo con donde te encuentres en tu caminar con ÉL, y tu propósito en el Reino de Dios.  

Ahora, esto debemos mantener y recordar; nada de lo que estoy discutiendo con ustedes…..las leyes dietéticas Kosher….puro e impuro….tiene ninguna pertinencia con tu Salvación. Cristo y solo Cristo salva. Ustedes y yo no ascendemos la escalera de santidad, solo para caernos cuando cometemos un pecado….y luego comenzamos el largo ascenso al estatus de santidad nuevamente. Pero, eso ES lo que le sucedía a los hebreos antes de Cristo.

Lo que nosotros vemos a la llegada de Yeshua es la terminación de un gran círculo. La Torá, como fue dada a Moisés en piedra, y todos sus requisitos y reglas y mandamientos y rituales son representaciones físicas de principios espirituales….principios espirituales que siempre han existido en el cielo. Los principios espirituales del Cielo fueron traídos a la humanidad en la forma de la Torá escrita. Con el pasar de los siglos, esos principios espirituales fueron representados, y practicados, y enseñados a la próxima generación de hebreos por medio de las reglas y rituales establecidos en la Torá. Él Tabernáculo, el Sacerdocio, los animales de sacrificio, las leyes dietéticas todas representaron un papel explicando y practicando la santidad, el núcleo del principio espiritual, para Israel.

Pero, como Jehová sabía de antemano que iba a suceder con el tiempo, el hombre no pudo resistir olvidarse lentamente del propósito espiritual de la Torá, y eventualmente hizo de Sus mandamientos y rituales una serie de cosas que podían o no podían hacer robóticamente y doctrinas severas hechas por el hombre; cogiendo la bendición de la Torá y haciéndola en una carga doctrinal. La Torá SIEMPRE tenía que ser basada en confianza y fe en Jehová, o si no la misma era sin sentido. La Torá es UN CAMINO para un pueblo ya redimido, la misma no era un MEDIO para redención; Dios redime a SU pueblo, Israel, de Egipto ANTES de que ÉL le da la Torá; la Torá no tiene ningún uso para quienes no son redimidos. Es por eso que la Torá es completamente inútil para el investigador, pero es fundamental para el redimido.

Jesús vino a la escena no solo para restaurar el significado espiritual de la Torá….o como ÉL lo pone, para “llenarla de significado”…pero para llevarla a su propósito celestial, eterno. Por eso Pablo dice que si uno lleva a cabo el ritual y la regla solo porque son rituales y reglas, entonces los mismos no tienen valor alguno. Añade fe en Cristo a la fórmula y AHORA tiene significado.  

En lo que respecta a puro e impuro; en mi opinión, generalmente hablando, es imposible para uno quien continúa teniendo fe en Yeshua llegar a ser impuro. Pero, nosotros somos advertidos una y otra vez que nos mantengamos alejados de las cosas impuras. ¿Porqué debemos nosotros mantenernos lejos de las cosa impuras si las mismas no presentan ningun peligro para nosotros? Porque aun cuando nosotros no perdemos nuestra santidad, nosotros podemos llegar a ser relativamente inservible debido a nuestra desobediencia; y, aun cuando la obediencia trae bendiciones, la desobediencia acorta las bendiciones. Un conocido ejemplo en primera de Corintios es el de nunca cometer el acto impuro de unirnos a una prostituta, una persona impura….tenemos que decir exactamente lo que eso significa…..no tengas sexo con una prostituta PORQUE  es incompatible con santidad para una persona santificada que sea unida físicamente en relaciones sexuales con una persona impura. Con lo que nosotros nos unimos es lo que identifica quien nosotros somos. Como nosotros estamos unidos a Cristo, nosotros somos identificados con Cristo. Por lo tanto, debido a nuestro estatus santo nosotros NUNCA debemos de estar en contacto con lo impuro. Pero, nosotros NO vamos a perder nuestro estatus santo, ni vamos a convertirnos en impuro si tocamos algo impuro. Lo voy a decir nuevamente: nosotros nunca debemos de violar el patrón divino de santidad por el cual lo santo es mandado a estar separado de la impureza.   

Ahora, ¿cómo puede ser que permanecen alimentos puros e impuros, los mismos de siempre; y aun así los creyentes no contraen impureza si toman parte de ese alimento impuro? El atributo de Cristo de ser agua viviente es tan poderoso. Es casi como si el Señor sabe que estamos a punto de permitir algo impuro, y la purificación para nosotros es hecha el instante antes de nuestro contacto con lo impuro nos contamine. Es como nosotros ser purificados el instante antes de que la impureza ocurra. Es algo como ser hecho inmune a una enfermedad; no es que la enfermedad ya no existe, es que uno ha sido vacunado en contra de la misma. Con eso dicho, Pablo dice que si algo es “impuro para ti, entonces es impuro”.

¿Qué significa eso? Yo creo que nos está diciendo que en una manera misteriosa que es solo posible por medio de la morada del Espíritu Santo, al nosotros acercarnos al Señor, entonces ÉL nos va a enseñar a cada uno de nosotros lo que impuro es…..CUANDO NOSOTROS LO PODAMOS ESCUCHAR.    

Aquellos de nosotros con hijos y nietos hemos aprendido que es inútil, hasta contra productivo, tratar de enseñarles algo que ellos no están lo suficientemente maduros para escuchar y aceptar. Y, esa determinación es hecha con cada niño individualmente; los hijos o nietos no crecen y maduran a la misma velocidad. Yo creo que es similar a cuando Dios nos identifica lo que es puro o impuro. Aunque, todas estas cosas que son identificadas en Levítico como impuras todavía son impuras. Nunca será diferente para nosotros a lo que las Escrituras dicen que es impuro. Por lo que, si ustedes saben en su espíritu que el Señor le ha hablado y ÉL les ha señalado algo que es impuro, entonces eso es impuro y ustedes tienen que evadirlo. Él se  los ha dicho porque en este momento en la vida ustedes lo PUEDEN escuchar, y en SU tiempo y juicio perfecto ustedes están listo para entenderlo y obedecerlo. Si ustedes responden a SU llamado, entonces ustedes están confiando y siendo obedientes.

¿Ha puesto el Señor en su corazón que alguno de los alimentos definidos en la Biblia son impuro para ustedes? Entonces sigue eso, basado en fe….no en una regla o un ritual o lo que tus amigos piensen. No uses el libro de Levítico como un libro de cocina, y no te preocupes de lo que los otros piensan; de hecho tu no estas ni tan siquiera obligado a divulgarle a otros lo que Dios te ha mostrado. Y, es crítico, que NO juzgues a otros creyentes sobre el alimento Kosher. Como persona que come Kosher, ustedes no tienen nada para enorgullecerse o decirle a alguien que no lo hace. Y, como persona que no ve ningún alimento como impuro, ustedes no tienen nada de que defenderse….pero tampoco ustedes deben criticar a alguien que come Kosher, de una manera u otra.  

Nosotros podríamos seguir indefinidamente con esta discusión, pero yo creo que es tiempo de resumir y continuar nuestro estudio de Levítico. Próximo, Levítico 12 y la impureza en lo que respecta la menstruación y el nacimiento de un hijo.

LEER LEVÍTICO CAPÍTULO 12

Los próximos capítulos van a tratar con  unos aspectos de pureza e impureza; y como nosotros hemos aprendido, lo puro e impuro son dos términos que tienen gran importancia en explicar la santidad, y en demostrar todos los patrones ordenados por Dios sobre la santidad. Nosotros pasamos los primeros capítulos de Levítico discutiendo los distintos tipos de sacrificios, porque cada tipo abarca una faceta diferente de pecado y pureza….desde el hecho de que nuestra naturaleza es infundida con pecado, a actos de desobediencia en contra de Jehová como pecado, a pecados intencionados y no intencionados, al trato injusto con un hombre el cual también es pecado….y ese pecado es clasificado en un sinnúmero de formas. Lo que yo quiero que ustedes capten de todo este estudio que estamos haciendo sobre rituales de pureza es que hay muchas facetas para lo puro e impuro….y que en general lo impuro no es lo mismo que pecado. Jehová pasa mucho tiempo enseñándonos acerca de esto, por lo que no debe ser que no es importante.   

Ahora, entre los muchos aspectos desafiantes de lo que yo les he estado enseñando, es que las designaciones de puro e impuro de las cosas…ya sea que las COSAS sean personas, animales, alimentos, o lo que sea….NO es un resultado de alguna característica física inherente, anormal o de una característica biológica; por ejemplo, los cerdos NO son impuros porque son defectuosos o inherentemente malvados. O la cola de la langosta, otro animal prohibido, es malo para  uno pero la chuleta de cordero es saludable. Dios no creó NADA anormal, ni ninguna especie animal anormal de alguna manera evolucionó en algo anormal después de la Caída del Hombre. Más bien, las designaciones de puro e impuro que Jehová le asigna a ciertas cosas son para el propósito de enseñarle a la humanidad principios espirituales importantes; era una manera de demostrar eso que es del mundo espiritual (que es invisible para el hombre) en una manera en la cual nosotros PODAMOS ver y comprender. Yo posiblemente no puedo decirles la lógica de Jehová en escoger esos animales y alimentos específicos para ser impuro; la Biblia de ninguna manera intenta decirnos.

Una pregunta que yo conteste para ustedes es esta: ¿Están las designaciones de puro e impuro todavía en existencia…..deben de importarnos a nosotros…o acaso Cristo las abolió? Mi contestación es definitivamente que las cosas puras e impuras todavía existen. Yo sé que algunos de ustedes aún tienen un poco de dificultad con eso, por lo que nosotros repasamos Marcos 7 donde Jesús supuestamente quitó la comida kosher. Pero eso NO es lo que estaba sucediendo; era acerca de Yeshua explicando que las tradiciones hechas por el hombre acerca de los rituales de lavado de mano no eran válidas.

Yo les puedo asegurar que este era el propósito y la intención de Yeshua porque nosotros tenemos exactamente la misma historia en Mateo. Los Evangelios Sinópticos son llamados “sinópticos” porque nos dicen esencialmente la misma historia pero de diferentes puntos de vista….el punto de vista de los autores específicos.   

Vamos a buscar Mateo 15 en sus Biblias. Mateo 15 es sinóptico con Marcos 7; es la misma historia dicha por dos diferentes autores. Vamos a comenzar leyendo desde el verso 1-20. Yo voy a leerles de la Biblia CJB (nosotros en Torá en español vamos a leer de la Biblia LBLA).  

LEER MATEO 15:1-20

Por lo que, aquí nosotros tenemos más específico a lo que Yeshua se estaba refiriendo….la ambigüedad de Marcos 7 es esclarecida. De NINIGUNA MANERA Jesús declara todos los alimentos puro aquí, ¿verdad? Justo como discutimos anteriormente, esta historia completa era sobre el ritual de lavado de manos hecho por el hombre, y hasta cierto grado todas las tradiciones hechas por el hombre….Yeshua no estaba aboliendo el mandamiento anterior sobre los alimentos.  

Si Jesús ciertamente HABÍA querido decir que toda referencia a las cosas impuras ahora estaba obsoleta….que la impureza sencillamente ya no existía….entonces nosotros tenemos un verdadero problema con un sinnúmero de escrituras en el NT, sin dejar a un lado las palabras de Cristo en Mateo 5:17-20 donde ÉL dice tan francamente que ÉL no vino abolir la Torá, que ni UNA jota o tilde seria removida, y que los cielos ayuden a la persona que diga eso. Entonces, hay una declaración de Pablo en Romanos 14 que si uno piensa que es impuro, entonces es impuro para él. Ya que Pablo no era para nada uno que hacia concesiones…no hay manera, 2 décadas más o menos después de la muerte de Yeshua, que él le diría a alguien directamente algo en contra de lo que Jesús pronunció. Si él lo hizo, entonces nosotros tenemos que inmediatamente tirar aproximadamente la mitad de nuestro NT porque Pablo sería un hereje de la peor clase. Pablo no diría que si es impuro para ti, entonces es impuro, si no HUBIERA más tal cosa como impuro de acuerdo con Yeshua.  Aún más, escucha a Pablo en otras de sus cartas:

 RV Efesios 5:5  Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es servidor de ídolos, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.

Pero, ese no es el UNICO lugar en el NT donde nosotros encontramos que lo “impuro” continúa existiendo. Escucha a Pablo en LBLA 2 Corintios 6:15 15 ¿O qué armonía tiene Cristo con Belial? ¿O qué tiene en común un creyente con un incrédulo? 16 ¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo, como Dios dijo: Habitaré en ellos, y andaré entre ellos; y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 17 Por tanto, salid de en medio de ellos y apartaos, dice el Señor; y no toquéis lo inmundo, y yo os recibiré.18 Y yo seré para vosotros padre,
y vosotros seréis para mí hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. Obviamente, la distinción entre puro e impuro (inmundo) todavía existe en la Tierra porque aquí Pablo está citando a Jehová diciendo que ÉL te va a recibir en SU Reino SI ustedes  1) salen de en medio de ellos (lo impío), 2) te separas de ellos, y 3) no tocas nada inmundo.

Ahora, vamos a ver lo que el Apóstol Juan tiene que decir en el último libro escrito…unos 30 años más o menos después de las primeras cartas de Pablo, y 50 años más o menos después de la crucifixión de Cristo. LBLA Apocalipsis 21:22 22 Y no vi en ella templo alguno, porque su templo es el Señor, el Dios Todopoderoso, y el Cordero. 23 La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que la iluminen, porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. 24 Y las naciones andarán a su luz, y los reyes de la tierra traerán a ella su gloria. 25 Sus puertas nunca se cerrarán de día (pues allí no habrá noche); 26 y traerán a ella la gloria y el honor de las naciones; 27 y jamás entrará en ella nada inmundo, ni el que practica abominación y mentira, sino sólo aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida del Cordero.

Juan dice que ninguna persona inmunda tiene ninguna herencia en el reino de Dios, y que el pueblo de Dios debe separarse de los impíos y NO tocar ninguna cosa que sea inmunda (impura). Juan básicamente lo reitera.

Aquí nosotros tenemos ejemplos del NT advirtiendo a los creyentes que no se involucren con nada que sea inmundo. Obviamente, permanece, hasta en los últimos días (el cual es de lo que Apocalipsis 21 está hablando) PERSONAS inmundas y COSAS inmundas.  .

Aun más, nosotros hemos discutido en un sinnúmero de ocasiones, que nosotros vivimos en un universo paralelo que yo he llamado la Dualidad de la Realidad…eso es, el universo consiste de realidades dobles que existen simultáneamente: lo espiritual y lo físico. SI hay santo en el mundo físico, tiene que haber santo en el mundo espiritual. Si hay maldad en el mundo físico, tiene que haber maldad en el mundo espiritual. Y…si hay inmundo (impuro) en el mundo físico, tiene que haber inmundo en el mundo espiritual. Esto es un pequeño ejemplo de escrituras que nos dicen sobre las cosas impuras que todavía existen NO SOLO en el mundo físico, sino que en el mundo espiritual DESPUÉS de la venida de Jesús: LBLA Mateo 10:1 Entonces llamando a sus doce discípulos, Jesús les dio poder sobre los espíritus inmundos para expulsarlos y para sanar toda enfermedad y toda dolencia.  

LBLA Marcos 1:23 23 Y he aquí estaba en la sinagoga de ellos un hombre con un espíritu inmundo;

LBLA Hechos 5:16 16 También la gente de las ciudades en los alrededores de Jerusalén acudía trayendo enfermos y atormentados por espíritus inmundos, y todos eran sanados.

LBLA Hechos 8:7 Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, éstos salían de ellos gritando a gran voz; y muchos que habían sido paralíticos y cojos eran sanados.

Por lo que, las escrituras del NT hablan claramente que lo inmundo (impuro) todavía existe en el mundo físico y en el mundo espiritual. ¿SI no hubiera tal cosa como impuro, inmundo, porqué los apóstoles nos están advirtiendo que nos alejemos de lo que ni tan siquiera existe? La contestación: CLARO que todavía existe. Las cosas puras son todas las cosas que no han sido específicamente designadas como impura, inmunda. Y, yo tengo noticias para ustedes: nosotros no podemos volver a escribir la lista Bíblica de cosas impuras de acuerdo a nuestros propios deseos. El Espíritu Santo no nos va dar una nueva lista de cosas impuras que no existieron antes, ni va a borrar una cosa impura. Nosotros no cambiamos la Palabra de Dios…..y la única fuente de información de lo que es puro e impuro es la Torá.

Nosotros continuaremos con el capítulo 12 la próxima vez. .

  • 1
  • 2
6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc
All Rights Reserved | Copyright & Terms