image_pdfimage_print

Números Lección 28 Capítulos 23, 24

Números

Lección 28 Capítulos 23, 24

Nosotros continuamos la historia de Balaam y Balac, el cual es una fiesta teológica en sí misma. Algunos de los principios bíblicos críticos que son contados como material fundamental en el restante de las Sagradas Escrituras son aquí establecidas para nosotros. Y, no al menos de los cuales es que un profeta falso puede a veces estar correcto; además, que Dios Mismo puede usar este profeta falso para Sus propósitos, hasta tener contacto directo con él.

Balaam era un profeta falso en todo el sentido de la palabra: él era un adivino, un vidente, y un mago. Él sabía que el Dios de Israel hiba ser esperado porque el estaba en el círculo de dioses. A nosotros se nos recuerda en esta historia que el Malvado puede copiar e imitar y hacer que las cosas se vean justo como si lo que estuviera ocurriendo fuera una bendición de Jehová, en vez de lo que realmente es: un engaño.

La semana pasada nosotros discutimos el incidente con Balaam y su burro; un burro que habla, que podía ver el Ángel del Señor parado en su camino, pero Balaam no podía verlo porque aun cuando él estaba familiarizado y cerca del mundo espiritual, él estaba espiritualmente ciego. Excelentes lecciones fueron establecidas aquí incluyendo la realidad que cuando el camino de nuestros deseos a veces parece bloqueado, muy bien podría haber una razón divina para eso. Y, un hombre sabio haría una pausa y buscaría dirección del Señor, y no consideraría al que parece ser el obstáculo como necesariamente el problema.

Nosotros también vimos que el Señor está dispuesto a ir hasta cierto punto en meterse con nuestro libre albedrío. Una y otra vez Jehová le dice a Balaam que ÉL no fuera donde el Rey Balac de Moab para hacer el trabajo de maldecir a Israel de parte del Rey. Aunque, Balaam continuó yendo a Dios, esperando que cada vez el pudiera persuadir a Dios en cambiar Su mente; Balaam no quería tomar un “no” como contestación. Entiende que: el que un mago negociara con un dios era solo el método estándar de adivinación y Balaam no iba a tener ningún concepto de que hacer y cómo comunicarse con el Señor si no era en la única manera con la que él estaba familiarizado. Por lo que Jehová le permitió a Balaam seguir su libre albedrío aun cuando lo puso en contra de la voluntad divina; y, aun así, a través de todo esto Dios cumplió eso que él había planeado; que Israel NO sería maldecido, y que de hecho la bendición que Jehová había pronunciado sobre Israel sería afirmado.

Por lo tanto, nosotros vemos otro principio de Dios fundamental establecido: el Señor va milagrosamente a cumplir Su plan trabajando a través del libre albedrío del hombre. Esto es un misterio probablemente tan grande como la Creación o la Salvación: ¿cómo es posible que el Señor pueda llevar a cabo SU voluntad a través del LIBRE albedrío de otro, y la mayoría de las veces ese libre albedrío de la persona está en contra del plan de Dios? Aunque no solo nosotros lo vemos en la Biblia pero también como creyentes nosotros lo hemos visto en nuestras vidas, casi diariamente.

Al nosotros mirar alrededor, en nuestro increíble corto periodo de duración, nosotros hemos visto el mundo marchando implacablemente hacia un fin que el Señor determinó por adelantado y nos dijo que sería así y aun así ÉL usa el libre albedrío y los planes del enemigo y de los justos para lograrlo todo, solo contundentemente interviniendo en escasas ocasiones.  

Vamos a volver a leer Números capítulo 23:13 hasta el final.

LEER NÚMEROS 23:13 hasta el final.

Lo que nosotros acabamos de leer es el segundo Oráculo de Dios en esta historia según es presentado a través de la boca de Balaam. El 1er Oráculo…..el que nosotros estudiamos la semana pasada en los primeros versos de Números 23….esencialmente expresaban la situación PRESENTE de Israel (eso es, Israel fue bendecido por Dios sobre todas las otras naciones, hasta el punto que no debía ser considerado como una de las naciones en el sentido común del mismo). En ese primer Oráculo, Balaam ve cuan bendecido y privilegiado Israel es y por con siguiente espera que él pueda, de alguna manera indefinida, participar de la bendición de Israel. Balaam términa ese primer Oráculo diciendo “…….que yo pueda morir la muerte del recto, y que pueda mi destino ser como el de ellos.”

Permítanme recordarles que está “bendición” de Israel es otra manera de volver a exponer el Pacto de Abraham. Sería bastante apropiado para nosotros entender que lo que Balaam QUIERE DECIR con esto (aun cuando él no lo entendió completamente), es que a él le gustaría ser incluido en la bendición de Israel que ES el Pacto de Abraham. Y claro que la pregunta de los $64,000 chavitos para nosotros es: ¿Cómo puede una persona que no es Israelita (un gentil) ser incluido bajo las bendiciones del pacto más exclusivo de los Israelitas hecho con Dios?

Esto es solo una de las varias veces que un gentil en la Biblia va a expresar el deseo de ser puesto bajo la cubierta y los beneficios de los pactos de Israel. Un ejemplo que podemos ver más tarde y probablemente un famoso ejemplo es el de Ruth (una mujer gentil), que dijo en Ruth 1:16 de su deseo en ser unida a los Pactos de Israel con Dios, “Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios.” De hecho, date cuenta de una interesante coincidencia entre la historia de Ruth y el episodio de Balaam/Balac del que estamos estudiando: el Rey Balac era el Rey de Moab, y Ruth era una Moabita (y claro que digo “coincidencia” irónicamente).

Ahora en este 2ndo Oráculo de Dios (hecho a través de Balaam) un punto central es hecho para la historia completa del adivinador de Mesopotamia y el Rey de Moab y el mismo es este: considerando que las otras religiones (todas falsas) usan la magia y la hechicería para descubrir la voluntad de los dioses, el Dios de Israel hace conocer SU voluntad por medio de Sus profetas. Y Jehová hace esto por medio del oráculo directo, y no por medio de presagios mágicos como era la práctica universal de esa era.

A los hebreos se les dio un gran recurso que el resto del mundo no tenía: revelación directa. El resto del mundo, como habían abandonado la obediencia al Creador y estaban en esencia adorando al Mal, ellos estaban tratando por su propio medio de descubrir la voluntad de sus muchos dioses.

El Dios de Abraham, Isaac, y Jacob no ha dejado a los hombres que van en busca de Él en esa posición. Nosotros tenemos el Espíritu Santo dentro de nosotros para una conexión directa con el Dios del Universo; y nosotros tenemos Su Palabra de Verdad en nuestras manos como la estamos estudiando hoy. Nuestro trabajo NO es determinar que es verdad que no está en nuestras Biblias ya que todo es verdad; nuestro trabajo es aceptarlo TODO como verdad, y obedecerle. Nuestro reto es también descubrir cómo aplicar esa verdad a nuestras vidas y a nuestra relación con nuestro Creador. Nosotros no tenemos que preguntarnos como el mundo comenzó, o de donde salió la humanidad, porque esto se nos dice. Nosotros no tenemos que preguntarnos sobre nuestro futuro, tampoco, porque también se nos dice. Como un buen amigo mío dijo en un reciente artículo de una revista: ” los hombres que eligen creer que ‘en el principio creó Dios los cielos y la tierra’ tienen una base para entender el origen, propósito, y consumación de la vida. Los hombres que eligen rechazar esa declaración van a través de la vida como un hombre ciego en un cuarto oscuro, en búsqueda de un gato negro que no está ahí; sin nunca saber de dónde salen, a donde van, o como vivir entre esos dos términos.

Los profetas de Dios son el fin de los presagios mágicos para aquellos que confían en Él. Israel estaba en sus etapas tempranas de aprender esta realidad, y el mismo que Dios estaba usando en este momento para hacer SU declaración, un gentil llamado Balaam, completamente no entendería. Ahora permítanme señalar algo antes que alguien aquí lo haga por mí, ciertamente una clase de herramienta de adivinación fue permitida para Israel por un tiempo: el Urim y el Tumim, el cual el Sumo Sacerdote de Israel llevaba consigo en su efod. Aunque, el concepto para esas piedras no fue nunca determinar la verdad: más bien era para indicar la voluntad de Dios en un asunto donde la elección divina era provista. Yo no puedo decirles exactamente como estas dos piedras trabajaban, y hay bastante desacuerdo entre los grandes eruditos hebreos sobre esto; ni puedo yo (con certeza) decirles POR QUÉ Dios permite tal cosa. Aunque mi conjetura es que nosotros vamos en ocasiones ver a Dios permitirle a Israel (hasta instruido) usar un ritual o una herramienta que es bastante parecida por los paganos. Y yo presumo que la razón para esto es que Israel hubiera estado completamente confundido si el Señor les hubiera requerido que instantáneamente borraran de la memoria cada aspecto cultural acostumbrado del mundo conocido (los aspectos culturales de los que ellos también generalmente se dejaban llevar) a favor de uno completamente nuevo y completamente único.

Ciertamente en la Ley (la Torá) dada en el Mt. Sinaí, una cultura nueva y única del Reino de los Cielos ha sido ordenada pero no había manera que Israel inmediatamente adoptara cada aspecto de la misma, y el Señor muy bien lo sabía cuando Él la dio. Nosotros como creyentes modernos estamos en una posición similar. Nosotros solo podemos crecer tanto, y la iglesia (consistiendo de tantas variedades de culturas) puede absorber tanto. Por lo que, Dios nos revela a nosotros progresivamente cuando el tiempo es adecuado. A mí me asombra que la misma cosa que Balaam declara 3,300 años atrás, y lo que Ruth declaró unos cuantos de cientos de años más tarde (este concepto que si los gentiles quieren ser incluidos en la bendición de Dios de la humanidad debe de ser vía el Pacto de Israel de Abraham), que solo AHORA un pequeño segmento de la iglesia está comenzando a captarlo.

Jehová dice que nuestra relación con Él está basada en los pactos de Israel y lo que sale de ellos; aun, dentro de unos pocos años después de la muerte de Yeshua y la resurrección, la iglesia creó doctrinas negando esta misma cosa. Solo ahora, hoy en día, con el regreso de Israel a su tierra, un movimiento ha comenzado dentro del cuerpo para deshacer esa teología descarriada. Pero tuvo que esperar por el tiempo del Señor para que nuestra ceguera comenzara a ser quitada. .

En el verso 13, el Rey Balac decide que otro escenario podría provocar a Balaam a maldecir a los Israelitas. El escoge un lugar llamado Pisga-Zofim, el cual literalmente quiere decir “montaña del centinela”. Esto es un puesto de observación, pero su uso primordial es como un punto de observación astronómico y un lugar para observar el vuelo de los pájaros: las estrellas y los pájaros siendo ambos señales de presagios en esa era. Y como este lugar también es un lugar en “lo alto”, los altares fueron construidos y los dioses eran generalmente adorados en la cima. Esto no es diferente a la manera que las catedrales han sido construidas a través del tiempo por medio del cual en ocasiones eran las estructuras más altas; por lo tanto una catedral también típicamente sirve como una torre de observación local, un lugar desde el cual los adoradores son llamados adorar (eventualmente le pusieron campanas), y debido a su fortaleza estructural, este era en ocasiones un lugar de santuario para un pueblo asediado.

Balac señala que desde el primer lugar de la cima donde el llevó a Balaam, solo una porción del enorme campamento de Israelitas podía ser visto; pero desde este 2ndo lugar una cantidad más pequeña podía ser vista. El pensaba que probablemente Balaam estaba intimidado y el maldecir a menos personas podría ser más de su agrado. Dentro de todo esto estaba incluido la esperanza que el Dios con el que Balaam ha estado tratando pudiera también encontrar las condiciones más favorables para concederle al Rey de Moab su pedido de maldecir a Israel.

El resultado del segundo intento es igual de malo para el Rey Balac que el primero: Balaam nuevamente sigue las instrucciones de Jehová para bendecir….no maldecir….Su pueblo, Israel. Date cuenta también que el Señor dirige el discurso de Balaam hacia el Rey Balac y el Señor le dice, pon atención Balac. E inmediatamente otro principio de Dios es declarado: el Señor NO es caprichoso. Él no dice cosas y luego no las cumple. En el verso 19, Dios dice que Él no es ben ‘adam, queriendo decir “hijo de hombre”. Esto es solo otra manera de decir que el Señor no es simplemente un ser humano o un mortal que siempre está cambiando de idea.

Ahora entiende, esto era algo muy raro para los oídos de Balaam como de Balac. ¿Qué dios constantemente no cambia de idea? Ser caprichoso/a ES la naturaleza de los dioses o diosas. Aún más en esta era cuando la mayoría de los reyes eran vistos como la encarnación de un dios u otro; para que el Señor declarara que Él no es ben ‘adam esto tira una bola curva a la situación.

Ahora que Jehová ha establecido claramente unos aspectos importantes de SU naturaleza y su carácter, a través de Balaam el Señor hace claro (nuevamente) que lo que Él bendice ningún hombre puede dar marcha atrás. Por lo tanto Israel está a salvo y Moab realmente necesita mantenerse alejado.

Rápidamente otro principio es establecido en el verso 23: el Señor ni ha establecido magia ni tampoco Él permite adivinación como una manera aceptable en que SU pueblo trate con Él. Dentro de Israel esto sencillamente no existe. Esta es la expresión de la Ley del Señor y Su ideal desafortunadamente, no de la realidad. Porque en realidad los hebreos constantemente volvían a la adivinación y la idolatría, y para esta abominación terribles disciplinas divinas fueron puestas sobre ellos.

El 2ndo Oráculo de Dios termina con describir a Israel como teniendo la Fortaleza y la ferocidad de un león (una metáfora cotidiana de esos días), y poéticamente describe a Israel destruyendo a sus enemigos.

Bueno el 2ndo intento de maldecir a Israel no le fue nada mejor que el primero, ¿verdad? La bendición esta vez fue mucho MÁS poderosa y directa. Y el aturdido de Balac le dice abruptamente a Balaam, “¡si tú no los vas a maldecir, al menos no los bendigas!” Balaam le repite que él realmente no tiene ninguna elección en ese asunto.

El Rey Balac (al no estar acostumbrado que las personas no hicieran su orden) no se da por vencido. Vamos a tratar nuevamente, él le dice a Balaam, y se ofrece a llevar a Balaam a otro lugar al tope de Peor. Bueno nosotros vamos a encontrar en capítulos subsiguientes que este es, claro que, otro lugar pagano en la cima dedicado a Ba’al. Al igual que el Señor le dijo a Balaam en un número de ocasiones que ÉL no quería que Balaam fuera donde Balac, a Balac ahora se le ha dicho en un número de ocasiones que Dios NO va a cambiar SU mente ni maldecir a SU propio pueblo. Nuevamente nosotros vemos la mente pagana de esa era en función; el Rey Balac cree que él manipula a los dioses y que tal vez él solo necesita apaciguar a este dios un poco más.

Por lo que de camino a la cima de Peor ellos salen, y los 7 altares que están allí tienen 7 sacrificios puestos en ellos y los inútiles esfuerzos comienzan nuevamente.

LEER NÚMEROS 24 completo

Balac piensa, que tal vez la tercera vez tendrá más suerte pero no fue así; Balaam está comenzando a entender. Finalmente reconociendo que el Señor se complace en bendecir a Israel, Balaam cesa sus adivinanzas y busca presagios. Donde quiera que este lugar donde ellos fueron estaba, Balac y Balaam podian aparentemente ver la mayoría del campamento Israelí; seguramente esto es lo que Balac tenía en mente porque según todos en aquellos días entendían, uno solo podía maldecir lo que veía.

Lo que sucede después es un poco diferente que antes. Justo hasta ahora, se nos dice que el Señor Dios literalmente pone palabras en la boca de Balaam. Pero esta vez, el Espíritu de Dios descansa sobre Balaam por lo que Balaam habla no lo que Dios le ha dicho que hable, sino que lo que Balaam ahora sabe que es la verdad y la realidad. ¿Puedes ver la diferencia? Lo que nosotros vemos ocurriendo con la presentación del 3er Oráculo es un poco más de lo que nosotros encontramos en el Nuevo Testamento por que es un hombre quien tiene el Espíritu de Dios sobre él, enseñando una lección o dirigiéndose a un problema, y haciendo la enseñanza o la instrucción en sus propias palabras. Antes era como si el Señor estaba literalmente controlando la boca de Balaam o susurrando en el oído de Balaam cada sonido y expresión que Balaam debía hacer; no había espacio para improvisar.

Por lo tanto (y por favor escuchen esto) particularmente en lo que respecta a los Apóstoles del Nuevo Testamento, nosotros no obtenemos palabras perfectas, pero nosotros sí obtenemos principios perfectos. Cada una de las personalidades de los Apóstoles está reflejada en lo que ellos están diciendo y las palabras que ellos hablan reflejan sus propias mentes. Ahora el Señor le enseñó a esas mentes así que lo que ellos hablan como principios teologicos es verdad absoluta. Pero eso no quiere decir que ellos lo expliquen de maneras asombrosas.

Jesucristo habló en maneras asombrosas. Yeshua HaMashiach habló palabras que eran tan ponderosas, perfectas, y pertinentes que el hombre se maravilló y quedaron impactados con ellas. Fue declarado que “ningún hombre jamás habló así.” Los apóstoles no eran tan elocuentes como Jesús porque ellos no eran Dios como lo es Nuestro Salvador. Yeshua podía ir más allá de lo inexplicable y hacerlo comprensible para aquellos que “tuvieran oídos para escuchar” (una frase usada por Él en ocasiones).

Yo tomo este desvío momentáneo, porque yo quiero que ustedes entiendan cuan incorrecto es aferrarse a las palabras diarias de Pablo o Pedro como si ellos fueran Jesús hablando. El diseccionar sus oraciones y hasta pretender que sus palabras estaban fuera y sobre su contexto y su cultura es lo que ha llevado a las extensas divergentes doctrinas dentro de la iglesia. Especialmente el tan entrenado Rabino Pablo tenía el trabajo difícil de intentar explicarles a los judíos que aunque la Torá permaneció completamente intacta, la venida de Yeshua elevó su significado a un plano aún mayor. Para los gentiles él trató de explicar cosas celestiales. Para las personas que no eran hebreas que no tenían el beneficio de crecer entre el pueblo de Dios, Pablo habló cosas del cual estos gentiles no sabían nada, pero que cualquier niño judío hubiera sabido porque ellos comenzaban a estudiar la Torá a los 5 o 6 años de edad. Esto sería como tratar de enseñar Algebra a estudiantes que nunca aprendieron la matemática básica. Y, para los judíos y los gentiles por igual Pablo intento definir qué significaba la venida del Mesías y cómo aplicarla a sus vidas. Pablo paso por muchas rotaciones difíciles en tratar de formar frases y pensamientos para explicar lo que las palabras simples no podía hacer; cosas con las que todos batallamos. Cosas como qué sucede actualmente con nuestra Salvación, qué es seguridad eterna, qué lugar nuestros frutos y obras tienen dentro de nuestra relación con Dios. Pero esta era su difícil asignación divina. A diferencia de los profetas del Antiguo Testamento o como Balaam (quien a principio tenía al Señor poniendo literalmente las palabras divinas en su boca), las palabras de Pablo eran generalmente propias aunque Dios las inspiraba.    

Por lo que en la saga de Balaam nosotros vemos ambos lados de la moneda: nosotros vemos ejemplos de inspiración y ejemplos de revelación. Por el otro lado nosotros vemos el tipo de profeta del Antiguo Testamento que tiene las palabras de Dios puestas en su boca por medio de revelación directa y consciente del Señor. Por otro lado nosotros tenemos el tipo de profeta del Nuevo Testamento, el maestro de la Palabra; una palabra (una clase de Escritura, por así decir) que ya ha sido dada al hombre por otros que vinieron antes de él; o son un resultado de cosas que el Señor le ha enseñado a él; un maestro cuya mente es inspirada por la verdad perfecta de Dios pero cuyas palabras son propias y por lo tanto no son perfectamente precisas.

Todo lo que les acabo de decir de este ser la palabra de Balaam es confirmada en el verso 3 cuando comienza, “….este es el oráculo (o Palabra) de Balaam……del hombre cuyos ojos han sido abiertos…….del que escucha las palabras de Jehová…” algunas de nuestras Biblias, como la CJB (Biblia Completa Judía, la cual solo está disponible en inglés) va decir en el verso 4 que estas son las palabras de “uno que ha caído”. Esto realmente nos da la idea incorrecta porque entre los evangélicos eso quiere decir “uno que ha pecado”; y lo que esto realmente quiere decir es “uno que ha caído postrado delante del Señor” en adoración.

Más tarde en el verso 4 nosotros recordamos a los tiempos antes de Moisés; a un tiempo antes que el Señor nos diera SU nombre personal formal. Esto data del tiempo cuando el hombre conocía a Dios como El Shaddai. Nuestra Biblia CJB lo tiene correcto; la mayoría de las versiones dirá “todopoderoso” o algo así. Recuerda que nosotros ahora sabemos (debido a hallazgos recientes) que El Shaddai quiere decir “dios de la montaña”; y claro que ese es exactamente el contexto de nuestra historia en este momento. Después de todo esto es la 3ra cima de la montaña donde Balaam ha sido escoltado para que él pueda poner una maldición a Israel.

Los próximos versos tienen a Balaam declarando cuan complacido el Señor está con Israel; cuan poderoso ellos son en Él. Ellos serán más abundantes de lo que son ahora, y que el Señor nunca va cesar de cuidarlos y bendecirlos. Y en el verso 9 nosotros obtenemos el mensaje que ha sido repetido en ocasiones en esta clase y que debe ser repetido todos los días en la iglesia: Benditos los que te bendigan y malditos los que te maldigan. Yo he escuchado decir que es un uso incorrecto de la escritura aplicar el “benditos los que te bendigan y malditos los que te maldigan” como una exigencia sobre la iglesia para que se preocupe por Israel y el pueblo judío porque esto solo aplica a la familia inmediata de Abraham e Israel no estaba ni tan siquiera creado. Pero claramente aquí esas mismas palabras aplican directamente a la nación entera de Israel, ¿verdad? No puede haber duda alguna a quien el grupo protegido se está refiriendo (Israel) y hacia quien la advertencia es dirigida (los gentiles) por lo que escribe este verso en algún lugar para la próxima vez que alguien trate de discutir esto contigo.  

Bueno el Rey Balac ahora está bien enojado. El mira fijamente, golpea sus manos en disgusto y le dice a Balaam que se vaya; y que Balaam ciertamente se va ir con las manos vacías porque el no hizo nada para lo que se le contrato, maldecir a Israel. Entiende: esto es un golpe muy serio y terrible para Balac. Él ahora va tener que pelear con Israel (si es que él decide pelearlos) sin la ayuda de Balaam siendo debilitado por medio de ellos siendo maldecidos y/o abandonados por su dios.

Pero las cosas se ponen mucho peor para el Rey Balac. Ya que no solo Balaam no maldice, sino que también bendice, a los enemigos de Moab, y Balaam comienza a describir el destino desagradable que le espera al pueblo de Moab y a otros gentiles en el Trans-Jordán y en la Tierra de Canaán. Nuevamente las palabras son de Balaam pero él es inspirado por Dios para decirlas.

Las palabras que vienen tienen una esperanza Mesiánica maravillosa, y deben tomar lugar en el futuro. Junto con la misma hay una profecía de la pronta victoria de la milicia de Israel. Es un principio Bíblico clave que en ocasiones cuando la profecía es pronunciada la misma sucede no solo una, dos, pero hasta tres veces. La misma sucede en un futuro cercano, y nuevamente en un futuro lejano, y puede suceder en un tiempo intermedio; y esto es especialmente así como se refiere a las profecías concernientes a la venida del Mesías. Por lo que aquí obtenemos las palabras que son tan familiares para nosotros: “…una estrella se levanta de Jacob, un cetro saldrá de Israel…”. A los reyes en ocasiones se les refería como estrellas en el Medio Este antiguo. Este rey de Jacob va a causar un daño grave en los residentes de Moab (hoy en día, estamos hablando del Reino de Jordania). Edom va ser tomado prisionero. Amalec va ser aniquilado para siempre.

El verso 17 nos da un poco de problema en identificar quién este “Seth” o “Set” es. Estudios nuevos piensan que esto debió de haber sido traducido como Shut… s-h-u-t. Ciertamente esto no se está refiriendo a la familia inmediata de Adán y Eva. Más bien hay unos hallazgos recientes de documentos egipcios que hablan de unas personas en el área de Moab alrededor de este mismo tiempo que son llamados los “shutu”;casi seguro que a ellos es a los que se está haciendo referencia aquí.

En el verso 18, Seir y Edom son identificados como un lugar ya que Seir está localizado dentro de Edom.

Ahora comenzando en el verso 20 las cosas cambian un poco; mientras que la milicia Israelí era la causa de la muerte de Edom y Moab y Shut, la muerte de las varias naciones mencionadas en general NO es atribuida a la acción militar por los hebreos. Por lo tanto, nosotros debemos tomar esto como juicio divino traído por otro medio, tal como, otras naciones. La mayoría de los nombres de las personas y lugares aquí son difícil de identificar: se piensa que Quitim es una isla en el Mar Mediterraneo. Asshur puede ser o tal vez no el Imperio de Asiria, aunque Asshur va ser usado más tarde para definitivamente indicar Asiria (Iraq moderno). Probablemente esto es una tribu pequeña que vivió por un tiempo en el Negev.

Actualmente se piensa que Quitim probablemente es un nombre dado anteriormente para los Filisteos; y que estas mismas personas también van por el nombre genérico de Personas del Mar ya que venían del Oeste, por medio del Mar Mediterráneo. Y alrededor del 1200 A.C. Registros egipcios indican que las Personas del Mar atacaron la llanura costera de Canaán y luego se movieron al sur y atacaron a Heber quienes vivían en la parte superior del Sinaí. Por lo que, muy probablemente esto está profetizando la venida de los feroces Filisteos, quienes serían una terrible molestia para todos sus vecinos y eventualmente Israel.

La saga (narración histórica) de Balaam y Balac termina con ellos yéndose cada uno por su lado y cada uno regresando a su casa.

Me gustaría concluir esta semana con un pensamiento para todos nosotros llevar consigo; uno que yo sé que muchos de ustedes ya aceptan pero que otros no están tan seguros.

Yo creo que la saga de Balaam y Balac es un relato profético de la iglesia gentil. Balaam es un gentil. Él es un hombre espiritual; de hecho él le teme a Dios; que es que él cree absolutamente y presta atención al Dios de Israel. Él escucha del Dios de Israel y conoce al Dios de Israel. Sin embargo él no puede deshacerse de su herencia de tradiciones y costumbre gentiles de tiempo atrás las cuales están en desacuerdo con la Torá y otros mandatos Bíblicos de Jehová.

Balaam es un gentil espiritualmente orientado que sabe que Israel tiene un Dios poderoso, y a él se le ha dado una instrucción personal de parte de este Dios en cómo su relación debe de ser con Israel (una relación de unirse con ellos y bendiciéndolos basado en los pactos de Dios). Dios le hace claro a Balaam que Él ya ha bendecido a Israel y como resultado ningún hombre o nación gentil puede anular lo hecho. Y Dios NUNCA va dejar de ver a Israel como un pueblo bendecido. Él nunca va a maldecir a Israel permanentemente, y Él se va a oponer a cualquiera que trate de maldecir a SU pueblo.

Dios le dice a Balaam que a Israel le espera un futuro glorioso PORQUE ellos son bendecidos por Dios. Balaam dice que él quiere morir en la justicia que el pueblo de Israel ha sido dado por Jehová.

Y aun así nosotros encontramos a Balaam una y otra vez en su jornada a Moab siendo advertido por Jehová del peligro de brindarle servicio a un enemigo de Dios, el Rey de Moab. De alguna manera hay esta desconexión intelectual (Balaam lo describe como una ceguera que finalmente se le va) por medio del cual el no podía captar que él no podía brindarle servicio a una nación gentil cuya intención era debilitar o hacerle daño a Israel, y a la misma vez honrar propiamente y estar en harmonía con el Dios de Israel. Pero eso no lo paró a él de tratarlos en numerosas ocasiones.  

Balaam es un modelo maravilloso de la iglesia gentil. ¿Puedes verlo? La corriente regular de la institución de la iglesia dice que Israel ya no tiene un futuro glorioso, sino que ese futuro glorioso ahora le pertenece a la iglesia gentil. Las doctrinas de la iglesias más ubicuos y aceptadas dicen que Dios ha abandonado a Israel, rechazado a SU pueblo por siempre, los ha maldecido y ha bendecido a nosotros los gentiles en vez de a ellos. Y la iglesia esta tan horriblemente equivocada en esto. Hermanos y hermanas en Cristo es una estupidez completamente autodestructiva el pensar que nosotros podemos hacer cualquier cosa menos trabajar activamente para bendecir a Israel. Los creyentes no siempre han tenido una oportunidad directa para hacerlo, pero nosotros sí la tenemos ahora. Israel no renació como nación hasta hace unos 60 años atrás, por lo que no había ninguna nación de Israel para amar y defender. Obviamente durante los siglos de dispersión judía (especialmente anteriormente del renacimiento de Israel) debió de haber sido la obligación inequívoca de la iglesia de estar del lado de ellos y hacerse amigos de las familias judías cuando ellos más lo necesitaron, pero nosotros no lo hicimos.

Nosotros nunca debemos de ayudar o prestar apoyo moral y por consiguiente fortalecer a los enemigos de Israel (como eran las intenciones de Balaam) y llamarlo imparcial o amoroso y amable, y pensar que de alguna manera esto no es maldecir a Israel.

Balaam no iba a personalmente hacerle daño a Israel, él estaba meramente yendo ayudar al enemigo de Israel (Moab) y luego irse para su casa. Dios le dijo a él que si él lo hacía, Él iba a tener que matarlo.

Nosotros no podemos enviar suministros y dinero para los palestinos, o aplicar presión política sobre Israel por parte de ellos, y luego de alguna manera afirmar que el Dios de la Biblia aprueba esto como una causa digna y santa. Nosotros no debemos de unirnos con el mundo secular para empujar a que Israel divida la tierra que fue prometida para ellos por Dios, o insistir que Israel transfiera a los musulmanes su capital, el mismo lugar donde nuestro Mesías va a poner su pie cuando Él regrese de los Cielos, o hasta permitirle al Islam mantener un altar pagano y un centro de adoración donde el Templo de Dios una vez existió y existirá de nuevo, y luego decir que porque nuestras sincera intención es paz el hacer todas estas cosas es visto con bien ante los ojos de Nuestro Señor.

Sí balaam puede despertar y ver la luz, también puede la iglesia. Sí Balaam finalmente puede entender que Israel no es como las naciones gentiles, que Dios no es un humano que cambia de idea, que cuando Él hace una promesa o un pacto Él lo cumple y que el Señor Mismo va a maldecir a cualquiera que maldiga a Su pueblo escogido, Israel, entonces así mismo nuestros hermanos finalmente van a poder entender eso. Vamos hacer nuestra parte para ver que esto suceda, pronto.

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms