image_pdfimage_print

Levítico Lección 36 Capítulo 24

Levítico

Lección 36 Capítulo 24

Levítico capítulo 24 nos presenta con una diversa colección de ordenanzas y reglas sobre varios temas. Los primeros versos tratan con asuntos que conciernen al Santuario de Jehová que es para esta era de Levítico la tienda movible llamada el Tabernáculo del Desierto, y más tarde será el Templo localizado en Jerusalén. La última mitad de Levítico 24 trata primordialmente con un crimen de naturaleza seria: la blasfemia, y en segundo lugar sobre la justicia en general.

Ahora mucho de lo que nosotros vamos a leer lo hemos escuchado anteriormente. En algunos casos la información es repetitiva; en otros casos la misma añade información adicional que es importante. De hecho los eruditos y los Rabinos han batallado con esta sección de Levítico, y yo les voy a mostrarles el área de desacuerdo y preocupación cuando lleguemos a la misma.

LEER LEVÍTICO 24 completo

Solo para recordarles, el verso 1 nos dice que lo que estamos leyendo es lo que Jehová le comunico a Moisés. Y también solo para recordarnos, y hasta cierto grado nosotros podemos reemplazar todas las veces que veamos la palabra “Señor” (cuando se está refiriendo a lo divino), y cada vez que veamos la palabra “Dios” en nuestro Antiguo Testamento, con la palabra “Jehová”…el nombre de Dios. ¿Por qué nosotros correctamente podemos hacer esto? Porque nosotros sencillamente estamos restaurando el original con esa sustitución. Mi intención no es probar esto pero yo continuo encontrando día a día razones por la cual es importante restaurar el nombre de Dios en las Escrituras. Y el 99% del tiempo…..bastante literalmente el 99% del tiempo…..nosotros vemos las palabras “Señor” y “Dios” en nuestras Biblias, en el A.T., el hebreo original era yud-heh-vav-heh…..Jehová. Esto no es una conjetura sino que un simple hecho. Nosotros no solo tenemos los textos Masoréticos en hebreo, que datan de 800’s D.C., nosotros ahora tenemos los rollos del Mar Muerto que tienen la mayoría de los libros del A.T. entre ellos para compararlos y los mismos datan de al menos el tiempo del nacimiento de Cristo y probablemente un siglo antes. Y en todos los casos es muy raro que nosotros encontremos los términos hebreos para “Dios” o “Señor” ser usados en referencia a Jehová; más bien SU nombre personal es usado más de 6000 veces al igual que es usado aquí para comenzar Levítico 24.

Jehová le ensena a los Israelitas que ellos deben de usar puro aceite de olive, claro, para prender la Menorah….la lámpara grande dorada que está en el Lugar Santo del Santuario. Yo les voy a mostrar unas cosas a ustedes que yo creo que son bien significativas pero que en ocasiones son perdidas en la traducción. Yo quiero primero recordarles de unos versos claves en el N.T., el cual correlaciona la Torá con el Mesías. Jesús, Yeshua, dice esto: LBLA Juan 5:46 Porque si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. 47 Pero si no creéis sus escritos, ¿cómo creeréis Mis palabras?

Mucho de la Torá establece patrones y tipos y sombras que describen lo que ha de venir y el propósito del Mesías.

Y aquí, escondido en este segundo verso de Levítico, hay una pequeña pieza del rompecabezas. Nosotros sabemos que el Menorah está relacionado con el Mesías ya que Él es la luz del mundo. Y el libro de Apocalipsis, en particular, hace esa conexión directa para nosotros; nosotros no tenemos que suponer acerca de esto. Bueno la Menorah requiere que algo sea quemado como combustible para proveer la luz; y ese algo es descrito como aceite puro de oliva. En aquel tiempo habían otras cosas disponibles y regularmente usadas para quemar y crear luz: la grasa del animal, estiércol de animal, aceite de criaturas de mar, cera, hasta petróleo que salía naturalmente a través de pequeñas fisuras en la tierra. Pero Jehová requería que SOLO se usara en la Menorah el aceite de olive. Nosotros encontramos a través de la Biblia que una conexión es hecha entre el árbol de oliva e Israel; eventualmente el árbol de oliva va a llegar a simbolizar a Israel en las Escrituras.

Hay muchas maneras para procesar el olivo y extraer el aceite. Generalmente las mismas eran exprimidas…..aplastadas….para exprimir el aceite. Pero aquí en Levítico nosotros tenemos una palabra hebrea e inusual que es usada para describir el proceso NECESARIO para obtener el combustible del aceite de oliva cuando es para usarse para el Menorah; el verbo hebreo es kathith, y la misma quiere decir, “golpear”. Las olivas deben ser golpeadas, y no exprimidas para sacarle el aceite. Yo estoy segura que los hebreos tenían muy poca idea del porque esto era necesario. Rashi ha comentado en el uso de esta palabra y el mismo estaba un poco dudoso del porque los olivos específicamente tenían que ser golpeados. Era más fácil y rápido el sencillamente aplastar las olivas con un mortero y un pilón, la manera común de hacerlo, y más tarde un trapiche era usado. Pero nosotros tenemos un conocimiento a posteriori de la habilidad de entender que Yeshua, el Mesías, sería golpeado severamente, golpeado duramente. Pero Mesías NO iba ser aplastado, Sus huesos no iban a ser rotos o pulverizados. Este proceso del aceite de oliva del olivo siendo golpeado en vez aplastado y exprimido para uso en la Menorah establece un tipo y un patrón.

Permítanme también tomarme un momento para aclarar algo. Es muy raro que las traducciones en español traigan directamente la palabra Menorah; generalmente es traducido como lámpara o lámpara dorada. Entiende: cuando veas la palabra lámpara o lámpara dorada ser usada (y esto incluye en Nuevo Testamento) la misma se está refiriendo a la Menorah del Templo.

Recuerda esta conocida expresión de Jesús en Apocalipsis:

LBLA Apocalipsis 2:5 ‘Recuerda, por tanto, de dónde has caído y arrepiéntete, y haz las obras que hiciste al principio; si no, vendré a ti y quitaré tu candelabro de su lugar, si no te arrepientes.

Si tú tienes la Biblia Completa Judía (Complete Jewish Bible), la palabra lámpara ha sido correctamente sustituida con la palabra Menorah. La importancia es que las analogías del trabajo de Mesías están directamente unidas a las cosas sagradas y santas como la Menorah del Templo y esto es así para que nosotros podamos ver esa conexión.

El árbol del olivo es el símbolo de Israel el aceite de oliva puro representa a Yeshua, el Israelita más puro. Yeshua personifica el ideal celestial de Israel….lo que Pablo (por falta de mejores palabras) llama el “Verdadero Israel”. El Verdadero Israel es el equivalente de la nación física y terrenal de Israel (nuestra Dualidad de la Realidad jugando un papel, nuevamente). Y es Yeshua el combustible más puro que provee o la luz más pura (o mejor, la iluminación) para un mundo en oscuridad. NOSOTROS como SUS discípulos debemos emularlo a ÉL; nosotros también debemos de ser combustible puro y limpio para la luz. Nosotros nunca vamos alcanzar en estos cuerpos la pureza de nuestro Salvador, pero nosotros debemos esforzarnos a ser puros. En unos pocos minutos yo les voy a mostrar otro lugar donde el ministerio del Mesías es entrelazado a este capítulo 24 de Levítico.

Los próximos versos también clarifican algunas cosas de como la Menorah debe ser cuidada. Por ejemplo las últimas palabras del verso 2 son típicamente traducidas como “hacer arder la lámpara continuamente”. Algunas versiones dicen “hacer la lámpara arder SIEMPRE o PARA SIEMPRE”. Esto causa un problema porque el próximo verso, el verso 3, dice que las lámparas deben arder desde el anochecer hasta la mañana, lo cual es bastante diferente a “siempre”.

La palabra hebrea que típicamente ha sido traducida como “continuamente” o “siempre” es tamid. Cuando tamid es usado como un adjetivo o un adverbio (como lo es aquí) la misma NO quiere decir continuamente o siempre. Más bien la misma quiere decir “regularmente”. En nuestro caso, en este contexto, la palabra “diariamente” probablemente es la mejor traducción. Por lo que el verso debe leer, “hacer que la lámpara arda diariamente”.

Ahora mira el verso 3; el mismo dice que la lámpara debe arder desde el “anochecer hasta la mañana” y luego, bastante raro, aparece que le añadieron la palabra “continuamente”. La mayoría de las Biblias dicen, “desde el anochecer hasta la mañana delante del Señor continuamente” (el cual francamente no hace mucho sentido…¿cómo puede ser solo durante las horas de la oscuridad y continuamente a la misma vez?) yo he leído comentarios que dicen que la Menorah ardió noche y día PORQUE la Biblia supuestamente dice que debe arder continuamente. Incorrecto. Y claro que eso lo hacen para que pegue con la traducción del verso anterior que también es traducido como “continuamente” o alguna otra palabra que quiere decir lo mismo. Nuevamente la palabra hebrea es tamid, la cual quiere decir regularmente y NO continuamente. Por lo que el problema es resuelto fácilmente. Y, de hecho, el verso verdaderamente lee, “desde el anochecer hasta la mañana delante de Jehová regularmente”.

Como es de imaginarse la Menorah SOLO ardía durante las horas de la oscuridad. Y que gran simbolismo hay en esto; el Mesías, representado por el Menorah, la Lámpara Dorada, fue consumida en la tierra para un propósito específico; para ser combustible que trae luz a un lugar oscuro…..el mundo. Cuando Él regrese a gobernar ÉL no va ser combustible que será consumido; Él va ser el Rey que gobierna sobre un lugar de luz, no de oscuridad. Según nos dice Apocalipsis no habrá sol ni luna, y no habrá necesidad de lámparas; ya que Jehová será nuestra luz.

La manera en que la luz FÍSICA es producida en nuestro Universo es por algo siendo consumido como combustible. En nuestro Universo la luz resulta de una conversión de materia a energía ya sea aceite de oliva, madera, petróleo, gasolina, o hidrógeno que aviva las estrellas incluyendo el sol. Aun cuando Yeshua estuvo aquí físicamente la ÚNICA manera que ÉL podía producir luz era por SU ser siendo consumido. Hermanos esta es la ÚNICA manera que NOSOTROS podemos producir luz….por el nuestro siendo consumido. Nuestras vidas deben ser usadas…..consumidas….para ÉL si nosotros vamos a producir luz. Una conversión de materia a energía debe de ocurrir. Nosotros podemos ser un envase lleno de aceite de oliva puro (uno que tiene a Jesús en nuestros corazones), pero hasta que el fuego sea encendido el aceite no va ser consumido. No vamos a emitir luz hasta que nosotros pongamos en acción (energía) lo que nosotros tenemos. El conocimiento de la verdad, el sentarnos alrededor de lo que se siente bien y pacifico NO produce luz. Nosotros debemos usar nuestro tiempo, nuestros recursos, y vivir nuestras vidas para ÉL…..de lo contrario nos estamos engañando y estamos sujetos a estar entre los muchos quienes, cuando el Señor regrese y vayamos a encontrarlo y saludarlo y le digamos ¡Señor, Señor!; al cual Yeshua nos responda, “…..apártate de mí”. Permítanme aclarar, aun cuando, ese no es nuestro consumo para ÉL que trae salvación; más bien, nuestro consumo es el resultado de entender nuestra Salvación y permitir que tome su curso natural en nuestras vidas.

Después de las instrucciones de la Menorah, los versos 5-9 tratan con lo que es típicamente llamado el Pan de Misericordia. Estas son 12 hogazas de pan….pan con levadura….que están en una mesa adentro del Lugar Santo y las mismas deben ser puestas en dos filas. Como nosotros sabemos las dimensiones aproximadas de la mesa (un poco más de 2 pies cuadrados) que nosotros sabemos que los panes tenían que ser puestos en una pila…uno encima del otro.

Cada hogaza de pan requería como 2 ¼ litros (alrededor de 5 pintas) de harina de sémola. Cada hogaza de pan pesaba aproximadamente 4 libras. Ahora el poner pan o comida en el templo de los dioses era algo muy normal y acostumbrado en la sociedad del Medio Este de esos días, y en Egipto también. Pero aquí entre los hebreos, Dios hace claro que la comida NO es para ÉL. Esta comida es la porción del sacerdote.

El simbolismo de las 2 filas, o pilas, o Pan de la Misericordia coincide con las dos piedras grandes que eran parte del Efod del Sumo Sacerdote; sobre estas dos piedras estaba escrito los nombres de las 12 tribus de Israel….6 nombres en cada piedra. Pero el hecho de que las 12 están divididas en dos grupos y que hay dos piedras con el nombre de Israel dividido entre las dos, me dice que el simbolismo toma un paso más allá: que en un futuro cercano (desde el día en que se dio la Ley en el Monte Sinaí), Israel seria dividido en DOS partes, dos casas. Y claro que ni Moisés ni los Israelitas se hubieran imaginado que tal cosa estaba tan cerca.

El verso 7 necesita clarificación; por lo general la traducción dice que el incienso debía ser puesto SOBRE los panes de la Misericordia. Por lo que el retrato que tenemos aquí es que la especie fragante y súper costosa debe ser esparcida sobre cada hogaza de pan. El incienso es ciertamente fragante, pero cuan bueno sabe es otro asunto.

De hecho la preposicion hebrea ‘al, la cual generalmente traducida sobre (haciendo que se ponga el incienso SOBRE el pan) esta incorrecta. ‘Al no quiere decir sobre la misma quiere decir al lado de, o cerca de, o junto con. Lo que ocurria era que el incienso era puesto en dos hornillas AL LADO de la Mesa de los Panes de Misericordia y luego se quemaban como incienso.

Nosotros solo obtenemos unas cuantas de clases de referencias al Pan de la Misericordia según es usado en el Templo en el N.T.; la más notable siendo cuando Jesús estaba defendiendo el uso de Su poder sanador en el Sabbath. LBLA Mateo 12:1 Por aquel tiempo Jesús pasó por entre los sembrados en el día de reposo; sus discípulos tuvieron hambre, y empezaron a arrancar espigas y a comer. Y cuando lo vieron los fariseos, le dijeron: Mira, tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo. Pero Él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David cuando él y sus compañeros tuvieron hambre, cómo entró en la casa de Dios y comieron los panes consagrados, que no les era lícito comer, ni a él ni a los que estaban con él, sino sólo a los sacerdotes?

Por lo que esta práctica de tener los Panes de Misericordia en el Templo y dar fe que era solo para que los sacerdotes comieran, es confirmada por Yeshua aquí en el N.T. al admitir que David técnicamente estaba rompiendo la Ley para comerlo. Su punto era que los eruditos y los Rabinos no tenían problema con David comiendo de los Panes de Misericordia; era de conocimiento general que cuando la vida y el bienestar estaban en riesgo a veces tenía que ser pesado en contra de la interpretación más estricta de la Ley. Yeshua estaba usando un método de debate rabínico muy bien conocido llamado Kal V’homer. Por lo que el básicamente les está diciendo que si ellos no tuvieron problema con que David alimentara los hombres que tenían hambre usando el pan sagrado, ¿porque ellos tienen que tener problema con el alimentando a sus discípulos que tienen hambre en el día del Sabbath? El Pan de la Misericordia era sustituido una vez por semana para cada nuevo Shabbat y los sacerdotes cogían el pan que había sido removido.

El verso 10 comienza a tratar con la ley en contra de la blasfemia y otros crímenes serios. Yo me he dado cuenta en varias ocasiones que era una multitud mixta la que salió de Egipto. Y aquí se nos da un ejemplo de una mujer Israelita que se había casado con un egipcio, y había producido es hijo “mixto”. Nosotros podemos asumir que había miles y miles de familias de algún tipo de mezcla similar a esta que había seguido a Israel fuera de Egipto. El punto hecho es que este “medio-Israelita” tuvo una pelea con un Israelita de sangre completa y durante la batalla el que era mitad egipcio pronuncio el NOMBRE (el Shem, de Dios, Jehová) como blasfemia….en lenguaje moderno, él dijo una palabrota (grosería)…..el uso el nombre de Dios en vano.

Éxodo 22:27 cita la ley con respecto al uso descuidado del nombre de Dios: LBLA Éxodo 20:7 No tomarás el nombre del Señor tu Dios en vano, porque el Señor no tendrá por inocente al que tome su nombre en vano.

Aquí nosotros vemos el castigo para tal acto: la muerte. El contexto de todo este asunto es como el presentar el caso delante de un juez. Un detallado ejemplo de un crimen es dado, y luego el castigo es prescrito.

Es interesante que es hecho claro que la tribu al que este hombre salía…..al menos, la tribu de su madre…..era la tribu de Dan. No iba pasar mucho tiempo después de entrar a la Tierra Prometida que Dan iba apartarse de las otras tribus de Israel llego a ser el centro de su culto. Ellos construyeron un Templo y un altar allí, y practicaron toda clase de rituales paganos y abominables ( hoy en día puedes visitar el lugar exacto). Por lo que Dan gano una reputación como malo entre los Israelitas, y nosotros vamos a encontrar en un número de casos donde es específicamente mencionado que alguien de la tribu de Dan hizo algo malo, y luego el castigo es prescrito; por consiguiente Dan es usado a veces como objeto de lección.

Yo les mencione anteriormente que nosotros encontramos algunas referencias ocultas al Mesías en este capítulo. Yo les he demostrado una y aquí nosotros encontramos otra pero nosotros realmente solo la vemos cuando examinamos el hebreo. En el verso 11 donde dice que el hijo de la mujer Israelita “pronuncio” o “blasfemo” (dependiendo en la versión de su Biblia) el Nombre de Dios, la palabra hebrea usada es “naqab”.

Anteriormente en nuestra lección nosotros vimos que los olivos de los cuales el aceite de olivo sagrado era extraído para prender la Menorah NO podía ser aplastado, exprimido, sino que más bien golpeado. Aquí nosotros encontramos que la palabra hebrea naqab es usada para describir la naturaleza del crimen capital de tomar el nombre de Dios en vano. Literalmente, naqab quiere decir herir, clavar y el mismo generalmente es traducido como blasfemia. Por lo que naqab quiere decir herir como en el sentido de causar una herida, hacer daño.

Nosotros encontramos que el maldecir al usar el nombre de Jehová, el ½ Israelita ½ Egipcio había herido el nombre de Dios; al igual que nosotros encontramos anteriormente que los olivos usados para proveer combustible para la iluminación del mundo tenía que ser golpeado. Si hay dos características dramáticas usadas ocasionalmente en el Nuevo Testamento para describir la pasión de Cristo son molido, golpeado y herido. Ciertamente Moisés habló mucho del Mesías (igual que Jesús dijo que él hizo) y nosotros podemos ver mucho más claro si solo examináramos la Torá con todo lo judío restaurado en vez de declarar su supuesta irrelevancia.

El verso 14 nos dice que el “blasfemo” debía ser tomado fuera del campamento y ejecutado. Nosotros hemos discutido el término fuera del campamento anteriormente; el mismo quiere decir literalmente lejos de donde los Israelitas habían levantado sus tiendas. Parte de la razón para tomar la persona condenada fuera del campamento era para evadir la impureza ritual traída por la presencia de algo que estaba a punto de llegar a ser: un cadáver. Pero aún mas era un mandato y tradición el permitir una ejecución SOLO fuera del campamento. Nosotros no vamos a abundar en eso ahora mismo pero el hecho que Jesús TUVO que ser ejecutado fuera del campamento según la Ley judía, y que se nos dice en Hebreos que ciertamente ÉL fue ejecutado fuera del campamento, nos da una clave de donde Él probablemente fue crucificado; y aún más que casi definitivamente los lugares tradicionales que la mayoría de los cristianos peregrinan a Jerusalén como el lugar del Calvario no pueden haber sido ya que esos lugares están ADENTRO de la frontera del “campamento” de la ciudad de Jerusalén en aquellos días.

El verso 14 nos dice que el criminal debía ser apedreado a muerte por toda la comunidad. El apedrear era simbólico de rechazo de la persona por toda la comunidad como un entero, y una aceptación que esta conducta era pecaminosa. El poner las manos antes de ser apedreado es interesante; esto no quiere decir que los ciudadanos de Israel lo agarraban y lo maltrataban de camino apedrearlos. Más bien esto simboliza un acto similar al de un devote quien trae un animal al sacerdote para sacrificio y luego pone sus manos en la cabeza del animal de sacrificio. Cuando un animal debe ser sacrificado, por medio del devoto poniendo sus manos en la cabeza del animal la autoridad y propiedad es transferida a Dios. Él devoto también es, de alguna manera, transfiriendo sus propios pecados de sí mismo a el animal cuya sangre seria derramada como expiación sustituta para el devoto.

Se nos dice que un grupo específico de personas se le manda a poner las manos en el criminal; aquellos que le escucharon hablar la blasfemia. Muchas personas pudieron haber visto el altercado ocurrir; pero muchos MÁS escucharon al hombre gritar su blasfemia. Según los estándares Bíblicos uno que ESCUCHA es al menos tan buen testigo como el que VE (yo pienso que un principio de Dios muy importante) . Al poner la mano colectivamente como comunidad en el criminal ellos estaban pronunciando que ellos estaban de acuerdo en el juicio en contra de él; y que su sangre caía sobre su cabeza. Ahora esta noción de “su sangre caer sobre su cabeza” lleva consigo un significado diferente de lo que los gentiles típicamente piensan. Cuando nosotros escuchamos esas palabras nuestro pensar generalmente quiere decir: bueno, fue tu culpa, tu sabías pero de todos modos lo hiciste, por lo que estas recibiendo lo que te mereces. Pero ese NO es lo que los hebreos pensaban.

Presta atención porque esto es otra pieza interesante al rompecabeza que es la sociedad hebrea Antigua que forma el contexto de todas las Sagradas Escrituras. Cuando un animal iba a ser sacrificado la culpa del devoto simbólicamente era transferida al animal cuando el devoto ponía las manos sobre la cabeza del animal. Cuando la sangre del animal era derramada (cuando ritualmente lo mataban) entonces los pecados del devoto eran expiados porque la vida del animal era un sustituto legal para la vida del devoto. El devoto debió de haber experimentado la muerte como paga por sus pecados y pagar por sus pecados con su propia sangre. En cambio un animal inocente moría como una muerte sustituta en lugar del devoto; y esto no era solo aceptable a Dios el sistema fue establecido por Dios. Esta es la base entera del sistema de justicia de Jehová; el mismo es la base entera para la muerte del Mesías en la cruz. Si nosotros decimos (según hace la mayoría de la iglesia) que con el nacimiento de Cristo la Ley ya está abolida, y como el sistema de sacrificio basado en expiación y sustitución estaba en el centro de la Ley, entonces la muerte de Jesús como expiación sustituta para nosotros no hubiese tenido ningún contexto o significado.

Los ejecutores al poner las manos en el criminal era una indicación que ninguna sustitución estaría disponible…..que la culpa del criminal era la suya propia y el (el hombre condenado) NO podía transferir su culpa a un animal de sacrificio; sino que, como acto final de su existencia, el criminal tenía que morir por sus propios pecados.

Además era la creencia hebrea que al ser ejecutado, el criminal ciertamente pagaba por sus pecados con su propia sangre Y POR LO TANTO su pecado (en alguna manera) era expiado. Ahora exactamente que esto queria decir, no está claro. Ya que la vida después de la muerte era un concepto muy vago para los Israelitas y como NO había concepto alguno de morir e ir al cielo hasta que Yeshua vino, es difícil saber si la idea en sus mentes era que el criminal estaba realmente perdonado por su violación por medio de derramar su propia sangre….o qué. Si ellos pensaban que quería decir que él estaba perdonado, entonces ellos estaban incorrectos; el ser ejecutado no era un acto que llevaba al perdón el mismo era un acto que llevaba a una separación permanente de la comunidad de Dios de creyentes.

Despues de dar el ejemplo de este criminal en particular (el blasfemo) Jehová dice, Y hablarás a los hijos de Israel, diciendo: “Si alguien maldice a su Dios, llevará su pecado. 16 “Además, el que blasfeme el nombre del Señor, ciertamente ha de morir; toda la congregación ciertamente lo apedreará. Tanto el forastero como el nativo, cuando blasfeme el Nombre, ha de morir”. O, más literal, cualquiera que “hiera” el nombre de Dios será matado

Date cuenta, por favor, de cuan serio es usar el nombre de Jehová inapropiadamente. También date cuenta que en el N.T. nosotros obtenemos la contraparte espiritual a el acto físico terrenal de blasfemar: LBLA Lucas 12:10 “10 Y a todo el que diga una palabra contra el Hijo del Hombre, se le perdonará; pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo, no se le perdonará.

En Levítico no hay perdón ni expiación sustituta disponible para el que blasfema el Nombre de Dios; el pierde su vida terrenal…..él es ejecutado. En Lucas no hay perdón ni expiación sustituta disponible (uno no puede depender de la sangre de Cristo) para el que blasfema el Espíritu Santo; en tiempos modernos él no puede ser ejecutado por una corte de ley ni perder su vida física, pero él si pierde su vida eterna. ¿Quieres saber lo que es la blasfemia? Pues lee Levítico; el Nuevo Testamento espera que ya sepas lo que es. El blasfemar al Espíritu Santo es representarlo inadecuadamente a Él, hablar en contra de Él, o usar Su nombre o características inapropiadamente, o el que manche Su reputación. El declarar que el Espíritu Santo te ha instruido hacer algo, cuando tú sabes muy bien (o sencillamente estas siendo descuidado con tus palabras) que Él no lo ha hecho, es blasfemar el Espíritu Santo. El renunciar a la deidad de Yeshua es blasfemar el Espíritu Santo de Dios porque la confianza en el Mesías es el pre-requisito para recibir el Ruach HaKodesh. Aparte que, uno de los nombres de Dios ES Ruach HaKodesh.

Luego en el verso 17 el castigo para matar es reiterado y está unido a la violación de la blasfemia al ser lo próximo discutido porque la muerte al violador también esta prescrita. Pero date cuenta otra vez con nuestra palabra hebrea “naqab”, queriendo decir herir, que lo que está siendo ilustrado aquí es que ya no HAY más crímenes violentos que un hombre pueda cometer espiritualmente en contra de Jehová que el blasfemar Su santo nombre, al igual que no hay más crímenes violentos que un hombre pueda cometer físicamente en contra de la humanidad que el matar a un ser humano.

De hecho al usar el término herir, naqab, la Escritura está diciendo que el blasfemar es el equivalente espiritual de atentar matar a Dios. Y yo no encuentro ninguna indicación que el crimen ha sido abolido para los creyentes modernos de hoy en día. Date cuenta también que esto aplica a los extranjeros al igual que para los Israelitas.

Comenzando en el verso 17 el tema cambia; se nos dice que, a diferencia de la práctica estándar de algunas culturas en el Medio Este de esa era, los hebreos no debían tomar la vida humana como intercambio por la vida de una bestia. En otras palabras no importa las circunstancias, el matar el animal de alguien no justifica la pena de muerte al criminal humano.

Lo que este verso nos está facilitando es lo que algunos estudiosos han llamado, en Latin, “lex talionis”; la ley de represalia. Esta es la área de Levítico 24 que esos rabinos y eruditos han batallado y tienen grandes diferencias de opinión. Y nosotros encontramos que una clase de represalia (cuando es hecha legalmente) es ciertamente considerada justicia de Dios en este capítulo y este principio es declarado en los versos 19-20. Aquí es donde nosotros obtenemos la declaración de ojo por ojo y diente por diente. Aunque es una clase de represalia diferente que era estándar para aquellos tiempos, y siglos más tarde en el tiempo de Roma, el cual operaba en el principio de lex talionis.

Vamos abundar aquí un poco más ya que de todos modos esto es el final del capítulo.

Desde tiempos inmemoriales muchos eruditos hebreos han insistido que las intenciones de las palabras de los versos 19-20 NO eran que si un hombre fracturaba el brazo de otro hombre, el brazo del infractor como consecuencia era fracturado. Ni que si un hombre le tumbaba un diente a otro hombre al que lo hizo se le tenía que tumbar un diente (y su posición ciertamente parece haber sido validada por Yeshua de Nazaret). Más bien esto era un llamado para un castigo proporcional; que el castigo no debía ser mayor que el crimen. De hecho NO hay evidencia, que aun cuando Dios TUVIESE la intención que el mismo daño físico que fue hecho por el agresor debía ser hecho para atrás, que los hebreos JAMÁS, en ningún momento, regularmente practicaron este principio de esa manera. ¿Qué alguien lo haya hecho por rabia, tipo estilo vigilante? Sin duda alguna.

Más bien (particularmente en lo que respecta al daño a los animales y en ocasiones lo que respecta al hombre) la compensación era el metodo preferido de “represalia”. La mutilación como castigo no era normal en el sistema hebreo; aunque aparentemente en raras ocasiones si sucedía. De hecho en Deuteronomio 25 nosotros encontramos un caso específico de un requisito de una mujer tener su mano removida por agarrar los genitales de un hombre que estaba peleando con su esposo. En otro caso que aparece en el Talmud, yo leo donde hubo una discusion sobre si un criminal debia sacarle ojo por su crimen. La discusión estaba centrada en el hecho que este criminal ya le faltaba un ojo; por lo que el sacarle su otro ojo lo dejaría completamente ciego. Y la ceguera total sería un terrible castigo y no equitativo por el crimen que el había cometido. Nosotros vamos a encontrar otras cuantas discusiones en la Biblia y dozenas de documentos judios sobre este difícil tema.

No hay duda alguna que alguno de los debates y discusiones entre los eruditos eran hipotéticos, pero la mayoria de ellos eran casos reales. Pero con la más rara excepción, la compensación monetaria de alguna clase era preferida sobre el castigo físico; y la mutilación física era vista con disgusto (el punto de vista de Señor es otro asunto).

Al final los eruditos y los rabinos y la mayoría de los cristianos estaban de acuerdo en un punto, lo equitativo era el asunto en nuestro caso de Levítico 24; queriendo decir que no solo el asunto del crimen vs el castigo equitativo pero también que la nacionalidad del criminal no debía ser la causa para un estándar diferente. Una y otra vez en la Torá, al igual aquí en el verso 22, es dicho que ya sea un Israelita o un extranjero que debe de haber una ley para todos (bastante diferente a la doctrina cristiana que dice que hay unas leyes para los judíos y otras para los gentiles).

But there should also be left no doubt that God demands an equitable price to be paid for criminal activity. Our modern sensibilities, particularly in the West, are somewhat offended when we’re told that long jail terms, capital punishment, even heavy fines, are retribution and not justice; but in fact it’s hard to argue otherwise….we just don’t like the sound of the word “retribution”. Retribution basically means tit-for-tat. It’s just that retribution outside of the enshrined Godly justice system is vigilantism, while retribution inside of it (when properly conducted and applied) is equitable justice. And, that certainly seems to be the Lord’s viewpoint as expressed literally in the Scriptures as well. Nowhere, even in the N.T., is it said that a price is not to be paid for criminal acts. But the definition of what IS a criminal act and the price to be paid is set according to the principles behind the laws and ordinances set down by God in the Torah…..and not applied willy-nilly, nor without the governing tribal or national authority.

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms