image_pdfimage_print

Levítico Lección 30 Capítulos 20 y 21

Levítico

Lección 30 Capítulos 20 y 21

Nosotros comenzamos Levítico 20 la semana pasada, y su propósito NO es repetir las mismas leyes que han sido establecidas en los capítulos anteriores (aunque a primera vista parece ser); más bien esto es lo que nuestro sistema de corte moderna llamaría “la fase de castigo”. Si una persona es encontrada culpable de los crímenes enumerados, entonces el capítulo 20 está en efecto, porque el mismo carga una lista paralela de las consecuencias requeridas. En ocasiones esa consecuencia es la muerte.   

Vamos a volver a leer un poco de Levítico capítulo 20:

VOLVAMOS A LEER  LEVÍTICO 20:1 – 9

En la primera parte del verso 3 nosotros obtenemos una frase Bíblica bastante común pero que suena rara: Yo pondré mi rostro contra ese hombre”, el poner el rostro en contra quiere decir el intento de infligir un castigo. Y la noción en este contexto es que la persona quien adora a Moloc va a morir físicamente apedreada, y en adición él va ser separado de Dios por toda la eternidad, muerte espiritual; y si las personas no llevan al criminal a justicia, Dios va infligir un terrible juicio en el criminal por el resto de sus días y LUEGO, sobre su muerte física, abdicar esa persona como uno Suyo. Hermanos, esto sencillamente no se pone peor que esto; la muerte a cada nivel posible.  

¿Y por qué hay esta amenaza de un juicio terrible por la violación de estas leyes en particular? Porque el pueblo de Israel a) cometió idolatría, b) no mostró respeto por la vida. Además, al pueblo de Dios tener la osadía de adorar un dios falso ellos han profanado Su Santuario (el Tabernáculo del Desierto) y han profanado Su Santo nombre y por consiguiente la santidad personal de Dios fue transgredida por este acto. Como nosotros hemos visto una y otra vez el Señor VA proteger SU santidad personal  a un costo ilimitado. Si ÉL tiene que destruir el universo entero y comenzar todo otra vez para mantener el nivel infinito de santidad que es SU misma esencia, EL lo va hacer. Y de hecho Apocalipsis revela que esto es exactamente lo que ÉL va hacer eventualmente.

Hace un tiempo atrás yo llegué a la conclusión que nosotros tenemos una percepción completamente equivocada de lo que significa en las Sagradas Escrituras profanar el nombre de Dios; o cuando nosotros decimos que nosotros hacemos algo en el nombre de Dios (o como en ocasiones en el nombre de Jesús) esto verdaderamente no quiere decir para nosotros lo que la Biblia tiene la intención que nosotros entendamos. Cuando dice aquí en Levítico 20 que Israel profana el santo nombre de Dios al hacer sacrificio a Moloc, esto quiere decir que Israel pervierte y tergiversa los atributos santos de Dios, Su naturaleza santa. Como pueblo de Dios, Israel (y nosotros) somos mandados a “ser santos” de la misma manera que el Señor es santo. Pero CÓMO nosotros hacemos esto; ¿Cómo nosotros nos comportamos de una manera sagrada, y cómo un simple hombre puede profanar la santidad de Dios? ¿Cómo la conducta SAGRADA se ve? Este concepto de nuestro ser, siendo santo y por consiguiente imitando los atributos de Dios trabaja de la mano con los principios muy bien establecidos que la humanidad fue creada a la imagen de Dios.

Y a mí me gustaría ofrecer esta definición del término, a imagen de Dios: la imagen de Dios es la suma de todos Sus atributos. Aun cuando la mayoría fueron hechos a la imagen de Dios y se espera que refleje esa imagen en su vida diaria, la mayoría ha caído y no lo han hecho. Las personas quienes Jehová a redimido y separado para Sí Mismo se espera que imiten la Divinidad lo más humanamente posible, debido al estatus especial que el Señor ha conferido sobre ellos.  

Esto es importante, por lo que presten atención. Cuando nosotros hablamos de la imagen de Dios hay diferentes enseñanzas sobre el tema pero todas ellas terminan diciendo, bueno la imagen de Dios quiere decir que hay un aspecto espiritual que está presente en el hombre y Cristo representa el aspecto carnal físico que está en el hombre, y como Dios es eterno nosotros fuimos hechos idealmente para ser eternos y así sucesivamente. Y mientras que todo esto es cierto, el mismo pierde en  mi opinión el punto entero. El punto debe ser que Dios hizo al hombre de una manera que refleja los atributos de Dios; y nosotros somos los ÚNICOS seres vivientes en la tierra que ÉL hizo con la capacidad de plasmar los atributos de Dios.  Los atributos de Dios no son tanto de qué CLASE de ser ÉL es (físico, espiritual, eternal, etc.), más bien Sus atributos son todo sobre su carácter. En la imagen de Dios el hombre fue hecho a ser movible, a moverse alrededor, nosotros no fuimos hechos como plantas que están puestas en un lugar durante su ciclo entero de vida. Al igual que Dios nosotros podemos tomar decisiones de moral y hasta tener preferencias, nosotros podemos discernir el bien del mal; nosotros no somos criaturas que reaccionamos por instinto. Al hombre le fue dada la habilidad de crear (no al mismo nivel como el Señor), ser el maestro de nuestro dominio, para dar perdón y misericordia, para conferir bendiciones sobre otros, para ser honrados y fieles. En la imagen de Dios al hombre se le dio la capacidad de amar y odiar, de aceptar y rechazar. La intención para el hombre era mostrar iluminación, para ser justo, y para juzgar. Cada una de estas cosas que yo he enumerado son atributos del hombre, y son atributos de Dios. Cuando todos estos atributos son demostrados en nuestras vidas, dirigidos por el espíritu de Dios, entonces ESO es santidad.

Por lo tanto cuando nosotros pensamos en la frase, “nombre de Dios”, está primordialmente se está refiriéndose a Sus atributos, Sus características. Cuando nosotros venimos a alguien en el nombre de Dios, esto quiere decir que nosotros debemos venir a esa persona mientras estamos expresando y exhibiendo Sus características. Nosotros debemos venir a las personas en amor, misericordia, perdón, discernimiento, justicia, verdad, y juzgando el bien del mal….todo basado en la definición de Dios de estas cosas.  Cuando la Biblia dice que como creyentes nosotros debemos llevar el nombre de Cristo, esto quiere decir que nosotros debemos llevar las características de Cristo; esto no quiere decir que nosotros debemos tener un símbolo de un pez cocido en los bolsillos de nuestra camisa, una calcomanía cristiana en nuestro carro, o ponernos un abrigo que orgullosamente muestre el grupo de la iglesia o misión a la que pertenecemos. Por lo tanto cuando una persona públicamente afirma su alianza a Yeshua y al Dios de Israel y se comporta de una manera que refleja una cosa DIFERENTE a las características de Dios (como sacrificio a Moloc), nosotros profanamos las características sagradas de Dios que ÉL ha puesto en nosotros, y que nosotros estamos supuestos a reflejar y mantener.

Por lo que, por favor, debido al uso diario común, moderno, de la palabra “nombre” (queriendo decir solo una forma formal de identificación de una persona) de este punto en adelante vamos a borrar mentalmente la palabra “nombre” cuando la vean en las Sagradas Escrituras y vamos a sustituirla con la palabra “características” o “atributos”.  

Vamos a continuar y tratar con el asunto de ejecutar a un criminal.

Permítanme compartir con ustedes un principio difícil (y para algunos, inoportuno) que Jehová nos enseña en la Torá: el poner fin a la vida de una persona que toma la vida inocente injustamente, es realmente preservar la vida. El matar a una persona que viola las ordenanzas santas de Dios es realmente preservar la santidad. Cuando nosotros justamente ejecutamos a un asesino de acuerdo a las leyes de Dios entonces dos cosas han sido logradas: la justicia de Dios ha sido llevada a cabo, y esta persona quien tiene una tendencia a impúdicamente quitar la vida ya no posa como una amenaza. Desde el punto de vista de la Ley, el ejecutar a una persona que viola la santidad de Dios en una manera severa sirve para deshacer la comunidad de un cáncer agresivo que puede regarse y ultimadamente tomar VIDA ESPIRITUAL de otros individuos quienes pueden ser persuadidos hacer lo mismo; de la familia, de la comunidad en general, hasta de la misma tierra porque el pecado puede hasta contaminar la tierra que nosotros vivimos (recuerda, que es un principio Bíblico que la tierra y las personas están orgánicamente entrelazadas).

Es solo la noción torcida del hombre de que la compasión debe de ser, la que busca el tomar a criminales quien Dios dice que deben perder la vida, y en vez nosotros le permitimos que vivan. Porque al hacer esto nosotros hemos escogido en algunas ocasiones no tomar acción en contra de alguien quien ha transgredido en contra de la santidad de Dios aun cuando ÉL lo ha mandado. Al tomar este curso nosotros estamos haciendo nuestra opinión más grande que los mandamientos de Dios. En la economía de Dios nosotros hemos estado efectivamente del lado del culpable a expensas de la víctima y hasta de futuras víctimas.

Nosotros estamos pagando un terrible precio en nuestra sociedad, hoy en día, por nuestra arrogancia. ¿Por qué la violencia está incrementando?  Porque se le permite al violento vivir y hacer daño a más vidas, lo cual está completamente en contra de las instrucciones de Jehová. Nosotros hemos visto un sorprendente alza en crímenes en contra de niños porque nosotros tenemos un sistema de justicia que quiere darles a estos criminales una y otra oportunidad para hacerle daño a más vidas inocentes, en vez de terminar la vida del violador. ¿Por qué? Porque nuestra empatía humana invalida las leyes de Dios. Nuestra manera de pensar es: mejor que muchos inocentes sufran que una persona culpable sea castigada con más de lo que nos sintamos cómodos.  

Permítanme ser claro que de ninguna manera yo estoy proponiendo justicia vigilante ni proponiendo que desobedezcamos la ley de la tierra. Dios ha permitido a la humanidad establecer gobiernos que manejen estos asuntos de una manera justa. Pero la idea era que todos los sistemas de justicia humana deben ser basados en Sus leyes y mandamientos.

Cuando los mismos son usurpados e ignorados el sistema de justicia intencionado se derrumba y más vidas (no menos vidas)  son dañadas o perdidas. Nosotros estamos viendo esto desarrollarse diariamente delante de nuestros mismos ojos. En nuestro sistema de gobierno Americano es importante  que todos obedezcamos la ley, y yo les insto a que todos nosotros lo hagamos; y que nosotros también hagamos lo mejor posible para poner personas en el poder quienes valoran las leyes de Dios más que el intelecto del hombre. ¿Pero cómo nosotros hacemos esto si toda la doctrina que nosotros, como creyentes, nos han enseñado…..y que muchos de las sectas de los judíos más liberales han adoptado…..han llegado a la conclusión que la Torá está abolida? ¿Que la fuente original para determinar el bien del mal y para imponer la justicia correcta, para obtener y mantener la santidad, para la heliografía de cómo alcanzar armonía con Dios y Su creación, está hecha nula y sin validez? Yo mantengo que este es el problema principal no solo con el mundo en general, sino que también dentro de toda la institución débil de la iglesia.

Luego, en el verso 6, el castigo por ir en búsqueda de fantasmas y espíritus familiares…los supuestos espíritus de las personas muertas…es que Dios va a castigar esa persona con SU propia mano divina. En vez de Israel seguir a sus vecinos y hacer tales cosas como tratar de comunicarse con los muertos, ellos (y nosotros) debemos ser santificados y santos; bastante literal, nosotros debemos separarnos para así poder ser santo. ¿Separarnos de quién o qué? De lo que los cristianos comúnmente llaman “el mundo”…todo lo que no se postre a la voluntad del Dios de Israel.  

VOLVAMOS A LEER LEVÍTICO 20:10 – 21

Comenzando en el verso 10 y continuando hasta el verso 21, estamos de regreso con el tema del sexo; o mejor dicho, uniones sexuales prohibidas. Pero justo antes que la pena de muerte   es ordenada para uno que “insulta” o “maldice” a sus padres. Realmente la palabra activa aquí, en hebreo, es qalal; y el sentido de qalal es “hacer luz de” algo. No “luz de” en el sentido de hacer una mala broma de un asunto serio; más bien, es no dar el “peso” propio de honrar a nuestros padres como debemos. Nosotros pensamos un poco sobre eso; está a lo último en nuestra lista; nosotros disminuimos su importancia. Cuando nosotros somos jóvenes y vivimos en la casa el asunto es primordialmente sobre respeto y obediencia. Una vez nos casamos y tenemos nuestra propia familia tiene que ver con respeto y aceptar su sabiduría. Una vez los padres son mayores, sus cuerpos están cansados y ellos necesitan ayuda, es el respeto de cuidarlos amorosamente, para su beneficio. De hacer por ellos, y ser discretos en tratar con sus problemas y necesidades. ¡El hacer cualquier otra cosa que no sea esto por nuestros padres, Jehová dice, que debemos morir!

Ves, lo que es interesante es que con el tiempo el hombre ha tomado las leyes de Dios al revés. Nosotros ponemos a las personas en prisión, por un término largo, por robar dinero y la propiedad. La forma de Dios era para que ellos permanecieran en la sociedad, como siervo si es necesario, y pagar restitución. Nosotros tomamos personas violentas, nos da pena con ellos, y tratamos de “educarlos” a ser mejores personas. Dios dice que los destruyamos, ya que ellos van a herir o matar la vida.

Nosotros ponemos a nuestros hijos   sobre nuestros padres; Dios dice que pongamos nuestros padres sobre nuestros hijos. En ningún lugar en la Escritura hace a nuestros hijos lo más importante en nuestras vidas. ¡En ningún lugar en la Escritura dice que si nosotros deshonramos a nuestros hijos, o si no hacemos tan bien como debemos, que nosotros debemos ser ejecutados, como sería si deshonramos a nuestros padres! Y claro que, esta filosofía hecha por el hombre nos ha llevado a confusión y a un deterioro social.

Lo que sigue ahora es una lista de otros crímenes capitales (la pena de muerte) por violaciones que se relacionan a relaciones sexuales impropias:  

1. Adulterio con una mujer casada. Ambas partes deben ser quemadas a muerte. Date cuenta que este es un caso específico. Si un hombre le era infiel a su esposa con una mujer soltera, entonces era diferente. Esto trata sobre un hombre casado teniendo relaciones sexuales con una mujer casada con otro hombre. 2. Si el hombre tiene relaciones sexuales con la esposa de su padre, ambas partes han de morir. Esto NO quiere decir un hombre teniendo relaciones con su madre biologica; esto es asumiendo que la “esposa del padre” es lo que nosotros llamamos hoy en día una madrastra. 3. Si un hombre tiene relaciones sexuales con la esposa de su hijo, ambas partes han de morir. 4. Si un hombre tiene relaciones sexuales con otro hombre…..el crimen de homosexualidad….ambos deben ser quemados en fuego.  5. Si un hombre se casa con una mujer y su madre…..teniendo a ambas a la misma vez……los tres deben ser quemados en el fuego.  6. Si un hombre comete bestialismo, tanto el hombre como la bestia deben ser matados. 7. Si una mujer comete bestialismo, la mujer y la bestia deben ser matados.  

Esto era el fin de los crímenes capital. Y nosotros podemos verlos como terriblemente severos, y sus castigos como espantosamente arcaicos. Con esto dicho nosotros debemos al menos ver de todo esto cuan serio todos estos actos son en contra de Jehová.  

Otras prohibiciones sexuales le siguen en el verso 17, pero el castigo es diferente. El castigo no parece ser tan severo como la muerte pero realmente es más o menos lo mismo; ser cortado. Para todo propósito práctico esto se está refiriendo a la excomulgación PERMANENTE, y la misma es excomulgación espiritual. Ya que la ÚNICA nación santa, con las ÚNICAS personas santas, es Israel. Todas las otras son por definición fuera de una relación con Dios, y por lo tanto son marcados para destrucción eterna. Excomulgación quiere decir que una persona es removida como miembro de un grupo santo, y es asignada como miembro del grupo impío (o común).    

He aquí una lista de estos serios crímenes junto con sus castigos:

1. un hombre no puede casarse con su hermana natural, o ambos son echados fuera de la comunidad de Israel. 2. Si un hombre tiene relaciones sexuales con una mujer en su ciclo menstrual, ambos deben ser cortados de su gente. Yo tengo que señalar que esto trata de  a) una pareja no casada, y b) su ciclo ya ha comenzado y ambos estaban al tanto.  3. Si un hombre tiene relaciones sexuales con su tía, debe de haber un tipo de castigo no especificado.

4. Si un hombre tiene relaciones sexuales con su tía al casarse, la mujer debe ser maldecida con esterilidad.  5. Si un hombre se casa con la esposa de su hermano…..presumiblemente debido a bigamia o divorcio……ellos serán maldecidos con no tener hijos. Esto es en contraste con las leyes de matrimonio Levirato por el cual un hombre es obligado a casarse con la viuda de su hermano SI ella no ha procreado un heredero varón, y la meta es para que la esposa tenga un hijo por medio de su cuñado. Por lo que, el motivo para un hombre casarse con la esposa de su hermano está en el centro del asunto.  

VOLVAMOS A LEER LEVÍTICO 20:22 – hasta el final

Los últimos versos nos dicen algo importante: Dios está transfiriendo control del área conocido en aquel tiempo como la Tierra de Canaán a los Israelitas. Y no es una decisión arbitraria. Según dice en el verso 23: “Además, no andéis en las costumbres de la nación que yo echaré de delante de vosotros; porque ellos hicieron todas estas cosas, yo los aborrecí.

¿Qué sucede si Israel imita a los Cananeos en vez de ser obedientes a los caminos del Señor? El verso 22 dice; “Guardad, por tanto, todos mis estatutos y todas mis ordenanzas, y cumplidlos, a fin de que no os vomite la tierra a la cual os llevo para morar en ella.”

Y en 500 años del tiempo de Moisés eso será exactamente lo que sucede. Esto no es la razón menos importante por ser el ejemplo que les mostré a ustedes sobre el Rey Salomón postrándose a Moloc a la misma vez que él se estaba postrando a Jehová; y los Reyes Manases y Amón demandando de todos los Israelitas que se postraran a Moloc, y la constante aventura que tantos hebreos y sus líderes tenían con un número significativo de dioses falsos de en medio de la comunidad de extranjeros que vivían cerca de ellos.   

Y luego una interesante declaración  es hecha, la cual explica sin reserva exactamente PORQUE Dios establece las leyes de puro y de impuro en lo que respecta a la comida, sacrificio y otros asuntos. No es a menudo que se nos dice directamente el PORQUE de algo, el cual es por eso que les digo que no busquen el PORQUE. Mira de nuevo al final del verso 24, y luego en el verso 25, y dice esto: Yo soy el Señor vuestro Dios, que os he apartado de los pueblos. 25 “Vosotros haréis una distinción entre el animal limpio y el inmundo….

Esta traducción está OK, porque hace la conexión entre Dios estableciendo lo “puro” Israel aparte del mundo “impuro”; igualmente Israel debe poner las cosas “puras” aparte de las cosas “impuras”. Pero la manera que esto es traducido pierde la declaración FUERTE que está siendo dada aquí. Si yo añado unas cuantas palabras claves en hebreo le voy ayudar hacer mi punto. El hebreo original dice: “Yo soy Jehová tu Dios quien te a BADAL (separando) de otras gente; por lo tanto ustedes deben BADAL (separar) entre los animales puros e impuros…” el punto es que la misma (exacta) palabra hebrea es usada para denotar la separación de Israel del mundo al igual que para los animales puros e impuros.   

Y a nosotros se nos ha dicho todo el tiempo que Israel no tiene mérito especial en sí mismo para ellos poder ser llamados “puro”, contrario a todo el mundo siendo llamado “impuro”. Dios sencillamente escoge. Por lo que, así también, es el asunto de los animales puro e impuro; ningún animal amerita de sí mismo  ser “puro” contrario a todos los otros animales siendo llamados “impuros”. Dios sencillamente escoge.  

Como resultado Dios mira a Israel con un favor especial sobre todas las naciones de personas. Ahora, para emular a Dios, Israel debe mirar a esos animales que Dios ha declarado “puro” con un favor especial, y el mirar sin favor  a esos que Dios ha declarado “impuro”.  

Jehová divide, elige, y badal…..separa. Badal tiene el sentido de separar y hacer una distinción.  

Vamos a continuar con el capítulo 21.

Como hemos visto a través de Levítico, alguna de las leyes era dirigida al sacerdocio, otras a las personas en general. Mientras que el capítulo 20 estaba hablando a la congregación entera de Israel, los capítulos 21 y 22 regresan a la instrucción para los sacerdotes. Como recordatorio, los sacerdotes venían de la tribu de Levi; pero no todos los Levitas eran un sacerdote. Solo ciertas familias dentro de la tribu de Levi podían ser sacerdotes. Y, habían sacerdotes menores, y sacerdotes mayores, y un Sumo Sacerdote; cada uno de estos tenía que venir de una familia en específico, o un grupo específico de familia. Por ejemplo, el Sumo Sacerdote tenía que venir de la línea de Aarón. Y, cada uno de estas clases de sacerdote tenía responsabilidades específicas asignadas, las cuales equivalían a obligaciones menores y obligaciones mayores. Por lo que solo los sacerdotes mayores podían acercarse al altar y oficiar los sacrificios; los sacerdotes menores servían en maneras más domésticas, como montando y desmontando el Tabernáculo del Desierto cuando tenía que ser movido, o limpiar el enorme volumen de sangre y cenizas que se acumulaban todos los días.    

Al leer el capítulo 21, date cuenta que los primeros 9 versos hablan al sacerdote común, mientras que los versos 10-15 conciernen solo al Sumo Sacerdote. Porque los capítulos 21 y 22 son una unidad, los mismos trabajan junto y probablemente nunca debieron de haberse dividido en primer lugar. Con eso dicho, nosotros vamos a seguir la forma usual y estudiaremos esos dos capítulos separadamente ya que tomados juntos sería muy largo y demasiado para digerir todo una vez.  

LEER LEVÍTICO 21 completo

El capítulo comienza tratando con la realidad más común de la vida: y esa es, la muerte. Dentro de la población Israelita de 3 millones, la muerte probablemente ocurrió diariamente entre las 12 tribus al ellos deambular en el Desierto. La población Levita en este momento era probablemente la tribu más pequeña. En un censo tomado en el libro de Números la población masculina de los Levitas era alrededor de 22,000. Pero para conseguir ese número los Levítas tenían que contar su población diferentemente de las otras tribus. Todas las otras tribus debían contar SOLO los varones que tenían 20 años de edad o más; también había un límite de edad, solo aquellos quienes podían pelear debían de ser contados.

Por lo que para las otras tribus solo los hombres de 20 años hasta 50 años eran contados, por lo que tenía que haber miles de varones más quienes fueron dejados afuera.  Los Levitas, por otro lado, debían contar TODOS los varones de un mes en adelante….SIN límite de edad. Por lo que la población entera de los Levitas (hombres, mujeres, niños, y todo el mundo) era probablemente solo 75,000 a 100,000 personas.

Por lo tanto la muerte todavía era tratada entre la tribu sacerdotal de Levi, pero ciertamente no tan a menudo como entre las otras tribus. Vamos hablar sobre la muerte y la descomposición por un momento, ya que tiene que ver con los planes de Dios.

La muerte es una abominación para Dios. Aunque, aparentemente la muerte no existió siempre. Antes que nosotros hablemos específicamente sobre las reglas Levita en lo que respecta al tratar con sus propios muertos, y como forma de explicar el odio de Dios hacia la muerte misma, permítanme recordarles de donde salió la muerte.  

La Palabra de Dios dice que la muerte es el resultado del pecado; y aparentemente, de acuerdo a Génesis, la muerte entro en nuestro Universo…o al menos, entro a la humanidad…..sobre los primeros dos humanos, Adán y Eva, desobedeciendo a Dios y comiendo del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal.  

¿Que es la muerte? La muerte quiere decir el fin de la existencia. La muerte física, la clase de muerte a la que estamos más familiarizados, es el fin de la existencia física. Pero también hay otra clase de muerte, la muerte Espiritual; la muerte Espiritual es el final de la existencia Espiritual personal, O es nuestra separación espiritual personal de Dios por siempre, O puede ser ambas. Buenos argumentos pueden ser hechos para ambos casos.  

Esto es lo que sucede con respecto a nuestra muerte física: la misma sucede la mayoría de las veces porque nuestros cuerpos comienzan a envejecer, para deterioro. Pero sin importar la razón para nuestra muerte una vez nosotros estamos muertos nuestros cuerpos continúan el proceso de desintegración de regreso a los elementos básicos del universo, el cual Dios metafóricamente llama “polvo”.   En efecto, este es el destino de nuestro Universo entero; todo en nuestro Universo se está poniendo viejo y se está descomponiendo. Pero a diferencia de los componentes no humanos del Universo…..de animales, a rocas, a montañas, a las estrellas y al aire que nosotros respiramos no hay un atributo espiritual en la composición de estas cosas. Eso es que una roca o una montaña no tienen espíritu eternal. Por lo que el futuro de todos en nuestro Universo incluyendo a la humanidad es completamente descomposición física y muerte. Los seres humanos, tienen un tipo de espíritu que vive después de la muerte física.

Aparentemente esa no era la manera en que el Universo estaba supuesto a operar e igualmente aparente, eventualmente el Universo va cesar de operar de esa forma. Permítanme explicarle algo a ustedes que yo creo les va ayudar a entender como el Señor hizo nuestro Universo que operara: el TIEMPO es esencialmente la medida de muerte y descomposición. Sin la descomposición el tiempo no existe. Déjenme decir eso nuevamente: el tiempo es como se mide el proceso de muerte y descomposición.

Al igual que las millas y los pies, o los kilómetros y los mililitros, son usado para medir las tres dimensiones físicas de los objetos (largo, ancho, y alto) el tiempo es  usado para medir la descomposición de los objetos físicos. Las cosas del mundo espiritual no pueden ser medidas en pies, pulgadas, porque las mismas no son físicas. Las cosas del mundo espiritual no son tambien sujetas al tiempo porque las cosas espirituales no se descomponen; sin descomposición, no hay tiempo. De hecho los relojes más precisos en el mundo usan deterioro radioactivo como medio de medir el tiempo porque es el más seguro y más estable

Por lo que es importante para nosotros captar que cuando la Biblia habla sobre la eternidad o de lo eterno (ambos de estos son términos espirituales) esto no está tratando de expresar el concepto de un tiempo BIEN, BIEN, BIEN largo.  Mas bien esto quiere decir que no HAY tiempo; esto quiere decir que el tiempo ha llegado a su fin. Y para que no haya tiempo no puede haber muerte y descomposición; y claro que, eso es exactamente lo que se nos dice sobre los Cielos y sobre el Universo re-formulado del futuro (que habrá un nuevo cielo y una nueva tierra después que haya sido derretida a sus elementos y haya sido reformada).  

Por lo que la pregunta es, ¿Cuándo fue que la muerte y la descomposición comenzaron en el Universo?  Un buen argumento puede ser hecho y es que justo hasta el momento que Satanás se rebeló en el Cielo el pecado y el mal no existían y por lo tanto el Universo entero operaba en un principio diferente del que opera ahora; un Universo que no tiene un componente de tiempo porque la muerte y la descomposición no fueron construidas dentro en la Creación. Otro argumento puede ser que como el Mal, el cual existió un tiempo antes que la humanidad fuese creada (Lucifer, un ángel en el Cielo se rebeló antes que el hombre fuera creado, por lo que el pecado antedata al hombre al menos en el mundo Espiritual), el Universo estaba descomponiéndose antes de que Dios formara a Adán. En otras palabras, fue la caída de Satanás la que inicio la descomposición del Universo, y la caída del hombre trajo muerte y descomposición para el hombre.   

Es mi posición que el efecto de la caída de Adán y Eva fue modelado por la caída de Satanás. La caída de Satanás aparentemente afectó al universo entero al iniciar la descomposición….un universo que al momento de la rebelión de Satanás no tenía vida física en el mismo. La caída de Adán y Eva afectó las criaturas vivientes que Jehová eventualmente creó, consistiendo de humanos y de esas clases de animales que Jehová llama seres vivientes. La caída de Adán y Eva inició la descomposición de todas las criaturas vivas, incluyendo a los humanos. La caída de Satanás pudo haber ocurrido billones de años antes de la caída de Adán y Eva. Él pudo haber vivido en el planeta tierra mientras estaba oscuro y vacío. Aun cuando yo les admito que asi es como yo lo veo, la Biblia no infiere explícitamente que la muerte al venir a la humanidad también infecta el Universo en general DEBIDO al pecado de Adán; para mi mente esto es como una clase de pregunta abierta.  

El punto es que Dios creó un Universo perfecto, y luego ÉL creó un ambiente perfecto para que Sus criaturas vivientes vivieran.

La descomposición y la muerte NO eran natural en el comienzo. La muerte era una aberración traída a este Universo infinito nuestro por el pecado. Y absolutamente nada en nuestro Universo está exento de sus efectos. Es por esto que la muerte y la descomposición es una gran abominación para Jehová y porque nosotros NUNCA nos debemos de sentir cómodos con el concepto de la muerte. Nosotros podemos estar con-fortados con el conocimiento de que nuestros espíritus eternales van a sobrevivir y vivir con Nuestro Señor y provisto que nosotros confiemos en ÉL en el nombre de Yeshua. Pero nunca, jamás, fue Su intención para que la humanidad pasara por este proceso tan terrible de envejecer, deteriorarse y luego el final de nuestra existencia física personal. Gracias a Dios por la gracia que ÉL le da a SU pueblo para aguantar y la esperanza que hay más allá de todo esto.   

Continuamos con los Levitas. Como mediadores de Dios….aquellos que le sirven a ÉL por parte de Israel…los sacerdotes….debían de ser separados y se les daba un estatus divino sobre la congregación entera del pueblo separado, las tribus de Israel, luego los sacerdotes Levitas debían permanecer lejos de la muerte. Aunque, en Su misericordia, Dios si le dio a estos sacerdotes algún acceso para tratar con la muerte de miembros de la familia cercana, y las reglas sobre esto es lo que acabamos de leer en estos primeros versos.   

Como la muerte es una abominación a Jehová, un cuerpo muerto es por lo tanto impuro; y como nosotros hemos aprendido, el tocar un muerto, aun hasta objetos que han estado en contacto con un muerto, podía transferir esa impureza a otras personas haciéndolos ritualmente impuros.  Por lo que en este verso 1 se nos explica que un sacerdote no puede de ninguna manera contaminarse asi mismo estando en contacto con una persona muerta, INCLUYENDO a miembros de su propia familia. Para los Levitas, en esta etapa de su existencia, esta prohibición probablemente se extendía al menos a su clan.

Para esto habían excepciones: y aquellas excepciones eran la madre natural de un sacerdote, el padre natural, un hijo o una hija natural, y su hermano natural. En otras palabras ninguna familia política ni la familia reconstituida estaban entre estas excepciones.  Su hermana natural estaba incluida SOLO si ella nunca se habia casado y estaba viviendo aun en el hogar porque la autoridad sobre ella aun no habia sido transferida a otro hombre.

Ahora para ser claro esta regla de “no tocar un cuerpo muerto” se extendía más allá de un simple contacto; la misma era equitativamente sobre los sacerdotes  siendo excluidos de ceremonias de entierro.  Por lo que la idea aquí es que aparte de la lista de excepciones, un sacerdote no podia ni tan siquiera participar en un funeral. Aun mas ellos no podian participar en las practicas de luto como el deshacerse el pelo, o tirar polvo o cenizas sobre la cabeza, o rasgar las vestimentas. En resumen: los sacerdotes no podian tener NADA que ver con la muerte excepto bajo las cuidadosas circunstancias definidas. El retrato expuesto aquí es que la muerte no es para los siervos de Dios; la muerte debe ser tratada como una abominación para los siervos de Dios porque el pecado es una abominación para Dios.

La semana que viene vamos a comenzar con el verso 4 del capítulo 21.

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms