image_pdfimage_print

Levítico Lección 28 Capítulo 19 cont.

Levítico

Lección 28 Capítulo 19 cont.

 Nosotros vamos a continuar hoy con Levítico capítulo 19. Si hubiese un solo principio de Dios que el mundo ha violado, y es la causa mayor (aparte del pecado mismo) para el caos global que nosotros vemos todas las tardes en las noticias o que leemos en el periódico o experimentamos en nuestras vidas, es la que nosotros comenzamos a discutir la última vez y la que vamos a continuar hoy. Este principio está en el corazón de todo lo que Dios es y el mismo refleja su naturaleza, y por lo tanto el violarlo es rechazar la armonía con Él. La Ley espiritual de la que yo hablo es esa de dividir, elegir y separar. Expresado en una manera negativa, es la ley que aquellos que aman al Señor no deben de mezclar cosas impropiamente que han sido separadas para vida, con cosas que han sido destinadas para destrucción. Nosotros no debemos cruzar los límites levantados por Dios y mezclar dos cosas que aun cuando cada una puede ser bueno y aceptable por ellos mismos, los mismos deben ser mantenidos separados y no deben ser combinados. Nosotros no debemos mezclar lo santo con lo impío o hasta con lo común, lo puro con lo impuro. Además nosotros no debemos re-designar las cosas que Dios llama malo, como buenas, o viceversa. Nosotros no debemos reemplazar las leyes de Dios con filosofías teológicas que son llamadas doctrinas. El hacer cualquiera de esas cosas es crear tevel, confusión; y confusión está completamente en desacuerdo con los atributos de integridad y orden del Señor. ¿Y confusión es el estado del mundo entero hoy en día, verdad? La causa de la misma es la mezcla impropia en muchos diferentes niveles.     

Vamos a refrescar nuestras memorias leyendo una porción de Levítico 19.

VOLVAMOS A LEER LEVÍTICO 19:19 – hasta el final.

La palabra hebrea para esta mezcla impropia de cosas…..el cruzar los límites de Dios….es kilayim. Ha habido intensos escritos por los eruditos hebreos de antigüedad en el tema al igual que mucha alegoría elaborada. Kilayim, la mezcla impropia, tiene como resultado tevel….confusión.  

En Levítico 19:19 no es el único lugar en la Torá donde edictos específicos en contra del kilayim son ordenados. Deuteronomio 22 también añade, y en algunos casos meramente repite, más ejemplos de mezclas impropias que tienen como resultado tevel….es que kilayim SIEMPRE tiene como resultado confusión. Aqui hay unos cuantos ejemplos:   

LBLA Deuteronomio 22:5 “La mujer no vestirá ropa de hombre, ni el hombre se pondrá ropa de mujer; porque cualquiera que hace esto es abominación al Señor tu Dios”.

Y, LBLA Deuteronomio 22:9 “ No sembrarás tu viña con dos clases de semilla, no sea que todo el fruto[e] de la semilla que hayas sembrado y el producto de la viña queden inservibles[f]. 10 No ararás con buey y asno juntos. 11 No vestirás ropa de material mezclado de lana y lino.

Me gustaría compartir con ustedes lo que comúnmente los hebreos entienden sobre los principios subyacentes y los problemas con la mezcla impropia….kilayim.  

Para comenzar hay 3 tipos de mezcla….o hibridación……que son mencionadas entre Levítico 19 y Deuteronomio 22. Primero es la clase representada por la siembra  de granos en un viñedo (esto es generalmente lo que quiere decir no sembrar dos tipos de semillas juntas). Esto es considerado el ejemplo más extremo y produce el resultado más serio. Cuando dos especies de plantas son sembradas muy cerca la una de la otra, el resultado es que las raíces llegan a enredarse; cada una deriva una parte de nutriente de la otra. No es que la uva va a verse como la cebada, ni que la cebada se va a poner del color de la uva madura. Las características físicas exteriores necesariamente no cambian; aunque varios de los atributos internos si cambian. El sabor, la textura, el aroma, y un montón de otros cambios ocurren como resultado de este cruce de límites.   

En cuanto a una categoría o clase de kilayim que siembre muy cerca dos clases de semillas juntas es considerado ser lo mismo que cruzar dos clases de especies de behemah, animales de campo domesticados.  

La 2nda categoría que los eruditos de antigüedad delinearon está representada por la prohibición en contra de enyugar un buey y un burro juntos…..presumiblemente para halar una carreta o arar la tierra. Eso es el enyugar junto dos criaturas inherentemente diferentes para el propósito de usarlas para llevar a cabo un tipo de trabajo. Aquí la hibridación no es de ninguna clase una de mezcla biológica, sino que en su acción y su función. El problema es en usar dos especies diferentes, cada una diseñada para propósitos diferentes, para un tipo de trabajo en común (presumiblemente trabajo que es apropiado para uno, pero no para el otro). No es que los atributos de cualquiera de las especies son de una manera alterado, es que la funcion para la cual cada uno fue creado fue alterada debido a la mezcla impropia hecha por el hombre.     

La 3ra categoría, ilustrada por el uso de la ropa hecha de una mezcla de lana y lino, es como un punto medio entre las primeras dos categorías. Aunque por otro lado, las dos fibras (lana y lino) vienen completamente de dos fuentes diferentes, las mismas no deben tejerse juntas para producir algo de un propósito singular.  

Una característica importante que debemos ver de cada uno de estos casos es que no hay nada inherente malo, maléfico, impuro o anormal sobre ninguna de estas especies de plantas o animales individualmente que las haga un tabú; el problema surge cuando los limites ordenados por Dios son cruzados y las dos especies separadas son combinadas. Y como cuando nosotros discutimos puro e impuro y encontramos que los animales puros no eran inherentemente mejor, o más divinos, o más normales en comparación con los animales impuros, así mismo es con estas mezclas prohibidas. El tejer el lino y la lana no necesariamente produce una tela físicamente inferior en comparación con el lino puro o la lana pura. Y, de hecho, dependiendo del gusto de uno, el vino hecho de ciertas uvas producidas por tener una cierta variedad de trigo o cebada que crece debajo y a los lados de la vid de uva puede realmente ser apetecible.  

Más bien esto es sencillamente la soberana decisión de Dios de lo que la mezcla impropia es.

Nosotros podemos ir en busca del “porqué” de las elecciones todo el día y yo les prometo a ustedes que la mayoría de las respuestas van hacer alegóricas en su naturaleza, y generalmente puras suposiciones, porque en la mayoría de los casos Jehová no ha escogido el decirnos el “porqué” detrás de Su decisión. Esto es algo que molesta al hombre, por lo que continuamos nuestra búsqueda del porqué y eso lleva al hombre entonces a decidir que si ellos no pueden encontrar ninguna lógica/racional al “porqué”, entonces no hay ninguna buena razón para obedecer ese mandamiento.  Nosotros vemos ese razonamiento en nuestra era particularmente en lo que concierne a la homosexualidad y al matrimonio de homosexuales. La pregunta generalmente planteada es, ¿qué daño esto puede hacer’? No es como que ellos se pueden reproducir. Lo que dos personas hagan en privado es su problema. Aparte eso era solo un tabú antiguo obedecido por personas ignorantes, las cuales ya no tienen un lugar en el mundo moderno y liberal del siglo 21. Si fuera solo el mundo secular discutiendo ese punto de vista yo no estaría tan preocupado; pero, tristemente, más y más dentro de la iglesia moderna han tomado esa postura, y en algunos casos ha llegado hacer doctrina de la iglesia. Recuerda la preocupación mayor DENTRO DE LA IGLESIA cuando eligieron al nuevo Papa Católico, era porque él estaba incondicionalmente en contra del matrimonio homosexual y en contra del aborto. O sobre la batalla emergente por la próxima elección del Presidente de los Estados Unidos por el que el principal candidato Republicano es a favor del aborto o  a favor del matrimonio homosexual, y su mayor oponente es un mormón. La iglesia está en una completa disyuntiva de cómo reaccionar porque la misma se ha mezclado tanto con los caminos del mundo y ha decidido que las leyes antiguas del Antiguo Testamento están obsoletas, y con esto se ha ido la moralidad que las gobierna y a nosotros. Mi consejo es que abandonen la búsqueda del “porqué”; en vez, se enfoquen en descubrir los patrones, y como un patrón se entrelaza con el próximo…..entonces su conocimiento de quien Dios es, como ÉL opera y que ÉL espera de nosotros va aumentar y tu frustración y dudas va a disminuir.    

Antes que nosotros continuemos con más mandamientos en Levítico 19 permítanme terminar nuestra discusión de mezcla impropia que resulta en confusión….en hebreo, kilayim que resulta en tevel…..mostrándoles algo en el NT que es un excelente ejemplo de kilayim en acción. Y el mismo es una declaración de Pablo que es una de las más citadas, aunque es una de las más mal entendidas; la misma se encuentra en LBLA        2 Corintios 6:14 No estéis unidos en yugo desigual con los incrédulos, pues ¿qué asociación tienen la justicia y la iniquidad? ¿O qué comunión la luz con las tinieblas?  

Pablo no estaba haciendo una nueva teología; él estaba sencillamente citando el principio de la Torá de kilayim; el no mezclar impropiamente. Realmente él estaba refiriéndose directamente a Deuteronomio 22:10, donde dice que un buey y un asno no deben ser traídos en unión para halar un arado de discos. Aquí en 2 Corintios la justicia nunca debe ser mezclada con la injusticia, ni la luz debe ser mezclada con la oscuridad. Este es el punto: Pablo estaba haciendo lo que Jesús hizo, y lo que nosotros debemos hacer al nosotros buscar re-aplicar, y no reinterpretar, la Torá para nuestros tiempos. Pablo toma un mandamiento……..el no hacer yugos desiguales de un buey y un asno……y tomarlo de puramente físico, de una esfera terrenal, hacia una espiritual, una esfera Celestial la cual siempre fue la intención de proclamar. ¿Cómo es eso? Porque Pablo equipara el principio del yugo desigual de las cosas físicas como la de los asnos y los bueyes, al yugo desigual de las cosas espirituales, como la justicia y la  IN-justicia. Para el creyente…al igual que para el hebreo…..hay límites estrictamente definidos establecidos por Dios entre lo justo y lo injusto, la luz y la oscuridad. Y, recuerda, la luz y la oscuridad….como la vimos en Genesis….owr y chosed….son espiritual en su esencia. Y ni lo espiritual ni los límites físicos deben ser nublados o cruzados….o kilayim…..mezclar impropiamente. ESTO es el significado de “no hacer yugos desiguales”; en pensamiento moderno quiere decir, “no seas mezclado impropiamente”.         

Vamos a continuar con el verso 20. Yo espero que ustedes estén comenzando acostumbrarse a escuchar todo lo que es hablado explícitamente y francamente sobre las relaciones sexuales en la Torá, porque nosotros encontramos esto una y otra vez. Los versos 20-22 son un solo pensamiento; todo tiene que ver con la misma situación. Y, como esto ha ascendido a un estatus noble de ser uno de las 613 Leyes de la Torá, nosotros debemos probablemente asumir que el escenario presentado en estos 3 versos sucedió con alguna regularidad.  

Vamos a mirar esto más de cerca, porque esta historia nos da un aspecto interesante de la sociedad hebrea del siglo 14 AC. La gravedad de la situación es bastante oscura debido a las diferencias entre la cultura hebrea en aquel tiempo, y la cultura occidental en la era moderna; por lo que permítanme explicarles lo que está sucediendo. Estos versos ordenan a que un hombre  no puede tener relaciones sexuales con una sirvienta si ella ha estado previamente prometida para otro hombre. Este es el problema: en este caso, la “sirvienta” es una hebrea que le pertenece a un hombre hebreo. La mayoría de las sirvientas que le pertenecían a los Israelitas eran de hecho muchachas Israelitas. ¿Por qué esto era así? La ordenanza de Éxodo 21:7-11 hace perfectamente legal para un padre vender a su hija en lo que nosotros llamamos servir para pagar una deuda o una obligación.

LBLA Éxodo 21:7 “Y si alguno vende a su hija por sierva, ella no saldrá libre como salen los siervos. Si ella no agrada a su amo que la había destinado para sí, permitirá que sea redimida. Pero no podrá venderla a un pueblo extranjero, por haberla tratado con engaño. Y si la destina para su hijo, la tratará conforme a la costumbre de las hijas. 10 Si toma para sí otra mujer, no disminuirá a la primera su alimento, ni su ropa, ni sus derechos conyugales. 11 Y si no hace por ella estas tres cosas, entonces ella saldrá libre sin pagar dinero.

Ahora el vender a esta joven Israelita por parte de su padre a un hombre Israelita era generalmente el resultado de esa familia estar golpeado por la pobreza, o de la familia estar en deuda y la hija era el pago. Pero nosotros no debemos hacer un retrato mental de la joven en cadenas y atada a una estaca todas las tardes para que no escapara; ni de una joven que es maltratada, golpeada o dejada sin comida, o usada como un objeto de placeres sexuales por el hombre al que ahora le pertenece. La Ley insistía que la joven fuese tratada bien. 

Por lo que aquí nosotros tenemos el caso de una joven hebrea…….una niña bajo nuestros estandartes realmente…….vendida a un hombre hebreo.

Cuando la niña madura y llega a ser de edad para casarse…..generalmente 15 años o más…el hombre al que le pertenecía tenía una obligación de casarse con ella, o dársela a su hijo en matrimonio, o permitirle que sea redimida. Ahora esta clase de redención en particular generalmente quiere decir que si un hombre que estaba buscando una esposa quería casarse con esta sirvienta, el dueño de la joven sirvienta, se le requería dársela a él….pero a un precio….un precio de redención.   

El procedimiento era que el hombre interesado tenía que negociar con el dueño de la sirvienta  sobre el precio de redención. Una vez llegaban a un acuerdo la joven ahora estaba legalmente designada a su futuro esposo. Un periodo de tiempo generalmente pasaba, antes de que el futuro esposo trajera el dinero de redención al dueño de la sirvienta. Durante ese tiempo la sirvienta continuaba viviendo con el dueño aun cuando ella había sido vendida (era como una versión antigua del plan de lay away moderno, guardar y pagar en plazos). Legalmente, ella permanecía una joven soltera y sirvienta.  

Si otro (uno diferente) hombre venia y seducía a la niña había un problema. El problema era que la niña era ahora un bien dañado. El futuro esposo esperaba una virgen. Pero como ella ya no era virgen NO había forma que su futuro esposo la aceptara; él tenía que cancelar el matrimonio y todo el acuerdo. Esto quería decir que el dueño de la joven no iba a tener el dinero que él esperaba.  

El final del verso 20 dice que como resultado de esto no debe de haber indemnización. No traten de buscar en su Biblia esta palabra porque no está ahí. Más bien como en mi Biblia CJB, sus Biblias van a  decir la palabra “castigo”, o “investigación”, o “interrogatorio”, o algo así. Los estudiosos hebreos vieron esa traducción por muchos siglos con sospecha. Dentro del contexto de la cultura de esa era, ninguna de esas palabras hacía sentido con la situación que está siendo descrita aquí. A partir de los últimos años el estudio de los cognados del lenguaje que atañe a los hebreos continúa progresando y el verdadero significado de muchas palabras hebreas raras ha llegado a tener un mejor enfoque. Un cognado sencillamente quiere decir una palabra en un lenguaje que está relacionada cercanamente a otra palabra en otro lenguaje. Por lo que sí uno puede estar seguro del significado de la palabra en un lenguaje antiguo y uno que se relaciona, ese significado puede generalmente ser transferido al cognado de la lengua hermana. Nosotros tenemos esa misma situación  aquí; ya que la palabra en duda aparece solo aquí en toda la Biblia; pero un cognado ha sido descubierto.      

La palabra hebrea que típicamente ha sido traducida como castigo o investigación es bikkoret. Y lo que los expertos ahora saben es que muchas palabras hebreas son tomadas del idioma Acadio. En Acadio nosotros encontramos la palabra baqaru; y baqaru quiere decir “compensar por un reclamo….eso es indemnización”. Indemnización es la palabra que la mayoría de las personas de la Florida están familiarizados debido a la frecuencia de daños por causa de los huracanes, porque la misma concierne al seguro que se tiene  en las casas. En jerga legal una persona que compra aseguranza está “indemnificado” en contra de ciertos riesgos.   

Es ahora de acuerdo general que bikkoret es el cognado hebreo del Acadio baqaru.

Por lo que la idea que está siendo expresada aquí en  nuestra historia es que el hombre quien seduce a una sirvienta que ha sido prometida a otro hombre (por un precio de redención) es ahora responsable de pagar el precio completo que había sido acordado y negociado entre el dueño de la sirvienta y el futuro esposo que ahora no va a llevar acabo el acuerdo. El dueño de la sirvienta confronta al que la sedujo, hace el reclamo, y demanda la reparación.

Ahora es interesante ver que no era tanto el futuro esposo el que se le había hecho mal; sino que era el dueño de la sirvienta. Porque él no iba a recibir el dinero que se le había prometido por la joven que era propiedad suya.  Por lo tanto el seductor tenía que pagar desagravio al dueño de la sirvienta. ¿Qué tal el futuro esposo? Él sencillamente no tenía suerte alguna. El futuro esposo meramente perdió a su prometida, el cual quería decir que él tenía que pasar por todo el trabajo de buscarse otra. Fin de la historia. 

Pero este no era el fin para el hombre quien había seducido a la muchacha que se le había prometido a otro hombre. De acuerdo al verso 21 el seductor en adición tenía que hacer un sacrificio en el Altar; específicamente él tenía que hacer un sacrificio Asham, una ofrenda de reparación, en el Tabernáculo. Ya que no solo el había cometido una indiscreción que dañaba y menospreciaba la propiedad del dueño de la sirvienta, el había transgredido en contra de Jehová al violar el mandato. Y como un ‘Asham estaba establecido para así poder hacer expiación por cometer un acto pecaminoso el mismo era regularmente bastante costoso. Por lo que el seductor pagaba un precio alto por su lujuria; y de hecho él se da cuenta que no llega a tener la muchacha. O yo supongo que tal vez él podía tenerla. Pero él iba tener que negociar un precio adicional por ella porque el dinero que el había pagado al dueño de la sirvienta era un castigo, no el precio de compra.

Solo una pequeña, pero interesante (yo creo), vistazo a la cultura Israelita de tiempo atrás.  

Al nosotros continuar con el verso 23 nosotros tenemos otras de estas Leyes que no van a tomar efecto por un tiempo porque las mismas tienen que ver con la agricultura; algo que no va tomar lugar hasta que Israel se establezca en Canaán. La ley es que cuando Israel siembre arboles de fruta…..y en la Biblia, esto verdaderamente quiere decir cualquier árbol que de algo que sea para comer; nueces, aceitunas, dátiles, naranjas, lo que fuera…..que por los primeros 3 años ninguno de los frutos del árbol deben de comerse. Yo no voy a profundizar en detalle aquí, pero cuando uno toma literalmente el hebreo original la idea es que no es tanto sobre la prohibición en contra de recoger y comerse el fruto pero en vez destruirlo; más bien tiene que ver con podar el árbol. En otras palabras DEBIDO a la necesidad de podar para hacer que los árboles maduren y sean productivos el fruto se pierde durante el proceso de podar. Por lo que los primeros tres años las ramas que están creciendo deben ser podadas bastante, y el fruto que pudo haber crecido se perdería, aparentemente para que los árboles produzcan más a largo tiempo.

Luego en el 4to año una buena cosecha puede ser esperada, pero esa primera cosecha completa de frutas debe ser separada para alabar a Dios.

En otras palabras, en ese 4to año, la cosecha es considerada santa (separada) para Jehová y por consiguiente se le da a ÉL.    

A lo que esto nos lleva es que era (en una manera no definida) ofrecido a Dios en una celebración y era seguramente comido durante este tiempo de celebración, pero probablemente era comido por los Levitas y los sacerdotes. La fruta del 4to año era consagrada y separada; la misma era PROPIEDAD SAGRADA; la misma le pertenecía a Dios el cual quería decir que parte de la misma era quemada y la porción sagrada que quedaba era para el sacerdocio. Luego en el 5to año la cosecha normal del fruto podía comenzar. ¿Cuál era el propósito de este procedimiento progresivo de 5 años? Se nos dice en el verso 25 que es para que la cosecha del árbol fuese incrementada. Esto es visto como otro de esas Dualidades de la Realidad; eso es que había una realidad hortícola que al permitirle a los árboles crecer y ser podados sin cosechar la fruta por los primeros 3 años, los árboles llegarían a ser mejores productores con el pasar del tiempo de vida. Por otro lado desde un punto de vista espiritual al ser obediente a este mandamiento de Dios, Jehová haría que la cosecha fuese sobrenaturalmente incrementada como parte de la bendición. Pero el aumento en la cosecha no era el único aspecto de ser bendecido: El Shalom también era aumentado. Shalom, cuando es tomado como un estado general de bienestar (teniendo gozo, paz, salud, y gracia de Dios) es algo que SOLO Dios puede dar. Los Cananeos paganos y los Israelitas que le temian a Dios podían cada uno recibir una cantidad similar de frutas por seguir esta práctica de podar y de no cosechar hasta el 4to año, pero solo el que ama a Dios puede recibir el Shalom y esa es la mayor bendición de todas.     

Alguien la semana pasada hizo una gran pregunta…o tal vez una expresión de pensamiento en vez de una pregunta……en la que nosotros decimos que aquellos quienes aman y obedecen a Dios van a cosechar la recompensa……recompensa terrenal…..mientras aquellos que no, no lo van a cosechar. Sin duda alguna las Escrituras hacen claro que aquellos que siguen la Torá, quienes obedecen a Dios, y quienes hacen de Yeshua el Señor de sus vidas, van a ver la incrementación del fruto de sus vidas como una bendición. Y para aquellos que no, la bendición va ser ocultada.  Por lo que es ventajoso para nosotros ser obedientes a Dios, y hasta en nuestras vidas terrenales nosotros vamos a ser bendecidos con mejores vidas.

Pero ese concepto puede ser fácilmente mal entendido. Por ejemplo, si los Cananitas quienes permanecieron en la tierra después que Israel fue conquistado observaban lo que los Israelitas hacían con los árboles de frutas y los emulaban; eso es, ellos vieron que al seguir esas prácticas que nosotros acabamos de discutir que los árboles iban a llegar a ser más abundantes y a la larga iban a producir más, entonces los Cananitas hubieran tenido mejores cosechas de frutas…..aun cuando ellos NO adoraban a Jehová. Los Israelitas, por otro lado, mientras que recibían una mejor cosecha, también recibirían bendiciones espirituales de Jehová, porque SUS PROPÓSITOS EN HACER LO QUE ELLOS HACÍAN eran correctos. En mi ejemplo, los Cananitas meramente querían más fruto, y ellos hacían lo que fuera para obtenerlo; Israel deseó ser obediente a Dios, y el resultado fue abundancia. Ellos ambos HICIERON las mismas cosas en lo que respecta al fruto de los árboles, pero Israel recibió las bendiciones de Dios, y los Cananitas no la recibieron. ¿Por qué? Su objetivo.     

Por eso es que a veces podemos ver las personas más egoístas, desagradables, impías tener lo que aparenta  ser el mayor éxito y vivir grandes vidas; en ocasiones al seguir (desconocido para ellos) principios de negocios y administración de las Escrituras. Pero eso NO es lo mismo que recibir la bendición de Dios. Es la bendición de Dios la que nosotros debemos buscar…..porque en ocasiones lo que aparenta ser prosperidad y abundancia es simplemente oro de tontos o una trampa del Diablo.   

Yo les digo, porque esto añade una pieza pequeña al rompecabezas de entender el principio humano de tener una inclinación hacia el mal y una inclinación hacia el bien viviendo dentro de nosotros. Haciendo lo que PARECE ser bueno no es bueno si el objetivo es malo. Las personas buenas, quienes hacen cosas buenas, pero no conocen a Dios, están realmente haciendo mal ante los ojos de Dios. Esto es porque sus intenciones no son dirigidas a Dios, las mismas son dirigidas así mismo. Y, es por esto que es tan importante tener a Yeshua como Señor; porque la ÚNICA manera en que nuestras inclinaciones buenas pueden ser propiamente canalizadas y guiadas es a través de ÉL. Sin ÉL hasta nuestro intento de hacer bien es maléfico. Sin ÉL nuestras intenciones son, automáticamente, malas. 

El verso 26 repite la Ley que un hebreo no debe de comer nada con sangre; sencillamente, ellos no deben de tomar sangre de animal o hacer comida con sangre de animal. Y esto también requería que un animal fuese matado y su carne fuese preparada de cierta manera; su sangre debía ser completamente escurrida de la carne.  Aunque por favor recuerden que esta ley sobre la sangre significa mucho más que solo prohibir comer de la sangre del animal; como, donde, y porque un animal es matado tambien es parte del escenario. Hasta este momento el ÚNICO lugar que un animal domesticado podía ser sacrificado por cualquier razón era en el Tabernáculo, en el Altar, aún si la intención era para tener carne para comer.

Más tarde, en este mismo verso, la regla en contra de la práctica de adivinación también es repetida; que es, no practicar la magia. Aunque como vamos a encontrar a través de todo el A.T., los hebreos eran atraídos como una mosca a la llama del ocultismo debido a las inclinaciones del mal que merodeaban dentro de ellos; y ellos eran severamente disciplinados por Jehová por tales cosas. Invariablemente el propósito de la adivinación era para conocer el futuro; y los vecinos de Israel…..al igual que todas las culturas de esa era….hacían gran uso del ocultismo. El conocer el futuro siempre ha sido, y siempre será, algo que la humanidad desea. Dios, sin embargo, dice que ÉL va proveer que parte del futuro que ÉL quiere que nosotros sepamos por medio de Sus profetas. Pero después de todos los profetas de Dios proveyeron muy poca  nueva información para Israel. Cuando Dios no le hablaba al pueblo a través de los Profetas, entonces se espera de las personas que procedan en fe  siguiendo claramente las leyes definidas de Dios según fueron establecidas en el Monte Sinaí. Nosotros los creyentes debemos hacer exactamente la misma cosa; nosotros solo acasionalmente obtenemos una contestación a un problema, directo del Espíritu Santo. Muchas veces nosotros tenemos que continuar hacia delante en fe y a la misma vez referirnos a las inalterables Escrituras para dirección, aun cuando parezca ser mucho más fácil si Dios nos DIJERA exactamente qué hacer.

Luego, aun en los versos 27,28, está el requerimiento en contra de no cortar en forma circular los extremos de la cabellera, ni dañar los bordes de la barba, ni de hacer sajaduras en el cuerpo por un muerto, o hacerse un tatuaje.

Ahora todas estas cosas eran común y corriente en las normas de la cultura Cananita. De hecho nosotros necesitamos mantener en mente que la mayoría de las prohibiciones que nosotros vamos a encontrar en la Ley están ahí para combatir algunas prácticas paganas de alguna nación u otra; estos no son asuntos teóricos o hipotéticos a los que Jehová se está dirigiendo. Más bien estos son cosas que realmente estaban sucediendo, y Dios quería que los hebreos las evadieran.  

El verso 29 es un poco diferente de lo que aparenta. El mismo dice que no degradarás a tu hija haciéndola una prostituta. Y, esto para que la tierra no se entregue a la prostitución.  

A lo que esto se está refiriendo es a la prostitución RELIGIOSA; otra práctica común y corriente de los Cananitas. En otras palabras un hombre no debe ofrecer a su hija a un sacerdote para una ceremonia religiosa que involucre actos sexuales. Ni tampoco él debe vender a su hija para prostitución general para obtener dinero para comprar un animal para sacrificar en el Tabernáculo.

La advertencia es que si Israel comienza a ser arrastrado hacia la prostitución ceremonial, entonces la Tierra Prometida va caer en depravación. Yo les he mencionado en ocasiones que ante los ojos de Dios la tierra está conectada con la gente que ocupa la tierra. La gente y la tierra están orgánicamente entrelazados. Por lo que en ocasiones en las Escrituras, como lo es aquí, el término “la tierra” se refiere al lugar Y a las personas como una entidad completa.

Date cuenta que inmediatamente seguido esta prohibición en contra del sexo sagrado Dios dice, “guarda mis Shabbats y ten reverencia en mi Santuario”. Esta estructura literaria hebrea es una manera de indicar el evadir uno y en vez HACER lo otro. Por lo que la idea es “no ofrezcas sexo religioso” como una manera equivocada de honrarme a MI….más bien…..si quieres honrarme a MI, guarda mis Shabbats y ten el mayor respeto para el Tabernáculo, la morada terrenal de Dios. Y, de hecho, Israel hizo TODAS estas cosas en contra de Dios, y mucho más, el cual es por esto que ellos eventualmente fueron expulsados de la tierra y esparcidos a través de la tierra.

La prohibición del verso 31 es para evadir espiritistas y hechiceros; algunas traducciones dicen para evadir espíritus familiares o fantasmas. La idea aquí es de NO tratar de hacer comunicación con los espíritus de los muertos. ¿Por lo que, qué debemos nosotros hacer con esto? ¿Es la comunicación con los muertos algo posible? Bueno, la Biblia nos dice muy poco sobre lo que sucede después de la muerte; el AT prácticamente no dice nada sobre el tema. Como yo les he mencionado en varias ocasiones NO hay absolutamente ningún concepto de morir e ir al Cielo en la Torá o en ningún otro lugar del AT.   

No es como que los hebreos no se preguntaban sobre la muerte y se preocupaban con lo que pasaría después. Al igual que todos los humanos ellos estaban (y nosotros somos) preocupados con la muerte y que pasaba después.

Pero nosotros necesitamos ser muy cautelosos que solo porque Dios advierte a Su pueblo en contra de contratar espiritistas y hechiceros para conjurar los “espíritus de los muertos”, esto no es una indicación que “fantasmas”….en el sentido de un fantasma siendo los espíritus de las personas muertas….son real. Más bien el problema (desde un punto de vista de las Escrituras) parece ser que una persona que cree que ellos PUEDEN comunicarse con el espíritu del muerto termina realmente comunicándose con un demonio que está haciendo el servicio de Satanás. Es como un juego de ventas hecho por Satanás en el cual promocionan un artículo bien barato pero terminas pagando un precio más alto.  Y un demonio NO es el espíritu de una persona muerta; un demonio (de acuerdo a mi mejor entendimiento de la Biblia) es un Ángel  caído del Cielo que cayó de la gracia debido a su lealtad con la rebelión de Satanás. Desde ese día el número de demonios ha sido fijo a cualquiera que fuese el número que siguió a Satanás.  

 El tema de la muerte y de los espíritus de los muertos es enorme; basta decir que creencias sobre esto……aun hasta dentro de la cultura hebrea…..evolucionaron y se transformaron y nunca fueron completamente uniformes, más de lo que son las creencias universales dentro de las cristiandad.  Yo quiero tomarme el tiempo suficiente para resumir esto porque no solo es el tema interesante, pero también es pertinente a nuestra fe y nuestro conocimiento de lo que ha de venir después de la muerte física. Por lo que comenzaremos con este tema la semana que viene. 

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms