image_pdfimage_print

Levítico Lección 26 Capítulos 18 y 19

Levítico

Lección 26 Capítulos 18 y 19

Al comenzar nuestro estudio hoy en Levítico 18, este es un capítulo que trata primordialmente con la sexualidad humana y lo que se espera de Israel en ese sentido, al contrario de lo que el resto del mundo hace durante este tiempo en la historia.

Nosotros leímos el capítulo entero la semana pasada, por lo que vamos a volver a leer solo una corta sección esta semana para refrescar nuestra memoria.  

VOLVAMOS A LEER LEVÍTICO 18:6 – 16

Hasta el verso 16 nosotros estamos recibiendo las instrucciones de lo que constituye el incesto. Un hombre teniendo relaciones sexuales con una mujer que era una pariente cercana (ya sea biológico o familiar)  en cualquiera de estas circunstancias prohibidas está cometiendo incesto. Ahora debido a que la cultura ha cambiado tanto a través de los siglos, y debido a que estas prohibiciones y reglas fueron introducidas a una sociedad del Medio Este, nosotros podemos perder el punto de lo que está siendo establecido aquí; era menos una cuestión de poner restricciones en un hombre que estaba en busca de una mujer dispuesta, que era sobre definir con quien un hombre PODIA CASARSE o con quien no podía casarse. A quién un hombre podía darle hijos y a quién no podía. En resumen: esto tenía que ver con establecer límites alrededor de donde un hombre podía buscar su esposa. 

Y, en resumen, nosotros vemos que un hombre no podía casarse con  su propia madre biológica si su padre moría o se divorciaba de ella. Ni tampoco podía casarse con su madrastra (la esposa de su padre) si su padre moría o se divorciaba de su madrastra. La lista continua con prohibiciones en contra de casarse con su hermana natural, su media hermana, o hasta su hermanastra. Un hombre no podía considerar como su esposa la hija de su propio hijo (una nieta), ni la hija de la hija….o sea, una fémina una BISNIETA.  

Mejor que vean esta lista de cosas que no pueden hacer.

Yo no quiero profundizar en esto pero considerando que las relaciones conyugales en el restante de la Biblia gira alrededor de este conjunto de mandatos, vamos a definir unos cuantos términos más: consanguíneo y parientes del conjugue. Básicamente consanguíneo quiere decir que está relacionado genealógicamente, por sangre. Pariente quiere decir que el pariente por medio del matrimonio, se ha unido a una familia en particular y por lo tanto no hay relación genealógica o de sangre o es una muy lejana. Desde un punto de vista legal, lo que ha sido establecido aquí en Levítico 18 son las reglas de lo que constituye relaciones consanguíneas, y cuando la relación es lo suficientemente distante es considerada de pariente. Esto es importante porque en los días de Moisés era deseable casarse con un miembro de la familia; por lo que la pregunta era, CUÁN DISTANTE el miembro de la familia era para  ser elegible para llegar a ser un compañero de matrimonio. El casarse dentro del clan o la tribu era promovido como una cosa buena, una cosa importante. Un hombre casándose con una prima era visto como casi una compañía ideal.

¿Qué tan cercano en relación de sangre podía uno llegar y no violar las leyes de Dios sobre eso? Esto es lo que Levítico 18 establece.  

Ahora el verso 16 habla acerca de un hombre no entrando en relaciones con la esposa de su hermano. Lo que tenemos que entender es que, en general, lo que NO se está hablando aquí en este capítulo es de adulterio. Habrían otras razones para estas relaciones sexuales para que estuvieran ocurriendo…..y generalmente era matrimonio a esa mujer en particular. Lo que también es un poco confuso es que una vez el hombre se casa con una mujer, en algunas circunstancias esos parientes de esa mujer llegan a ser considerados parientes consanguíneos del hombre, aun cuando tal vez NO hay relación de sangre. Eso es porque el punto de vista hebreo era que el matrimonio traía al hombre y la mujer como una sola “carne” (esa instrucción para la humanidad que data del tiempo de Genesis). Y, por lo tanto, si esa mujer estaba previamente casada y tenía hijos, esos hijos eran considerados tener relación cercana de sangre aun cuando técnicamente ellos no lo eran. Por lo que un hombre no podía llevar a cabo un proceso a través del cual  él se casaba, y si ella se moría o se divorciaba de ella, y luego se casaba con su hija, aun si esa hija no era suya biológicamente. Esto era porque la cultura hebrea consideraba esa hijastra tanto como un pariente de sangre como si ella FUERA su propia hija bilógica.      

Yo sé que esto es muy detallado y puede ser un poco confuso pero la sociedad hebrea era muy compleja, y estas cosas nosotros necesitamos entender al menos en algún nivel porque nosotros vamos a tener que tratar con los mismos a través de la Torá y el restante de la Biblia.

Otra regla para entender: en general, en lo que respecta a la era del AT, el hombre no podía cometer adulterio; eso era visto como un crimen hacia una fémina. Un hombre teniendo relaciones sexuales fuera del matrimonio era visto como vergonzoso; pero no era algo que uno necesariamente fuera castigado. Y claro que un hombre que su esposa le fuera infiel ciertamente no iba a estar muy contento de eso; de hecho, él muy bien podía matar al “otro hombre” como matar por honor (y tal vez matar a la esposa también) y generalmente se consideraba matar justificadamaente. De todos modos, Jesús cuando comenzó su ministerio corrigió esa manera errónea de pensar.   

En lo que respecta a este verso 16 y un hombre no pudiéndose casar con la esposa de su hermano; hay una excepción mayor a esta regla que es presentada en Deuteronomio 25. Si un hombre tiene un hermano casado y luego el hermano muere, y esa esposa del hermano muerto no ha tenido un heredero,  es la OBLIGACIÓN del hermano sobreviviente casarse con ella para que así pueda tener hijos EN EL NOMBRE DEL HERMANO MUERTO. Esto era considerado crítico para mantener la línea de familia Israelita intacta (y era de igual importancia la creencia antigua que era el hijo del hombre donde la esencia de la vida continuaba existiendo después de su muerte física).

Vamos a volver a leer un poco más del capítulo 18.

VOLVAMOS A LEER LEVÍTICO 18: 17 – 21

En los versos 17 y 18 nosotros nos movemos del asunto de matrimonio a parientes de sangre, a sencillamente  asuntos morales que tienen que ver con sexo.

Por ejemplo, un hombre no podía casarse o tener relaciones sexuales con una mujer y su hija (esto es refiriéndose a una mujer que tuvo una hija con otro esposo), ni con la nieta de la mujer.  En el verso 18, un hombre no debe casarse con dos o más hermanas teniéndolas como esposas a la misma vez.

Antes de comenzar con la próxima sección de Levítico 18, vamos a pausar momentaniamente y vamos a discutir algo que muchos de ustedes probablemente están pensando: ¿acaso Abraham no se casó con su media hermana? ¿Y qué tal Israel mismo….Jacob…..el gran Patriarca quien se casó con dos hermanas, Raquel y Lea? Bueno ciertamente esto ocurrió antes del tiempo de Levítico. Aunque, nosotros debemos hacernos la pregunta: ¿acaso ellos hicieron algo malo? Bueno nosotros no tenemos ninguna otra alternativa sino que de aceptar que no fue la voluntad ideal de Dios que ellos se casaran con hermanas o con líneas de familia tan cercanas, fue Su voluntad en general de permitirlo en ese tiempo. Yo no les puedo decir porqué; pero tampoco yo voy alegorizar e inventarme una razón o defender las decisiones de Jehová. El punto es, al igual que cuando fue con Noé cuando después del diluvio él podía comer carne pero era prohibido antes de la gran inundación, así mismo es con la definición de consanguíneo o pariente cercano cuando se trata del matrimonio; una dinámica diferente emerge en el Mt. Sinai. 

Nosotros ahora nos movemos a los asuntos sexuales que no tratan con incesto, pero que Dios dice que es inmoral. Y como ya hemos estudiado el estado de impureza en el que la fémina entra cuando ella está en su ciclo mensual, yo encuentro interesante que una vez más es mencionado aquí, y no es agrupado junto con lo “impuro” sino que con lo “inmoral”. No que la mujer es inmoral por tener lo que es una función natural del cuerpo…pero el hombre, el esposo, está haciendo algo inmoral ante los ojos de Dios al tener sexo con su esposa durante ese periodo de tiempo cuando ella está en el estado de niddah, un estado de impureza.   

Luego en el verso 20 está la prohibición en contra de un hombre involucrándose con la esposa de otro hombre en relaciones sexuales. Verdaderamente, este verso es un poco más explícito que lo que la mayoría de los traductores han permitido: literalmente dice  que un hombre no debe poner su semilla en la esposa del vecino. Esto verdaderamente quiere decir que el hombre no debe de embarazar a esta mujer casada. Aparte de la inmoralidad de esto, la realidad cultural era que los hijos producto de estos tipos de relaciones ilícitas eran vistos vergonzosamente, eran evitados, y ellos sufrían grandemente de eso aun cuando ellos eran inocentes. Date cuenta que también dice que el hombre que hace estas cosas esta deshonrado junto con la mujer; es que tanto el varón como la fémina están haciendo algo malo y están impuros por eso. Es interesante como aun los devotos hebreos saltan sobre esta parte de la Ley y lo hacen Tradición que era solo las mujeres quienes estaban cometiendo el crimen de adulterio. La cultura judía tampoco no apreciaba cuando Jesús les recordaba a los hombres de su hipocresía y pecado cuando tenían relaciones con mujeres otras que no fueran sus esposas.  

Luego en el verso 21, nosotros tenemos un mandato que verdaderamente no parece caer con el resto; es una orden que no permite que los niños Israelitas sean sacrificios humanos del dios del Medio Este, Moloc. Solo una palabra aquí: por un largo tiempo se pensaba que Levítico tuvo que haber sido escrito más tarde que Éxodo, parcialmente debido a la mención de Moloc. Toda la evidencia muestra que los Cananeos no adoraban a Moloc aproximadamente antes del siglo 7 AC……..alrededor de 600 años después del Éxodo. Pero en los últimos años se encontró un altar que data del siglo 14 AC justo afuera de Amman, Jordán. Y enterrado debajo de este altar había esqueletos de muchos niños pequeños e infantes. Uno puede debatir si este altar era un altar dedicado específicamente a Moloc, pero era seguro que era un altar para algún dios u otro.  Por lo que ya no es debatible que en lo que equivale a una sección de la tierra de Canaán en el tiempo de Éxodo, los sacrificios de niños estaban ciertamente ocurriendo en Canaán durante esa era.

VOLVAMOS A LEER LEVÍTICO CAPÍTULO 18: 22 – hasta el final

En el verso 22 nosotros tenemos un mandato explícito en contra de la homosexualidad. Recuerda, ahora, esta amonestación era estrictamente para varones. La homosexualidad masculina es algo muy bien atestiguado entre los Cananeos de antigüedad hasta en registros que no son la Biblia. Y Dios dice que para un hombre hacer tales cosas es, en hebreo to’evah; el cual es generalmente traducido como una abominacion, un odio…..este era el término más fuerte para describir cuan terrible una transgresion de relaciones del mismo sexo era para Dios. Se han encontrado antiguas representaciones de sacerdotes Cananeos llevando a cabo rituales de actos homosexuales a sus dioses y Jehová hace suficientemente claro que SU pueblo no podía participar en tal perversión. En Deuteronomio, el término hebreo Mehir kelev es usado para describir la paga……la paga monetaria…….generalmente pagada a un prostituto homosexual; el mismo se traduce como “la paga de un perro”. Un perro era un modismo para un prostituto varón homosexual.  

Por lo que no hay necesidad para un Cristiano de estar defensivo sobre nuestra posición…o lo que debe ser sin duda alguna nuestra posición sobre el homosexualismo; el mismo es una abominación para Dios, y está citado directamente aquí y en un sin número de lugares en el AT y el NT. Por lo tanto la homosexualidad no debe ser tolerada en el Cuerpo de Cristo y nosotros debemos de hacer todo lo que podamos para motivar el fin de esto en nuestra sociedad. Nadie está diciendo que si tenemos una hija lesbiana o un hijo o amigo homosexual que debemos parar de amarlo o de reconocerlos. Sino que debemos amarlos orando fervientemente para que Jehová lo rescate de esa conducta destructiva, y nunca debemos de excusarlo como un estilo de vida alterno o de tomarlo livianamente.  

Finalmente el mandato sobre la sexualidad llega a su fin con la prohibición en contra de la bestialidad; sexo entre un humano y un animal. Yo no creo que tengo que entrar en detalle con esto. Lo que es interesante, es la RAZÓN dada por lo que esto está mal……y es una que hemos visto anteriormente. Esta conducta sexual está mal porque la misma es un acto de “tevel”.

Generalmente traducida INCORRECTAMENTE como perversión, la misma más literalmente quiere decir “confusión” o mezcla impropia”. Confusión  y mezcla impropia es una ofensa para el Señor y ÉL nos ordena que no lo hagamos. La idea es que es una confusión mezcla de especie; es una mezcla impropia mezclar un hombre y una bestia. Lo que es previsto para bien y comportamiento sexual apropiado DENTRO de una especie debe permanecer así. Y la confusión o mezcla impropia, es lo contrario de orden y pureza. Por lo tanto la confusión no es algo que el pueblo de Dios, quienes deben emular a Dios lo más que el hombre pueda, deba participar. Yo debo mencionar también que esto de ninguna manera se refiere a la mezcla de razas humanas. Nunca, jamás la Biblia trata con la raza aun cuando marca una diferencia entre hebreo y gentil; aunque en realidad esto no es acerca de raza porque las personas de CUALQUIER raza siempre han sido perfectamente bienvenidas a unirse a Israel. Más bien esto trata con la mezcla de personas con animales.  

Aunque aparte de mezclar humanos con animales este mandato SI tiene implicaciones con mezclar personas dentro de la especie humana. Permítanme ser claros, lo que esto está relacionado es con la mezcla de una persona impía con una santa. O en el contexto del AT la mezcla del pueblo de Israel con cualquier otro que no lo sea, y no quiere ser, unido a Israel. Aun en aquel tiempo, esto no se estaba refiriendo a raza o pureza genealógica; esto se estaba refiriendo a personas cuya lealtad era para con Jehová versus aquellos que no lo eran. Desde tiempos antiguos en la Biblia, los extranjeros…..personas de otras razas….eran bienvenidas a unirse a Israel, y eran bienvenidas a casarse con personas de raza hebrea. La advertencia era que ellos TENÍAN que entregar la adoración a dioses falsos y adorar solo al Dios de Israel.  

Este capítulo termina con la advertencia que ustedes……queriendo decir Israelitas y aquellos extranjeros entre ellos….no deben de hacer ninguna de estas cosas sexuales prohibidas o lo que le sucedió a los egipcios (y lo que está a punto de sucederle a los residentes de Canaán) será asolado divinamente sobre Israel.  

Esto no es una advertencia inútil ni tampoco es simbólica. En el verso 25 dice que “la tierra se ha corrompido” por violar estas leyes de conducta sexual. Nosotros hemos visto en Levítico un principio básico de impureza desarrollarse: el mismo es que la impureza puede y ES transmitida de una persona a un objeto inanimado y vice versa.  Cada uno de los actos impropios que son hablados en contra en Levítico 18 crea impureza ritual….impureza….en el profanador. Un número suficiente de estos actos cometidos por una porción suficiente de la población en poder de una nación, hace que la tierra de esa nación llegue a estar profanada…impura. Y como resultado Dios va tomar acción y va a remover a esas personas de la tierra como juicio en contra de ellos. A través de toda la Palabra Jehová hace claro que la tierra y sus habitantes están entrelazados. El ser exiliado de la tierra de uno, o que la economía de una nación colapse, o una nación experimentando una serie de desastres naturales horribles causando caos, son sino que unas pocas maneras que Dios hace que la naturaleza misma venga en contra de los habitantes de la tierra llena de personas malvadas que han profanado la tierra.

 Y claro que hay algún punto de balance en el cual algunos actos de rebeldía en contra de Jehová llegan a ser demasiado y Dios toma acción. Nosotros no sabemos exactamente dónde ese punto está, pero el mismo si existe. Escucha lo que la palabra de Dios dice para Abraham en Génesis……LBLA Génesis 15:13Y Dios dijo a Abram: Ten por cierto que tus descendientes serán extranjeros en una tierra que no es suya, donde serán esclavizados y oprimidos cuatrocientos años. 14 Mas yo también juzgaré a la nación a la cual servirán, y después saldrán de allí con grandes riquezas. 15 Tú irás a tus padres en paz; y serás sepultado en buena vejez. 16 Y en la cuarta generación ellos regresarán acá, porque hasta entonces no habrá llegado a su colmo la iniquidad de los amorreos. 

Abraham estaba arriba en la tierra de Canaán cuando Jehová le habló a él. Y Dios le dice Abraham que muchos años en el futuro sus descendientes van a ir de esa tierra a otra tierra y van a ser esclavizados. Y luego más tarde ellos van a salir y van a regresar a la tierra de Canaán. ¿Cuál es el factor determinante de CUANDO esto va suceder? Mira la mitad del verso 16: “porque hasta entonces no habrá llegado a su colmo la iniquidad de los amorreos”. En otras palabras una vez los Amorreos hayan alcanzado algún nivel de crueldad y maldad…..cuando el sacrificio de niños y la homosexualidad y la inmoralidad sexual de todas clases y mucho más haya llegado a ser suficientemente esparcido y aceptado por los Amorreos, ENTONCES Dios va actuar trayendo a los descendientes de Abraham….los Israelitas….de regreso en la tierra donde los Amorreos vivían, y los Amorreos serán expulsados y el restante será subyugado por los hebreos.   

Yo espero que otros estén tan preocupados sobre esto como lo estoy yo. Esto no es solo una historia antigua de la Biblia; así es como Jehová opera. Cada nación en la tierra que haya alcanzado cierto nivel de depravación el cual Dios determine que es demasiado, ha sido juzgado terriblemente. Ya sea la segunda guerra mundial de Alemania, o algunas de las naciones del Medio Este que han atormentado a Israel, o alguna nación europea atea quien está cerca del colapso financiero, el tiempo inevitablemente viene cuando Dios toma acción en contra de ellos.  

¿Qué tal América? ¿Cuánto más Dios va a permitir nuestra nueva versión moderna de sacrificio de niños, el  aborto y continuar como una política aceptable de la nación? ¿Cuánto más va a permitir Dios que la homosexualidad sea glorificada hasta el punto que algunas denominaciones en la iglesia ahora abiertamente promueven a los homosexuales, y hasta los ordenan como siervos de Dios? ¿Cuánto más Dios va  a permitir que relativamente unas cuantas personas en este planeta vivan en un lugar que llama el tener un solo carro y un solo televisor a color “pobreza”, mientras que la mayoría del planeta se va a la cama con hambre? ¿Cuánto más Dios va  a permitir SU extracción de cada agencia de gobierno y cada lugar público y escuela y actividad en nuestra nación?  

Yo no sé la contestación. Pero yo sí sé que si ÉL juzga al pueblo severamente…..esos que llama SU Preciado Tesoro…..entonces cuanto más ÉL ciertamente va juzgar al resto de nosotros.  

Vamos a continuar con Levítico 19.

LEVÍTICO CAPÍTULO 19

Este capítulo en particular de Levítico es en ocasiones separado como algo bastante especial por los hebreos. Es un capítulo largo y en ocasiones se le refiere como la Torá dentro de la Torá. El capítulo 19 es como una mini Torá,  o un resumen de las reglas y regulaciones que forman la base para todas las otras reglas y regulaciones de la Ley.

Al igual que se nos dice que el mandato a “amar a Jehová con todo tu corazón, ser, y fuerza, y amar a tu prójimo como a ti mismo” es la base sobre la cual todos los Mandamientos de la Torá se cimientan; el capítulo 19 establece lo que la definición de  “ser santo” significa: como una vida santa se ve para el pueblo de Dios.  

Los rabinos de antiguedad enseñaban que este capítulo debe ser leído delante de toda la asamblea porque los Diez Mandamientos están representados ahí. Por lo tanto de la misma manera que Moisés leía los Diez Mandamientos a la nación entera de Israel (bajo la instrucción de Dios), así mismo el capítulo 19 debe ser leído delante de toda la congregación.  

Y ciertamente nosotros vamos a encontrar una referencia directa al menos a 6 de los 10 mandamientos y una referencia indirecta a los restantes 4. Esos 6 mandamientos comienzan con el que esta omitido en nuestro canon Cristiano moderno: “Yo soy Jehová tu Dios”. Sí le puede sorprender a la mayoría de las personas saber que “Yo soy Jehová tu Dios” era el 1er  Mandamiento original. Si ustedes recuerdan hace unos meses atrás en nuestra lección en Éxodo 20 y los 10 Mandamientos, yo les dije que los Manuscritos hebreos de antigüedad que fueron descubiertos enumeran los Diez Mandamientos igual que como nuestras Biblias modernas los hacen. Pero mientras que nuestros 10 mandamientos cristianos siempre comienzan con “No deberás tener dioses ajenos delante de mi” como el 1er mandamiento. De hecho las Escrituras originales hacen a “Yo soy Jehová tu Dios” el primer mandamiento y “el no tener otros dioses” como el segundo.

 En algún momento en el 4to o 5to siglo DC la iglesia Romana decidió abolir el primer mandamiento: pero como la Biblia claramente declara que hay 10 y no 9 Mandamientos, las autoridades de la iglesia resolvieron el problema dividiendo  el segundo mandamiento original en dos mandamientos: el primero siendo “no tendrás otros dioses”, y el 2ndo siendo “no harás ídolos”.    

Los otros 5 mandamientos a los que se refieren en Levítico 19 son el 2ndo (no dioses ajenos), el 3ro (no tomar el nombre del Señor tu Dios en vano), el 4to (guardar el Sabbath), el 5to (honrar a tus padres), y el 8vo (no robar).  

Esto es lo que sucedió: fue un día muy triste en la cristiandad cuando hubo el cambio del liderato judío al liderato gentil de la iglesia, porque en ese momento esas cosas sobre la Escritura que se sentían cómodas y familiares al mundo gentil llegó a ser dominante, y esas cosas sobre la Escritura que eran abiertamente judías y por lo tanto INCÓMODAS y DESCONOCIDAS para los gentiles, fueron puestas a un lado.  Entre estas cosas judías que fueron puestas a un lado está  la Torá entera. Y con esto se fue el contexto propio para todo lo que seguiría en la Biblia.

La santidad y su suprema importancia, y que es la definición de Dios para santidad, también fue puesta a un lado. Por lo que al estudiar Levítico 19 vamos a orar que Dios ponga las amonestaciones contenidas en este capítulo profundamente en nuestros corazones y que Él nos muestre a nosotros como re-aplicar, y no reinterpretar, estas ordenanzas divinas a nuestro siglo 21 y en nuestra cultura Occidental. Porque ciertamente nosotros tenemos que ser santos porque ÉL es santo.

LEER LEVÉTICO 19 completo.

El capítulo 19 es la definición general de como la santidad debe ser manifestada en la vida de las personas separadas para la Santidad…..en el AT esas personas eran Israel….en el NT esas personas son aquellas que han venido a estar en unión con Mesías Yeshua. Ahora nosotros podemos tener argumentos legítimos sobre si debemos o no seguir a la letra los 613 leyes y regulaciones establecidas delante de nosotros en la Torá; pero lo que no es debatible es que el principio y el patrón de lo que era santo en el 1300 o 1400 AC….cuando la Torá fue primero dada a Moisés…..es todavía la misma hoy en día.  

Me gustaría citarles a ustedes un breve pasaje de un ensayo escrito por Joseph Hertz quien era el Rabino principal de la Congregación Unida Hebrea durante el tiempo que conduce a, y durante, la Segunda Guerra Mundial. Él dice esto acerca de Levítico 19 en general y acerca de la santidad específicamente:  

“Desarrollando la idea de la santidad como orden, no confusión, esta lista (los versos de Levítico 19) sostienen rectitud y tratan directamente como santo, y contradicción y tratar doble como en contra de la santidad. Hurtar, mentir, testigo falso, hacer trampa con la pesa y las medidas, toda clase de encubrimiento como hablar mal de los sordos (y presumiblemente sonriéndose en sus caras), odiando a tu hermano en tu corazón (mientras le hablas con amabilidad), estas son contradicciones claras entre lo que parece, y lo que es.”

O, como el  Profesor G. J. Wenham dice, “la santidad es expresada en la integridad moral, la cual a su vez es expresada por la entereza física”.

Francamente: no me hables sobre el que es santo, Yeshua, viviendo en tu corazón a la misma vez que niegas vivir una vida santa. No me digas que tú puedes tener el Espíritu de Dios morando en ti, pero no vez necesidad de obedecer la Torá de Dios. Y que es la Torá de Dios sino que el deletrear lo que nosotros llamamos “moralidad”. Moralidad es lo que es bueno, como separado de lo que no lo es.  

No yo no estoy diciendo, que nosotros necesariamente tenemos que representar estas leyes establecidas en el contexto de la cultura del Medio Este de antigüedad de la forma exacta que fueron representadas alrededor de 3000 años atrás;  aunque algunas cosas deben ser y otras cosas traídas lo más intactas posible (las Fiestas Bíblicas por ejemplo). Pero la definición de lo que es moral y lo que no es fue establecida por Dios, esto verdaderamente no tiene barreras culturales inherentes, y estos principios no deben ser alterados por el hombre.

Es interesante que el Rabino Hertz ve uno de los atributos que caracteriza la santidad como orden….nuevamente, como definido por Dios, no por el hombre……..opuesto al caos y confusión, porque la semana pasada cuando nosotros estábamos viendo en Levítico 18 nosotros vimos que el pecado de la bestialidad (humanos teniendo sexo con animales) era malo porque era tevel…el mismo era un acto de confusión o de mezcla impropia.  

Nosotros vamos a parar y vamos a ver unas cuantas ocasiones en Levítico 19 donde la “confusión” es el problema, y la  misma toma algo interesante….y yo creo que aplicaciones profundas.  

Después de la introducción de Levítico 19 y después del mandato general de “sed santo porque Yo soy santo” a nosotros se nos recuerda 2 de los 10 Mandamientos del Mt. Sinai; en el verso 3 se le dice a Israel que ellos deben reverenciar a sus padres y madres y deben “guardar mi Shabbat”.

¿Qué es lo importante para Dios sobre el padre y la madre de uno? Ellos te dieron vida, al menos en el sentido físico. Y a ellos se le fue dada la responsabilidad de ser una autoridad sobre ti para así educarte. Desde un punto de vista espiritual esto es similar a nuestra relación con Jehová: él nos da vida, y nosotros debemos reconocer SU autoridad sobre nosotros. Esta es la Dualidad de la Realidad en acción nuevamente. Esto es un principio que es cierto tanto en la esfera física como en la esfera espiritual simultáneamente.  

Y claro que aquí nosotros encontramos otra referencia a observar el Shabbat puesta delante y en el centro. El guardar el Shabbat era una parte clave del plan de Dios para aquellos que confían en Él. No como parte de la Salvación sino que como obediencia. Como con cualquier cosa que Dios ordena, el Shabbat podía haber sido hecho como una carga y como trabajo basado en un ejercicio legal. Y de hecho el Shabbat SÍ llegó a ser uno de los puntos de contención  más debatibles entre los judíos. No sé si debe o no debe ser observado o CUÁNDO debe de ser observado; más bien el desacuerdo era sobre los detalles de CÓMO observar propiamente el Shabbat.

Yo no voy a entrar en un discurso sobre el Shabbat siendo el 7mo día de la semana y SOLO el 7mo día (sábado en nuestra terminología moderna), aun cuando así lo es. Lo que yo quiero señalar es que el Shabbat es uno de esas elecciones morales que Dios pone delante de nosotros. Si ustedes asistieron a mi lección en Génesis 6 donde nosotros exploramos la fuente del mal y PORQUÉ y CÓMO la misma existe, entonces la idea del Shabbat siendo una elección moral es tal vez un poco más fácil de captar. Para aquellos de ustedes que no la escucharon, sería bueno que obtuvieran el CD o que la escucharan en nuestra página de internet; pero en resumen el concepto es que nuestra voluntad es esa parte de nosotros que es puesta ahí por Dios para tomar decisiones de MORAL. La voluntad no tiene que ver con preferencias…..como los sabores de mantecados o cual desodorante o jabón te gusta más o que tienes para almuerzo. Dios le permite al hombre muchas preferencias que no son inherentemente ni malas o buenas. Pero la elección de la voluntad SIEMPRE tiene que ver con bueno o malo, bien o el mal, obediencia o desobediencia. De la misma manera el Shabbat no tiene que ver con preferencia.

CÓMO uno observa el Shabbat…….qué exactamente se come, que te pones, donde lo observas, si prendes las velas o no, que oraciones recitas, etc. Todas son un asunto de preferencia según Pablo lo hace claro en Colosenses 2:16 LBLA  Por tanto, que nadie se constituya en vuestro juez con respecto a comida o bebida, o en cuanto a día de fiesta, o luna nueva, o día de reposo.

EL Shabbat de Dios y la Luna Nueva no fueron más abolidas que la comida y la bebida. Por lo que junto con el Shabbat lo que nosotros debemos comenzar a meditar es esto: como nuestra voluntad toma elecciones morales y la elección es siempre para Dios, o en contra de Dios, y como Dios hace claro lo que define “para Dios” y “en contra de Dios” (Sus mandamientos y reglas y ordenanzas), que ciertamente la desobediencia equivale a nada menos que una elección moral de nuestra voluntad de ir en contra de Dios.  

Pero también date cuenta que hay una clase de conexión hecha entre los que honran a sus padres y los que guardan el Shabbat. No solo son ellos los primeros mencionados después de la instrucción de ser santo como Jehová es santo pero estando en la misma oración los conecta a ellos. Esto no pasó desapercibido por lo Rabinos en particular la estructura de la oración que su intención es mostrar que hay una unión entre estos dos mandamientos; la misma estaba demostrando que hasta honrando a nuestro padres es una prioridad número uno entre nuestras obligaciones a otros humanos, el primer paso entre nuestra obligación a Dios y por lo tanto en ser santo es santificar el Shabbat; el separarlo en nuestras vidas al igual que Dios santificó el 7mo día, Shabbat, al comienzo del mundo.  

Nosotros continuaremos con el capítulo 19 la próxima vez. .

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms