image_pdfimage_print

Levítico Lección 23 Capítulo 16

Levítico

Lección 23 Capítulo 16

Uno de los retos más grandes que enfrenta el creyente que lentamente está despertando a la fe de las raíces hebreas y a la innegable realidad que nuestro Mesías Jesús es completamente judío, es como tratar con el contexto, puro y completo, cultural hebreo de la Palabra de Dios.

Otro reto que está enredado con ese párrafo anterior es uno que viene no de las doctrinas cristianas sino más bien de las doctrinas judías; y este generalmente se le llama Tradición. Al nosotros estudiar las leyes dietéticas contenidas en la Torá…..lo que comúnmente se le llama Kashrut por los judíos, pero que la comunidad gentil le llama comida Kosher……nosotros debemos de habernos percatado inmediatamente de cuan corta la sección de las leyes dietéticas en Levítico 11 es y cuan mínimos eran los requisitos dietéticos puestos sobre Israel. En la mayoría de las Biblias Levítico  11 es algo menos que dos páginas de largo; aun cuando era pareado con el equivalente en Deuteronomio 14 sería difícil llenar 3 paginas completas con las reglas de alimentación kosher establecidas por Jehová. Pero la Tradición judía ha multiplicado estas ordenanzas sencillas, básicas y directas de Dios en lo que respecta a la comida en literalmente miles de páginas de reglas y prohibiciones, puestas en varios volúmenes.  

Para aquellos de nosotros que desean tomar la Torá de Dios seriamente, separando las tradiciones hebreas y reglas rabínicas, al igual que la dogma cristiana, desde las palabras originales de Jehová, no es una tarea fácil ni cómoda. Aun cuando no hay necesidad de hacer de la adoración y del aprendizaje algo estéril y tedioso; el retener liturgia  útil significativa, y la que debemos dejar a un lado; puede ser difícil pero no imposible. Muchas tradiciones son hermosas, y emotivas, y llenas de verdad y significado; pero otras nos pueden llevar por el camino equivocado aun cuando en la superficie se vea bien.   

Nosotros tenemos este mismo reto cuando tratamos con Levítico 16, el cual es primordialmente acerca de los importantes rituales de Dios ordenados por ÉL y la observacion de Yom Kippur……el Día de Expiación. Al yo comenzar  a leer el enorme número de comentarios sobre este capítulo se hizo evidente que muy pocos de ellos verdaderamente tratan directamente con Levítico 16; la mayoría sencillamente explicaba la lista de tradiciones de tiempos inmemorables y la extensas reglas rabínicas que habían sido desarrolladas al pasar de los siglos concerniente a la observación de Yom Kippur. El cambio más dramático en como Yom Kippur era observado tomó lugar después del 70 DC cuando la ciudad de Jerusalén y el Santo Templo fueron destruidos por el Imperio Romano. La ciudad fue rápidamente reconstruida pero hasta hoy el Templo no ha sido reconstruido. Por lo que todos los rituales que nosotros hemos estado estudiando en Levítico, incluyendo los que estamos a punto de estudiar, REQUERIAN la presencia del Templo y sus altares y el Sacerdocio para así poder cumplir con los requisitos.

Por lo que es fácil imaginarse porqué, si los judíos iban a continuar practicando estas atesoradas fiestas y observaciones de días sagrados como lo habían hecho por 1000 años….y para poder hacerlo, DESPUÉS que no había Templo y siempre había sido el centro necesario de estas observaciones…..ellos tuvieron que re-inventar y modificar la manera en que interpretaban las instrucciones.

Con eso dicho no quiere decir que ellos DEBIERON de haber hecho eso. Lo que ellos se supone que hicieran era  haber aceptado a Yeshua como su Señor y Salvador. Lo que ellos debieron de haber hecho era hacer lo que podían hacer sin un Templo y dejar el resto hasta que reconstruyeran el Templo (de acuerdo con Ezequiel y Apocalipsis).   

Por lo que me gustaría dar una advertencia a todos nosotros antes de que tomemos un paso más en la lectura y en entender y digerir la Torá de Dios: nosotros debemos en todo momento  separar las Leyes de Dios en las Escrituras de La Torá de lo que el hombre, ha dicho de esas Leyes en la Torá Oral. Mucha de la liturgia, que ha sido orquestada cuidadosamente, y que es seguida por judíos religiosos, hoy en día en ocasiones tiene solo una conexión limitada de la Biblia. Por lo que pareado con la tendencia de casi 2000 años de los creyentes gentiles de remover cualquier remanente de trazos judíos de estos mismos pasajes, nos hace encontrarnos a nosotros en tiempos modernos atrapados entre una piedra y un lugar duro; la piedra de la tradición judía y el lugar duro de las interpretaciones y alegorías cristianas y la negación de continuar con la continua existencia de la Torá.   Yo no estoy de ninguna manera degradando o criticando algunas de las hermosas y significativas practicas judías y maneras de observar los días separados de Dios que le haría bien a la iglesia prestar atención y adoptar de alguna forma u otra; pero no quedemos atrapados en nuestro deseo de redescubrir nuestras Raíces Hebreas y olvidemos distinguir entre las cosas sagradas de Dios y las cosas que son meramente admirables del hombre.

Vamos a ver lo que Dios tiene que decir del Día de Expiación, Yom Kippur.   

LEER LEVÍTICO 16

En el pensamiento hebreo, y probablemente correctamente, no hay un evento más importante y necesario como el de Yom Kippur….el Día de Expiación.   

En resumen, el propósito Bíblico de Yom Kippur es uno doble: 1) para purificar el Tabernáculo (y más tarde el Templo) de toda impureza traída al Templo y a sus alrededores por el sacerdote y el plebeyo. Y  2) para purificar a las personas, los sacerdotes, y el Sumo Sacerdote. Por lo que la meta era mantener un santuario ritualmente puro. Esto era porque si la morada terrenal de Jehová era contaminada ÉL NO iba a poder mantener Su presencia ahí; es imposible que Su infinita Santidad pueda cohabitar con la impureza terrenal. Esto no es una suposición ya que la Escritura claramente declara esa premisa.   

Ahora este punto de vista original y Bíblico que el foco de la observación de Yom Kippur era para purificar el santuario, eventualmente dio camino después de la destrucción del Templo a un nuevo punto de vista que Yom Kippur era primordialmente para juicio y expiación de pecado para el pueblo de Israel.

No solo una vez, sino que el Templo fue destruido dos veces; la primera vez resultó en el exilio para Babilonia, y la segunda vez en la dispersión hacia el Imperio Romano. Ambas veces las personas se encontraron en una posición en la que no podían ser purificados de su impureza y no poder tener los sacrificios de sangre para expiar sus pecados. Al no estar satisfechos con esa condición, o al no estar dispuestos aceptar el juicio de Dios sobre ellos y la provisión futura de restauración para ellos, ellos comenzaron a usar su intelecto humano para idear maneras alrededor del problema. El resultado en muchos casos fue Tradición.

¿Por lo que cómo, exactamente, el Tabernáculo iba a llegar a ser contaminado con impureza; tan contaminado que NECESITARÍA ser limpiado, cuando se prestaba una escrupulosa atención para asegurarse que ninguna impureza llegara a estar en ningún lugar cercano al santuario? Esto  podía ocurrir en un sinnúmero de maneras como por ejemplo un sacerdote que no estaba llevando a cabo propiamente sus obligaciones debido a que estaba siendo ignorante de su error; o comida impura accidentalmente entrando al patio exterior; o alguien que muere en los predios del Tabernáculo, o alguien que tocó a alguien que muere al entrar a los predios del Tabernáculo. Los capítulos 11-15 de Levítico nos dan unos extensos detalles de lo que constituía la impureza y el hecho de que la impureza hasta cierto grado u otro, en algún momento u otro, era inevitable para cada Israelita. Yo creo que una razón por la cual nosotros los creyentes modernos debemos ser enseñados y debemos conocer de estos rituales y reglas aun hasta después que Yeshua los transforma, es para ayudarnos a captar la seriedad eterna de la impureza y que en nuestro estado natural, sin Dios, NO hay escapatoria a la muerte.  La impureza está en todos sitios; es un estado donde las personas (impíos) pueden entrar aun cuando no haya ninguna falla moral (recuerda el estado impuro en el que una mujer entra con sencillamente dar a luz), y puede ser contraída con tan solo estar en contacto accidentalmente con personas y cosas impuras. No había, y continúa, no habiendo una conexión innegable entre evadir el pecado y tampoco evadir la impureza.  

Como ya hemos leído Levítico capítulo 16 nosotros podemos inmediatamente ver cuán complejos estos importantes rituales de Yom Kippur son. Dios hace claro en el primer verso cuan PELIGROSO es el trabajo que el Sumo Sacerdote tiene. El verso uno nos lleva de regreso al capítulo 10 donde por mano de Jehová los hijos de Aarón, Nadab y Abiú mueren, en una demostración pública de Su furia y el repentino juicio sobre aquellos que violan Su santidad; aún más para aquellos que han sido separados para el trabajo. Por lo que hasta este punto en Levítico las espantosas muertes de estos dos sacerdotes eran bastante reciente; y de alguna manera tenemos a Jehová explicándole a Moisés lo que los dos hijos de Aarón hicieron mal, y como los otros sacerdotes….especialmente Aarón el Sumo Sacerdote….puede evitar un destino similar. En resumen Dios le dice a Moisés que ningún sacerdote puede entrar al Lugar Santísimo, en el aposento de la presencia de Dios, excepto cuando Dios le diga que lo haga. El castigo por desobedecer este mandamiento es la muerte…..como si Moisés y miles de testigos horrorizados no supieran eso.   

Permítanme pausar por un momento para tirarles un cubo de agua fría en una frase cantada en muchas hermosas canciones cristianas: que como creyentes nosotros ahora entramos al Lugar Santísimo. ¡Esto NO es cierto y viene como resultado de la insistencia de la iglesia que el Antiguo Testamento  sea usado como un tope y no uno estudiado como la Palabra de Dios! Como creyentes nosotros NO entramos, metafóricamente o de otra manera,  al Aposento Más Santo del Santuario de Dios cuando somos salvos.  Los sacerdotes comunes (el cual es a lo que nosotros somos equivalentes en el Nuevo Testamento) pueden SOLO entrar al aposento exterior del santuario santo, un aposento llamado el Lugar Santo. El Lugar Santísimo es reservado para el Padre y para Su Mediador, el Sumo Sacerdote. Y como el Mediador permanente y el Sumo Sacerdote es Yeshua, ÉL es el único que puede estar en presencia directa con Jehová en el Lugar Santisimo. Nosotros, como sacerdotes regulares a la posición de Sumo Sacerdote de Yeshua, se nos permite entrar al Santuario de Dios; pero hasta que nuestros cuerpos corruptos sean cambiados por unos transformados en el futuro, o en nuestra muerte cuando solo nuestro espíritu puro y santificado esté en el Cielo, mientras tanto solo vamos a poder acercarnos a Dios en el Lugar Santo.     

El verso 3 dice que CUANDO en aquel día una vez al año, Aarón y todos sus sucesores (Sumo Sacerdotes) en los años a seguir se les permitía y requería entrar al Lugar Santísimo, Aarón debía traer un novillo para la ofrenda de Hatta’at, la ofrenda de purificación, al igual que un carnero para la ofrenda de “Olah, la ofrenda de holocausto.  .

Luego nosotros vamos a encontrar que las vestimentas regulares y gloriosas que el Sumo Sacerdote usaba durante sus obligaciones diarias….una sotana azul, una placa para el pecho, y una hermosa y costosa tela…..debia ser removida y en su lugar él debía ponerse una vestimenta sencilla de lino blanco. En frente de las personas, donde el Sumo Sacerdote llevaba a cabo sus obligaciones habituales, el fabuloso y costoso atuendo que usaba hacia muy claro que el Sumo Sacerdote era el hombre más santo en Israel; y como mediador de Dios él estaba parado entre Israel y el Dios Todopoderoso. Pero cuando él se paraba en la presencia de Jehová, la vestimenta sencilla hecha de lino fino blanco simbolizaba el estatus humilde que el hombre más santo tenía en comparación a la incomparable santidad del Dios del Universo.  

Y claro que como ahora hemos de esperar (y verdaderamente como estudiantes que hemos llegado tan lejos en la Torá nosotros necesitamos entender que esto es algo esperado) que antes que Aarón se ponga esta vestimenta, él debe de lavarse en agua….él debe sumergirse el mismo en Agua Viva para remover toda impureza.  

No es coincidencia que tanto Daniel y Ezequiel describen a los ángeles que están parados delante del Señor como unos usando sencillas vestimentas blancas. Ni tampoco debemos dejar pasar por alto las palabras en Apocalipsis 19:8 en lo que respecta a un día, donde nosotros los creyentes estaremos usando, cuando estemos parados delante de nuestro Señor:

LBLA Apocalipsis 19:8 Y a ella le fue concedido vestirse de lino fino, resplandeciente y limpio, porque las acciones justas de los santos son el lino fino.

Los versos 5 y 6 habla sobre esta naturaleza binaria de los rituales de Yom Kippur: el pueblo de Israel como un entero….como una nación o una congregación…..deben suplir 2 machos cabríos como su ofrenda nacional de Hatta’at (purificación); el Sumo Sacerdote, en este caso Aarón, debe suplir un novillo como su ofrenda de Hatta’at personal de parte de él mismo.   

Nosotros ahora comenzamos a obtener las reglas y ordenanzas de lo que ha llegado a ser llamado el ritual del chivo expiatorio…..un facinante ritual, lleno de significado, el cual ha fascinado al pueblo judío por siglos.  

Aarón tomará los dos machos cabríos y los llevará FUERA del santuario del Tabernáculo. Luego el echará suerte sobre los machos cabríos. El resultado de la suerte va determinar cuál de los dos macho cabríos va a ser el sacrificio del Hatta’at para la purificación del pueblo de Israel; el otro va a ser el macho cabrío expiatorio que será suelto.  

Es aquí en el verso 8 donde una de las frases más controversiales en la Biblia entera es presentada; y la misma dice que del procedimiento para escoger la suerte de los machos cabríos, “….una suerte para el Señor, y una suerte para Azazel.” ¿Qué o quién es Azazel? Con esto no hay un fin para el debate no solo entre los estudiosos cristianos sino que para los judíos también.  La mayoría de sus Biblias probablemente ni tan siquiera TIENEN la palabra “Azazel” en el verso; más bien, la palabra es sustituida por “macho cabrío expiatorio”; pero Azazel es el hebreo original y una buena concordancia le mostrará esa realidad.

Parte del problema con este verso es que si se toma de la manera más literal, basado en las costumbres del tiempo en el cual fue escrito, lo que significa no es muy cómodo para nosotros. Las interpretaciones más cómodas son generalmente dos: la primera es que Azazel es un nombre hebreo raro que quiere decir “destrucción completa”. La segunda es que el gran erudito hebreo Rashi dice que Azazel quiere decir “precipicio pedregoso”; para el tiempo de Cristo parte de la manera tradicional de tratar con el chivo expiatorio era empujarlo hacia atrás de un acantilado a su muerte.  

Aunque estas dos interpretaciones verdaderamente no pasan la prueba. Primero no hay un requisito en la Biblia que diga “empujarlo de un precipicio pedregoso” (esto fue añadido muchos años más tarde) y segundo la única otra mención de esta palabra rara “Azazel” en la literatura hebrea se encuentra en el libro de Enoc, el cual claro que no es inspirado pero más bien forma parte de lo que los estudiosos llaman literatura Pseudepigraphic (escribir un falso atributo a los caracteres de la Biblia), y en Enoc, Azazel es el nombre especifico de un demonio.    

La opinión más reciente y sostenida es que Azazel ciertamente era un nombre atribuido a un demonio o alguna otra clase de ser espiritual maléfico que vivía en el desierto. La idea que nosotros vemos desarrollarse en estos versos es que uno de los machos cabríos va ser un sacrificio santo a Jehová y el otro va ser enviado al desierto hacia el dominio profano de Azazel, un demonio que representa, o tal vez es, Satanás. Nosotros vamos a profundizar un poco más en eso en unos pocos minutos.  

El verso 10 hace claro algo que al nosotros volver a tocar el tema de Azazel en unos minutos, es un ingrediente importante; el mismo es que el macho cabrío, el cual debe ser enviado a Azazel, debe ser dejado vivo; en otras palabras este macho cabrío no debe ser sacrificado ni debe ser de ninguna manera considerado un sacrificio.  Se asume que va morir en el desierto, pero el mismo NO debe ser ritualmente sacrificado.

El verso 11 nos dice que la suerte ha sido echada y el destino de cada macho cabrío es decidida y el novillo de sacrificio (para la ofrenda de purificación) debe ser sacrificado por parte de Aarón y su casa; y luego de los carbones calientes del Altar de Holocausto (donde el novillo está siendo quemado) Aarón debe tomar un incensario con estos carbones, y un incienso especial, y luego entrará al santuario. Ahora el peligro verdaderamente comienza ya que Aarón (el Sumo Sacerdote) está a punto de entrar a la presencia de Dios, el cual no tolera ni una jota de impureza en SU presencia.  

Aarón toma este incensario, hala la cortina (el Parokhet) que separa el Lugar Santo del Lugar Santísimo, y entra a la morada terrenal de Jehová. Aarón se acerca al Kapporet, el asiento de misericordia, y pone el incensario. El humo, descrito como una nube, ahora envuelve el área entre las alas del querubín que salen del asiento de misericordia; este es el lugar donde la presencia de Dios se reúne con el hombre en la tierra.  

¿Cuál es la importancia del humo que rodea el asiento de misericordia? Bueno, unos cuantos puntos vienen a mi mente; primero se dice que no hay hombre que pueda ver a Dios y viva. El humo actúa como un velo que permite a Aarón dar cara hacia el Arca del Pacto y el Kapporet…..para estar presente en el mismo cuarto con Dios; por lo que la nube de humo oscurecía a Dios para que Aarón no pudiera verlo directamente a ÉL. Segundo el humo, como una nube, tenía una clase de unión  a la constante mención que Dios viaja con Israel en la forma de una nube. Punto final: la nube de humo no era para el beneficio de Dios….la misma era una protección para el Sumo Sacerdote….no sea que él muriera”.  

Aarón moja su dedo en el envase con la sangre del novillo y rosea parte de la sangre en el frente del Kapporet….el Asiento de Misericordia….la tapa puesta encima del Arca del Pacto. Nosotros sabemos que es el frente del Asiento de Misericordia donde la sangre es salpicada porque se le llama el lado final  del “este”. Y el Lugar Santísimo mira al este. Luego Aarón hace lo mismo….usando exactamente 7 roseadas….usando la sangre del macho cabrio que ha sido sacrificado. Por lo que la sangre de ambos sacrificios es presentada….primero la que es personalmente para Aarón (el novillo) y segundo la que es presentada para el pueblo de Israel como un entero (el macho cabrío)….y por consiguiente la expiación es hecho para Aarón y para la congregación entera de Israel.   

El verso 16 nos recuerda que el propósito PRINCIPAL para este procedimiento es limpiar el santuario del tum’ot; eso es la impureza traída por los Israelitas, aun aquellos traídos por sus pecados.

Recuerda que alguna de la impureza NO es traída por el pecado, y otra si lo es. Estos rituales purgan el Tabernáculo de todas las diferentes variedades de impureza.   

Yo creo que las últimas palabras en la última mitad del verso 16 son especialmente conmovedoras; la misma dice que Dios mora con Israel “…..en medio de su tum’ot…..en medio de toda sus impurezas”. ¡Que grande es nuestro Dios! ¡Que Dios tan misericordioso! A pesar de la inherente impureza de Israel Dios escoge vivir en medio de ellos, para el beneficio de ellos, porque EL los amaba….solo requiriendo de ellos que una vez al año SU morada santa fuera limpiada de toda esta contaminación hecha por el hombre que la contaminaba.

Ahora que han purgado el santuario, otras cosas sagradas necesitan ser limpias también. Por lo que en el verso 18 se le aplica al Altar de Holocausto parte de la sangre del novillo y de los machos cabríos.

Luego, comenzando en el verso 20, nosotros tenemos uno de las demostraciones visuales más maravillosas de como el pecado es quitado de nosotros, y transferido a un sustituto, (el cual debe de ser una criatura inocente) y luego el pecado es removido lejos de nosotros. No solo cubierto, sino que es quitado de encima. Básicamente luego los Israelitas usando el chivo expiatorio era una sombra de lo que Yeshua HaMashiach haría por nosotros en una base permanente. Hasta la ceremonia del chivo expiatorio por medio del cual todos los Israelitas lo único que podían  hacer era estar parados sin poder hacer nada, en asombro, y ver como Dios hacia todo lo que era necesario para limpiarlos de sus pecados, es una sombra de nuestra posición hoy en dia.   

Aarón pone ambas manos en la cabeza del chivo expiatorio…..el macho cabrío escogido por Azazel. Y, sobre este macho cabrío el confiesa los pecados de Israel….todas las transgresiones del pasado año desde el Día de Expiación del año previo. Y el peso de las iniquidades de Israel es puesto sobre el macho cabrío, el macho cabrío es enviado lejos hacia el desierto….para nunca regresar.   

Vamos a continuar  nuestra discusión sobre Azazel.

Se piensa que Azazel es el demonio que gobierna el desierto. Si esto le suena a magia y hechicería entonces yo tengo miedo que así mismo es. Pero solo porque la magia y la hechicería hacen un uso pervertido del divino mundo espiritual no quiere decir que el mundo espiritual no existe. Nosotros sabemos que el mundo espiritual es en ocasiones considerado, Bíblicamente, como un lugar de maldad y muerte como la oscuridad (chosek) es considerada una característica de la maldad. Nosotros leemos sobre demonios siendo echados afuera y enviados al desierto, un lugar seco, y un lugar simbólico que esta sin vida. Ahora la pregunta para nosotros es esta: ¿Las intenciones de Azazel era ser simbólico o maléfico, o ese es el nombre literal de una verdadera fuerza maléfica, o un demonio en particular?

Antes de ofrecer mi opinión sobre eso vamos a repasar lo que está sucediendo aquí. Dos machos cabríos son escogidos; uno es para Dios, el otro es para algo que obviamente es anti-Dios. El que por suerte, es decidido para Dios….que es separado para santidad….sera usado como un sacrificio para Jehová. Por su sangre los pecados de Israel van hacer expiados.

El otro macho cabrio que es designado para la cosa que está en contra de Dios, esta cosa llamada Azazel, será usada como el almacén y el portador de los pecados y la impureza de Israel. El Sumo Sacerdote, como mediador del pueblo de Israel, ceremonialmente transfiere todo el pecado y la impureza de Israel hacía, o sobre, el chivo expiatorio…..el macho cabrío que ha sido designado para este almacén de pecado para Azazel. El chivo expiatorio es luego llevado hacia el desierto, el pecado y la impureza de Israel es enviada lejos, hacia el dominio de las fuerzas maléficas.

El  Azazel del libro de Enoc era un ser divino caído (un benei Elohim, también llamado un hijo de Dios) quien tuvo relaciones con una mujer humana. A él se le dio jurisdicción sobre la magia y la hechicería. Su dominio era la segada piedra del desierto y el fue exiliado a permanecer allí bajo el ojo observador de un angel celestial muy poderoso. Ahora permíteme decir enfáticamente, que la mayoria de esto es leyenda hebrea. Aunque es valiosos para nosotros ayudarnos a entender al menos el punto de vista judío de Azazel unos 100 años antes del nacimiento de Cristo.

Me parece a mí que lo que está siendo relatado aquí en Levítico 16 sobre el chivo expiatorio es que la fuente de todo mal, el diablo, Satanás, es simbolizado por Azazel; y Azazel es forzado para atrás lo que el envió al mundo: pecado e impureza. Visualiza este macho cabrío, sobrenaturalmente cargando todas las iniquidades de Israel que Dios ha removido de ellos, yendo hacia el dominio del Diablo; este macho cabrío, lleno de todo lo que el Diablo una vez ha usado para tratar de derrotar a Dios por medio de derrotar a SU pueblo. Es como el enemigo tirando una granada por la verja; solo para que uno la agarre y la tire de vuelta en su falda. Y no hay nada que él, Satanás pueda hacer sobre eso.  

En alguna manera este chivo expiatorio es una muestra de la invencibilidad y la certeza del plan de Dios para redención….una demostración para todos ver que Satanás sencillamente no puede derrotar los planes de Dios. Dios, en mi punto de vista, está en un aspecto del chivo expiatorio burlándose de Satanás.  

Ahora, unos cuantos detalles más y luego me gustaría hacer mención de como la práctica de Yom Kippur fue cambiada, especialmente después de la destrucción del Templo en el 70 DC.  

El verso 25 –28 describe que solo ciertas partes del sacrificio de Hatta’at debían ser quemadas en el Altar, y otras partes debían de ser tomadas fuera del campamento y quemadas. Solo la grasa y ciertos cortes de carne, y ciertas vísceras debían ser quemados en el Altar de Holocausto; la piel, los contenidos de los novillos y los intestinos del macho cabrío, y las porciones restantes de carne tenían que ser removidas fuera del precinto de Israel. La idea aquí es: esas partes ofrecidas a Dios eran un sacrificio ordenado; las mismas eran santas. El quemar esas partes envía un sabor dulce a Jehová; es una cosa positiva y obediente. Las partes restantes de esos animales, los cuales eran llevados fuera del campamento a un lugar impuro y quemados en un fuego común de madera, NO son otra parte del sacrificio. Más bien el propósito es que estas partes sean destruidas por fuego. Es el deshacerse de las partes que no son para Dios, partes que no son santas, y por lo tanto no tienen ningún valor.

Es muy similar en el principio de enviar al chivo expiatorio al desierto donde las cosas que NO son de Dios o para Dios….eso son, el pecado y la impureza….son enviados de vuelta al Adversario. 

Luego CUANDO el Día de Expiación a de ocurrir es especificado: en el 10mo día del 7mo mes del año. Y en este día debe ser un Sabbath especial….una clase de super-Sabbath. Permítanme ser claro….este NO es el Sabbath del 7mo día. Es un Sabbath diferente con un propósito diferente.  A diferencia del Sabbath del 7mo día, el cual debe de ser un día de gozo y de comer bien, el Sabbath del Día de Expiación es un día,  donde la Biblia dice, “que uno debe afligirse así mismo”. Esto no está hablando de hacerse daño a uno mismos; esto está hablando de privarse así mismo. Y la privación comienza con ayuno….algo completamente diferente al Shabbat del 7mo día donde una gran cena es servida. Si yo fuese a usar una palabra familiar para el lema del Sabbath de Yom Kippur sería “abstenerse”. Abstenerse de comida, trabajo, bebidas, bañarse, sexo….si personalmente lo disfruta usted no debe de hacerlo.  

Además para aquellos que quieren decir, “si, pero eso solo era para Israel”; mira lo que dice en el verso 29: “….esto es para el nativo y el forastero que reside entre vosotros”. Eso es una persona foránea que se ha unido a Israel, aun hasta los esclavos que NO se han unido a Israel pero que están viviendo en Israel, deben de observar y beneficiarse de este Sabbath especial para Yom Kippur. Porque ellos ante los ojos de Dios son parte de la comunidad de Israel, por lo que ellos también DEBEN haber eliminado  su impureza y tener pecados expiados para este increíble día.   

Finalmente se nos hace claro que Yom Kippur no es una ordenanza temporera; según dice en el verso 34, esto es una ley para todas las eras. La misma es permanente.  

Ahora vamos a ver bien brevemente como la observación de Yom Kippur ha evolucionado desde el momento de su instrucción en Levítico 16. Los religiosos judíos modernos continúan honrando Yom Kippur como el día más sagrado y más importante de todas las fiestas. Pero en algún momento  en el camino los primeros Rabinos quienes eventualmente comenzaron a controlar la religión de los hebreos decidieron que en el Día de Expiación, Dios supuestamente juzga la persona por el pasado año, decide si el nombre de esa persona va estar escrito en el Libro de la Vida para el próximo año, y ese juicio es sellado. El proceso de juicio comienza 10 días antes en Rosh Hashanah, el Año Nuevo Judío. Ya que el periodo de 10 días entre Rosh Hashanah y Yom Kippur una persona es supuesta a pasar mucho tiempo reflexionando  y sinceramente arrepintiéndose como preparación para el Día de Juicio.  

Debido a que Yom Kippur es tan serio y sobrio no se le es permitido celebrar bodas durante esos 10 días de penitencia. Donativos especiales son dados a los pobres en Yom Kippur. Miembros de algunas sectas ortodoxas usan vestimentas blancas en Yom Kippur (el cual es obviamente un vínculo a las vestimentas especiales del Sumo Sacerdote en Israel durante Yom Kippur). Y a diferencia de cualquier otro día del año los hombres judíos   se ponen Tallit, un chal de oración, en el servicio de la TARDE de la sinagoga (bajo toda otra circunstancia la tradición es que el Tallit es usado solo para el servicio de la mañana en la sinagoga.

Mucho ha cambiado en los que respecta a Yom Kippur. Una vez visto como un día nacional de purificación de arrepentimiento, ahora tiene una orientación bien individualista. Ya que no había Templo después del 70 D.C., los judíos se han encontrado en una disyuntiva: ¿Cómo ellos llegan a ser puros de su impureza y tienen sus pecados expiados si no hay Templo para sacrificar y no hay Sumo Sacerdote para hacer expiación por ellos? En algún momento alrededor del 800D.C. un ritual surgió entre algunos judíos que muchos grupos ortodoxos continúan hacienda hasta el día de hoy; el mismo es llamado Kapparot. En este ritual un varón escoge un gallo y una mujer escoge una gallina, y los pollos son literalmente balanceados alrededor de las cabezas de los devotos judíos 3 veces mientras oran en voz alta: “Este es mi sustituto, mi ofrenda indirecta, mi expiación; este pollo debe encontrar la muerte, pero yo debo encontrar una vida de paz larga y placentera”. Yo no creo que debo de añadir ningún comentario adicional sobre esta práctica. 

 Otro punto de vista moderno es que lo que la serie de rituales Levíticos cumplía en el Día de Expiación, es hoy en día traído a cumplimiento por la oración, arrepentimiento, y buenas obras. De hecho hasta el concepto del pecado original….por medio del cual TODOS los humanos, incluyendo a los Israelitas, son nacido con una naturaleza pecaminosa…….ha sido descartado con una creencia que todo el mundo comienza la vida bueno y puro, y que es completamente posible mantenerlo de esa manera. Y claro que al afirmar esto en vez de la verdad, eso significa que la salvación (según los creyentes piensan de la misma) no es ni tan siquiera necesaria provisto que un hombre pueda mantenerse puro y en la condición santa en la cual el nació; que ciertamente un hombre PUEDE encontrar justicia por si mismo. Que un hombre puede justificarse ASI MISMO si el sigue la Torá escrupulosamente.  

Reconociendo que muchos pecados son mucho más serios que otros, el Judaísmo dice que los pecados graves tales como profanar el nombre de Dios no pueden ser expiados con sencillamente arrepentirse, orar, u observar las tradiciones modernas del Día de Expiación. Sino más bien es la muerte propia de uno la que expía por esos pecados más graves. Por lo que en la muerte uno ha pagado el precio por la impureza y el pecado y son de ahora en adelante puros y puede venir a vivir al mundo que ha de venir.   

Es asombroso y triste, ver hasta donde las personas…..Israel, los judíos y gentiles….pueden llegar, para evadir aceptar al Mesías Yeshua.

Vamos a terminar leyendo un pasaje en el Nuevo Testamento que explica hermosamente para qué es Yom Kippur, y como Yeshua HaMashiach lo va a cumplir (y ya ha cumplido algunos aspectos del mismo). Ahora que tenemos una mejor idea de lo que estos sacrificios y rituales en Levíticos tratan, yo creo que ustedes van encontrar a Hebreos 9 mucho más significativo.  

LEER HEBREOS 9

Es como yo les dije anteriormente, en esta lección es Él Mesías Yeshua quien entró al Lugar Santísimo, no nosotros. Justo hasta la muerte de Yeshua todos los rituales de sacrificio habían sido una sombra de cosas que han de venir.

Ellos ciertamente servían su propósito inmediato y ciertamente SÍ expiaban por los pecados antes de la venida de Jesús. Pero Yeshua lo llevaría a un nivel más alto por medio de SU propia sangre.

La semana que viene vamos hablar un poco más sobre Yom Kippur y luego vamos a continuar con Levítico 17 que comienza una serie de capítulos que hablan de los principios básicos de dos aspectos importante de la existencia de Israel que van a la par: alimento y sacrificio.  

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms