image_pdfimage_print

Genesis Lección 43 Capítulo 49

Génesis

Lección 43 Capítulo 49

 

La semana pasada nosotros terminamos de examinar la Bendición de Manos Cruzadas de Jacob, como es dicho en Génesis 48; esto era una bendición profética hecha sobre Efraín y Manasés, pero el objetivo primario de esta bendición era Efraín. Nosotros descubrimos que Efraín de alguna manera sería, una bendición para el mundo gentil. Y, al mirar nuevamente a Ezequiel 37, aprendimos porque la profecía que habla de la reunión de Efraín y Judá en la tierra de Israel, para nunca ser removidos, tenía todo que ver con lo que nosotros estamos siendo testigos hoy en día, en nuestros tiempos.  

Esta semana nosotros vamos a ver, otro conjunto separado de bendiciones hechos por Jacob. Recuerda que nosotros estamos hablando de un tiempo cuando las 12 tribus de Israel estaban en Egipto; José era el gobernante de Egipto, e Israel era invitado de honor del Faraón. Así que, probablemente es alrededor de 1,700 a 1,750 Antes de Cristo cuando estos eventos de Génesis 48 ocurrieron.  

En Génesis 49, nosotros vamos a ver los destinos, descritos en forma de bendición, lo cual fueron proféticamente declarados para cada una de las 12 tribus de Israel. Hemos corrido un largo camino, ¿verdad? En partes anteriores en Génesis nosotros vimos a Israel ser creado por Dios cuando Dios cambia el nombre de Jacob (a Israel), y ahora nosotros vamos a ver profecías sobre el futuro de las tribus individuales de Israel declaradas cientos de años antes de su cumplimiento. Mucho de lo que vamos aprender acerca de ellas es profecía que ya está cumplida. Lo que nosotros podemos tomar de esto es la absoluta infalible, y naturaleza natural, de la profecía Bíblica. Y,  es importante para nosotros en nuestro tiempo, porque TODAVIA hay muchas profecías acerca de las tribus de Israel que están en proceso de ser cumplidas, y otras que muy pronto van a ser cumplidas. Ciertamente, algunas de estas profecías están un poco oscura, y su significado un poco borroso, pero el velo está comenzando a levantarse. Yo pienso que si prestamos atención a lo que vamos a estudiar de estas tribus, el libro de Apocalipsis en particular tendrá un nuevo significado para ustedes. Recuerda la semana pasada, nosotros descubrimos que la composición de las 12 tribus de Israel se ve diferente en Apocalipsis 7, a como se ve en la Torá; con Efraín y Dan siendo quitados, y José y Levi siendo añadidos nuevamente.     

Ahora, al leer Génesis 49, nosotros necesitamos ponerlo en perspectiva propia; lo que Jacob estaba pronunciando era un retrato en general de cada una de estas tribus. Estas no eran profecías acerca de cosas que ellos necesariamente iban HACER, estas eran profecías de lo que cada una de estas tribus iba a CONVERTIRSE. Jacob iba a pronunciar las CARACTERISTICAS y atributos de lo que ellos iban a llegar a ser con el tiempo. No exactamente como ellos iban a comportarse en un momento determinado, aun cuando podemos ver momentos cuando una tribu en específico de una forma escalofriante reflejaba la bendición que Jacob le había dado. Nosotros debemos mantener en mente que fue más de 3,500 años atrás que Jacob hizo estas declaraciones de las cualidades de cómo serían los DECENDIENTES de estos hijos que rodeaban su lecho de muerte, si uno pudiese ver la historia de cada una de estas tribus del comienzo al fin. Y, vamos a recordar: de aquí en adelante, cuando la Biblia hable de una de estas 12 tribus como Rubén, o Judá, o Efraín, la misma no está hablando acerca del destino de cualquier hombre en particular….ya que estos hombres, estos 12 hijos de Jacob, estaban muertos antes de que la tribus individuales que eran llamadas por su nombre crecieran lo suficiente para tan siquiera formar características identificables.   . Más bien, la Biblia está hablando de cientos y millones de descendientes de cada uno de estos hombres que permanecieron juntos en grupos de familia llamados tribus; esta era la típica estructura social de ese tiempo, y te podrá sorprender saber que la mayor parte del mundo hoy en día es tribal. Así que, lejos del tribalismo ser una cosa del pasado, podemos ver que está vivo y bien y como opera tiene todo que ver con el inexplicable problema que nosotros enfrentamos en el Medio Este, al igual que los horribles genocidios del África moderno. 

LEER GENESIS 49

Al igual que una familia moderna de hoy en día, sentada a la mesa cuando el albacea testamentario lee el testamento de la persona fallecida que ha mantenido posesión de todo el poder y riquezas de la familia, había un aire de anticipación entre los 12 hermanos. Los 12 hijos de Jacob estaban ansiosamente esperando escuchar cual podía ser la  bendición en particular que cada uno tenía; y, al igual que la familia en la lectura del testamento, algunos iban a estar afablemente sorprendidos con su porción, mientras que otros iban a estar llenos de desilusión. Y, todavía otros  van a salir conforme  aunque con un recatado lote.

Más tarde, después que tuvieron tiempo de procesar todo, sentimientos de resentimiento  iban a florecer como resultado ya que algunos de esos hijos de Jacob que recibieron menos bendición probablemente estaban llenos de envidia hacia esos que recibieron mayor bendición. Y claro que, esos que recibieron la mayor bendición miraban a sus hermanos con suficiencia ya que ellos no merecían tanto como lo que con derecho recibieron. Y, el tiempo necesariamente no resuelve esas heridas y esos rechazos; a veces puede aumentar la animosidad. El mismo sería el caso cuando seguimos la historia de Israel desde este punto en adelante. Ya que vamos a encontrar algunas de las tribus de Israel tener un rencor viejo en contra de las otras tribus, y en ocasiones ellos van a estar en guerra el uno con el otro.    

Los 12 hijos del último Patriarca, Jacob, llamado Israel, se reúnen alrededor de su padre que solo tenía la fuerza necesaria para llevar a cabo sus últimas responsabilidades en la tierra; y, ellos escuchan atentamente mientras todas las importantes bendiciones comienzan, como era de esperar, con Rubén, el primogénito, y progresa en aproximado, pero no exacto, con el orden de nacimiento.  

En el verso 1, Jacob comienza diciendo algo que tiene un significado no muy claro para los eruditos  aún los de estos días: él dice “……..les hare saber lo que sucederá al final de los días”. Algunas versiones dicen “en los últimos días”.

Ahora, la palabra hebrea usada aquí es acharit ha’yamim en su más sentido literal quiere decir “en el final de los días”. Algunos Rabinos y estudiosos dicen que esto habla del tiempo cuando los días de Israel en Egipto terminan, y Moisés los saca. Otros dicen que esto está hablando de los últimos días y los tiempos finales del mundo, como nosotros estamos tan propensos a decirles. Ha habido argumentos razonables de ambas partes. Probablemente, los hijos de Jacob no estaban pensando en término de cientos de años en el futuro. Pero, al igual que con todo dictamen en la Biblia que es de Dios, como eran estas bendiciones, nosotros debemos permanecer alertos que hay una manifestación simultanea de lo físico y lo espiritual. Ciertamente los hijos de Jacob solo podían ver lo físico, el lado material. Pero, nosotros, en retrospectiva, también vemos lo espiritual.  

Cerca de 1000 años después de esta bendición 10 de las doce tribus, todas excepto Judá y Benjamín, (y la tribu de categoría especial, los Levitas), se desaparecerían; por lo tanto uno tendría que pensar que ciertamente el significado de las palabras de Jacob, “el final de los días”, hablaba de un tiempo ANTES de que se desaparecieran; un tiempo que representaba el estado de cada tribu en los años que le antecede a su éxodo de Egipto. Esto a lo opuesto de las palabras de Jacob refiriéndose al final de los tiempos del mundo. Ahora, como ya es de conocimiento nuestro que Efraín que representa todas esas tribus perdidas, está supuesto a misteriosamente reaparecer de alguna forma en los últimos tiempos, esto deja abierto la posibilidad que ciertamente Jacob SI quiso decir últimos tiempos del mundo, y no simplemente los últimos días de Israel en Egipto. Y, también, pudiese significar ambas cosas. El tiempo nos dirá. Probablemente, tiene algunos elementos del pasado y del futuro; ya que nosotros vemos muchas profecías Bíblicas repetirse. La profecía Bíblica tiende a crear patrones tanto como predicen futuros eventos. Por el presente, yo prefiero, dejar esto como desconocido, en vez de decir dogmáticamente que quiere decir una cosa sobre la otra. Quizás en unos cuantos meses o años, Dios hará esto más claro para nosotros.  

Con eso dicho, vamos a examinar la bendición dada a cada uno de los hijos.

Volvamos a Leer Génesis 49: 3-4

Aún cuando no se nos dice la reacción de ninguno de los hijos, no debe ser difícil para nosotros imaginarnos como se sintió Rubén; ya que en este instante, humillado en frente de sus hermanos, él fue relegado de su posición como primogénito NATURAL de Israel. Uno puede imaginarse que el DEBIO de haber sospechado  ese resultado, particularmente debido a que su hermano menor Judá había sido confiado cada vez más y más por Jacob con responsabilidades de liderazgo durante los últimos años. Rubén sabía lo malo que había hecho en contra de su padre; pero al dar con el inalterable final de todo esto, una brutal depresión debió de haber sido el resultado para Rubén.  

Jacob dice sobre Rubén, tu……. “te desviaste como el agua…. Por haber subido al lecho de tu padre, no permanecerás”. En otras palabras, tú no tienes los atributos necesarios para dirigir a Israel, así que tú no recibirás la bendición de primogenitura.

El incidente de haber “desacrado el lecho conyugal” se nos es recordado a nosotros en Crónicas. POR FAVOR VAMOS A VER ESTA ESCRITURA. Nosotros tenemos que tomar MUY cuidadosamente lo que dice, ya que es clave para nosotros entender la bendición que Jacob les dio a sus hijos, y mucho más.  

1Cronicas 5:1-2 “Los hijos de Rubén, el primogénito de Israel……..el primogénito de su padre, pero como profanó el lecho de su padre, su derecho de primogenitura fue otorgado a su hermano José, hijo de Israel. Y sobre ellos dos vinieron más bendiciones que sobre todas las tribus de Israel. De Judá surgirá el Rey Ungido, pero el derecho de primogenitura será otorgado a José.

Este verso nos dice unas cuantas cosas: primero, la razón por la cual Jacob brincó a Rubén fue porque él se había acostado con su concubina, Bila; bastante directo. Pero, lo que también sucedió fue, que los honores y bendiciones que tradicionalmente iban para el primogénito  fueron divididas entre sus dos otros hijos: José y Judá. O como pudimos ver en Génesis 48, realmente los derechos de primogenitura fueron divididos entre Efraín, hijo de José y Judá. Así que el libro de Crónicas nos dice que la razón TERRENAL detrás de la Bendición de Manos Cruzadas sobre los hijos de José era para desheredar a Rubén por lo que Rubén había hecho. Y claro que, Dios tenía otras razones para permitir este escenario desarrollarse.   

Hay dos componentes principales que hacen la bendición tradicional del primogénito: primero, era la doble porción, el cual quería decir que el primogénito iba a recibir dos partes (o más) de las riquezas de la tribu en vez de una.  Segundo, era que al primogénito se le daba el derecho de autoridad para DIRIGIR, gobernar, la tribu entera. Si todo hubiese sucedido normal, Rubén no solo hubiese sido  el líder de la tribu (tribu de Rubén), sino que también hubiese llegado a ser el líder sobre todo Israel….él hubiese gobernado, en lugar de su padre, Jacob…… las 12 tribus. Y, él hubiese recibido la doble porción, el doble de las riquezas de la tribu y el doble de lo que sus hermanos hubiesen recibido. Rubén no obtuvo nada de esto. En vez, nosotros vemos que José iba a recibir la doble porción  (a través de sus hijos, Efraín y Manases) y Judá recibiría el derecho a gobernar y dirigir. Ahora, permítanme decirles, esto fue una acción extraña la que Jacob tomó cuando dividió la bendición de primogenitura. Pero, también debemos tener en mente un elemento importante que el escritor de Crónicas explica: genealógicamente hablando, la familia de Judá sería la que llevaría hacia delante la autoridad. Así que, en asuntos de Israel donde la genealogía era el factor decisivo…..como quien sería el primer rey legítimo de Israel (David), y quien sería el Rey para siempre (Jesus)…seria el linaje que sería usado…..no el de José y no el de Rubén. Aún así, de una manera extraña, José TAMBIÉN recibió la bendición del primogénito. Permitanme mostrarle como esto sucedió.    

Esto es lo que sucede: en ocasiones nosotros vamos a ver que la Biblia usa los términos “bendición de doble porción” y “primogenitura” y “bendición del primogénito” de manera intercambiable. Pero….nosotros tenemos que entender, que aún cuando en el vernáculo común de esos días el término porción doble era usado sinónimamente con bendición de primogénito, técnicamente, la porción doble era solo PARTE de la bendición del primogénito. Se ASUMIA, de acuerdo a la tradición que el que fuera premiado con la bendición del primogénito obtendría cada elemento que tradicionalmente iba con esa bendición. O sea, el que recibiese la doble porción de las riquezas de la familia TAMBIÉN automáticamente recibía el derecho de gobernar sobre la tribu. Pero, Jacob hizo algo innovador cuando dividió la bendición del primogénito entre dos herederos, dos hijos, dos tribus de Israel.  

En mi opinión la razón que el escritor de Crónicas redacto estos versos en la manera en que lo hizo, fue porque él no comprendía completamente lo que eso significaba, y a lo que iba a llevar. El PORQUE  la bendición del Primogénito  fue dividida entre dos hijos, es obvio que el escritor no lo sabía porque no era costumbre hacerlo de esa manera. De hecho, yo desconozco de ningún otro sitio en la Biblia que la bendición del Primogénito haya sido dividida de la manera en que lo hizo Jacob. Este evento parece ser completamente único. Así que, el escritor de Crónicas lo que esta haciendo es afirmar los hechos, como el los entiende, sin más explicación.     

Ahora, vamos a ver como la bendición de Jacob para Rubén resulta….la profecía que los descendientes de Rubén iban a ser inestables como el agua, y que ellos no iban a ser líderes.

Cuando nosotros buscamos en las escrituras, vamos a encontrar que la tribu de Rubén no produjo ni un solo líder militar, rey, profeta, ni juez….ninguno de los descendientes de Rubén son mencionados en la Biblia como adquiriendo una posición de honor o valor particular, ni logrando nada de significado. Nosotros también encontramos que después que las 12 tribus, dirigidas por Moisés, se acercaron a la tierra prometida de Canaán, la tribu de Rubén decidió NO entrar a la tierra prometida, sino que se conformaron con lo “suficientemente bueno”. Ellos tomaron parte del territorio como herencia en el lado este del Rio Jordán, fuera de la tierra de Canaán.   

Hasta podemos ver que la tribu de Rubén comenzó un constante descenso en su población. Moisés estaba aparentemente tan preocupado acerca de la condición de la tribu de Rubén que el ora en  (Deut. 32:6) “¡Viva Rubén y no muera! Sea fecundo.

La tribu de Rubén fue destinada a llegar a ser un asterisco en la historia de Israel, debido a los caminos de inestabilidad y los pecados de Rubén. Es un principio Bíblico simple pero profundo, y aún cuando nuestros pecados han sido pagados y perdonados, las consecuencias de nuestros pecados pueden durar a través de nuestra vida y en la vida de nuestros hijos, los hijos de nuestros hijos y sucesivamente. Probablemente a nosotros no nos gusta, pero es así. Nuestro caminos pecaminosos pueden introducir características a nuestras familias que son perjudicial y tienen efectos de por vida. Y, lo único que tenemos que hacer es vivir lo suficiente para saber lo cierto de esta declaración.    

Próximo, vamos a leer las bendiciones proféticas pronunciadas sobre Simeón y Levi.  

Volvamos a Leer Génesis 49:5-7

Otro veredicto severo; e indudablemente, dos herederos que están estupefactos. Jacob ve a su 2ndo y 3er hijo de la misma manera, con atributos y características  personales similares, ya que aparentemente…..I yo enfatizo en la palabra APARENTEMENTE…..compartiendo un destino en común. Ambos son hermanos en violencia y por lo tanto deben ser hermanos en sus transgresiones.     

A diferencia de la primera ofensa de Rubén que fue hecha en secreto, Simeón y Levi habían cometido una ofensa mayor que todo el mundo pudo ver, y ellos estaban orgullosos y no mostraron arrepentimiento por lo que habían hecho.  

Vamos a repasar cuál fue la ofensa mayor de Simeón y Levi, como es relatada en Génesis 34.

LEER Génesis 34:1, 2   5-7, 13-15, 25-27

El argumento principal de esta bendición era que tanto Simeón como Levi no iban a participar en la tierra prometida en la misma manera en que sus hermanos; esto como resultado de su crueldad y derramamiento de sangre, que sucedió con los ciudadanos de Shechem. Ellos iban a ser divididos y esparcidos. Y, eso es exactamente lo que sucedió. Pero, Permitanme darle una pista por adelantado de lo que le sucedió a Simeón y a Levi: recuerdan que una de las Dinámicas Gobernantes de Dios es….dividir, separar, y elegir. Es un engaño de la humanidad el ver la división como algo automáticamente negativa.  

Vamos a ver primero a Simeón, quien iba a llegar a ser la tribu más pequeña según el censo de Números 26; y, al igual que Rubén, lucharon para mantener su identidad como tribu. En el censo reportado al comienzo del libro de Números, se dice que Simeón tenía una población de 59,300. En un periodo de 40 años, el censo de Números 26 muestra que la población había disminuido a más de un 50% a 22,200. Ahora, para propósitos de claridad, el censo era SOLO para los hombres….y solo para hombres jóvenes o en la mediana edad. Esto es en ocasiones expresado en el modismo hebreo como “hombres capaces de llevar armas”. Así que, esto probablemente es algo en las edades de 20 a 50 años. Los hombres más jóvenes y mayores, los niños, ancianos, los incapacitados, no eran contados. Ni tampoco las mujeres de cualquier edad o condición.  

Aún mas, cuando nosotros vemos a Moisés presidiendo sobre la entrega de la herencia de la tierra de las tribus, a Simeón se le da un territorio dentro del territorio de Judá….técnicamente, y con más exactitud, algunas de las ciudades dentro del territorio de Judá. El territorio de Simeón estaba completamente rodeado de la tribu de Judá.  El área que ellos ocupaban dentro de Judá era primordialmente el Negev….un desierto árido.  

Simeón probablemente fue la primera tribu en ser completamente absorbida por las otras tribus, y algunos de ellos uniéndose a Judá, y otros uniéndose a lo que eventualmente iba a llegar a ser conocido como las 10 tribus del norte de Efraín. En 1era de Crónicas se menciona que algunos de los miembros de la tribu de Simeón se fueron de la Tierra Santa y se unieron con Edom…..recuerda que Edom eran los descendientes de Esaú, el hermano gemelo de Jacob. Jacob dijo que ellos iban a ser esparcidos….y esto probó ser muy cierto.  

Levi sufrió un destino similar, aún cuando no fue destructivo, en lo que concierne a la tierra y el territorio. Levi, al igual que Simeón, no se le dio su propio territorio….sino que también se le dio ciudades…48 ciudades….pero dentro de las fronteras de CADA UNA de las tribus.  Aún así, Levi, fue dividido y separado para ser los sacerdotes de Dios…en hebreo, los cohanim de Dios. Eran los Levitas los que iban a oficiar todos los asuntos del Tabernáculo del Desierto, y luego del Templo. Así que, mientras Simeón era destinado a perder su identidad de tribu y estar cerca de la extinción, la separación de Levi de Israel llegó a ser un asunto santo.   

La cosa más increíble es que la profecía de Jacob representa con exactitud la ironía, al igual que lo contrario, de los destinos de Simeón y Levi. Vamos a ver nuevamente el verso 7, el final, donde dice “……los voy a dividir en Jacob, y esparcirlos en Israel”. Ambas acciones sucedieron, pero cada una en su propia manera. Levi fue dividido, separado y elegido lejos de las otras tribus para llegar a ser sacerdotes para Dios, y Simeón fue esparcido dentro de todas las otras tribus de Israel. Levi mantuvo su identidad, y Simeón perdió la suya.   

En ocasiones vamos a ver en las Escrituras dos frases u oraciones, una detrás de la otra, que parecen simplemente ser una repetición….como el verso 7, “…..yo voy a dividir…..yo voy a esparcir”. Usualmente esto es una manera literaria hebrea que se utiliza comúnmente que se llama pareado. Otras veces, hay un sutil e importante mensaje  introducido y no es la misma cosa dicha, solo en dos formas diferentes.  

Permitanme mencionarles también, que particularmente en los Profetas se ve como indiscutible la mucha repetición, el hecho, es debido a la imposibilidad de traducir la estructura de la palabra hebrea al Inglés. Y, una de las razones que esto es así, es porque la Biblia fue originalmente creada en una estructura cuya intención era para aprender a través de la palabra escrita y escuchando. Esto es lo opuesto del inglés. Las traducciones del latín, Francés, y Alemán fueron escritas en un estilo cuya intención era que fuese absorbido al leer. Mientras que para aquellos de nosotros que no somos profesionales de literatura, la diferencia entre crear un discurso diseñado para ser absorbido por nuestros oídos, versus crear un manuscrito diseñado para ser absorbido por nuestros ojos, pudiese no ser evidente…. aún cuando las diferencias son sustanciales.

Es interesante darse cuenta que aún hasta en nuestros tiempos, los Levitas son vistos como separados del resto de Israel. Los judíos no ven a los Levitas como judíos…..ellos son separados y distintos. Aún si el resto del mundo, por ignorancia no hacen esa distinción, Dios si lo hace, y considerando en donde estamos en tiempos proféticos, pudiese ser sabio para NOSOTROS entenderlo y reconocerlo, porque el tiempo se acerca donde los Levitas van a jugar un papel prominente en el judaísmo.

Así que, el resultado del dictamen final de Jacob es que los 3 hermanos, los mayores, están despojados y sus bendiciones se ven más como maldiciones, para ellos. Ahora, vamos a ver el 4to en  línea, Judá.

Volvamos a Leer Gen. 49:8-12

La primera cosa que nosotros vemos es que Jacob tiene mucho más que decirle a Judá que a los hermanos mayores de Judá. Muchos de los mejores comentaristas nos dicen ahora que Judá aquí recibe la bendición del primogénito. Bueno, eso es parcialmente así. Como les mencione anteriormente, lo que Judá realmente recibe es parte de la bendición que va para el primogénito. Debido a que hay dos elementos primarios a la bendición del primogénito, 1) recibir el doble de la cantidad de las riquezas de la tribu que los otros herederos reciban, y 2) la toma oficial de autoridad y liderazgo sobre la tribu, nosotros vemos que lo que Judá heredó fue solo la 2nda parte: autoridad y liderazgo sobre la tribu. En Génesis 48, a José se le da la otra parte de la bendición del primogénito, la doble porción, y esto fue hecho cuando a los dos hijos de José se les hace igual que a los otros hijos de Jacob. Por lo tanto, José recibe 2/12vos de todo lo que era Israel, a través de sus dos hijos.    

Judá es el león….un símbolo antiguo de posición real…Judá es el nuevo líder de Israel. Y, haciéndole honra a su nombre, Judá, que quiere decir alabar, exaltar, tendrá la exaltación de sus hermanos, y eventualmente el mundo entero, porque de él iba a venir el ungido de Dios Rey de Israel, y el Mesías. La línea real de David iba a venir de Judá, y el derecho a gobernar a Israel iba a permanecer con la tribu de Judá hasta, que finalmente Shiloh venga.  

Ahora, vamos a ver el verso 10. Esto es otro versículo controversial en este capítulo. Algunas Biblias usan, como en la mía, las palabras “a quien el cetro le pertenezca” en lugar de la palabra Shiloh.

Vamos a estudiar esto, porque es bien interesante, más bien importante.

Primero, la palabra Shiloh aparece en los manuscritos antiguos que nosotros tenemos, y en la Septuaginta lo cual era una traducción griega del Antiguo Testamento creada 250 años antes de Cristo. Así que, la palabra Shiloh, evidentemente es parte del texto original. Más tarde en el Antiguo Testamento, nosotros vamos a ver que hay un pueblo en Canaán llamado Shiloh, y es ahí donde el Tabernáculo del Desierto va a permanecer por muchos años. Interesantemente, Shiloh, está en el territorio de Efraín. Para ser exactos esta es la primera Ciudad Santa de la Tierra Santa. Mientras que todos consideramos que fue Jerusalén, en realidad Shiloh fue el primero, y luego el honor de ser considerado la ciudad santísima fue transferido a Jerusalén. Pero, aún entonces, Shiloh permanece una ciudad santa en Israel por siglos venideros, segunda solo a Jerusalén. Algunos estudiosos creen que esta ciudad de Shiloh es a lo que se referían en este verso, aún cuando todavía no existía para el tiempo de la bendición de Jacob. Pero, si nosotros representamos el significado de Shiloh en la bendición de Jacob como una ciudad futura, el verso no hace mucho sentido. El cetro, que es, la autoridad para gobernar….no partió de Judá cuando la ciudad de Shiloh fue fundada, ni el liderazgo de Judá fue declinado como fue profetizado aquí, es por eso que no debemos de tomar esto como que significa una ciudad.   

La próxima explicación más común es que Shiloh es una palabra que tiene el significado “a quien la obediencia le pertenece”, y eso es lo que nosotros encontramos en la mayoría de las versiones de la Biblia. Mientras que esto verdaderamente tiene la implicación de referirse al Mesías, para poder lograr este significado tomaría asumir que una de las letras en la palabra “Shiloh” nos fue dada incorrectamente….el hebreo fue deletreado mal (que la palabra hebrea “sheen” debió de haber sido “seen”). No hay evidencia que este fuese el caso, y aún cuando aparenta ofrecernos una buena contestación a lo que: Shiloh” significa, nosotros no debemos de aceptar tal cosa que no pueda confiar en lo que la escritura dice ser, sin modificarlo para ayudar alcanzar  una contestación que nos convenga.  

La ultima explicación y la más apropiada, es que Shiloh es otro nombre para el Mesías. En otras palabras, Shiloh es un sustantivo propio, en este caso un nombre. Lo que es un poco irónico es que la explicación previa es un atentado a probar la naturaleza Mesiánica de este verso por los cristianos modernos de hoy en día que consideraban la palabra hebrea original Shiloh como una que no tenía ningún significado literal que ellos pudiesen descubrir….así que ellos se inventaron uno.  

Pero, comenzando con los comentarios en hebreos más antiguos que existían (llamados Bereshit Rabba), la mayoría de los eruditos hebreos y estudiosos de tiempos pasados, están de acuerdo que Shiloh es puramente mesiánico en su naturaleza. El mismo habla del Mesías, Shiloh. Así que, si los cristianos no hubiesen, por los últimos 1,900 años, mostrado tal animosidad hacia los judíos, entonces ellos hubiesen podido tener recursos de antiguedad para su creencia que este “Shiloh” se estaba refiriendo al Yeshua de Nazaret que iba a venir; en vez, ellos  tuvieron que torcer un poco el significado, (muy vergonzoso para nosotros) que eventualmente terminaría siendo el mismo resultado.  

Así que, comenzando aquí mismo en Génesis 49, nosotros tenemos profetizado que el Mesías iba a venir de los hebreos, la nación de Israel, la tribu de Judá, la familia de David. Con el beneficio de la información que tenemos ahora, sabiendo quien es el Mesías, sería correcto leer a Génesis 49:10 como profecía ya cumplida, ¿verdad?… “El cetro no será quitado de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que se le entregue a Jesus Cristo.” Y, claro que, esa gobernación ciertamente ha sido pasada a Jesús.

Una cosa más acerca de Judá, y vamos a continuar. Los judíos religiosos tienen un gran problema hoy en día. Ellos continúan afirmando, correctamente que el Mesías…o al menos UNO de los Mesías (porque muchos judíos piensan que va haber 2)….ha de venir de la tribu de Judá, y más preciso, de la familia real de David. Pero claro, ellos NO aceptan que Yeshua, quien se reveló El Mismo acerca del año 30 después de su muerte, es el Mesías. Así que, el problema es que cuando ese día esperado llegue y el “messiach” se revele como tal, ¿Cómo los judíos van a poder probar que es actualmente ÉL, de la manera en que ellos prefieren probar tales cosas…..por genealogía? Porque, en el 70 después de su muerte, la casa de registros en Jerusalén, y cada documento que probaba el linaje de cada familia judía, fue destruido. Unido a casi 1900 años de exilio y el esparcimiento que sufrieron después de eso, antes de regresar al Israel re-nacido en el 1948, no hay absolutamente manera de alguien vivo hoy en día que sostiene ser judío, probarlo genealógicamente. Jesus PUDO probarlo, y SU genealogía nunca ha sido, hasta este momento, disputado por ningún judío. Aún los judíos ultra-ortodoxos hoy en día admiten que Yeshua de Nazaret existió, que EL ERA de la tribu de Judá que EL Era de la línea de David. Pero, debido a la ceguera que ha anegado a tantos Israelitas, ellos no pueden ver la realidad de Jesus ser el Mesías, o que es inútil que ellos puedan, por sus propios requisitos, probar que el que sea que ellos piensen sea el Mesías, realmente lo es.    

La semana que viene, vamos a ver el restante de las bendiciones de las tribus, comenzando con los últimos dos hijos de Lea, la primera esposa de Jacob que le dio hijos.

 

 

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms