image_pdfimage_print

Lección 33 Capítulos 38, 39, 40 Final de Éxodo

Éxodo

Lección 33 Capítulos 38, 39, 40 Final de Éxodo

Comenzando la semana nosotros hemos estado leyendo de la construcción actual del Tabernáculo; y la razón que nosotros no lo hemos examinado más detalladamente es porque es una repetición de las especificaciones dadas anteriormente en Éxodo. ¿Por qué esta tediosa repetición y no solo algunas palabras declarando que cómo el Señor lo había ordenado asi era como Israel lo debía de construir? Debido a que nosotros estamos hablando del artículo más sagrado, importante y central en el planeta. La Tienda Sagrada no tiene rival; este es el único santuario de Jehová en la Tierra. No hay nada como eso, y luego solo su reemplazo, el Templo, es su equivalente. Por lo tanto detalle intenso es ofrecido para demostrar que cada esfuerzo fue hecho para construir el Tabernáculo del Desierto de acuerdo a su diseño.

LEER ÉXODO 38

A mitad de este capítulo, comenzando en el verso 21, nosotros vemos que uno de los hijos de Aarón, un sujeto llamado Itamar, estaba a cargo de mantener un record de todos los materiales usados en la construcción del Tabernáculo. Pero, probablemente esto es más que meramente mantener un record; Itamar también era un historiador. El hizo una crónica de la construcción del Tabernáculo, y muy probablemente fue instrumental en asistir a Moisés en escribir partes de la Torá.

En el verso 8 se nos da esta curiosa información de “los espejos de las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de reunión” que eran usados en la construcción del Lavacro (Fuente de Bronce) para aguantar agua. El efecto del agua en el espejo del Lavacro es mencionado en la era del templo de Salomón, y algunos estudiosos piensan que estas palabras acerca del uso del espejo fue una redacción de un tiempo futuro, en un intento para reafirmar una tradición donde las mujeres de Israel eran elogiadas por su contribución especial a los espejos. Los espejos eran poco conocidos, costosos, y en ningún lugar de la lista de artículos mandados por Dios para los Israelitas era mencionado. Por lo que, la idea aquí es que algunas mujeres piadosas fueron más allá de lo requerido y dieron sus espejos preciados, como señal de gratitud por lo que Jehová estaba haciendo al tener una morada edificada para que Él pudiera estar presente entre los Israelitas.

Los espejos en esa era no eran hechos de cristal reflectante; más bien eran discos de bronce altamente pulidos que habían sido equipados con asas de diversos materiales. Ya que los espejos eran extremadamente caros para las personas excepto para los adinerados, las asas eran hechas de materiales extremadamente caros como el marfil.

Nosotros también tenemos un registro de cantidades impresionantes de materiales preciados que eran usados en la construcción del Tabernáculo; alrededor de una tonelada de oro, un poco menos de 7000 libras de plata, y un poco más de 2 toneladas de bronce. Por lo que el preciado metal solo pesaba alrededor de 7 toneladas.

Aun cuando yo he descrito el peso de varios materiales de construcción en libras y toneladas, en hebreo la misma era dada en kikkars y shekels. La palabra hebrea kikkar es casi siempre traducida como “talento”. Un talento era generalmente la unidad de peso más grande de esa era (al igual que en América una tonelada es usualmente la unidad de peso más grande nuestra era). Un talento consistía de 3,600 shekels.

No fue hasta 8 siglos después de este tiempo que el uso de las monedas vino a tomar efecto para los Israelitas. Cuando las monedas finalmente llegaron a ser comunes, el término sheckel llegó a ser la unidad estándar del dinero Israelí (similar al dinero Americano). Pero en la era de Moisés, Rey David, y Salomón, y justo hasta el exilio de Judá a Babilonia, un shekel no era una moneda; la misma era simplemente una unidad de peso, como una onza. Por lo que no fue hasta que la Biblia llegó a los libros de Esdras y Nehemías, cuando nosotros escuchamos de un hebreo teniendo que redimir a un hijo primogénito por ½ shekel, por ejemplo, esto no era una moneda sino que una cierta medida de plata medida en una escala.

Vamos a continuar con el capítulo 39.

LEER ÉXODO CAPÍTULO 39

El capítulo 39 relata la fabricación de las vestiduras del sacerdote. También nos relata en detalle la fabricación de las vestiduras de Aarón….las vestiduras del Sumo Sacerdote. Aun cuando nosotros cubrimos esto hace unas semanas atrás, vamos a tomar unos minutos para repasar su espléndido atuendo. La vestidura de varias capas fue hecha usando lana y tela de colores que eran particularmente difíciles de fabricar, y por lo tanto, eran poco conocidas y costosas: azul, purpura y carnesí. El capítulo 39 pasa la mayoría del tiempo explicando las piezas exteriores más visibles del uniforme; por lo que comienza con el efod. El efod era la pieza que se parecía a un delantal. Sobre el efod iba el Pectoral de Juicio. Aun cuando el efod y el Pectoral de Juicio eran dos piezas diferentes, las mismas trabajaban juntas, y por lo tanto típicamente la COMBINACIÓN del efod y el Pectoral de Juicio eran simplemente llamada “el efod”. El Pectoral de Juicio era una pieza cuadrada que tenía 12 piedras preciosas y semi –preciosas puestas en hileras y columnas. Cada piedra tenía el nombre de UNO de las 12 tribus grabadas….por lo que las 12 tribus fueron representadas en el Pectoral de Juicio. El Pectoral de Juicio estaba fijado al frente del efod por medio de dos anillos pegados al efod, y era usado en el pecho, sobre el corazón.

Los tirantes iban del frente del efod a una pieza puesta en la parte de atrás. Donde en cada uno de estos tirantes iba sobre la parte de arriba de los hombros, una piedra grande onyx fue fijada. Los nombres de las 12 tribus de Israel fueron puestos en estas dos piedras. Aun cuando no es absolutamente dicho en la Biblia, los eruditos judíos generalmente están de acuerdo que los nombres de las 12 tribus fueron divididos en 2 grupos: 6 tribus de Israel fueron grabados en una piedra, y los restante 6 en la otra.
Hay mucho simbolismo en estas piedras. Las 12 piedras, un nombre en cada piedra, puesto en el Pectoral de Juicio indica la individualidad de cada tribu, pero al ser agrupados juntos también les muestra a ellos que son de una sola fuente, de un solo padre, unificados. Las 2 piedras grandes puestas en los hombros parecen ser proféticas que aunque, para Dios, Israel es uno…Israel será dividido. Unos 400 años en el futuro, cuando muera el Rey Salomón, una guerra civil va a llevar a Israel a dividirse en Dos Casas….Dos Reinos….algunas tribus le pertenecerán a una casa, y las restantes le pertenecerán a la otra.

La vestidura larga exterior, sobre la cual el efod y el Pectoral de Juicio eran puestas, era de color azul sólido. La misma alcanzaba hasta mitad de la rodilla y el tobillo. Esta vestidura exterior era usualmente llamada una sotana. Todo alrededor del dobladillo había campanas doradas y granadas, las cuales eran alternadas. Se nos dice en capítulos anteriores que las campanas eran necesarias para que el “Sumo Sacerdote no se muriera” cuando él estaba haciendo el servicio en el Tabernáculo. Las campanas eran más que una decoración. De hecho, más tarde en la era del Templo (el Templo era solo un Tabernáculo permanente), una soga era atada al tobillo del Sumo Sacerdote cuando el entraba al Lugar Santísimo en Yom Kippur….el Día de Expiación. La idea era que los sacerdotes menores, que estarían parados fuera del Santuario, escucharan un sonar gentil de las campanas mientras el Sumo Sacerdote se movía, ejecutando los rituales de purificación; si el sonar de la campana paraba por un periodo sustancial de tiempo, entonces ellos asumían que Jehová probablemente había matado al Sumo Sacerdote por una falla en el protocolo, y ellos lo tenían que halar con la soga que estaba pegada a su pie. La lógica para este procedimiento es entendible: SOLO el Sumo Sacerdote podía entrar al Lugar Santísimo. Cualquier otra persona que se atreviera a entrar moriría. Por lo que, si algo le pasaba al Sumo Sacerdote adentro, no había manera de removerlo. Aun la rápida asignación de un nuevo Sumo Sacerdote no ayudaría, porque bajo ninguna circunstancia un Sumo Sacerdote podía manejar un muerto….ni tan siquiera un miembro de su propia familia. Incidentalmente, no hay registro, Bíblico o de alguna otra clase, de un Sumo Sacerdote muerto, o teniendo que ser arrastrado fuera del Lugar Santísimo con esta soga.

Bajo la sotana azul había una túnica blanca. La misma alcanzaba desde el cuello hasta los tobillos. Hasta ahora en el capítulo 39, todos los artículos enumerados eran usados por el Sumo Sacerdote solamente. Pero, comenzando con la túnica blanca, las vestimentas restantes eran de uso común para los otros sacerdotes, sin importar su nivel de estatus o función. El turbante (la cubierta de la cabeza), a veces llamado un mitre, aunque era usado por todos los niveles de sacerdotes no incluía la lámina de la cabeza que era exclusivamente para el Sumo Sacerdote. La lamina de la cabeza era una banda dorada con las palabras “Santidad pertenece a Jehová” grabadas en la misma.

Me gustaría que se dieran cuenta de cómo termina el capítulo. El Tabernáculo es terminado. Y, aquí nosotros tenemos un recuento muy formal de todo lo que las personas hicieron. Aun cuando esto puede ser excesivo para nosotros, estas repeticiones de eventos detalladas y extensas llevan consigo el estilo y costumbre de aquellos días. El propósito era declararle a esos miembros de Israel, quienes estaban presentes en el desierto, y para la posteridad, que lo que ellos hicieron fue TODO lo que Dios instruyó, exactamente como Él había instruido. Y, ellos están bastante complacidos con ellos mismos por haberlo hecho.

Ahora, nosotros debemos prestar atención de los paralelos entre esta parte de Éxodo, la terminación del Tabernáculo, y la historia de Génesis de la Creación. Ya que algunos de esos paralelos sobreponen los capítulos 39 y 40, vamos a leer el capítulo 40 antes de discutirlo un poco.

LEER EXODO CAPÍTULO 40

Israel ha salido de Egipto hace casi un año. Nosotros realmente debemos estar impresionados por el hecho de que este increíble Santuario, con su mobiliario y las vestimentas sacerdotales requeridas, fue terminado en aproximadamente 6 meses. Nosotros sabemos que este es el periodo de tiempo porque el mismo tomó un poco más de 2 meses para que Israel llegara al Mt. Sinaí después de haber dejado a Egipto; luego después de un tiempo de haberse establecido Moisés paso 40 días en el Mt. Sinaí, luego bajó a atender la situación de la rebelión del Becerro de Oro, y luego regresó por otros 40 días al tope de la montaña….antes de que el detallado diseño fuese dado por Moisés a las personas para que así la construcción pudiese comenzar. Por lo que Israel estaba en el Mt. Sinaí alrededor de 5-6 meses cuando ellos comenzaron el trabajo en el Tabernáculo.

Jehová le dice a Moisés que en el 1er día del 1er mes que ellos deben de montar el Tabernáculo y consagrarlo. Este día es solo unas cuantas semanas antes de la Pascua, el día en que ellos se fueron de Egipto. Los hebreos operaban en un calendario lunar. La Luna Nueva era lo que ellos usaban para marcar el primer día de cada nuevo mes. La Luna Nueva que estaba a punto de ocurrir no solo iba ser el 1er día del nuevo mes, la misma también iba ser el primer mes del nuevo año.  Por lo que, por nuestro cálculo ellos debían de levantar el Tabernáculo en el 1ro de Aviv (el cual es durante el tiempo de marzo-abril). Ahora, entiendan, este era el calendario religioso hebreo de eventos, NO el calendario anual de agricultura, ni el calendario anual civil hebreo, ni el año Regnal (un año Regnal era la manera de medir la duración de tiempo en que un rey estaba en su reinado). Y, todos ellos existían simultáneamente, y cada uno comenzaba en tiempos diferentes. Es por esto que cuando las personas quieren discutir conmigo en lo que respecta a eventos Bíblicos, yo trato de evadirlo, porque es terriblemente complejo que solo puede ser tratado de una manera extensa. No hay contestaciones fáciles ni rápidas para estas preguntas.

Ahora, aun cuando su múltiple Sistema de calendario antiguo parece ser difícil para nosotros comprender, entiende que ciertamente hacia sentido para los hebreos. Como una analogía, mira nuestro sistema de calendario Americano; nosotros tenemos nuestro calendario de Sistema solar anual, que comienza con enero 1ro, pero nosotros también tenemos algo llamado Año Fiscal, el cual un negocio puede usar para determinar el ciclo de 12 meses de ingresos y gastos para propósitos de impuestos. Un año fiscal puede comenzar cualquier mes que el hombre escoja. Aparte de eso nosotros tenemos años escolares que varían de estado a estado, hasta de condado a condado, y no tiene interés en calendarios anuales o años fiscales.

Por lo que aun cuando el levantamiento del Tabernáculo va a ocurrir en el 1er día del 1er mes del calendario anual religioso hebreo, la misma NO es el Nuevo Año….la misma NO es Rosh Hashanna, la cual es el 1er día del calendario hebreo civil. El año nuevo judío ocurre en el 1er día del 7mo mes del calendario anual religioso (otoño, alrededor de nuestro septiembre). Por lo que era la primavera cuando el Tabernáculo iba ser levantado, y luego consagrado, y puesto en uso. De hecho, la construcción y luego la consagración del Tabernáculo iba a ocurrir justo a tiempo para usarlo principalmente para la Pascua, y luego el Festival de Matza, el cual comienza el 14 de Aviv. La Tienda es levantada en el 1ro de Aviv, y la Pascua va ser un día menos de dos semanas más tarde en el 14 de Aviv.

Date cuenta en el verso 17 dice que el Tabernáculo fue levantado en el 1er día del 2ndo año. Eso no es una contradicción con lo que fue dicho anteriormente. El “2ndo año” es en referencia a cuánto tiempo los Israelitas habían salido de Egipto. Ellos estaban acercándose a cumplir el primer aniversario de su liberación del Faraón….que es, el final del primer año, y por lo tanto el comienzo del 2ndo año desde que habían salido. En vocabulario Bíblico, el DÍA que Israel salió de Egipto fue el 1er día del 1er año. Por lo que, un año más tarde es hablado como el ultimo día del 1er año, o 1 día más tarde, como el 1er día del 2ndo año.

Comenzando en el verso 18, y continuando hasta el verso 33, nosotros llegamos a un momento climático de la construcción y la consagración del Tabernáculo. El mismo termina con las palabras “así acabó Moisés la obra”. La idea aquí es traernos a un fin de un trabajo, la construcción del Tabernaculo….es el final de una fase, el cual por consiguiente prepara a Israel para la PRÓXIMA fase del plan de Dios para ellos, el cual es comenzar la jornada hacia la Tierra Prometida.

El principio aquí es inequívoco: si estás a punto de comenzar una jornada, entonces tu debes estar propiamente equipado. Para el pueblo de Dios, eso quiere decir que nosotros DEBEMOS estar equipados CON Dios. Y, eso era el propósito entero del Tabernáculo…que Dios pudiera morar CON los Israelitas. Nuevamente esto nos trae a nosotros a la analogía del Apóstol Pablo que NOSOTROS, como creyentes, somos el Tabernáculo terrenal presente de Dios, o Templos…..la morada de Dios en la tierra.

Una vez el Tabernáculo fue construido en el medio del campamento de Israel….todas las tribus fueron organizadas cuidadosamente alrededor del Tabernáculo…..esa tienda temporera donde Dios estaba reuniéndose con Moisés (la que fue construida FUERA del campamento) sería retirado de servicio.

Y, en el verso 36, a nosotros se nos da la señal que Jehová le dará a Israel cada vez que ÉL esté listo para que ellos se muevan, y tomen el PRÓXIMO paso hacia la meta que ÉL tiene para ellos….la Tierra Prometida; la tierra que fue prometida al antepasado de Israel, Abraham. Y la señal para moverse era la nube de Gloria que se alzaba arriba y sobre el Tabernáculo. Para reforzar la instrucción, lo negativo también es dado; y es que, si la nube NO se alzaba, entonces ellos tenían que permanecer donde estaban.

Este episodio de Éxodo termina con otro principio de Dios: cuando Dios quiere que te muevas, ÉL te lo va mostrar. Todo Israel vió la nube y sabía la señal. Todo Israel sabía cuándo era tiempo de moverse, y tiempo de permanecer quietos. Esto es un paralelo muy visual de la condición del creyente de la era de la iglesia, en el cual mora el Espíritu Santo. Dios no va a decirme a MÍ que te diga a TI cuando es tiempo de moverte. Él puede usarme a mí, o a tu esposo, u otra persona para alentarte, o confirmarte algo que Él te ha estado diciéndote a ti. Pero, al igual que Jehová hizo por Israel, él nos va a mostrar a cada uno de nosotros, uno a uno, SU voluntad para nuestras vidas.

Me gustaría concluir nuestro estudio de Éxodo examinando esos paralelos entre la historia de la creación al comienzo de Génesis, y la construcción del Tabernáculo del Desierto.

Los estudiosos, por bastante tiempo, se han dado cuenta que comenzando en Éxodo 25:1 y terminando en Éxodo 31:11, estos versos están divididos en 6 unidades muy obvias. Cuando son vistas en el idioma original, el hebreo, cada una de esas unidades distintivas, o secciones, es marcada en su comienzo con las palabras, “Jehová dijo a Moisés….” Inmediatamente al concluir la 6ta unidad, nosotros encontramos que una 7ma unidad es introducida; y el tema de esta unidad es la instrucción del Sabbath.

No puede ser coincidencia que la historia de la Creación dice de 6 días de “trabajos”, y luego un 7mo día de terminación y descanso, al igual que es el patrón para la construcción del Tabernáculo del Desierto. Aquí nosotros hemos enfatizado la naturaleza interminable del Sabbath, su conexión al 7mo día, la santidad intrínseca a la misma, y el cesar de nuestros trabajos que es central a su significado.

Si uno compara la historia de la Creación al edificio del Tabernáculo, nosotros vemos una estructura y un uso de frases muy similar. Por ejemplo, cuando Dios completó Su creación, la Biblia dice que Jehová “vio todo lo que había hecho, y lo encontró bueno”. En el mismo patrón, cuando se completó el Tabernáculo, Moisés miró todo el Tabernáculo y pronunció que estaba completo, de acuerdo al plan de Dios. Ósea, la construcción del Universo y la construcción del Tabernáculo ambos representan la precisa visión de Dios traída a existencia.

Otra invaluable conexión para observar en la similitud entre la Creación y la construcción del Tabernáculo es que la Creación….nuestro Universo….consiste de 4 dimensiones. Tres de esas dimensiones (largo, ancho, y alto) hacen lo que nosotros llamamos “espacio”, y la 4ta dimensión es tiempo. Nuestro Universo consiste SOLO de estas 4 dimensiones. El Tabernáculo consagra la naturaleza sagrada del espacio, y el Sabbath consagra la naturaleza del tiempo. Por lo que el Tabernáculo junto con el Sabbath es un monumento a la Creación y la Biblia hace esta conexión un número de veces.

Ahora, Moisés ciertamente no miró todo lo que había sido construido y usó el pronunciamiento de Dios que “el mismo estaba extremadamente bueno”…..eso hubiese ido muy lejos. Ya que esta morada y su mobiliario había sido hecha por el hombre, logrado por manos humanas, aun cuando había sido ordenada por Dios. La misma era una SOMBRA de perfección…..una sombra de la morada espiritual de Dios en el Cielo; pero, aun cuando se esfuerza para perfección, la misma NO era perfección como era el MUNDO al momento después que Dios lo crea, y luego descansó.

Aun asi, el intento era para que el Tabernáculo del Desierto representara un pedazo del Cielo en la tierra. Un Lugar Santo. Y, cuando nosotros entremos en Levítico, nosotros vamos a ver que el propósito principal de los sacrificios y de los rituales era proteger y mantener, y en ocasiones reparar, la relación de santidad entre Dios y Israel.

Nosotros también vemos que el Tabernáculo fue levantado en el primer día del primer mes del Año Nuevo. Esto, también equivale a la narrativa de la Creación; ósea, la Creación marca el primer día del primer mes del primer año en la historia de la historia. La vida física nunca antes había existido. Luego de haber terminado el Tabernáculo NUEVA vida oficialmente comenzó con Dios ahora morando entre SU pueblo, nuevo y separado. Un nuevo capítulo completo en la Raza Humana había comenzado. Aún más nosotros vemos que este mismo patrón había ocurrido cuando Dios destruyó el mundo por medio del diluvio; el mismo fue en el primer día del primer mes del nuevo año que la tierra finalmente fue seca.

El 1ro de Aviv, el 1er día del Nuevo Año del calendario religioso hebreo, trata con la creación y la regeneración. Y, es logrado, como todo lo demás en la Biblia, en una manera dual: espiritualmente Y físicamente. Al igual que el Tabernáculo del Desierto era una modelo FÍSICO terrenal de la morada ESPIRITUAL de Jehová en el Cielo, de la misma manera el Sabbath es un concepto espiritual con una contraparte física.

Los Israelitas debían FISICAMENTE descansar después de 6 días de trabajo; los CREYENTES deben descansar ESPIRITUALMENTE en el Mesías, AL IGUAL QUE físicamente descansar en el 7mo día, un día de santidad.

¿Estaba Moisés en lo cierto? ¿Acaso todo lo ordenado por Dios para hacer su morada terrenal aceptable a Él había sido logrado? Aparentemente. Porque en el verso 34 se nos dice que la Gloria de Dios, lo que más tarde iba ser llamado la Shekinah, llenó el Tabernáculo del Desierto….la Morada. Y, el verso 35 nos dice que debido a que la presencia de Dios lleno la morada, Moisés no pudo entrar. Entonces, ¿si ese es el caso, como es que más tarde, con la presencia de Dios aun en el Tabernáculo, Moisés PUDO entrar? Bueno, por el momento, Jehová estaba solo estirando Sus piernas. Él estaba ocupando cada área del Tabernáculo….tanto el Lugar Santo, el frente del cuarto del Tabernáculo, y el Lugar Santísimo, la parte de atrás del Tabernáculo. Pero, pronto, ÉL se retira exclusivamente al Lugar Santísimo, donde el Arca del Pacto con el Asiento de Misericordia descansaba, y desde ese punto en adelante ÉL ocuparía solo esa porción de la Tienda. LUEGO, Moisés iba a poder entrar.

Esto concluye el libro de Éxodo; el próximo, Levítico y el complejo e importante sistema de sacrificio que Dios ha ordenado para Israel.

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms