image_pdfimage_print

Hechos Lección 36 – Capítulo 15 continuación 3

EL LIBRO DE HECHOS

Lección 36, Capítulo 15 continuación 3

La última vez nosotros miramos de cerca el capítulo 15 versículo 20 de Hechos, donde el líder supremo del Camino, El hermano de Yeshua, Santiago, dice esto refiriéndose a los nuevos creyentes gentiles que viven en Antioquía:

Hechos 15:20 LBLA 20 sino que les escribamos que se abstengan de cosas contaminadas por los ídolos, de fornicación, de lo estrangulado y de sangre.

Esta declaración fue parte de una decisión trascendental del Consejo de Jerusalén de no exigir la circuncisión de los gentiles que quieren adorar a Yeshua como Salvador y Dios. Esencialmente esto significaba que podían permanecer como gentiles y no convertirse en judíos. También aprendimos que lejos de ser un conjunto de reglas recién inventadas para los cristianos, esta lista de 4 prohibiciones fue tomada directamente de la Ley de Moisés, el cual pudimos ver en los capítulos 17 y 18 de Levítico. Pero aún más, el concepto de proselitismo gentil al principio no se espera que siga a toda la Halajá judía, ni siquiera la parte de Halajá que era la Ley de Moisés, ya era bien entendido dentro del judaísmo como lo demuestra la jurisprudencia registrada en el Talmud. Más bien, el concepto era que a los nuevos creyentes gentiles se les darían algunos mandamientos básicos para obedecer (los más fundamentales que estaban directamente relacionados con la pureza ritual), y con el tiempo a medida que crecían y maduraban en la fe, se les enseñaría la Torá en las sinagogas y se les requeriría más; pero cada uno a su propio ritmo. Por consiguiente, el punto de exigir la implementación inmediata de esas 4 reglas era el siguiente: sin mantenerse ritualmente puros, los gentiles creyentes no podían entrar en una sinagoga o tener comunión de mesa con los judíos.

¿No es este un enfoque más sabio, aunque no veamos tal método necesariamente dado a nosotros en las Escrituras como un mandamiento directo? Hoy en día, los cristianos y mesiánicos, deben tomar nota de esto a medida que evangelizamos y asesoramos a nuevos creyentes. Las personas que recientemente han llegado a conocer al Señor, son como los niños pequeños que recientemente han aprendido a caminar y hablar. Sería una tontería, si no cruel, esperar que se gradúen rápidamente a maratones y dieran discursos elocuentes o explicaciones elaboradas de su fe. O mejor, esperar que su comportamiento cambie de la noche a la mañana a algo que cumpla con nuestro estándar de piedad. Más bien deben ser abrazados, dados algunas instrucciones básicas a seguir, y luego alimentados con una dieta constante de la Palabra de Dios. A medida que crecen en la Palabra de Dios, se les puede alentar gradualmente a seguir más de los mandamientos de Dios plenamente y con más consistencia. Esto no significa que su pecado sea excusado o tapado; pero puede significar que los pecados debidos principalmente a una ignorancia de los caminos de Dios, se explican de una manera misericordiosa y amorosa en lugar de que el nuevo creyente sea condenado por sus ofensas. Realmente no es diferente de cómo criamos a los niños; no esperamos que los niños de kínder se comporten como estudiantes de secundaria. La maduración es un proceso largo que requiere nutrición, tiempo y paciencia. 

Volvamos a leer Hechos 15 comenzando con el verso 22.

VOLVAMOS A LEER HECHOS CAPÍTULO 15:22 – hasta el final.

Una vez que el consejo de liderazgo había tomado su decisión y decidido sobre un curso de acción, el siguiente paso fue comunicarlo a la congregación Antioquía; esto se logró habitualmente mediante el envío de una carta oficial por escrito. Así que los líderes anunciaron su decisión a los judíos mesiánicos locales en Jerusalén, y juntos recomendaron a algunos hombres que fueran a Antioquía y entregaran la carta. Enviaron a un hombre llamado Y’hudah (Judá) también llamado Barsabás y también otro hombre llamado Sila; Judá era el nombre hebreo de esta persona, mientras que Barsabás era su nombre arameo. Estos hombres no formaban parte del consejo de liderazgo de los Del Camino, pero probablemente fueron más o menos el primer escalón de liderazgo en la escalera de liderazgo. ¿Por qué eligieron enviar hombres de Jerusalén para ir con Pablo y Bernabé? Porque querían autentificar que este edicto vino directamente del consejo de liderazgo. Después de todo; lo que precipitó esta reunión de consejo, en primer lugar, fue que un grupo autoproclamado de creyentes que creía firmemente que los gentiles tenían que ser circuncidados y así convertidos a judíos, salió de Jerusalén a Antioquía dando a entender que lo que exigían era una doctrina suscrita por la dirección de Jerusalén de los Del Camino. Dado que esta carta fue una reversión de esa doctrina, entonces el Consejo de Jerusalén debe haber sentido que se necesitaba la prueba más fuerte posible de autenticidad.

Hablemos un minuto sobre la primera de las 4 prohibiciones para los gentiles creyentes. Las palabras son: abstenerse de “cosas” contaminadas por ídolos (o en la carta dice “sacrificado a” ídolos). Esto se toma generalmente para pertenecer a los alimentos; pero la comida no es lo único que se ofreció a los ídolos. Todo, desde mascotas familiares, hasta ropa, vino, joyas y encantos se ofrecieron a los ídolos paganos. Así que esta regla es más bien todo lo que abarca. Dicho esto, la comida estaba tal vez en la parte superior de la lista como pureza ritual preocupada para los judíos, por lo que al menos esta instrucción incluía alimentos y probablemente se estaba centrando en los alimentos que se habían ofrecido a los ídolos. Sin embargo, detrás de esta regla está la cuestión de la idolatría y la adoración de ídolos era el pilar de todas las religiones paganas.

Como discutimos la última vez, la regla contra la fornicación se utiliza en el sentido de significar cualquier tipo de actividad sexual inmoral (inmoral según la Torá, por supuesto). Meditemos en esto por un momento cuando nosotros pensamos en Santiago estableciendo 4 reglas, pero de acuerdo con la doctrina cristiana también estaba abrogando el resto de los mandamientos de la Torá para los creyentes gentiles. Hay muchas leyes en la Torá que cuando se usan juntas definen la actividad sexual inmoral o ilícita; no hay sólo una. Dios es cuidadoso en Su Palabra para definir estos términos, pero tienes que buscar la Torá desde el Génesis hasta Deuteronomio para sacar y enumerar todas las reglas de Dios sobre la actividad sexual humana. Entonces, ¿por qué norma de moralidad sexual pretendía Santiago que pasaran los cristianos gentiles a la hora de determinar qué es lícito y qué no lo era para ellos? ¿Cómo define una persona qué es la fornicación y qué no lo es? ¿De acuerdo con qué conjunto de códigos de ley? ¿Códigos de leyes romanas? Por supuesto que no; Los creyentes han de seguir el código de la ley de Dios y se encuentra en la Torá. Así que, si bien esta regla sobre la fornicación puede parecer sólo 1 mandamiento simple, de hecho, necesariamente incorpora varias leyes de Moisés.

La regla en contra del estrangulamiento de un animal alimentario es similar; puede sonar como sólo 1 regla simple, pero hay varias leyes de Moisés que tratan sobre cómo matar animales de comida por el bien de la pureza ritual. También hay aspectos de matar animales para comida que trata de ser compasivo con las criaturas de Dios. Así que una vez más, si bien vemos una regla general sobre matar a un animal para comer de hecho, el estándar de esta regla está contenido agregando una serie de las leyes de Moisés, que es, por supuesto, lo que se habría esperado que estos nuevos creyentes acaten.

Así que lo que vemos es que la 1ra regla y la 3ra regla están dirigidas principalmente a la comida. La misma rompe las leyes alimentarias de Dios para comer un animal que se ofreció a un ídolo (es decir, a un dios falso). También rompe las leyes alimentarias de Dios para estrangular a un animal para comer hasta la muerte antes de comérselo. Y finalmente está la 4ta regla, y también se aplica al menos parcialmente a los alimentos. Esa 4ta regla dice que se abstenga de la sangre. Así que 3 de las 4 reglas se aplican a lo que hace que los alimentos sean kosher; y lo que hace que la comida sea kosher tiene que ver con su pureza ritual, al menos más allá de lo que Dios dice que está permitido frente a artículos prohibidos para comer en primer lugar. Lo diré de nuevo: 3 de las 4 reglas establecidas en Hechos 15 para que los cristianos gentiles obedezcan están relacionadas con la comida y la dieta. Y todas estas reglas se derivan directamente de la Torá. Interesante; ¿Pensé que la doctrina cristiana era que todas las leyes alimentarias kosher eran eliminadas, al menos para los cristianos gentiles? Pero aquí hay 3 leyes de alimentos kosher estándar que se les dice a los cristianos gentiles que deben obedecer, dice el Consejo de Jerusalén.

Pero eso no es todo con lo que el tema de la sangre trata. “Sangre” es una especie de clave judía que se ocupa de varios temas. Ya sea animal o humana, la sangre es sagrada. El derramamiento de sangre humana tiene que ser tratado de cierta manera o la misma está en contra la Torá de Dios, así como el derramamiento y uso de sangre animal tiene que ser tratado de cierta manera o la misma está en contra de la Torá de Dios. Diferentes comentaristas argumentarán que la prohibición de la sangre en Hechos 15 es hablar sólo de asesinato, o está hablando sólo de sangre en lo que se refiere a la comida; otros comentaristas dicen que está cubriendo ambos. Sin duda, esta regla de Hechos 15 es ambigua en su ámbito de aplicación. Lo que podemos saber con certeza, sin embargo, es que la sentencia se construye de tal manera que la prohibición en contra de la sangre está directamente relacionada con los animales que son estrangulados (de tal manera que la sangre del animal no es drenada del mismo); sin embargo, eso no significa necesariamente que no incluya también homicidios y otros asuntos de sangre humana. Por lo tanto, mi opinión es que es cierto que se refiere a cómo los animales de alimentación deben ser sacrificados y luego el tratamiento a partir de entonces de la sangre del animal (como no utilizar la sangre como alimento); pero es probable que también tenga la intención de extenderse a las leyes relativas al derramamiento de sangre humana. Y esta regla contra la sangre está englobada por numerosas leyes de la Torá que señalan qué es el asesinato versus el homicidio; lo que es matar a un humano injustificadamente versus justificado; incluso hasta la cuestión de la sangre menstrual y la sangre que se derrama durante el parto. Así que el tema de la sangre es bastante amplio y está definido por varias leyes y mandamientos separados en la Torá, algunos que involucran alimentos, algunos que involucran el trato humano de los animales, y otros todavía que tratan con el homicidio.

La conclusión es que estas 4 leyes que Santiago pronunció son de hecho, el nombramiento de categorías que incluyen docenas de leyes en la Torá. Estas categorías no sólo se derivan de la Torá, sino que sin las definiciones e instrucciones de la Torá no tenemos ningún estándar para saber siquiera lo que significan estas 4 leyes o cómo aplicarlas. Por lo tanto, es bastante ingenuo que los comentaristas afirmen que Santiago por establecer estas 4 reglas que efectivamente ha reemplazado y abolido la Ley de Moisés para los gentiles.

El encabezamiento de la carta a los creyentes gentiles comienza en el versículo 23 y se abre diciendo que el liderazgo de El Camino (a veces se les llama los emisarios, que es una designación para los 12 discípulos originales), y algunos otros líderes llamados los ancianos, son los escritores autorizados de la carta y que se consideran a sí mismos como “hermanos” para los gentiles creyentes. Esto se entiende de una manera cálida y amistosa que indica una relación cercana; no es que de repente estos gentiles creyentes compartan un grupo genético con el liderazgo judío como resultado de todos los involucrados haber recibido el Espíritu Santo.

Y comienzan su carta distanciándose de sus compañeros creyentes judíos que fueron a Antioquía sin la debida autoridad y diciendo a los gentiles que tenían que ser circuncidados. El punto importante es que aquí se afirma específicamente que de hecho la facción de la Circuncisión salió de este grupo de creyentes y miembros del Camino; y que aprendemos que algunos de ellos eran fariseos no altera ese hecho (Pablo también era un fariseo). Así, en Gálatas 2, cuando Pablo dice en el versículo 4 que estos hombres de la facción de la Circuncisión son “pretendientes”, debemos entender que Pablo está siendo típicamente Pablo; utiliza un tono duro con su elección de términos. Pero también tenemos que darnos cuenta de que mientras él parece cuestionar la fe de estos hombres debido a su creencia en la circuncisión para los gentiles, Santiago el líder del Camino obviamente no cuestiona su fe; simplemente no está de acuerdo con su doctrina sobre la circuncisión de gentiles. Y la carta también confirma que los hombres que están entregando la carta están totalmente autorizados para hacerlo.

Entonces el versículo 28 esencialmente les dice a los gentiles lo que ya sabemos; que las primeras 4 cosas que se les exigen inmediatamente se están absteniendo de cosas sacrificadas a ídolos, sangre, animales estrangulados e inmoralidad sexual. Cuando leemos atentamente este pasaje encontramos que no se dice que una sola palabra refute directamente la afirmación de la facción de la Circuncisión de que los gentiles deben ser circuncidados para adorar a Yeshua; el tema de la circuncisión ni siquiera se menciona. Más bien, la cuestión de la circuncisión sólo se implica diciendo que, si los gentiles obedecieran estas 4 prohibiciones, ellos estarán haciendo lo correcto. Aquí es donde las cosas, en mi opinión, han dado un giro extraño e injustificado en el cristianismo. Recuerdo decirles a mis hijos adolescentes, que ir a la escuela y obtener buenas calificaciones es en lo que deberían enfocarse porque constituiría la base para gran parte de su futuro. Así que, para poner ese pensamiento en la lengua vernácula de esta carta a los gentiles, si mis hijos fueran a la escuela, estudiaran duro y obtuvieran buenas calificaciones, entonces estarían haciendo lo correcto. ¿Te suena eso como si quisiera decir que todas las demás reglas o requisitos de la casa para sus vidas son abolidos y el único requisito que tengo para ellos es ir a la escuela y obtener buenas calificaciones? ¿O que todos los límites para ellos se borran siempre y cuando vayan a la escuela y obtengan buenas calificaciones?

 Te prometo que no lo tomaron como decir eso. Todavía tenían que ser obedientes, todavía tenían que estar en casa en el momento que se les dio, todavía tenían que bañarse, todavía tenían que limpiar sus habitaciones, etc. El punto es este: ¿acaso implica realmente esta instrucción que los gentiles deben acatar SOLAMENTE estas 4 cosas e ignorar permanentemente todo lo demás? ¿Acaso dice o implica que nada más importa para los gentiles, o que todo lo demás ha sido anulado por gentiles? No, no lo hace; sólo dice que si los creyentes gentiles hacen estas 4 cosas estarán haciendo bien en el sentido de que los gentiles estarán en el camino correcto.  Que estas 4 reglas sean el alfa y el omega de todo lo que un creyente gentil (un cristiano) debe o no debe hacer de ahora en adelante, no está de ninguna manera implícito aquí; pero ese significado ha sido leído erróneamente en el pasaje por el cristianismo durante muchos siglos para que los cristianos se separen de los judíos y del Antiguo Testamento.

Ruego que estén viendo que en todos los niveles, es ilógico llevar esta carta de Hechos 15 al extremo de que los cristianos ahora sólo tienen 4 nuevas reglas que seguir, y así la Ley de Moisés ha sido abolida por Santiago, hermano de Cristo.  Por un lado, sin conocer la Ley de Moisés ni siquiera sabemos lo que significan estas 4 reglas o cómo llevarlas a cabo. Y si la Ley de Moisés es abolida, estas 4 reglas son necesariamente abolidas junto con la misma (así como los 10 Mandamientos, para el caso).  Y, por cierto, hay algo de lo que quiero alertarte que es más pertinente para nosotros en nuestros días y tiempos. Debido a la rápida creciente influencia del Islam en Occidente, ahora es común encontrar carnes en nuestros mercados y en restaurantes claramente etiquetados como “halal”. Un buen musulmán no comerá carne a menos que esté seguro de que es halal. Halal es esencialmente la versión islámica de Kosher. El problema es este: parte de lo que hace que la carne sea halal para los musulmanes es que durante el procesamiento de carne la misma tiene que ser dedicada a All. Easpecíficamente durante el proceso, una autoridad religiosa musulmana recitará una oración sobre la carne; esta oración de dedicación a Alá se llama tasmiya o shahada. Espero que te inquiete porque como Alá es un dios falso, ¿entonces no te parece que esto esté en el corazón de la regla de Hechos 15 en contra de comer cosas dedicadas a los ídolos, ya que los ídolos no son más que representaciones de dioses falsos? Hasta hace poco, no hemos tenido que preocuparnos por comer carne dedicada a los ídolos (algo que el cristianismo ha visto durante mucho tiempo como una reliquia irrelevante). Pero aparece el Islam, junto con un movimiento de tolerancia para apaciguar su religión, y de repente esta regla se vuelve bastante pertinente para nosotros de nuevo. Permítanme decir esto claramente; si comes carne halal aprobada, estás comiendo carne que ha sido dedicada a un ídolo… a un dios falso…Alá. Le aconsejo que no lo haga.

La historia de Hechos 15 se acaba rápidamente; se nos dice que los 2 enviados Judá y Sila acompañaron a Pablo y Bernabé de regreso a Antioquía, donde se convocó una reunión de la congregación y se les leyó la carta. La gente, nos dicen, estaba encantada con su apoyo. Sin duda, el término “el pueblo” significaba tanto judíos como gentiles porque este fallo resolvía problemas para ambos grupos. Significaba que los varones gentiles adultos no tenían que pasar por la agotadora experiencia de la circuncisión, y significaba que no tenían que negar su identidad gentil y convertirse en judíos, lo que podría tener un efecto de gran alcance en sus familias, amigos y negocios.

Para los judíos estaba claro que sus autoridades religiosas, el Consejo de Jerusalén, decidieron que si los gentiles obedecían esas 4 reglas, entonces se superaba la cuestión de la pureza ritual, por lo que los judíos ya no se arriesgaban a profanarse al asociarse con estos gentiles creyentes.

Se nos dice que Judá y Sila eran profetas, por lo que dijeron mucho para alentar y fortalecer a los hermanos. El término profeta tal como se usa aquí no significa alguien que pueda predecir el futuro, y no significa un hombre al que Dios llamó para entregar un nuevo oráculo. A estas alturas, el término había evolucionado de tal manera que se refería principalmente a una persona que enseñó la palabra escrita de Dios. Los profetas eran generalmente predicadores itinerantes, si se quiere, y se considera como uno de los más autorizados, conocedores y sabios cuando se trata de discernir las Sagradas Escrituras; por lo que fueron bienvenidos y honrados.

Con el tiempo Judá y Sila se fueron a su casa en Jerusalén, pero Pablo y Bernabé permanecieron en Antioquía. Estos 2 discípulos han creado un vínculo con la sinagoga de Antioquía, y podemos ver su lealtad a la gente allí expuesta. Pero después de pasar un poco más de tiempo, Pablo sugirió a Bernabé que sería bueno que fueran y visitaran a las otras congregaciones de creyentes que habían establecido en varias ciudades. Bernabé quería incluir a su pariente Juan Marco en el viaje misionero. Está bastante claro que el liderazgo en Jerusalén no controlaba el ministerio de Pablo y Bernabé; más bien Pablo y Bernabé decidieron en conjunto con la congregación Antioquía lo que harían. Sería demasiado fuerte para caracterizar esto como una división; pero al mismo tiempo está claro que en Jerusalén la principal preocupación de los creyentes son los judíos, mientras que la principal preocupación de Pablo son los gentiles. La forma en que uno trataba de predicar el Evangelio, hacer nuevos creyentes, disciplinarlos y guiarlos, sería necesariamente diferente dependiendo de si estuvieran siendo testigos de gentiles o de judíos. Y también sería diferente dependiendo de si los judíos vivieran en Tierra Santa o en alguna tierra extranjera.  Así que hubo desacuerdos en la doctrina y debemos tener eso en cuenta al leer las Epístolas de Pablo. Pablo siempre viene de cierta perspectiva debido a su misión y agenda, y no siempre fue la misma perspectiva que la de Pedro o la de Santiago. Y cuando mantengamos sus escritos en comparaciones sobre temas comunes, veremos diferencias sutiles pero importantes.

Quiero hacer una pausa por un momento para hacer un punto sobre la evangelización. Una cosa es llevar las Buenas Nuevas a nuestros amigos gentiles y vecinos en Estados Unidos, y otra cosa es llevar esas mismas Buenas Nuevas a los judíos en Israel. Y, sí, dependiendo de las circunstancias también puede haber una 3ra variable al traer las Buenas Nuevas a los judíos en Estados Unidos. Tomar diferentes enfoques, utilizando diferentes personas, para evangelizar a estos diferentes grupos no sólo es prudente, sino que es bíblico como vemos aquí en Hechos.

Hace muchos años, después de varios viajes a Israel, comencé a entender por qué la tasa de éxito de los cristianos que venían a Israel para difundir el Evangelio era tan pobre. Fue porque la mayoría de los judíos en Israel no quieren oír mucho de un cristiano, y es muy difícil para los estadounidenses cómodos y estructurados relacionarse con la agitación y el caos interminables del Israel judío.

Los israelíes también ven como ingenuos a los cristianos que creen que pueden tomar sus métodos gentiles estadounidenses y asumir que pueden simplemente trasplantarlos a Israel. Hay otras razones también para el fracaso que ciertamente no es culpa de todos los misioneros, sino que también resulta de los oídos cerrados de aquellos a quienes se está llevando el mensaje. Pero el punto es que no hay un método único para difundir el Evangelio. Y la medida en que se ejercen ciertas doctrinas y la forma en que se siguen también varía necesariamente dependiendo de su audiencia, su cultura y las circunstancias actuales.

Me di cuenta de que la única manera de lograr el verdadero éxito en llevar las Buenas Nuevas a los judíos de Israel, era si los judíos creyentes israelíes eran los que hacían la evangelización. También debe hacerse en el idioma de Israel: hebreo. La adición de estos dos elementos derriba muchas barreras por las que los cristianos gentiles no tienen medios para atacar, por lo que la lista de aquellos que pueden hacer esta tarea de manera efectiva es bastante estrecha. Por ejemplo, conozco personalmente a algunos misioneros estadounidenses que han vivido en Israel durante años y años; y han aprendido poco o nada de hebreo. Y viven en barrios donde otros estadounidenses viven para que se sientan más cómodos, se hable inglés, y hay tiendas que se adaptan a sus gustos occidentales. ¿Qué crees que le dice eso al pueblo de Israel? ¿Acaso eso dice que soy uno de ustedes, y estoy en solidaridad con ustedes? O acaso dice que no sólo no soy uno de ustedes, sino que no me parece que valga la pena aprender a hablar su idioma o vivir en las mismas condiciones que ustedes viven. Pero, gracias a Dios, Seed of Abraham tiene 2 ministerios en Israel, completamente atendidos por judíos creyentes, la mayoría de los cuales nacieron en Israel o emigraron a Israel, y todos hablan hebreo. Ellos están teniendo buen éxito en establecer relaciones y en demostrar el amor y el cuidado que conlleva conocer a Yeshua como Salvador. También están rehabilitando una reputación muy empañada que los cristianos han creado a lo largo de los siglos en su trato con los judíos. Pero su enfoque no sería muy reconocible en Estados Unidos, y probablemente no sería muy eficaz para llevar el Evangelio a los gentiles estadounidenses. Pero aún más, es muy específico a la cultura y por eso nuestro personal hace cosas que muchas Iglesias simplemente no aprobarían.

Y les diré honestamente, que debido a estas diferencias culturales siempre hay un poco de tensión subyacente presente porque tratar con judíos israelíes es muy diferente a tratar con gentiles estadounidenses. Si bien es inmensamente gratificante que Seed Abraham sea tan diverso, pero cohesivo, en nuestros objetivos, tampoco es fácil mantener estas diversas partes operando dentro de diferentes culturas, con el nivel adecuado de cooperación que se necesita y enseñando la doctrina adecuada.  Es necesario dar a las 2 misiones en Israel tanta libertad como sea posible para operar dentro de su cultura única, permitiéndoles elegir la mejor manera de lograr su objetivo de traer a Yeshua de vuelta a Israel, y no cargarlos con formas y pensamientos que parecen tan normales y ordinarios aquí, pero que son extranjeros y a veces contraproducentes allá.

Yo les digo esto para ayudarles a entender mejor la filosofía y los objetivos de los Ministerios de Seed of Abraham, pero también para ofrecer una buena metáfora moderna de lo que vemos suceder en esta coyuntura en Hechos 15. De hecho, hay tensiones subyacentes entre Pablo en Antioquía y los judíos creyentes que operan fuera de Jerusalén y tienen a Santiago y a Pedro como sus líderes.

Y ahora vemos que hay una tensión subyacente entre Pablo y Bernabé por cuestiones familiares. Esto no significa que alguien tenga razón, y que el otro debe estar equivocado. Es sólo la dinámica social típica de la humanidad en el trabajo; y ser creyente en Yeshua… ni siquiera un apóstol… no los inmuniza para tener estos desafíos.

Bernabé quiere que su sobrino Juan Marco venga con ellos; Pablo no lo hace porque no siente que puede contar con él, ya que en su último viaje misionero Juan Marco los abandonó (al menos así es como Pablo habló al respecto). Francamente, no estoy completamente seguro de que Juan Marco es un creyente; nada dice explícitamente que lo es. Más bien su madre es creyente, y su tío Bernabé también lo es, pero uno no es un creyente simplemente a través de la asociación. Es como dijo un amigo mío el otro día: dormir en el garaje no te convierte en un coche. Pablo es un fanático a la lealtad y a la adhesión bastante rígida a las doctrinas que cree que son correctas. Sin duda, esto es en gran parte el resultado de su origen fariseo, pero creo que también se debe en parte a su personalidad inherente. Para Pablo esto es algo muy serio, y parece que para Juan Marco no lo es. Así que Pablo y Bernabé parten compañía, con Bernabé y Juan Marco tomando un barco a Chipre.

Era costumbre que los discípulos viajaran en parejas, así que con Bernabé fuera de la imagen, Pablo le pide a Sila que se una a él. Partieron hacia Siria y Cilicia, donde Pablo había establecido congregaciones creyentes. De vuelta en el versículo 33 se nos dice que Sila y Judá regresaron de Antioquia a su casa, así que aparentemente Pablo envió un mensaje a Jerusalén y le preguntó a Sila que se uniera a él. La redacción del versículo 40 sugiere que Pablo salió de Antioquía solo, y debió encontrarse con Sila en algún lugar a lo largo del viaje.

Pablo se fue armado con una nueva doctrina importante para usar, mientras trataba especialmente de hacer de los gentiles nuevos creyentes. Era que ellos no necesitaban convertirse en judíos para aceptar el mensaje del evangelio. Pablo sin duda también tuvo que convencer a los judíos de que, si los gentiles se abstenían de cosas sacrificadas a los ídolos, de la inmoralidad sexual, del estrangulamiento de los animales para usar como comida y de la sangre, una sentencia oficial de halajá hecha en Jerusalén, dijo que estos gentiles serían ritualmente puros. Esto fue fundamental para un rápido crecimiento en el número de gentiles que se unirían al movimiento.

Si bien las circunstancias de la división de Pablo y Bernabé no son nada justas o edificantes, el resultado final fue que en lugar de que un solo equipo de Pablo y Bernabé saliera, ahora dos equipos comenzaron a arar el terreno fértil del mundo gentil. Si bien esta disputa que fue lo suficientemente seria como para romper el equipo muy eficaz de Pablo y Bernabé es algo incómodo para nosotros leer (queremos pensar mejor en nuestros padres de fe), nos recuerda que no son especiales o diferentes; son sólo humanos. Lo que los diferenciaba de los demás era su Dios, no su mérito. Sin embargo, Dios usó su despedida acrítica para bien, y cada equipo ganó muchas almas para el Reino de los Cielos.

Comenzaremos el capítulo 16 de Hechos la próxima semana.

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms