image_pdfimage_print

Hechos Lección 28 – Capítulo 12

EL LIBRO DE HECHOS

Lección 28, Capítulo 12

Nosotros apenas comenzamos el estudio de Hechos capítulo 12 la semana pasada, y lo primero que vemos mencionar en el capítulo es que Herodes Agripa es ahora el Rey de Judá. El capítulo terminará con su muerte. Su abuelo Herodes el Grande fue el primer Herodes en gobernar, pero su muerte justo después de que Cristo naciera, puso fin a la regla de los reyes sobre Judá durante 40 años hasta que Agripa fue puesto en el poder por el recién coronado emperador romano Claudio. Entre Herodes el Grande y Herodes Agripa, los procuradores romanos gobernaron la Tierra Santa.

Este es un buen momento para recordar también que los tan llamados Reyes Judíos Herodes el Grande y Agripa no eran judíos, a pesar de que ellos se llamaban así. Eran de linaje Idumea (Edomito) por parte del padre de Herodes, y el linaje Nabateo (es decir, descendientes de Ismael) del lado de la madre de Herodes. Los judíos se burlaron de Herodes el Grande por su afirmación de judaísmo, sin embargo, aceptaron a Agripa probablemente porque parecía seguir genuinamente el judaísmo. Es interesante que, hoy en día, adherirse a la religión del judaísmo sea la prueba principal para determinar si una persona es judía o no.  La etnicidad es a menudo secundaria.

Vamos a volver a leer este capítulo completo ya que solo llegamos al verso 3 la última vez.

VOLVAMOS A LEER HECHOS CAPÍTULO 12

El versículo 3 identifica al grupo que estaba complacido de que Santiago haya sido ejecutado y Pedro haya sido arrestado por Agripa como Ioudaious. Esta Palabra Griega puede significar dos cosas diferentes, pero relacionadas. Puede significar judíos, como judíos en general; o puede indicar judeanos más específicamente. Los judeanos son judíos que residen en la provincia de la Tierra Santa de Judea controlada por los romanos. A veces, el escenario y el problema nos dicen cuál de estos significados es el que es intencionado; otras veces es casi imposible saber. La escena en el versículo 3 tiene lugar en Jerusalén de Judea, por lo que probablemente la intención es decir que los judíos de Judea fueron los que estaban felices de ver lo que el rey Herodes Agripa le hizo a Santiago y a Pedro. Había más personas políticamente sensibles y religiosamente motivadas en Judea que en el resto de la Tierra Santa, porque Jerusalén era el centro de poder del judaísmo, por lo que estos judíos de Judea prestaron más atención a todas las últimas intrigas y asuntos, ya que el liderazgo estaba allí para crear problemas. Pero aquellos judíos que vivían fuera de Judea, en el campo y en la diáspora, estaban más interesados en la vida cotidiana y la familia. Esencialmente, los judíos de Judea eran los judíos dentro del periférico de la Tierra Santa (NOTA: dentro del periférico se refiere a la clase política que reside y/o trabaja en Washington D.C.).

El arresto de Pedro ocurrió durante el período de la fiesta de primavera de la Pascua, Panes sin Levadura y las Primicias. Exactamente en qué momento de esta serie de fiestas no sabemos. Esto significa que Jerusalén habría estado llena de gente con miles y miles de peregrinos judíos procedentes de toda la Tierra Santa y la diáspora.

Así que nos dicen que Agripa decidió que sería mejor (políticamente) esperar hasta después de la Pascua para tratar con Pedro; es decir, después de que todas las multitudes se habían ido a su casa. Señalé la semana pasada que a estas alturas ya se había convertido en una práctica común para los judíos en el discurso cotidiano habitual referirse a toda la secuencia de las 3 fiestas de primavera como Pascua o Pan sin levadura (Pesach o Matza). Y al igual que vemos aquí en los versículos 3 y 4, los dos términos no están destinados a ser precisos, sino más bien generales e intercambiables, incluso en la misma conversación. Una vez que las multitudes se fueron, los únicos judíos que quedarían serían los judíos de Judea, los que tenían más interés en ver a los miembros Del Camino ser castigados, y si es posible, disueltos debido a que no eran políticamente correctos de acuerdo con las doctrinas religiosas de los fariseos y los saduceos. 

Así que, Pedro está bajo arresto y en una prisión romana. Sin embargo, en el versículo 5 se señala que se estaba haciendo una oración intensa en su nombre. David Stern hace un punto maravilloso y destacado sobre la oración. Dice que en las pocas palabras de este versículo se nos enseña algo invaluable acerca de la naturaleza de la oración verdadera y significativa, y el que ora. Él dice que se hacen 5 puntos: 1) La oración debe ser intensa, no casual. Es decir, necesitas estar quieto, concentrado y con propósito en lugar de repetir mantras y formar oraciones que a menudo se dicen sin realmente contemplar lo que estás diciendo. Yo soy uno cuya mente a veces se distrae cuando rezo en silencio; hace mucho tiempo aprendí a orar en voz alta incluso en privado para mantenerme concentrado. 2) Cuando el versículo dice que se estaban haciendo oraciones, significa que la oración estaba en curso. La oración por Pedro no fue un arrebato de un solo hecho. A menudo me he preguntado si después de acercarme a Dios con una petición específica, si es justo para mí seguir repitiendo esa misma necesidad de oración como si Dios fuera olvidadizo. Pero creo que el pensamiento ocasional realmente refleja mi pensamiento mundano arrastrándose porque, en el Antiguo o Nuevo Testamento, orar continuamente a Dios sobre un asunto específico no se representa como molestarlo innecesariamente; más bien es muestra de obediencia y sometiéndose a Él. Se nos manda hacerlo y es enteramente para nuestro beneficio. 3) Nuestras oraciones deben ser dirigidas a Dios; no a través de un intermediario. De lo contrario, nuestra relación no es con Él, es con otro. Y Él ha extendido Su mano a todos los que confían en Él y nos ha ofrecido venir y estar ante el trono de la Gracia y hablarle directamente, y escuchar directamente de Él. 4) La oración se hizo a Dios en nombre de Pedro. Es decir, la oración no era general; era específica con respecto a las dificultades precisas de Pedro. A menudo he dicho que realmente no quiero ver las palabras “oración tácita” en nuestra Lista de Oración. Una oración tácita será una oración inaudita y, por lo tanto, una oración sin respuesta. La misma va en contra de todo principio bíblico para esencialmente no orar nada. Si es demasiado íntimo para compartir, entonces no lo comparta; guárdelo entre usted y el Señor. Pero a menudo es simplemente una cuestión de orgullo o miedo a la verguenza lo que nos impide ser específicos, ya que pedimos a otros que se unan a nosotros en oración. Lee los Salmos y veras como David es abierto y honesto (incluso muy emocional) acerca de sus predicamentos (a veces autoinducidos), y cómo se siente al respecto. Es un buen modelo para nosotros. 5) La comunidad de creyentes oró por Pedro. Si realmente vamos a ser una comunidad de creyentes, entonces necesitamos compartir nuestras alegrías, así como nuestras preocupaciones. Debemos estar juntos los unos con los otros, especialmente en la hora de necesidad.

No estamos llamados al aislamiento. Y no estamos llamados a preocuparnos sólo por nuestras propias necesidades. Es por eso que les pido que pongan sus necesidades y las necesidades de los demás en nuestra Lista de Oración y que sean lo más específicos posible. Pero también que cuando recibas la Lista de Oración te tomes el tiempo para orar por cada solicitud individualmente.

LBLA Santiago 5:16 Por tanto, confesaos vuestros pecados unos a otros, y orad unos por otros para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede lograr mucho.

Lo que sigue en los siguientes versículos es el resultado de la intensa oración hecha a Dios en nombre de Pedro. La semana de festivales de Pascua había terminado, Jerusalén ahora más o menos estaba de vuelta a la normalidad, y aquí es cuando Agripa planeó tratar con Pedro, sin duda con intención de matarlo. No sabemos exactamente en cuál de las varias prisiones en Jerusalén Pedro estaba siendo detenido, así que no voy a especular. Lo que se nos dice directamente, sin embargo, es que Pedro fue vigilado tan de cerca que dos soldados romanos fueron literalmente encadenados a Pedro incluso dentro de su celda. Y había más soldados estacionados en la entrada de la prisión. Pedro estaba dormido, entre los dos soldados romanos que también estaban dormidos a los que estaba encadenado, cuando de repente apareció un ángel delante de él. Dice que una luz se muestra en su celda; ángeles casi siempre están acompañados de luz.

Se nos dice que el ángel literalmente tocó el lado de Pedro para despertarlo. No es inusual que un ángel haga contacto físico con un ser humano como cuando Jacob luchó con un ángel que golpeó la cadera de Jacob y la dislocó para poner fin a la lucha. El ángel dio instrucciones para que Pedro se apurara, se vistiera, se pusiera la túnica y lo siguiera. Está claro que Pedro, acabado de levantar, no estaba del todo seguro de lo que estaba pasando o quién lo estaba sacando de la cárcel, o incluso si realmente estaba sucediendo. Pero de alguna manera las cadenas cayeron de sus muñecas y en toda la conmoción los guardias que estaban a su lado permanecieron profundamente dormidos. Pedro pensó que estaba soñando. Pero a medida que pasaban los minutos, y cuando Pedro guiado por el ángel caminaba justo por el lado de los 2 guardias estacionados en la entrada de la prisión él, comenzó a sospechar que esto era real.

Nos dicen que finalmente llegaron a la Puerta de Hierro que conduce a la ciudad. A menudo se pregunta cual puerta, pero como no sabemos la ubicación de la prisión, no podemos determinar qué puerta de la ciudad se está describiendo. Sin embargo, la descripción de Lucas probablemente significa que en la época de Pedro tanto la ubicación de la prisión como la puerta de hierro específica eran tan bien conocidas que no había necesidad de decir nada más. Permítanme hacer una pausa por un momento para recordarles a todos que cuando los escritores escribieron el Nuevo Testamento, ellos no estaban pensando en que los lectores en el futuro lo iban a leer, y sobre todo no pensaban en comunicarse con los gentiles (las excepciones son, en algunos casos, Juan y su Libro de Apocalipsis y Pablo en algunos pasajes de sus cartas). Estos acontecimientos actuales se estaban registrando generalmente para el uso de las personas en la cultura judía en la época contemporánea. Mientras que la Torá fue escrita específicamente con el propósito de que las generaciones futuras tuvieran las instrucciones de Dios a la mano (como se afirma en la Misma Torá), los autores de los libros del Nuevo Testamento no hacen tal afirmación.

Así que a veces los sitios y lugares que se mencionan son difíciles si no imposibles de señalar, y las descripciones que nos encantaría tener pueden ser muy escasas.  

La Puerta de Hierro se abrió por sí misma, sin duda lo que significa que estaba cerrada. Era costumbre que las puertas de la ciudad estaban cerradas una vez puesto el sol para ayudar a mantener a los residentes de la ciudad a salvo de ladrones y merodeadores durante la noche. El ángel continuó llevando a Pedro por una calle, y fuera de peligro, cuando de repente desapareció. Fue entonces cuando Pedro sabía con certeza que era Dios en acción.  

En esta narración hay una especie de enigma enterrada: ¿por qué Dios salvó a Pedro, pero dejó morir a Santiago a manos de Herodes Agripa? Este es el tipo de cosas que, si hemos vivido lo suficiente, algo de esta naturaleza ha sucedido en nuestras vidas y hemos luchado con tal pregunta. Mi padre luchó en la Segunda Guerra Mundial, y cuando pude hacer que incluso hablara de esto (lo cual era raro y sobre todo hacia el final de su vida), por lo general se trataba de una situación grave en la que por alguna razón inexplicable sobrevivió, pero muchos otros a su alrededor no lo hicieron. Parecía que no había patrón, ni rima ni razón para quién se salvó y quién no se salvó.  Estaba claro que él estaba preocupado por esto, sin duda sintiéndose culpable de estar vivo mientras otros morían a su alrededor. Esta es mayormente la razón por la que no quería hablar de esto. ¿Por qué, él preguntó? ¿Por qué lo hizo y otros perecieron? No eran menos valiosos que él; y él no era mejor que ellos. ¿Acaso era pura casualidad? ¿Acaso fue el lugar equivocado, momento equivocado? Un pie a la izquierda, vives. Un pie a la derecha, mueres. ¿O Dios tenía el control y el elegir este para vivir y aquel para morir? Creo que es más fácil para nosotros sentarnos bajo la seguridad de nuestro santuario o de nuestro hogar y decirnos con confianza que “Dios está en control”. Pero cuando te está pasando, y mientras miras hacia atrás, sospecho que la experiencia altera cómo uno piensa al respecto. Para mi padre, un cristiano devoto, no tenía respuestas; sólo la gratitud y a veces la tristeza profunda, que bien sería hasta 50 años después de los eventos horribles. Me dijo que cuando terminó la guerra decidió ser un buen hombre, y a vivir una buena vida, porque ese era su deber ya que, por la razón que fuese, el Señor lo salvo. Así que no tengo una buena respuesta para ustedes en cuanto a por qué Dios eligió rescatar a Pedro por medio de una audaz y sobrenatural misión de rescate, pero permitió que Santiago fuera condenado y ejecutado erróneamente. Y aquí es donde la fe juega el papel más importante en nuestra vida como adoradores del Dios de la Biblia. Es cuando algo sucede y nada parece obvio, o incluso lógico, en cuanto al cómo y por qué; y no queda nada más que creer que o Dios lo supervisa todo y tiene razones más allá de nuestra capacidad de comprender, o todo se debe principalmente a la suerte del sorteo. Una manera permite la realización de la esperanza en la misericordia de nuestro Creador; el otro camino sólo conduce a la desesperación y el miedo en los cambios impredecibles del destino.  

Pedro se dirigió a la casa de Miriam; era la madre de Juan llamado Marcos. Juan Marcos era primo del discípulo Bernabé. En este momento, especialmente en Jerusalén, los creyentes parecían reunirse en los hogares, en otras ocasiones en lugares públicos, y sin embargo en otros momentos en escondites secretos dependiendo de las circunstancias sociales y políticas actuales. Obviamente, la casa de Miriam era un lugar de encuentro conocido y regular para el grupo central de creyentes de Jerusalén, y cuando Pedro llegó el grupo estaba orando por Pedro.

Sin duda la casa de Miriam era más grande de lo típico para ser un lugar de encuentro adecuado.  Pedro va a la casa y toca a la puerta y lo que viene a continuación es casi cómico.

La sirvienta de la casa de Miriam, Rode, va a la puerta. Pedro estaba llamando a los que estaban dentro y cuando ella lo oyó al instante reconoció su voz. Pero Rode se emocionó tanto, que huyó de la puerta y olvidó dejar entrar a Pedro porque tenía tanta prisa en decirle a los demás que Pedro estaba allí. Le dijeron que estaba loca, pero ella seguía insistiendo; parece que nunca se le ocurrió que todo lo que tenía que hacer era volver a la puerta y abrirla para demostrar que tenía la razón. Finalmente, alguien dijo, no es Pedro, es su ángel. Este comentario me da una buena oportunidad para hablar de cómo los judíos pensaban sobre los ángeles en aquella época, pero también para revelar algo que me molesta a mi.

La realidad es que por mucho que el Cielo y los ángeles parezcan ser temas candentes en todas las épocas del cristianismo, incluyendo nuestros tiempos, también fue así entre los judíos de antigüedad. Y dado que las Sagradas Escrituras son nuestra única fuente divina de información confiable sobre el Cielo y los Ángeles, es decepcionante descubrir que se dice tan poco de las mismas en la Biblia. Puedo resumir el Cielo diciendo que es un lugar espiritual que reside en otra dimensión; es el lugar de morada de Dios, es eterno, es hermoso, el pecado no está presente allí, los ángeles viven en el cielo (cuando no están en otro lugar), y cuando un creyente muere, vamos allí. Fuera de eso, no hay mucho más divulgado. Es lo mismo para los ángeles. Sabemos que existen, pueden aparecer en forma humana, hay diferentes tipos, la luz suele estar involucrada y son enviadas por Dios. Hay Arcángeles que parecen estar en la cima de una jerarquía de rangos de ángeles. Eso no es todo, pero es lo más que aprenderemos en las Escrituras sobre los ángeles.

Hoy en día, es popular pensar que cuando los humanos mueren, “conseguimos nuestras alas” y nos convertimos en ángeles. O que cada uno de nosotros tiene un ángel guardián (o en el caso de mi esposa, ella dice que tiene varios muy cansados).  Pero ¿cómo se crearon los ángeles? ¿Cuándo? ¿Cuántos hay? ¿Se están haciendo más? ¿Existen para siempre? ¿Hay realmente diferentes tipos o simplemente tienen diferentes trabajos? ¿Qué hacen? ¿Todos los ángeles son buenos ángeles? ¿Qué es un ángel caído? Estas preguntas y más son comunes dentro del cristianismo y, una vez más, también fueron de gran interés para el judaísmo antiguo de antigüedad.

La conclusión es que la angelología (el estudio de los ángeles), y las doctrinas resultantes que se han formado sobre los ángeles, son casi enteramente el producto de las imaginaciones de la mente humana. Y no han evolucionado tanto a lo largo de los siglos. De hecho, puedo decir que, en general, las doctrinas de los ángeles que se encuentran en la tradición cristiana provenían casi en su totalidad del judaísmo de antigüedad, y gran parte de lo que el judaísmo creía provenía de la angelología persa. Así que les advierto que tengan cuidado en lo que creen acerca de los ángeles, o lean acerca de los ángeles (y el cielo para el caso) en los muchos libros escritos sobre el tema porque consisten casi enteramente en doctrinas y opiniones y fantasía directamente presentada como hecho bíblico. Pero ¿cómo pueden algunas frases de la Escritura sobre el Cielo o los ángeles dar lugar a libros de 400 páginas? Mucho se agrega y se hacen saltos de suposición y cuestiono mucho su verdadero valor que no sea el distraernos de pasar tiempo para aprender lo que Dios realmente nos ha revelado en Su Palabra.

Por lo tanto, cuando leemos que uno de los creyentes presente en la multitud de la casa de Miriam comenta que no puede ser Pedro en la puerta, sino más bien es su ángel, esto no debe ser tomado como nueva información bíblica sobre los ángeles, sino más bien como lo que los judíos en esa época creían como parte de su Halajá. Y el Talmud indica la creencia en el judaísmo (al menos por algunos rabinos) de la existencia de ángeles personales y guardianes para todos y cada uno de los judíos. La respuesta de este creyente sobre la persona que llama a la puerta que suena como Pedro, indica otra tradición de que los ángeles guardianes pueden asumir ciertas características de la persona humana a la que están asignados. Pero la mayoría de estos pensamientos sobre los ángeles equivalen a superstición cultural; el llegar a ser un creyente no borró esos pensamientos.

¡Finalmente, la multitud que se encontraba en la casa de Miriam y que estaba sorprendida pensó en abrir la puerta y para su sorpresa allí estaba Pedro! Él levantó la mano para calmarlos, y luego se dedicó a contarles lo que había sucedido. Él quería urgentemente compartir esta información sobre su escape y bienestar a su colíder de El Camino, Ya’acov: o como se le llama en nuestras Biblias en español, Santiago el hermano de Jesús. Y como es una información importante y no trivial, sólo recuerda que el nombre hebreo Ya’acov traduce en español a Jacob, no a Santiago. Entonces, ¿por qué encontramos el nombre Santiago en nuestro Nuevo Testamento? Él mismo sucedió cuando se creó la Biblia Reina Valera (King James en inglés). En el Nuevo Testamento, en honor al Rey Santiago, los editores bíblicos sustituyeron a Jacob por Santiago. Y ha permanecido así desde entonces.

Ahora, permítanme hacer un comentario de que yo voy a decir francamente y es al menos en parte mi especulación, pero creo que está bien fundado y le interesará. Aquí, en Hechos 12, vemos cómo el rey Agripa y los judíos de Judea (no todos, por supuesto, sólo los más políticamente correctos y celosos) se fueron en un frenesí de asesinar en contra de los Del Camino, o mejor dicho, en contra del liderazgo de los Del Camino. Realmente no tenemos ninguna razón firme para saber por qué esto comenzó. En cualquier caso, sabemos por ciertos pasajes del Nuevo Testamento y por escritos extrabíblicos que los primeros creyentes en Cristo a veces tenían que reunirse en lugares secretos. Esto realmente ocurrió principalmente en Jerusalén porque en otros lugares las persecuciones en contra de los creyentes no eran tan intensas, o no existían en lo absoluto, para hacer necesario el ocultarse.

Nosotros ya hemos visto en el Libro de los Hechos cómo las persecuciones iban y venían. Y, por supuesto, cuando las persecuciones se hicieron intensas, los creyentes mantenían un perfil mucho más bajo que cuando las persecuciones perdían el vapor. Por lo tanto, se cree que el signo secreto de los Icthys (el símbolo del pez) llegó a utilizarse durante este tiempo. Hace algunos años, mi esposa y yo hicimos un descubrimiento en un basurero en Jerusalén que ha tenido un gran impacto en nosotros. El mismo fue el resultado de un mapa tomado de una publicación vieja del Repaso Arqueológico Bíblico (Biblical Archeology Review), y un pequeño libro que leí que hablaba sobre el descubrimiento del símbolo de 3 partes que se ha convertido en un símbolo importante para las raíces hebreas y las organizaciones mesiánicas: el pez, a la menora, a la Estrella de David.

Yo he llevado a algunos de ustedes a este lugar que descubrimos y Dios permita en nuestra próxima gira, vamos a tomar algunos más de ustedes allí.

Está fuera de lo común y no encontrará guías o turistas en los alrededores. Es una caverna subterránea con su entrada secreta escondida en el fondo de un gran Mikveh que en los últimos tiempos ha sido cercado, con un búnker de hormigón construido a su alrededor para mantener a la gente fuera. Fue allí, en esa caverna, donde hace aproximadamente medio siglo un anciano monje griego encontró fragmentos de cerámica con el símbolo de 3 partes rayado, y el mismo símbolo grabado en las paredes de la cueva. La cerámica ha sido científicamente anticuada y se remonta a la época de Santiago, Pedro y Pablo. La caverna es sustancial en tamaño y su ubicación es tal, que hay pocas dudas de que en momentos de persecución los primeros creyentes judíos (probablemente el liderazgo) se reunieron allí bajo tierra. Les añadiré una pequeña anécdota que cuando le dije al rabino Baruch, él estaba escéptico. Lo llevé allí, y al menos alcanzó su máximo interés como para que fuera al departamento de Arqueología de la Universidad Hebrea, donde era profesor adjunto en ese momento. Él les contó mis afirmaciones, y verificaron que ellos estaban muy al tanto de eso, y que era cierto y preciso.

Así que en lo que se refiere a la lección de hoy, especulo esto: Santiago (un Santiago diferente) acababa de ser ejecutado. Pedro iba a ser ejecutado también, pero Dios milagrosamente lo salvó. Al escapar, Pedro va en la oscuridad de la noche a la casa de Miriam, donde los creyentes se reunían sigilosamente en oración por Pedro. Hace gestos para que estén callados; sin duda porque en su emoción al ver que estaba vivo estaban haciendo demasiado ruido y él no quería que los descubrieran. Luego, en el versículo 17, él le dice a alguien que está en la reunión que vaya y le diga a Santiago (hermano de Yeshua) y a otros hermanos lo que sucedió. Entonces Pedro se fue rápidamente y escapó de Jerusalén. ¿Por qué? Pedro era un prisionero fugado y en peligro; y de hecho todos los creyentes estaban en peligro. ¿Por qué Pedro no fue donde Santiago el mismo? Santiago estaba escondido. Los hermanos de los que se habló eran los líderes, parte de los 12 discípulos. Sólo unos pocos de los creyentes en Jerusalén sabían dónde encontrar a Santiago. Pedro probablemente no sabía cómo encontrar a Santiago. Yo tengo todas las razones para creer que cuando ocurrieron los acontecimientos del capítulo 12 de Hechos, Santiago se escondía en esa caverna que encontramos en un basurero en la cima del Monte Sión.  Las piezas encajan adecuadamente para llegar a esta conclusión.

En el versículo 18, encontramos que los soldados que habían estado custodiando a Pedro estaban profundamente perturbados al encontrarlo desaparecido; esto no iba a terminar bien para ellos. Esto se debe a que era la ley romana que los guardias que permitían la fuga de los prisioneros podían ser considerados susceptibles de sufrir el castigo que había sido destinado para ese prisionero. El destino de Pedro iba a ser la muerte.

Pero además de preocuparse por sus vidas, estaban confundidos y perplejos porque todavía llevaban las cadenas que habían estado unidas a Pedro. ¿Cómo un hombre acostado entre dos soldados se escapa de sus cadenas, no hace ruido, se viste, sale de la celda, pasa por otras puertas con otros guardias que no ven nada y escapa? Por supuesto, Herodes no cree la escandalosa historia de los guardias. Ha buscado por toda Jerusalén, no se encuentra rastro de Pedro, por lo que después de interrogar a los soldados romanos son ejecutados por lo que Agripa sin duda piensa que ellos son cómplices en la fuga de Pedro.

Después de esto, Herodes Agripa fue a Cesarea Marítima por un tiempo. Probablemente el viaje no tuvo nada que ver con que Pedro escapara, porque él mientras que pasaba tiempo en Jerusalén, él también pasaba tiempo si no más en Cesarea, la sede del gobierno romano sobre Judea. Probablemente sólo estaba en Jerusalén para participar en los días del festival, ahora concluidos. Cesarea llevaba el apodo de la “Pequeña Roma”, y prefería estar con la aristocracia romana, que él había sido desde que era un pequeño.

Luego viene una explicación interesante del evento que lleva a la repentina muerte de Agripa. A partir del versículo 20 se nos dice que Agripa estaba bastante molesto con la gente de Tiro y Sidón. Estas 2 ciudades estaban en la costa sur de Fenicia, y tenían una vieja relación amistosa con Israel que se remontan a la época de David y Salomón. Israel fue quizás el principal proveedor de alimentos para estas dos grandes ciudades. No se nos da ninguna pista, sobre cuál fue esta grave ofensa que causó la ira de Herodes en contra de estas 2 ciudades. Pero era tan grave que una delegación de altos funcionarios vino a reunirse con Blasto, el principal negociador de Agripa.

Lo que hizo esto aún más crítico, es que probablemente esto fue cuando el creyente profeta Agabo predijo la profetizada hambruna que ocurriría durante el reinado de Claudio, sucedió: el tiempo se alinea bastante bien para esto. No es que Israel fuera la única fuente de alimento para Tiro y Sidón; pero con una hambruna en todo el Imperio, la comida era escasa y cara. Los reyes y funcionarios del gobierno fijaron los precios de los alimentos y determinaron a dónde irían los suministros. Así que básicamente Agripa usó lo que era muy probable que fuera una queja falsa en contra de Tiro y Sidón en el momento de una crisis alimentaria con el fin de extraer algunas concesiones políticas especiales que le darían más poder sobre ellos o lo convertirían en un hombre más rico, o ambas cosas.

Blasto obtiene lo que Herodes Agripa quería de la delegación. Y una vez logrado, era el momento de dar un gran espectáculo. Así que Agripa se engalana con espectaculares atuendos reales, se sienta en su trono, y ciertos dignatarios vienen a escuchar a Agripa darles un discurso. Por supuesto, responden con halagos exagerados (algo que él esperaba y exigía completamente), pero incluso llegaron a decirle: “¡Esta es la voz de un dios, no de un hombre!”  Entonces Herodes Agripa cometió un fatal error; en lugar de desviar el ridículo honor dado a él de ser como un dios (y recuerda, Agripa se había hecho a sí mismo como un representante de la religión judía), él lo aceptó. Dios lo derribó y nos dijeron que fue devorado por gusanos.

El castigo de su blasfemia fue inmediatamente hecho claro para todos, que el suyo era un juicio divino. Esto no era un cuento popular que vemos aquí en la Biblia o es una exageración. Josefo escribe sobre la muerte de Agripa y confirma lo que sucedió, la razón de ello y de qué murió. Pero también seamos claros que estas palabras sobre los gusanos no significan necesariamente que su muerte fue el resultado de haber sido comido de adentro hacia afuera por gusanos (pero hay una pista que de hecho podría haber sucedido). Es un entendimiento estándar que cuando un cadáver es puesto en la tumba, la carne es devorada por gusanos. Es el resultado natural de la muerte; Descomposición. Sin embargo, también es un término que se utiliza para describir especialmente la desaparición de los injustos, a pesar de que la gente también entiende que lo mismo le sucedió a cualquiera que moría.

Es difícil saber cuál fue la enfermedad que mató a Herodes. Josefo nos dice que fue algo gastrointestinal. En realidad, se registran incidentes de parásitos que entran en humanos y consumen personas de adentro hacia afuera. En cualquier caso, sea lo que sea, fue doloroso y espantoso.

Al acercarnos al final del capítulo, se nos informa que la Palabra del Señor continuó creciendo y multiplicándose. Sin duda ahora que Agripa estaba muerto, las persecuciones en contra de los creyentes se calmaron ya que una vez más un procurador romano gobernó y esto significaba que el Sanedrín ya no podía correr e incitar a las multitudes o ejecutar legalmente a personas como Santiago y Pedro. Así que esencialmente se traza un contraste entre este hombre malvado, Agripa, que trató de eliminar a los Del Camino, y el gran éxito que Dios logró a través de los Del Camino a pesar de toda la persecución.

El verso final de este capítulo marca un cambio desde el enfoque en Jerusalén y los judíos, a la diáspora y los gentiles. Los discípulos que habían ido a Antioquía, pero regresaron a Jerusalén, llevarían a Juan Marcos con ellos de vuelta a Antioquía. Recuerden que su propósito de regresar a Jerusalén era traer fondos de socorro para la hambruna por parte de generosos creyentes en Antioquía. Se desconoce cuánto tiempo permanecerían en Jerusalén antes de regresar a Antioquía (que nosotros vamos a leer en Hechos 13).

Para los próximos capítulos, el enfoque se centrará en Pablo y sus viajes misioneros.

Comenzaremos el capítulo 13 la próxima vez.

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms