image_pdfimage_print

Genesis Lección 27 Capítulo 27

Génesis

Lección 27 Capítulo 27

 

Lee Génesis 27

Permitanme citarle una declaración intensa hecha por el gran estudioso  judío Cristiano del siglo 19, y probablemente el hombre cuyos escritos han influenciado mi vida en adición a la Tora misma, Alfred Edersheim: “Si hay algún punto en el cual nosotros debamos ansiosamente estar en guardia, es el “tentar a Dios”. Nosotros tentamos al Señor cuando, escuchamos nuestras propias inclinaciones, nosotros ponemos en duda lo que EL ya ha establecido claramente. Donde Dios ha determinado, NUNCA permitamos dudar, ni nos retractemos”.  

Cuan frecuente hemos todos sufrido de ver claramente los requisitos de Dios para nosotros, pero le preguntamos a EL por una decisión diferente que mejor vaya con nuestra agenda personal, nuestra visión de lo que nosotros creemos que debe ser. Esto fue lo mismo que Isaac hizo, y lo único que creó fue problemas.

Este capítulo comienza con el anciano, ciego, y enfermo Isaac diciéndole a Esaú que vaya a cazar carne como parte de una cena conmemorativa que era parte de la bendición que Isaac quería otorgar sobre Esaú. Esto, por supuesto, no era lo que Dios le había dicho a Isaac, a través de su esposa Rebeca lo que iba a suceder. ¿Acaso  Isaac, todos esos años atrás, simplemente decidió ignorar lo que su esposa le había dicho….tal vez escéptico? ¿Acaso el había formado una unión con Esaú que él no podía aguantar el hecho de que iba a tomar esta importante bendición de su amado hijo, sabiendo que esto lo iba a humillar y a destruir? O, ¿acaso el pensó que tal vez Dios le iba a permitir simplemente hacerlo a su manera, rebelde, y de todos modos bendecirlo?  

Yo debo admitir sin problema alguno, que después de varios años de estudio….el leer los maravillosos escritos de algunos de los grandes estudiosos hebreos de antigüedad…mi conclusión ha cambiado muy poco con el tiempo. Es interesante, que el asunto de la primogenitura…..el que va a ser el behkor, el primogénito……realmente no es el problema en esta historia. Algunos de ustedes pueden estar rascándose la cabeza y diciendo ¿entonces de que se trata? O mejor aún, MI Biblia aparenta hacer todo este problema alrededor de la primogenitura. Bueno, Permitanme mostrarle algo que podría calmar sus mentes un poco: miren el verso 36.   NASB Génesis 27:36 Y Esaú dijo: con razón se llama Jacob, pues me ha suplantado estas dos veces. Me quitó mi primogenitura, y he aquí, ahora me ha quitado mi bendición. Y, añadió: ¿No has reservado una bendición para mí?

Al momento de llegar a este capítulo, el problema de la primogenitura aparentemente ha sido resuelto. Renuentemente, Isaac aparenta haber aceptado en algún momento antes de esta escena, y Esaú estaba al tanto que ese era el caso. Mi estudio de la primogenitura y las bendiciones muestran que las dos cosas no están necesariamente conectadas. El problema de la primogenitura, la mayoría de las veces, es resuelta automáticamente cuando nace el primer hijo varón. Desde luego, si ese hijo muere, entonces esto lo confunde más; pero invariablemente el segundo hijo automáticamente obtiene los derechos que su hermano muerto tenía…..y si el segundo hijo muere, el tercero obtendría los derechos de primogenitura y así sucesivamente. Y, ahí no habría ninguna ceremonia o ritual, y esto estaba muy bien incrustado en la ley y la tradición de esa era. Así que, las bendiciones tradicionales otorgadas sobre la familia cuando llegaba el fin del líder de la familia significaban otra cosa. En otras palabras, no es tanto que al final de la vida del líder de familia actual todo el mundo espera ansiosamente quien va ser el NUEVO líder familiar….quien va ser designado el bekhor. Nosotros todos podemos tener un retrato mental de una familia codiciosa en espera del abogado, mientras se prepara a leer el testamento; al igual que los niños están mirando los regalos debajo del árbol de Navidad; esperanzados, pero no tan seguros que hay algo para ellos.

Nosotros tenemos que entender que el primogénito no obtenía TODO; solo la porción mayor……la Biblia lo llama la Doble porción. Y, junto con la doble porción, el obtenía el derecho de liderazgo sobre el clan. Ahora, que  ascendía a la doble porción indudablemente variaba dependiendo de la situación. Doble no necesariamente significa que el hijo primogénito obtiene precisamente doble de todo de sus hermanos. Esto no necesariamente quiere decir que un inventario exacto de las riquezas era hecho para asegurarse que cada uno obtuviera su propia porción. Pudiese haber sido, y probablemente fue así, como sucedió particularmente en esas eras posteriores. Más frecuentemente, estas porciones eran aproximadas; una doble porción podía ser cualquier cosa como  un poquito más que los otros, o prácticamente todo lo de valor. Todo quedaba en manos del padre.   

 Así que, lo que nosotros estamos presenciando aquí es acerca de la bendición, no la decisión de quien va ser el bekhor. Y, la bendición en este caso es acerca de la división de las riquezas. Y, al igual que para nosotros hoy en día…..y probablemente desde tiempo inmemorial para muchos…..Los herederos generalmente sienten que si uno obtiene más que los otros eso quiere decir que lo amaban más que a los otros. O si uno obtiene menos que los otros, entonces eso quiere decir que él o ella son amados o valorado menos que los otros.

Se nos dice en el verso 1 que Isaac estaba muy entrado en edad cuando el decidió llevar a cabo la bendición. También él estaba casi ciego. ¿Ahora, acaso estaba cerca de la muerte? El probablemente así lo pensó, aún cuando no prueba haber sido el caso. Él tenía 137 años en ese momento. Pero, vamos a parar y pensar por un segundo lo que eso deduce de la edad de Jacob y Esaú. Se nos dice que ellos nacieron cuando Isaac tenía como 60 años. Así que estos “niños”, estaban a mediados o finales de los 70 años. Bueno, ¡eso sí que destruye esa idea mental que tenemos de unos jóvenes siendo dirigidos por su taimada madre, o de un Esaú atlético en un juego de cacería repentino para la bendición!

Rebecca, la madre de estos niños gemelos, escucha a Isaac dándole las instrucciones al encantador de Esaú, y ella conspira para anular las intenciones de Isaac. Esaú continúa probando su incapacidad de llevar a cabo la línea divina que Dios había comenzado con Abraham. Rebeca probablemente estaba pensando que si su esposo se rehusaba  a llevar a cabo la voluntad de Dios, ella lo haría….haciendo lo que fuera necesario……aún si lo que iba hacer incluía el engaño.    .

¿Después de todo, acaso este final, ordenado por Dios, justifica cualquier medio para así alcanzar el fin? ¿Acaso Dios prefiere la meta de cumplir con su plan……y todas las otras cosas que van junto con eso….aún cuando había que hacer el mal para que se cumpliera? Este debe de ser una de las partes más difíciles para el caminar de un creyente; el poner nuestra confianza entera en EL para que así cumpla SU voluntad, aún cuando en el momento todo nuestro intelecto y sentidos y lógica y sentido de justicia y experiencias de la vida nos dicen no puede suceder con las circunstancias que vemos.    

Rebecca le dice a Jacob lo que está sucediendo  en la caseta de su padre, y él se une al plan: y ese plan es que Jacob se haga pasar por Esaú. Jacob está un poco renuente; no porque el piense que lo que están haciendo está mal, más bien que los descubran y tengan que cargar con las consecuencias. Ellos van tan lejos como poner los vestidos de Esaú, aún el poner la piel de cabra a sus brazos  y pecho para que aparente la velluda piel de Esaú, y Jacob entra a la caseta de su padre. Escéptico al principio, los sentidos de Isaac le dicen que algo no está bien; pero Isaac es convencido lo suficiente que ese ciertamente es Esaú el que está delante de él, así que el pronuncia la bendición sobre Jacob. La palabra hebrea usada aquí para bendición es berakhah, y es una palabra hebrea comúnmente usada a través del Antiguo Testamento.

Vamos a leer ahora, las palabras de la  berakhah, la bendición que Isaac pronunció sobre Jacob mientras pensaba que era Esaú:

NASB Génesis 27:28 Dios te dé, pues el rocío del cielo, y de la grosura de la tierra y abundancia de grano y de mosto; 29 Sírvante pueblos, se señor de tus hermanos, e inclínense ante ti los hijos de tu madre. Malditos los que te maldigan, y benditos los que te bendigan”.

Ahora, sin duda, la bendición incluye algunas palabras y términos que confiere correctamente la bendición en el bekhor; por ejemplo, “ser  señor sobre tus hermanos”. Aún, mientras que Isaac no estaba argumentando sobre el aspecto técnico de quien estaba DESIGNADO como el primogénito, el si estaba usando su prerrogativa para decidir exactamente que iba a obtener cada uno. Y, era más o menos su intención de darle a Esaú más de lo que el bekhor debía de haber recibido tradicionalmente.    

Esto es algo como cuando, luego de la II Guerra mundial, el presidente Truman liberó al General McArthur de su mando. El General McArthur no paro de ser  un general de 5 estrellas, o un hombre de gran poder y posición en la milicia. El presidente Truman solo hizo que MacArthur no tuviera a nadie para así poder ejercitar ese poder.  Isaac no estaba tratando de decirle que Jacob no era el primogénito; el solo está tratando de tomar la mayor cantidad de derechos de primogenitura de Jacob para dárselos a Esaú.

Aún más, parece que la mayoría de las veces que la  berakhah, la bendición, es pronunciada, es más o menos haciendo oficial eso que era, por tradición, hace tiempo atrás establecido. Por ejemplo, un hombre rico tiene un testamento, firma un poder notarial que dice que el testamento NUNCA  deberá ser cambiado bajo ninguna circunstancia, o alguien incluyéndolo a él mismo, y luego de modo poco práctico vive unos 10 años más. Los asuntos han sido todos decididos y escritos para siempre; cuanto cada heredero va a recibir ya es permanente; pero, nada es efectivo hasta tanto la persona muere y el testamento es leído. Esta bendición, este berakhah, es similar a la lectura del testamento en la cual aún cuando las cosas han sido decididas hace mucho tiempo atrás, la transferencia de riquezas o autoridad todavía no ha tomado efecto.

Bueno, la transferencia está hecha. Jacob recibe la bendición que Dios quería  para él; él retuvo el derecho de nacimiento que Dios le había dicho a su madre que iba a tener, Y, el recibió autoridad….el poder de dirigir el clan. Pero no hay duda que Jacob no sintió el gozo y sentido de humildad delante de Dios  que debía de haber estado presente después de haber sido ungido como el portador de la línea del pacto de la promesa que era tan importante para el futuro de la humanidad. Porque Jacob había hecho mal cuando se  aseguró de obtenerla…..su engaño era un pecado en contra de Dios….y su conciencia probablemente le iba a molestar por el resto de su vida. Es fascinante: Jacob pasó por todas estas contorsiones y llevó a cabo todos estos engaños tan dolorosos solo para recibir aquello que nunca se le hubiese negado, porque el Señor ya había determinado que era de él.  

Pero, ahora, llega Esaú de una caza exitosa, prepara la carne, y va a la caseta de su padre muy deseoso de recibir su herencia. Isaac inmediatamente sabe que ha sido engañado, y aún cuando él se apena por Esaú, no hay nada que pueda hacer para una bendición de esta clase, una vez dada, es irrevocable, por la razón que sea. Esaú está desconsolado, y suplica que le den ALGUN tipo de bendición. Permitanme recordarles de las palabras del versículo 36, donde Esaú habla de DOS cosas que habían sido tomadas de él: su primogenitura y sus bendiciones. Y, él habla de la pérdida de la primogenitura como algo del pasado, y de la pérdida de las bendiciones como algo que estaba sucediendo “ahora”. Esaú no fué a la caseta de su padre esperando ser nombrado el behkor. Esaú sencillamente quería MUCHAS riquezas y poder. El no quería los problemas y las cargas asociadas con ser el bekhor, él solo quería las recompensas materiales a las que el bekhor tenía derecho.

Ahora Isaac bendice a Esaú….pero él está limitado en lo que él puede ofrecerle a Esaú. La bendición que Isaac le da toma lugar en el verso 39 y 40. Las palabras en el verso 39 han estado bajo un escrutinio por muchos años  por varios estudiosos; y yo quiero que presten atención a algo que ha hecho que los seguidores de Yahweh….judíos y cristianos……estén en conflicto una y otra vez.  Es que nosotros tratamos de resolver lo que aparenta ser una contradicción en la Biblia, y termina siendo doctrina y tradición. Y, esa doctrina y tradición nos lleva a caminos que ciegan la verdad de las Escrituras.  

La tradición traduce el verso 39 (todos vamos a buscar este verso en nuestras Biblias) BP Génesis 27:39 “He aquí tu habitación será con lo mejor de la tierra, y con el roció que desciende del cielo. En ocasiones va decir riquezas de la tierra y el roció que desciende del cielo”. En ocasiones va decir “grosura” en vez de “riquezas”. Sin embargo, el verso LITERALMENTE  lee así “He aquí, LEJOS de las riquezas de la tierra y LEJOS del roció del cielo será tu morada”.    

¿Por qué esta diferencia tan obvia? ¿Por qué los hebreos leen por encima de la parte  que dice “lejos”, y lo racionalizan fuera de existencia? ¿Por qué los cristianos gentiles  usan la misma interpretación? No hay una aparente razón que sepamos y ciertamente no hay ninguna conspiración envuelta. La Biblia NASB cambió décadas atrás para reflejar esta traducción literaria de “lejos de”. Alfred Edersheim citó sobre 100 años atrás que este versículo había sido mal traducido cuando mostraba a Esaú yendo a un lugar fértil con abundante lluvia.

Aparenta haber un esfuerzo en atar el v28 con el v39, mostrando que Isaac aparenta estar dando una bendición similar a Jacob, como a Esaú, acerca de donde cada uno de ellos va a vivir. Una bendición que Isaac dió en un intento para inyectar justicia, y para reponer por la injusticia hecha a Esaú por su hermano Jacob. Pero, al mirar el hebreo hace que eso sea improbable, ya que palabras completamente diferente fueron usadas para describir la naturaleza de la bendición de Jacob y la naturaleza de la bendición de Esaú.   

El verso28, en hebreo muestra a Dios, a través de Isaac dándole activamente riquezas de la tierra a Jacob, y en el verso 39 nos muestra en el hebreo que Isaac esta diciéndole a Esaú que él va a  permanecer lejos de las riquezas de la tierra. Y, cuando uno analiza que Edom…..la tierra de Esaú……está localizada al final del sur del Mar Muerto, y se estrecha a una corta distancia en la Península de Arabia, lo cual era en ese tiempo, y siempre será, una tierra árida e inhóspito, es desconcertante porque este versículo ALGUNA VEZ fue traducido incorrectamente mostrando a Esaú siendo bendecido a vivir en un lugar fértil.  Uno comienza a sospechar que en algún momento hace mucho tiempo atrás, había simpatía por Esaú y su mala situación, y ciertamente, los rabinos y escribas de antigüedad se sentían apenados a varios grados por Esaú. Y, cuando nosotros podemos detenernos y pensar acerca de todo este episodio,  ¿acaso no podemos encontrar buenas razones para sentir compasión por Esaú? Después de todo, su dignidad parece haber sido establecida antes de su nacimiento. Y, Jacob que apenas era honesto en todo este asunto; y ciertamente la madre de Esaú ABIERTAMENTE favorecía y estaba del lado de Jacob. Así que, ¿acaso eran las intenciones de Dios MALDECIR a Esaú, o simplemente no BENDECIRLO con todos los derechos de primogénito? Esas son las preguntas que los rabinos y los estudiosos de antigüedad batallaban.

Rashi, un estudioso hebreo muy respetado quien era una gran influencia en el judaísmo moderno, vivió durante el tiempo de las primeras Cruzadas Cristianas, en el siglo 11 Después de Cristo. Él tuvo mucho que decir acerca de Esaú, y en un intento muy obvio de validar los puntos de vista de los estudiosos de antigüedad, Rashi escribió que el vio a Esaú como un “tipo”. El equipara a Esaú, actualmente, en sus días, a Italia y Roma, y a Jacob a Israel y Jerusalén.  Eso hace mucho sentido para esos días y tiempos, ya que “la iglesia” era la iglesia católica romana ubicada en Roma, Italia; y la iglesia católica había sido por siglos el primordial perseguidor de la gente judía. Durante las primeras cruzadas, las cuales Rashi personalmente fue testigo de, miles y miles de judíos fueron forzados a convertirse al cristianismo por las cruzadas cristianas, muchos miles MAS fueron torturados sencillamente por ser judíos, y miles fueron ejecutados cuando los de la cruzadas llegaron a Jerusalén.  Rashi fue tan lejos como hasta explicar que la bendición que vemos en  Gen. 27:39 que habla de la grosura y las riquezas de la tierra, se refiere a los maravillosos suelos volcánicos de Italia y Roma. Aún más, debido a que era muy entendido por los estudiosos de antiguedad que Esaú estaba destinado a llegar a ser un enemigo de Israel, ese Esaú representa a la iglesia católica romana……o como él lo vió en aquellos días…..simplemente “la iglesia”.

De todos modos, esta manera hebrea tradicional de ver a Esaú que muestra simpatía por su mala situación también como aceptación de su destino como un enemigo de Israel, se muestra en un intento de mostrar que las palabras del verso 39 indican que Esaú al menos recibió algún FAVOR de Dios, a través de su padre Isaac…….pero la historia muestra que la realidad es bastante diferente. Recientemente, yo he escuchado algunos oradores, y he leído algunos artículos, intentando racionalizar la obvia mala traducción del verso 39 cuando dicen que “grosuras” es otra manera de decir “aceitoso”…..en otras palabras, diciendo que la riqueza equivale a aceite. La idea aquí es explicar cómo es que la Biblia dice que Esaú, quien va a encontrar un territorio llamado Edom, estaba destinado a vivir en un lugar de grosuras el cual, por definición lo llevaría a prosperidad; cuando vemos que Edom siempre ha sido un desierto erial donde ganarse la vida era muy difícil. Así que, al cambiar la palabra “grosuras” a “aceitoso”, entonces podemos ver cuán ricos los árabes Sheiks son debido a las reservas de petróleo, y esto arregla todo el problema. ¡INCORRECTO! Aún cuando ese argumento de cambiar la palabra grosuras por aceite fuese posible….el cual en el lenguaje hebreo, el lenguaje en el cual esto fué escrito,  no es…..la parte de la Península de Arabia que fue incluida en el territorio de Edom no tiene aceite. La parte sur del Jordon es donde la mayoría de Edom estaba, y Jordon prácticamente no tiene nada de aceite; y al sur de Jordon, donde lo que quedaba de Edom estaba localizado, no está cerca de los campos de aceite de Arabia Saudita. NO….el término “grosura de la tierra” es solo otra expresión hebrea; solo quiere decir “los mejore frutos y productos agrícolas de la tierra”.  

En cualquier caso, cuando uno correctamente traduce la primera parte de la bendición de Esaú…. Esaú y sus descendientes van a ser  apartados lejos de las tierras fértiles….entonces la parte final, y la respuesta de Esaú, hace mucho más sentido; su bendición se asemeja más a una maldición que a una bendición. ¿Si Esaú hubiese sido felizmente bendecido, y hubiese vivido de las riquezas de la tierra, no crees que entonces no se hubiera empeñado en matar a Jacob? Es muy difícil verlo, pero el haber sido maldecido a vivir aparte de las riquezas de la tierra, maldecido a vivir en un sitio desolado donde casi no llueve, nos permite ver porque él tenía tanta envidia, coraje y deseo de matar a su hermano. Esta maldición de ser separado de las riquezas de la tierra, combinado con las bendiciones dadas a Jacob, sirven para poner a Esaú, más tarde llamado Edom, en contra de Jacob, más tarde llamado Israel, para siempre. Y, eso es ciertamente lo que hemos visto tomar lugar en toda la historia.

Aún en el tiempo de Jesús…..algunos 1800 años después de la bendición de Isaac sobre sus hijos gemelos……el odiado rey Herodes fue el mismo un resultado de la maldición sobre Esaú: ya que en el tiempo de Jesús, el nombre de la tierra de Edom se conocía en el idioma griego como Idumea….y Edom era la gente del rey Herodes, herencia y país natal. Como puedes ver, el malvado rey Herodes…. que se vendió a Roma y fue su marioneta……era un descendiente de Esaú.  

La Biblia nos muestra como Esaú se mezcló con los descendientes de OTRO grupo de personas los cuales tenían muy buenas razones…..al menos en sus mentes…..para odiar a Israel eternamente. Y, ese grupo de personas con las que Esaú se mezcló eran los descendientes de Ismael………esa trágica historia en Génesis donde un primogénito FISICO del gran patriarca, Abraham, fue rechazado y negado de los derechos a llevar el manto como heredero de las promesas del pacto. Y, vamos a discutir un poco de la mezcla una vez entremos en los capítulos finales de Génesis.    

Por ahora, solo sepan esto, bajo ningún medio, no todos los árabes del mundo llevan los genes de Esaú. En particular, un gran segmento de la población turca está relacionada con Esaú, al igual que muchos de los sirios, y las personas kurdas de Iraq. Nosotros todos debimos de haber escuchado sobre el imperio Ottoman el cual gobernó el Medio Este por muchos siglos……desde el 1300 hasta después de la primera guerra mundial; los Ottoman eran una tribu dominante en la nación de Turquía……y fueron estos turcos en particular quienes son los descendientes de Esaú. Y, claro que estos turcos son Musulmanes, y nosotros sabemos que la profecía Bíblica  dice que estos turcos van a jugar un papel importante en los eventos de Apocalipsis como enemigos de Israel.  

Algo que nosotros debemos entender es que la mayoría de los musulmanes en el mundo están relacionados a Esaú….aún los que están en Afganistán. Así que, esta enemistad que va a ocurrir entre estos hermanos gemelos, Jacob y Esaú, casi 4,000 años atrás, tiene todo que ver con la condición del mundo hoy en día, y lo que nos ha llevado a nuestra condición actual, y como todo va tomar lugar durante la Gran Tribulación.

Mirando un poco más  la bendición…. o realmente, la maldición que se le fue dada a Esaú, dice “por tu espada vivirás”. En otras palabras, la violencia y el saqueo serán los medios por los cuales Esaú va a obtener riquezas y prosperidad. Y, como yo les he explicado en un número de ocasiones, estas bendiciones proféticas tienen MAS efecto en los descendientes de la persona que se le da que en la persona que originalmente recibió la bendición; y eso es lo que vamos a encontrar cuando seguimos el progreso de la línea de Esaú. Los descendientes de Esaú no llegaron a ser pastores…..ellos llegaron a ser conquistadores y una banda de ladrones que descendían en caravanas que pasaban por sus tierras. La guerra era la manera de vida; la guerra es lo que está hoy en día en el centro de su religión; Islam.   

Aún más, la bendición también dice”…..a tu hermano servirás, pero si te arrepientes su yugo será quitado de tu cerviz….”

Fué el rey David el que fué el primer descendiente de Jacob que gobernó sobre los descendientes de Esaú, como es profetizado en esta bendición de Isaac. Edom tuvo el yugo en su cuello del dominio de Israel desde el 1000 antes de Cristo hasta el 735 antes de Cristo…..un periodo de tiempo mayor de lo que los Estados Unidos han sido una nación. Fué el rey Ahaz de Judá el que perdió el control de la nación de los Edomitas, y desde ese entonces los descendientes de Esaú no han admitido que están bajo el control de un Israelita. Y, esto también ayuda a explicar la determinación del llamado Palestina, hoy en día, a ser libre del control de la renacida nación de Israel….ya que muchos palestinos reconocen que son descendientes de Esaú.

Este capítulo termina con Rebecca insistiendo que Jacob huya, inmediatamente, para escapar de la furia de Esaú. Ella le dice que él debe de ir de regreso hacia el norte,  a Mesopotamia donde está su familia…específicamente, su hermano Lavan. Ella se acerca a Isaac con esta idea y lo convence de que era un movimiento correcto pero no le sugiere que es por temor a que Esaú mate a Jacob sino que ella recurre al odio de las tribus paganas que le rodeaban. Esaú un poco tiempo atrás se había casado con dos mujeres caninitas….hititas para ser específicos….y esto atormentaba a Isaac y a Rivka. Rivka le dice a Isaac que ellos tenían que enviar a Jacob lejos para que el no hiciera lo mismo. Y, el ciertamente estuvo de acuerdo con ella. Recuerda, esto no son unos padres que están enviando a su hijo menor a valerse por sí mismo: Jacob estaba en los  70 años para ese entonces.

 

 

Old Testament Bible Study for a New Testament Und

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms