Exodo Lección 14 Capítulo 16

Éxodo

Lección 14 Capítulo 16

La semana pasada nosotros comenzamos nuestro estudio de Éxodo 16; esta semana nosotros vamos a continuar con ese estudio y vamos hablar sobre la provisión del Mana para sustentar a Israel. Pero a diferencia de la versión de la escuela bíblica hay mucho más de lo que podemos ver a simple vista. Así que, vamos a comenzar leyendo este largo capitulo en su totalidad.   

LEER EXODO CAPITULO 16

Tres millones de Israelitas están hambrientos. Llevan 2 meses desde que salieron de Egipto, y el abastecimiento de comida se está acabando. Ellos van donde Moisés y quieren saber por qué él los ha traído al desierto solo para morir de hambre. Moisés le presenta esta queja a Jehová y el Señor le responde. Dios le dice a los hebreos que ÉL los va alimentar con lluvia de pan del Cielo. Ahora, la palabra hebrea para pan es “lechem”. Pero, lechem también es una palabra general que quiere decir comida. Al igual que el término “comiendo el pan juntos” literalmente quiere decir tomando una hogaza de pan y partiéndola o cortándola, y compartiéndola, la misma en ocasiones sencillamente quería decir comer una cena juntos. El pan, aquí, solo quiere decir comida en general y no literalmente pan.     

Pero, Dios comienza a establecer y a enseñar un principio importante a los Israelitas, por medio de Sus órdenes en lo que respecta al pan, la comida, que ÉL les iba a proveer: ellos debían reunir todo el Maná que necesitaban para satisfacer su apetito, pero solo lo necesario para un día a la vez. Y, cada día ellos debían hacer esto EXCEPTO en el 6to día, donde ellos debían reunir una doble porción…..un abastecimiento para dos días.

Ahora, aquí la historia sobre “el pan del Cielo” toma un pequeño desvio, y luego en unos pocos versos más tarde vuelve hablar de lo mismo. Así que, en vez de brincar, vamos a seguir la Biblia

Algo bastante interesante es dicho en el verso 6: sobre la repetición de las ordenes que Moisés y Aarón dan que tienen que ver con el recogido del Maná, ellos dicen que, “esto es para que sepan que fue el Señor quien los trajo fuera de Egipto….” Realmente, lo que dice es, “…..para que sepas que fue Jehová el que te sacó de Egipto…” como he mencionado en numerosas ocasiones, 9 de 10 veces en la Torá que veas las palabras Adonaí, Señor, o Dios, en el hebreo original es Y-H-V-H; ósea, el nombre FORMAL y PERSONAL del Señor es usado aquí.   

Pero, el asunto que me gustaría señalar no es acerca de SU nombre; es que obviamente los Israelitas tenían dudas de quien era el responsable de que ellos salieran de Egipto.  Nosotros ya hemos visto unos cuantos incidentes donde ellos se encuentran con dificultades e inmediatamente los hebreos culpan a Moisés. En otras palabras, estas personas que (al igual que todas las otras personas de su era) eran supersticiosas y creían en magia y hechicería, no estaban realmente convencidos que era este dios Jehová quien había orquestado las plagas en Egipto, dividido las aguas del Mar Rojo, y así sucesivamente. Aun con la nube que les dirigía de día y el fuego que emitía de la nube de noche, la gente dudaba. Moisés era la presencia visible de un ser humano, y es por eso que Moisés cogía todos los problemas. Por lo tanto, como dice claramente en este verso, parte de la lección del Maná era enseñarle a Israel que era Jehová, y no Moisés, el que rescató a Israel de Egipto. Esto es una lección que Israel no va a entender completamente por unas cuantas décadas.   

La instrucción que Moisés y Aarón reciben de Dios acerca de la comida que Dios iba a proveer, ellos se la dan al pueblo. Y, en el verso 7, Moisés y Aarón le recuerdan a la gente que aun cuando ellos pueden pensar que su queja está dirigida a los líderes humanos, en realidad es a Jehová al que ellos están mostrándole disgusto…..y Jehová los escucha.  

Moisés continúa diciéndole a Israel que Dios conoce sus necesidades y obviamente les  va a proveer. Él les dice que a la puesta del sol (el comienzo del nuevo día) Dios le va dar carne para comer, y luego en la mañana (todavía el mismo día) pan (comida) para satisfacer su hambre.  

En los versos  9,10 Moisés le instruye a Aarón a llamar a la comunidad entera de Israel a venir cerca de la presencia de Dios. Ellos obedecen, y al mirar a la distancia en el desierto que estaba delante de ellos, allí ellos ven la Gloria de Dios en la nube. Esta frase, la Gloria de Dios, es la traducción en español de las palabras hebreas kevod Yehoveh. ¿Es este kevod Yehovehacaso una nueva experiencia divina para Israel….al que debían mirar a la nube y ver la Gloria de Jehová? Claro que no. Era la misma nube, la presencia de Dios, que los había estado dirigiendo, que los había protegido a ellos del ejército del Faraón, y había estado completamente visible para la vista de ellos, todos los días, todo el día, desde que salieron de Egipto.  

Así que, ¿porque Moisés le tuvo que decir a estas personas que pararan y miraran hacia arriba, y se acercaran a la presencia de Dios? Porque, aun cuando la presencia de Dios estaba disponible para nosotros, nosotros debemos escoger “acercarnos” a ÉL. ¿Qué es lo que nosotros escuchamos de los predicadores amonestándonos que debemos hacer? Mantener nuestros ojos en Jesús, quien es NUESTRA Gloria de Dios actual y diaria. Israel o había apartado sus ojos lejos de la nube de la Gloria de Dios o no reconocían completamente que la nube ERA la presencia de Dios; y como resultado ellos se desanimaron y se desorientaron. Lo mismo nos sucede a nosotros. Nosotros nos acostumbramos a la idea de que Yeshua está dentro de nosotros, guiándonos, y ÉL llega a ser un mueble viejo….y Él pasa desapercibido en nuestras vidas. La presencia de Dios nunca ha dejado a Israel; la gente solo dejó de poner su mirada en ella.    

Era la puesta del sol, el verso 13 dice, cuando una gran multitud de codornices repentinamente revolotearon sobre los campos de Israel. Recordándonos un poco de Egipto, cuando Dios uso elementos naturales de Su creación en maneras extraordinarias para aniquilar al Faraón y a su pueblo, Jehová usó las codornices en una manera sobrenatural para bendecir a Su pueblo. La emigración de las codornices a través del Sinaí y la Península de Arabia en aquel tiempo del año era normal. El que ellas bajaran en picada para un descanso, en masa, estando exhaustas por su largo viaje, no era un suceso poco común. El que ellas lo hicieran al comando de Dios, en tal amplia cantidad, en el lugar exacto necesario, fue el aspecto sobrenatural de este milagro.     

Uno solo puede imaginarse el asombro e impresión de los hebreos: ¡qué gran día ellos habían experimentado! Llamado por Moisés a venir cerca del kevod Jehová, ellos una vez más habían experimentado la maravillosa presencia de Dios en sus vidas y fueron confortados. Aun así, antes de que oscureciera, Dios también les trajo carne de los cielos, y ellos se fueron a la cama con sus barriguitas llenas. Entonces, al levantarse en la mañana, de haber tenido un buen descanso que solo viene de haber sido completamente satisfecho, la salida del sol revelo un milagro aun mayor.  

Ya que sobre las arenas del desierto había algo que parecía como un roció delicado; estaba por todos lados. El verso 13 dice que los hebreos lo miraban y se preguntaban los unos a los otros “¿Qué es eso?” en hebreo, “¿qué es eso?” es Man hu…..del cual hemos derivado la palabra Maná. Moisés les dice a ellos, es el pan (lechem), queriendo decir comida, del Cielo que Dios había prometido enviarles a ellos, para sostenerlos.    

Esto también explica que la venida del Maná cada día estaba asociado con el rocío. Tomado junto con una descripción en Números 11:9 que dice “cuando el roció caía en el campamento por la noche, con el caía el Maná…” nosotros tenemos un retrato mas completo. Iba a ver una caída de rocío, luego el Maná  ondearía sobre el rocío, y luego otra capa de rocío caería sobre el Maná. Aparentemente esto mantenía el Maná limpio y fresco.   

Ahora, Moisés emite una interesante instrucción concerniente al Maná: cada hombre debe reunir lo que piense que sea necesario para satisfacerse él mismo. Aun así, a la misma vez, se les instruye a ellos que reunieran un “omer” el cual es como  ½ galón, para cada persona. Permitanme hacer un apunte para aquellos de ustedes que han escuchado el término “omer” usado en una manera diferente asociado con las Fiestas Bíblicas de la Pascua y los Panes sin Levadura. Un omer, está  correctamente asociado con una gavilla. Así que en el ritual de traer el primer omer, simplemente quiere decir traer la primera gavilla de maslo de grano como medida de cantidad. Ciertamente es igual a la cantidad de grano que es contenida dentro de la típica gavilla de maslo de grano.

Y, cuando los hebreos salieron y reunieron el Man hu una cosa  muy extraña sucedió: ya fuese que reunieran MÁS que un omer, o MENOS que un omer en sus canastas, cuando lo pusieron en una jarra tamaño omer, todo el mundo tenia exactamente la misma cantidad. El significado de esto ha sido la causa de muchos comentarios interesantes. Pero, lo importante de esto es lo que los Israelitas aprendieron de este misterio: no había necesidad de ser los primeros en reunir, ni había que preocuparse si iba a ver suficiente provisión disponible de parte de Dios para cada uno de ellos. En la economía de Dios, su abundancia es infinita, y su igualdad no tiene que ver con darle a todo el mundo exactamente lo mismo, sino que es acerca de darle a cada persona lo que necesita.  

El verso 19 trae consigo otro recordatorio de Egipto: la Pascua para ser específico. Los hebreos deben reunir cada día SOLO el Man hu necesario para ese día, y ellos deben disponer de lo restante, dejando nada al amanecer. ¿Recuerdas la misma instrucción para el Carnero de la Pascua? Ellos debían comer hasta saciarse pero debían disponer del restante antes de la mañana. .

Pero, muchos de los Israelitas ignoraron esa parte de la enseñanza y para disgusto de ellos encontraron la mayor parte del Maná podrido e incomible. Nosotros tendemos a mirar a las instrucciones y mandamientos de Dios y seguimos solo las partes que nos hacen sentido, y las que no nos hacen sentido las ignoramos. No estoy sugiriendo un legalismo mecánico de ninguna manera siendo una mejor avenida a seguir; pero aquí nosotros vemos la posición de Dios sobre la obediencia, y como las bendiciones pueden ser arruinadas con la rebeldía del hombre; o peor aún, por nuestra determinación personal de CUALES mandamientos y ordenanzas de Dios son más importantes y cuáles no.   

En el verso 22, ellos habían sido instruidos que en el 6to día ellos debían reunir el doble de la cantidad normal de Maná, y en el verso 23 la razón para esto es dada: el 7mo día es el Sabbath de Santidad a Jehová, y por lo tanto NADA debe ser recogido en el Sabbath. A ellos se le dio permiso de preparar el Man hu como ellos quisieran…horneado, hervido, como fuera…pero debía ser hecho antes del final del día 6to. Y, de hecho, Dios no iba a ser que lloviera Maná en el 7mo día.  

Nosotros tenemos aquí el primer re-establecimiento del Sabbath para las personas hebreas. En otras palabras, mientras que, el guardar el Sábado era parte de la ley formal dada por Jehová a Moisés en el Monte Sinaí, el Sábado ya había sido establecido….primero en la Creación, y aquí en lo que concierne a recoger el Maná.  

Ahora, después de la experiencia de recoger Maná adicional, y encontrarlo lleno de gusanos la próxima mañana, uno solo puede imaginarse lo que estaba pasando por la mente de esas personas al recibir estas instrucciones. Pero, la mayoría hizo como le dijeron, y al entrar al Sabbath, lo que habían preparado la noche anterior todavía estaba fresco y podían comer.  

Y, aun así, después de todo lo sucedido, algunas personas TODAVIA se levantaron la mañana del Sábado, tomaron sus canastas, y salieron afuera esperando poder recoger Maná, como lo hacían todos los días. Naturalmente no encontraron nada. Este comportamiento enfureció a Moisés, y él dijo ok: están todos bajo arresto domiciliario el Sábado. Quédense donde están, no salgan fuera de su caseta en el Sábado. ¡QUEDENSEN EN SUS CASAS!

Nosotros pudiéramos probablemente pasar una sesión completa discutiendo solo lo que es pertinente al significado y los mandamientos que Dios ha ordenado con relación al Sábado;  el poner nuestras tareas a un lado y no reunir nuestro sustento en el Sábado, y aun también el Moisés ordenarles a los israelitas que permanecieran en las casas. Y, si nosotros fuésemos a estudiar la manera en que los judíos tradicionales observan el Shabbat, nosotros encontraríamos todo el esfuerzo de mantener el intento de los mandamientos de Dios  concerniente al Sábado. Pero, nosotros no vamos a parar aquí para hacer eso. Un poco más tarde en Éxodo, o tal vez en Levítico, nosotros vamos a profundizar en el Sábado. Yo les digo desde mi corazón, yo no estoy seguro de lo que debo presentarle a ustedes acerca del Sábado, porque es complejo, y está lleno de reverencia a nuestro Santo Dios que ha estado casi completamente oscurecido por una tradición basada en la iglesia anti-judía. Permitanme decir por ahora algo breve para que puedan meditar; porque aun cuando el Sábado es importante para Dios, también es un asunto polémico para la iglesia.    

Ya sea que tu creas que algunas o ninguna de las 613 leyes del pacto Mosaico le concierne a los cristianos, el hecho es que guardar el Sábado santo es uno de los 10 mandamientos que forman el pilar de la iglesia. Yo no creo que nadie aquí pudiera estar en desacuerdo con este punto.  

Aunque, yo creo que nosotros no tomamos el asunto de guardar el Sábado lo suficientemente serio. En ningún sitio en la Biblia Dios ha anulado el mandamiento del Sábado. En ningún lugar en la Biblia dice que para nuestra generación moderna, o desde Cristo, esta OK trabajar 7 días a la semana e ignorar el Sabbath. Muchos líderes de las Iglesias han tomado las palabras de Pablo en Col.2 como que la institución del Sábado puede ser hecha en cualquier cosa que el hombre quiera….el cual no hace sentido alguno entenderlo de esa manera (esto es lo que sucede cuando los pasajes de la Biblia son tomados fuera de contexto para así poder validar una agenda o doctrina pre-determinada). Recuerda esto: en el Sermón del Monte, otro pilar de las Iglesias, Jesus dice en Mateo 5:17 que de NINGUNA MANERA ÉL ha venido abolir la Torá….o como muchas Biblias dicen, la Ley y los Profetas. Aun mas, que ni el detalle mas pequeño, ni una tilde o título, pasará de la Torá hasta que los cielos y la tierra hayan pasado; el Sabbath es más bien un elemento significativo de la Torá, ¿verdad que si?    

Y, también recuerda, que simplemente está  documentado el hecho histórico que las primeras Iglesias continuaron siguiendo la regla Bíblica del Sabbath (Sábado) justo hasta que el Emperador Constantino ordenó que abolieran el Sábado, y lo remplazaran con algo llamado “El día del Señor”, el cual iba a llegar a ser el nuevo día en el cual la iglesia gentil iba a reunirse para adorar juntos. Este nuevo día de adoración, El día del Señor, fue designado a ser el 1er día de la semana, Domingo (Sunday), el cual era el día tradicional de adoración nacional para la religión pagana primaria del Imperio Romano….los Mishrain Adoradores del Sol (Sun)…..es por eso que le llaman en inglés Sun-day (en español domingo, adoradores del sol, sun en inglés). Este día fue escogido como un compromiso político entre los Adoradores del Sol (Sun) y los cristianos.  

Permitanme citar directamente para ustedes unos cuantos edictos que fueron entregados a principios del  300’s Después de Cristo cuando todo esto sucedió. Y, de hecho, los documentos oficiales de antigüedad que les estoy citando, los pueden encontrar en las bibliotecas locales o en el Internet. Primero, la primera “Ley de domingo (Sunday)”, ordenada y promulgada por Constantino, durante su segunda reunión con el concilio de Arzobispos de la Iglesia de Nicea en el 321 Después de Cristo:   
“en el día venerable del Sol (el día sagrado del dios-sol, domingo (Sunday), permitan a los magistrados y personas viviendo en las ciudades descansar, y permitan que todas las tiendas de trabajo sean cerradas. En el campo, las personas que estén comprometidas con la agricultura pueden libremente y legítimamente continuar su ocupación; porque a menudo sucede que otro día no es apropiado para siembra de granos o siembra de vid; no sea que al descuidar el momento propicio para dichas operaciones perdamos la abundancia del cielo….dado el 7mo día de marzo, 321, Crispus y Constantino siendo cónsul el uno al otro por segunda vez”   

Lo que sucedió en varios de estos concilios de Nicea era que la iglesia Cristiana Gentil fue establecida, y la Iglesia Cristiana Judía fue abolida. Algunos 16 años después que la primera Ley del domingo fue promulgada, el siguiente edicto fue entregado por uno de estos concilios de Iglesias Romanas, llamados el Concilio de Laodicea: “Los Cristianos no se deben Judaizar y no hacer nada en Sabato (el Sabbath), sino que deben trabajar en ese día; pero en el Día del Señor (domingo), ellos deben especialmente honrar y como Cristianos, deben, si es posible, no trabajar ese día. Si ellos son encontrados que se están judaizando ellos deberán ser excomulgados”.    

Entiende que, este concepto de “judaizar” simplemente se refiere a cristianos haciendo cualquier cosa que los Judíos hacían. Por ejemplo, si los judíos honraban las Fiestas Bíblicas, los Cristianos NO debían hacerlo. SI los judíos se bautizaban por sumersión, los Cristianos NO debían de hacerlo. SI los judíos prendían las velas y comían pan Challah el Sábado, los Cristianos NO debían de hacerlo. Y, como los judíos honraban el sábado, los Cristianos NO debían de hacerlo. El principio que comenzó en el 4to siglo, y ahora firmemente se ha atrincherado en nuestras Iglesias modernas fue este: si los judíos lo hacen, los cristianos no lo deben de hacer. Los Cristianos que hacían cualquier cosa que los Judíos hacían relacionado a honrar a Dios, eran considerados como Judaizándose, y esto resultaba en siendo excomulgados de la Iglesia.

Ahora, yo sé que esto no es un tema fácil; pero (tomándome el riesgo de ofenderlos) yo debo decir que la razón por la cual no es fácil es porque nosotros amamos nuestras tradiciones y preferimos nuestras doctrinas en vez de lo que las Escrituras nos dice. Es por eso que corremos en círculos y alegorizamos la Biblia para que signifique lo que el hombre ha decidido que ellos quieren que signifique. Hay suficientes pasajes en la Biblia que son difíciles y su significado no es directo. Pero, los pasajes en relación al sábado no son así: son sencillos e inequívocos.

Ahora, Permitanme darle mi punto de vista de la Iglesia católica en lo que se refiere al domingo, sobre la adoración en el Sábado; y de hecho, los católicos reclaman a Constantino como uno de ellos. Lo que yo estoy a punto de leerles viene de la publicación oficial de la Prensa Católica….el periódico oficial de los Católicos…y fue escrito hace 100 años atrás:  
“el domingo es una institución Católica, y su reclamo a observarlo puede ser defendido solo con los principios Católicos….desde el comienzo hasta finales de las Escrituras no hay un solo pasaje que justifique la transferencia de la adoración semanal publica del ultimo día de la semana (Sábado) al primero (domingo)”.

¿Entienden ustedes lo que yo acabo de citar? La Iglesia Católica quien AFIRMA el establecimiento del domingo como el día de adoración comunal para los Cristianos dice rotundamente que en NINGUN SITIO en la Escritura (AT NT) hay un pasaje que permita que el 1er día de la semana de adorar y descansar sea sustituido por el día 7mo de adoración y descanso ordenado por Dios. La declaración es objetivamente cierta en todos los sentidos. Pero, ¿Por qué esa declaración fue hecha y comunicada al mundo? ¿Por qué la iglesia Católica dice tal cosa, porque suena como si se estuviera condenando así mismo por la adoración del domingo al abiertamente admitir la verdad que bíblicamente no hay nada que indique que cualquier día además del 7mo, sábado, es Sabbath? Puedes ver, que esto fue parte de un argumento en desarrollo en contra de los Protestantes, quienes, desde luego, niegan la doctrina de la Iglesia Católica que el Papa tiene una autoridad especial, dada a él directamente por parte de Dios, para cambiar o añadir de las Escrituras. Así que, en otro artículo continuando el debate, nuevamente de la Prensa oficial Católica, nosotros obtenemos esto:   “el Protestantismo, al desechar la autoridad de la Iglesia Católica Romana, no tiene ninguna razón para su teoría del domingo, y debe lógicamente de guardar el Sábado como el Sabbath”.

En otras palabras, la Iglesia Católica abiertamente admite que NO hay autoridad bíblica para abolir o mover el Sabbath a domingo. Pero, como en su punto de vista el Papa tiene la autoridad de Dios para cambiar cualquier cosa que el crea que Dios le ha dirigido a cambiar, entonces el acto de los Católicos Romanos (Constantino y el obispo) de abolir el Sabbath, y en vez observar el domingo como un nuevo y diferente día de reunión llamado el Día del Señor, esta OK. Los católicos ven a Constantino como el Papa. En cambio, como los protestantes se apartaron de la Iglesia Católica varios siglos atrás, y como los protestantes niegan la autoridad del Papa y la Iglesia Católica como autorizada por Dios para alterar los mandamientos bíblicos, por ende, ¿con que base pueden los protestantes decir que ellos pueden cambiar el Sabbath de sábado a domingo? Y, la contestación implícita es: no puede haber ninguna. 

Y, en otro artículo de la Prensa Católica:
“Es bueno recordarle a los Presbiterianos, Bautistas, Metodistas, y todos los otros cristianos que la Biblia no los apoya en ningún lugar a observar el domingo. El domingo es una institución de la Iglesia Católica Romana, y aquellos que observan ese día observan un mandamiento de la Iglesia Católica Romana”.  

¿Acaso esto les golpea donde les debería? ¿Entiendes que la Iglesia Católica completamente reconoce que el observar el domingo NO es un mandamiento Bíblico; es un mandamiento del gobierno de la Iglesia Católica Romana? ¿Les molesta un poco esto a ustedes? Yo espero que sí. Créeme, yo entiendo cuan incómodo es hacer escrutinio de las tradiciones y doctrinas que han sido soporte de nuestras vidas en la iglesia. Pero, molestia no es razón suficiente para esquivar este asunto, o peor aún, ignorar la verdad Bíblica.   

Así que, Permitanme resumir esto un poquito de manera diferente. ¿Qué tal si Torah Class determina simplemente y vota que  cualquier día debe ser el Sabbath? ¿Qué tal si Torah Class determina por mayoría que el martes, el 3er día de la semana, va ser el Sabbath? ¿Cuán cómodos ustedes estarían con esto? Para la mayoría, no estarían tan cómodos, porque (con optimismo) nos preguntaríamos nosotros mismos, ¿con qué autoridad Bíblica nosotros podemos hacer tal cosa? Pero si nosotros tomamos lo que Pablo dijo del Sabbath como nos enseñaron (que es que el hombre puede hacer el Sabbath cualquier día que ellos quieran), entonces, ¿porque nosotros no podemos moverlo a cualquier día y hacerlo cuando queramos? De hecho, ¿por qué no hacemos el Sabbath un día diferente cada semana? ¿O cambiarlo de año en año para ser justos con todo el mundo? ¿O tener 4 Sabbaths uno detrás del otro al final del mes para poder tener más tiempo libre? ¿O tal vez ningún Sabbath? Puedo ver las expresiones en algunos de ustedes; ese es el problema con tratar de defender la posición tradicional de la Iglesia gentil que nosotros podemos cambiar el Sabbath y observarlo de cualquier manera que queramos. Si ustedes deciden que ese es el caso entonces podríamos hacer cualquier cosa que nos convenga. Y, nosotros todos por naturaleza sabemos que ese no puede ser el caso….y eso ciertamente, NO es lo que Pablo dijo o quiso decir.   

Ahora, yo no estoy proponiendo mover todos los servicios para el sábado (aunque yo creo que sería bien saludable para la Iglesia). Cada día es un buen día para adorar a Dios. Pero…..cada día no es Shabbat; cada día NO es el 7mo; cada día NO es el día que Dios ordeno en Génesis como Sabbath, y es reforzado aquí en Éxodo, nuevamente, en el Monte Sinaí, y a través de toda la Biblia…..incluyendo, el Nuevo Testamento. Vamos todos a recordar que Yeshua Mismo, Jesucristo, observó el 7mo día Sabbath. Pero como individuos, o como familias, nosotros podemos ciertamente honrar el Sabbath de Dios, el 7mo día, Y participar en el Día del Señor (una tradición gentil sin base Bíblica) si nosotros lo decidimos. Nosotros podemos honrar el día ordenado por Dios como Sabbath, al tomar las intenciones de Dios de descansar y estar con nuestras familias y adorarle a ÉL en el 7mo día, y nosotros podemos asistir a la Iglesia y/o a la Escuela Dominical en el Día del Señor si nosotros así lo deseamos. Así que yo no estoy aquí para condenar a ninguna denominación o para decirles que no vayan a la iglesia el domingo; pero yo si estoy diciendo que el Shabbat es un asunto lo suficientemente importante que nosotros no podemos hacer lo que nosotros deseemos hacer solo porque siempre lo hemos hecho.  

De todos modos, en el verso 32, Dios ha ordenado que un frasco de Man hu sea puesto a un lado como prueba visible, para todas las generaciones futuras, del milagro de la provisión de Dios durante el tiempo de Israel en el desierto. Así que, ¿dónde está este frasco de Maná hoy en día? Bueno, cuando encuentren el Arca del Pacto, ellos van a encontrar el frasco de Maná, porque el Arca contiene las tabletas de piedra de los 10 mandamientos, la vara florecida, Y el frasco de Maná. Este es el significado del verso 34  acerca de poner el Maná delante del Testimonio (otro nombre para la Ley o la Torá)….y puedes estar seguro que cuando lo encuentren , el Maná va estar perfectamente preservado.  

Al acercarnos al final del capítulo 16, permítanme señalar algo de una naturaleza general que los estudiantes de la Torá necesitan saber: Moisés personalmente NO escribió todos los 5 libros de la Torá, el cual en ocasiones son llamados los Cinco Libros de Moisés. Cuando alguien me pregunta, ‘quien escribió la Torá’ comúnmente yo les digo “Moisés”, pero solo como una respuesta general. Los Rabinos siempre han reconocido que otros documentaron partes de la Torá, porque partes del mismo fueron escritos en retrospección después que Moisés estaba muerto. Nosotros obtenemos un ejemplo aquí, porque las palabras del verso 35 dice que ellos comieron Maná los 40 años que estuvieron en el Desierto, y hasta que ellos vinieron a establecerse en la tierra de Canaán.  

Así que, para aquellos de ustedes que pueden decir, espérate un minuto, ¿cómo puede ser que estos versos estén hablando de las tabletas de piedra y del arca que todavía no han sido creadas, porque ellos todavía no han llegado al Monte Sinaí? Recuerda, la Torá No está en orden cronológico. Permitanme decírselo de otra manera: Moisés no escribió un diario. La Torá no fue escrita como un registro diario. Moisés no escribió unas pocas oraciones acerca de lo que sucedió ese día, y luego al próximo día escribió unas pocas oraciones más y así sucesivamente, hasta que la Torá fue completada. No. La mayoría de los eventos e instrucciones que nosotros vemos en la Torá fueron escritos por Moisés, y otros, después del hecho…como historia….para que fuese coherente y pudiera ser entendido para futuras generaciones.    

El capítulo 16 concluye dándonos un pedazo interesante de información que Israel comió Mana por 40 años. Dios les proveyó  a ellos con esa comida Celestial por todo ese tiempo que estuvieron en el desierto, pero en el momento en que entraron  la Tierra Prometida, paro de venir de la misma manera tan rápida como comenzó.  

La semana que viene comenzaremos con el capítulo 17.