1

Exodo Lección 29 Capítulos 30 y 31

Éxodo

Lección 29 Capítulos 30 y 31

Hoy nosotros vamos a continuar estudiando varios aspectos del Tabernáculo; su mobiliario, y el sacerdocio que el Señor estaba estableciendo. Todas estas cosas son diseñadas para lograr una manera para que ÉL habite entre Su pueblo, Israel. Vamos a leer Éxodo capítulo 30 todos juntos.

LEER CAPÍTULO 30

El capítulo 30 comienza con Dios dándole las instrucciones para la 2nda pieza más sagrada en el Santuario. Este artículo carga consigo un número de nombres, pero el Altar del Incienso y el Altar Dorado son los dos más comunes.

Quemar el incienso en conjunto con adoración era una práctica común en las culturas del Medio Este de esos días. De hecho, sacrificios, quemar incienso, y oración eran central para la mayoría de las prácticas religiosas conocidas en aquella era. ¿Estaban los Israelitas solo adoptando estas actividades culturales comunes con las que ya ellos estaban familiarizados? Hasta cierto grado, si….pero era al decreto de Dios que ellos lo iban hacer. Jehová trata con el hombre en formas que nosotros podemos entender, y asi Él trata con nosotros en NUESTRO nivel. Sería imposible para Dios tratar con nosotros en SU nivel, porque nosotros somos solo hombres. Es para NUESTRO beneficio que Dios nos da instrucciones y directrices para vivir y para la adoración. Dios usa métodos que eran familiares y normales en las culturas del Medio Este de antiguedad; pero, las formas y las razones para estas varias actividades de adoración, y lo que significaban, tenían que ser BIEN diferentes de otras religiones.    

La diferencia predominante entre lo que eran ceremonias religiosas paganas habituales para aquellos días, y lo que Jehová estaba instruyendo para Israel, era esto: los rituales paganos giraban alrededor de tranquilizar y consentir las supuestas necesidades de un dios en particular. Los rituales de los hebreos tenían que ver con seguir las instrucciones que Dios había establecido para el beneficio del hombre. Nosotros nunca debemos pensar que cualquier cosa que hagamos de una naturaleza de adoración aun si aparentemente está ordenada en la Biblia para nosotros, es para beneficio de Dios. Él no tiene necesidades, ni requiere apaciguamiento alguno.

El contexto de las prácticas de adoración y ceremonias que están siendo creadas aquí en Éxodo, es Dios inundándonos con Su misericordia y amor sobre Su pueblo; y de establecer un sistema de justicia en el cual el hombre pueda ser redimido, para que la reconciliación entre Dios y el hombre pueda ocurrir. Es acerca del Señor ensenándole a SU pueblo quien es ÉL, y el valor que Él pone en ellos. De ambos dándole a las personas una manera de tener comunión con Dios en ese momento, y de preparar a la humanidad para una revelación futura que traería reconciliación permanente entre Dios y el hombre.

El Altar del Incienso fue diseñado de una manera en la cual nosotros ahora estamos familiarizados: un marco de madera de acacia fue construido y luego cubierto en oro. El mismo era cerca de 18” cuadrados, y 3 pies de alto. Muy similar al Altar del Holocausto que descansaba en el Atrio Exterior….el altar en el cual los sacrificios eran quemados….el Altar de Incienso tenía 4 cuernos, uno en cada esquina. Un borde era construido alrededor del tope, y aros de oro eran puestos debajo del borde para que los postes de madera pudieran ser insertados y el Altar del Incienso se moviera cuando fuera necesario.

Esta pieza debía ser puesta al frente del velo, el parokhet, el cual separaba el Lugar Santísimo del Lugar Santo. Por lo que tomó su lugar entre 2 otros mobiliarios que ocupaban ese salón del Santuario llamado el Lugar Santo, del cual nosotros ya hemos examinado la Menora (el Candelabro), y la Mesa del Pan de la Presencia. La misma estaba puesta en el lado oeste del Lugar Santo, al igual que el Arca del Pacto estaba puesto en el lado oeste del Lugar Santísimo. Esto era una indicación de su importancia.

Una vez al año, el Altar de Incienso debía tener sangre de sacrificio puesta en sus cuernos para purificarlo. Ahora, CUANDO exactamente esta purificación del Altar de Incienso debía ocurrir, no es seguro. Uno puede pensar que sería en Yom Kippur, ese día una vez al año donde el Sumo Sacerdote entraba al Lugar Santísimo y roseaba la sangre en el Asiento de Su Misericordia. Yo sospecho que ES ahí cuando sucedió, porque en Yom Kippur escritos de antiguedad indican que el Sumo Sacerdote llevaba a cabo diferentes rituales con respecto al Altar de Incienso.

Un incienso especialmente elaborado debía ser quemado, continuamente, en el Altar de Incienso. El humo del incienso, el cual subía, simbolizaba las oraciones del pueblo de Dios. Aparentemente era el trabajo del Sumo Sacerdote añadirle incienso y carbón caliente al Altar, para mantenerlo quemando aun cuando estaba en el Lugar Santo (donde los sacerdotes regulares eran permitidos) el sacerdote regular probablemente se ocupaba de ese Altar la mayoría del tiempo. Jehová fue bastante especifico acerca de CUÁNDO el incienso debía ser añadido; era en el momento en que la mecha de las lámparas de la Menora eran cortadas y se le añadía el aceite. Esto sucedía dos veces al día, en la mañana y en la tarde.

Ahora, una advertencia fue dada: ninguna otra clase de incienso aparte del que Dios formula debía ser usado, y el Altar del Incienso no debe ser usado para las varias clases de sacrificios de animales que han sido ordenados. La palabra usada aquí en el verso 9 para describir cualquier forma alterna de incienso es, en hebreo, ketoret zarah. La mayoría de las Biblias lo traducen como “extraño” o “impuro”…..todas traducciones son aceptables. Aquí hay un tipo de significado doble intencionado: 1ro, es que eso que Dios declara santo es santo….nada más. La realidad es que los ingredientes usados en ese incienso especial no tenían ninguna cualidad mágica cuando los mismos eran mezclados en proporciones propias y luego quemados. Más bien, Dios simplemente lo declara santo, y por lo tanto, todo lo demás no lo era. Esto demuestra un principio de Dios que nosotros necesitamos siempre tener en mente. Las religiones paganas creían que cierta tierra, ciertas comidas, ciertas fórmulas de incienso o pócimas, ciertos animales, y otras cosas eran, de ellas mismas, eran por naturaleza santa y mágica. Dios dice que nada lo es, de sí mismo, santo. Es su decisión, por decreto, simplemente declarar lo que es Santo y lo que no lo es. No necesariamente va llenar ningún razonamiento humano. Por ejemplo, el Mt. Sinaí era solo tierra y piedra como el resto del planeta tierra. Pero, cuando Dios estaba presente y activo allí, ÉL declara que era santo porque Su santidad es tan trascendente que literalmente infecta cualquier cosa que está cerca de Su santidad; y el tope del Mt. Sinaí era virtualmente intocable con excepción de Moisés por esa misma razón. Cuando Jehová ya no estaba presente y activo allí, el Mt. Sinaí no era más sagrado que cualquier otra montaña en el mundo. En ningún sitio se nos dice que debemos reverenciar al Mt. Sinaí, que permanezcamos lejos de la cima, de tratarlo como un lugar permanentemente santo, o de hacer un peregrinaje allí. Ciertamente, debe de ser maravilloso el estar parado en el mismo lugar donde Moisés recibió los 10 Mandamientos. Pero eso no hace ese lugar santo. Por otro lado, Dios ha dicho que ÉL ha separado, para siempre, un pedazo de tierra específico para ÉL Mismo y para Su pueblo….Israel. La tierra y las piedras y el follaje encontrado allí no son único. Yo no sé porque Dios escogió ese pedazo de geografía en particular en toda la tierra para separarla para ÉL Mismo como una herencia para Israel….pero ÉL lo hizo. Al igual que con el incienso especial ÉL instruyó que fuese hecho para el Altar del Incienso, no es para nosotros hacer escrutinio y aplicar métodos científicos o filosofías de hombres para determinar porque ESTO y porque ESO es santo y otras cosas no lo son. Tristemente, se ha llegado al punto, hoy en día, que si lo que la Palabra de Dios dice no llena la aprobación del intelecto del hombre, nosotros decimos que la Palabra debe estar equivocada. La declaración de Dios de lo que es y lo que no es no tiene NADA que ver con el punto de vista del hombre de razonamiento y lógica.

La 2nda parte de este significado doble de la frase ketoret zarah es que como ERA común que otras culturas quemaran incienso para sus dioses, y usaran incienso como un antiguo desodorante, no solo esos otros inciensos no podían ser usados pero también este incienso santo y especial no debía de venir de AFUERA de la nación de Israel. Ellos no podían externalizar el hacerlo. Una palabra moderna muy buena que capta la esencia de ketoret zarah es “incienso de un extranjero”. Dios está poniendo otra capa en la pared que estaba supuesta a separar a Israel de todo el resto.

Para que el Sumo Sacerdote pudiera quemar el incienso él tenía que seguir un procedimiento. Primero, él tenía que llevar a cabo el sacrificio en el Altar del Holocausto en la mañana y luego en la tarde. Luego, él tenía que ritualmente lavarse en la Pila de Bronce (manos y piernas), un envase grande para aguantar el agua (vamos a regresar a esto ya mismo). Finalmente, él tenía que entrar al Lugar Santo, antes que él pudiera acercarse al Altar del Incienso.

Cuando el Sumo Sacerdote añadía carbón encima del Altar del Incienso, los mismos tenían que ser carbones del Altar del Holocausto, donde los sacrificios eran hechos. Más tarde, vamos a escuchar este término de “fuego extraño”; ningún: fuego extraño” debía ser puesto en el Altar del Incienso. La palabra usada para fuego extraño era la que nosotros acabamos de aprender: zarah. Por lo que, el fuego extraño literalmente quiere decir fuego “de afuera”. El fuego extraño era, esencialmente, carbones tomados de cualquier lugar que no fuera el Altar del Holocausto. Al nosotros continuar, particularmente en Levítico, nosotros vamos a estudiar y profundizar en los requisitos y prohibiciones en los rituales del Tabernáculo. Pero, por ahora, permítanme mostrarle un retrato del simbolismo que se está pintando, aquí, en lo que respecta al Altar del Incienso.

Lo que todos los rituales que rodean al Altar del Incienso están demostrando que cuando nosotros venimos a Dios en oración, es en Sus términos. Nosotros no podemos hacerlo de la manera que queramos. Él ha establecido un modelo, un procedimiento, para nosotros poder venir a ÉL en oración.

Torá quiere decir enseñanzas, o instrucción. Todo lo que los sacerdotes hacían era enseñar a las personas algunos de los aspectos acerca del Reino de Dios. En el caso del incienso quemado en el Altar del Incienso, Dios estaba enseñando que, primero, para venir a ÉL en oración, nosotros debemos estar limpios por medio de la sangre en el Altar de Sacrificio al igual que el Sumo Sacerdote lo tenía que hacer. La Cruz es el verdadero altar de sacrificio que el Altar de Holocausto simboliza; y Yeshua es el animal de sacrificio que nos hace puro. Nosotros debemos identificarnos con lo que Jesús hizo por nosotros, para asi poder ser limpios como el primer paso para poder estar en comunión con Dios.

Segundo, nosotros debemos ser lavados puros por medio del agua, al igual que el Sumo Sacerdote lo hizo en su ritual de lavado en la Pila de Bronce. Cristo dice que ÉL es nuestra Agua Viva. A nosotros se nos dice que debemos ser lavados puro por Él antes de que podamos acercarnos a Jehová. Pero, también hay otro aspecto; el ritual de lavado también es simbólico a confesar y arrepentirnos de nuestros pecados. Al igual que el sacerdote lavaba el sucio y la tierra de sus pies y manos, nosotros debemos dejar atrás nuestros pecados si vamos acercarnos al Dios Mas Alto.


Luego, nosotros debemos entrar al Lugar Santo. En los días de Moisés, el Lugar Santo era una tienda. Más tarde sería un edificio de madera y piedra al que llamamos Templo, pero, hoy en día, el Lugar Santo está dentro de NOSOTROS…..es dónde el Espíritu de Dios reside. Nosotros no tenemos que estar en ningún lugar ni ir a un edificio especial en particular para encontrarnos con Dios. De hecho, como creyentes no hay lugar que nosotros podamos ir que NO estemos en su presencia. Los sacerdotes en los días de Moisés tenían que entrar en el Santuario para estar en un Lugar Santo. Hoy, el santuario LITERALMENTE es NOSOTROS…los discípulos de Yeshua.

Ahora, una cosa más acerca del Altar del Incienso y continuamos. Yo les dije que simbolizaba oración. Algunos de ustedes probablemente están diciendo ‘dónde en ese pasaje dice tal cosa’. Bueno, verdaderamente, no lo dice directamente. Aunque, me gustaría enseñarles algo que yo espero les ayude a ver coherencia y unidad en la Biblia, más evidencia que el Tabernáculo del Desierto es un modelo físico terrenal del tabernáculo espiritual celestial de Dios, y prueba que el humo del incienso ciertamente representa la oración que ha sido hecha aceptable para Dios.

Busca Apocalipsis 8.

En Éxodo, nosotros vemos a Dios creando su nación separada……. O como lo he llamado en otras ocasiones, el Evangelio acto 1; y en Apocalipsis nosotros vemos la redención final de Su nación separada y los capítulos finales de la historia humana como nosotros la conocemos; el Evangelio acto 3, el acto final.

Vamos a leer Apocalipsis 8:1-4

Cuando el Cordero abrió el séptimo sello, hubo silencio en el cielo como por media hora. Y vi a los siete ángeles que están de pie delante de Dios, y se les dieron siete trompetas. Otro ángel vino y se paró ante el altar con un incensario de oro, y se le dio mucho incienso para que lo añadiera a las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro que estaba delante del trono. Y de la mano del ángel subió ante Dios el humo del incienso con las oraciones de los santos.

Yo no creo que nosotros tengamos que estar preocupados que nosotros podamos estar consintiendo la alegoría o la ilustración cuando nosotros hablemos del simbolismo del Altar de Incienso como las oraciones del pueblo de Dios que al añadir la calidad del incienso…. Una calidad de santidad….ha sido aceptable delante de Dios. Y, nosotros también podemos saber que en los cielos allí existe un altar del incienso espiritual.

El verso 11 ahora toma un giro repentino, y nosotros vemos a Jehová instruyéndole a Moisés que tome un censo. Nuevos estudios han determinado (por un sinnúmero de buenas razones) que este censo es completamente aparte del censo de Números capitulo 1. Las monedas reunidas de este censo serian usadas para formar la cuenca de los postes del santuario. Aun cuando este es un suceso de una vez, una ordenanza más permanente será establecida más tarde en la Torá. Aunque, aparte del uso del dinero, el propósito espiritual es otra cosa.

Es suficiente decir que hay varias razones para este censo. La que se nos da aquí en Éxodo es que cada hombre se le requiere pagar un rescate por su vida. La idea de un rescate está en el corazón del plan de salvación de Dios. Un rescate siendo pagado es lo que nos redime a nosotros. Nosotros los de la iglesia hablamos de ser redimidos, y del “plan de redención”, bastantes veces. Pero, yo no creo que muchos de nosotros sabemos lo que realmente significa, ni de donde sale la idea.

En pocas palabras, es esto: Jehová establece un sistema donde cada padre tiene que pagarle al sacerdote una cantidad establecida de dinero para redimir la vida del primer hijo varón (formalmente llamado primogénito). Típicamente, tenía que ser pagado dentro de los primeros 30 días de nacimiento. En adición, había otra faceta o clase de redención que envuelve a un pariente redentor. La idea aquí tenía que ver con un pariente siendo responsable….de hecho un pariente que va más allá de sus responsabilidades……para redimir la propiedad o vida de un miembro de la familia que ha caído en deuda, e iba a perder su propiedad o va ser vendido como esclavo, o acreedor, o los dos.

Ahora, mientras este sistema era usado como un elemento diario y practico de la ley civil para Israel, el mismo estaba creado por Dios para enseñar a Israel un principio, y el mismo es este: nosotros, como humanos, hemos NACIDO con una deuda para con Dios. Él nos creó, Él nos posee. Nosotros somos los deudores, Él es el acreedor. Aun mas, como descendientes de Adán y Eva, nosotros hemos nacido como pecadores, y con todo el derecho, debemos ser destruidos. Si nuestras vidas son salvas, nosotros debemos ser redimidos de nuestra deuda para con Dios por no destruirnos a nosotros; la deuda de la cual es el resultado del pecado. La Redención NO es gratis. SIEMPRE tiene un costo. Alguien paga. Pero, no es la persona (él bebe primogénito) endeudada la que paga, es el padre. Aún más, solo un pariente tiene el derecho, y el deber, de llevar a cabo la redención. Otro aspecto es que el primogénito lleva consigo un valor más alto que el restante de los hijos. El primogénito era el hijo privilegiado; él tenía el derecho de heredar el doble de la cantidad de todos sus hermanos, y también heredaría el liderazgo sobre la familia cuando su padre muera.    

Permitanme decirlo otra vez: Dios creó este sistema como una sombra y un tipo de lo que había de venir; al igual que ÉL creó el sacerdocio y el Tabernáculo como una sombra y un tipo de lo que había de venir. El mismo servía un propósito muy práctico en su tiempo en adición de ser una sombra…..pero no obstante, Dios lo hizo para poder ENSEÑARLE a la humanidad Sus principios.

Yeshua, Jesucristo, fue el sistema de redención al cual se apuntaba. Primero, tenía que hacerse claro para Israel, luego para cada nación, que todos nosotros NECESITAMOS ser redimidos. El problema con el mundo entero que no está salvo es que ellos no entienden el principio básico de Dios que nosotros nacemos necesitando tener nuestras vidas…..nuestras vidas ETERNALES….redimidas. Y, si nuestras vidas eternales NO están redimidas, entonces nosotros sufrimos muerte…..muerte eternal. En nuestro vocabulario de la iglesia, nosotros decimos que necesitamos ser salvos. Jesús, el hijo primogénito de Dios, fue dado como precio de redención….en ocasiones llamado RESCATE….para redención de su nación primogénita, Israel.

Por lo que, este censo en Éxodo es porque Israel es la nación primogénita de Dios, entre todas las naciones del mundo. Y, al igual que el primogénito de una familia, también deben ser redimidos. Esta práctica de redimir indica por un lado que los Israelitas ciertamente le pertenecen a Dios; ellos son de ÉL…..Él virtualmente los posee a ellos, porque Él los creó en todo el sentido de la palabra. Por otro lado, esto nos muestra que Israel es separado, hecho santo, para Jehová.

Date cuenta que cada hombre debía pagar una cantidad de dinero….en este caso medio shekel….como el pago de redención…..el rescate. Y, no importa cuán rico o pobre ese hombre era, el precio era el mismo. Naturalmente, es exactamente lo mismo para nosotros. Dios pagó el precio de Jesús como el rescate para redimir la deuda que cada humano una vez nacido le debía a ÉL por su vida eterna. Y, ya sea un Rey o un esclavo, rico o pobre, hombre o mujer, negro o trigueño, o de piel blanca, el precio era el mismo: no hay extras o sustitutos. Jesús es nuestro pariente redentor quien tenía el derecho de redimirnos a nosotros, Y Él es el precio de esa redención.

En el verso 17, Jehová instruye a Moisés a fabricar la Pila de Bronce; eso es, un envase de bronce grande para aguantar agua para usarse con el ritual de lavado que ocurriría muchas veces al día. El tamaño de la Pila no nos es dada; pero tenía que haber sido un tamaño bastante grande para poder aguantar toda el agua que iban a necesitar.

Mientras que los Israelitas ordinarios se paraban en el Altar del Holocausto, matando a los animales y cortándolos en pedazos, era SOLO el sacerdote a quien se le era permitido usar la Pila de bronce. La Pila estaba posicionada entre el Altar de Sacrificio (alias el Altar del Holocausto) y la puerta para el Lugar Santo.

Es interesante que no hay muchos detalles de construcción dados por Dios en lo que respecta la Pila, excepto que debe consistir de dos piezas: un pedestal, y luego el envase de agua que está sentado sobre el pedestal. .

Como ya nosotros hemos discutido, el propósito de la Pila era para aguantar el agua para lavar. El sacerdote SIEMPRE tenía que lavarse antes de entrar al Santuario. El lavado simboliza purificación y regeneración.

Procedimentalmente hablando, los sacerdotes caminaban hacia la Pila, y metían sus mano derecha en la Pila lavando la mano derecha primero, y luego su pie derecho. Luego ellos lavaban su mano izquierda y su pie izquierdo. Para que no tengas un retrato mental erróneo, solo metían las manos en el agua; ellos lavaban sus pies CON sus manos. Nuevamente, puedes ver la imagen de Jesus lavándoles los PIES a sus discípulos con sus manos. Y, permítanme recordarles, que este procedimiento estaba reservado SOLO para los sacerdotes.

El próximo tema de este capítulo es el aceite aromático de ungir que era usado en los rituales. El dinero y los ingredientes no debían salir de los fondos dados como ofrendas por las personas para el Tabernáculo; más bien esto debía ser pagado por los jefes de tribus. Parte de la razón para esto es el costo enorme de las especies y perfumes que eran necesarios. El ingrediente más importante tenía que ser traído de largas distancias como Arabia, India, y China. Las mismas eran raras y difíciles de manufacturar. Por lo tanto eran blanco principal para los bandidos y pillos durante su transporte y grandes cantidades nunca llegaban a su destino.

Se nos es dado una lista de especies que deben de usarse para hacer este aceite: Mirra, canela, cálamo aromática, y casia. Y luego que sean mezcladas por un especialista, la misma seria usada para consagrar a las personas y los instrumentos de los rituales para servicio divino. De hecho, sin este brebaje especial no era posible consagrar a los sacerdotes en el servicio para el Señor.

Pero los versos 31-33 también nos dicen que este el ÚNICO uso permitido para este brebaje especial; solo el sacerdote lo puede administrar, y no puede ser usado en nada más. Las consecuencias por violar este mandamiento es terriblemente seria; karet. Karet es lo que usualmente traducimos para ser “cortado”. Permitanme recordarle que lo que está siendo contemplado aquí es ser separado permanentemente de la comunidad de Dios, Israel; y de Dios Mismo. No necesariamente quiere decir muerte física, como ejecución…..aunque si puede significar eso. El mismo es realmente el equivalente de condenación eternal sin esperanza para redención. Por lo que karet en muchas maneras es más serio que la mera muerte física y era grandemente temida.

Las instrucciones finales del capítulo 30 tienen que ver con los ingredientes para el incienso santo que va ser quemado en el Altar del Incienso. El mismo debe consistir de 4 ingredientes: resina de bálsamo, uña aromática, gálbano, e incienso. Bálsamo es una clase de árbol y el ingrediente es básicamente savia del árbol de Bálsamo. El ingrediente uña aromática no es entendido muy bien. La palabra hebrea usada aquí es sheleket y a menos que tenga un doble significado, la misma se está refiriendo a una criatura del mar…..un molusco….del cual ellos extraían una sustancia fragante. El próximo ingrediente es llamado gálbano y viene de una planta en el área de Persia, y finalmente incienso es añadido. El incienso era una goma aromática que viene de un árbol que crece en Arabia.

Esta mezcla especial debe ser usada SOLO en el Altar del Incienso y nunca de una manera comun. Al decir común yo estoy indicando que no debe ser usada como una forma de simplemente desodorizar o hacer que el aire huela más dulce, el cual era el uso más común entre las personas pudientes. Uno solo puede imaginarse en esos días los olores repugnantes flotando a través del campamento, pueblo y aldea que salía de los sacrificios de holocausto, los animales que literalmente vivían con las personas, el proceso de matanza, y las personas mismas que no se bañaban con regularidad.

Vamos a movernos a Éxodo capítulo 31.

LEER ÉXODO CAPÍTULO 31

Moisés está TODAVÍA en el tope del Mt. Sinaí; él ha estado allí desde el comienzo del capítulo 24, y muchos días han pasado. En total, él va estar allá arriba por 40 días. Yo no puedo comenzar a imaginarme la transformación que estaba sucediendo dentro de Moisés, estando ante la presencia de tal santidad pura. Cuan a menudo yo he escuchado a líderes cristiano decir, ‘nosotros tal vez no sabremos la contestación a tal misterio hasta que estemos delante de Dios’. Bueno, Moisés ESTABA parado ante Dios; y el conocimiento y entendimiento que él debe de haber estado absorbiendo debió haber sido intelectualmente abrumador. Las preguntas que Moisés debió de haber estado formando en su mente al subir esa montaña…… incertidumbres privadas y profundamente escondidas, sospechas, y preocupaciones….estas y muchas más debieron de haber sido abarcadas y contestadas. Ya que, un Moisés diferente bajo la montaña después de las varias veces que el subió.    

Al aproximarse el final de Moisés estar en la presencia de Dios, por ahora, las últimas instrucciones son dadas a Moisés sobre el tabernáculo, Jehová específicamente nombra a la persona que será el diseñador principal y el fabricante de todo lo que Dios ha ordenado que sea construido para el Tabernáculo. Aun cuando mucho detalle ha sido dado, hay mucho que no. ¿Cuán grande la Pila de Bronce para el agua debía ser, y cuánta agua debía aguantar? ¿Era acaso la columna que aguantaba el velo a la entrada del Lugar Santísimo cuadrada, o redonda, u otra cosa? Esta clase de decisiones serian dejadas para un par de hombres que Dios Mismo escogió y ungió para ese propósito. El jefe sería Betzalel. Él es el nieto de Hur, quien era el segundo en comando de Aarón. Interesantemente, uno podría pensar que Aarón hubiese escogido a un hijo, o al menos un Levita para ser su asistente; pero Hur, y por lo tanto Betzalel, eran de la tribu de Judá. Betzalel significa “en la sombra de Él”, o como nosotros comúnmente pensamos, “en la sombra de Dios”. Muy apropiado.

Como 2ndo en comando, Dios asigna a un hombre llamado Oholiav….el cual claramente en hebreo quiere decir “en la tienda de mi padre”….quien era de la tribu de Dan. Mira como estos hombres representan 2 de las 4 tribus dominantes…Judá y Dan. Y, se nos dice en el verso 6 que Jehová sobrenaturalmente puso como ÉL quería que se viera todo en las mentes de estos dos hombres. ¿Cómo Él hizo esto si el Espíritu Santo no vivía en ellos? Yo no tengo idea alguna. Pero, si ÉL puede hacer eso sin tan siquiera el Espíritu Santo estar dentro de ellos, solo descansando sobre ellos, imagínate que gran ventaja nosotros tenemos, como creyentes, que el Espíritu Santo de Dios reside en nosotros.  

En el verso 12, Jehová le da a Moisés la instrucción de, nuevamente, recordarle al pueblo de la importancia de la naturaleza del Sabbath. En el verso 13, donde la mayoría de las Biblias dicen “de cierto”, “deberán…..guardar mi día de reposo”, la palabra hebrea traducida es “aksh”. Una traducción que capta un mejor sentido que “de cierto”, “deberán”, en nuestra mentalidad Americana, seria “sobre todo”. Eso es, un recordatorio de Jehová que en todo el ajetreo que está sucediendo con la construcción del tabernáculo, y los Altares, haciendo las vestiduras de los sacerdotes, y los instrumentos, y asi sucesivamente, no hay nada más importante para Dios que guardar el Sabbath.    

Lo que está claro en esta sección es que la lógica para guardar la Ley del Sabbath es que no es tanto que está asociada con el Pacto de Moisés; más bien está asociada con la Creación. Es la narrativa de la Creación de Génesis donde encontramos al Señor concluyendo su trabajo creativo y luego declarando el siguiente día separado como uno santo.

NASB Génesis 2:1 Asi fueron acabados los cielos y la tierra y todas sus huestes. 2 Y en el séptimo día completó Dios la obra que había hecho, y reposó en el día séptimo de toda la obra que había hecho. 3 Y bendijo Dios el séptimo día y lo santificó, porque en el reposó de toda la obra que ÉL había creado y hecho.

La idea aquí es que Dios decretó un día para celebrar la terminación de SU actividad creativa; y la manera de la creación equivalía al hombre cesando su trabajo diario normal….nuestra actividad creativa. Pero no es que el Señor ha decretado algo nuevo, aquí, en el Mt. Sinaí haciendo un día de reposo o haciendo algo solo para Israel. Más bien, EL dice, “tú debes guardar mi Sabbath…” En otras palabras, el Sabbath fue creado hace tiempo atrás para que todo hombre lo guardara pero aparentemente el hombre dejó de prestar atención al Sabbath. Por lo que el Señor dice, Israel, Ustedes deben de hacer una prioridad de observarlo porque USTEDES son pueblo separado para MÍ. Por lo que ustedes deben de dar el ejemplo de lo que la gente debe de estar haciendo en el 7mo día, el Shabbat….y esto es descansar de sus actividades normales y estar con sus familias y adorar al Señor.  

Yo no voy a entrar en mi discurso del sábado siendo el Sabbath, y el domingo siendo el Día del Señor nuevamente porque es simplemente un hecho histórico. Más bien me gustaría señalar que el sentido de este pasaje en la Biblia es algo como esto: “Una vez comiences tu programa de construcción, no te olvides de Mí, ni de mis mandamientos para ti”. Cuan humano es que tenemos un llamado de Dios de hacer algo, y nos vamos alabando a Dios y felizmente sabiendo que nosotros tenemos un propósito divino….y luego nosotros dejamos nuestras pasiones correr descontroladamente. Se nos olvida todo sobre los principios y mandamientos de Dios, como si estuvieran puestos en un estado de suspenso solo para nosotros, porque nuestro proyecto es tan importante que trasciende Sus leyes y Mandamientos. Yo he visto iglesias tener un equipo de construcción trabajando por 7 días a la semana para terminar su proyecto de construcción, por la emoción de acercarse a completar la meta. Yo he visto hombres Y mujeres descuidando a sus esposos e hijos en nombre de llevar a cabo sus ministerios. Yo he visto ministerios que han estado tan resueltos en producir lo más que puedan cada día, haciendo que cada minuto cuente, que la oración ha sido olvidada. Y, en muchas ocasiones en nuestros días y tiempos, yo veo ministerios que, aparentemente, lo único que hacen es recolectar dinero, las 24 horas del día, 7 días a la semana, 365 días al año para hacer iniciativas humanas que hacen de Dios una herramienta de mercadeo.  

Yo encuentro la enseñanza mayor que de todos los principios y decretos que Dios ha establecido, ÉL manda a Moisés a poner sobre TODAS las cosas, el Sabbath. Y, aun asi, nosotros estamos en nuestros tiempos, la mayoría de los creyentes sosteniendo que Pablo nos ha ordenado que el Sabbath es obsoleto y el guardarlo es de ningún valor, o que se nos ha dado libertad de cambiarlo a lo que mejor sea conveniente para nosotros. ¿Y, de donde sale esta idea? Que el AT está VIEJO, y el NT es NUEVO, por lo que el Nuevo reemplaza al Viejo. Sin importar que en el Sermón del Monte Jesús dijo exactamente lo opuesto, que ni una jota o tilde, ni el más mínimo detalle pasará de la Torá hasta que los cielos y la tierra dejen de existir; y nada podría ser una enseñanza más fundamental para la Torá que el Sabbath.

Y, nosotros no podemos salir de este asunto del Sabbath porque Dios dice que es un pacto perpetuo entre Israel y Él…..porque el NT hace abundantemente claro que cuando nosotros aceptamos al Mesías Yeshua, nosotros llegamos a ser parte de un grupo llamado el VERDADERO Israel….nosotros llegamos a ser semillas espirituales de Abraham……nosotros estamos unidos a los pactos de Israel y a todas sus bendiciones y obligaciones….de la manera más real que hay, espiritualmente. Estas no son mis palabras, pero salen directamente, claramente, y literalmente de la escritura como ya les he enseñado en un número de ocasiones.

La semana que viene terminaremos con el capítulo 31.