Números

Lección 15 Capítulo 13 y 14

Números capítulos 13 y 14 son verdaderamente solo una larga historia. Nosotros probablemente debemos leerlos uno detrás del otro, pero cada uno es sustancialmente largo, por lo que vamos a leer el 13, discutirlo y luego el 14.

Tenemos que recordar que el capítulo 12 termina con el incidente de Aarón y Miriam quejándose en contra de Moisés; el resultado siendo que Miriam fue afligida con Tzara’at, una enfermedad de la piel que fue causada como un juicio divino traído sobre ella por Dios. Y, por respeto a Miriam, el campamento entero de Israel decidió esperar (en vez de seguir adelante) durante el periodo de 7 días de purificación de su Tzara’at, en el cual ella fue puesta fuera del campamento y no podía estar en contacto con nadie.

Una vez el periodo de purificación pasó, los Israelitas se movieron al área del desierto de Parán. Se asume por muchos que todo lo que va a ocurrir en Números 13 y 14 sucede mientras ellos están acampando en Kadesh……también llamado Kadesh-Barnea…..también llamado Ein-Mishpat. Este es un oasis enorme y frondoso en el borde del desierto, en el sur de la Tierra de Canaán. .

Leamos NÚMEROS CAPÍTULO 13 completo

Es difícil restar importancia a la enorme rebelión en contra del Señor, y la catástrofe que es descrita aquí. Y al nosotros entrar al capítulo 14 vamos a ver las consecuencias que van a comenzar a desarrollarse poco a poco. Al igual que la historia de José, un patrón y un tipo es establecido aquí que es a su vez verdadera e histórica con significado y sobrecogimiento por sí mismo; al igual que es profética y una metáfora; un tipo que va (en muchas maneras) ser repetido no solo por los Israelitas en eras más tardes sino que por la iglesia.

Lo que nosotros estamos presenciando aquí es nada menos que (si esto fuera una novela) un evento que nosotros podríamos llamar La Primera Caída de Israel. Lo que debió de haber sido una maravillosa historia sobre triunfo y prosperidad….un relato de Israel heredando la Tierra y todo lo bueno que el Señor había preparado para ellos….se tornó en una narrativa trágica sobre incredulidad, fracaso, debilidad, y un repudio directo de la gracia de Dios. En su efecto esta historia no es completamente diferente a Adán y Eva, y la Caída del Hombre. No pasa mucho tiempo después que Adán y Eva habían son creados por el Alfarero que ellos sucumben a sus inclinaciones maléficas, y caen de la gracia. En nuestra historia habían pasado solo días y semanas que habían sido consagrados por el Señor, se les había dado la Torá, y estaban disfrutando constantemente de la presencia de Jehová; pero ahora ellos tiraron todo para obedecer sus propios temores y deseos. Por lo que por favor entiendan que nosotros estamos leyendo uno de esos momentos históricos que cambian la historia de la humanidad.

Israel estaba al borde de realizar la promesa que había sido hecha siglos atrás, y luego pararon. Cuando estaban a punto de alcanzar la victoria ellos retrocedieron por miedo. Ellos dieron la espalda y rehusaron entrar hacia esa promesa.

Como hemos vivido en peligro hasta el momento en que nosotros aceptamos al Mesías de Dios; y no teníamos idea alguna del peligro en que nos encontrábamos.

Nuestro recuento comienza con Jehová instruyendo a Moisés que envíe un grupo de hombres a explorar la tierra de Canaán. Y ese grupo debía consistir de UN hombre de cada una de las 12 tribus de Israel. Inmediatamente, nosotros nos encontramos con un poco de dilema Bíblico. Porque, más tarde en Deuteronomio, se nos dice esto: LBLA Deuteronomio 1:22 “22 Entonces todos vosotros os acercasteis a mí, y dijisteis: “Enviemos hombres delante de nosotros, que nos exploren la tierra, y nos traigan noticia del camino por el cual hemos de subir y de las ciudades a las cuales entraremos.” 23 Y me agradó el plan, y tomé a doce hombres de entre vosotros, un hombre por cada tribu.

¿Acaso ves el dilema? Números 13 dice que Dios le dijo a Moisés que enviara exploradores pero Deuteronomio 1, dice que el PUEBLO de Israel se le acercó a Moisés y dijo que ELLOS querían enviar exploradores, y Moisés pensó que era una buena idea por lo que él escogió 12 hombres. ¿Qué debemos sacar de esto?

La contestación de acuerdo a un escrito rabínico está contenida en una palabra clave en hebreo usada en Números 13 verso 2: la palabra hebrea para “enviar”. En hebreo la palabra es Shelah-lekha; la cual literalmente quiere decir, “envía por ti mismo”. En otras palabras Dios está diciéndole a Moisés, “si tú quieres enviar algunos exploradores, tienes mi permiso”. Lo que nosotros vemos en el verso 2 no es Dios, en Su propia impetuosidad, de repente diciendo: “Oye Moisés, ven acá un minuto…..yo quiero que envíes unos exploradores…” Más bien es que Dios estaba respondiendo a un pedido de Moisés, y Moisés estaba respondiendo al pedido del pueblo llevándoselo al Señor; por lo que Jehová le dice a Moisés que lo haga para que se satisfaga el mismo (y el pedido del pueblo) al enviar a estos exploradores. Después de todo Dios sabía lo que había en la Tierra de Canaán. Era el pueblo de Israel los que no estaban seguros.

Vamos a estar claros en algo: hay una diferencia entre espiar y explorar. Algunas versiones de la Biblia dicen que los 12 estaban explorando, otras espiando. Lo que fue instruído en Números fue explorar y ver la tierra para así tranquilizar al pueblo. Fue como cuando buscas una nueva vecindad para comprar una casa, y no como un preliminar para una operación militar. Y si hubiese sido una operación militar, ciertamente los líderes de las tribus no hubiesen ido, y ellos no hubieran enviado 12 exploradores ; 2 o 3 hubiese sido más apropiado porque el disimulo hubiese sido clave; y más tarde en la Biblia cuando nosotros vemos verdadero “espionaje” militar el mismo ciertamente generalmente va ser 2 o 3 hombres lo más.

Ahora los líderes escogidos para esta misión son líderes de alto rango, pero no necesariamente EL príncipe o jefe, de cada tribu. Pero, date cuenta que hay solo UNA tribu que es dejada completamente fuera de la mezcla: Levi. Esto es otra confirmación que la división entre la tribu sacerdotal y Levi y las otras tribus de Israel estaba completa; lo suficientemente completa para que Levi ya no fuese referida como una parte normal de Israel.

En el verso 16 nosotros obtenemos este pequeño comentario al margen, que uno de los líderes de la tribu, eventualmente Moisés le cambia el nombre: Oseas, hijo de Nun. Oseas llegó a ser conocido como Josué…..o con exactitud en el hebreo, Yehoshua. ¿Por lo que cuál es la diferencia entre Oseas y Yehoshua? Bueno en algunas formas es bastante asombroso. Oseas quiere decir “Dios salva”. Yehoshua quiere decir “Jehová salva” parte de la razón para el cambio de nombre es que Oseas nació en Egipto, obviamente mucho antes que el Éxodo. Lo que nosotros aprendimos en el libro de Éxodo fue que Dios NO reveló su nombre personal….YHWH…..Jehová…..HASTA más tarde, cuando Él se lo dio a Moisés en el Mt. Sinaí. Por lo tanto, el nombre Josué, Yehoshua, no pudo haber existido cuando Israel estaba en Egipto….porque el nombre de Dios no había sido conocido aún.

Y claro que el nombre de nuestro Salvador en hebreo era Yeshua, el cual es la forma corta de (dos palabras y se forma una) Yehoshua……Jehová salva. Jesús, Joshua, Yehoshua, y Yeshua son todos los mismos nombres, solo en dialectos y lenguajes diferentes, de diferentes eras. Más adelante en el libro de Josué será Yehoshua (Josué) y NO Moisés el que dirige al pueblo hacia la Tierra Prometida. Moisés los dirige hasta el lugar, pero no HACÍA la tierra. En un paralelo directo La Torá de Moisés lleva al pueblo hasta la ultimada Tierra Prometida, pero no HACÍA la misma…..para eso le tocó a Yeshua, Jesucristo.

Moisés instruye al grupo de 12 que vayan al Negev (un desierto árido) hacia la región con montañas. En esencial ellos no estaban realmente explorando el Negev, ya que era sencillamente un lugar que tenían que pasar para poder alcanzar su meta…..la región montañosa. O, realmente, la misma está indicando el área general que rodea a Hebrón. Y su misión es determinar varias cosas según se hace referencia en los versos 18 - 20.

Por lo que vamos a leer Números 13:18-20 nuevamente.

Volvamos a Leer NÚMEROS 13:18-20

Por lo que los exploradores debían chequear a las personas, chequear la tierra, chequear los pueblos, ver si había áreas arboladas, y ver cuán bien las cosas crecían en la tierra.

La mayoría de los grandes eruditos hebreos están de acuerdo que esto tenía que ver con cosas como el clima, fertilidad de la tierra, y la disponibilidad (o no) de los recursos naturales. El que las personas de Canaán fuesen guerreros feroces no era realmente el problema en los que respecta a Moisés, aunque ciertamente era importante saber bajo cualquier circunstancia. Después de todo bajo ninguna circunstancia los Cananeos iban a estar emocionados al ver a 3 millones de hebreos aparecerse con una notificación de desalojo.

Y a nosotros se nos da la estación del año en el cual esta misión de exploración sucedió: el tiempo de la primera maduración de las uvas, el cual es en el verano, en el periodo de tiempo de julio/Agosto. Iba a ser bien CALIENTE el atravesar por el Negev.

Por lo que en el verso 21 ellos salen; y ellos ven el lugar; y el lugar es uno grande.

Ellos comienzan tomando una ruta a través de la parte baja del desierto y luego hacia arriba en Hebrón, y luego eventualmente ellos viajan hasta un lugar llamado Lebo-hamath. Hay un poco de desacuerdo sobre el lugar exacto de ese lugar, pero de seguro era bastante al norte…. hacia lo que eventualmente se llamaría Siria y Lebanon….un área que, bajo el Rey David y Salomón, realmente sería una parte oficial de Israel. La misma era probablemente una distancia de alrededor de 250 millas de Kadesh a Lebo-hamath. Por lo que, no ha de sorprendernos que le tomara 40 días para ellos llegar allí y regresar.

¿Ahora porqué Hebrón sería un lugar para ellos llegar? Sencillo. Abraham estaba enterrado allí. Fue en Hebrón que a Abraham primero se le prometió la tierra. Hebrón fue donde Abraham primero se estableció en la tierra de Canaán, y fue la tierra que pisaron todos los Patriarcas de un grado a otro. El mismo era hermoso y fértil; bueno para pastorear y bueno para las cosechas. Hebrón sería la capital sin nombre para Israel para los primeros años de ellos vivir allí; porque debido a la historia hebrea de ese lugar, la misma también era un lugar sagrado para los Israelitas.

Y los versos dicen que a lo largo del camino el grupo de exploradores se topó con 3 hombres llamados los Anaquitas. Exactamente quién o qué los Anaquitas eran es incierto. Una cosa nosotros sí sabemos es que ellos una raza de personas altas, y ellos eran comparados con los Nefallim y los refa’im de los que se habla en Génesis, antes del Diluvio. Recuerda que los Nefallim y los refa’im eran una raza que las Escrituras dicen que fue producida cuando los hijos del Cielo tuvieron relaciones sexuales con las hijas del hombre. En otras palabras, las criaturas parecidas a angeles tuvieron relaciones con mujeres humanas y el resultado fue una linea de personas malvadas grandes, fuertes y feroces. ¿Ahora, eran los Anaquitas la versión más reciente de los Nefallim, o estaban ellos solo siendo comparados a los Nefallim en una manera retórica? Difícil de saber. Goliat (el guerrero gigante ejecutado por David) era un Anaquita (o en hebreo, un Anakim). En todo caso, estos Anaquitas hicieron una gran impresión en los 12 exploradores.

Luego por alguna razón las Escrituras pausan para informarnos que Hebrón fue fundada 7 años antes que Zoan. No hay nada más que especulación al porque esto fue mencionado. Pero una cosa que ahora es conocido a nosotros es que Zoan más tarde se llamaría Tanis, de Egipto. Y Tanis fue hecha la capital de Egipto más o menos al mismo tiempo que el Rey David hizo a Jerusalén la capital de Israel.

Luego ellos van a un lugar llamado Escol y encuentran uvas de un enorme tamaño. Tan grandes que un solo racimo tiene que ser puesto entre dos varas para poder cargarlo. Esto no es real; esto es una metáfora para explicar la extrema fertilidad de la tierra. No es nada diferente a nuestro decir que encontramos un melón del “tamaño de una casa”. Nadie en nuestra cultura tomaría eso como que el melón es 30 pies alrededor; es solo un decir moderno que explica que era excepcionalmente grande. Lo mismo está sucediendo aquí.

También es interesante que la palabra Escol QUIERE DECIR "racimo".....como un “racimo” de uvas. Esta era una región donde crecían las uvas por lo que le daban a las cosas nombres de “uvas”.

Por lo que tú puedes ver como en la Biblia el nombre de los lugares y las historias pueden todas entrelazarse y a veces es difícil saber cuál vino primero: la historia o el nombre del lugar. En otras palabras acaso el lugar fue nombrado después que algo sucedió allí, o la historia estaba desarrollada alrededor del nombre del lugar. Recuerda: todo lo que estamos leyendo fue dado boca a boca por siglos. Por lo que, muchos recursos literarios y fonéticos fueron usados para hacer que las historias se recordaran más fácilmente y las pudieran recitar. Si nosotros supiéramos mejor el hebreo, veríamos que muchos de los versos de la Biblia riman…..nuevamente, porque estos fueron originalmente creados en una manera para pasarlo oralmente. Y, al igual que se le enseña a los niños canciones como recursos de memoria para ciertos hechos, así mismo en la antigüedad usaban la rima y los poemas, una estructura de palabras inusual en la narración de historias.

De todos modos estos líderes de tribus regresan casi 6 semanas más tarde, y ellos van derecho a Moisés y Aarón y le reportan lo que encontraron. Ellos primero le dicen a Moisés lo que ellos vieron, y luego le dicen a la “comunidad entera” de Israel. Y nosotros no tenemos que leer mucho para ver una pequeña clave de la preferencia de estos exploradores porque ellos dicen “nosotros fuimos a la tierra DÓNDE TÚ NOS MANDASTES”. No la tierra que el Señor prometió la tierra que fue prometida a Abraham. En otras palabras ellos se desasociaron de la Promesa, del pacto, y de Dios. Para ellos esto era sencillamente un asunto político/económico.

Y en la primera parte de su reporte el grupo de exploradores ofrecieron un punto de vista muy positivo. Sí, ellos dijeron, es una tierra donde fluye la lecha y la miel. Y esto es en respuesta a la instrucción que Moisés le dio, cuando estaban listos para salir en su misión, que determinaran si era una tierra fértil. Y ellos también le mostraron a Moisés el fruto que ellos habían traído; esto es en respuesta a la pregunta si “la tierra era arbolada”…..queriendo decir, si podía aguantar plantas grandes y no solo maleza.

Pero al contestar la pregunta sobre la fuerza de las personas de Canaán, ellos contestaron que ellos eran poderosos; en lo que respecta a las ciudades dijeron que eran grandes y muy bien defendidas. Y, de hecho, eso no era una exageración. La mayoría de los muros de las murallas de las ciudades de Canaán que han sido excavadas se ha encontrado un promedio de 30 a 50 pies de alto, y 10 a 15 pies de grosor. Los exploradores también decían que la ‘gente alta”, los Anaquitas estaban presente allí. Y los Amalequitas…..se cree que eran las personas dominantes (errantes) de las regiones del desierto de Canaán y el Sinaí……también estaban allí en grandes cantidades. Los hititas…..una civilización altamente adelantada con su centro en el Turquía moderno de hoy en día; los Jebusitas, los constructores originales de la ciudad de Jerusalén; y los Amoritas, probablemente la tribu original, un grupo muy feroz quienes deseaban poder y dominio y siempre eran una molestia para sus vecinos. Los Cananeos…..un conglomerado de muchos de los hijos de los nietos de Noé, Canaán solía vivir a lo largo de las llanuras costeras de la tierra. Todos estos grupos estaban allí, y muy bien afianzados. Y, ellos indudablemente no tenían interés en entregar sus ciudades-estados a estos hebreos.

Tenemos que entender algo: la evaluación de los exploradores estaba bien balanceada y no estaba exagerada. Ellos estaban diciendo la verdad y la verdad asustaba a sus líderes y ancianos de Israel quienes se habían reunido alrededor de ellos para escuchar el reporte de los exploradores. Nosotros podemos fácilmente imaginarnos el creciente repiqueteo de las personas expresando ansiedad y temor; un creciente escándalo de quejas y una rebelión. Porque el verso 30 dice que “Caleb mandó a callar a las personas…” Caleb les dijo que se callaran y se calmaran. Y Caleb dice, OK suficiente realidad. Nosotros sabemos a lo que nos oponemos; ahora vamos a ir y tomar la tierra porque seguramente nosotros vamos a vencer todos esos obstáculos.

Esta no es la misma conclusión que aquellos que estaban cerca habían alcanzado. Los otros exploradores, y los ancianos, habían decidido que era un suicidio el enfrentarse a estas formidables personas de Canaán. Para hacer su punto, ellos abandonaron su balanceado reporte y dijeron que los Anaquitas son tan grande, que ELLOS se veían como unos saltamontes en comparación a ellos. En su opinión era un caso perdido.

Pero, aquí está el problema. Los exploradores y los ancianos estaban en rebeldía en contra de Dios, y no de Moisés. Su rechazo a tomar a Dios en Su palabra fue la mayor afrenta para Su santidad. E iban haber graves repercusiones.

Hermanos creyentes permítanme decirles algo: en ocasiones nosotros pensamos que la cosa principal que tenemos que escuchar del Señor es NO hacer algo que no debemos. Pero igualmente en ocasiones…….y en el caso de los 12 exploradores…..nuestra rebelión en contra de Dios es que nosotros NO hacemos cosas que claramente DEBEMOS de hacer. Más bien nosotros nos enfocamos en los obstáculos y apartamos la mirada de Él y nos ponemos temerosos e impacientes. Nosotros pensamos: bueno si es difícil y peligroso CIERTAMENTE no debe ser del Señor. Si Dios ha preparado esto para mí, va ser fácil y sin problemas. Si nosotros nos encontramos con problemas y dificultades y no sucede como nosotros pensamos, nosotros DEBEMOS de estar yendo en contra de la voluntad de Dios. Esa manera de pensar a probablemente arrebatado más victorias y bendiciones de los creyentes y grupos de Cristianos que cualquier otra cosa. Esto es una suposición falsa.

Me gustaría hacer un paralelo sobre esta historia de los 12 exploradores para ustedes que tal vez ciertamente ustedes no han pensado. En un paralelo muy contemporáneo y uno que va a tener un efecto profundo y duradero en nosotros la iglesia.

Dios ha dirigido a Su pueblo, Israel, a la Tierra Prometida; pero los 10 hombres….líderes respetados y de confianza…..decidieron pararse en el camino del pueblo de Dios de entrar a esa tierra de promesa. Estos hombres hicieron lo que cualquier buen líder haría: investigaron, evaluaron, y luego llegaron a una conclusión honesta y pragmática sin emoción. Diez líderes con falta de fe y confianza pero que tenían autoridad le negaron a 3 millones de Israelitas (que eran buscados por su liderazgo) su herencia ordenada por Dios. Y muchos dentro de la iglesia hoy en día están haciendo la misma cosa al trabajar tan diligentemente y efectivamente para introducirnos a nosotros el Mesías pero luego negar SU (y por consiguiente NUESTRA) conexión con SU propio pueblo, los judíos, y SU propia tierra, Israel.

¿Quién puede buscar en la Biblia y encontrar una palabra que abrogue los pactos expresados que la Tierra de Canaán le pertenece a SU pueblo Israel? ¿Dónde nosotros encontramos una sola declaración que diga que por el bien de la paz del mundo y la humanidad se debe presionar a Israel para que entrgue parte….si no toda….de la sagrada tierra que ha sido dada a ellos por heredad? Sin embargo al menos la mitad de la iglesia hoy está del lado de los enemigos de Israel y el asunto de la tierra. Denominaciones enteras han abiertamente denunciado el derecho de Israel a la misma tierra deletreada en detalle en la Palabra de Dios. Algunos de los Pro-Israel a mitad creen que es solo justo dividir al menos alguna de la tierra y dársela aquellos pobres Palestinos. ¿Acaso no es eso amor y justicia como Jesús nos enseñó? Y si nosotros amamos a los palestinos la única respuesta posible es entregar alguna de la Tierra Prometida y forzar a Israel que se la dé a ellos para su propia nación.

Las consecuencias para aquellos que buscan impedir el plan de Dios para Su pueblo, Israel, para reclamar su tierra como herencia es severa. Diez de esos 12 exploradores estaban a punto de ver cuán serio Dios toma Sus pactos, Sus mandamientos, y los derechos y OBLIGACIONES de SU pueblo para asumir su lugar en la Tierra de la Promesa. La iglesia hoy en día también está a punto de ver que el Señor Dios no cambia, y ÉL no hace amenazas vacías, y que Él no ha dado marcha atrás a SU promesa para la nación escogida que Él creó a través de Abraham.

Vamos al capítulo 14.

NÚMEROS CAPÍTULO 14

LEER NÚMEROS CAPÍTULO 14: 1 - 12

El verso 1 lo resume todo muy bien: la comunidad entera rompió a llorar a gritos, y la gente gimió esa noche. Los ancianos y los líderes comenzaron a gritar, y hacer un alboroto, y la gente viendo lo que estaba sucediendo, rompieron en un ataque de pánico gigante. La comunidad de Israel estaba unida en contra de Moisés y Aarón y por ende en contra de Dios. Nota para el sabio: tú no puedes estar en contra del mediador de Dios por un lado y en la otra decir que estás con Dios. Entonces la blasfemia que estaba en sus corazones se vierte de sus bocas: “si SOLO nosotros nos hubiéramos quedado en Egipto”. Traducción: nosotros preferimos la esclavitud a nuestro capataz malvado anterior en vez de la redención del Señor porque la esclavitud era más cómoda y familiar y parece tener sus beneficios.

¿Por qué Dios, nos trajiste aquí para ser ejecutados por los Cananeos? ¿Acaso nos odias? ¿Ahora aun cuando todos nosotros podamos tener una tendencia a escuchar esto y mover nuestras cabezas de lado a lado en disgusto a estos Israelitas, acaso nosotros todos no hemos hecho lo mismo de tiempo, en tiempo en nuestro caminar con el Señor? ¿Acaso nosotros durante un momento difícil, hemos mirado al cielo y hemos dicho, “porqué Dios? ¿Por qué me estás haciendo esto a mí?

Y la solución de los ancianos al problema es lo que uno pudiera esperar: “vamos a nombrar un líder DIFERENTE y vámonos de regreso a Egipto”. Vamos de regreso a la esclavitud y al cautiverio.

Al menos nosotros comíamos mejor. Al menos nosotros teníamos casas para vivir y no se esperaba que peleáramos y pusiéramos nuestras vidas en riesgo. ¿Acaso no son los humanos criaturas graciosas? Cuán rápido nosotros olvidamos el dolor y la angustia de nuestra vida pasada, nuestras vidas delante de Dios, y nosotros vamos de regreso a más después de haber escapado por un tiempo. Esta verdad es tan preponderante entre los hombres que hay Proverbios escritos para advertirnos y recordarnos sobre las tendencias humanas de la destrucción propia.

Muchos años atrás cuando yo me case con mi esposa ella tenía una casa muy bonita en California. Y cuando una amigo de ella escuchó que ella se iba a mudar de esa casa, él preguntó si ella consideraría rentarle la casa a él para que la pudiera usar como casa para muchachas abusadas…….y así fue por más de 15 años.

Muchas muchachas abusadas y muchas muchachas que se escapaban y eran recogidas por la policía local, muchas muchachas que servicios sociales se las quitaba a los padres abusivos, vivieron allí durante ese periodo de tiempo. Y en algunas de nuestras conversaciones con nuestro amigo y supervisor de este programa por años, él nos compartió su mayor frustración: algunas de estas muchachas, muchas de las cuales tenían heridas permanentes y cicatrices a consecuencia del abuso, se escapaban del hogar, y de una mejor oportunidad de vida, para ir de regreso al ambiente abusivo. Él dice que siempre regresaban a lo que ellas conocían y a lo que estaban acostumbradas. Ellas evadían lo nuevo y lo que era mejor por lo que les era familiar y cómodo.

Esto es lo que nosotros hacemos, como creyentes, cuando nosotros aceptamos a nuestro Salvador, y luego continuamos viviendo como si nunca hubiera sucedido. Dios nos trajo hasta la tierra prometida, y luego a nosotros nos da temor y corremos de vuelta al mundo. Y, generalmente, nosotros pensamos que nosotros estamos llevando a Dios con nosotros de regreso al mundo. ¿Pero es este realmente el caso? Nosotros vamos a ver la contestación a esa pregunta, la próxima vez que nos reunamos.

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953