Números

Lección 4 Capítulos 3 y 4

El verso 11 comienza una fascinante instrucción divina que está casi perdida para el Cristianismo y el Judaísmo. Esto es una instrucción que yo les dije la semana pasada, y les dije que íbamos a profundizar más tarde……..por lo que aquí estamos. Y, la instrucción toma lugar en los versos 11-13; la misma es que los Levitas deben SUSTITUIR el primogénito de las otras tribus de Israel. Esto es, por medio del cual Dios, en una manera especial, contemplaba a todos los primogénitos varones de las tribus de Israel especial y separados para Él…una clase de propiedad o adopción por Dios…AHORA ÉL ha tomado a los Levitas, en total, como SUYO propio en sustitución por todos los primogénitos de Israel. Ese estatus especial de primogénito Israelita, como por encima de los primogénitos de otras naciones, paso en Éxodo 13:1, cuando los primogénitos de Israel fueron conmemorados a Dios como un recordatorio de la salvación de la Pascua.

La semana pasada nosotros discutimos que un principio Bíblico es que todos los primogénitos (o mejor los primeros en nacer porque aplica a humanos, animales, y plantas), lo primero de todo, le pertenece a Dios. Esto NO solo aplica a Israel sino que a todo el mundo, al menos todos aquellos que adoran al Dios de Israel. Y nosotros vimos este principio aplicado en Egipto cuando Jehová mató a todos los primogénitos de humanos y animales entre las casas que no protegieron aquellos primogénitos pintando los dinteles de las puertas de sus casas con sangre de un carnero (la primera Pascua).

Aunque al igual que Israel como un entero era el pueblo separado de Dios, también todos los primogénitos de Israel tenían un estatus especial sobre los primogénitos gentiles. De hecho, la implicación era bastante seria…..una certeza cercana, realmente….que ANTES del establecimiento del sacerdocio, el primogénito tenia un estatus sagrado delante del Señor.

Antes de que hubiese un sacerdocio (y recuerda, el sacerdocio de Israel no existía hasta Moisés y el Mt. Sinaí), era la obligación del primogenitor de cada familia llevar a cabo sacrificios y otros rituales por parte de la familia. El primogénito era una clase de familia sacerdotal pre-sacerdocio. Y como nosotros hemos discutido en un número de ocasiones esta costumbre (al igual que muchas otras) no era única NI nueva para Israel. Nosotros vamos a encontrar documentos que datan de 1000 años atrás antes de este tiempo (de culturas de Mesopotamia) que especifican ciertas obligaciones religiosas y espirituales para el hijo primogenitor de la familia. Y la principal entre estas obligaciones era llevar a cabo todo lo que tenía que ver con adoración y ritual de los ancestros.

Esta obligación comienza con la responsabilidad del primogénito de enterrar propiamente a sus padres. A partir de ahí el primogénito debia traer aceite, y comida, hasta agua a la tumba para el uso de los espíritus de sus padres muertos.

Durante estos rituales los nombres de los padres eran recitados porque de una manera no definida el mantener la memoria viva del individuo mantenía el espíritu de ese individuo vivo.

Ahora si el hijo primogénito llevaba a cabo el ritual de adoración de los antepasados correctamente, entonces los espíritus de los antepasados muertos debían interceder por su parte con los dioses. Si la adoración era hecha incorrectamente entonces ninguna intercesión era posible y los espíritus de sus antepasados muertos PODÍAN hasta cogerlo en contra de él y causarle problemas; cualquier cosa hasta causar enfermedades a pérdida de cosecha, hasta hacer que su esposa sea infértil.

Yo les digo sobre toda esta adoración de los ancestros porque esto era prevalente a través del conocido mundo entero en los tiempos de antigüedad, hasta antes de Abraham. Y esto estaba en pleno auge en el tiempo de Moisés. Por lo que nosotros vemos trazos de prácticas de adoración ancestral en el vocabulario que Israel usaba al igual que en los rituales de Israel (aunque claro que eran usados para un propósito similar, pero diferente, porque Jehová de ninguna manera toleraba la adoración ancestral entre SU pueblo) de hecho hay poca duda en mi mente que las razones por la que vemos “el murió y fue con sus padres” en varios lugares en la Biblia (en referencia a la muerte)…..pero mayormente en partes mas antiguas del Antiguo Testamento…es que era una frase común que se usaba en los funerales y la misma reflejaba la costumbre general de la adoración de los ancestros. Yo tampoco no tengo duda que los Israelitas saliendo de Egipto creían en la adoración a los ancestros porque la misma era casi universal en esa era.

Permítanme recordarles que lo que sucede después de la muerte está BIEN vago y no está directamente dirigido en NINGUN LUGAR en el Antiguo Testamento. Esto me dice que aquellos que escribieron el Antiguo Testamento no estaban seguros de lo que sucedía después de la muerte y diferentes eras tenían diferentes tradiciones sobre todo esto, el cual indudablemente variaba entre las varias culturas del Medio Este.

Ahora como se creía que la adoración ancestral tenía mucho que ver con cómo la vida de uno tomaba lugar (llena de cosas buenas o cosas malas) esto era central para las prácticas de adoración de cada cultura en general. Hay poca duda en las mentes de los Rabinos (y yo estoy de acuerdo con estas conclusiones) que los primogénitos de Israel…justo hasta el momento que el sacerdocio Levítico fue establecido…..eran los sacerdotes de familia. No de una manera organizada pero sencillamente como una costumbre de mucho tiempo.

Por lo que con todo esto en mente, nosotros podemos comenzar a ver que mucho va a cambiar para Israel (más bien drásticamente, yo puedo añadir) cuando Jehová estableció un grupo de sacerdotes divinamente ordenados, donde la autoridad caía en una tribu en particular.

Por lo que el cambio era que las obligaciones de los rituales fueron transferidos de ser el cargo de cada familia según cada una lo veía prudente, a un grupo específico de sacerdotes bajo un conjunto de leyes comunes y ordenanzas (La Ley), y bajo un control centralizado (ese el del Sumo Sacerdote), y el hijo primogénito, ahora siendo mitigado de las obligaciones que el anteriormente había llevado a cabo como una clase de sacerdote de familia, tuvo un cambio de estatus. Este cambio era, sin duda, visto como una degradación de orden y no hubiese sido muy bien recibido.  

Por lo tanto nosotros vemos que los Levitas asumían el estatus y las responsabilidades y muchas de las obligaciones que anteriormente tenían los primogénitos. Por lo que en el verso 11 (algunas traducciones el 12) nosotros tenemos al Señor diciendo, “Yo por la presente tomó a los Levitas de entre los Israelitas EN LUGAR de todos los primogenitos….” La transferencia de obligaciones del primogénito a la tribu sacerdotal estaba completa. Yo espero que esto haya hecho un impacto sobre ustedes, porque el mismo marca un cambio transcendental en como Israel iba a operar al contrario de cómo estaba en el pasado; y tal vez aún más, esto hizo a Israel aparecer bastante diferente y en contra como todas las otras culturas con las que ellos interactuaban y operaban.  

La sustitución de los primogénitos debía ser en el orden exacto por Jehová y no debía ser solo general o simbólico; el mismo sería hecho uno a uno; cada Levita varón debía ser un sustituto para un primogénito de Israel que esté actualmente vivo. Nosotros vamos a ver este fascinante escenario desarrollarse prontamente. Yo les digo esto antes de que nosotros entremos en las Escrituras nuevamente porque ESTO era uno de los propósitos primordiales del censo tomado de los Levitas…….y SOLO los Levitas….eso es ordenado por Jehová, comenzando en el verso 14. Eso es, necesario para determinar cuántos varones Levitas había, porque eso determinaba cuantos de los varones primogénitos Israelitas (los no-Levitas) serían cubiertos, y para aquellos que no eran cubiertos, se requería un arreglo especial.

La semana pasada nosotros discutimos el censo de los Israelitas como aparte del censo de la tribu de Levi. Esto era porque Jehová separó a los Levitas como SUYOS y siervos. Uno podría razonablemente decir que Dios adoptó la tribu de Levi de Jacob haciéndolos SU propiedad. De aquí en adelante, luego, los Levitas son considerados separados de Israel.

Ahora el censo tomado de los Levitas era similar al que fue ordenado en el capítulo 1 para todo Israel. Una diferencia mayor, fue que en el censo de todo Israel….el cual, de hecho era solo de Israelitas VARONES…..un varón tenía que tener 20 años o más para poder ser contado. Esto era porque el propósito del censo era reclutamiento militar. Permítanme aclarar que el término “primogénito” SOLO aplica a los varones. Mujeres primogénitas es un oxímoron….no hay tal cosa. Y esto es porque el Primogénito es más un puesto conferido sobre el hijo varón que sencillamente un orden de nacimiento. Eso es, el primer hijo que le nace a un hombre no necesariamente tenía el puesto y llevaba a cabo las obligaciones del Primogénito, aunque en general sí lo hacía.

Esas obligaciones y derechos y privilegios se podían dar a otro hijo…..por un sinnúmero de razones…..y esto no era algo terriblemente inaudito que sucediera. De hecho esa misma cosa ocurrió en las vidas de los primeros 3 Patriarcas: Abraham fue el progenitor de Ismael, que nació primero, y luego vino Isaac. Pero Abraham le dio el puesto de primogénito a Isaac. Isaac fue el progenitor de Esaú, quien era el primero, y luego vino el hermano gemelo de Esaú, Jacob. Pero Isaac le dio el puesto de primogénito a Jacob (aunque fue a través de engaño ya que no era la intención de Isaac hacerlo). Jacob fue el progenitor de varios hijos con Rubén siendo el primer hijo que nació, pero Jacob le dio el puesto de primogénito a Judá, el 4to hijo suyo, al menos parcialmente como castigo sobre Rubén por deshonrar a una de las concubinas de Jacob.

En el censo de los Levitas la edad del varón que debía ser contada comenzaba solo a 1 mes de edad por lo que hasta los bebés más pequeños eran incluidos. ¿Por qué un mes? Dos razones: 1ro, la circuncisión no tomaba lugar hasta que el niño tenía 8 días de edad. La circuncisión era ese momento cuando un niño OFICIALMENTE llegaba a ser un miembro de Israel……queriendo decir que ese niño ahora operaba bajo el pacto de Abraham. EL llegaba a ser un Israelita una vez se circuncidara. Hasta que él no se circuncidaba él no era oficialmente un miembro de Israel. La 2nda razón para el requisito de 1 mes era, que para ser incluido en el censo un niño tenía que tener 1 mes para poder ser redimido. Por lo que solo una persona Redimida (un Levita) podía ser sustituto para otra persona Redimida (un primogénito Israelita).

En la ley judía un infante menos de 30 días de edad no es considerado una persona. Yo no estoy diciendo que no es considerado un humano. Es solo que a los 30 días hay un cambio de estatus, en el cual el infante obtiene más valor. Esto indudablemente es así debido al alto número de mortalidad infantil en esa era, el cual es diferente ahora, pero según la Ley estricta judía los ritos generales de luto son suspendidos si un bebé menos de 1 mes muere. Esta ley tenía otros efectos también. Si alguien accidentalmente mataba a un infante menos de 1 mes de edad la remuneración que se les debía a los padres era muy pequeña. Pero una vez ese niño alcanzaba la edad de 1 mes la remuneración subía drásticamente porque ese niño ya había alcanzado el estatus de “persona”.

Yo les dije al comienzo del capítulo 3 que los eventos de este capítulo tomaron lugar en dos lugares distintos: todo en los primeros 13 versos tomó lugar en el Mt. Sinaí; pero lo que sigue, comenzando en el verso 14, toma lugar “en el Desierto del Sinaí” después que ellos se habían movido del Mt. Sinaí.

Ahora, permítanme darle un pequeño hecho irreal presentado como verdad. A menos que uno mire cuidadosamente y sepa hebreo, es fácil asumir que el método de contar los Levitas (aparte de la diferencia en edad del que tenía que ser contado) tenía que ver con la misma que era hecha con el censo en general de todos los Israelitas; pero este no era el caso. De hecho, el censo ni tan siquiera lo llevaba a cabo los humanos.

Vamos a volver a leer parte del capítulo 3.

Volvamos a volver a leer Números 3:14 – hasta el final

En los versos 15 y 16 donde habla sobre Moisés tratando con el censo de los Levitas la mayoría de las traducciones de las Biblias dicen que, “Moisés los enumeró (o contó) al mandato u orden de la palabra, de Dios”, pero esto pierde el significado completo. La palabra hebrea típicamente traducida como enumeró o contó es paqad; y la misma tiene una gama amplia de significado. En este contexto probablemente una mejor palabra en nuestro inglés moderno para número o contar seria “registrar”. Además en hebreo la palabra que generalmente es traducida como “palabra” o “mandato” de Dios en este verso es ‘al pi. Y más preciso esto quiere decir (desde un punto de vista de inglés moderno) “oráculo” en otras palabras los resultados del censo fueron divinamente relacionados a Moises, directamente de Dios….esto fue un oráculo de Dios, un anuncio muy especial hecho para un propósito monumental. Ni Moisés ni Aarón, ni los jefes de tribu de los Levitas, ni cualquier humano en lo que respecta, estaban involucrados en el conteo de los Levitas. Esto era un asunto muy importante porque la redención estaba en el centro de todo esto. Más bien Jehová llevó a cabo el censo Él Mismo y a Moisés sencillamente se le dio los resultados por medio de un “oráculo” de Jehová, y luego lo que Dios dijo fue escrito (registrado).

Yo podría pasar una hora hablando sobre todos los principios de redención que son mencionados en estos versos; los mismos principios que fueron manifestados en la vida, muerte y resurrección de Yeshua. Pero yo solo voy a mencionar uno, por ahora, y espero que este penetre dentro de sus corazones. No nos haría nada de bien para los líderes y ancianos de todas las Iglesias y sinagogas del mundo conducir un censo para así determinar cuántas personas están verdaderamente redimidas (o en términos evangélicos cristianizados, salvos). Las Sagradas Escrituras hacen claro que el Señor, y el Señor solo, hace esa determinación. El censo de las personas salvas que va ser llevado a cabo en un instante antes del Rapto de los Creyentes no va ser hecho de acuerdo a los registros de la iglesia o sinagoga determinado por el cálculo del hombre; el mismo va ser hecho por Dios Mismo. Ese certificado de bautismo, o tu nombre en la membresia de la iglesia o sinagoga, o que hayas sido seleccionado como un anciano o diácono; o si eres un Pastor o Rabino con un certificado de ordenación….todas estas cosas son buenas y son significativas en la vida religiosa del hombre; pero las mismas cuentan para nada cuando Dios tome Su censo final. Porque es tan importante y eternal las consecuencias de aquellos quienes son redimidos (y para aquellos que no lo son) que esto no va ser dejado en las manos de un Papa, un Arzobispo, o un Pastor, o un Rabino, o la junta de la iglesia o un comité de una sinagoga, o cualquier hombre. Nuestro Señor va asegurarse que ni UN creyente vaya ser accidentalmente pasado por alto y dejado atrás. Aunque aun cuando este prospecto pueda estar tan regocijado y seguro, también tenemos que darnos cuenta que nadie que NO deba ser incluido se le permitirá entrar accidentalmente. Dios va hacer esa determinación basada en SU conocimiento íntimo y perfecto del Corazón de cada individuo, y si el individuo ha aceptado completamente la provisión salvadora que Dios ha hecho para la humanidad, Yeshua, nuestro Salvador. Todo el estatus y honor religioso y títulos que los hombres hayan otorgados a otros hombres no serán importantes. Nuestro registro de asistencia, cuantas cosas lindas decimos, todas las cosas correctas y doctrinas sinceras que suenan de Dios pero que no lo son, y las muchas cosas que impresionan al hombre, no seran parte de la determinación.

Al igual que aquí en Levítico donde Jehová hizo el conteo de los levitas Él Mismo, solo Dios va tomar el censo de Creyentes y los va registrar en Su Libro de Vida Celestial porque solo Dios puede ver el corazón y el alma por lo que realmente es.  

Bueno en los próximos versos nosotros tenemos un montón de genealogía porque los Levitas iban a ser divididos de acuerdo a su clan, y luego asignados a obligaciones diferentes en lo que respecta al sacerdocio (el cual puede venir solo del clan de Aarón) y para obligaciones en lo que respecta al Tabernáculo. Estas obligaciones serían solo temporeras, aunque, una vez lleguen a la Tierra Prometida después de 40 años en el desierto, las obligaciones se movieron alrededor un poco, porque las circunstancias cambiaron bastante significativamente al ellos cambiar de estar errantes a un pueblo establecido. Mucho de lo que nosotros estamos leyendo aquí técnicamente aplica SOLO al tiempo de los 40 años de deambular.

Nosotros no vamos abrumarnos con esta lista larga de nombre de familia hoy; aunque, hay unas cuantas cosas pertinentes que deben ser tomadas de la misma. Primero que nada, date cuenta que el Sacerdote y los Levitas debían estacionarse ellos mismos entre el Tabernáculo del Desierto y las 12 tribus de Israel actuando como una verja o una barrera protectora entre la Tierra Santa y el pueblo de Israel (o cualquier otro en lo que respecta). Esto define el papel de un mediador o un intercesor o hasta un siervo designado de Dios. Esto no es solo un asunto de llevar mensajes de personas a Dios (como una oración de intercesión), y de Dios a las personas (como ser un maestro o pronunciando el Evangelio); esto tiene que ver con proteger a Dios de tener Su santidad en peligro, y esto también tiene que ver con proteger a las personas de ser destruidos por Dios por violar……ya sea intencionalmente o accidentalmente….sobre SU santidad. Añade eso a la mezcla cuando tratas de comprender el papel de Jesús, y hasta cierto grado a nuestras responsabilidades como Sus discípulos. Es uno del que raramente se piensa o se discute, pero es probablemente uno de los papeles más importantes al que cada creyente moderno de hoy en día lleva sobre sus hombros.

Apropiadamente nosotros vemos que son los hijos inmediatos del fundador de la tribu de Levi…..Levi, hijo de Jacob…..quienes son enumerados primero; ellos son Gersón, Coat, y Merari. Hay un nombre que es dejado fuera de la lista, aunque, es bastante importante, pero este no está registrado porque el nombre pertenece a una mujer: Jocabed. Jocabed era la hermana de Gersón, Coat, y Merari. Pero nosotros estamos más informados de Jocabed como la madre de Moisés y Aarón. Lo que es interesante es que Amram (el padre de Moisés y Aarón) era hijo de Coat. Lo que eso significa es que Amran se casa con la hermana de su padre, su tía Jocabed…..y por lo tanto Coat forma la línea biológica de AMBOS padres de Moisés y Aarón. Y claro que, Amram y Jocabed estaban casados cuando Israel estaba en Egipto. Esta situación NO pudo haber sucedido DESPUÉS del Mt. Sinaí, porque la Ley dada a Moisés en el tema de matrimonio no hubiese permitido este tipo de matrimonio endogámico familiar.

Comenzando en el verso 22 nosotros comenzamos a ver la composición de los Levitas de acuerdo al censo de ellos, como fue tomado por Dios, y luego registrado por Moisés. La línea de familia de Gersón fue aún más dividida en dos líneas, representando a sus dos hijos Libni y Simei.

El número total de descendientes de Gersón, hijo de Levi, llegaba a 7,500 varones de un mes de edad en adelante. Ellos fueron asignados acampar en la parte posterior de la Tienda de Reunión, al oeste, el 3er lugar más prestigioso para acampar. Sus obligaciones del Tabernáculo consistían en cuidar ciertas partes de la estructura del Tabernáculo; aunque cuando nosotros leemos este pasaje en inglés el mismo suena como si se estuviese repitiendo así mismo porque la mayoría de las traducciones dice algo para el efecto de “el Tabernáculo, la tienda, su cubierta y lo que tapa…” ¿Cuál es la diferencia entre el Tabernáculo y la tienda; acaso no son la misma cosa?

De hecho estas palabras se están refiriendo a las varias capas de tela y pieles que juntas forman la tienda del santuario. Por lo que más exactamente la palabra Tabernáculo se está refiriendo al forro interior de la tela, la palabra tienda se está refiriendo a la capa del medio de pelo de cabra, y la palabra cubierta apunta a la cubierta exterior de pieles de carnero curtidas y también posiblemente a la cubierta de arriba a prueba de agua que probablemente está hecha de piel de marsopa. Además, al decir la palabra lo que tapa está indicando la entrada externa hacia la tienda, el velo que cuelga en la entrada del patio hacia el Lugar Santo (esto no es el velo interior, el parokhet, que separa el Lugar Santo del Lugar Santísimo). Los Gersonitas también son responsables para el altar de la ofrenda de holocausto y las cuerdas que cuelgan la cortina exterior del poste.  

La línea de Kohath (otro hijo de Levi) estaba dividido en 4 líneas, o clanes, cada uno representando los 4 hijos de Coat, uno de ellos siendo la línea de la cual Moisés y Aarón vinieron (los Amramitas). El número combinado de varones de este grupo de familia era 8,300. Ellos debían acampar al lado sur del Tabernáculo….el 2ndo lugar más prestigioso para acampar. Sus obligaciones eran cuidar el Arca del Pacto, la Mesa de la Misericordia, la Menora, el Altar de Incienso Dorado, y todas los varios utensilios de ritos como el sartén de fuego, las jarras doradas, los envases usados para coger la sangre de los animales de sacrificios, y así sucesivamente. Date cuenta que estas obligaciones eran la obligaciones mayores de los que no eran sacerdotes…ese grupo que la Biblia típicamente llama solo “los Levitas”. Los Coatitas cuidaban las cosas ADENTRO de la tienda. El primer grupo que nosotros discutimos, ese de Gersón, cuidaba las cosas que eran barreras entre adentro y afuera de la tienda o las cosas que estaban localizadas completamente fuera de la tienda (como el Altar de la Ofrenda de Holocausto). Las cosas adentro de la tienda eran generalmente consideradas más sagradas y más prestigiosas que las cosas puestas fuera de la tienda.

Déjenme recordarles algo porque esto puede ponerse un poco confuso: una vez Dios establece el sacerdocio (un evento que ocurrió en el Mt. Sinaí), ÉL dividió la tribu de Levi en dos divisiones principales: Sacerdotes y los que no eran sacerdotes. Los sacerdotes llevaban a cabo rituales y hacían la enseñanza de la Ley, y ellos eran llamados “Sacerdotes”, o en hebreo, cohanim. Los no-sacerdotes (el restante de la tribu de Levi) tenían el título de “los Levitas”; esto era aquellos quienes hacían el trabajo de cuello azul alrededor del Tabernáculo y más tarde el Templo.

Biológicamente y genealógicamente hablando los sacerdotes y los Levitas eran todos parte de la tribu de Levi; pero Dios elevó a los descendientes de Aarón, los sacerdotes, a una estatus más alto que los restante de la tribu de Levi. Por lo que de este punto en adelante en la Biblia, 9 de 10 veces que la Escritura se refiere a los Levitas la misma SOLO se está refiriendo a esos Levitas trabajadores de cuello azul. Nosotros vamos a ver la frase “Sacerdotes Levitas” bastante, pero no se confundan. El propósito para esto es para recordarle al lector que el sacerdocio viene de la tribu de Levi y SOLO la tribu de Levi; ninguna otra tribu puede participar en el sacerdocio. Tristemente la mayoría de los comentaristas cristianos hacen a los Levitas y Sacerdotes dos palabras para la misma cosa y es por eso que nosotros tenemos un retrato erróneo de lo que pasaba en el Tabernáculo y más tarde en el Templo.  

El 3er hijo de Levi era Merari. La línea de Merari llegó a ser dividida en dos clanes porque él tenía dos hijos. La cantidad total de varones de la línea de Merari era 6,200. Ellos eran instruidos acampar en el lado MENOS prestigioso del Tabernáculo, el norte. Ellos debían encargarse de transportar las tablas que formaban el armazón de la sagrada tienda, y todos los postes y zócalos y sogas usadas para formar la pared de tela que rodeaba el patio exterior.

El lugar de acampar más prestigioso fue dado a Moisés y Aarón y los hijos de Aarón….los sacerdotes. Ellos acamparon al este, o frente, del Tabernáculo. Ellos no montaban o desmontaban el Tabernáculo; ellos no transportaban ninguna de sus partes o su mobilario; ese era el trabajo de los Levitas. Y según hace claro el verso 38, el propósito del sacerdote era para “asistir en las obligaciones del santuario”….eso es, llevar a cabo los rituales. Y esta obligación era hecha no por su PROPIA parte, sino que por parte de todos los Israelitas. Los Levitas y los Sacerdotes hacían lo que hacían por el bien de todos los Israelitas.

El final del verso 38 enfatiza, nuevamente, que cualquier persona no autorizada que se acercara demasiado al Tabernáculo o intentara llevar a cabo las funciones sacerdotales debía ser matado. Uno se pregunta porqué esto es mencionado tantas veces. ¿Acaso Dios pensó que estas personas Israelitas eran tontas? Bueno aparte del hecho que Jehová está haciendo muy claro que esa cercanía a ÉL trae peligro al igual que bendición (algo que pocos, aunque los misioneros más atrevidos en la iglesia moderna parecen captar), yo no tengo duda que en esta era esto es una advertencia primordialmente para los primogénitos de Israel. Recuerda que nosotros estamos en un punto donde el estatus especial de todos los primogénitos Israelíes está en el proceso de ser removido de ellos y ser entregados a los Levitas. Estos primogénitos Israelíes habían sido, por siglos, los que tenían el distintivo honor y obligación de llevar a cabo las funciones de sacerdote para sus familias. Puedes estar seguro que aunque algunos primogénitos estaban aliviados de no tener que hacerlo más, otros sintieron su orgullo herido y no estaban contentos sobre este cambio. Y ellos seguramente no tenían intención de darlo todo tan fácilmente, por lo que continuaron involucrándose ellos mismos en los rituales y ceremonias que Dios había decretado para Moisés.   

De hecho date cuenta que NINGÚN conteo de los varones que formaban las familias sacerdotales es dado. SOLO el número total de las 3 familias no-sacerdotales es usado.

Para aquellos cuya Biblia aún no ha incluido una corrección asumida, los manuscritos hebreos de antigüedad que nosotros tenemos indican que el número de cada uno de esas 3 familias no-sacerdotales cuando es añadido junto (22,300) no es el mismo como el número total que generalmente es dado (22,000). Generalmente se admite que esto fue debido un error por parte del escriba en algún momento a lo largo del tiempo. El problema es que el número 3 en hebreo es muy similar al número 6. El numero 3 es sheen-lamed-sheen, mientras que el número 6 es solo sheen-sheen.

En este momento otra clase de censo es ordenado; el primer censo de las tribus de Israel contaba solo a los varones comenzando a la edad de 20. Un nuevo conteo debe tomar lugar que cuenta a los varones PRIMOGÉNITOS Israelitas de 1 mes de edad; este nuevo conteo usa el mismo criterio que fue usado para contar los Levitas. Y lo que es descubierto es que hay 273 primogénitos Israelitas más que varones Levitas para sustituirlos a ellos. Interesantemente hasta las reses primogénitas de los Israelitas (en hebreo, behemah, el cual quiere decir animales domésticos del campo usados para alimento; esto incluye a las cabras, ovejas, y vacas) debían ser redimidas por medio de ser sustituidas por animales que le pertenecían a los Levitas. En caso de que no esté claro: los Levitas que estaban siendo usados para redención consistía de TODOS los varones Levitas, no solo los primogénitos Levita. Pero entre los Israelitas seculares (las 12 tribus) era SOLO el primogénito quien estaba siendo redimido, no todos los Israelitas varones. ¿Entiendes? Un Levita varón de cualquier orden de nacimiento redimió a un PRIMOGENITO Israelita varón.

¿Así que, que podemos hacer con el problema de que no hay suficientes varones Levitas para cada primogenitor Israelita? Un precio de redención fue establecido y ese precio era 5 shekels. En este momento en la historia un shekel NO era una moneda como lo es ahora (y durante el tiempo de Jesús). Más bien un shekel en ese tiempo era solo una unidad de peso….como una onza o un gramo.

Los 273 Israelitas primogénitos que debían ser redimidos con dinero eran escogidos por suerte. Y cada uno de aquellos que eran escogidos tenía que reunir 5 shekels de plata y presentárselo a Moisés, quien después se lo daba a Aaron. Por lo que los 22,000 primogénitos Israelitas eran redimidos en un intercambio de uno a uno con 22,00 varones Levitas; y los restantes 273 Israelitas varones eran redimidos con 5 shekels de plata por cada uno, el cual era dado al sacerdocio. De esta manera todo primogénito Israelita era redimido y automáticamente ya no eran comprometidos al servicio del Señor.

La transferencia está completa. Los Levitas ahora le pertenecen a Dios en lugar de los Israelitas primogénitos y los Israelitas primogénitos perdieron su estatus especial y ahora es dado a los Levitas. Permítanme comentarles que esto era, por la mayor parte, un estatus espiritual que los primogénitos perdieron y los Levitas ganaron. Otra tradición y costumbre típica de los primogénitos sobre la autoridad, riqueza y liderazgo, etc., aun aplicaban completamente.

¿Por lo que, cuál era el estatus de todos los FUTUROS Israelitas primogénitos desde este momento en adelante? Bueno los hebreos sentían que era TODAVÍA necesario redimir a cada primogénito hebreo.

Esto no tenía que ver tanto con Dios automáticamente siendo propietario de todos los primogénitos, sino que esto fue hecho en conmemoración al Éxodo cuando Jehová mato a todos los primogénitos de Egipto, pero salvó a todos los primogénitos de Israel.

Por lo que la idea era que cuando un hijo primogénito nacía los padres dedicaban ese hijo a Dios por gratitud. Luego, después de 30 días, ellos redimían ese hijo primogénito para ATRÁS al ir al sacerdocio y pagar el precio de redención. Cuando un primogénito nacía, después de los 30 días una ceremonia era llevada a cabo y el padre tomaba a su hijo al Tabernáculo y él pagaba al Sacerdocio una suma de 5 shekels de plata para redimir a su hijo. Al hacer esto el hijo primogénito ya no estaba comprometido al servicio de Dios; Él estaba redimido DE Dios, el precio de redención siendo 5 shekels. Permítanme enfatizar esto: esto concernía SOLO a los primogénitos. Si un hombre  tenía varios hijos era SOLO el primero que nacía al que el redimía, no a los otros, porque los otros no estaban dedicados a Dios, de esa manera llegaban a ser a ser propiedad sagrada de Dios..

Teóricamente si esa redención NO ocurría, ese hijo primogénito estaba obligado de por vida al servicio a Dios, o al sacerdocio, o ambos. En realidad era muy poco lo que ese primogénito podía haber hecho para el sacerdocio, porque era el deber del Levita ser de servicio para los sacerdotes. Y cualquiera que no era un Levita, pero tomaba el deber de un Levita, debía ser ejecutado.

Ahora, había algunos padres quienes determinaban que ellos SÍ querían que su hijo primogénito estuviera al servicio de Dios; por lo que ellos intencionalmente NO lo redimían. Nosotros vamos a ver esto particularmente en el voto Nazareo donde un niño es ofrecido al servicio de Dios antes de que nazca. Nosotros vemos esto en la Biblia por ejemplo con Sansón.

De hecho, Juan el Bautista también NO fue redimido aun cuando era un primogénito. ¿Por qué? Tal vez por la razón que uno menos espera; ¡Juan no era un judío en el sentido más estricto, él era un Levita! Su padre era un sacerdote y su madre Elisheva (Elizabeth) era de la línea de Aarón. Juan el Bautista no era elegible para redención. Más bien al igual que todos los miembros varones de la tribu de Levi, comenzando en el libro de Números, él está permanentemente al servicio de Dios y no puede ser redimido de esa posición.

De hecho hasta Jesús fue redimido por Dios por medio de un precio pagado por su padre terrenal José. Nosotros vamos a encontrar esta historia en Lucas capítulo 2. Vamos a buscarlo en nuestras Biblias, para que nosotros podamos ver este principio entero del que estamos aprendiendo en Números, tomar lugar con Yeshua como el foco, uno 1300 años después que la práctica primero comenzó.

LEER LUCAS 2: 21 - 35

Aquí vemos una historia de la cual nosotros todos estamos bastante familiarizados pero probablemente no entendemos completamente. Lo que nosotros estamos siendo testigos es solo un redención de un bebé judío (primogénito) que es común y algo de todos los días. En este caso, es el de Yeshua.

EL título de este proceso entero es llamado pidyon-haben. Como parte de la ley de pidyon-haben date cuenta que no fue hasta la circuncisión de Yeshua en el 8vo día que a ÉL se le da SU nombre. La razón para este retraso es que los nombres tienen un gran significado y hasta que Jesús no tuviera 8 días de nacido, y tuviera una ceremonia de circuncisión, ÉL no estaba bajo la provisión del Pacto de Abraham. En el 8vo día el recibió SU nombre hebreo porque ÉL oficialmente se convirtió en un Israelita.

Luego dice que la redención fue después del tiempo de purificación de acuerdo a la Ley (queriendo decir la Torá), cuando José y María tomaron a Jesús a Jerusalén. La purificación de la que se está discutiendo aquí NO es sobre Jesús, es sobre María; y esto, también, está contenido en la ley de pidyonhaben. Cuando una mujer pare a un hijo, si era un niño, ella estaba ritualmente impura por un periodo de 40 días. Por lo que nosotros sabemos que era DESPUÉS de estos 40 días que esta escena tomó lugar porque ella NO hubiera entrado en el Templo en una condición impura.

Además el sacrificio del que se habla aquí (dos tórtolas o dos palomas) nuevamente concierne a María, no al bebé Yeshua. Este es el sacrificio necesario para completar su ritual de purificación después de tener un hijo. El ir al Templo era una clase de experiencia difícil y cuando varias cosas podían ser logradas en solo un viaje eso era lo que generalmente sucedía. Por lo que Maria fue purificada y Jesús fue redimido aparentemente en la misma visita. Este pasaje NO menciona la cantidad dada por la redención de Jesús pero la misma debió de haber sido la cantidad estándar de 5 shekels porque no importaba si la familia era rica o pobre, el costo de la redención era la misma para cada primogénito hebreo.

Ahora, algunos creen que Jesús tenía un hermano mayor que era Santiago quien necesariamente nació de una madre diferente a la de José. El que Santiago estuviera relacionado a Jesús está muy bien establecido; pero el pensar que Santiago era el primogénito de José parece ser sacado de proporción por estos eventos de este pasaje en Lucas, ya que aquí nosotros vemos a Yeshua siendo redimido de Su estatus de primogénito. La advertencia aquí es que José NO era el padre biológico de Yeshua (y él sabía esto muy bien), por lo que posiblemente José fue ordenado por el Señor (o lo hizo por sí mismo) el llevar a Yeshua al Templo para el ritual de redención del primogénito de parte del Padre Celestial.

Independientemente de las circunstancias, hasta nuestro Salvador fue redimido de Jehová…..aunque claro que, EL era Dios encarnado. Esto solo nos demuestra la inescrutable ironía que nosotros tenemos que tratar en la que Jesús era 100% hombre, y así estaba bajo la provisión de la Torá al igual que cualquier otro hombre; y aun así ÉL era 100% Dios y así ERA la Torá, y por lo tanto diferente de cualquier otro ser que el mundo jamás haya conocido.

La semana que viene comenzaremos con Números capítulo 4.

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953