Levítico

Lección 17 Capítulo 11 continuación 3

La semana pasada nosotros terminamos la sección de Levítico capítulo 11 que discute el tema de los animales que divinamente eran declarados puros e impuros para comer. También nosotros hablamos acerca de la desesperanza de tratar de determinar POR QUÉ ciertos animales eran separados como puros, y otros como impuros; y que nosotros haríamos mejor si sencillamente aceptáramos la selección del Señor, como un acto de SU voluntad soberana.  

Debido al contenido del capítulo 11 y su enfoque en las leyes dietéticas hebreas, esto nos ha llevado hablar sobre el monumental tema de pureza y santidad. Nosotros vamos a continuar esa exploración hoy porque la misma juega un papel vital en el plan de Dios para Su creación; también nosotros tenemos que entender esto para así poder entender las declaraciones sobre la pureza en el Nuevo Testamento como fueron hechas.  

Nosotros hemos discutido varios aspectos de la impureza, pero ahora me gustaría brevemente dirigirme a esta pregunta: ¿es la impureza lo mismo que pecado? En cierto modo no, pero la impureza PUEDE ser producto del pecado, aunque no siempre es el caso. Como vamos a ver en los siguientes capítulos de Levítico la impureza es producida en una mujer por su ciclo mensual y cuando da a luz. Ciertamente no hay nada pecaminoso con eso. La impureza es producida al contraer una enfermedad de la piel (en ocasiones, incorrectamente, llamada lepra en nuestras Biblias). Ciertamente no hay nada pecaminosos en eso, pero las Escrituras nos dicen que la enfermedad de la piel es una señal exterior de una condición interna de pecado escondida. Me gustaría dejar el tema de como la impureza se relaciona al pecado hasta que lleguemos a unos cuantos capítulos más en Levítico. Por ahora, entiende que el pecado y la impureza no son dos palabras para la misma cosa. NO consideres igual en tu mente el pecado y la impureza. Lo que es importante es que la santidad de Jehová DEBE ser y VA ser protegida y separada de toda impureza.   

Hoy me gustaría comenzar a dirigirme al tema del cual yo estoy seguro que muchos de ustedes han estado esperando: ¿están las leyes kosher todavía vigentes? Y, ¿sí lo están, a quienes aplican? ¿Acaso las leyes dietéticas de la Biblia aplican a los cristianos creyentes gentiles, o a los judíos Mesiánicos, o a cualquiera?  

Al igual que todo lo demás que nosotros hacemos en la clase de Torá, nosotros no vamos a dirigirnos a esto de una manera sencilla con un “si” o  un “no” (yo espero que ya lo estén viendo)  porque esta manera de estudiar los principios de Dios es con un pensamiento griego, y la misma  va completamente en contra del diseño y estilo de pensamiento de la Biblia. La verdad se encuentra en los patrones que son establecidos comenzando en Génesis y hasta Apocalipsis. La verdad no se encuentra en uno o dos versos que nosotros esperamos que claramente diga que es lo que estamos buscando, y luego nos dé una breve racionalización detrás del mismo.  

Yo digo que hay casi un acuerdo unánime dentro de la iglesia moderna que, por una variedad de razones las leyes dietéticas kosher de la Torá NO aplican. La razón primordial generalmente que es citada para esto es que hay una creencia que Cristo abolió la Ley, la Torá…..de las cuales las leyes dietéticas son centrales. Por lo tanto cualquier cosa que fue ordenado por Dios antes del nacimiento de Yeshua, nosotros podemos mover nuestra mano y hacer desaparecer toda Escritura que precede Su venida. Nosotros no necesitamos repasar ese territorio; yo he demostrado una y otra vez aquí en la Clase de Torá que Cristo, en el Sermón del Monte, en Mateo 5:17-20, donde personalmente declaró que Él NO vino abolir la Ley, y que cualquiera que enseñe que Él lo hizo será llamado menos en el Reino de los Cielos. Sino que cualquiera que enseña y obedece la Ley será llamado mayor en el Reino de los Cielos.  

Debido a que esto es un asunto tan polémico nosotros vamos a examinarlo esta semana y la próxima. Pero para poder llevar este extenso tema de las leyes dietéticas kosher hacia una conclusión alguna, y podamos terminar con una clase de guía para  comenzar a trabajar en nuestras vidas, yo voy a tomar un acercamiento inusual  (al menos inusual para mi) y les voy a dar mi conclusión primero y luego voy a demostrarles como llegué a esa conclusión. Pero con toda franqueza yo debo introducirlo invocando las palabras de Pablo como cuando él estaba enseñándole a los creyentes en Corintios en el tema delicado del matrimonio y el divorcio; para parafrasear Pablo dijo esto en 1 Corintios 7: “De lo que estoy a punto de decirle yo debo confesar que esto es lo que yo pienso; y yo no estoy completamente seguro si es del Señor”. Por lo que tómalo por lo que vale la pena.   

Por lo que, con ese entendimiento, vamos a empezar.

Yo estoy completamente persuadido que Cristo NO abolió la Torá….como ÉL dijo, “ni una jota ni una tilde”; y por lo tanto es incomprensible que ÉL pudiera haber abolido el sistema de sacrificios y las leyes dietéticas las cuales eran  parte integral  del sistema de sacrificios, y tan central para el cuerpo total de instrucción sagrado llamado Torá. Pero, indudablemente, algo ha cambiado; una gran transformación en cómo opera la Torá tuvo lugar tras Su muerte, resurrección y la venida del Espíritu Santo. Y gran parte de las leyes de la Torá no están vigentes porque muchas de esas leyes dependen de la existencia de un Templo físico y un Sacerdocio físico que actualmente no existen (pero si en un futuro cercano).   

En lo que respecta al sistema de sacrificios, la mayor transformación fue que Yeshua tomó cada requisito de ese sistema….el Sumo Sacerdocio, los rituales y hasta los sacrificios mismos, sobre Sus propios hombros. Pero no te equivoques: el espíritu y el propósito del sistema de sacrificios de la Torá está vivo en que la inocente y pura sangre de Cristo aun es necesaria cada momento de cada día para expiar por nuestros pecados, al igual que la sangre inocente del animal era  necesaria para expiar por cada pecado cometido antes de SU venida. El espíritu y propósito del Sacerdocio decretado en la Torá también está vivo en que Yeshua que ahora lleva el manto de Sumo Sacerdote, y es nuestro mediador permanente en el Cielo, al igual que los descendientes de Aarón eran Sumo Sacerdotes humanos y mediadores para Israel.

Y nosotros (como Sus seguidores) somos ahora, desde una postura espiritual, sacerdotes comunes. Por medio de la confianza en Yeshua al igual que ciertas familias designadas dentro de la tribu de Levi eran santificadas y separadas para oficiar los rituales de sacrificio y para servir al Dios Todopoderoso en una gran variedad de maneras en tiempos pasados.  

La Torá, que es un ideal divino que comenzó como puramente celestial y espiritual en forma (en el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios y el verbo era Dios) eventualmente llegó a ser un sistema de reglas y rituales terrenales y físicos cuando Jehová lo dió a Moisés y a Israel en el Monte Sinaí. Y entonces 1300 años después al pie de la Cruz, ese sistema de reglas y rituales tomó más aspectos de su naturaleza celestial y espiritual original. El sacrificio NUNCA dejó de ser necesario porque mientras exista el pecado la expiación debe existir; pero ahora la ÚNICA sangre de sacrificio capaz de producir expiación es la de Yeshua. El sacerdocio NUNCA a cesado de ser necesario porque Dios siempre ha establecido seres para llevar a cabo Su voluntad y servirle a ÉL….ya sea ángeles o humanos. Pero para nuestra era esos humanos separados y santificados, el sacerdocio, son los Creyentes. Y en lo que respecta a las leyes dietéticas, Kashrut, hay comidas, y otras cosas, que aún son puras e impuras para nosotros; pero, eso también ha sido transformado y no debe de ser tomado en el sentido puramente físico, y en el sentido ritualista terrenal que fue en un tiempo; ahora, el mismo ha regresado (al menos parcialmente) a su ideal espiritual y celestial.   

Aun otra dinámica está involucrada en la transformación: porque el hombre, es esta extraña combinación de lo físico y los espiritual….la ÚNICA criatura viviente que es así….la manifestación de los ideales y principios de la Torá es necesariamente una combinación de lo espiritual y los físico, lo invisible y lo visible. Y debido a que en el estado actual de Universo, lo puro e impuro, los lados físico corrupto y pecaminoso y lo espiritual perfecto y santo viven lado a lado, la Torá todavía tiene una naturaleza física, terrenal que acompaña su naturaleza espiritual, yo he explicado este misterio en un número de ocasiones usando el término “La Dualidad de la Realidad”. Es que nosotros vivimos en esta clase de paralelo universal donde lo espiritual y lo fisico existen simultáneamente….no es un asunto de uno o el otro como el pensamiento Griego piensa. El fenómeno de la Dualidad de la Realidad no se puede explicar en términos cientificos…el mismo solo se explica en fe y en patrones….patrones que viene de la mente de Jehová, no de la mente de los hombres.     

Para resumir, las leyes dietéticas no han sido abolidas, aunque algo es diferente como resultado de lo que Jesús hizo. Y al menos parte de ese “algo” que ÉL hizo es que la confianza en ÉL sobrepasa la obediencia mecánica, legalista a rituales terrenales, físicos….en lo que respecta a la Salvación. Permítanme enfatizar eso: la fe antepone la obediencia en lo que respecta a la Salvación. Pero, de ninguna manera dice que la obediencia a la Torá….el cual es la mente de Dios…..esta ahora obsoleta. Nuestra Salvación depende 100% en confianza que el trabajo de Cristo por parte nuestra es la única cosa que nos hace aceptable, y nos pone en paz con Jehová. Aunque….y aquí es donde la iglesia ha fallado….la obediencia a la Torá del Señor todavía importa.

De hecho, el resultado de nuestra Salvación debe ser, y se espera que sea, obediencia. ¿Dónde está nuestra gratitud a Jehová si nosotros pensamos que obediencia a Su Torá eterna ya ha pasado de moda? ¿Cómo es ÉL nuestro Señor y Maestro si nosotros somos obedientes solo a nosotros mismos? Es cierto que (gracias a Dios) la condenación, la maldición que la Torá pronuncia (la cual es separación eternal de Dios) está ahora muerta para aquellos que confían en Cristo. Pero nunca dudes que la misma condenación está viva para aquellos que no confían en Cristo. Tampoco nunca dudes (y esto es hecho claro por todos los apóstoles) que la bendición para aquellos que están en Cristo Y quienes obedecen la Torá permanece. ¿Acaso estoy yo diciendo que quienes deciden obedecer la Torá van a recibir bendiciones de arriba que aquellos que están ciertamente salvos, pero que no obedecen la Torá, no van a recibir? ¡CLARO QUE ESO ES LO QUE ESTOY DICIENDO! ¿Acaso hay bendiciones por seguir las leyes dietéticas? Sin duda alguna si lo hay, ya que es parte de la Torá. ¿Ahora, acaso el seguir las reglas dietéticas kosher es requisito para ganar, o mantener, nuestra salvación? ¡Absolutamente no! ¿Por otro lado, seguir las leyes dietéticas, sin confiar en Cristo, es de algún uso? Igualmente la contestación es no. La obediencia a la Torá, separado de la confianza en el Señor, es inútil.  ¿Aparte de tu propia ganancia personal de vida eterna, que bien es la Salvación separado de la obediencia para el Único que te ha salvado?     

Cristo y la Torá existen juntos, inseparable. Cristo ES la Palabra. La Palabra ES la Torá. La confianza y la obediencia existen juntas, inseparable. La confianza obtiene la salvación, la obediencia gana esas bendiciones para aquellos que confían.

 Ahora permítanme mostrarles a ustedes porque yo he llegado a esas conclusiones al mirar unos cuantos lugares en el Nuevo Testamento donde en ocasiones es enseñado que el comer kosher fue abolido….al menos para los gentiles. Déjenme recordarle a todo el mundo que está escuchando que esta discusión que estamos teniendo está toda basada alrededor de Levítico capítulo 11, el cual pone las reglas dietéticas para Israel.

Vamos a buscar en nuestras Biblias en Hechos 10. Esta es la famosa historia de Pedro y del oficial del ejército Romano Cornelio, y la sábana llena de animales siendo bajados desde el cielo en una visión. NVI Hechos 10:9 “Al día siguiente, mientras ellos iban de camino y se acercaban a la ciudad, Pedro subió a la azotea a orar. Era casi el mediodía. 10 Tuvo hambre y quiso algo de comer. Mientras se lo preparaban, le sobrevino un éxtasis. 11 Vio el cielo abierto y algo parecido a una gran sábana que, suspendida por las cuatro puntas, descendía hacia la tierra. 12 En ella había toda clase de cuadrúpedos, como también reptiles y aves. 13 Levántate, Pedro; mata y come le dijo una voz. 14 ¡De ninguna manera, Señor! replicó Pedro. Jamás he comido nada impuro o inmundo. 15 Por segunda vez le insistió la voz: Lo que Dios ha purificado, tú no lo llames impuro. 16 Esto sucedió tres veces, y en seguida la sábana fue recogida al cielo. 17 Pedro no atinaba a explicarse cuál podría ser el significado de la visión. Mientras tanto, los hombres enviados por Cornelio, que estaban preguntando por la casa de Simón, se presentaron a la puerta. 18 Llamando, averiguaron si allí se hospedaba Simón, apodado Pedro.

Y, ahí es donde generalmente paran la historia durante un sermón o una enseñanza; y un maestro o un pastor dice, ‘que sería más claro. Dios envía muchos animales a Pedro en una visión, según todos los testigos estos eran animales impuros y prohibidos, y le dice que está bien matarlos y comerlos. Por lo tanto, es obvio que Dios ha quitado la etiqueta de impuro en ellos y es el fin de la comida kosher”

Bueno no tan rápido. La primera cosa que nosotros debemos darnos cuenta es que a partir del verso 17, Pedro no había llegado a ninguna conclusión de lo que esta visión significaba; él estaba confundido de lo que significaba y tenía que pensar que era lo que Dios estaba tratando de decirle. Unos cuantos versos más tarde, en el verso 34, Pedro explica que aun cuando al principio él pensó que se trataba de comida Kosher, el ahora entiende que no es así cuando él dice: NVI Hechos 10:34 “34 Pedro tomó la palabra, y dijo: Ahora comprendo que en realidad para Dios no hay favoritismos, 35 sino que en toda nación él ve con agrado a los que le temen y actúan con justicia.”

Pedro dice que esta visión trata con aceptar al redil de los creyentes a todos los hombres de toda nación (gentiles) quienes confían en Dios.  Cualquiera, sin importar su ascendencia, todos son elegibles para Salvación a través de Jesucristo; como Pedro dice, “sin favoritismo”. Por lo que de acuerdo al Apóstol que escribió la propia Escritura del libro de los Hechos, nosotros podemos tirar fuera esta historia como un ejemplo de una instrucción del NT de abolir las leyes kosher de animales puros e impuros. Y  Pedro finalmente se dio cuenta y dijo que esta visión no tenía nada que ver con comida; más bien tenía que ver con los hombres. La comida era usada como una metáfora representando a los hombres porque Pedro se quedó dormido soñando sobre la comida que estaba siendo preparada para él; Pedro tenía hambre. Los animales impuros era sencillamente un símbolo MUY familiar y muy bien entendido del principio espiritual de impureza y del estatus de los gentiles. El mismo tenía que ver con los judíos evitando a los gentiles (en este caso era Pedro el que estaba renuente a traer la Buenas Nuevas a Cornelio que era un gentil) porque los judíos veían a todos los gentiles como impuros; o como Jehová dijo en el libro de los Hechos, “no llames impuro lo que Yo le he dicho que es puro”.    

 Pero, vamos a llevar esto a otro nivel; ¿a QUIÉN exactamente se está refiriendo aquí como puro, el cual anteriormente era impuro? Los creyentes gentiles. Hasta ahora SOLO alguien que físicamente se unía a Israel…..un extranjero, un gentil que entregaba su pasada alianza y oficialmente se convertía en un judío….sería considerado por el pueblo judío ser puro. Pero, ahora, en una manera misteriosamente divina, ALGUNOS gentiles han sido unidos a Israel, y por lo tanto han sido unidos a los pactos de Israel con Dios, sin físicamente y oficialmente unirse a Israel.   

Cuando nosotros miramos al pasado nosotros vemos que el misterio aquí NO es que los gentiles se les permitía unirse a Israel y como resultado eran traídos “dentro del campamento”; eso era noticia vieja ordenada por Jehová desde el mismo momento que ÉL comenzó a crear un pueblo completamente separado por medio de Abraham y el pacto que Él hizo con él.

Jehová le dijo a Abraham que los extranjeros, gentiles, se les debía permitir unirse a Israel PROVISTO que ellos dejaran la adoración a los dioses falsos y declararan alianza al Dios de Israel, y como asunto ceremonial fueron circuncidados.    

Más bien el misterio aquí es que los creyentes gentiles no tenían que unirse a Israel físicamente; aunque de algún modo ellos llegaban a ser parte de Israel y los pactos con Dios. Para un judío esto quería decir que el creyente gentil no tenía que tener una circuncisión y ellos no tenían que estar bajo el control de las autoridades judías civiles y religiosas. Los extranjeros tampoco  tenían que dejar de ser gentiles y convertirse en judíos. Pero en otro nivel, en un nivel espiritual, los gentiles SÍ llegaban a ser parte de Israel. Y esta es la parte que confunde; ¿cómo es esto posible? ¿Cómo puede ser esto? Para la mayoría de los judíos esto era solo hablar sin sentido; un judío por un lado, pero no por el otro. Pablo hace un esfuerzo de explicar cómo esto puede suceder, pero esto es algo que ni él tan siquiera podía captar completamente ni él podía expresar bien como le hubiera gustado.   

Busque en sus Biblias Romanos 2. Es aquí donde Pablo habla de este mismo asunto. Yo voy a comenzar a leer en el verso 25 LBLA Romanos 2:25 25 Pues ciertamente la circuncisión es de valor si tú practicas la ley, pero si eres transgresor de la ley, tu circuncisión se ha vuelto no circuncidado. 26 Por tanto, si el incircunciso cumple los requisitos de la ley, ¿no se considerará su no circuncisión como circuncisión? 27 Y si el que es físicamente incircunciso guarda la ley, ¿no te juzgará a ti, que aunque tienes la letra de la ley y eres circuncidado, eres transgresor de la ley? 28 Porque no es judío el que lo es exteriormente, ni la circuncisión es la externa, en la carne; 29 sino que es judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra; la alabanza del cual no procede de los hombres, sino de Dios.

Mi corazón se regocija por estos versos. Pero, también me duele saber que la iglesia ha tirado este precioso mensaje al zafacón. Nosotros solo vamos a pasar unos pocos minutos con esto, aun cuando pudiéramos pasar un día entero. Mira el verso 27: el mismo  se está refiriendo al “que no está circuncidado físicamente”. ¿Quién es ese? Todo el mundo en este salón debe saber la contestación a esta pregunta…..la misma se refiere a nosotros los gentiles….llamado los que no están circuncidados, los gentiles creyentes; los que los judíos llaman no circuncidados. Ahora, inmediatamente seguido de esas palabras hay una cualificación sobre los que no son circuncidados, el creyente gentil; y esa cualificación es “y obedece la Ley” (el cual es mejor traducido “y aquel que obedece la Torá”). Un gentil….específicamente un creyente porque eso es lo que el contexto es aquí…un creyente gentil QUE TAMBIÉN OBEDECE LA TORÁ.   

 Luego los versos 28 y 29 dicen  esto: bajo la transformación traída por Cristo un hombre NO es judío porque se le ha quitado un tejido de carne del órgano masculino del hombre. No; un hombre debe tener un cambio interior, en su corazón (su mente), como trabajo del Espíritu Santo, no de sí mismo o de otro hombre.   

Y si nosotros paramos aquí mismo con la declaración de Pablo nosotros vemos condenación para los judíos; nosotros podemos preguntarnos si la iglesia ha CIERTAMENTE SUSTITUIDO a los judíos como pueblo escogido de Dios, porqué ahora el verdadero judío, el Israelita verdadero, es el que tiene al Espiritu Santo dentro de si mismo….un creyente en Yeshua. Los judíos quienes no aceptan a Yeshua el Mesías son excluidos. Pero como yo les he advertido a ustedes muchas veces, NO presten mucha atención a los marcadores de capítulos y  versos; estos solo fueron añadidos por los estudiosos mucho tiempo después que las Escrituras fueron escritas  para hacer el estudio de la Escritura más conveniente. Por lo que nosotros encontramos que esta discusión por parte de Pablo continúa en el capítulo 3. Y, Pablo, siendo un Rabino entrenado, prepara su posición; el anticipa el argumento por lo que retóricamente hace la pregunta que una persona razonable haría, y luego procede a contestarla.

Vamos a buscar en LBLA Romanos 3:1 ¿Cuál es, entonces, la ventaja del judío? ¿O cuál el beneficio de la circuncisión? Grande, en todo sentido. En primer lugar, porque a ellos les han sido confiados los oráculos de Dios. Entonces ¿qué? Si algunos fueron infieles, ¿acaso su infidelidad anulará la fidelidad de Dios? ¡De ningún modo! Antes bien, sea hallado Dios veraz, aunque todo hombre sea hallado mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras, y venzas cuando seas juzgado.

Ahora nosotros vamos a ver otro capítulo en Romanos que profundiza aún más en esto. Pero, antes de comenzar, permítanme señalar otra importante dinámica que es traída a la luz, y la misma es esta: el VERDADERO Israel o el Israel de Dios del que Pablo está hablando en Gálatas 6 es un concepto espiritual…o mejor dicho, la realidad espiritual y celestial. El Israel terrenal que consiste de humanos, y tiendas, y animales, y un Tabernáculo, y rituales y ceremonias es la sombra física imperfecta del VERDADERO ideal espiritual Israel. Pablo está explicando que TODOS los que confían en Dios y aceptan a Su hijo, Yeshua, como Señor y Salvador están expresando el ideal espiritual de Israel. Y cual Escritura claramente nos dice que las primeras personas para aceptar este ideal espiritual del Verdadero Israel eran, naturalmente, Israelitas (miles de hebreos aceptaron esta realidad pero la mayoría no). Pero…..y aquí está la gran pregunta…. ¿acaso eso quiere decir que el Israel físico, y por lo tanto Israelitas físicos  (judíos) ya no existen o ya no son el pueblo escogido de Jehová? ¿Acaso esto quiere decir que con la venida de Jesucristo el ideal espiritual de Israel ahora ha sustituido al Israel físico y a los Israelitas físicos? ¿Acaso la distinción entre el Israel físico y el resto del mundo que Dios estableció primero con Abraham, luego Isaac, luego Jacob, y luego con sus hijos y herederos, llegó a ser disuelto y abolido? O ¿acaso un gentil místicamente se transforma físicamente con carne y sangre judía…como una oruga transformándose en una mariposa….una vez El acepta a Cristo? ¡La contestación a esa pregunta es un enfático e inequívoco NO! Pablo dice en los primeros versos de Romanos 3 que la distinción física entre un judío y un gentil permanece. Hay judíos físicos y gentiles físicos, y eso va permanecer así. El ser un judío físico tiene sus ventajas entre las cuales, es la maravillosa obligación y privilegio de guardar y proteger la misma Palabra de Dios que les fue dada en el Mt. Sinaí.

Por lo que para un gentil  convertirse en un verdadero judío es un asunto espiritual, expresando una realidad real y viva. Pero…un judío físico TAMBIÉN tiene que aceptar la realidad del verdadero Israel espiritual para así poder ser parte del mismo; y la ÚNICA manera que esto va suceder es la manera exacta en la que sucede para los gentiles….confianza en Yeshua.     Aquellos judíos que NO aceptan esta realidad espiritual van derecho a ser judíos físico, y continúan siendo parte del Israel físico, terrenal…pero ellos NO son parte del verdadero ideal el Israel espiritual.

Esto es tan difícil de aceptar para aquellos de nosotros quienes hemos crecido en la iglesia tradicional: como cristianos nosotros hemos llegado a ser Israelitas espirituales…o como Pablo dice, verdaderos judíos. Esto no es de alguna manera derivado de las Escrituras…esto es exactamente lo que Pablo dice. Nosotros somos parte del verdadero Israel celestial, espiritual e ideal. Esto es un ingrediente crítico para la discusión de la comida kosher. Porque el mismo dice que ya sea que seamos nacidos como judío físico o un gentil físico, una vez confiamos en Cristo nosotros ahora todos somos un nuevo hombre; y nosotros llegamos a ser parte de un ente llamado el verdadero Israel espiritual. Por lo tanto, los judíos creyentes no pueden tener un conjunto de reglas diferentes a los de los gentiles creyentes. No puede ser que los judíos creyentes están obligados a guardar Kosher, pero los creyentes gentiles no. Lo que es para uno debe de ser para el otro.   

Ahora vamos a leer Romanos 11.

LEER ROMANOS 11:13-26

OK. Pablo dice que nosotros los gentiles somos injertados a Israel…el Israel espiritual árbol del olivo….el cual representa el Israel ideal de Dios. Esos Israelitas físicos que NO confiaron en Dios, que no confiaron que Yeshua es Su hijo quien fue enviado para redimirnos, sus ramas fueron desgajadas del árbol de olivo….desgajadas del Israel espiritual, no desgajadas del Israel físico. Los judíos que hasta este día no creen que Jesús es el Mesías están vivos y bien y todavía judíos, todavía es el Israel físico. Pablo está usando el árbol del olivo como una metáfora estándar para una realidad espiritual: el Israel Espiritual. El árbol del olivo no es un árbol gentil; es un árbol Israelita. Por lo que, como dice Pablo, nosotros no debemos presumir de ser injertados al árbol de olivo espiritual y no imaginarnos que sabemos más de lo que sabemos; porque Dios tenía una razón para hacerlo de esta manera. ¿Y, cuál es la razón? Como dice en el verso 26, “para que todo Israel sea salvo”. Parte de la razón por lo que los gentiles fueron salvos es para que el Israel físico pudiera ser salvo. Pablo está en lo correcto….nosotros los gentiles tenemos toda razón para ser humildes y no ser orgullosos.   

Por lo que, nosotros no podemos escapar el hecho que ustedes, yo, todos los creyentes hemos sido unidos a Israel. ¿No quieres ser unido a Israel? Que malo. Ustedes fueron unidos a Israel en el instante en que aceptastes al Mesías judío. NO hay, y NUNCA habrá, un Mesías gentíl. Aunque va a ver uno FALSO en un futuro cercano…..ÉL puede ser un gentil (pero TAMBIÉN podria ser un judío) y él VA a sostener ser el Mesias….nosotros lo llamamos el Anti-Cristo.  

Con eso como contexto para nuestra condición actual como gentil y creyentes judíos (que nosotros somos Israelitas espirituales, traídos a esta condición a través de la fe en el Mesías judío)….vamos a ver lo que Jesús Mismo tiene que decir sobre la comida, y sobre lo que es puro e impuro.  

Abran sus Biblias en Marcos. Yo voy a comenzar leyendo en Marcos 7:14. LBLA Marcos 7:14 14 Y llamando de nuevo a la multitud, les decía: Escuchadme todos y entended: 15 no hay nada fuera del hombre que al entrar en él pueda contaminarlo; sino que lo que sale de adentro del hombre es lo que contamina al hombre. 16 Si alguno tiene oídos para oír, que oiga. 17 Y cuando dejó a la multitud y entró en la casa, sus discípulos le preguntaron acerca de la parábola. 18 Y Él les dijo*: ¿También vosotros sois tan faltos de entendimiento? ¿No comprendéis que todo lo que de afuera entra al hombre no le puede contaminar, 19 porque no entra en su corazón, sino en el estómago, y se elimina? (Declarando así limpios todos los alimentos.) 20 Y decía: Lo que sale del hombre, eso es lo que contamina al hombre. 21 Porque de adentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, 22 avaricias, maldades, engaños, sensualidad, envidia, calumnia, orgullo e insensatez. 23 Todas estas maldades de adentro salen, y contaminan al hombre.  

Ahora, sin duda alguna, una lectura casual hace sonar esto exactamente lo que se nos ha dicho por muchos maestros y pastores en la iglesia desde que éramos pequeños: que Jesús dice que ya no hay alimentos puros e impuros (o cualquier otra cosa de ese tema); que el comer kosher ya ha terminado. Bueno, eso es lo que sucede cuando las cosas son tomadas fuera de contexto, y cuando los traductores de la Biblia editorializan. En el verso 19, la mayoría de las Biblias ponen un paréntesis alrededor de las palabras “Declarando así limpios todos los alimentos”. Eso es porque esas palabras no existen en la Escritura original….las mismas fueron añadidas como un comentario editorial  en los tiempos Medievales por los teólogos. Si ustedes tienen una Biblia Reina Valera ustedes no van a encontrar esas palabras. Esas palabras son una conjetura y una nota al calce que los traductores de la Biblia escribieron en las Escrituras. Ellos estaban equivocados; y esto sencillamente refleja su ignorancia y desprecio para todo lo judío. Más bien Jesús sencillamente dice que la comida es digerida y luego eliminada…excremento humano (como si los fariseos no supieran eso). Además, como el verso 17 hace claro, Jesús habló esto como una PARÁBOLA, no literalmente. En otras palabras Yeshua estaba usando esta metáfora y esta ilustración para demostrar un patrón y hacer un punto (esa es la definición de una parábola). Él no hace ningún otro juicio en lo que respecta a la comida.   

Como ejemplo de como las parábolas trabajan nosotros todos estamos  familiarizados con la parábola de la semilla siendo esparcida en la tierra con espinos, tierra fértil, y en pedregales. Y como en ocasiones nosotros necesitamos permitirle a la hierba mala crecer junto con el trigo para que cuando halemos la hierba mala sus raíces no sean enredadas con el trigo y le haga daño al trigo. ¿Ahora acaso alguien honestamente piensa que en esa parábola Jesús estaba dando una lección en agricultura? ¿Estaba acaso Jesús siendo un experto en agricultura y nos estaba explicando la mejor manera de crecer buenas cosechas? Claro que no.

Él estaba usando el trigo y la hierba mala y los diferentes tipos de tierra como una analogía de como las diferentes clases de personas del mundo reciben las Buenas Nuevas del Evangelio, y luego que sucede con algunas personas después que lo aceptan.     

Lo mismo pasa aquí en Marcos al igual que es con todas las parábolas de Jesús. Él no estaba aboliendo nada, y ciertamente no estaba aboliendo el concepto de puro e impuro.  

Por lo que, vamos a buscar en nuestras Biblias nuevamente, solo que esta vez vamos al verso 1 del capitulo 7 de Marcos. LBLA Marcos 7:1-3 “Los fariseos, y algunos de los escribas que habían venido de Jerusalén, se reunieron alrededor de Él; y vieron que algunos de sus discípulos comían el pan con manos inmundas, es decir, sin lavar. (Porque los fariseos y todos los judíos no comen a menos de que se laven las manos cuidadosamente, observando así la tradición de los ancianos; y cuando vuelven de la plaza, no comen a menos de que se laven; y hay muchas otras cosas que han recibido para observarlas, como el lavamiento de los vasos, de los cántaros y de las vasijas de cobre.) Entonces los fariseos y los escribas le preguntaron*: ¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los ancianos, sino que comen con manos inmundas? Y Él les dijo: Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito: “Este pueblo con los labios me honra, pero su corazón está muy lejos de mí.Mas en vano me rinden culto, enseñando como doctrinas preceptos de hombres.”Dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres. También les decía: Astutamente violáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición. 10 Porque Moisés dijo: “Honra a tu padre y a tu madre”; y: “El que hable mal de su padre o de su madre, que muera;” 11 pero vosotros decís: “Si un hombre dice al padre o a la madre: ‘Cualquier cosa mía con que pudieras beneficiarte es corbán (es decir, ofrenda a Dios)’”; 12 ya no le dejáis hacer nada en favor de su padre o de su madre; 13 invalidando así la palabra de Dios por vuestra tradición, la cual habéis transmitido, y hacéis muchas cosas semejantes a éstas”.

Y, luego claro, el verso 14 comienza con “Escuchadme todos y entended: 15 no hay nada fuera del hombre que al entrar en él pueda contaminarlo………”

Aquí nosotros descubrimos que la conversación entera de Yeshua no tenía nada que ver con alimentos puros e impuros. Más bien tenía que ver con la extensa lista tradicional de leyes de pureza, en este caso es el ritual de lavado de manos……el cual Él más bien airadamente señala……que ni tan siquiera está en las Escrituras; la misma es una tradicion hecha por los hombres. De acuerdo a la tradición judía si un hebreo no hacia el ritual de lavado de manos antes de que él comiera, él contaminaba su comida kosher…su comida que era perfectamente aceptable llegaba a ser impura. Para esto, Jesus dice “tonteria”. Por lo que podemos desechar otra historia dada erróneamente como ejemplo de que la comida kosher ha sido eliminada; ya que de hecho, la comida kosher no es ni tan siquiera el tema discutido aquí, el mismo es el lavado de manos y otros rituales de tradición de los ancianos que están siendo criticados por Yeshua.  

Ahora, para aquellos de nosotros que generalmente somos defensores de comer kosher de la manera en que los creyentes deben seguirlo, ustedes probablemente se están sintiendo bastante bien ahora mismo. Y, para aquellos que no, yo sospecho que no están sintiéndose bien. Bueno, sí tan solo fuera así de fácil.  

Yo les prometo que nosotros no vamos a terminar con este tema aquí, pero yo si tengo que terminarlo hoy. Me gustaría cerrar con este pensamiento: la razón que Dios usó el patrón de puro e impuro, es porque el mismo sigue un patrón de Dios establecido y es una de las grandes demostraciones de las dinámicas de gobierno del Señor de dividir, elegir, y separar las cosas de este mundo. El Señor declara en Levítico 11:47 que la RAZÓN para Sus detalladas leyes de animales puros e impuros es “para distinguir entre lo puro e impuro”. Que al ÉL definir lo que es puro e impuro, Su pueblo va saber la diferencia y va evadir lo impuro; las personas no van a tener que adivinar. El Señor tiene que ver con separar; Satanás tiene que ver con poner todo en una pila y eliminar las distinciones. El Señor tiene que ver con hacer distinciones entre lo bueno y lo malo, el bien y el mal, lo santo y lo que no es santo, lo heterosexual y lo homosexual, los salvos y los que no son salvos, femenino y masculino. El Señor estableció naciones con lenguajes distintivos y Él los dividió y separó con bordes y fronteras para que ÉL los pueda usar y juzgarlos como corresponde.     

Satanás tiene que ver con remover todas las separaciones y distinciones; lo bueno y lo malo son relativo; el bien y el mal evoluciona con el tiempo; nadie es escogido por Dios, todos son iguales; toda sexualidad está OK; no hay diferencia entre los sexos y los roles y obligaciones de cada sexo no deben ser diferente. Los bordes entre las naciones deben ser borrados y todas las personas deben llegar a ser uno.    

Dios dice que Su pueblo debe ser santo y por lo tanto ellos deben de evadir las cosas que ÉL ha declarado que no son puras. Satanás dice que no hay tal cosa como santo y que ciertamente no hay tal cosa como impuro. Toda cosa y todo el mundo son igual; no debe de haber ninguna distinción.  

 Nosotros debemos de ser muy cuidadosos al trazar nuestras distinciones y obtenerlas de Las Sagradas Escrituras y no idearlas nosotros mismos. Cuando nosotros elegimos nuestras propias distinciones, nosotros obtenemos fanatismo, opresión por etnicidad y de raza, maltrato a las mujeres y a las minorías, y toda clase de resultados feos. El mundo esta en proceso de hacer todo lo que pueda para poner junto la Torre de Babel nuevamente. Nuestro gobierno y los recursos noticiosos nos dicen, y hasta muchos dentro de la autoridad de la iglesia y las sinagogas, que la intención de Dios es que todas las distinciones deben ser borradas de la Tierra, porque ESO es verdadero amor.    

Esto es una mentira. El que la impureza fue abolida también es una mentira, nosotros vamos a continuar explorando este tema tan crítico la semana que viene.

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953