Lección Capítulo 11

Levítico

Nosotros terminamos la semana pasada con la proposición que para entender las leyes dietéticas hebreas (dadas a ellos por Jehová en el Mt. Sinaí), nosotros debemos entender que al hacer tal cosa, Dios puso la dieta directamente en el centro de la santidad y la pureza como ÉL lo define. La comida era un asunto primordial desde los tiempos de Adán Y Eva; de hecho nosotros encontramos que no fue hasta DESPUÉS del Diluvio  que el matar animales para comer carne fue permitido por el Señor.

De seguro los eruditos judíos y Rabinos habían expandido las leyes dietéticas con tal complejidad que a veces es difícil darse cuenta que las leyes de Dios acerca de la comida eran pocas y básicas.  

Pero antes que comencemos con la comida, per se, vamos hablar primero acerca de la santidad y la pureza, y sus opuestos. Santo es lo opuesto de lo común; al igual que puro es lo opuesto de lo impuro. Común quiere decir justo lo que dice; común no tiene valor ni posición especial. El mismo es normal y habitual, el mismo NO es separado; y el término aplica al grupo más grande. Comun quiere decir que hay más de eso que de su opuesto.  Pero santo tiene una posición más alta y lleva consigo el valor mayor. Santo quiere decir algo que es raro, no usual, separado, y en contexto con el mundo actual físico y Bíblico, Santo representa una minoría que es separada para el servicio de Dios. Muy pocos y pocos preciados son santos; casi todo es común.    

Por lo tanto, todo lo que es común NO es santo; una cosa no puede ser santa y común a la misma vez. Ni tampoco algo puede ser puro e impuro a la misma vez. Por ejemplo; Jehová considera a Israel santo y al resto del mundo como común. Israel no era de alguna manera común y de alguna manera santo. De hecho, NADA puede ser una combinación de santo y común. Eso no es una filosofía o un ideal; el mismo es un axioma fundamental que gobierna el Universo. Todo en este mundo actual desde la caída de Adán y Eva COMIENZA como algo común; ustedes, yo, las plantas, los animales, la tierra, el agua, todo. En lo negativo nosotros podríamos decir que nada en este mundo que está en su estado natural es Santo. ¿Puede algo que comienza como común llegar a ser sagrado? ¡Gracias Yeshua, SÍ! ¿Cómo es que algo que es común  (como ustedes y yo) llega a ser Santo? El mismo (nosotros) debemos ser santificados…ósea, el Creador del Universo debe declararnos santo.  Una vez algo es santificado ya no es común, porque ahora es santo. Una cosa común no comienza con un poco de santidad y después se pone más y más sagrado con el tiempo con esfuerzo o mérito; las cosas (y las personas) o son santas o no lo son. Una vez una cosa común es santificada y llega a ser santa, la misma deja su estado de ser común atrás.

Piensa en ese principio de la Torá por un segundo: como Creyentes ustedes y yo somos llamados “santificados”, ¿verdad? El instante en que nosotros ponemos nuestra confianza en Yeshua HaMashiach Dios nos declara santificados, el Espíritu Santo entra en nosotros, por lo que nosotros mudamos lo común y llegamos a ser santos. La manera de nuestra iglesia Occidental decirlo es que hemos dejado el viejo hombre y hemos llegado a ser una nueva persona en Cristo, el cual es absolutamente correcto. Pero esto es solo una manera moderna en que los gentiles vuelven a expresar el concepto de la Torá de lo común convirtiéndose en santo por decisión de Dios. Es tan importante que nosotros captemos eso, al igual que los Israelitas, una vez que Jehová te declara santo, ya uno no es común a pesar de como uno puede verse así mismo. Como Creyentes ustedes son 100% santos ante Sus ojos; los no- creyentes son 100% común. Cree, confía, y vive declarando ser santo.   

Vamos a continuar profundizando un poco más. Las cosas comunes pueden estar subdivididas en dos grupos separados y diferentes: puro e impuro. Solo cosas puras comunes son elegibles para ser santificado…eso es, solo cosas comunes que también son puras pueden convertirse en santo. En Levítico capítulos 11-16 nosotros vamos a encontrar una lista de Dios que denota cosas PURAS comunes, y cosas impuras comunes. A pesar de lo que la doctrina de la iglesia moderna pueda decir, la realidad es que lo que constituye puro e impuro, sagrado y común NO es definido en el Nuevo Testamento; para eso nosotros tenemos que volver a la Torá. 

Cosas puras pueden ser contaminadas por contacto con cosas impuras. Pero las cosas impuras no pueden ser purificadas por contacto con algo puro: por lo tanto, es una calle de una sola salida. Cuando algo puro viene en contacto con algo impuro el resultado SIEMPRE es que ambas cosas ahora están impuras.

Nosotros tenemos una condición similar cuando tratamos con lo sagrado. El resultado de lo sagrado viniendo en contacto con lo común es que la santidad se contamina. Pero NUNCA sucede que las cosas comunes que tocan la santidad se les permita llegar a ser santo meramente por medio de contacto. Con eso dicho, ciertos incidentes del AT muestran que mientras puede ser teóricamente posible para la santidad ser transmitida a algo común o impuro por simple contacto, el Señor interrumpe el proceso al destruir esa cosa que ha tocado lo santo; por consiguiente haciendo la pregunta entera irrelevante.  

Yo sé que para los creyentes Occidentales  esto es profundo y técnico para lidiar  porque a nosotros nunca se nos han presentado estas realidades Bíblicas (pero a nosotros se nos debieron de haber presentado cuando primero creemos). Lo que estoy tratando de mostrarles usando meras palabras es algunos principios indescriptibles espirituales que Jehová ha incorporado al Universo entero. Todo opera de acuerdo con estos principios; nada está exento, no hay excepciones. Si nosotros vamos a entender (al menos remotamente) lo que la Salvación realmente ES y porqué es tan necesaria….si nosotros vamos a entender CÓMO vivir de la manera que Dios espera de nosotros….entonces estos son los principios básicos que nosotros tenemos que digerir.    Y para mi es triste decir que la mayoría de los cristianos NUNCA van a toparse con  una explicación de estos principios en su vida entera de haber asistido a la iglesia; pero cualquier niño judío de 6 o 7 años que ha ido a una típica escuela judía va a conocerlos de memoria, aun cuando ellos no comprendan completamente su significado.

Por lo que vamos a continuar con más explicación. Aun cuando todo en este mundo comienza como común, la mayoría de las cosas también comienzan como puro. Puro y común es generalmente, pero no completamente, el estado actual natural del mundo caído. Lo que nosotros vemos, por lo tanto, es que un extremo es santo, y el otro extremo es impuro. Entre medio de esos dos están los comunes y puros como una clase de punto medio. El punto medio, el puro, puede ser halado en dos direcciones: el mismo puede ser hecho santo por medio de santificación; o, puede ser hecho impuro por medio de corrupción.   

Algo santo NUNCA se le permite estar en contacto con algo impuro. El resultado es que lo santo es temporeramente contaminado y la cosa impura es destruida por completo.  

Por lo que aquí está la regla más fácil para que ustedes recuerden acerca de todo lo que yo he descrito: común y puro es el estado natural y en el que comienzan la mayoría de las cosas, incluyendo la humanidad. Las cosas comunes y puras PUEDEN ser elevadas a algo Santo, o, las cosas comunes y puras pueden ser degradadas a algo impuro.

Ahora nosotros vamos a escuchar mucho el uso de la palabra “puro” en la Torá.

Con estas reglas básicas de pureza por las cuales nos dejamos llevar, y entendiendo que estas reglas refuerzan la estructura básica del Universo entero como nosotros lo conocemos, entonces nosotros podemos comenzar a ver porqué hay barreras puestas por Dios entre Su santo ser y el hombre común. Adán y Eva eran únicos porque ellos fueron creados en un estado santo, y por lo tanto podían tener contacto ilimitado con el santo Jehová. Aunque después de rebelarse ellos ya no eran santos; ellos ahora eran común. Como resultado ellos no podían tener contacto con SU presencia; por eso fue que el Señor TUVO que ponerlos fuera del Jardín del Edén, Su lugar de morada terrenal. Era menos que un asunto de castigo sobre Adán y Eva y más un asunto de protección de la santidad de Dios y las vidas de Adán y Eva, que una barrera fue levantada entre el Señor y Sus dos creaciones humanas. Y ese es el mismo estado en que la humanidad actualmente se encuentra así mismo……en la parte de afuera mirando hacia dentro. La Santidad de Dios TIENE que ser protegida. Dios NO va a permitir que EL sea contaminado…..EL va a proteger Su Santidad a todo costo. Solo algo santo puede venir en contacto con un Dios santo. Punto. ¿Te das cuenta?   

Ahora aquí hay una segunda regla que es hecha bastante clara por la Torá y estaba en efecto desde el primer día de la Creación; y la regla es sencillamente repetida en el Nuevo Testamento. La regla es que la ÚNICA manera en que algo común SOLO puede llegar a ser Santo es por medio de la gracia de Dios. La palabra de la iglesia para este proceso o evento de lo común convirtiéndose en santo es santificación…..o, para los más evangélicos, se llama SALVO. En la era de Moisés, y hasta la muerte de Cristo, Dios nos concede SU gracia sobre todos quienes ÉL llamó…..y a los que Él llamó fue Israel. Dios concede SU gracia sobre Israel contingente en que ellos obedecieran las reglas de la Torá y los rituales que ÉL había ordenado.          

Hoy en día la gracia de Dios está disponible para TODO hombre….contingente a que ellos confíen solamente en el trabajo completado de Yeshua HaMashiach, Jesús el Cristo, el Hijo de Dios. Esto también es llamado gracia porque no hay nada que el hombre pueda hacer para GANAR esta gracia. Pero en cualquier era, en la de Moisés o Cristo, la santidad fue concedida por medio de la gracia de Dios.  

Mira; los modernos tienden a ver el fin de la Salvación como siendo perdonados, purificados, de nuestros pecados.

Pero, verdaderamente eso no es así. El VERDADERO fin es ser declarado santo para que nosotros podamos estar en la presencia de la máxima santidad…el santo Dios Jehová….el cual es lo que siempre ÉL deseó. La Salvación, perdón de pecados, es el MEDIO de nosotros llegar a ser santos. Por lo tanto un hombre que nace común (el cual son todos los hombres), y quien permanece común toda su vida, y muere común, nunca llega a ser santo y por lo tanto a través de toda la eternidad no puede venir ante la presencia de la santidad. Pero un hombre que nace común (nuevamente esto es para toda la humanidad), pero es declarado santo por Dios por medio de la confianza en Yeshua, vive su vida en un estado santo, muere en un estado santo, y permanece en la presencia de santidad por toda la eternidad.  

La santidad, y la pureza son asuntos fundamentales en el que todos los creyentes deben de preocuparse todo el tiempo. Los hebreos de los tiempos Bíblicos estaban obsesionados con asuntos de la pureza por una buena razón: su estatus de santidad podía ser perdido. Ves el hebreo típico marchaba arriba y abajo una escalera espiritual con la santidad en el tope y la impureza en la parte de abajo. Si ellos rompían la Ley…si pecaban….si ellos desobedecían uno de los mandamientos dados por Moisés, su santidad era puesta en un estado de suspensión (por decirlo así). La desobediencia a los mandamientos de la Torá los degradaba a un estado común de su anterior estado de santidad. Pero, peor aún, ellos podían cometer actos que los hacían IMPUROS. Permítanme decirlo otra vez: la desobediencia a la mayoría de los mandamientos de la Torá los llevaba a un estado temporero de ser común pero (típicamente) puro. Puro y común….pero ya no santo. Aunque habían otros actos que ellos podían cometer…..como tocar un muerto….el cual no solo los degradaba a un estado común, sino que también los hacia impuro. Impuro y común. Por lo que la primera cosa que una persona impura tenía que hacer era volver hacer pura nuevamente….ellos tenían que volver a estar o lo que nosotros podríamos llamar un estado neutral, el cual es común y puro. Este es el propósito de las leyes de los rituales de pureza. Y recuerda que parte del proceso de una persona impura llegando a estar ritualmente pura nuevamente era bañarse en un Mikvah (un baño ritual).   

Una vez una persona que era impura, por la razón que fuera, era hecha pura nuevamente….entonces podía ir al sistema de sacrificio y llevar a cabo el sacrificio apropiado para volver a obtener su estatus de santidad. Por lo que la provisión del ritual de pureza era traer a la persona de un estado impuro de regreso a un estado puro. El sistema de sacrificio era traer a una persona de un estado puro (y común) de REGRESO a un estado de santidad aceptable. El término usado para describir este proceso de volver a obtener el estatus de santidad que había sido suspendido es expiación. La expiación debía ser hecha en la forma de un sacrificio de un animal específico para así poder elevar a la persona que es común y pura de REGRESO a un estado de santidad. Yo continúo repitiendo de REGRESO a un estado de santidad porque una persona que nunca ha sido declarada santa (por Dios) no puede hacerse así mismo santo  sencillamente  llevando a cabo los rituales de pureza y expiación.

Por lo que el típico hebreo estaba constantemente moviéndose en este elevador….arriba y debajo de la escala de santidad.

¿Acaso es de extrañarnos porqué Pablo y otros judíos que observaban la Torá y que entendían y aceptaban lo que Cristo hizo por ellos estaban tan emocionados de explicarles eso a sus amigos judíos? Ya no había más sube y baja en la escalera de santidad. Ya no más presencia de Jehová un día, y otro día no. El sacrificio de Dios de expiación puso al creyente en un estado PERMANENTE de santidad….para nunca más ser común.   

Un comentario final y leemos el capítulo 11. De todas las grandes búsquedas emprendidas por los Rabinos, eruditos, y estudiosos de la Biblia….antiguos o recientes….judíos o gentiles, pocos temas han sido tan desafiantes como ampliamente identificando la base del significado del término “santidad”. ¿Qué, exactamente, quiere Dios decir con este término? ¿Qué fue lo que MOISÉS quiso decir con este término? Es de conocimiento tanto para los judíos y cristianos que uno de los atributos de santidad es separación; eso es que algo o alguien son separado de los otros para el servicio a Jehová. Aunque eso de alguna manera parece incompleto e inadecuado; Levítico nos muestra que hay mucho más implicado que esta sencilla declaración.  Por ejemplo cual es la NATURALEZA de la santidad. ¿Cómo es la santidad diferente a todos los otros posibles estados? ¿Cuál es la característica principal de la santidad? De todas las explicaciones que yo he encontrado hay una que lo resume mejor para mi…una que parece la más verdadera a la Palabra de Dios, que une lo espiritual con lo físico, y la misma es esta: la naturaleza principal de la santidad es completud y entereza. Nada deficiente. Sin imperfección. Después de leer el capítulo 11 nosotros vamos a tomar un mayor vistazo a las características de la santidad.   

 LEER LEVITICO CAPÍTULO 11

En el verso 1 nosotros vemos que Jehová está hablando, presumiblemente audiblemente, tanto a Moisés como a Aarón. Y ÉL le dice que ellos deben de enseñar a Israel lo que Él  está a punto de pronunciar. La primera instrucción importante de Dios es que Israel puede libremente comer criaturas vivientes. Esto es un gran logro. Esta es la primera vez que Jehová les estaba dando una lista de exactamente cuales animales ellos podían comer con Su bendición. Claro que sí, los hombres habían estado comiendo carne por mucho tiempo; pero nunca antes había límites en las especies de los animales que podían comer aparte del límite de NO comer sangre de una criatura viviente.  

En el principio las criaturas vivientes (animales) debían ser compañía para la humanidad. Después de la caída ellos debían ser matados y usados estrictamente para propósitos de sacrificio a Jehová, para que la humanidad pudiera expiar por sus pecados con la sangre del animal. Después del Diluvio, Dios le dijo a Noé como un animal debía de ser propiamente matado y como se lo debían comer, pero ÉL NO especificó  algunos animales como aceptables y otros como fuera de límites.

LBLA Génesis 9:1 Dios bendijo a Noé y a sus hijos y les dijo a ellos,  "Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra.  2 y el temor de vosotros estarán sobre todos los animales de la tierra, y sobre todas las aves del cielo, y en todo lo que se arrastra sobre el suelo, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados.  

3 Todo lo que se mueve y tiene vida os será para alimento; todo os lo doy como os di la hierba verde. 4 pero carne con vida, es decir, con su sangre, no comeréis.

Ahora en Levítico 11 el Señor estaba permitiéndole al hombre que comiera criaturas vivientes pero solo ciertas clases. Interesantemente un tiempo después que Yeshua regrese los animales no serán permitidos como comida.  

La palabra hebrea para “criatura viviente” es hayyah….un término muy genérico para cualquier clase de criatura viviente, pero no la vegetación. Y el primer grupo de criaturas vivientes de las cuales el hombre puede matar y comer son, en hebreo, Behemah. Behemah denota dos características: animales de la tierra (al contrario de criaturas del mar o animales que vuelan), y estos son animales que actualmente SON (o pueden ser) domesticados….como las reses, ovejas, o cabras.

Nosotros vamos a ver que Jehová le va a mostrar al hombre que ellos pueden matar y comer animales que habitan en 3 “esferas” diferentes de la tierra….eso es, 3 diferentes clases de ambientes terrenales….agua, aire, y tierra. Esto tiene mucho significado espiritual, el cual vamos a discutir un poco más tarde.  

Del behemah, los animales de la tierra que Israel puede libremente matar y comer son declarados PURO. ¿Por qué esos son puro, y los otros no lo son? Nuevamente, vamos a profundizar en este tema en algún momento en las próximas semanas. Por ahora la idea principal a la cual debemos poner atención es que los mismos son puros porque Dios los escogió para que fuesen puro. Pero date cuenta de esto: no fue hasta que el Señor eligió, dividió, y separó a Israel de todas las otras naciones, todas las personas que estaban en la tierra estaban en el mismo estatus ante los ojos de Dios: Una vez Dios toma a Israel y los separa como Su pueblo escogido y los redime, de repente el mundo llega a ser dividido en dos grupos distintos con diferente estatus: aquellos que eran santo y el resto del mundo; o más al punto, Israel y el resto del mundo (el resto del mundo son los que llamamos gentiles). Ahora que ÉL ha separado a Israel para ser santo, ÉL comienza a separar a los animales en puros e impuros; unos pocos adecuados para alimento y sacrificio, y el resto NO adecuados.

 Jehová establece un medio visible para que Israel discierna cuál de las muchas clases de behemah ÉL aprueba para usar como alimento.   Característica física número uno es que un behemah aceptado tiene que tener pezuña dividida. Característica física número dos es que tiene que rumiar. Así que, ¿qué es una pezuña dividida? Básicamente quiere decir que la pezuña es dividida de tal manera que en algún punto está separada completamente en dos partes….como dos dedos. Muchos animales como los caballos tienen pezuñas que se dividen en una parte, pero no se separan COMPLETAMENTE, al frente y atrás para formar dos piezas separadas. Por lo tanto los caballos tienen pezuñas que no están separadas, y son considerados no aptos para comer; en la manera Bíblica de hablar ellos son impuros.  

El rumiar, para aquellos de ustedes que no son agricultores o granjeros, es un poco repugnante. Pero, para aquellos que son de la ciudad yo necesito explicárselos para que el término sea bien entendido.

Básicamente quiere decir que el animal solo mastica la comida parcialmente, se la traga, y luego la trae para atrás más tarde cuando sea más conveniente, y la vuelve y mastica un poco más antes de tragársela otra vez. Técnicamente los animales con esta característica  son llamados Rumiantes, animales cuyos estómagos generalmente consisten de cuatro compartimientos. Por lo que el masticar el bolo alimenticio es básicamente una descripción de como el sistema digestivo de ciertos animales es diseñado.

Hasta ahora, nosotros tenemos cuatro características necesarias de un behemah puro y que se puede comer: 1) el mismo es un animal de la tierra, 2) es un animal domesticado (al contrario de una animal salvaje), 3) el mismo debe tener una pezuña completamente dividida, y 4) el mismo debe rumiar.

En el verso 4 Jehová da unos ejemplos de animales comunes que eran típicamente usados como alimentos en esa era pero que estaban fuera de límite para Israel; y ÉL explica PORQUÉ los mismos están fuera de límite. EL camello, por ejemplo, rumea, pero no tiene unas pezuñas divididas. El damán también rumea pero no tiene las pezuñas divididas (ni una pezuña para estar más correcto). La liebre rumea pero no tiene pezuñas, divididas o de cualquier otra clase. Y ahora el más conocido símbolo en la Biblia de impureza de un animal, el cerdo. El mismo ciertamente SI tiene la pezuña dividida pero el mismo NO rumea.

Para ser claro, estos no son los ÚNICOS animales impuros, estos son solo los ejemplos usados en la Torá. Tal vez también sería bueno para nosotros aprendernos la palabra hebrea que es traducida como “impuro” porque la vamos a encontrar en varias ocasiones en la Torá. Esa palabra es tamei. Vamos a ser muy claros acerca de este término, “tamei”, impuro: el mismo no tiene NADA que ver con la higiene o si el mismo es inherentemente consumible por los humanos. Más bien es un asunto espiritual; ya que Jehová ha por Sus buenas razones, ha declarado por decreto que ciertos animales NO son para ser consumidos por nadie considerado ser uno de SU pueblo.

El verso 8 nos da otro pedazo importante de información. Jehová nos instruye que los animales impuros NO pueden ser consumidos Y un Israelita no puede tocar la carcasa de uno, tampoco. Lo que esto significa es que si por alguna razón uno tropieza con un animal muerto o tiene que matar a uno por algún propósito, uno no puede ni tan siquiera tocarlo. AUNQUE como vamos a encontrar en capitulos más tarde no hay prohibición en contra de tocar un animal VIVO que sea impuro. Por lo tanto una liebre puede ser una mascota o un camello puede ser montado o usado como un animal de carga por un Israelita…….sin problema alguna. Uno solo no puede comerlo o tocar uno muerto.    

El verso 9 comienza a tratar con criaturas vivientes de la “esfera del agua” del planeta tierra….criaturas del mar, de agua fresca o salada. Y las características más visibles de una criatura de mar que se pueda comer es que tiene que tener aletas y escamas. Por lo que cualquier criatura de mar que tenga AMBAS aletas y escamas es pura; puro, otro término Bíblico importante, es en hebreo tahor. Tamei es impuro; tahor es puro.

Las criaturas de mar que son impuras son aquellas que la Biblia llama “moverse en manada”. La palabra hebrea traducida para “moverse en manada” es sharats y la misma lleva consigo la idea de gatear al igual que moverse en masas. Ahora que exactamente  quiere decir moverse en masa es un poquito difícil de descifrar. Parece que la misma lleva consigo la idea de aleatoriedad……algo que puede quedarse en un grupo, como que impredeciblemente se aleja repentinamente. El mismo NO se refiere a la escuela de pescados. La característica principal de las criaturas de mar que son impuras es que en vez de nadar por el agua (usando las aletas) el mismo gatea en el fondo o se arrastra como una culebra. Por ejemplo, los crustáceos son considerados tamei, impuros. Las langostas y los cangrejos también están fuera de límite al igual que las anguilas y las culebras marinas.

En el verso 10 hay una clase de SUPER categoría de animales impuros que es presentada: algo que es descrito como shekets en hebreo. Típicamente shekets es traducido como “detestable” o “una abominación”. El mismo es algo que debe ser evadido a todo costo. Al igual que nosotros hemos visto el pecado ser categorizado, y luego los rituales de sacrificio requieren una jerarquía de animales, desde el menos hasta el más valioso, para ser usado de acuerdo a la naturaleza y seriedad del pecado….del menos serio al más serio….nosotros vemos que las cosas impuras parecen tener una clase de clasificación también, basada en los menos impuros y los más impuros. El término “shekets”, detestable, una abominación, es reservado para describir la categoría MÁS seria de cosas impuras. Una cosa buena para saber al estudiar la Biblia, porque nosotros todos probablemente podemos pensar de un verso o dos en el cual Jehová llama algo una abominación. Una abominación es la peor clase de pecado o impureza ante los ojos de Dios. 

La Torá se mueve rápidamente, ahora, a las criaturas que habitan en la “esfera del aire”….eso es, criaturas que vuelen. Y como hay varios tipos de criaturas que vuelan la primera categoría con la que se trata es la más obvia…los pájaros.  Interesantemente, en una desviación de la práctica anterior en vez de describir las características de lo PURO y por ende de animales que puedes comer, el mismo describe las características de lo IMPURO; con la idea que todas las variedades de pájaros deben ser considerados puros y por ende aceptados como una fuente de comida. Por lo que nosotros obtenemos una lista de pájaros que son clasificados “shekets”; no solo IMPUROS, sino que ALTAMENTE impuros, una abominación. El águila, el buitre, el azor y el falcón son nombrados primero, seguido de unos cuantos tipos de búhos, el pelicano, y la cigüeña, hasta un murciélago (Sí, yo sé que técnicamente un murciélago no es un pájaro….pero por tradición los hebreos y los árabes consideraban a los murciélagos en la categoría de los “pájaros”). El atributo común de todos estos pájaros es que son pájaros de caza, el cual mata y come otra criatura viviente, o como con los buitres, ellos comen la carroña. Aunque por favor tomen nota que las Escrituras NO dice específicamente que el atributo de comer otra criatura viviente es lo que hace al pájaro estar en la lista de IMPURO. Ciertos pájaros, como las gallinas, comen prácticamente todo, incluyendo roedores; y las gallinas no eran consideradas impuras. Por lo que nosotros necesitamos tener cuidado cuando asignamos una razón para que los animales de esta lista sean impuros, cuando la Biblia no nos da una específicamente.

Luego en el verso 20 nosotros obtenemos otra categoría de criaturas vivientes que residen en la “esfera del aire”: los insectos que vuelan. ¿Qué tienen que ver los insectos considerados en la lista de alimentos que son kosher…..o no? Los insectos eran una parte diaria de la dieta normal en la mayoría de las sociedades de aquellos días. Y Jehová le dice a los Israelitas CUALES insectos ellos podían comer.

Él lo hace al darle una amplia y extensa  categoría de insectos que eran detestable, shekets, y la lista de excepciones a la regla….aquellos que eran aceptable, puros, tahor. Todos los insectos con alas, y que se arrastran, y que tienen 4 patas son prohibidos…excepto por 4 clases de langostas o saltamontes. ¿Qué tiene esto de diferente?  Los mismos tienen patas articuladas. Eso es que sus patas fueron diseñadas para doblarse y operar con una acción de saltar para que puedan saltar o saltar en una pata. Como parte de una discusión más adelante sobre santidad y pureza después que hayamos terminado con el capítulo 11 nosotros vamos a profundizar en la posible razón de porqué esta característica en particular, saltar en 4 patas, hace de estos insectos puros para comer. 

OK. ¿Están listos para una sorpresa? Esto mayormente concluye los mandamientos BIBLÍCOS en lo que respecta la comida kosher. Nosotros tendremos un detalle que otro añadido de tiempo en tiempo fuera de este capítulo, pero estos 23 versos son mayormente todo. En Deuteronomio 14 más o menos repite lo que acabamos de leer. Yo señalo esto porque el Judaísmo ha evolucionado estas pocas leyes Bíblicas en un enorme sistema de leyes  y regulaciones dietéticas hechas por el hombre, junto con el lavado de manos y la prohibición de comer en la presencia de los gentiles quienes pueden tocar la comida y por lo tanto contaminarla. Más tarde como parte de lo que vamos a discutir al final del capítulo 11, nosotros vamos a entrar en la famosa historia de Jesús diciendo que no es lo que entra en boca lo que te hace impuro; sino que es lo que sale de la misma. En unas cuantas semanas más nosotros estaremos mejor equipados para entender exactamente el problema con el cual Yeshua estaba tratando. Y déjenme darle un anticipo diciendo que, como la mayoría de las cosas Él entró en un argumento con el liderazgo judío sobre eso, el mismo giraba alrededor de Su repugnancia sobre las tradiciones hechas por el hombre…esas cosas que habían llegado a ser doctrinas del Judaísmo….no de la Sagrada Escritura.   

El verso 24 trae a juego un concepto que nosotros hemos discutido en lecciones anteriores de cómo lo impuro contamina lo puro por simple contacto. Para recordarles, la idea es que cuando algo que es IMPURO toca….queriendo decir simple contacto físico…..algo que es puro la cosa pura es degradada y llega a ser impura. Nunca será como resultado que algo puro toque algo impuro, y esa pureza es transferida a lo impuro, por lo tanto hacienda lo impuro puro. El ÚNICO resultado de algo puro llegando a estar en contacto con lo impuro es que ambas cosas cogen la impureza….es una calle sin salida.

Por lo que comenzando en el verso 24 nosotros obtenemos una lista de cosas impuras que, si uno llega  a estar en contacto con una de ellas, uno llega a ser ritualmente impuro. Y hay básicamente 3 clases de contactos discutidos aquí: tocar, cargar, y contener….contener se refiere a envases como ollas y tazones.

Por lo que de aquí hasta el verso 40, nosotros vamos a tratar de, cómo la impureza se transfiere de una cosa a otra.  

Básicamente la regla es que cualquiera que toque el esqueleto de un animal será considerado impuro, pero solo en una manera muy limitada.  Ellos son impuros hasta la puesta del sol de ese día. ¿Por qué la puesta del sol es el límite de tiempo? Porque la puesta del sol termina el día actual y comienza un nuevo día…recuerda que el día para los hebreos comienza y termina cuando se pone el sol. Otra parte de la regla es que cualquiera que CARGUE el esqueleto de uno de esos animales muertos que son prohibidos también es impuro hasta que se ponga el sol, MÁS hay este requisito añadido que ellos deben de lavar sus ropas. La lista de animales que son puros e impuros es bastante igual a la lista que aplica a la comida kosher; animales sin pezuñas divididas y animales que no rumian son impuro cuando están muertos, pero, una nueva categoría es también discutida: animales que tienen GARRA…como los gatos y los perros. Estos también son considerados impuros. Estos son considerados impuros….. tanto para comer y para tocar si están muertos. Nuevamente el tocar estos animales cuando están vivos esta ok. Y el resultado es el mismo como si alguien toca a un animal muerto que no tenía la pezuña dividida o que no rumea.   

Date cuenta de algo interesante acerca de la contaminación de una cosa muerta e impura: la misma no solo puede ser transmitida a una persona, un humano viviente……. Sino que su impureza también puede ser transmitida a cosas inanimadas como la ropa.  

El verso 29 discute la transmisión de impureza de una categoría diferente de criaturas vivientes…aquellas descritas como las que se “mueven en manada”….animales que se separan rápidamente más bien descuidadamente. Y la lista incluye a ratones, ratas, lagartos, y hasta cocodrilos y presumiblemente caimanes. Ustedes también pueden añadir todos esos a la lista de cosas impuras que no pueden ser tocadas después de muertas. Al igual que con la lista anterior de cosas muertas e impuras cualquiera que toque una contraerá impureza hasta el comienzo del nuevo día, el cual es al final de cada tarde. ¿Por qué es esto? Porque la muerte es anormal; nosotros no estamos supuestos a morir. Los ratones, los pájaros, los peces, no están supuestos a morir. La muerte es una condición que NO estaba presente cuando el mundo fue creado. El mundo llegó a ser contaminado por el pecado y luego las cosas llegaron a ser anormal; la anormalidad es detestable para Jehová. La muerte es la condición MÁS anormal  que existe. Al final del capítulo 11 cuando nosotros estemos más cerca de la pureza y la santidad nosotros vamos también hablar sobre lo normal y lo anormal, y como tiene mucho que ver con lo que Jehová había declarado puro e impuro.  

Comenzando en el verso 32, otro ángulo en lo que concierne a la impureza es declarado: el mismo es que cualquier cosa que una criatura muerta e impura CAIGA encima llega a ser impura. Verdaderamente, la traducción del inglés como que obscurece el verdadero significado hebreo de esta oración; lo que dice es que cualquier cosa que una criatura impura muerta CAIGA sobre ella llega a ser impura. Por lo que si un ratón se muere y cae DENTRO de una olla con agua o una olla de cocinar, esta es otra condición.

Y claro, que uno tiene que ver con un tipo menos severo de impureza, esa de ropa, y la otra tiene que ver con un tipo de impureza más serio porque concierne a la preparación de alimentos.

Ahora que se ha presentado COMO las cosas llegan a ser impuras, la próxima cosa a discutir es como remediar la situación. Eso lo vamos hacer la próxima semana.