Levítico

Lección 13 Capítulos 10 y 11

Nosotros vamos a continuar esta tarde con la historia de los hijos de Aarón, los sobrinos de Moisés, Nadab y Abiú. Nadab y Abiú eran sacerdotes quienes inmediatamente seguido de la consagración del sacerdocio en los procedimientos, se involucraron en un ritual en el Tabernáculo cuando de repente fuego sale de delante del Señor (SU gloria estaba en el Tabernáculo) y quemó a esos dos hombres.  

La pregunta que yo hice antes de concluir la última lección fue, ¿qué pudo haber provocado que Jehová hiciera algo tan severo? Yo no tengo duda alguna que de Moisés, a Aarón, a los ancianos de Israel, los líderes de tribu, y los Israelitas común y corrientes, todos estaban sorprendidos y perplejos de lo que acababa de pasar ante sus propios ojos.  

Vamos a volver a leer Levítico 10 ya que solo apenas entramos en el capítulo la última vez que nos reunimos.

LEER LEVÍTICO CAPÍTULO 10

Jehová conociendo todos los pensamientos del hombre, no pierde ni un segundo en dejarle saber a Aarón…y aquellos presentes…..y aquellos a los que se le iba a contar más tarde sobre esta asombrosa tragedia….justo lo que precipitó todo. Y, Moisés lo pronuncia a Aarón en el verso 3.

NAS Levítico 10:3 “entonces Moisés dijo a Aarón: Esto es lo que el Señor habló diciendo: ‘Como santo seré tratado por los que se acerquen a mí, y en presencia de todo el pueblo seré honrado.'" Y Aarón guardó silencio.”

Aun cuando esto parece ser, en la superficie, una violación en el procedimiento lo que provoca a Jehová a tal furia de llegar a quitarle la vida a los dos hijos de Aarón, de hecho fue porque ellos pisotearon la única cosa que Dios nunca permite que sea violada: Su santidad. Jehová dice….YO VOY a ser tratado como Santo. Y especialmente por esos que han sido autorizados ACERCARSE a mí. Y aquellos quienes han sido honrados de servir públicamente, en una posición alta (como la de sacerdote), de los cuales se debe de esperar más para que “delante de todas las personas yo sea honrado”. Si los sacerdotes mostraban desdén y descuido en su adoración, ¿cuánto más harían las personas comunes?  

En el verso 4, nosotros encontramos que Moisés hace que los primos de Nadab y Abiú sean los que remuevan los cuerpos muertos del área del Tabernáculo; para ser exactos ellos fueron llevados a un área descrita como “fuera del campamento”. A los sacerdotes se les prohíbe tocar los cuerpos, aunque cuando tiene que ver con ciertos parientes, se le es permitido. El SUMO SACERDOTE NUNCA puede tocar un muerto, aun cuando sea su esposa o padres o hijos. Si un sacerdote llega a estar en contacto con un muerto él instantáneamente llega a estar contaminado…impuro…..y debe de pasar por un extenso procedimiento de purificación para que nuevamente llegue a estar limpio y pueda reanudar las obligaciones de su oficio sacerdotal.    

Bajo circunstancias normales, les hubiese tocado a los dos hijos menores de Aarón, Eleazar e Itamar, bregar con los cuerpos de sus hermanos. Pero, como ellos, también, acababan de ser consagrados como sacerdotes; el estar en contacto con los muertos y como resultado contaminarse durante estos sacrificios de inauguración hubiera sido inapropiado.  Por lo que la tarea cae sobre Misael y Elzafán. 

El mover los cuerpos a un lugar “fuera del campamento” era normal. Los cuerpos muertos no podían estar en ningún lugar dentro del campamento de Israel, por temor a que contaminaran el campamento y aquellos que llegaran a estar en contacto con la tumba. Una buena regla para recordar  cuando leamos las Escrituras es que de todas las maneras en la cual uno podía llegar a estar ritualmente impuro, la más seria y severa era estar en contacto con la muerte; por lo que lo evitaban lo más posible.    

Los versos 6 y 7 básicamente le dicen a Aarón y a sus dos hijos sobrevivientes que ellos no podían participar en los procedimientos de luto que eran acostumbrado. De hecho, se les dice que si ellos GUARDABAN luto ellos TAMBIÉN caerían muertos. Y debido a que ellos eran sacerdotes, y por ende representan la nación entera de Israel, la comunidad entera estaría sujeta a la furia de Dios si ellos se unían al luto.   

¿Acaso esto les suena un poco severo a ustedes? ¿Que sucedió con el Dios misericordioso que rescató a estas personas de la mano del Faraón? ¿Dónde está el perdón que permitía que Aarón y sus hijos llegaran a ser sacerdotes, aun cuando no hace mucho tiempo atrás ellos habían construido y celebrado un Becerro de Oro? ¿Cómo es que un Dios que valora tanto la vida, quita la vida en un instante de juicio y castigo divino?

Este es el lado de los atributos de Dios que nosotros preferimos no hablar. Este es el lado de los atributos de Dios que han sido empujados a la parte de atrás por ministros bien intencionados que quieren que las personas vean a un Dios misericordioso y bondadoso para que las personas sean atraídas a Él. Y este es el lado de Dios que la mayoría de la iglesia dice que ya no existe; que fue una dispensación del AT; que en la dispensación del NT, el Dios del NT de alguna manera ha dejado Su furia y juicio atrás. El Dios del que se nos dice una y otra vez nunca cambia…ni cambió.  

Bueno, no es necesario decir que lo que nosotros leemos en la Biblia son solo pequeños fragmentos de todo lo que sucedió entre los hebreos durante los 14 siglos y los cientos de personajes que la Biblia abarca. Por lo que nosotros debemos tomar con la mayor seriedad aquellas cosas que SON registradas para nosotros, porque las mismas están ahí para enseñarnos algo importante. Por lo que después de haber mirado el discordante recuento del juicio de Dios en el AT, vamos a ver si ese mismo atributo de Dios está vivo o si ciertamente es una cosa del pasado una vez entremos a los tiempos del Nuevo testamento.    

Busque en sus Biblias Hechos 4. Nosotros vamos a comenzar leyendo en el verso 32, y continuaremos leyendo hasta el capítulo 5; y terminaremos con el 5:11.  

LEER HECHOS 4:32 – 5:11

Aquí nosotros tenemos un recuento de 2 personas muriendo como consecuencia de un juicio directo de Jehová. El los mató. Ellos no fueron llevados a la muerte por una autoridad terrenal. Y todo parece haber venido como sorpresa para los apóstoles  y discípulos que estaban presente. Debemos recordar que según todos los testigos Ananías y Safira eran creyentes; ellos eran judíos que habían llegado a creer que Jesús era Salvador y Señor. Aquí no hay nada que diga que ellos eran farsantes o que ellos solo se habían engañado ellos mismos en PENSAR que creían. Por lo que Ananías y Safira, esposo y esposa, eran cristianos….el Espiritu Santo moraba en ellos….al igual que en todos sus hermanos y hermanas cristianas.  

¿Qué sucedió aquí? Simplemente, ellos querían unirse en el espíritu de lo que todo el mundo estaba haciendo al vender sus propiedades y darle las ganancias aquellos creyentes que estaban en necesidad. Y ellos ciertamente eran sinceros al respecto porque ellos SI vendieron su propiedad y ellos SI trajeron las ganancias al liderazgo de la iglesia….aunque ellos dijeron una pequeña mentira y se quedaron con una parte.  Ahora, vamos a parar aquí por un segundo y vamos a meditar en esto: ellos vendieron una propiedad que legítimamente era de ellos, se quedaron con una pequeña parte y el resto se lo dieron a la iglesia. Ciertamente, no era  100% de las ganancias, pero era sin duda alguna algo MUY generoso de su parte, ¿verdad? Contéstenme esta pregunta: ¿Cuantos de ustedes venderían su casa y darían cada centavo a la iglesia? ¿Cuántos de ustedes aquí venderían una pieza de propiedad de gran valor y le darian 90% a la iglesia?  

Parecería en la superficie que el problema no era acerca de ser generoso; el mismo era que Ananías y Safira mintieron y eso fue lo que precipitó la sentencia de muerte de Dios sobre ellos. O… ¿Acaso ese fue realmente el problema? ¿Cuán a menudo en la Biblia nosotros vemos a las personas ser matadas por Dios a consecuencia del pecado de la mentira? ¿Acaso Pedro no mintió y negó a Yeshua ÉL MISMO….3 veces? Sin embargo a él no lo mataron. De hecho, la Torá no demanda muerte física por el pecado de la mentira…..ni tan siquiera por mentirle a Dios. Por lo que, ¿por qué aquí, en Hechos, en el Nuevo Testamento donde el Dios de Juicio supuestamente ha sido repuesto por el Dios de Amor?

Aquí es donde ponemos en práctica algo que recientemente aprendimos. Cuando un Israelita traía su animal de sacrificio, su ofrenda, al Tabernáculo, y la presentaba a Dios, esa propiedad (ese animal) llegaba a ser propiedad de Dios. En el sistema de sacrificio ese animal FORMALMENTE llegaba a ser de Dios al hacer seminkhah….el poner las manos sobre la cabeza del animal……para indicar que ese animal era ciertamente la ofrenda, y que la misma estaba siendo entregada a Jehová. Desde un punto de vista espiritual, ¿cuándo esa transferencia de propiedad EN REALIDAD ocurría? Rabinos más tarde decían que era en el momento cuando el devoto entraba al área del Templo con el animal.  Sea lo que sea, el término que la Biblia usa para ofrendas a Jehová es “PROPIEDAD SANTA”.

 Nosotros hemos discutido sobre Propiedad Santa un poco; y a nosotros también se nos ha mostrado que violar la Propiedad Sagrada de Dios es un pecado MUY serio.

La clave para esto es que Jehová considera la Propiedad Sagrada de por si siendo santa. Cuando Ananías y Safira determinaron vender la propiedad y dar el dinero al Señor, la misma llegó a ser Propiedad Sagrada. Al igual que un Israelita NO tenía que traer un animal para el sacrificio….en los mismos casos las especies de animales eran, dentro de ciertos límites, la elección del devoto, y en otros casos exactamente CUAL animal de su rebaño era su propia elección….Ananías y Safira no tenían ninguna obligación de vender su propiedad y donar el dinero; esto fue puramente su idea y su elección. Pero….una vez que hicieron esa elección, la situación cambió. Una vez ellos comenzaron el proceso, y ellos vendieron la propiedad, y tenían el dinero en mano, había un elemento importante de santidad añadido al mismo porque en algún punto en el proceso esto llegó a ser Propiedad Sagrada. Nosotros diríamos que ellos “sé quedaron con una parte de su dinero” que iban a darle a Dios. Esto es erróneo. Una vez que llega a ser Propiedad Sagrada, la misma era TODA SUYA. Ellos no tenían derecho alguno a ninguna parte del dinero…..porque el mismo ya no era de ellos. Lo que Dios elija hacer con Su propiedad era SU prorrogativa. Lo que ellos hicieron fue robarle a Dios. Ellos tomaron parte de la Propiedad Sagrada de Dios, el cual es una descarada violación de la Santidad de Dios. Ellos pagaron por lo que hicieron con sus vidas.  

Ciertamente parece que se esperaba de Ananías y Safira llevar un estándar muy alto y estricto, ¿verdad? Bueno, claro que si…..porque como creyentes del Mesías Yeshua ellos estaban cerca a Dios. Pedro dice en   1Pedro 4:17, “…. el juicio comienza por la casa de Dios”. Santiago dijo en Santiago 3:1, “……vosotros los que enseñemos recibiremos un juicio más severo.” Y Jesús dijo en Lucas 12:48, “…….a todo el que se le haya dado mucho, mucho se demandará de él.” Entonces vemos esto en 1 Pedro 2:9, “pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios, a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.”  

En esencia Ananías y Safira tenían el mismo estatus delante de Dios que los hijos de Aarón Nadab y Abiú tenían: ellos todos eran sacerdotes. Ananías y Safira eran como sacerdotes comunes para el Sumo Sacerdote Yeshua, al igual que Nadab y Abiú eran sacerdotes comunes para el Sumo Sacerdote Aarón. Y como sacerdotes ellos estaban “cerca” de Dios, puestos en una posición especial de proximidad y asociación con Jehova. Nadab y Abiú eran permitidos entrar a la presencia de Jehová, al Santuario del Tabernáculo del Desierto, como solo los sacerdotes podían. Ananias y Safira tenían la presencia de Dios viviendo DENTRO de ellos, como solo aquellos hechos sacerdotes a través de la confianza en Yeshua podían. Y cuando cualquiera de estos violaba la santidad de Dios el mismo era sin excusa alguna; y debido a que ellos eran tan privilegiados a estar “cerca” de Dios ellos tambien llevaban consigo más responsabilidad que aquellos que no la cargaban.

Esto no es alegoría. Esto es un principio de Dios significativamente importante que es establecido en la Torá y es naturalmente continuado en el NT.  

¿Por qué he pasado mucho tiempo tratando con esto? Porque nos afecta a ustedes y a mí. El mismo aplica PRECISAMENTE a nosotros. Nosotros estamos en la misma posición que Ananías y Safira. Nadie en el mundo está en un mejor o más alto o en una cercana posición delante de Dios, que un creyente. Y nadie está en una posición de más responsabilidad delante de Dios, ni se espera un estándar más alto delante de Dios, que un creyente. Pero… y esta es la parte difícil… todos nosotros los que confesamos confianza en Yeshua, estamos también en una posición de violar la santidad de Dios como cualquier otro pueda. Y el castigo por hacer eso puede ser  de una naturaleza severa.

Aunque nosotros los cristianos típicamente pensamos nada de eso. Nosotros elegimos pensar acerca de cuanto más nosotros podemos ganar o prosperar de estar cerca de Dios. La gracia en nuestros días ahora quiere decir que no hay necesidad adicional para obediencia; la adoración ahora quiere decir sentarnos y observar otras personas interpretando; la salvación ahora quiere decir que nosotros REALMENTE no podemos ofender a Jehová y si lo hacemos, no tendremos ninguna consecuencia. La justicia ahora quiere decir que a nosotros se nos mostrará, como individuos lo que está bien o mal; que las leyes de Dios y los mandamientos son ahora diferentes para personas diferentes. Que la libertad en Cristo ahora quiere decir que nosotros tenemos la elección de vivir fuera de un estilo de vida ordenado por Dios, o simplemente vivir como el mundo lo hace….con Yeshua añadido a la mezcla.    

No hay nada en la Palabra, desde Génesis a Apocalipsis, que valide esa línea de pensamiento; pero, aun cuando esas premisas no son abiertamente declaradas, es la manera de facto de operación para muchos de la cristiandad moderna. Aparentemente Ananías y Safira tenían exactamente la misma mentalidad.  

Mientras yo estudiaba y oraba sobre esta lección, justo al final, unas palabras de sabiduría cayeron sobre mi como un martillo en un ayunque: “Salid de en medio de ella, pueblo mío”. Esa frase es de Jeremías 51:45, y más tarde es citada en Apocalipsis 18. Pero escucha el verso ENTERO: LBLA Jeremías 51:45 “Salid de en medio de ella, pueblo mío, y salve cada uno su vida del ardor de la ira de Jehová.

La furia de Dios va a llover sobre la tierra, y cualquier nación o congregación que haya decidido poner su fe en doctrinas en vez de la Palabra de Dios va a ser sujeto a esa furia. Jeremías nos advierte acerca de eso.   .

En el verso 8 nosotros encontramos una rareza en Levítico. Jehová habla directamente a Aarón. Normalmente cualquier cosa que Dios quiere decirle a Aarón es dicho a través de Moisés. ¿Por lo que, qué debemos aprender de esto? Que lo que Dios le dice a Aarón, Él quiere que tenga un énfasis especial. Cualquiera que haya trabajado para una compañía relativamente pequeña entiende esta metodología; el jefe grande generalmente habla a los empleados a través del segundo en mando de la compañía. Y, parte de la razón para esto es para que en esas ocasiones raras cuando el jefe grande les habla directamente a los empleados ellos presten atención especial…..y el evento es generalmente acompañado  con un poco de una terrible trepidación.

Considerando que lo que Jehová está a punto de decirle a Aarón es después de la terrible muerte del primogénito y segundo hijo de Aarón, ustedes pueden estar seguros que Aarón era todo oídos.

Lo que se le dice a Aarón es que antes de llevar a cabo su función como sacerdote, ningún sacerdote podía tomar ninguna bebida embriagante (en hebreo esta es la palabra yayin, la cual típicamente es usada en combinación con la palabra shekar. Yayin quiere decir “vino”. Y shekar quiere decir “una bebida fuerte embriagante”. Yayin, vino, es exactamente como nosotros pensamos del vino…..uva fermentada con relativamente un pequeño contenido de alcohol. Shekar se refiere al vino que ha sido permitido que se fermente más tiempo y por lo tanto tiene un contenido de alcohol más alto; y el mismo se refiere a cervezas hechas de grano). Esta instrucción de no tomar alcohol es específicamente unida a la función por medio del cual el sacerdote debe de entrar el Santuario del Tabernáculo, el Mishkan, la Tienda de Reunión. ¿Ahora, acaso esto era una nueva ley que revocaba las directrices anteriores? Después de todo: la mayoría de la ceremonia y el ritual que Dios había ordenado recientemente IMPLICABA el uso de vino en menor grado. No, esto no es una orden nueva y diferente; la misma es simplemente una instrucción para el sacerdocio que ellos deben estar completamente sobrios en las las obligaciones de todos los sacerdotes delante del Señor.   

¿Ahora acaso esto quiere decir que puede haber una conexión entre lo que le sucedió a Nadab y Abiú, los hijos de Aarón, y la embriaguez? Tal vez. Uno tendría que asumir algo que no está explícitamente dicho en ningún sitio de las Escrituras…. Y es que Nadab y Abiú estaban ebrios, y por ende no estaban pensando claramente cuando ellos se acercaron al Señor de una manera no autorizada (un incienso extraño ofrecido por fuego), y en un lugar no autorizado (el Lugar Santísimo, un lugar donde ellos NUNCA estaban permitido ir). Pero es conocido que sacerdotes de las muchas religiones paganas se embriagaban bastante antes de asumir sus obligaciones. Muchas de las religiones del mundo usaban drogas  como parte de su ceremonia religiosa. Por lo que quizás Nadab y Abiú eran culpables de esta infracción y entonces esta regulación prohibiendo tomar vino justo antes de comenzar su obligación es para hacer claro que nada de eso debe suceder con los seguidores de Jehová.      

Aunque no hay evidencia que el embriagarse era un problema con el sacerdocio de Israel; mal juicio a veces sí; embriagarse, no. Yo creo que este incidente tiene más que ver con Dios haciendo bastante claro que estos sacerdotes, incluyendo el Sumo Sacerdote, no tenía ninguna libertad en sus rituales; la más pequeña desviación de los explícitos mandamientos de Dios PODÍA traer la disciplina más severa…como es demostrado por el incidente de Nadab y Abiú. De cualquier manera, la idea que está siendo expresada aquí a Aarón es que mente clara y atención al detalle era necesario…no solo mantener el posible profanador de una espantosa muerte en manos del Creador, pero como el Sacerdocio tenía unas obligaciones importantes que llevar a cabo para el beneficio del pueblo de Israel. 

Sin volver atrás a las muertes de los dos hijos de Aarón, vamos a recordar lo que Jehová dice cuál era el verdadero problema con lo que Nadab y Abiú habían hecho: en el verso 3, Él dice “…. Y en presencia de todo el pueblo seré glorificado.” Los sacerdotes eran maestros al igual que los que oficiaban  los rituales; y aún más, ellos estaban CERCA de DIOS; y la Palabra hace claro que MAS que palabras eran las acciones de los maestros los que afectaban a sus seguidores. Lo que los estudiantes observaban que sus maestros hacían probablemente era lo que los estudiantes emulaban.

También era el trabajo del sacerdote…..permítanme ir a los extremos de decir que era la OBLIGACIÓN más importante……..el (como dice en el verso 10) distinguir entre lo sagrado y lo común, y entre lo puro y lo impuro. Y aun cuando en ocasiones la distinción era un asunto sencillo en otras ocasiones no era tan fácil. El sacerdote cargaba una gran responsabilidad y seriedad de pensamiento en el servicio del Rey del Universo ya que era necesario para así evadir la furia de Dios debido a cualquier tipo de descuido, especialmente cuando ponía en peligro Su santidad.   

Yo sospecho que la mayoría de las personas en este salón, en algún momento en sus vidas,  se han puesto demasiado alegres (un poco ebrio). Y aun cuando eso pudo haber sido hace mucho tiempo atrás para alguno de ustedes, ustedes indudablemente recuerdan que uno no tiene que estar completamente ebrio para empezar hacer compromisos y juicios necios que uno normalmente no haría si no hubiese estado tomando…..o en drogas. Lo que es clave para nosotros captar, para así no perder el contexto, es que aquellos que estaban activamente haciendo algo en el servicio directo de Dios….no pueden tomar bebidas embriagantes antes de comenzar esa actividad, porque ustedes están representando a Jehová y su descuido no solo puede causarte a TI que hagas algo ofensivo hacia Dios (el cual es peligroso para Su Santidad y tu bienestar), sino que puede hacer que otros crean que tal descuido esta OK.     

Yo debo de ser claro, que esto no es una instrucción que uno no puede tomar vino u otras bebidas alcohólicas. De hecho, la Biblia entera, desde el comienzo hasta el fin, hace claro que el yayin, vino, es un regalo de Dios. El mismo es simbólico de gozo, no de embriaguez. Ciertamente el mismo es apropiado en cantidades moderadas durante ciertas ceremonias y ocasiones para relajar el ambiente. Aunque embriaguez total nunca es aprobada PRIMORDIALMENTE porque afecta la toma de decisiones. Y especialmente para aquellos cerca de Dios….los sacerdotes en los días del AT y los creyentes en el tiempo del NT….nosotros debemos de ser más cuidadosos que aquellos que NO están cerca de Dios. Porque el estándar que nosotros cargamos es mucho más elevado.

Comenzando en el verso 12, Moisés está más o menos yendo sobre la lista de lo que el sacerdote debe de estar haciendo; considerando lo que acaba de ocurrir con los hijos de Aarón, probablemente era una buena idea. Moisés se asegura que el ritual de la ofrenda de Minchah, la ofrenda de grano, sea completado como se supone que hubiera sido; que en este caso, la masa debía ser sin levadura, y debía ser ingerida por los sacerdotes en el patio del Tabernáculo….o, más literal, “al lado del Altar”, refiriéndose al Altar de Bronce.

Unas cuantas cosas están siendo comunicadas aquí: primero, es que el incidente que involucra a Nadab y Abiú no ha cambiado nada. Los rituales y sus propósitos permanecen igual. Segundo es que Aarón y sus restantes hijos todavía cargan consigo el puesto sacerdotal, el mismo no ha sido removido o quitado de ellos.    

Luego, más sobre las ofrendas de holocausto es discutido y se hacen recordatorios de cómo deben ser llevados a cabo. Nosotros no vamos a discutir más sobre eso porque ya hemos analizado minuciosamente estos rituales en particular en  otras lecciones anteriores.

Ahora, interesantemente (comenzando en el verso 16), cuando Moisés pregunta sobre el estatus de la ofrenda de purificación, el Hatta’at, él se pone bastante molesto. Porque, como temía, el descuido que Nadab y Abiú habían mostrado y por el cual habían pagado el precio más alto, llevó a Eleazar y a Itamar, los restantes hijos de Aarón hacer algo similar pero aparentemente no tan serio. Ellos comieron de la carne de la ofrenda del Hatta’at de una manera inapropiada; ellos estaban supuestos a comer de la misma SOLO adentro del precinto sagrado….eso es, dentro del patio del Tabernáculo…pero en vez, ellos ignoraron los mandatos específicos de Dios y se la comieron en otro lugar. ¿Por qué ellos no fueron destruidos por esta violación? Yo no sé. Pablo, en el libro de Romanos 9:15 cita directamente de Éxodo 33 cuando el intenta contestar una pregunta similar: LBLA Romanos 9:15 “Porque Él dice a Moisés: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y tendré compasión del que tenga compasión.” Nosotros sencillamente no estamos en posición alguna de cuestionar las decisiones de Dios en tales asuntos; Él decide, es Su prerrogativa decidir, y punto.

Un último punto y vamos a movernos al capítulo 11. Al final del capítulo 10, en los verso 19 y 20, nosotros vemos esta conversación un poco difícil de descifrar entre Aarón y Moisés en el cual Aarón habla acerca de lo que le ha sucedido a él, y si él y sus hijos HUBIERAN comido el Hatta’at en la manera que fue ordenado, ¿acaso Dios lo hubiera aprobado? Parece como una pregunta un poco rara, ¿verdad? Después de todo la pregunta PARECE ser, ¿”bueno, si yo hubiera llevado a cabo el Hatta’at y hubiera comido la carne en la manera necesaria, entonces eso hubiese sido aceptable a Dios”? Pero eso no es verdaderamente lo que quiere decir aquí. ¿Así que, de que se trata esto? Era costumbre para las familias hebreas que estaban en luto no comer por un tiempo. En este caso el asunto era particularmente problemático porque lo que estaba involucrado no era solo comida común y corriente….la misma era comida SAGRADA….ya que era la porción específicamente separada para los sacerdotes de la PROPIEDAD SAGRADA de DIOS. Aparentemente los sacerdotes se sintieron que estaban atrapados entre la espada y la pared; ¿comen de la porción de carne del Hatta’at asignada a ellos, o NO comen debido a la muerte del  miembro de la familia la cual requiere los rituales de luto? Ellos más que nada ciertamente escogieron equivocadamente porque a ellos se les dijo que no hicieran luto por sus parientes. Pero, por sus propias razones, Moisés parece entender el dilema y Dios acepta la determinación de Moisés que los sacerdotes no iban a tener ninguna acción disciplinaria por su infortunio.   

Yo necesito señalar que Aarón preguntó, “si el SEÑOR lo aprobaría”, y luego se nos dice que Moisés lo aprobó. Recuerda que Moisés era único en toda la historia Bíblica; Moisés hablaba por Dios. Sí Moisés lo hablaba, era como si Dios lo hubiera hablado. Y eso NO es tradición; eso es una instrucción directa de las escrituras de parte de Jehová.  

LEER LEVITICO CAPÍTULO 11

 El capítulo 11 es el comienzo de una nueva sección de Levítico que el Señor ha estado preparando el camino desde el capítulo 20 de Éxodo. Ya que comenzando con Levítico 11, y continuando hasta el capítulo 16, a nosotros se nos dan las leyes de los rituales de pureza. Apropiadamente comienza con las leyes de dieta…lo que en hebreo se llama Kashrut. Nosotros lo conocemos generalmente como comida Kosher. 

En el capítulo anterior, capitulo 10 verso 10, se nos dice que la obligación primordial de un sacerdote “es distinguir entre lo santo y lo común, lo puro y lo impuro” ustedes recordaran que esa declaración fue hecha en el contexto de no tomar vino inmediatamente antes de llevar a cabo las obligaciones sacerdotales, ya que claridad mental era necesaria para tener discernimiento propio y buen juicio, por temor a que la santidad de Jehová sea violada y SU retribución divina sea el resultado.

Antes de que leamos el capítulo 11 juntos, me gustaría señalar unos cuantos puntos. No hay nada de suprema importancia en el estilo de vida que Jehová haya ordenado para Israel que la pureza y la santidad. Y el resumen del porqué de esto, en el verso 45 del capítulo 11: “Porque yo soy Jehová, que os he hecho subir de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios; seréis, pues, santos porque yo soy santo.” La Torá nos llama a un estilo de vida santo y puro, según es definido por Dios, para el pueblo de Israel. No hay absolutamente duda alguna que la Torá fue dada a Israel y a nadie más. Todas estas leyes y mandamientos y rituales y sacrificios NO era para cualquiera….los mismos eran reservados para Israel. Ahora antes de que algunos de ustedes se preocupen sobre ese último comentario por favor entiendan que hay mucha más profundidad para esa declaración que lo que podemos ver a simple vista. Por ejemplo, los extranjeros  eran ciertamente permitidos a unirse a Israel. Y un extranjero que oficialmente se unía a Israel era considerado un Israelita. Jehová no creó dos clases de Israelitas: los de nacimiento natural y los adoptados. Todos eran considerados igual ante Sus ojos, y debían operar bajo los mismos pactos y sistemas de justicia; y este principio aplica directamente a nuestra condición, como gentiles, y nuestra relación con Israel en los tiempos del Nuevo Testamento. Por lo que como ya me he dirigido a la relación de un creyente con Israel en más de una ocasión, e indudablemente lo volveré hacer, por ahora toma por cierto que la Torá fue dada a Israel como un pueblo especialmente escogido. Y que Romanos 11 dice claramente y enfáticamente que los creyentes gentiles han sido injertados a Israel; por lo que, en un nivel espiritual, los creyentes (extranjeros gentiles) se han convertido en uno con Israel.

Ahora una de las cosas que nosotros vamos a profundizar es si el comer Kosher fue abolido por Yeshua o si todavía está en efecto; y si todavía está en efecto, ¿quién es obligado a seguirlo? Esto es un tema muy delicado. Estudiosos ilustrados, judíos y gentiles, creyentes y seculares, han sugerido en ocasiones amplios puntos de vista en este emotivo tema.

Pero antes de profundizar en estas aguas turbulentas permítanme discutir un aspecto de Kashrut que no es tan controversial: y es que la dieta hebrea estaba centrada en el asunto de pureza y santidad. La Torá hace la dieta importante, aunque algunos argumentan que el judaísmo ha tomado el asunto MÁS allá de las regulaciones de las Escrituras y  lo han hecho un culto a la comida. Pero estas leyes que vamos a estudiar en  Levítico  11 son tan importantes que las mismas son repetidas en Deuteronomio 14, aunque con un énfasis un poco diferente. Nosotros vamos hablar mucho sobre pureza, puro, y santidad, por lo que vale la pena tener un repaso de lo que esos conceptos, tomados juntos, parecen significar en un sentido Bíblico. Yo digo sentido Bíblico, porque lo que yo voy a explicar  necesariamente NO refleja el judaísmo moderno o las doctrinas basadas en la cristiandad….las mismas no reflejan necesariamente la Tradición ni las costumbres. Las mismas son el punto de vista de las Escrituras.

Vamos abordar ese tema cuando comencemos nuestro estudio la semana que viene.  

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953