Levítico

Lección 4 Capítulo 2

En Levítico capítulo 1, nosotros vimos el ritual de sacrificio llamado en hebreos ‘Olah….lo que nosotros típicamente traducimos como “ofrenda de holocausto”. Y nosotros vimos que esta ofrenda consistía en quemar completamente a los animales, desde los toros, oveja, a pájaros….nada debía de permanecer.

En el capítulo 2 nosotros tenemos una segunda clase de ofrenda, y también va ser una clase de ofrenda de holocausto en el sentido que va ser quemada en el Altar de Bronce. Pero este sacrificio no es una ofrenda de animales, de sangre, sino más bien una de planta. Específicamente es de grano…..más específicamente sémola, la mejor parte del grano.

Nosotros vamos a ser un poco más técnico de lo que acostumbradamente somos en nuestros estudios durante las próximas semanas al continuar aprendiendo de los diferentes sacrificios. Esto no es solo para intelectuales y Rabinos. Las diferentes clases de sacrificio tienen varios propósitos porque el pecado y la expiación no son tan simple como nosotros los hemos hecho. Es una gran farsa perpetrada por la iglesia para simplificar las cosas para las personas, donde obtenemos esta clase de pensamientos simplista que un pecado es como cualquier otro pecado, y Dios no los clasifica. Que el robar un dulce esencialmente no es diferente a robarse un banco. Cuando terminemos con Levítico, las múltiples capas y la naturaleza multifacética del pecado y redención va ser mucho más clara; pero la misma va requerir un sacrificio por parte de ustedes en dar de su tiempo y atención porque si se distraen un poco lo van a pasar por alto y van a perder la profunda importancia espiritual de todo.

Abran sus Biblias a Levítico capítulo 2.

LEER LEVITICO CAPITULO 2

Yo les mencioné la semana pasada que el ‘Olah, la ofrenda de holocausto de un animal, era hecha en combinación con otras clases de ofrendas. De hecho la ofrenda de holocausto hecha en templo diariamente era, según los registros dicen, seguida SIEMPRE con la ofrenda de sacrificio que estamos a punto de estudiar…la ofrenda de grano. Estas dos eran casi siempre hechas juntas, a la par.

Ahora, al igual que ‘Olah es el nombre especifico en hebreo para la ofrenda de holocausto de un animal según es descrito en el capítulo 1 de Levítico, la ofrenda de sacrificio ofrecida en el capítulo 2 en el hebreo original es llamada Minchah. En ocasiones, las Biblias traducen este tipo de ofrenda como “vegetal” o “grano”.

Por lo que, Minchah es una ofrenda de una parte del grano, la sémola, la cual es molida, hecha en una masa, y luego es quemada en el altar. La tradición usual de “harina fina” tampoco es correcta….esto no es harina que ha sido cernida para asi hacerla “harina fina”, ni tampoco es la mejor harina. Más bien, la ofrenda es de harina hecha de la mejor parte de la cabeza del grano mismo……la sémola. Pero, la palabra Minchah también tiene una historia interesante, ya que no siempre se refería a esta ofrenda de grano de la que estamos estudiando ahora; de hecho, Minchah es la palabra usada en Génesis 4 versos 3-5, en conjunto con el incidente entre Caín y Abel cuando cada uno trajo un sacrificio a Dios, y uno fue aceptable, y el otro no lo fue. La ofrenda aceptable, el Minchah aceptable, fue el de Abel, y el mismo fue un animal. El que no fue aceptable es el de Caín y el mismo fue uno vegetal….probablemente un grano. Pero en AMBOS casos, la ofrenda era referida como un Minchah. Eso es asi porque en su primer uso, Minchah solo significaba “sacrificio” en general y no una clase en específico.  

Esto es bastante irónico, ¿verdad? Porque el Minchah que fue aceptable a Dios en Génesis fue un animal….Dios rehusó el Minchah de grano. Más bien, a lo largo de un periodo de unos cuantos miles de años, nosotros vemos que el uso de la palabra Minchah se ha transformado hasta el punto que no tiene NADA que ver con la ofrenda de un animal, y en vez es SOLO la ofrenda de grano. De hecho, es el nombre específico de la ofrenda de grano.

Ahora, la historia de esta palabra Minchah cae muy bien con lo que los grandes eruditos y Rabinos decían acerca del significado y propósito de la ofrenda de grano: la misma se refiere MENOS a lo QUE es ofrecido (el grano), y MÁS al PROPÓSITO por el cual es ofrecido. En otras palabras, no tiene tanto que ver con que sea un grano, sino que significa un tributo, o un regalo a Dios. Por lo que en los primeros dos sacrificios que estamos estudiando, el ‘Olah y ahora el Minchah, parte de su esencia básica es que son regalos para Dios. Pero, los mismos son regalos NECESARIOS….el cual es la naturaleza de un tributo. Cuando nosotros pensamos del término “tributo” históricamente nosotros pensamos de una larga línea de personas conquistadas poniendo “regalos” de apaciguamiento como una señal de sumisión delante del rey ganador. Y eso está cercano al sentido en el que nosotros estamos tratando aquí en Levítico con el sacrificio de Minchah.

Otro aspecto interesante es que eventualmente vino a ser ofrecido primordialmente en la tarde. Y, como resultado, la palabra “Minchah” llegó a ser un término con doble significado, no solo se refería a ofrenda de grano, sino que también se refería a un tiempo específico del día. Si ustedes estudian tradición judía ustedes van a encontrar que el tiempo de las oraciones en la tarde se llama el tiempo de “Minchah” u “oraciones de Minchah”……queriendo decir que estos son oraciones rituales siempre hechas en la tarde. A diferencia del ‘Olah, la ofrenda de holocausto, el Minchah, la ofrenda de grano, ofrecía solo una porción pequeña para ser quemada en el altar, el resto era usado para comida. Recuerda que el ‘Olah necesitaba que TODA la comida fuera quemada en el altar.

La sémola finamente molida y aceite, aceite de oliva, eran los ingredientes principales para esta ofrenda de sacrificio. Y la mezcla podía ser ofrecida en un sinnúmero de maneras, hasta cocida o sin cocinar. Levítico específicamente dice que si era cocido, la masa podía ser horneada en un horno, cocida en una plancha o cocinada en un sartén.

Cuando la masa era horneada en un horno la misma podía ser hecha de unas cuantas formas diferentes con diferentes resultados. Y en el verso 4 nosotros vemos que el aceite podía ser añadido a la masa, y esto producía un bizcocho redondo y grueso. El término hebreo usado aquí para este resultado es “Challah”…..si les gustaría celebrar el Sabbath de la manera judía tradicional, ustedes se encontrarían comprando un pan Challah, aun cuando hoy en día está en la forma de un pan en vez de ser redondo. De aquí es donde sale el término. El otro resultado para hornear la masa en un horno se llama “rakik”, el cual es una oblea finita, y crujiente. Después de hornear el rakik entonces el aceite necesario es puesto encima. Pero, en ambos casos, el mismo debe ser de pan sin levadura porque nada que tenga levadura jamás debe ser quemado en el Altar de Bronce.

Tampoco debemos pasar por alto que en el verso 2, que Dios ordena que se le añada incienso a la masa. El incienso era bastante caro, y el mismo era usado para hacer un aroma agradable. El incienso quemando era una práctica común en el Medio Este, y no era solo para ceremonias religiosas…..el mismo era usado con frecuencia para tapar los olores asociados con la vida en el campo y con el hecho de bañarse solamente ocasionalmente. Por lo que uno se pudiera preguntar porqué el incienso seria añadido a la masa….porque realmente no lo explican. Para las mentes de las personas del Medio Este de esos días, una explicación no era algo necesario. Ellos sabían muy bien lo que yo les dije la semana pasada, que en toda clase de ofrenda que era quemada en el Altar, era el HUMO el que era de primordial importancia. Todo humo causado por un ritual para el Señor tenía una cierta clase del mismo de ser un incienso. ¿Por qué? Porqué para las personas de esa era Dios vivía lejos….alto y más allá de las nubes…..por lo que el humo se levantaba en la atmosfera y eventualmente alcanzaba a Dios. Cuando ÉL olía el aroma, la misma era agradable para Él. El añadir incienso hacía el aroma mucho más agradable. Nosotros vamos a ver en secciones del AT, al igual que del NT, analogías hechas entre la oración subiendo a Dios y el humo del incienso quemando, haciendo lo mismo. Estas analogías deben ser tomadas bastante literal.    

La sal era añadida a la masa. La sal debía ser añadida a toda clase de ofrenda de grano (ya que hay otras clases de ofrendas que envuelven el grano a las que vamos a estudiar en las próximas semanas). Aun asi nosotros encontramos que tanto la miel como la levadura son prohibidas. Vamos a ver estos elementos porque a través del resto de la Biblia, el Nuevo testamento y el Antiguo, nosotros vamos a ver referencia a la levadura, la miel y la sal. Y el simbolismo de estas cosas ha sido algo que han terriblemente mal entendido y usado incorrectamente.

Primero, vamos a tratar con la sal. El uso de la sal tenía implicaciones tanto físicas como espirituales. Si vamos de regreso a Génesis nosotros encontramos que la sal es usada como parte de la ceremonia de hacer el pacto. La manera en que todo esto comenzó es algo que ha sido debatido por los estudiosos, hasta en los tiempos antes de Jesús….aunque es de acuerdo general el que recientemente han alcanzado lo que era su uso y significado. Nosotros vamos a tratar un poco con algunas frases hebreas para poder ayudarnos a llegar al fondo de esto.

En el verso 13 se nos dice “….sazonarás con sal toda ofrenda……y no permitirás que falte jamás en tu ofrenda la sal del pacto de tu Dios…..” realmente se nos dice que TODAS las ofrendas de sacrificio deben ser con sal. La frase hebrea para pacto de sal es “ melach berit ‘eloheika”……melach es sal, berit es pacto, y eloheika se refiere a Dios, ya que es una forma de la palabra elohim. Y, la misma es una frase que es realmente una clase de modismo……ósea, la misma es una expresión hebrea. La misma se refiere a una obligación obligatoria a Dios, y una en la cual la sal debe ser usada en memoria de esa obligación. Nosotros llamamos es obligación obligatoria un pacto.

Asi que, ¿porque sal? Parece ser que el uso de sal como un componente de hacer el trato, y romper el trato data antes del tiempo de Moisés. Nosotros tenemos registros mostrando que en ocasiones si un trato era roto, la consecuencia recomendada era que la parte que transgredía tenía grandes cantidades de sal roseadas en sus tierras, de este modo hacían la tierra inservible. Nosotros también podemos ver que la sal era usada en ritos que tenían que ver con hospitalidad para los huéspedes. Por lo que, el uso de la sal, aquí, parece ser que simplemente estaba haciendo uso de un elemento muy conocido de hacer acuerdos, el mismo era un uso desde tiempos inmemorables en el Medio Este. Los usos alegóricos de la “sal” que nosotros hemos escuchado en sermones a través de nuestra vida en la iglesia no parecen tener mucha base en hechos. Nosotros sencillamente necesitamos tomar esta declaración en Levítico al pie de la letra….que Dios emplea esta costumbre antigua para ayudar a su pueblo, Israel, entender la naturaleza obligatoria de Sus pactos con ellos; y también se hace claro que el uso de sal en sacrificios NO es opcional. Que verdaderamente, desde el punto de vista de Dios…el cual es el que nosotros debemos de preocuparnos….es una señal que el devoto está de acuerdo con Dios y tiene la intención de apoyar los pactos de Dios.

Por lo que, cuando leemos más tarde en capítulos de la Biblia, incluyendo el NT, del uso de la sal ya sea directamente o como una ilustración, el mismo debe ser tomado como una indicación de un pacto permanente y sagrado al cual uno esta acuerdo de obedecer, o es usado como para indicar sal la cual ha llegado a ser desechos…la misma ha sido usada y ahora no sirve propósito alguno. ¿Cómo puede la sal llegar a ser “usada completamente” y por lo tanto ya no ser útil? La sal usada en grandes cantidades en el Altar de Bronce en el cual grandes pedazos de carne de animales sacrificados serian puestos. Como puedes ver uno de los tantos usos prácticos de la sal era que la misma tenía un valor absorbente. La sal era regada en los pedazos de carne sacrificada antes de ser puestos en el altar para que absorbiera cualquier sangre que quedara; luego era sacudido a la tierra. El mismo procedimiento era generalmente también requerido cuando se preparaba carne como alimento. La sangre de animales sacrificados se suponía para que fuese escurrida completamente del animal, la misma la cogían en un envase y la roseaban en los lados del altar; pero la misma NO debía ser quemada junto con la carne. La carne era escurrida lo más posible de toda la sangre. Esto data desde el tiempo de una de las 7 Leyes de Noé (Noachide) que prohibía el comer la sangre. Tenemos que recordar, que los sacerdotes o los devotos, con ciertos sacrificios específicos, PODIAN comer parte de la carne de animal que era sacrificada. Por lo que, la carne tenía que ser completamente escurrida de su sangre, y ellos no tenían rollos de papel toalla para hacer eso….esa era una de las funciones de la sal.   

Y, claro que, tenían que haber montañas de sal que eran usadas en el altar para absorber la sangre del increíble número de animales que eran sacrificados diariamente; y esos desechos de sal necesitaban ser desechados. Hasta ahora, después que los Israelitas entraron a Canaán, y muchos Israelitas comenzaron a vivir en ciudades y aldeas, ellos tiraban la sal empapada en sangre…..que ya no servía….en los senderos y carreteras. Esto cumplía con el mandato que decía que cualquier sangre que no era roseada en el altar debía de ser derramada como agua en la tierra. Por lo que este desecho de sal, contaminada con sangre, servía el útil propósito de contaminar la tierra para evitar que la vegetación creciera en los senderos o en la carretera.

Ahora, vamos hablar sobre la levadura. Este es otro de esos temas de los cuales se ha predicado mucho, y mucha presuposición se ha hablado, en lo que respecta al significado espiritual de la prohibición de levadura en los sacrificios y en la comida del hogar durante la Pascua, Pesach. La realidad es que la Biblia no nos da una explicación concreta, de su significado. La muy bien conocida declaración de que la levadura representa el pecado es algo que no es apoyado en la Biblia…..es hipótesis fundamentada que PARECE tener mucho mérito.

El uso de la levadura en la Biblia está por todos lados; aun cuando la levadura no puede ser usada en sacrificios que son quemados, la misma ES usada, interesantemente, en otras clases de ceremonias religiosas incluyendo los 12 panes de la Proposición que son puestos adentro del Tabernáculo, cerca del velo que separa el Lugar Santísimo del Lugar Santo. Y, la levadura era perfectamente aceptable para ser usada en la cocina hebrea y para hornear, excepto en ciertas ocasiones especificadas.

La única verdadera mención de PORQUÉ la levadura no puede ser usada tiene que ver con la Pascua; y la Biblia dice que es para memoria de ese día que Israel salió rápidamente de Egipto, y trajeron con ellos masa sin levadura preparada, porque no había tiempo para permitir que se fermentara y creciera. De lo contrario, su prohibición es puro misterio. Pero entiende que la prohibición de usar la levadura en algunos casos y no en otros NO es basada en tradición….la misma un mandato ordenado por Dios.  

Ahora en lo que respecta a la prohibición en contra de usar miel: la palabra hebrea que es usualmente traducida como “miel” es devash. Y se piensa que aun cuando devash PUEDE referirse a la miel, realmente se refiere más a otros agentes endulzadoras; el más común de los cuales, en tiempos Bíblicos, era de azúcar de dátiles o néctar de frutas. De hecho no hay evidencia que el uso de un panal de abejas para coger miel era algo que se usaba en aquellos días. La historia de Sansón encontrando un panal en los huesos de un león muerto es más que la norma. Que el encontrar un panal y la miel que contenía era puramente suerte y un feliz evento. Las abejas se congregaban en arboles partidos, y en las grietas de las piedras, y sí, en los restos de animales grandes….esto era más natural. Y es ahí donde la miel se iba a encontrar, pero era pura casualidad encontrar miel, y era muy costosa. Asi que cuando nosotros vemos la palabra “miel” en la Biblia, no crean que era miel de abejas. Excepto en el caso más raro como en ocasiones como devash que simplemente se estaba refiriendo a algo que añadía un sabor dulce a la comida.

¿Por qué entonces la miel no podía ser usada para sacrificios? Uno de los problemas que nosotros tenemos con este mandato Bíblico de antigüedad, es que NO hay ninguna explicación para el mismo. Por lo que en vez de ser escéptico nosotros tenemos que enfrentar tales reglas con sentido común; declaraciones que eran sencillamente conocimiento común de las personas no tenían ninguna necesidad de explicarse. Unos miles de años en el futuro, los historiadores podrían preguntar porque los americanos tienden a comer emparedados para almuerzo. Y ellos tal vez no tengan una buena contestación, porque yo no puedo pensar de una novela moderna o un anuncio de un lugar de comida ligera que tome la molestia de explicar porqué el comer emparedados es apropiado, y que significado cultural hay en comer emparedados, y que es la historia de comer emparedados y si hay algún simbolismo acerca de comer un emparedado. Nosotros lo hacemos porque lo hacemos. Es solo una parte incuestionable de nuestra cultura que se desarrolló y fue grandemente adoptada. Asi mismo es con MUCHOS mandatos Bíblicos. Y, la prohibición en contra del uso de la miel, o una sustancia endulzadora, no es explicado; por lo que puedes estar seguro que no le requería nada a las personas de esos días.

Ahora el gran rabino de la Edad Media Rabino Maimonides ofreció una contestación que tiene gran peso; y la misma es que en cada dos de las culturas de antiguedad del Medio Este conocidas, la miel ERA usada…..la misma era LLAMADA para….actividades religiosas (particularmente en sacrificios para los dioses), simplemente porque era muy escasa y valiosa. Por lo tanto, la prohibición de Dios para los Israelitas EN CONTRA del uso de la miel en los sacrificios era para separar la conducta y los rituales de Israel del resto. Ya sea esto cierto o no, nosotros vamos a tener que imaginárnoslo. Pero yo les puedo decir que al pasar el tiempo, yo puedo ver que mucho de lo que Dios prohíbe a sus seguidores es meramente porque las personas que no son SUYAS tienden a valorarlo. Y al nosotros continuar nuestro caminar con el Señor, nosotros necesitamos tomar como factor ese principio como parte de nuestra toma de decisiones.

Asi que, para resumir: la miel y la levadura NO son apropiadas, por orden de Dios, para uso en el altar de sacrificio. Pero, las mismas SON apropiadas como ofrenda “puesta ante” Dios….ósea ofrendas que NO son quemadas y por lo tanto estas sustancias prohibidas no terminan en el humo que es emitido de la ofrenda de holocausto.

El rito de la ofrenda del grano (la Minchah) sucedía asi: primero, el devoto preparaba la masa. Luego él la cocinaba de la manera prescrita, o la dejaba cruda. El producto era luego traído al Tabernáculo (más tarde el Templo) y entregado al sacerdote que estaba asistiendo. El sacerdote tomaba un puñado y lo ponía en el Altar de Bronce, donde iba ser consumido con el fuego. De hecho, el “puñado” que el sacerdote tomaba era bastante pequeño….la palabra hebrea es regularmente traducida como “puñado” es komets. Y, el sentido de la palabra es como que no solo es una porción pequeña, sino que una porción MUY pequeña. El restante de la ofrenda de grano era dado al sacerdote para que la usara como alimento, y ellos tenían que comérsela toda en el área del Tabernáculo……ósea, adentro del patio del Tabernáculo. Esto era considerado una comida sagrada…en esencia, ellos estaban cenando en la presencia de Dios. El verso 3 dice que esta porción dada a Aarón y a sus hijos, los sacerdotes era una Kodesh Kodashim……una porción MUY sagrada. Por lo que, solo una pequeña cantidad era puesta en el altar, y el resto era dada a los sacerdotes. Pero, de alguna manera, esa pequeña cantidad tomada de la masa mayor tenía un efecto simbólico de hacer toda la masa, la masa que permanecía como alimento y que NO era puesta en el altar, una santa.

Ahora, me gustaría que ustedes buscaran rápidamente conmigo Romanos 11. Vamos a ver el verso 16.

LEER ROMANOS 11: 16

Dependiendo de su versión de la Biblia la misma diría algo asi: “Ahora, si el Challah ofrecido como primicia es santo, también lo es toda la masa….”otras versiones pueden decir, “Y, si el primer pedazo de la masa es santo también toda la masa lo es”, y en otras versiones….si la parte de la masa ofrecida como primicias es santa, también lo es toda la masa”. Después de estudiar Levítico capítulo 2, ¿hace esto un poco más de sentido? Pablo, obviamente, se está refiriendo a la ofrenda de grano, Minchah. El Challah es la masa a la que se le añade aceite, y se hornea en el horno. Levítico nos dice que esa clase de pan es llamado Challah. Él está usando este ejemplo del Challah que es la ofrenda de grano del sistema de sacrificio porque la misma era perfectamente comprendida por aquellos judíos en la muchedumbre a la que él le estaba hablando. Ellos entendían muy bien el procedimiento de la ofrenda de grano y el significado de ofrecer esa pequeña porción de la masa en el altar transmitía su santidad a la MASA ENTERA que sería ingerida por el devoto/sacerdote.

Esto es solo un ejemplo menor del valor de estudiar la Torá y el sistema de sacrificios; sin ese conocimiento, ¿cómo nosotros podemos entender lo que Pablo está tratando de comunicar?

En Levítico 2, en el verso 14, se nos da un uso especial para el Minchah; el mismo puede ser usado durante el festival de la cosecha…esa es la idea detrás de las “primicias”…..eso, el mismo debe ser hecho del primer grano de la cosecha. Ahora, esto no era solo una sola época. Esto podía ser hecho varias veces cuando, por ejemplo, la cebada se maduraba, y luego el trigo.

Cuando esta ofrenda de grano era para el propósito de una celebración de primicias, el mismo NO era regularmente hecho en combinación con el ‘Olah…..la ofrenda de holocausto de un animal. En otras palabras, cuando la razón para la ofrenda de grano era para conmemorar la cosecha de grano, primicias, la misma se hacía sola y no en conjunto con otra clase de sacrificio. Y, en este caso, en vez de quitarle al grano la sémola, y luego hacerlo en harina y hacer la masa, los granos eran simplemente asados a fuego. Los granos enteros que eran asados tenían aceite de oliva e incienso vertido en el mismo, y el mismo era presentado al sacerdote quien entonces tomaba una pequeña cantidad y la tiraba en el fuego del altar.

¿Asi que, en Levítico cuál es el significado y propósito del Minchah…la ofrenda de grano? Realmente no tenemos mucha ayuda de la Biblia con este tema. El propósito más directo para esta ofrenda es expresado en el verso 2….”es una aroma fragante para Jehová”. Hay una correlación directa entre el ‘Olah, la ofrenda de holocausto de un animal, y el Minchah, la ofrenda de holocausto de un grano. Y mucho es expresado como siendo agradable para Jehová, y el placer está dentro del aroma fragante del humo.

Hasta ahora, nosotros hemos visto que el Minchah es un regalo para Dios; aunque es más como un regalo involuntario, un tributo, algo ordenado y esperado por el Rey todo poderoso. Y, se supone que traiga placer a Dios. Junto con esto, también está la idea del devoto declarando su alianza a Jehová, y su intención de obedecerlo a ÉL.

Ahora, cuando uno se detiene y mira esto desde un punto de vista más amplio, nosotros ya vemos un patrón que se hace presente: el ‘Olah es diseñado para obtener la atención de Dios, y para hacer que ÉL vea con favor al devoto. En adición, el ‘Olah mantiene la paz entre el devoto y Jehová, y también es un reconocimiento por parte del devoto que él tiene una naturaleza corrupta que requiere un medio de reconciliación. Una vez esto es alcanzado, y el devoto está bien considerado con Dios, entonces la ofrenda de grano es cumplida y el mismo expresa agradecimiento por la provisión de Dios, a la misma vez reconoce la dedicación del devoto hacia Jehová.

Antes que continuemos con el capítulo 3, permítanme señalar algo aquí que yo creo que sería de beneficio para nuestro conocimiento del pecado, perdón y expiación en general, y el concepto de perdón de pecados por medio del sacrificio de muerte de Yeshua en la Cruz.

Nosotros en ocasiones tenemos estos confusos debates teológicos del perdón y el pecado que nos trae preguntas como; ¿Bueno, si Dios una vez y por todas murió por nuestros pecados, entonces porqué por otro lado ÉL nos dice en SU propio modelo de oración, EL Padre Nuestro, que cada vez que nosotros oremos nosotros debemos pedirle al Padre que perdone nuestras ofensas? ¿Después de todo si estas ofensas YA fueron perdonadas por la sangre de Jesús entonces que estamos haciendo nosotros cuando le pedimos a ÉL que nos perdone por un pecado reciente que hayamos cometido, o trayendo a memoria un pecado viejo una y otra vez?

Yo creo que la contestación es resaltada con los sacrificios del ‘Olah y el Minchah…..y recuerda, este sistema de sacrificios que nosotros estamos estudiando estaba operando completamente cuando Cristo estaba vivo y claro que ÉL debió de haber participado o sino ciertamente Él no hubiese sido considerado un gran Rabino…..o un buen judío respetado….por aquellos que le rodeaban a ÉL. Nosotros tenemos que pensar en unos cuantos planos: uno es la NATURALEZA pecaminosa de la humanidad, y el otro es en la CONDUCTA pecaminosa de la humanidad. Ósea, debido a la caída de Adán, nosotros todos somos endosados con una Naturaleza pecaminosa. Aun ANTES de ese evento el hombre tenía la capacidad (nosotros lo llamamos “nuestra voluntad”) de pecar pero el momento para ejercitar esa voluntad en desobediencia no había llegado hasta que el Señor le ordenó a Adán y Eva a no comer del Árbol del Conocimiento del Bien y el Mal. Los estudiosos hebreos caracterizan esta naturaleza de hacer el mal como Yetzer Ha’rah……nuestra inclinación del mal que vive lado a lado con nuestra inclinación de hacer el bien. Pero, muchas personas con naturalezas pecaminosas hacen un trabajo extremadamente bueno de no pecar exteriormente….ellos guardan su conducta cuidadosamente. No perfecta, pero bastante bien.  

Yo estoy seguro que yo voy a suscitar algún desacuerdo, pero me parece que mientras nuestra inclinación de mal está centralizada en nuestras mentes, nuestra naturaleza pecaminosa está bastante centralizada en nuestro espíritu o nuestra alma, dependiendo de cómo uno defina espíritu o el alma. Ósea, o nosotros tenemos un espíritu corrupto en nosotros, O nosotros tenemos un espíritu Santo en nosotros. Nosotros nacemos con un espíritu corrupto y no hay nada que podamos hacer acerca de eso…excepto confiar en Dios y poner nuestra fe en Jesucristo. Si nosotros hacemos eso entonces nosotros tenemos nuestro espíritu corrupto reemplazado con un espíritu Santo y puro. Y en ese momento, nuestra naturaleza cambia. Aunque, esa inclinación hacia el mal que habita en nuestras mentes nos persigue hasta el día que nos vayamos a nuestro hogar. Ahora, el hecho triste es que por una variedad de razones que mi buen amigo el Dr. Robert McGee ha pensado y enseñado a profundidad, una persona salva en ocasiones sigue viviendo como si ese intercambio de espíritus y naturaleza nunca hubiese ocurrido. Y, cuando ese es el caso, la persona salva en ocasiones continua con conductas pecaminosas….ósea, esa persona comete pecados. Aunque, nuevamente, esa NATURALEZA de esa persona ahora esta nueva, limpia, y santa.

El concepto de este extraño misterio que la humanidad vive, es introducido para nosotros aquí en Levítico. Porque las ofrendas de sacrificio del Olah (y hasta cierto grado el Minchah) son para expiar por una corrupción inherente adentro de la humanidad que causa tensión entre el hombre y Dios, estos dos sacrificios NO son acerca de expiar por conductas pecaminosas. Estas dos ofrendas NO son diseñadas para expiar por cometer una violación específica de la Ley de alguna clase. Más bien, estas ofrendas tratan con la NATURALEZA pecaminosa del hombre….con el espíritu corrupto del hombre. Hasta ahora en el sistema de sacrificios Levítico nosotros no hemos hallado un sacrificio que tenga la intención de tratar con la mala conducta de nadie…..con la desobediencia a las leyes de Jehová de ninguna persona. Hasta ahora los sacrificios han sido PURAMENTE acerca del sistema de justicia de Dios tratando con nuestra propia naturaleza, la cual es reflejada NO en nuestra conducta per se, sino que en el estado de nuestro espíritu…..el cual, hasta que Cristo cumplió Su trabajo, podía solo tener una condición……corrupta.

Por lo que nosotros tenemos un sistema de sacrificio siendo demostrado por el cual hay dos problemas con respecto al pecado y la expiación que deben de ser tratados con: 1) nuestra aceptación a Dios, esa naturaleza de la cual está contenida en nuestros espíritus, y 2) nuestras ofensas, nuestros actos pecaminosos de conducta ilegal en contra de Dios…..dos cosas diferentes.

Cuando El Mesías muere, primero que nada, SU sacrificio logra en una manera más grande y completa el propósito del ‘Olah y el Minchah. Su muerte, y nuestra fe en ÉL, nos hacen aceptable a Dios. Su muerte nos permite acercarnos a Jehová. Y, nosotros vamos a permanecer aceptables a Jehová sin importar nuestra conducta….a menos que nuestra conducta esté verdaderamente reflejando un corazón que rechaza completamente a Dios y a Su Hijo quien es Dios.

Pero, nuestra conducta sí importa. Dios está mirando nuestra conducta. La obediencia es importante. Dios está consciente de nuestra obediencia o falta de obediencia hacia ÉL. Y, cuando nosotros nos portamos mal, cuando somos desobedientes a ÉL, nosotros debemos pedirle perdón como acto de obediencia. No porque nosotros hemos llegado a ser inaceptables a ÉL por alguna mala conducta.

Por eso es que Cristo nos dice en el Padre Nuestro que pidamos perdón por nuestras ofensas….nuestra mala conducta……nuestra desobediencia a los mandamientos de Dios…..NO por perdón de nuestra naturaleza corrupta. Porque el Padre Nuestro es una oración SOLO para el creyente que ya tiene una naturaleza NUEVA y pura, una naturaleza aceptable, gracias al trabajo completado de Cristo y la venida del Espíritu Santo.

Y, el ejemplo, sombra y tipo de ese aspecto en particular del sistema de justicia de Dios es dado a nosotros aquí mismo, en los primeros 2 capítulos de Levítico.

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953