image_pdfimage_print

Deuteronomio Lección 30 Capítulo 23

Deuteronomio

Lección 30 – Capítulo 23

 

Deuteronomio Capítulo 22 tomó el concepto de adulterio a un nuevo nivel y lo explica en el motivo de “mezclas ilícitas”. Mientras que nosotros tendemos a pensar del adulterio en términos puramente sexuales, en realidad el cometer adulterio es tomar cualquier cosa pura o limpia o en su forma adecuada o inmaculada y contaminarlo con algo que lo corrompe. La misma es un uso correcto del término “adulterar” para describir (por ejemplo) el agua fresca siendo contaminada con agua de mar, haciendo así que la mezcla resultante sea inadecuada o menos que deseable para satisfacer la sed, su intención y propósito original.

Por lo que el adulterio (aunque mayormente se utiliza a menudo para describir el crimen de una pareja en una relación matrimonial rompiendo la fe al tener una relación sexual con otra persona que no es su cónyuge) es de hecho la unión prohibida de dos cosas (o más supongo) que el Señor dice que no deben mezclarse entre sí. Puede ser en la esfera sexual, la esfera de trabajo (un buey y un burro en yugo al mismo arado), la esfera de la comida (comer animales impuros), la esfera vegetal (2 tipos diferentes de semillas sembradas en el mismo espacio), la esfera de la ropa (una prenda de sha’atnez, lino y lana tejidas juntas), y otros.

Como hemos visto en la Torá, el Señor ha dado muchos ejemplos de uniones que Él dice que no deben formarse. A veces nosotros no podemos ver fácilmente Su lógica para elegir los dos componentes de la mezcla prohibida, y de hecho APARTE DE UNA ILUSTRACION TANGIBLE de un principio de Dios superior puede ser que no haya ninguna otra razón para Sus elecciones que nosotros jamás podremos discernir este lado del Cielo.

Generalmente la unión no autorizada de dos cosas no se trata de mezclar una cosa “buena” con una “cosa mala”. En el ejemplo de tejer lana y lino juntos en un paño no hay nada malo o maléfico con el lino como una tela o con lana como una tela. Un tipo de hilo no es inferior o menos aceptable para Dios que el otro. Cuando se trata de sembrar dos tipos diferentes de semillas juntas, no es que un tipo de semilla sea una buena semilla que produce buena comida y el otro tipo es una mala semilla que produce alimentos malos (ambas semillas son perfectamente aceptables y cada una produce su propio tipo de buena comida). Cuando se trata de la sexualidad humana y la prohibición de las relaciones íntimas entre 2 hombres o 2 mujeres, no es que un hombre sea inferior o superior a una mujer (cada uno es perfectamente aceptable para Dios). El asunto es que SOLO el uso adecuado y la unión de las creaciones de Dios para la intención y el propósito que Él las creó es autorizado, y todo lo demás no lo es. Y como el Creador conoce el propósito de cada una de Sus creaciones y cómo diseñó cuidadosamente cada una para encajar perfectamente en Su universo, no es nuestro trabajo o nuestro derecho a desafiar o juzgar Su justificación divina, sino simplemente descubrir y seguir el plan y los patrones como ÉL los creó.

Ciertamente, estas leyes sobre mezclas ilícitas debían ser tomadas literalmente y debían ser obedecidas por Israel. Igualmente, es cierto que el seguimiento mecánico de estas ordenanzas sin confiar en el Señor y comprender los principios espirituales primordiales que las mismas están demostrando hace que uno no lo entienda.

Y el punto es que, desde lo Celestial hasta lo terrenal, desde lo espiritual hasta lo físico, desde las dimensiones no vistas (más allá de nuestra capacidad de sentirlas) hasta las 4 dimensiones familiares que componen el Universo en el que operamos, el Señor creó todo en un orden divino preciso y con perfecta armonía. Usar algo de una manera que no sea consistente con Su orden de las cosas, es perverso y caótico; tomar algo destinado a un propósito en Su orden y fusionarlo con algo que tiene un propósito completamente diferente en Su orden, el Señor lo llama “adulterio”. Por lo que el adulterio tiene un significado espiritual mucho más amplio y profundo que tener relaciones sexuales fuera del compromiso matrimonial de uno.

Así que al inicio del capítulo 23 nosotros vamos a estudiar la esfera particular de mezcla prohibida que podría estar titulada “relaciones prohibidas”.

Leamos Deuteronomio capítulo 23. Pero antes de hacerlo, tienen que saber que su versión de la Biblia (si no es el CJB o JPS estas versiones son en inglés) probablemente tiene un orden muy ligeramente modificado de versos. La mayoría de las biblias en español tienen el primer versículo del capítulo 23 que les leeré en el CJB (Biblia en inglés) colocado como el último versículo del capítulo 22. Así que, si no estás leyendo conmigo en el CJB (Biblia en inglés), empieza en el verso final del capítulo 22 y podras seguirme. Esto es simplemente el resultado de una diferencia de opinión entre los eruditos hebreos y cristianos en cuanto a dónde poner fin a un capítulo antes de comenzar el siguiente, el cual era generalmente arbitrario, ya que de todos modos no había tales cosas como marcadores de capítulos y versos en el original.

LEER DEUTERONOMIO CAPÍTULO 23 completo

Los primeros 9 versículos de lo que nosotros hemos leído, forman parte de una serie de 7 leyes (comenzando con el último capítulo) que es un comentario de Moisés sobre el 7mo Mandamiento (adulterio). Las primeras 5 leyes estaban en el Capítulo 22; el que figura en el primer versículo del capítulo 23 es el 6to de la serie. Esta 6ta ley sobre el tema del adulterio es que un hijo no debe casarse con la EX ESPOSA de su padre.

No estoy seguro de cómo transmitirles este importante mensaje: Moisés (o mejor, Dios A TRAVÉS de Moisés) NO está creando una nueva ley en Deuteronomio, aparte de lo que se pronunció en Éxodo, Levítico y Números. Moisés, el mediador, no estaba añadiendo a la Ley ni estaba reemplazando lo antiguo por lo nuevo; él estaba explicando las aplicaciones, los contextos y los matices de lo que significaban esas leyes y sus principios subyacentes y cómo el Padre esperaba que se llevaran a cabo. Un cambio inminente en las circunstancias físicas de Israel (de estar errantes a establecerse en Canaán), significaría que los detalles de CÓMO ellos llevaron a cabo la Ley, sería necesariamente diferentes en algunos casos. Este es un principio crítico para nosotros para comprender por qué el reto al que nos enfrentamos constantemente es cómo debemos aplicar la antigua Ley a nuestras circunstancias contemporáneas y culturas modernas, sin tratar esencialmente de retroceder en el tiempo y vivir de una manera primitiva.

Yeshua abordó esencialmente el mismo reto con respecto a la Ley durante Su Sermón del Monte.

Yo enfatizo esto una y otra vez porque el hecho es que alrededor de 4 siglos después de la ejecución del Mesías una nueva y errónea doctrina comenzó a dominar dentro de la Iglesia; una doctrina que dice que Cristo nos estaba dando NUEVAS leyes para reemplazar las leyes VIEJAS cuando Él habló Su famoso sermón (como se registra en Mateo 5) allí en ese hermoso anfiteatro natural con vistas a las aguas azules del Mar de Galilea. Más bien, el Mesías abordó la situación tal como existía sobre y en contra de lo que siempre había sido la intención y de lo que estaba a punto de llegar a ser. Él se dirigió al estado corrupto de las doctrinas del judaísmo sobre y en contra de la verdadera religión que siempre había sido intencionada y esperada por el Señor. En un sentido muy real de la palabra, Jesús estaba haciendo comentarios profundos sobre la Torá cuando Él estaba dando Su Sermón en el Monte, sin cambiar los principios fundamentales sobre los cuales estaba parado.

Probablemente su Biblia no se lee como la CJB en Deuteronomio 23 versículo #1. Probablemente tu Biblia dice algo parecido a, “… Un hombre no tomará a la esposa de su padre para que no descubra la falda o vestidura de su padre”.

¿Descubrir la vestidura de su padre? ¿Qué significa eso? Es por eso que la versión CJB y algunos otros harán que este versículo lea lo que ellos piensan que significa en lugar de lo que dice palabra por palabra. Primero entiende que, en el lenguaje bíblico, y en este contexto actual, “tomar” una mujer significa “tomar a una mujer en matrimonio”. Recuerda; en la economía de Dios el acto de las relaciones sexuales entre un hombre y una mujer ES el matrimonio (vamos a tratar con eso un poco más en unos minutos). Esto es lo que está sucediendo en este primer versículo: esto NO está hablando de un hijo que se casa o tiene relaciones sexuales con su madre. Eso sería incesto y hay otras leyes que se ocupan de eso. Y tampoco está hablando de un hijo que tiene sexo con la esposa actual de su padre (la madrastra de un hijo) porque eso, también, está cubierto por otras leyes y habría sido impensable en casi todas las culturas de Oriente Medio.

Más bien esto trata de un hijo teniendo sexo con su madrastra ANTERIOR, quien actualmente NO está casada con su padre. Y esto también cubre los asuntos de las concubinas quienes actualmente se encuentran en la casa del padre O las concubinas que le pertenecían al padre fallecido. Aunque no lo parezca en la superficie, esta ley tiene mucho que ver con las leyes de herencia porque varias culturas conocidas del mundo de esta época tradicionalmente pasaban a lo largo las esposas y concubinas del padre fallecido (como si fueran algún tipo de posesión) al hijo heredero. Por lo que en una situación como esa la madrastra de un hombre, literalmente, se convertía en su esposa, y las concubinas de su padre ahora formaban su harén, y todos los derechos sexuales habituales que iban con estas relaciones también eran incluido. El Señor dice que mientras el mundo gentil hace eso habitualmente, en Israel ese NO debe ser el caso.

Hay otra costumbre similar de esa época de la que también se está refiriendo y que aparece en Génesis en la historia de Rubén tomando una de las concubinas de su padre (Jacob). Y la costumbre es que si un hombre tiene la intención de usurpar el trono (ya sea su reinado, o de un líder tribal, o de su propio clan, o cualquier cosa de esa naturaleza) él va mostrar su poder y autoridad al tener relaciones sexuales con las esposas del líder actual o anterior y concubinas.

Yo mencioné hace un par de semanas atrás las referencias sexuales implícitas detrás de gran parte de lo que sucede en la Biblia, pero generalmente la misma está oculta de nuestra visión moderna debido a las traducciones de la Biblia que tienden a suavizar las cosas para no ofendernos. Bueno, esto no es más que otro ejemplo.

Vamos a leer rápidamente esa historia de Rubén y el resultado. Busquen en sus biblias el capítulo 35 de Génesis; nosotros vamos a leer del versículo 19-23.

LEER GÉNESIS 35:19 – 23

Nosotros obtenemos varias piezas de información en este pasaje: Raquel muere, Jacob estaba en movimiento y acampando cerca de Migdal-Edar, Rubén era el primogénito de Jacob. Bilah era una de las concubinas de Jacob que había producido varios hijos para Jacob y también sirvió como sirviente de la ahora fallecida Raquel. Rubén tuvo sexo con Bilah y Jacob se enteró. ¿Acaso este incidente es un problema familiar menor o un problema importante? Vamos a leer Génesis 49: 1-4.

LEER GENESIS 49:1 – 4

Aquí vemos que HUBO una consecuencia (una consecuencia grave) por Rubén haber tenido relaciones sexuales con Bilah. Los hechos son: Jacob estaba en su lecho de muerte. Era hora de que pronunciara la bendición sobre sus hijos, que esencialmente significa leer el testamento, en la proximidad de su muerte, los términos de las bendiciones del testamento, la división de la propiedad y el poder, se lleva a cabo. Rubén (reconocido como el primogénito de Jacob) NO va a recibir lo que se debe dar legítimamente al primogénito porque tuvo relaciones sexuales con la concubina de su padre, Bilah.

Al tener relaciones sexuales con Bilah, Rubén estaba demostrando simbólicamente que se estaba apoderando de todo lo que pertenecía a Jacob. Estaba usurpando el liderazgo de Jacob. Este no fue un acto vago o impulsivo con un significado psicológico sutil; así era como se hacían las cosas en el Medio Oriente. Todo el mundo entendía que realmente no había diferencia entre este acto y Rubén literalmente marchando con un ejército en contra de su padre o incluso tratando de asesinarlo. Parece que en este caso Jacob decidió no enfrentar de inmediato y abiertamente a Rubén. Más bien optó por dejar que las cosas tomaran su curso y en el momento adecuado castigar a Rubén de la manera más humillante y de largo alcance; A Rubén se le negaría el derecho de nacimiento que él naturalmente pensó que era suyo, el convertirse en el líder de la nación que estaba en crecimiento rápido, Israel.

Esta ley del versículo 30 del capítulo 22 de Deuteronomio, simplemente toma una “ley no escrita” que Dios había impreso en la humanidad en los tiempos más antiguos (como se demostró en el asunto de Rubén) y lo codificó.

Ahora, vamos hablar de la redacción original de este versículo, porque hay un importante modismo hebreo en él que especialmente en el AT será útil reconocer. Ese modismo está al final del verso donde dice que un hijo “no descubrirá la falda de su padre”. Por favor, siga conmigo de cerca porque voy a darle una idea de las mentes de los hebreos de la biblia, y cómo también concierne al matrimonio.

Primero, veremos variaciones de este tema en una serie de lugares en la Biblia; frases como “descubrir la desnudez” y “ver la desnudez de alguien” no significan algo así como que un niño esté entrando en el baño de las niñas en un momento inoportuno y vea algo. Esto es un modismo que quiere decir tener relaciones sexuales.

Segundo, en el simbolismo hebreo idiomático, la esposa de un hombre es su prenda. ¿Entiendes? En el pensamiento y en el habla, de esa época se pensaba y se le hacía referencia a la esposa de un hombre como su ropa, o cubierta, o falda (una vestimenta estándar del hombre). Esto no es de ninguna manera una referencia degradante. Más bien es el concepto de que la esposa de un hombre es tan importante y valiosa y cercana a él, que es como si la llevara como una prenda; ella es una especie de cobertura para él. Por lo tanto, para este hijo haberle “quitado la ropa de su padre” es robar lo que es más cercano y más significativo para su padre (esposas y concubinas de su padre) y vestirse el mismo con ellas. Él está tomando lo que es exclusivamente para el padre dentro de la unidad del matrimonio (la relación sexual con sus esposas y concubinas) y está participando ilegalmente de las mismas. Es una mezcla prohibida, una unión ilícita que el hijo está tratando de formar.

Por el contrario, al igual que descubrir la desnudez (quitar una prenda) significa tener relaciones sexuales, CUBRIR CON una prenda significa COMPROMETERSE y luego casarse. Vemos este escenario en particular con el antepasado del Mesías, Rut. Busca en tu Biblia Rut 3.

LEER RUT 3: 6-9

Por lo que el acto de Rut decirle a Booz, “cúbreme con tu falda” o ropa o túnica significa “comprometerse para casarse”. Esta es una gran ilustración de por qué tenemos tantos problemas de traducción de la Biblia que dan lugar a problemas de comprensión. La mayoría de los gentiles traductores de la Biblia cristiana eran excelentes eruditos de la lengua hebrea y/o griega, pero no sabían nada de la cultura hebrea. En muchos casos (Martín Lutero, por ejemplo) evitaron saberlo intencionalmente (sus mentalidades eran antijudías). El resultado fue que ellos no entendieron la mente hebrea o los modismos hebreos comunes o la naturaleza simbólica y acostumbrada de muchas cosas que sucedían en las Sagradas Escrituras, que parecen claras para la mayoría de la gente (pero para los hebreos son de todo menos). Como les dije hace un tiempo atrás, el uso simbólico del vocabulario de las Escrituras que gira en torno a la ropa, el sexo y el matrimonio, y la guerra santa es fundamental para la Biblia; se entreteje e intercala a lo largo de. Pasa desapercibido a nuestro propio riesgo porque muy a menudo este vocabulario es el que describe la relación deseada de Jehová con nosotros, y cuál debe ser nuestra respuesta para Él.

Bien, continuemos con Deuteronomio. Una de las cosas que hace esta ley en el versículo 30 es que toma un entendimiento cultural reconocido culturalmente de aquellos tiempos y lo usa de una manera equivocado. Dios dice que mientras todos los demás en el mundo (gentiles) pasan a sus esposas y concubinas como parte del paquete de herencia, en Israel no se debe hacer eso.

Vamos a retomar otro matiz que será útil captar. A menudo vemos el término bíblico “tomar” en lo que respecta a un hombre y una mujer.

Leemos que Rubén “tomó” a Bilah o aquí en Deuteronomio 22:30 (en algunas versiones 23:1) que un hijo no debe “tomar” a la ex esposa de su padre. “Tomar” en realidad tiene un doble significado en el hablar Bíblico: el mismo significa que AMBOS tienen relaciones sexuales Y quiere decir que se casan. Ante los ojos de Dios tener sexo ES el matrimonio. El sexo y el matrimonio son inseparables. En la Ley un hombre y una mujer primero se comprometen. Legalmente son reconocidos como que se pertenecen el uno al otro. La ÚNICA cosa que falta para hacer de esto una unión matrimonial completa es la consumación. En la tierra, en la era del hombre, la consumación significa relaciones sexuales. ¿Por qué las relaciones sexuales son tan importantes en la era actual de la humanidad? Porque es el comienzo de la creación de una familia; es el primer paso para tener hijos. Y fundamental para el Pacto de Abraham es la fecundidad y la fertilidad. Dios espera que todos los israelitas sean participantes activos en el convenio de Abraham multiplicándose a través del plan de procreación de Dios. Por lo tanto, el matrimonio no es sólo una cuestión de una unión deseable y permitida entre un hombre y una mujer, es la línea de partida para el deber de todo hebreo ante Jehová: participar en el Pacto Abrahámico siendo fructífero.

Por lo que, con ese entendimiento, lo que a simple vista parece ser una ley que tiene muy poco que ver con el sexo y el matrimonio es presentada en el versículo 1 del capítulo 23 (algunas versiones es el versículo 2 del cap.23); la ley que dice que ningún varón cuyos genitales son destruidos, alterados o eliminados pueden UNIRSE a la asamblea de Israel. ¿Por qué se le impide unirse a Israel a un eunuco o a un hombre estéril? Debido a que es incapaz de engendrar descendencia y así cumplir el convenio de Dios con Abraham (¿ves cómo todo esto comienza a unirse?).

Esta ley del eunuco (o un extranjero que es estéril) comienza una serie de regulaciones que tratan con las restricciones sobre quién puede y no puede unirse a Israel. Ese tema es bastante interesante porque desde la época de Abraham, el Señor dejó claro que no sólo es el resultado del plan de Dios a través de Abraham que tiene la intención en algunos aspectos para el beneficio del mundo entero, sino que a los gentiles deben ser permitidos unirse a Israel como el medio de expandir ese beneficio más allá de la raza hebrea. Sin embargo, aquí estamos encontrando toda una serie de exclusiones que parecen alterar este objetivo.

Para discutir esto inteligentemente primero tenemos que abordar algo más básico: el significado de la palabra “asamblea” o mejor “asamblea del Señor” (que significa Israel). Las Biblias varían grandemente no sólo entre las versiones, sino dentro de la misma versión en cuanto a cuando se emplea la palabra “asamblea” o “congregación”. La palabra que está siendo traducida es en hebreo kahal. Literalmente kahal significa simplemente “reunión”. Sin embargo, encontraremos la palabra “asamblea” o la palabra “congregación” utilizada para la misma palabra en varios lugares de las Escrituras. El contexto de su uso lo es todo porque la misma puede significar una reunión religiosa, que es generalmente cómo usamos la palabra en español “congregación”, pero kahal también puede significar un sinnúmero de otras cosas. Kahal puede significar Israel como un entero o puede significar el cuerpo de gobierno de Israel. La misma puede indicar un comité reunido para un propósito oficial (como los 70 ancianos que Moisés seleccionó para ayudarlo a gobernar Israel por un tiempo) o puede referirse a los líderes tribales. Incluso puede significar un grupo de ciudadanos que se han unido para hacer negocios públicos o para hacer guerra.

Por lo tanto, es muy improbable que SI usamos el término en español “congregación” para significar una reunión religiosa que debamos usar ese mismo término aquí en Deuteronomio 23:2 porque cuando la Torá se refiere a una reunión de significado religioso la misma es un grupo generalmente compuesto de Levitas y sacerdotes que son las autoridades religiosas separadas que están sobre Israel. Por lo tanto, “congregación” no es una buena opción ni palabras en este caso.

Además, cuando tratamos de descubrir lo que esta sección de Deuteronomio 23 significa al decir kahal, también es muy poco probable que pueda significar “todo Israel” en general. Es decir, estas restricciones probablemente no puedan referirse a que se impida a ciertas personas unirse a Israel sin excepción debido a todas las demás leyes que invitan específicamente a los extranjeros a unirse. No sólo eso, sino que nosotros encontramos que (en realidad) Israel mismo se ha vuelto enormemente genéticamente diverso que se remonta a cientos de años antes de la época de la conquista de Canaán. Un ejemplo de esto es la absorción en Israel de las mujeres y los hijos hivitas de Siquem después de que Levi y Simeón dirigieran la matanza de todos los hombres de la ciudad en represalia por la violación de su hermana Dina. Es inimaginable que muchos israelitas vivos de la época de Moisés tuvieran sangre genéticamente pura que sólo trace de vuelta a Abraham.

Entonces, ¿a qué se refiere el término hebreo kahal en este contexto y por qué ciertas personas no pueden ser parte del kahal? Probablemente el mejor término para traducirlo en el uso actual es “asamblea” y la asamblea debe ser tomada como el cuerpo de gobierno más amplio posible de Israel en el sentido de todos los que eran ciudadanos en plena posición y dados todos los derechos que pertenecen a esas personas. En Israel había MUCHAS excepciones y varios grupos sociales que tenían diversos grados de privilegio de participación en Israel. Por ejemplo, había lo que podríamos llamar extranjeros residentes (el término hebreo es nokri). A los nokri No se les permitía ser parte de la “asamblea”, el kahal. Un nokri es un extranjero que vive CERCA de Israel, en territorio israelita, bajo términos amistosos, pero que NO es un miembro oficial de Israel y uno que no tiene intención de convertirse en un ciudadano israelí. El nokri ha elegido seguir algunas de las leyes de la Torá como Dios requiere de los extranjeros residentes; pero no son adoradores de Jehová y, por lo tanto, lo que pueden hacer en Israel es limitado.

Luego está el ger; este es un tipo de extranjero quien vive entre Israel, adora al Dios de Israel, obedece las leyes de la Torá del Dios de Israel, pero no es un ciudadano de pleno derecho porque no ha dado el paso final de la circuncisión. Un ger no puede ser tampoco parte del kahal, la “asamblea”. A un nokri nunca se le podría permitir poseer tierras en Israel, un ger podría poseer tierras bajo ciertas circunstancias. Por otro lado, un israelita nativo era un ciudadano con todos los derechos que podía poseer tierras, estar en el ejército, casarse con una muchacha hebrea, sacrificar en el Tabernáculo y así sucesivamente. Fue ESTA clase de persona la que se incluyó en la “asamblea”, kahal, en esta sección de Deuteronomio.

Por lo tanto, para ponerlo en términos de inmigración moderna, para decir que uno era elegible para convertirse en un miembro del kahal Adonai, la Asamblea del Señor, la asamblea de Israel, significaba que potencialmente ellos tenían los requisitos para la ciudadanía plena.

Si usted tiene la suerte de conseguir un permiso de residencia para estar en Estados Unidos, usted tiene todos los derechos bajo nuestras leyes, pero usted no puede actuar como miembro de una de las partes más amplias del cuerpo de gobierno de América: ciudadanos con pleno derecho, aquellos que votan por nuestros representantes gubernamentales, entran en el ejército, sirven como jueces y abogados, y son elegidos para cargos públicos. Así que como analogía: así como hay una diferencia entre una persona que es bienvenida a venir a América y participar hasta cierto grado en nuestra sociedad versus un ciudadano estadounidense que puede participar en todos los niveles, también hay una diferencia en esta ley de Deuteronomio entre un extranjero que podría participar en la sociedad israelí hasta cierto grado versus un ciudadano de Israel que podía participar completamente.

Así que, un eunuco extranjero (o posiblemente incluso un extranjero varón estéril) no puede convertirse en un ciudadano de Israel. Una persona se convertía en eunuco por una variedad de razones; a veces era como resultado del castigo. Otras veces las sectas religiosas paganas que adoraban a las deidades femeninas (diosas) requerían la emasculación de sus sacerdotes. Hubo períodos de tiempo en los que se practicaba la castración voluntaria como parte de la ceremonia religiosa. Y sin embargo, otras veces los funcionarios del gobierno fueron castrados e hicieron parte de un grupo especial llamado saris.

No está claro si ser un eunuco por la razón que fuera era causa de exclusión de Israel, o sólo en los casos que implicaba castigo por criminalidad o era más o menos voluntario para servir los propósitos de un gobierno o dios extranjero. Esto probablemente NO incluyó a los varones nacidos con defectos genitales o como resultado de una enfermedad o lesión. La intención estaba probablemente en el centro de la exclusión. Yo sé que esto puede ser confuso, pero probablemente la forma más sencilla de verlo es que los hombres extranjeros que fueron emasculados como resultado de su paganismo fueron la clase excluida.

Permítanme profundizar un poco más. El problema con los eunucos se centra en sus órganos reproductivos (o la falta de ellos). Y el requisito de ciudadanía en Israel (para un extranjero) tiene mucho que ver con sus órganos sexuales porque un varón debe ser circuncidado en ese órgano para ser considerado un miembro plenamente con derecho a Israel Y en general hablando, debe ser capaz de engendrar niños. Un eunuco ha mutilado su órgano sexual de tal manera que ya no es adecuado (y en algunos casos desafortunados ni siquiera disponibles) para la circuncisión. Nosotros podemos burlarnos de la idea de la circuncisión como símbolo religioso, pero el Señor se la toma en serio. Y me gustaría darles un ejemplo de lo serio que es este tema y lo mucho que juega en el orden y el plan de redención de Dios.

Por medio del pacto de Abraham, el Señor dio a la circuncisión un significado espiritual; la misma indicaba inclusión en Su Reino. EL utilizarlo para cualquier otro propósito es, por lo tanto, perverso. Los hijos de Jacob, Simeón y Leví, usaron la circuncisión de una manera incorrecta y fueron maldecidos por eso. Echemos un vistazo brevemente a esto:

LEER GÉNESIS 34:1- 19 y 25, 26

Aquí el ritual sagrado de la circuncisión para unirse a Israel se utilizó sólo para el engaño; fue utilizado como una oportunidad para cometer venganza y asesinato.

Leví y Simeón esperaron 3 días después de la circuncisión de todos los varones de Siquem cuando ellos estaban físicamente enfermos y los masacraron rápidamente. Hubo una consecuencia para esta acción. Vamos a buscar en Génesis 49:5-7.

LEER GÉNESIS 49:5-7

En su lecho de muerte, Jacob más o menos puso una maldición sobre Simeón y Leví por este horrendo acto. Y aunque en la superficie fue debido a su asesinato, el mismo fue más debido al mal uso del ritual sagrado de la circuncisión.

Así que la circuncisión es la clave en hacer especialmente a un extranjero un miembro de Israel. Debe suceder con el órgano reproductivo porque la fecundidad humana tiene que ver con la reproducción ordenada en el Pacto Abrahámico.

Escucha lo que dice Pablo en Romanos 2:

LEER ROMANOS 2:25 – 29

Ahora nuevamente escucha lo que dice Pablo en Colosenses 2:9-11

LEER COLOSENSES 2:9 – 11

Pablo dice que, aunque la circuncisión era un requisito físico para ser parte de Israel, siempre fue una cuestión espiritual (y ahora más que nunca con el advenimiento de Yeshua). Los gentiles (así como los judíos) deben tener corazones circuncidados. Y a esta altura debe quedar muy claro que la circuncisión es la única entrada en la Asamblea del Señor (Israel), y que la ilustración de la circuncisión es MÁS apropiada para un Creyente porque parte de estar unido al Reino de Dios es nuestra capacidad (y la expectativa del Señor) de que seamos FECUNDOS. Por supuesto que lo más importante es la fecundidad espiritual, pero la fecundidad física también es algo bueno.

Ahora mira esto: Simeón y Leví usaron incorrectamente la circuncisión con el propósito de negarle a los residentes varones de Siquem unirse a Israel (una cosa perversa porque la circuncisión es SOLAMENTE con el propósito de INCLUIR a alguien en Israel). Gentiles, estoy hablando principalmente con ustedes ahora; cuando tomas tu circuncisión espiritual del corazón y dices que NO te has convertido en parte de Israel (el Reino terrenal de Dios) tú estás usando mal erróneamente la circuncisión.

ROMANOS 11:13-22

Gentiles, cuando negamos que hemos sido injertados a Israel hacemos mal uso de nuestra circuncisión espiritual de la misma manera que Simeón y Leví maltrataron el propósito de la circuncisión. Cuando negamos nuestra unión a Israel como el Reino de Dios (que es el único propósito de la circuncisión), hemos hecho mal uso de la circuncisión espiritual que Cristo ha realizado sobre nuestro corazón, al determinar excluirnos de la asamblea.

Terminaremos aquí y comenzaremos la próxima semana en la siguiente clase de los excluidos de Israel: los que se llaman mamzer.

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc.
All Rights Reserved | Copyright & Terms