Month: ט׳ באלול ה׳תשע״ז (August 31, 2017)

Minchah Prayer 08-30-17

image_pdfimage_print

Who knows, Father, if this storm has a purpose. But we know that You use all things to accomplish Your purpose.

 

At a time of so much disunity, finger pointing and fault finding in our nation, direct our eyes toward the people, those You created, in this storm and see how even in the effort to save themselves, struggling people reach out to help others around them, as they go. Those who have are helping those who have not and those who have not are reaching out, taking a hold on others, like them, pulling them along so that they can all reach safety together and no one be lost.

Father… we pray that we will learn from the examples of their sacrifices for each other.

This is Your way.

We pray that the unity and mutual care for one another that disaster brings out, that we are seeing, will not be the only time we see it and practice it, but that it will become our way in all times.

Abba… save us, comfort us, teach us, be with us.

In Yeshua’s name we pray.

Amen.

Levítico Lección 13 Capítulo 10 y 11

image_pdfimage_print

Levítico

Lección 13 Capítulos 10 y 11

Nosotros vamos a continuar esta tarde con la historia de los hijos de Aarón, los sobrinos de Moisés, Nadab y Abiú. Nadab y Abiú eran sacerdotes quienes inmediatamente seguido de la consagración del sacerdocio en los procedimientos, se involucraron en un ritual en el Tabernáculo cuando de repente fuego sale de delante del Señor (SU gloria estaba en el Tabernáculo) y quemó a esos dos hombres.  

La pregunta que yo hice antes de concluir la última lección fue, ¿qué pudo haber provocado que Jehová hiciera algo tan severo? Yo no tengo duda alguna que de Moisés, a Aarón, a los ancianos de Israel, los líderes de tribu, y los Israelitas común y corrientes, todos estaban sorprendidos y perplejos de lo que acababa de pasar ante sus propios ojos.  

Vamos a volver a leer Levítico 10 ya que solo apenas entramos en el capítulo la última vez que nos reunimos.

LEER LEVÍTICO CAPÍTULO 10

Jehová conociendo todos los pensamientos del hombre, no pierde ni un segundo en dejarle saber a Aarón…y aquellos presentes…..y aquellos a los que se le iba a contar más tarde sobre esta asombrosa tragedia….justo lo que precipitó todo. Y, Moisés lo pronuncia a Aarón en el verso 3.

NAS Levítico 10:3 “entonces Moisés dijo a Aarón: Esto es lo que el Señor habló diciendo: ‘Como santo seré tratado por los que se acerquen a mí, y en presencia de todo el pueblo seré honrado.'” Y Aarón guardó silencio.”

Aun cuando esto parece ser, en la superficie, una violación en el procedimiento lo que provoca a Jehová a tal furia de llegar a quitarle la vida a los dos hijos de Aarón, de hecho fue porque ellos pisotearon la única cosa que Dios nunca permite que sea violada: Su santidad. Jehová dice….YO VOY a ser tratado como Santo. Y especialmente por esos que han sido autorizados ACERCARSE a mí. Y aquellos quienes han sido honrados de servir públicamente, en una posición alta (como la de sacerdote), de los cuales se debe de esperar más para que “delante de todas las personas yo sea honrado”. Si los sacerdotes mostraban desdén y descuido en su adoración, ¿cuánto más harían las personas comunes?  

En el verso 4, nosotros encontramos que Moisés hace que los primos de Nadab y Abiú sean los que remuevan los cuerpos muertos del área del Tabernáculo; para ser exactos ellos fueron llevados a un área descrita como “fuera del campamento”. A los sacerdotes se les prohíbe tocar los cuerpos, aunque cuando tiene que ver con ciertos parientes, se le es permitido. El SUMO SACERDOTE NUNCA puede tocar un muerto, aun cuando sea su esposa o padres o hijos. Si un sacerdote llega a estar en contacto con un muerto él instantáneamente llega a estar contaminado…impuro…..y debe de pasar por un extenso procedimiento de purificación para que nuevamente llegue a estar limpio y pueda reanudar las obligaciones de su oficio sacerdotal.    

Bajo circunstancias normales, les hubiese tocado a los dos hijos menores de Aarón, Eleazar e Itamar, bregar con los cuerpos de sus hermanos. Pero, como ellos, también, acababan de ser consagrados como sacerdotes; el estar en contacto con los muertos y como resultado contaminarse durante estos sacrificios de inauguración hubiera sido inapropiado.  Por lo que la tarea cae sobre Misael y Elzafán. 

El mover los cuerpos a un lugar “fuera del campamento” era normal. Los cuerpos muertos no podían estar en ningún lugar dentro del campamento de Israel, por temor a que contaminaran el campamento y aquellos que llegaran a estar en contacto con la tumba. Una buena regla para recordar  cuando leamos las Escrituras es que de todas las maneras en la cual uno podía llegar a estar ritualmente impuro, la más seria y severa era estar en contacto con la muerte; por lo que lo evitaban lo más posible.    

Los versos 6 y 7 básicamente le dicen a Aarón y a sus dos hijos sobrevivientes que ellos no podían participar en los procedimientos de luto que eran acostumbrado. De hecho, se les dice que si ellos GUARDABAN luto ellos TAMBIÉN caerían muertos. Y debido a que ellos eran sacerdotes, y por ende representan la nación entera de Israel, la comunidad entera estaría sujeta a la furia de Dios si ellos se unían al luto.   

¿Acaso esto les suena un poco severo a ustedes? ¿Que sucedió con el Dios misericordioso que rescató a estas personas de la mano del Faraón? ¿Dónde está el perdón que permitía que Aarón y sus hijos llegaran a ser sacerdotes, aun cuando no hace mucho tiempo atrás ellos habían construido y celebrado un Becerro de Oro? ¿Cómo es que un Dios que valora tanto la vida, quita la vida en un instante de juicio y castigo divino?

Este es el lado de los atributos de Dios que nosotros preferimos no hablar. Este es el lado de los atributos de Dios que han sido empujados a la parte de atrás por ministros bien intencionados que quieren que las personas vean a un Dios misericordioso y bondadoso para que las personas sean atraídas a Él. Y este es el lado de Dios que la mayoría de la iglesia dice que ya no existe; que fue una dispensación del AT; que en la dispensación del NT, el Dios del NT de alguna manera ha dejado Su furia y juicio atrás. El Dios del que se nos dice una y otra vez nunca cambia…ni cambió.  

Bueno, no es necesario decir que lo que nosotros leemos en la Biblia son solo pequeños fragmentos de todo lo que sucedió entre los hebreos durante los 14 siglos y los cientos de personajes que la Biblia abarca. Por lo que nosotros debemos tomar con la mayor seriedad aquellas cosas que SON registradas para nosotros, porque las mismas están ahí para enseñarnos algo importante. Por lo que después de haber mirado el discordante recuento del juicio de Dios en el AT, vamos a ver si ese mismo atributo de Dios está vivo o si ciertamente es una cosa del pasado una vez entremos a los tiempos del Nuevo testamento.    

Busque en sus Biblias Hechos 4. Nosotros vamos a comenzar leyendo en el verso 32, y continuaremos leyendo hasta el capítulo 5; y terminaremos con el 5:11.  

LEER HECHOS 4:32 – 5:11

Aquí nosotros tenemos un recuento de 2 personas muriendo como consecuencia de un juicio directo de Jehová. El los mató. Ellos no fueron llevados a la muerte por una autoridad terrenal. Y todo parece haber venido como sorpresa para los apóstoles  y discípulos que estaban presente. Debemos recordar que según todos los testigos Ananías y Safira eran creyentes; ellos eran judíos que habían llegado a creer que Jesús era Salvador y Señor. Aquí no hay nada que diga que ellos eran farsantes o que ellos solo se habían engañado ellos mismos en PENSAR que creían. Por lo que Ananías y Safira, esposo y esposa, eran cristianos….el Espiritu Santo moraba en ellos….al igual que en todos sus hermanos y hermanas cristianas.  

¿Qué sucedió aquí? Simplemente, ellos querían unirse en el espíritu de lo que todo el mundo estaba haciendo al vender sus propiedades y darle las ganancias aquellos creyentes que estaban en necesidad. Y ellos ciertamente eran sinceros al respecto porque ellos SI vendieron su propiedad y ellos SI trajeron las ganancias al liderazgo de la iglesia….aunque ellos dijeron una pequeña mentira y se quedaron con una parte.  Ahora, vamos a parar aquí por un segundo y vamos a meditar en esto: ellos vendieron una propiedad que legítimamente era de ellos, se quedaron con una pequeña parte y el resto se lo dieron a la iglesia. Ciertamente, no era  100% de las ganancias, pero era sin duda alguna algo MUY generoso de su parte, ¿verdad? Contéstenme esta pregunta: ¿Cuantos de ustedes venderían su casa y darían cada centavo a la iglesia? ¿Cuántos de ustedes aquí venderían una pieza de propiedad de gran valor y le darian 90% a la iglesia?  

Parecería en la superficie que el problema no era acerca de ser generoso; el mismo era que Ananías y Safira mintieron y eso fue lo que precipitó la sentencia de muerte de Dios sobre ellos. O… ¿Acaso ese fue realmente el problema? ¿Cuán a menudo en la Biblia nosotros vemos a las personas ser matadas por Dios a consecuencia del pecado de la mentira? ¿Acaso Pedro no mintió y negó a Yeshua ÉL MISMO….3 veces? Sin embargo a él no lo mataron. De hecho, la Torá no demanda muerte física por el pecado de la mentira…..ni tan siquiera por mentirle a Dios. Por lo que, ¿por qué aquí, en Hechos, en el Nuevo Testamento donde el Dios de Juicio supuestamente ha sido repuesto por el Dios de Amor?

Aquí es donde ponemos en práctica algo que recientemente aprendimos. Cuando un Israelita traía su animal de sacrificio, su ofrenda, al Tabernáculo, y la presentaba a Dios, esa propiedad (ese animal) llegaba a ser propiedad de Dios. En el sistema de sacrificio ese animal FORMALMENTE llegaba a ser de Dios al hacer seminkhah….el poner las manos sobre la cabeza del animal……para indicar que ese animal era ciertamente la ofrenda, y que la misma estaba siendo entregada a Jehová. Desde un punto de vista espiritual, ¿cuándo esa transferencia de propiedad EN REALIDAD ocurría? Rabinos más tarde decían que era en el momento cuando el devoto entraba al área del Templo con el animal.  Sea lo que sea, el término que la Biblia usa para ofrendas a Jehová es “PROPIEDAD SANTA”.

 Nosotros hemos discutido sobre Propiedad Santa un poco; y a nosotros también se nos ha mostrado que violar la Propiedad Sagrada de Dios es un pecado MUY serio.

La clave para esto es que Jehová considera la Propiedad Sagrada de por si siendo santa. Cuando Ananías y Safira determinaron vender la propiedad y dar el dinero al Señor, la misma llegó a ser Propiedad Sagrada. Al igual que un Israelita NO tenía que traer un animal para el sacrificio….en los mismos casos las especies de animales eran, dentro de ciertos límites, la elección del devoto, y en otros casos exactamente CUAL animal de su rebaño era su propia elección….Ananías y Safira no tenían ninguna obligación de vender su propiedad y donar el dinero; esto fue puramente su idea y su elección. Pero….una vez que hicieron esa elección, la situación cambió. Una vez ellos comenzaron el proceso, y ellos vendieron la propiedad, y tenían el dinero en mano, había un elemento importante de santidad añadido al mismo porque en algún punto en el proceso esto llegó a ser Propiedad Sagrada. Nosotros diríamos que ellos “sé quedaron con una parte de su dinero” que iban a darle a Dios. Esto es erróneo. Una vez que llega a ser Propiedad Sagrada, la misma era TODA SUYA. Ellos no tenían derecho alguno a ninguna parte del dinero…..porque el mismo ya no era de ellos. Lo que Dios elija hacer con Su propiedad era SU prorrogativa. Lo que ellos hicieron fue robarle a Dios. Ellos tomaron parte de la Propiedad Sagrada de Dios, el cual es una descarada violación de la Santidad de Dios. Ellos pagaron por lo que hicieron con sus vidas.  

Ciertamente parece que se esperaba de Ananías y Safira llevar un estándar muy alto y estricto, ¿verdad? Bueno, claro que si…..porque como creyentes del Mesías Yeshua ellos estaban cerca a Dios. Pedro dice en   1Pedro 4:17, “…. el juicio comienza por la casa de Dios”. Santiago dijo en Santiago 3:1, “……vosotros los que enseñemos recibiremos un juicio más severo.” Y Jesús dijo en Lucas 12:48, “…….a todo el que se le haya dado mucho, mucho se demandará de él.” Entonces vemos esto en 1 Pedro 2:9, “pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios, a fin de que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.”  

En esencia Ananías y Safira tenían el mismo estatus delante de Dios que los hijos de Aarón Nadab y Abiú tenían: ellos todos eran sacerdotes. Ananías y Safira eran como sacerdotes comunes para el Sumo Sacerdote Yeshua, al igual que Nadab y Abiú eran sacerdotes comunes para el Sumo Sacerdote Aarón. Y como sacerdotes ellos estaban “cerca” de Dios, puestos en una posición especial de proximidad y asociación con Jehova. Nadab y Abiú eran permitidos entrar a la presencia de Jehová, al Santuario del Tabernáculo del Desierto, como solo los sacerdotes podían. Ananias y Safira tenían la presencia de Dios viviendo DENTRO de ellos, como solo aquellos hechos sacerdotes a través de la confianza en Yeshua podían. Y cuando cualquiera de estos violaba la santidad de Dios el mismo era sin excusa alguna; y debido a que ellos eran tan privilegiados a estar “cerca” de Dios ellos tambien llevaban consigo más responsabilidad que aquellos que no la cargaban.

Esto no es alegoría. Esto es un principio de Dios significativamente importante que es establecido en la Torá y es naturalmente continuado en el NT.  

¿Por qué he pasado mucho tiempo tratando con esto? Porque nos afecta a ustedes y a mí. El mismo aplica PRECISAMENTE a nosotros. Nosotros estamos en la misma posición que Ananías y Safira. Nadie en el mundo está en un mejor o más alto o en una cercana posición delante de Dios, que un creyente. Y nadie está en una posición de más responsabilidad delante de Dios, ni se espera un estándar más alto delante de Dios, que un creyente. Pero… y esta es la parte difícil… todos nosotros los que confesamos confianza en Yeshua, estamos también en una posición de violar la santidad de Dios como cualquier otro pueda. Y el castigo por hacer eso puede ser  de una naturaleza severa.

Aunque nosotros los cristianos típicamente pensamos nada de eso. Nosotros elegimos pensar acerca de cuanto más nosotros podemos ganar o prosperar de estar cerca de Dios. La gracia en nuestros días ahora quiere decir que no hay necesidad adicional para obediencia; la adoración ahora quiere decir sentarnos y observar otras personas interpretando; la salvación ahora quiere decir que nosotros REALMENTE no podemos ofender a Jehová y si lo hacemos, no tendremos ninguna consecuencia. La justicia ahora quiere decir que a nosotros se nos mostrará, como individuos lo que está bien o mal; que las leyes de Dios y los mandamientos son ahora diferentes para personas diferentes. Que la libertad en Cristo ahora quiere decir que nosotros tenemos la elección de vivir fuera de un estilo de vida ordenado por Dios, o simplemente vivir como el mundo lo hace….con Yeshua añadido a la mezcla.    

No hay nada en la Palabra, desde Génesis a Apocalipsis, que valide esa línea de pensamiento; pero, aun cuando esas premisas no son abiertamente declaradas, es la manera de facto de operación para muchos de la cristiandad moderna. Aparentemente Ananías y Safira tenían exactamente la misma mentalidad.  

Mientras yo estudiaba y oraba sobre esta lección, justo al final, unas palabras de sabiduría cayeron sobre mi como un martillo en un ayunque: “Salid de en medio de ella, pueblo mío”. Esa frase es de Jeremías 51:45, y más tarde es citada en Apocalipsis 18. Pero escucha el verso ENTERO: LBLA Jeremías 51:45 “Salid de en medio de ella, pueblo mío, y salve cada uno su vida del ardor de la ira de Jehová.

La furia de Dios va a llover sobre la tierra, y cualquier nación o congregación que haya decidido poner su fe en doctrinas en vez de la Palabra de Dios va a ser sujeto a esa furia. Jeremías nos advierte acerca de eso.   .

En el verso 8 nosotros encontramos una rareza en Levítico. Jehová habla directamente a Aarón. Normalmente cualquier cosa que Dios quiere decirle a Aarón es dicho a través de Moisés. ¿Por lo que, qué debemos aprender de esto? Que lo que Dios le dice a Aarón, Él quiere que tenga un énfasis especial. Cualquiera que haya trabajado para una compañía relativamente pequeña entiende esta metodología; el jefe grande generalmente habla a los empleados a través del segundo en mando de la compañía. Y, parte de la razón para esto es para que en esas ocasiones raras cuando el jefe grande les habla directamente a los empleados ellos presten atención especial…..y el evento es generalmente acompañado  con un poco de una terrible trepidación.

Considerando que lo que Jehová está a punto de decirle a Aarón es después de la terrible muerte del primogénito y segundo hijo de Aarón, ustedes pueden estar seguros que Aarón era todo oídos.

Lo que se le dice a Aarón es que antes de llevar a cabo su función como sacerdote, ningún sacerdote podía tomar ninguna bebida embriagante (en hebreo esta es la palabra yayin, la cual típicamente es usada en combinación con la palabra shekar. Yayin quiere decir “vino”. Y shekar quiere decir “una bebida fuerte embriagante”. Yayin, vino, es exactamente como nosotros pensamos del vino…..uva fermentada con relativamente un pequeño contenido de alcohol. Shekar se refiere al vino que ha sido permitido que se fermente más tiempo y por lo tanto tiene un contenido de alcohol más alto; y el mismo se refiere a cervezas hechas de grano). Esta instrucción de no tomar alcohol es específicamente unida a la función por medio del cual el sacerdote debe de entrar el Santuario del Tabernáculo, el Mishkan, la Tienda de Reunión. ¿Ahora, acaso esto era una nueva ley que revocaba las directrices anteriores? Después de todo: la mayoría de la ceremonia y el ritual que Dios había ordenado recientemente IMPLICABA el uso de vino en menor grado. No, esto no es una orden nueva y diferente; la misma es simplemente una instrucción para el sacerdocio que ellos deben estar completamente sobrios en las las obligaciones de todos los sacerdotes delante del Señor.   

¿Ahora acaso esto quiere decir que puede haber una conexión entre lo que le sucedió a Nadab y Abiú, los hijos de Aarón, y la embriaguez? Tal vez. Uno tendría que asumir algo que no está explícitamente dicho en ningún sitio de las Escrituras…. Y es que Nadab y Abiú estaban ebrios, y por ende no estaban pensando claramente cuando ellos se acercaron al Señor de una manera no autorizada (un incienso extraño ofrecido por fuego), y en un lugar no autorizado (el Lugar Santísimo, un lugar donde ellos NUNCA estaban permitido ir). Pero es conocido que sacerdotes de las muchas religiones paganas se embriagaban bastante antes de asumir sus obligaciones. Muchas de las religiones del mundo usaban drogas  como parte de su ceremonia religiosa. Por lo que quizás Nadab y Abiú eran culpables de esta infracción y entonces esta regulación prohibiendo tomar vino justo antes de comenzar su obligación es para hacer claro que nada de eso debe suceder con los seguidores de Jehová.      

Aunque no hay evidencia que el embriagarse era un problema con el sacerdocio de Israel; mal juicio a veces sí; embriagarse, no. Yo creo que este incidente tiene más que ver con Dios haciendo bastante claro que estos sacerdotes, incluyendo el Sumo Sacerdote, no tenía ninguna libertad en sus rituales; la más pequeña desviación de los explícitos mandamientos de Dios PODÍA traer la disciplina más severa…como es demostrado por el incidente de Nadab y Abiú. De cualquier manera, la idea que está siendo expresada aquí a Aarón es que mente clara y atención al detalle era necesario…no solo mantener el posible profanador de una espantosa muerte en manos del Creador, pero como el Sacerdocio tenía unas obligaciones importantes que llevar a cabo para el beneficio del pueblo de Israel. 

Sin volver atrás a las muertes de los dos hijos de Aarón, vamos a recordar lo que Jehová dice cuál era el verdadero problema con lo que Nadab y Abiú habían hecho: en el verso 3, Él dice “…. Y en presencia de todo el pueblo seré glorificado.” Los sacerdotes eran maestros al igual que los que oficiaban  los rituales; y aún más, ellos estaban CERCA de DIOS; y la Palabra hace claro que MAS que palabras eran las acciones de los maestros los que afectaban a sus seguidores. Lo que los estudiantes observaban que sus maestros hacían probablemente era lo que los estudiantes emulaban.

También era el trabajo del sacerdote…..permítanme ir a los extremos de decir que era la OBLIGACIÓN más importante……..el (como dice en el verso 10) distinguir entre lo sagrado y lo común, y entre lo puro y lo impuro. Y aun cuando en ocasiones la distinción era un asunto sencillo en otras ocasiones no era tan fácil. El sacerdote cargaba una gran responsabilidad y seriedad de pensamiento en el servicio del Rey del Universo ya que era necesario para así evadir la furia de Dios debido a cualquier tipo de descuido, especialmente cuando ponía en peligro Su santidad.   

Yo sospecho que la mayoría de las personas en este salón, en algún momento en sus vidas,  se han puesto demasiado alegres (un poco ebrio). Y aun cuando eso pudo haber sido hace mucho tiempo atrás para alguno de ustedes, ustedes indudablemente recuerdan que uno no tiene que estar completamente ebrio para empezar hacer compromisos y juicios necios que uno normalmente no haría si no hubiese estado tomando…..o en drogas. Lo que es clave para nosotros captar, para así no perder el contexto, es que aquellos que estaban activamente haciendo algo en el servicio directo de Dios….no pueden tomar bebidas embriagantes antes de comenzar esa actividad, porque ustedes están representando a Jehová y su descuido no solo puede causarte a TI que hagas algo ofensivo hacia Dios (el cual es peligroso para Su Santidad y tu bienestar), sino que puede hacer que otros crean que tal descuido esta OK.     

Yo debo de ser claro, que esto no es una instrucción que uno no puede tomar vino u otras bebidas alcohólicas. De hecho, la Biblia entera, desde el comienzo hasta el fin, hace claro que el yayin, vino, es un regalo de Dios. El mismo es simbólico de gozo, no de embriaguez. Ciertamente el mismo es apropiado en cantidades moderadas durante ciertas ceremonias y ocasiones para relajar el ambiente. Aunque embriaguez total nunca es aprobada PRIMORDIALMENTE porque afecta la toma de decisiones. Y especialmente para aquellos cerca de Dios….los sacerdotes en los días del AT y los creyentes en el tiempo del NT….nosotros debemos de ser más cuidadosos que aquellos que NO están cerca de Dios. Porque el estándar que nosotros cargamos es mucho más elevado.

Comenzando en el verso 12, Moisés está más o menos yendo sobre la lista de lo que el sacerdote debe de estar haciendo; considerando lo que acaba de ocurrir con los hijos de Aarón, probablemente era una buena idea. Moisés se asegura que el ritual de la ofrenda de Minchah, la ofrenda de grano, sea completado como se supone que hubiera sido; que en este caso, la masa debía ser sin levadura, y debía ser ingerida por los sacerdotes en el patio del Tabernáculo….o, más literal, “al lado del Altar”, refiriéndose al Altar de Bronce.

Unas cuantas cosas están siendo comunicadas aquí: primero, es que el incidente que involucra a Nadab y Abiú no ha cambiado nada. Los rituales y sus propósitos permanecen igual. Segundo es que Aarón y sus restantes hijos todavía cargan consigo el puesto sacerdotal, el mismo no ha sido removido o quitado de ellos.    

Luego, más sobre las ofrendas de holocausto es discutido y se hacen recordatorios de cómo deben ser llevados a cabo. Nosotros no vamos a discutir más sobre eso porque ya hemos analizado minuciosamente estos rituales en particular en  otras lecciones anteriores.

Ahora, interesantemente (comenzando en el verso 16), cuando Moisés pregunta sobre el estatus de la ofrenda de purificación, el Hatta’at, él se pone bastante molesto. Porque, como temía, el descuido que Nadab y Abiú habían mostrado y por el cual habían pagado el precio más alto, llevó a Eleazar y a Itamar, los restantes hijos de Aarón hacer algo similar pero aparentemente no tan serio. Ellos comieron de la carne de la ofrenda del Hatta’at de una manera inapropiada; ellos estaban supuestos a comer de la misma SOLO adentro del precinto sagrado….eso es, dentro del patio del Tabernáculo…pero en vez, ellos ignoraron los mandatos específicos de Dios y se la comieron en otro lugar. ¿Por qué ellos no fueron destruidos por esta violación? Yo no sé. Pablo, en el libro de Romanos 9:15 cita directamente de Éxodo 33 cuando el intenta contestar una pregunta similar: LBLA Romanos 9:15 “Porque Él dice a Moisés: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y tendré compasión del que tenga compasión.” Nosotros sencillamente no estamos en posición alguna de cuestionar las decisiones de Dios en tales asuntos; Él decide, es Su prerrogativa decidir, y punto.

Un último punto y vamos a movernos al capítulo 11. Al final del capítulo 10, en los verso 19 y 20, nosotros vemos esta conversación un poco difícil de descifrar entre Aarón y Moisés en el cual Aarón habla acerca de lo que le ha sucedido a él, y si él y sus hijos HUBIERAN comido el Hatta’at en la manera que fue ordenado, ¿acaso Dios lo hubiera aprobado? Parece como una pregunta un poco rara, ¿verdad? Después de todo la pregunta PARECE ser, ¿”bueno, si yo hubiera llevado a cabo el Hatta’at y hubiera comido la carne en la manera necesaria, entonces eso hubiese sido aceptable a Dios”? Pero eso no es verdaderamente lo que quiere decir aquí. ¿Así que, de que se trata esto? Era costumbre para las familias hebreas que estaban en luto no comer por un tiempo. En este caso el asunto era particularmente problemático porque lo que estaba involucrado no era solo comida común y corriente….la misma era comida SAGRADA….ya que era la porción específicamente separada para los sacerdotes de la PROPIEDAD SAGRADA de DIOS. Aparentemente los sacerdotes se sintieron que estaban atrapados entre la espada y la pared; ¿comen de la porción de carne del Hatta’at asignada a ellos, o NO comen debido a la muerte del  miembro de la familia la cual requiere los rituales de luto? Ellos más que nada ciertamente escogieron equivocadamente porque a ellos se les dijo que no hicieran luto por sus parientes. Pero, por sus propias razones, Moisés parece entender el dilema y Dios acepta la determinación de Moisés que los sacerdotes no iban a tener ninguna acción disciplinaria por su infortunio.   

Yo necesito señalar que Aarón preguntó, “si el SEÑOR lo aprobaría”, y luego se nos dice que Moisés lo aprobó. Recuerda que Moisés era único en toda la historia Bíblica; Moisés hablaba por Dios. Sí Moisés lo hablaba, era como si Dios lo hubiera hablado. Y eso NO es tradición; eso es una instrucción directa de las escrituras de parte de Jehová.  

LEER LEVITICO CAPÍTULO 11

 El capítulo 11 es el comienzo de una nueva sección de Levítico que el Señor ha estado preparando el camino desde el capítulo 20 de Éxodo. Ya que comenzando con Levítico 11, y continuando hasta el capítulo 16, a nosotros se nos dan las leyes de los rituales de pureza. Apropiadamente comienza con las leyes de dieta…lo que en hebreo se llama Kashrut. Nosotros lo conocemos generalmente como comida Kosher. 

En el capítulo anterior, capitulo 10 verso 10, se nos dice que la obligación primordial de un sacerdote “es distinguir entre lo santo y lo común, lo puro y lo impuro” ustedes recordaran que esa declaración fue hecha en el contexto de no tomar vino inmediatamente antes de llevar a cabo las obligaciones sacerdotales, ya que claridad mental era necesaria para tener discernimiento propio y buen juicio, por temor a que la santidad de Jehová sea violada y SU retribución divina sea el resultado.

Antes de que leamos el capítulo 11 juntos, me gustaría señalar unos cuantos puntos. No hay nada de suprema importancia en el estilo de vida que Jehová haya ordenado para Israel que la pureza y la santidad. Y el resumen del porqué de esto, en el verso 45 del capítulo 11: “Porque yo soy Jehová, que os he hecho subir de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios; seréis, pues, santos porque yo soy santo.” La Torá nos llama a un estilo de vida santo y puro, según es definido por Dios, para el pueblo de Israel. No hay absolutamente duda alguna que la Torá fue dada a Israel y a nadie más. Todas estas leyes y mandamientos y rituales y sacrificios NO era para cualquiera….los mismos eran reservados para Israel. Ahora antes de que algunos de ustedes se preocupen sobre ese último comentario por favor entiendan que hay mucha más profundidad para esa declaración que lo que podemos ver a simple vista. Por ejemplo, los extranjeros  eran ciertamente permitidos a unirse a Israel. Y un extranjero que oficialmente se unía a Israel era considerado un Israelita. Jehová no creó dos clases de Israelitas: los de nacimiento natural y los adoptados. Todos eran considerados igual ante Sus ojos, y debían operar bajo los mismos pactos y sistemas de justicia; y este principio aplica directamente a nuestra condición, como gentiles, y nuestra relación con Israel en los tiempos del Nuevo Testamento. Por lo que como ya me he dirigido a la relación de un creyente con Israel en más de una ocasión, e indudablemente lo volveré hacer, por ahora toma por cierto que la Torá fue dada a Israel como un pueblo especialmente escogido. Y que Romanos 11 dice claramente y enfáticamente que los creyentes gentiles han sido injertados a Israel; por lo que, en un nivel espiritual, los creyentes (extranjeros gentiles) se han convertido en uno con Israel.

Ahora una de las cosas que nosotros vamos a profundizar es si el comer Kosher fue abolido por Yeshua o si todavía está en efecto; y si todavía está en efecto, ¿quién es obligado a seguirlo? Esto es un tema muy delicado. Estudiosos ilustrados, judíos y gentiles, creyentes y seculares, han sugerido en ocasiones amplios puntos de vista en este emotivo tema.

Pero antes de profundizar en estas aguas turbulentas permítanme discutir un aspecto de Kashrut que no es tan controversial: y es que la dieta hebrea estaba centrada en el asunto de pureza y santidad. La Torá hace la dieta importante, aunque algunos argumentan que el judaísmo ha tomado el asunto MÁS allá de las regulaciones de las Escrituras y  lo han hecho un culto a la comida. Pero estas leyes que vamos a estudiar en  Levítico  11 son tan importantes que las mismas son repetidas en Deuteronomio 14, aunque con un énfasis un poco diferente. Nosotros vamos hablar mucho sobre pureza, puro, y santidad, por lo que vale la pena tener un repaso de lo que esos conceptos, tomados juntos, parecen significar en un sentido Bíblico. Yo digo sentido Bíblico, porque lo que yo voy a explicar  necesariamente NO refleja el judaísmo moderno o las doctrinas basadas en la cristiandad….las mismas no reflejan necesariamente la Tradición ni las costumbres. Las mismas son el punto de vista de las Escrituras.

Vamos abordar ese tema cuando comencemos nuestro estudio la semana que viene.  

There Is A Scripture 08-25-2017

image_pdfimage_print

There is a saw mill not far from where I live. Turn off the main road down a dirt road and drive through a gate onto a narrow drive way canopied by tall pine trees on either side and you would think you were a couple hundred miles from nowhere, except for highway sounds coming through the woods from interstate and state roads not that far away.

Logs lay everywhere, some waiting, I guess, to be sawn, others laying there or stacked, looking like loaves of bread that has just been sliced, long ways, short ways. All shapes, all sizes.

Then there are those that have been cut as slabs, leaning upright against the walls of open three sided sheds or roofed areas with no walls. He picks up the garden hose, turns on the water and sprays the surface of the wooden slabs. A transformation takes place and the surface that was plain in appearance becomes colored, with grain lines forming all kinds of patterns, each piece different in color, shape, and pattern according to the kind of tree its size and shape.

There is a video of a young boy, about 8 maybe, in the kitchen packing his back pack with Twinkies and apple juice. Mom asks what he is up to and he replies he going to go look for God.

Out the door he goes, down the street, on the subway, around town and ends up on a park bench next to a homeless lady. He opens his back pack, takes out a Twinkie and just as he is about to take a big bite he looks over at the homeless lady and offers it to her. She takes it and what follows is a silent film depiction of the two laughing, talking, and just having a good time together. He checks his watch. It’s time to go. He gives the lady a big hug and runs off, turns around, smiles and takes off.

He gets home and Mom inquires. He tells his Mom he found God. He is a woman and she had a beautiful smile.

We see the homeless lady with a smile on her face walking over and sitting down next to another one like her who asks what she is so happy about. She tells her that she was just talking to God, but that He was a lot younger than she had thought.

It’s my thought that every day, everywhere, we are all looking for God whether knowingly or not, and He is everywhere, whether we see Him or not.

I don’t know about the man, whether he is a believer or not but if he is he has chosen to do work that exposes beauty hidden in one of God’s creations and show it off. He sees God’s hand in the created world. And if he isn’t a believer he is very close because that hidden unique beauty, that he is captivated by in the logs, is evidence of a Creator, of his Creator and His presence.

The little boy consciously went in search of God. The homeless woman may not have been looking but she did see, and so did the boy, the evidence of Him there in this encounter between two complete strangers in which kindness and happiness could be drawn to the surface from deep within. Maybe a little sprinkling of Living Water on plain folk brought beauty to the surface here. He was there. And they acknowledged Him.

“For ever since the creation of the universe His invisible qualities-both His eternal power and His divine nature- have been clearly seen, because they can be understood from what He has made.” Romans 1:20 CJB

You are with us Father, all around us and we pray our desire to be near You.

We pray that You would enable us to be keener at seeing the evidence of Your presence and activity in the physical world we see and in the people You have created.

May we in turn acknowledge, it is You and give You praise.

In Yeshua’s name we pray.

Amen.

May God’s love be in us all.

Elder.

Levítico Lección 12 Capítulo 9 y 10

image_pdfimage_print

Levítico

Lección 12 Capítulos 9 y 10

Al nosotros seguir adelante con Levítico capítulo 9, el mismo señala una variedad entera de principios de Dios que a simple vista y leyendo rápidamente pueden pasar por alto. Por lo que, aun cuando no vamos a pasar mucho tiempo en los detalles de los rituales, nosotros vamos a mirar más detalladamente a lo que estos rituales tienen como intención de enseñarnos.  

En el capítulo 9 la consagración del sacerdocio y el Tabernáculo mismo será completada y Moisés se desvanecerá en el fondo y los sacerdotes asumirán sus obligaciones como los oficiantes de todos los ritos y rituales prescritos. La ordenación, o la consagración, los rituales del sacerdocio continúan, como es instruido en el capítulo 8, y los mismos continuarán por un periodo de exactamente una semana. Eso quiere decir que esta misma serie de procedimientos de rituales son repetidos cada día por 7 días….y los mismos son oficiados por MOISÉS, no Aarón. Porque hasta el final del periodo de consagración, Aarón y sus hijos NO están autorizados a comenzar sus obligaciones como sacerdotes.  

Es bastante interesante y singular que Jehová usa a Moisés como Mediador entre ÉL y el pueblo, y hasta entre Dios y el sacerdocio. Cuando Josué toma el liderazgo después de la muerte de Moisés, el NO heredó el papel de Moisés como intermediario. Quizas esto nos ayude a entender porqué los judíos hasta este día admiran a Moisés tan grandemente. Jehová hizo claro que cualquier cosa que Moisés hablara era hecho bajo la autoridad de Dios; que cualquier cosa que Moisés hablara era como si Dios lo hablara. Obviamente no todo lo que Moisés hablaba durante esos 40 años en el desierto es dicho en la Biblia. Nosotros obtenemos en realidad pocas de las preciadas palabras de Moisés; y nosotros también encontramos que no todo lo que Moisés ordena es introducido con las palabras “y Dios instruyó a Moisés”. Esto quiere decir que Moisés no necesariamente obtiene una revelación directa de Jehová antes de que un asunto de cualquier clase fuera tratado. Por lo que vamos a corregir como vemos esto: aun cuando no había duda alguna que Moisés estaba actuando a veces por órdenes directas y específicas de Jehová, otras veces Moisés estaba actuando bajo instrucciones generales y principios establecidos que Jehová le había enseñado a ÉL al pasar de un periodo de tiempo; por lo que la mayoría de las veces era el propio juicio de Moisés en los diferentes asuntos que estaban sucediendo…y Jehová dice que las personas debían tomar el juicio de Moisés en los varios asuntos que estaban sucediendo…..y Jehová dice que las personas debían tomar el juicio de Moisés en TODOS los asuntos como si fuera de parte de Dios Mismo.

La única persona en las Sagradas Escrituras que le fue dado tan increíble autoridad y que cada declaración debía ser tomada como……buena……Evangelio….fue Yeshua….quien ciertamente no solo era el Mediador sino que también Dios hecho carne. Por lo que vamos a darle a Moisés su crédito y reconozcamos la cercana posición incomparable de poder puesta sobre él por Jehová. Definitivamente no hay nadie que podamos comparar a él en el Antiguo Testamento.

Pero también vamos a reconocer el importante principio de Dios presentado en la vida de Moisés para nosotros los creyentes del siglo 21: el mismo es que a veces Dios nos va mostrar directamente y claramente SU voluntad específica en algunos asuntos de nuestra vida…pero en muchas ocasiones y usual, después de enseñarnos Sus caminos, leyes, y mandamientos, ÉL nos va permitir que ejerzamos nuestro propio juicio. Y si nosotros hemos prestado atención a Él nosotros vamos a escoger sabiamente y correctamente….nosotros vamos hacer nuestros juicios de acuerdo con la voluntad del Padre y por lo tanto SU voluntad será llevada a cabo……”en la tierra como en el Cielo”.   

 Vamos a leer Levítico capítulo 9 juntos.

LEER LEVITICO CAPÍTULO 9

Las primeras palabras del capítulo 9 son “en el 8vo día”, y el mismo se refiere al día cuando el sacerdocio va a poder ser  autorizado a llevar a cabo los rituales ordenados por Jehová dentro de los terrenos del Tabernáculo; Moisés ya no va a oficiar….Aarón, el primer Sumo Sacerdote, ahora lo podrá hacer. Y, lo que nosotros vemos es que un conjunto entero de rituales, que abarca virtualmente toda clase de sacrificio EXCEPTO por la Ofrenda del ‘Asham, la Ofrenda de Reparación, es llevado a cabo. Este conjunto de ofrendas es bastante único porque es el PRIMER ritual de sacrificio que está siendo llevado a cabo por el nuevo sacerdocio de Israel que ha sido formado; por lo que esto es verdaderamente un evento trascendental, y nosotros probablemente debemos de hacer una marca especial en nuestras Biblias para identificar este momento con el tiempo.

Ahora, permítanme comentar en algo que es controversial e importante. Durante estos 7 días de la ceremonia de consagración ha habido muchos sacrificios y muchas cosas quemadas en el Altar de Bronce. Pero es SOLO al final de este capítulo que nosotros vemos al Señor PRENDER el fuego del Altar de Bronce con Su propia mano. Y como ya se nos ha dicho en la Torá, y se nos dirá nuevamente más tarde, este fuego NUNCA debe ser permitido que se apague porque el mismo es fuego divino y SOLO fuego divino puede ser usado para quemar los sacrificios. El acuerdo general entre los eruditos hebreos de antigüedad es que lo que estaba sucediendo era como una clase de “ensayo” durante esos 7 días de consagración. El fuego que estaba siendo usado NO era fuego divino (el hombre lo había prendido), pero era considerado como aceptable por Dios para el propósito en el cual se estaba usando: la consagración de los sacerdotes y el Tabernáculo. Una vez la consagración estaba completada, entonces Dios prende de nuevo el fuego en el Altar con “fuego santo” y desde ese momento en adelante ningún otro fuego hecho por hombre podía ser usado para hacer de los animales sacrificados y los granos humo porque ahora el propósito era diferente.    Interesantemente cuando nosotros estudiemos los rituales de  Yom Kippur, (Día de Expiación) más tarde, una serie de sacrificios similares es ofrecido; excepto que en los sacrificios de Levítico 9 no hay chivo expiatorio como lo hay para Yom Kippur, y en su lugar nosotros encontramos una Ofrenda de Paz….la Ofrenda Zevah. Por lo que Yom Kippur es un día para ser conmemorado en la serenidad y seriedad máxima, este primer día de operación del sacerdocio Israelita es tratado con júbilo.   

En el verso 1 se nos dice que aparte de Aarón y sus hijos, Moisés invita a los “ancianos de Israel” a la ocasión de estos primeros sacrificios sacerdotales. Yo les dije la semana pasada que en ocasiones cuando nosotros tenemos las palabras en la Torá que “toda la congregación” de Israel debía venir al Tabernáculo, “toda la congregación” NO siempre quería decir toda la población en general de Israel. Más bien, era generalmente los representantes de las personas, llamados ancianos, o en otros tiempos eran aquellos que eran clasificados como ciudadanos completos de Israel a los que se estaban refiriendo. Aquí específicamente usa la palabra “ancianos” (en hebreo zekenim), y esto ha causado a algunos estudiosos creer que en este caso, era solo los ancianos lideres los que vinieron. Debieron de haber cientos de ancianos, y sin duda alguna ellos debieron haber sido organizados en alguna clase de jerarquía. Por lo que ciertamente era solo los de liderato que fueron llamados para esta ocasión en específico pero eso es solo una especulación de los estudiosos.   

 El verso 2 dice que uno de los animales de sacrificio debía ser un ternero. Algunas Biblias en lugar de “ternero” dice Toro. Estas estarían correctas; ya que la palabra hebrea para becerro es “egel”, el cual quiere decir un becerro macho. Nosotros discutimos algunas semanas atrás que dos categorías diferentes de Toros eran usados para sacrificio: becerros jóvenes y becerros maduros (un becerro mayor siendo de mayor valor). Un toro joven, aquí llamado un egel quiere decir que es de un año de edad. Un toro maduro debe ser 3 años de edad. Es interesante que la elección de la palabra hebrea egel es usada aquí, porque no es normal en Levítico referirse a toros jóvenes como egel; más bien, es típicamente llamado ben par….el cual quiere decir un “toro joven”. Probablemente nosotros obtenemos una clave del porque este uso inusual de la palabra egel es presentada en este verso en hecho del infame Becerro de Oro, el cual Aarón y sus hijos ayudaron a construir solo unas semanas antes, TAMBIÉN era llamado egel. Uno coge el sentido que el Señor estaba haciendo un punto aquí….haciendo una conexión…y recordándoles a Aarón y a sus hijos acerca del incidente del Becerro de Oro….y mostrándole el contraste entre el sistema de Dios de adoración pura y el sistema pagano egipcio de adoración falsa. Ya que en el sistema de Dios un animal nunca era adorado como estando sobre el hombre como en ocasiones sucedía en la adoración pagana; más bien un animal era sacrificado para el BENEFICIO del hombre porque Jehová pone el valor de los animales como menos que los hombres.

En los versos 3 y 4 nosotros obtenemos una lista de animales y granos que debían de ser usados en esta inauguración especial de sacrificio. Y nosotros obtenemos la contestación del PROPÓSITO de este ritual en particular siendo un poco diferente que lo del el futuro, estándar, rituales de sacrificio diarios serán: es porque “Hoy, Jehová se les presentará a ustedes”. Esta es una ocasión importante ciertamente; y en el verso 6 el concepto de Jehová apareciéndosele a ellos es refinado un poco más: es la GLORIA (o presencia) de Jehová es la que se le aparecerá a Israel. Es el kavod del Señor.  

 Israel ya estaba comenzando a entender que sin la presencia de Jehová en el Tabernáculo, el Tabernáculo no era nada sino que una tienda muy costosa.

Y que a veces la presencia de Jehová estaría allí, y  otras veces no estaría; por lo que Israel siempre estaba en gran anticipación de la presencia de Dios llenando el Tabernáculo.

Vamos a pensar en eso por un momento y aplicarlo a nuestras vidas; ¿qué es de un ser humano sin la presencia de Jehová dentro de nosotros? ¿Sin el Espíritu Santo morando dentro de nosotros que somos nosotros? Nada solo una tienda costosa…un caracol vacío que no sirve ningún propósito. Y, como tiendas, algunas son más lindas que otras pero en general un área es solo un lugar donde vivir. Una persona puede hacer todas las cosas correctas, tener moral, honorable, amable, productivo, caritativo…..lo que el mundo llama verdaderamente una buena persona. Pero al igual que el Tabernáculo que está lleno de todos esos muebles maravillosos, metales preciosos, y hermosas artes, el mismo no sirve ningún propósito  a menos que Dios esté allí presente. Ciertamente era significativamente más maravilloso de ver que la tienda promedio, tiendas comunes y corrientes de pelo de cabra  en la que los Israelitas vivían…..pero sin la presencia de Dios no había mayor valor a ese fabuloso Tabernáculo que lo que había para todas esas otras tiendas comunes, llenas de polvo y apestosas.  

Hoy nosotros somos la elección de Dios de ser SU tabernáculo….SU morada terrenal. Oremos por todas las tiendas de carne vacías en este mundo….las preciosas y sencillas; aquellos en su comunidad, tal vez en tu familia….y ciertamente por todas esas millones de tiendas vacías en Israel.  

En el verso 7, con las palabras “acercarse al Altar” Moisés oficialmente entrega la administración de los rituales sacerdotales a Aarón, y nosotros entramos a una nueva era en la historia de Israel; ellos tienen un sacerdocio. Las primeras ofrendas que Aarón hace son por parte de él mismo y sus hijos; es una admisión publica que aun los sacerdotes cargan pecado dentro de ellos…esto debió de haber sido una experiencia llena de humildad. Y nosotros vemos la típica ofrenda de ‘Olah, la ofrenda de holocausto, siendo llevada a cabo. Después de esto, en el verso 15, Aarón ahora ofrece sacrificios POR PARTE DEL PUEBLO DE ISRAEL. Mira como era una cabra la que era sacrificada por parte de las personas. ¿Por qué un becerro para los sacerdotes y una cabra para el pueblo? Porque el pecado de un sacerdote es de mayor consecuencia que el pecado de las personas. Nosotros hemos hablado numerosas veces acerca de cómo Dios clasifica los pecados…algunos siendo más serios…..queriendo decir más PELIGROSOS…que otros. Y como el sistema de sacrificio establece una jerarquía de animales para responder por las varias clasificaciones de pecados….el Toro Maduro siendo el más valioso para expiar por los pecados más serios, y las aves siendo las menos. Aun cuando debemos prestar mucha atención a esto, el propósito fundamental de esta enseñanza de Dios que nosotros encontramos en la Torá NO es para que vayamos corriendo por ahí y comparemos los pecados de otros con los pecados de nosotros, y decidamos cuales son peores. El propósito es para que nosotros veamos la naturaleza multifacética del pecado, como puede afectar e infectar aquellos que entran en contacto con el pecado, cuan serio y devastador el pecado es, y que no es tan sencillo y directo como en ocasiones nos han enseñado.

Yo no sé ustedes, pero yo estaría molesto cuando un predicador me dijera que todos los pecados son lo mismo delante de Dios….que no hay pecados pequeños y pecados grandes.  Que robarse un dulce no es nada diferente que matar ante los ojos de Dios, porque ambos son pecados, y Dios no hace distinción. Bueno eso es completamente lo opuesto de lo que la Torá dice. No confundamos lo que Pablo dijo en el NT, “por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios”….versus lo que nosotros vemos una y otra vez en lo que concierne al pecado. Pablo está hablando en lo que concierne a nuestra naturaleza corrompida y el resultado inevitable…la imposibilidad de que esa  naturaleza corrompida nunca puede ser aceptable a Dios. Y, por lo tanto, nunca ha habido un humano (excepto por Yeshua) que no haya cometido al menos un pequeño pecado causado por su naturaleza corrompida. Por lo que todos los hombres están en el mismo bote en ese contexto. El sistema de sacrificio Levítico demuestra el principio del que Pablo está hablando, por medio de los sacrificios del ‘Olah y el Minchah el cual debían ser llevados a cabo a diariamente para TODO Israel…nadie, incluyendo el sacerdocio, estaba exento.  

Aunque la naturaleza del hombre es un asunto aparte del de la conducta del hombre…el cual el sistema de sacrificio TAMBIÉN demuestra. Las diferentes clasificaciones de pecados (y el ritual de sacrificio exigía expiación para cada clase) conciernen a la conducta misma, el intento, y la posición que un hombre tiene en la sociedad. Puesto de otra manera: Pablo en su pronunciamiento que todos los hombres han pecado y no alcanzan la gloria de Dios, está hablando más acerca de quién SOMOS y menos acerca de lo que hacemos. Y quién nosotros SOMOS es lo mismo entre todos los hombres, ante los ojos de Dios. Nosotros somos TODOS igualmente culpables de haber nacido de una naturaleza pecaminosa…..sin exepciones. Lo que nosotros HACEMOS es otro asunto. Dios no equipara robar un dulce con un asesinato. Dios no equipara decir una mentira con cometer adulterio. Lo que nosotros HACEMOS es ciertamente categorizar con algunos de nuestros actos siendo ofensas menos serias y otros siendo lo que la Palabra llama una “abominación”. Y nosotros no necesitamos preguntarnos cuál es cuál. La Torá nos dice a nosotros eso detalladamente.  

Lo que nosotros debemos entender es que aun cuando las clasificaciones de pecados permanecen en efecto hasta hoy en día….ciertamente hay desobediencias más serias y otras menos serias….el sacrificio necesario para expiar  por cada uno de esas conductas  diferentes ha sido reducido a solo uno: la sangre de Jesús. Y es ese MISMO sacrificio que también es necesario para expiar por nuestras naturalezas. La sangre de Yeshua ha reemplazado cada procedimiento de sacrificio….ÉL es, el único, la única expiación autorizada; pero, el hecho que la conducta pecaminosa puede ser más o menos seria, más o menos ofensiva a Dios, y más o menos peligrosa a la comunidad de creyentes, permanece.      

Uno de los momentos más emotivos de esta ceremonia especial de inauguración debió de haber sido lo que está registrado en el verso 22. Aarón levanta sus manos sobre las personas, y los bendice.

Aunque no se nos dice en este momento que palabras fueron habladas, el Sifra, seguido por Rashi y algunos grandes eruditos hebreos, dicen que la bendición que Aarón pronunció es la que está registrada en Números 6:22-27.  

Tomen un momento, e imagínense ustedes mismos en una mar de personas, allá afuera en el prístino desierto; la brisa seca está azotando como remolinos de polvo, y el valle al pie del Monte Sinaí actúa como un megáfono natural que amplifica la voz de Aarón.  Humo grueso con el olor de la carne de animales subiendo hacia arriba del Altar de Bronce, y Aarón, con su espléndida vestimenta de Sumo Sacerdote pausa el ritual, se acerca a uno, levanta sus manos, y de parte del Dios del Universo pronuncia esta bendición sobre ustedes: LBLA “El Señor te bendiga y te guarde; el Señor haga resplandecer su rostro sobre ti, y ponga en ti paz”  

Con eso Moisés y Aarón entraron al Tabernáculo y la presencia de Jehová se aparece a TODAS las personas. Dios confirma SU placer y aceptación de todo lo que había sido hecho en estricto acuerdo a Sus instrucciones y mandamientos, al enviar fuego divino y consumir todo lo que estaba en ese momento ardiendo en el Altar de Bronce, y de esa manera cambiando el carácter del Altar de Bronce de meramente glorioso a divino.  

La multitud suspiró en asombro. Las rodillas de las personas se tornaron débiles de tratar de tomar todo eso a lo que habían sido testigos. Como una reacción espontánea ellos cayeron de rodillas, por temor, respeto, y agradecimiento al Padre de Todas las Cosas. Que gran día fue ese. No muy lejos en el futuro, con la reconstrucción del 3er Templo en Jerusalén, un evento muy similar va a ocurrir y yo sospecho que va a producir una reacción muy similar.  

Vamos a continuar con Levítico 10.

LEER LEVITÍCOS CAPITULO 10

El capítulo 10 toma un  desvió interesante por un corto tiempo. El mismo comienza diciéndonos la sorprendente historia de los dos hijos de Aarón, Nadab y Abiú, quienes son asesinados por  Jehová por  hacer una ofensa en contra de Él. Nosotros vamos a ver sus muertes y su causa muy cuidadosamente porque 1,300 años más tarde un incidente similar va a ocurrir y el mismo, también, es registrado en las Escrituras.

Primero, aunque, nosotros tenemos que detenernos y mirar este capítulo desde un punto de vista más amplio; y entender que une mucho de lo que nosotros hemos aprendido. Hasta ahora Levítico nos ha retado primordialmente estableciendo largas listas de rituales minuciosamente detallados, cada uno cuidadosamente con propósitos definidos; todos asociados con asuntos de pecado, y al otro lado de la escala, santidad. Yo estoy seguro que para muchos de ustedes este estudio de Levítico ha sido nada de difícil de entender, es tedioso. Pero al igual que cuando nosotros estábamos en la escuela y estábamos aprendiendo por primera vez aritmética básica, era necesario meterse por una serie de reglas, memorización, y conceptos nuevos y principios ANTES de que uno pudiera hacer ningún sentido del mismo, o que comience hacer alguna clase de aplicación útil y práctica. Yo les aplaudo por permanecer en el curso…..el mismo está a punto de comenzar a recompensar.  

Varios años atrás en una clase dominical de adultos que yo estaba enseñando, en la clase fue necesario examinar cierto aspecto del carácter de Jehová; y ese aspecto era SU disposición a juzgar, castigar, y hasta destruir cuando sea necesario. No pasó mucho tiempo dando la clase concerniente a estos atributos de nuestro Señor, un hombre (junto con su esposa) que regularmente asistía la clase levantó la mano e hizo un brusco comentario…..”Yo no vengo a la iglesia a escuchar sobre el juicio de Dios, yo vengo a escuchar sobre Su amor. Mi Dios es amor, y eso es todo lo que me interesa”. Ese fue su último domingo con nosotros; él nunca regresó.    

Su reacción me tomó de sorpresa y yo pensé sobre eso por varias semanas. El mismo me causó aceptar la realidad que ciertamente nuestro Dios es un Dios de muchos contrastes; y por lo que al leer las Escrituras, AT o NT, nosotros podemos leer de SU increíble amor y misericordia que permitiría  a SU propio hijo morir una torturada muerte por nuestro bien y en otras páginas nosotros leemos de SU destrucción del mundo entero, de Su matanza de cientos de miles de egipcios debido a la terquedad del Faraón, y de Su orden de matar a miles de Israelitas por construir un Becerro de Oro.  

Este hombre que estaba tan molesto conmigo por enseñar acerca de los atributos del juicio de Dios representa una Buena porción de la iglesia moderna que prefieren poner a un lado el punto de vista Bíblico divino de retribución en favor de algo que se siente bien. Como yo he escuchado decir de una forma u otra de pulpitos más de lo que puedo recordar: “Dios siempre nos perdonara. Este es Su trabajo”.  

Es importante entender que esta percepción que el supuesto Dios del AT que juzga y es estricto y que ha dado camino a un Dios misericordioso y tolerante del NT es solo teología moderna y progresiva. Examina las enseñanzas de los eruditos bíblicos hace más de un siglo atrás y vas a ver gran preocupación en lo que respecta a la adoración propia; y para examinación constante que asegura que nosotros estamos esforzándonos para obtener pureza y obediencia a nuestro Señor…y esto para evadir acción disciplinaria, o peor, pérdida de la bendición de Jehová sobre nosotros. Hoy nosotros describimos sermones en el tema del juicio de Dios como siendo algo acerca del “Fuego del Infierno y Perdición”…y la mayoría de los pastores no tocan ese tema ni con un palo de 10 pies de largo. ¿Por qué? Porque los cristianos del siglo 21 no lo quieren escuchar. 

Ciertamente, como creyentes nosotros no debemos enfocarnos día y noche en el pecado. Ni nosotros debemos vivir una vida de ansiedad y preocupación por alguna ofensa imaginaria en contra de Jehová que nosotros no podemos completamente identificar…o tal vez acerca de un pecado grave que hemos cometido que nosotros vemos como algo horrible que ni la sangre de Jesús puede expiar. El deseo de evitar la furia de Dios, Su condena a una eternidad en el infierno, y a ser obediente a una culpa dirigida a una mórbida introspección que llegó a ser toda la furia en la Edad Media; mutilación propia acompañada con largas oraciones que pueden durar por horas, y la confesión de cada pecado percibido (real o imaginario) que pueda existir dentro de esa persona, gana popularidad especialmente con la mente piadosa.    .

Aun cuando todo eso era desequilibrado el mismo no era más que un desequilibrio en donde la mayoría de los cristianos modernos han llegado; y es que nosotros no tenemos nada que temer de nuestro Dios. Eso porque hemos confesado lealtad a SU Hijo, Yeshua, toda nuestra desobediencia y descuidada adoración y estilos de vida frívolos serán logrados con una guiñada e inclinación de la cabeza del Todopoderoso.   La idea siendo que ahora que nosotros hemos comprado seguro de fuego en la forma de la Salvación nosotros podemos jugar con fósforos en nuestros trajes a prueba de fuego sin importarnos nada en el mundo.

Bueno yo espero haber puesto un poco de progreso en esa clase de mentalidad peligrosa y teología falsa al mostrarle ejemplos del AT y el NT de como Jehová reaccionó severamente a la desobediencia de Sus Creyentes. Yo voy a usar algunos ejemplos que nosotros hemos escuchado anteriormente, pero debido a que probablemente no teníamos el trasfondo y contexto apropiado que los principios y lecciones intentaban enseñar los mismos estaban oscuros.

Primero vamos a examinar la historia de Nadab y Abiú el cual es relatado en los primeros versos de Levítico capítulo 10; luego compararemos eso con los recuentos en el NT de Ananías y Safíra como es dicho en Hechos 5. En ambos casos el elemento común es que Jehová toma las vidas de estas personas por haberle ofendido a ÉL. En ambos casos tiene que ver con creyentes; de hecho Nadab y Abiú eran sacerdotes…Ananías y Safira eran de los primeros discípulos de Jesús. Y en ambos casos las ofensas parecían, en la superficie, ser un poco más que una infracción de protocolo; lo menos que uno pudiera esperar de un Dios que pone tanto valor en la vida, amor, y misericordia es que pronuncie una sentencia de muerte.  

El verso 1 del capítulo 10 comienza introduciéndonos a los hijos mayores de Aarón, Nadab y Abiú. Aarón ahora estaba completamente consagrado como Sumo Sacerdote de Israel, y Nadab y Abiú estaban completamente consagrados como sacerdotes comunes. De hecho debido a la línea normal de sucesión, Nadab probablemente pudo haber sido el PRÓXIMO Sumo Sacerdote al Aarón morir.  

Se nos dice que Nadab y Abiú cada uno tomo su incensario  (sus Biblias pueden decir “censor”, el cual simplemente es una vasija diseñada a transportar una pila pequeña de carbones calientes), puso incienso en el mismo, (para crear humo) y luego ellos se lo ofrecieron a Jehová como parte de los rituales del Tabernáculo. Pero había un problema; lo que ellos ofrecieron a Jehová las Escrituras lo llama un fuego “extraño”, cualquier cosa que fuera ellos lo estaban haciendo en el momento….el mismo NO fue algo que Dios había ordenado.  

De repente nosotros vemos que el Señor lanza fuego y quema a Nadab y Abiú….matándolos instantáneamente…por haberle ofendido a ÉL. Inmediatamente Dios le da a Moisés una enigmática explicación de lo que acaba de suceder…..básicamente diciendo que lo que los hijos de Aarón acababan de hacer era una gran afrenta a la santidad de Jehová y como tal la misma no será tolerada….especialmente por los líderes del sacerdocio que deben de saber mejor que eso.   

Vamos analizar minuciosamente esto por unos minutos porque es de vital importancia entender ya que tiene que ver todo con lo que Jehová dice que es.   

Primero, lo que normalmente es traducido como “fuego”, refiriéndose a este fuego que Nadab y Abiú ponen en los censores, es en hebreo esh….y el mismo quiere decir “carbones calientes”. Por lo que ellos ponen los carbones calientes en sus censores, sus sartenes de fuego, y no una pequeña llama de fuego. Luego se nos dice que era un “fuego extraño” el que ellos usaron. En hebreo, esto es  esh zarah, y el mismo en realidad se está refiriendo al incienso en vez de al fuego mismo. Por lo que un significado más preciso de esta frase que es generalmente traducida como “extraño” o “ajeno”, puede ser:…una ofrenda de incienso ajeno ofrecida por fuego. El significado queriendo decir que había algo malo o defectuoso con la ofrenda en general que trajeron a Jehová.  

No hay un acuerdo universal entre los grandes eruditos hebreos de antigüedad ni entre los estudiosos modernos de la naturaleza precisa del defecto de esta “ofrenda de incienso por fuego” que causó las muertes de estos dos hijos de Aarón. En el Sifra, el cual básicamente es un comentario en Levítico, un sinnúmero de sugerencias nos dan a nosotros el mejor escenario posible de lo que sucedió allí.

La naturaleza de la ofensa comienza con el hecho que estos dos hombres eran sacerdotes ordenados. Ellos, por su posición de privilegio, estaban especialmente cerca a Dios, (o, en la manera hebrea de decirlo, ellos estaban “CERCA” a Dios); y por implicación, cualquier cosa que hicieran mal ellos debían de haber sabido mejor y estaban, por lo tanto, sin excusa alguna.  En unas pocas ocasiones yo les he leído a ustedes de una traducción llamada la Biblia Schocken; la misma es una traducción muy literal palabra por palabra, y como resultado puede ser difícil de seguir. En ella había un término o frase muy específico que era repetido en ocasiones cuando se refería a los sacrificios del templo y a los rituales que eran traídos a Jehová, y aquellos quienes eran autorizados a traerlos; en hebreo es la palabra kirvah; en español es la palabra “cerca”. Porque la misma específicamente se refiere a ciertos sacrificios, el significado literal es “ofrenda cercana”.  

Así que, ¿de qué se trata esto? Que significa “cerca” en su sentido más simple? Cerca, contiguo, al lado. Cerca es lo opuesto de lejos. Un familiar cercano es uno que genealógicamente es cercano a ti…..un familiar cercano de sangre. Por lo que cerca puede hablar de una asociación cercana o puede hablar de una proximidad cercana. Los sacerdotes estaban “cerca” a Dios en asociación con Él….ambos en el sentido que ellos eran sus siervos separados con obligaciones que llevar a cabo que SOLO ellos eran permitidos hacer; y a ellos se les era dado el privilegio de estar “cerca” en proximidad a ÉL al ser permitido entrar en Su morada terrenal…..el Santuario del Tabernáculo.  

Por lo que hay un principio que nosotros encontramos a través de las Escrituras que cualquiera que esta “cerca a Dios” se espera un estándar más alto que aquellos que no lo están. La razón es sencilla: tú solo puedes estar cerca del Señor si Él te da tal privilegio. Por lo tanto, en un sentido general, Nadab y Abiú no tenían lugar para cometer errores porque ellos eran los  privilegiados “siervos cercanos” de Dios. Ellos eran lo más cerca de Él.

Y mientras más cercano a la santidad de Dios uno está, mayor es la responsabilidad que uno asume debido al peligro de contaminar SU santidad que la cercanía a ÉL trae consigo. Una y otra vez Yeshua nos advierte que los maestros de la Ley que enseñan falsas doctrinas a las personas, en vez de la verdad Bíblica, enfrentan una mayor consecuencia que aquellos que ni tan siquiera conocen a Dios.

¿Cuál fue la naturaleza exacta de la ofensa de Nadab y Abiú? Nuevamente, nosotros no estamos del todo seguros. Dos violaciones parecen haber sucedido. Una es que entraron al Santuario del Tabernáculo y fueron más allá de donde se les permitía entrar. Los sacerdotes solo podían entrar al cuarto del frente, el cual se llamaba el Lugar Santo. Pero…SOLO el Sumo Sacerdote le era permitido entrar al cuarto de atrás, el cual era llamado el Lugar Santísimo. (Durante la vida de Moisés, debido a su singular posición, Moisés se le era permitido entrar al Lugar Santísimo en muchas más ocasiones que Aarón, el Sumo Sacerdote. Pero, después de la muerte de Moisés, las reglas de entrada hacia el Lugar Santísimo eran más estrictamente impuestas, y el Sumo Sacerdote solo podía ir a ese cuarto una vez al año, en Yom Kippur.)

Esta conjetura que los dos hijos de Aarón entraron al Lugar Santísimo y les fueron dado la sentencia de muerte es reforzado por una advertencia dada por Dios a Moisés concerniente a su hermano Aarón. Nosotros encontramos esa advertencia en Levítico 16; permítanme citarla para ustedes: Levítico 16:1 Habló Jehová a Moisés después de la muerte de los 2 hijos de Aarón, cuando se acercaron delante de Jehová y murieron y Jehová dijo a Moisés: “Dile a Aarón tu hermano que no en todo tiempo entre en el Santuario detrás del velo, delante del propiciatorio que está sobre el Arca, para que no muera; porque yo apareceré en la nube sobre el propiciatorio.”  

La próxima razón probablemente para el juicio de Dios sobre Nadab y Abiú es que ellos violaron la orden citada en Éxodo 30, verso 9:  

 Exodo 30:8-9 “Y cuando Aarón encienda las lámparas al anochecer, quemará el incienso; rito perpetuo delante de Jehová por vuestras generaciones. No ofreceréis sobre él incienso extraño, ni holocausto, no ofrenda, ni tampoco derramareis sobre el libación.” 

Por lo que a la mitad de camino de examinar este punto nosotros podemos ver que el gran privilegio de estar cerca de Dios, trae gran responsabilidad igual que peligro…. y más grande que consecuencia normales cuando esa responsabilidad es abrogada.

Ahora, imagínate si puedes: aquí están Aarón y sus dos hijos llevando a cabo el primer ritual de sacrificio desde que llegaron a ser consagrados como sacerdotes. En frente de los ancianos quienes rodeaban el tabernáculo, y en vista de cientos de miles de Israelitas quienes trepaban las montañas que rodeaba para tener un vistazo de este evento trascendental, Dios en Su desagrado mandó fuego, el cual instantáneamente cremó el primogénito de Aarón y su segundo hijo.

Sí la muchedumbre queda estupefacta, imagínate al pobre Aarón al ser testigo de la muerte más horrible de sus dos hijos. ¿Puedes imaginarte estando en una sinagoga o una iglesia y vas al frente con tus dos hijos a orar, y de repente sin ninguna razón aparente ellos estallan en llamas y mueren justo delante de tus ojos? ¿Qué estaba pasando por la mente de Aarón? Su tristeza y choque debió de haber sido abrumador? Su miedo y su horror deben haber sucedido cerca de un segundo. ¿Qué sucedió aquí? ¿PORQUÉ Jehová HARÍA tal cosa?  

 Profundizaremos en eso la próxima vez que nos reunamos.

Levítico Lección 11 Capítulo 8

image_pdfimage_print

Levítico

Lección 11 Capítulo 8

Al igual que los capítulos 6 y 7 eran una unidad, también lo es Levítico 8, 9 y 10. Estos 3 capítulos nos van a presentar la ordenación del primer sacerdocio de Israel. Para estar claros, todos los otros capítulos previos de Levítico, incluyendo los últimos pocos de Éxodo, establecían muchas reglas  y regulaciones para ambos la persona común Y los sacerdotes. Pero…..estos todavía no han sido llevados a cabo. Por lo que desde el comienzo de Levítico capítulo 8, ningún sacerdocio existía, solo la instrucción de como debía operar una vez fuese establecido.  

Nosotros hemos visto, comenzando en Éxodo 20 y continuando hasta Levítico 7, una estructura social compleja y precisa siendo creada; una estructura ordenada por Jehová, para el propósito de hacer a Israel una nación santa separada para EL Mismo. El trato era este: cumplir con la estructura, obedecer los mandatos y regulaciones, e Israel recibiría las bendiciones de Dios. El desobedecer, rebelarse, o sencillamente llegar a ser descuidado en el cumplimiento de las instrucciones de Dios, y las bendiciones serán removidas. La falta de bendiciones generalmente quiere decir remoción de la Tierra Prometida o la muerte.

El llevar a cabo exacto el sistema de Dios de adoración, expiación, y sociedad general era requerido…..el mismo no podía ser uno descuidado, intermitente, ni desordenado. La atención escrupulosa al detalle era ordenado por Jehová…tanto que, como dice en Levítico 7:18, “….el hombre que lo ofreciera (el sacrificio) no será aceptado”……si todo no es hecho como debe ser hecho.  

Yo estoy seguro que cada maestro del AT se le debió de haber preguntado una docena de veces ¿PORQUÉ toda esta aparente excesiva atención a los detalles? La contestación es bastante directa: la razón es porque los caminos de Dios NO son los caminos del hombre. La humanidad corrompida no tiene idea por si misma de CÓMO Jehová quiere ser adorado. Mira las variaciones de religión a religión alrededor del mundo como lo es hoy en día, en lo que respecta a procedimientos y costumbres usadas para adorar a Dios. Eso es porque estas religiones y ritos son, en su mayoría, hecho por la humanidad……ellos son el resultado del intento equivocado de concebir en nuestras propias mentes como Jehová DEBE ser adorado. Y, yo les digo, que aun hasta la llamada iglesia cristiana, la mayoría de la adoracion es hecha por el hombre….la misma sucede de la manera en que NOSOTROS preferimos….No la manera que nosotros vemos que Dios la ordena en la Biblia.     

Calvin, un gran estudiante de las Escrituras Hebreas, tenía una contestación profunda a la pregunta más común de PORQUÉ Dios era tan detallista con estos ritos e instrucciones de conducta para los Israelitas. EL dice, “Como Dios prefiere la obediencia para todos los sacrificios, Él estaba poco dispuesto que cualquier cosa permaneciera dudoso en cuanto a los derechos externos, los cuales no eran sino de gran importancia; que ellos (los israelitas) pudieran aprender a observar precisamente, y con el más cuidado exacto, cualquier cosa que la Ley ordenara, y que ellos no debían imponer nada de ellos mismos”.   

La manera antigua de hablar inglés pudo haber nublado esto para alguno de ustedes, por lo que en resumen, Calvin dice que la obediencia es la clave para nuestra relación con Dios. Y, eso debido a que el hombre (especialmente tan lejanamente removido de nuestro estado ideal) no puede él mismo de alguna manera místicamente SABER cómo conducir la vida y la adoración, entonces Dios debe enseñarles. Y, eso es para que el hombre al menos tenga una oportunidad de hacerlo correcto y no ofenda a nuestro Creador. Y, estas instrucciones detalladas están ahí para eliminar cualquier excusa del hombre de que ellos no tuvieron opción alguna de hacerlo por sus propios pensamientos, siendo ignorante de los que Dios verdaderamente espera.  

Por alguna razón, la iglesia como nosotros ahora la conocemos….la iglesia que (aceptándolo o no) es verdaderamente la versión Romana de lo que comenzó como una secta del Judaísmo Mesiánico…….Ha llegado a la conclusión que los detalles de adoración, conducta personal, las cosas de Dios que puedes o no puedes hacer y tales no importan…..que todo está enteramente a discreción del individuo de decidir por él o ella misma desde la venida de Jesucristo. Que mientras seamos sinceros en nuestros esfuerzos, eso es lo suficiente bueno. Pero que, ciertamente no hay nada en el AT o el NT que indique que COMO nosotros adoramos a Jehová y como nosotros conducimos nuestras vidas repentinamente se ha convertido de ninguna consecuencia porque el Mesías ha venido. Ni que lo “suficiente bueno” es suficientemente bueno  en lo que respecta a la obediencia a lo que el Señor ha ordenado….y ÉL no ha cambiado o rescindido ese principio.  

Cristo dice en Mateo 5:17, “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir”. Eso es, Yeshua no vino a INTERCAMBIAR la LEY por la GRACIA. En ocasiones esa palabra “cumplir” es tomada como algo que ha sido traído a un fin….que la tarea está terminada….en este caso refiriéndose a la Ley. En otras palabras, regularmente la iglesia coge como significado de la oración que, “YO no vine a destruir la Ley, sino que a finalizarla.” (El cual verdaderamente es un oxímoron). La palabra griega para fin, o terminar o completar algo es “telos”. Pero….esa no es la palabra usada aquí. La palabra usada en Mateo 5:17 para cumplir es “pleroo”. Y, pleroo quiere decir llenar con significado, hacer algo abundante, traer algo al estado de su mayor intención….casi lo opuesto de telos. Yeshua iba a tomar las leyes y mandamientos del Padre, los cuales estaban llenos de sombras y tipos, y los iba a traer a la mayor intención y propósito del cual ellos siempre  habían señalado. Y Jesús continúa diciendo en los próximos versos que cualquiera que enseñe que una pizca de la Torá está ahora de alguna manera abolida como resultado de SU venida, será considerado menor en el Reino de los Cielos.   

Por lo que, Yeshua claramente dice que a) nosotros tenemos que enterrar esta hereje idea de que la Torá está ahora de alguna manera obsoleta, y b) nosotros necesitamos reconocer que tenemos una obligación de estar preocupados, y de tener cuidado en nuestra adoración y en nuestras vidas, que nosotros sigamos los principios ordenados por Dios.  

Nosotros solo podemos saber lo que esos principios son, mirando la Torá. El NT es más sobre la vida de Jesús, y como ÉL cumplió las profecías del AT para así poder probarle a todo el mundo que ciertamente ÉL es el Mesías, que de establecer nuevas leyes y principios. ¿Por qué? Porque hubiera sido redundante….esos principios inmutables de Dios ya HABÍAN sido establecidos….en la Torá. ¿Por qué Yeshua sencillamente lo iba a repetir? Yo he escuchado algunos decir, “Bueno, sí Jesús no lo dijo, entonces nosotros no tenemos que hacerlo”. El problema es como dice el Apóstol Juan, Jesús es la Palabra….TODA la palabra, y él estaba en existencia antes de que el mundo comenzara. Y, ¿qué es la Palabra? En una forma es la Biblia….TODA la Biblia. Recuerda; cuando Juan hace claro que Jesús es la Palabra, y que ÉL es Dios y fue con Dios antes de que el mundo existiera, la Palabra escrita a la que Juan se estaba refiriendo era la Torá…o mejor lo que nosotros llamamos hoy en día el Antiguo Testamento. No había Nuevo Testamento en existencia cuando Juan (o cualquier otro escritor) puso por escrito sus epístolas.  

 Ahora, hay otro asunto que yo pienso que necesita ser tocado en este momento. Nosotros hemos pasado los últimos meses estudiando lo que comúnmente es llamado La Ley….un término que no me agrada porque es un término muy descuidado e inexacto, y nos da sin duda alguna una mala impresión. Yo prefiero que nosotros usemos la palabra TORÁ porque antes de que el idioma griego se propagara la palabra que era usada era la Torá. A veces cuando estudiamos cualquier cosa cuidadosamente nosotros nos podemos perder en un pantano de detalles, y perdemos la idea en general. Y nosotros hemos estado nadando en un pantano de detalles por un tiempo en Torah Class, especialmente en lo que concierne a Levítico.   

Por lo que vamos a parar y vamos a evaluar en donde nos encontramos; es tiempo de que nos preguntemos nosotros mismos una pregunta importante: ¿por qué nosotros los gentiles o creyentes judíos necesitamos molestarnos de estudiar la Torá y las Escrituras Hebreas….el AT? ¿Debemos nosotros seguir las leyes y mandamientos de la Torá; y si es así, cuales…o es que todos? O… ¿acaso es todo esto un ejercicio histórico, solo por la diversión de aprender? Si nosotros concluimos que nosotros DEBEMOS obedecerlo todo, o las partes apropiadas, de las regulaciones de la Ley, entonces exactamente como nosotros hacemos eso….como personas viviendo en el siglo 21 y tan lejos de la cultura que se parece lo que nosotros leemos en la Biblia? Puesto de otra manera, en los tiempos modernos, ¿qué significa para un discípulo de Cristo…particularmente un discípulo gentil de Cristo….ser un observador de la Torá, si eso es lo que debemos ser?  

Permítanme tocar por solo unos minutos el tema que muchos estudiosos temen abordar y vamos a ver si les puedo ayudar al menos con la porción de estas preguntas importantes y retadoras.  

Para comenzar, más de los 613 mandamientos y regulaciones de la Ley conciernen a rituales de sacrificio y procesos en las actividades del Templo. Como ya no HAY Templo, y no ha habido uno desde el 70 D.C., NADIE puede seguir estas reglas de los rituales completamente si quisieran.

Y, de hecho, por más que los cristianos están perfectamente alegres que no tienen que bregar con estas reglas del Templo, la mayoría de la población judía casi no puede esperar que el Templo sea reconstruido para así PODER comenzar con estos ritos. 

Aun mas, como probablemente le han enseñado en cualquiera que sea la iglesia o sinagoga a la que asistan, y como yo les he enseñado aquí, probablemente el papel PRINCIPAL de la Torá es enseñarnos a nosotros lo que es el pecado, porque la expiación es importante, y cuan complejo y serio este asunto es. El pecado es negativo, ¿verdad? Por lo que, para ver lo positivo, la Torá es, por lo tanto, también para enseñarnos lo que justicia y santidad es; ya que lo OPUESTO del pecado es justicia. Desafortunadamente, en nuestros días aquí es donde las cosas empiezan a salirse de su curso.  La iglesia occidental (Romana) dice que como el propósito de la Torá es sencillamente mostrarnos lo que es el pecado, que desde la venida de Jesús quien nos ha salvado de esos pecados, nosotros ya no tenemos necesidad de saber acerca del pecado, por lo que, la Torá y el AT, ha sido rechazado e irrelevante. El problema es este: debido a que es la Torá la que nos dice lo que realmente el pecado es, entonces la misma también es el vehículo que Dios ha usado para decirnos Su definición de pecado y justicia. Una buena analogía seria que una vez que nosotros aprendemos hablar español, ¿acaso eso quiere decir que nosotros ya no tenemos necesidad alguna para un diccionario: un libro que define el significado de las palabras? Lo mismo aplica con la Torá. Ya que es el ÚNICO DOCUMENTO que DEFINE el pecado y sus consecuencias Y sus remedios entonces nosotros necesitamos saber exactamente lo que dice….porque NUESTRA definición humana del pecado solo rara vez va con la definición de Jehová del pecado.

Por lo que, es de la Torá que nosotros obtenemos la definición de Dios del pecado y justicia….algo bueno de tener a la mano, ¿verdad?

 Lo que nosotros debemos mantener en mente es que mientras que los rituales de sacrificio de la Torá podían proveer perdón por romper las leyes de la Torá, no había NADA mágico o sobrenatural acerca de esos rituales o procedimientos. Por ejemplo, la sangre de un animal de alguna forma no llegaba a ser “sangre sobrenaturalmente accionada” cuando ese animal era sacrificado y su sangre era derramada para expiar por el pecado. La grasa y las entrañas quemadas en el Altar de Bronce no se transformaban en un humo mágico. El asunto era obediencia a Dios; el Creador y Señor del ritual. Los rituales que nosotros hemos estado, y continuaremos, estudiando por sí solo no poseen un poder inherente, ni tampoco los instrumentos de plata u oro y las vasijas usadas en estos rituales, ni lo que el sacerdote vestia, ni los animales de sacrificio, ni la tienda del Tabernáculo, etc. Por esto es que Dios dice que él prefiere nuestra obediencia en vez del sacrificio. En otras palabras, ÉL no está diciendo que nosotros tenemos una elección entre obediencia O sacrificio…..Él está diciendo que nuestra obediencia es mas importante que el sacrificio. De hecho nuestra obediencia que es el punto de todo….no el animal de sacrificio y alguna masa de cebada o trigo. Realmente el Señor pudo haber escogido cualquier cosa como el sacrificio, y ÉL pudo haber escogido cualquier procedimiento. Pero, es Su elección y  nuestro deber es obedecer.     

También es importante entender el PROPÓSITO del sacrificio; el mismo nos dio un medio para la expiación. La expiación es solo necesaria porque el hombre es inherentemente pecador,  y por lo tanto el hombre comete transgresiones en contra de Dios (en términos de la iglesia siendo pecado). Dios preferiría de nosotros la obediencia que la NECESIDAD RESULTANTE para un sacrificio DEBIDO a nuestra desobediencia. Al ÉL darnos una lista precisa de lo que está bien o mal, nosotros podemos elegir obediencia o desobediencia. Al darnos un ritual de sacrificio preciso, los Israelitas podían elegir ser obedientes y obtener expiación, o no. Obediencia a LO QUE SEA que Dios haya ordenado es de lo que se trata. Pero….no se nos ha dado licencia, porque Mesias Yeshua vino, para ahora decidir por nosotros lo que está correcto y lo que es malo. Ni para redefinir lo que el pecado y la justicia es, o para decir que es diferente para personas diferentes. La Torá era, y permanece, el documento que define lo que es correcto o malo, pecado o justicia.   

Con eso dicho la Torá NUNCA fue un vehículo diseñado para salvar a la humanidad. Pablo claramente lo dice, que SOLO Yeshua HaMashiach fue diseñado para sálvanos. Que el ser obediente a la Torá NO nos salva. Por lo que, ¿acaso eso quiere decir que la obediencia a la Torá debe ser dejado porque no nos salva?  

El trabajar todos los días y ganarnos la vida no nos salva a nosotros de que nos den caries, ¿verdad? El cepillarnos los dientes y tener una buena higiene oral, nos salva de tener una carie. ¿Así que acaso eso significa que si no queremos una carie nosotros nos cepillamos lo dientes….pero, PARAMOS de ir al trabajo porque eso no tiene nada que ver con prevenir las caries? Claro que no. Ambos son asuntos separados.

La obediencia a los mandamientos de la Torá de Dios es un asunto separado a ser salvos por fe en Jesucristo…..la obediencia a los mandamientos de Dios no nos salva sobrenaturalmente, más que confiar en Jesucristo no nos da conocimiento sobrenatural de lo que Dios ve como pecado, y lo que Él ve como justicia. El confiar en Jesus expía por nuestros pecados. Aprendiendo los mandamientos de Dios y los principios en la Torá nos permite ser obedientes, porque es la Torá la que DEFINE la obediencia y el pecado. Dios quiere la Salvación para nosotros y obediencia de nosotros….no uno o el otro.

Por lo que, Dios quiere que nosotros seamos obedientes, el cual es el propósito de la Torá; y Dios quiere que nosotros seamos salvos, el cual es el propósito de Cristo. Pero, tampoco es el propósito de la Torá ser un instrumento de juicio y condena entre los creyentes. Algunos de nosotros podemos usar Tzitzit…..otros no. Algunos de nosotros podemos comer Kosher…otros no. Algunos podemos ponernos un chal de oración….otros no. Algunos de nosotros podemos observar las Fiestas Bíblicas, otros no. Ya sea que nosotros hagamos o no algunas de estas cosas esto NO cambia nuestro estatus de ser salvos. Aunque….ahora que nosotros somos salvos, ¿no es esto una MEJOR razón de ser obedientes al UNICO que nos salvó, que cuando estábamos perdidos? Pablo lo dice de otra forma; “¡debemos pecar mas solo para obtener más gracia! ¡Claro que no¡ La falta de obediencia ES pecado.

Nosotros sabemos de muchos pasajes en la Biblia que los creyentes de antigüedad se esforzaban en obedecer la Torá. Ellos no veían nada que hiciera que la confianza en Yeshua y obediencia a la Torá como mutuamente exclusivo. Santiago el Justo le dice a Pablo en Hechos 21 “!Ves hermanos cuantos cientos de judíos hay que creen (en Mesías Yeshua), y TODOS son zelotes de la Torá!”  

Pablo dice en LBLA Hechos 24:14 “pero esto admito ante ti, que según el Camino que ellos llaman secta, yo sirvo al Dios de nuestros padres, creyendo todo lo que es conforme a la ley y que está escrito en los profetas.”

Él también dice en LBLA Hechos 25:8 “No he cometido ningún delito, ni contra la ley de los judíos, ni contra el templo, ni contra el César.”  

Yo podría continuar mostrando declaraciones similares dichas por Pablo y otros. Ellos veían la observancia a la Torá como un resultado natural de confianza en Jesús….y de entender el propósito y el significado de la Torá. La Torá y Jesús se conectan y son complementarias e inseparables.  

¿Así que, porqué estudiamos la Torá? porque la Torá nos da la definición de Dios del pecado y justicia. Sin la Torá, nosotros no tenemos idea en que consiste la obediencia. ¿Debemos obedecer las enseñanzas de la Torá? SI, porque la obediencia es lo que Dios busca en nosotros sobre todas las cosas. ¿Cómo nosotros obedecemos la Torá? ahí es donde la lucha verdadera está, pero eso es mucho de lo que trata la Torah Class…..ENTENDER la Torá, de tal forma que nosotros podamos descubrir que es lo que Jehová realmente espera de nosotros…cada uno de nosotros.  

Por lo que, vamos a continuar con nuestro estudio de Levítico.

LEER LEVITICO CAPITULO 8

Mucho de esto es territorio familiar para nosotros porque lo que está sucediendo aquí es que mucho de lo que está siendo instruido para hacer, tan temprano como Éxodo capítulo 29, ahora finalmente está SIENDO hecho. Por lo que, yo no voy a entrar en mucho detalle acerca del protocolo de las ceremonias y los rituales de consagración del sacerdocio en existencia, el cual es de lo que trata Levítico 8,9 y 10.  

En el centro del plan de Dios de salvar a la humanidad de su aprieto de pecaminosidad inherente, y por lo tanto la separación de la humanidad de Dios, es la santidad. Jehová ha estado instruyendo a Israel en lo que la santidad es, lo que la santidad HACE, y como SE VE la santidad. Junto con esto está la necesidad de Dios de comunicarle a la humanidad en que consiste la adoración PURA, y como la humanidad puede mostrar gratitud a ÉL por medio de la obediencia de todo lo que ÉL ha ordenado.  

El sacerdocio Israelita era el guardador, el guardia, y la autoridad de la Palabra de Dios…..la Torá. Era su obligación instruir a las personas en santidad y mantenerse vigilantes a las personas que se pudieran ir por mal camino. Para asegurarse que nada impuro o común viniera en contacto con lo que era santo. El llevar a cabo muchos de los rituales llamado en la Torá era solo parte de sus obligaciones como siervos de Jehová.

Como puedes ver, Dios estaba estableciendo una dinámica que estaba en contraste total con las religiones falsas del mundo; en el sistema puro de Dios, los sacerdotes eran siervos, no señores. Ellos servían a Dios y a las personas.  Ellos servían a las personas al oficiar los ritos de sacrificio que las personas eran instruidas, por Jehová, hacer para poder mantener una buena relación con ÉL.  Ellos también llevaban a cabo rituales que eran por parte, y para beneficio de la nación de Israel como un entero. Los sacerdotes se aseguraban que las personas hicieran lo que se supone que hicieran y no ofendieran a Dios; pero los sacerdotes no debían enriquecerse ellos mismos. Los sacerdotes de religiones falsas generalmente estaban entre los más adinerados, poderosos y privilegiados…..así no era que fuese para los sacerdotes Israelitas.

Ahora, nos ayudaría ver que hay un paso de tiempo entre el final de Levítico capítulo 7, y el comienzo de Levítico capítulo 8. Y aun cuando uno no se daría cuenta al leerlo superficialmente, durante el tiempo en que ocurrió el incidente del Becerro de Oro y la construcción del Tabernáculo del Desierto, mucho sucedió entre el final del capítulo 7 y el comienzo del capítulo 8. Y, el mismo va ser abordado casi inmediatamente en el capítulo 8, nosotros vemos que Aarón y sus hijos, el primer Sumo Sacerdote y los sacerdotes comunes de Israel, tenían que ser purificados para así poder asumir sus posiciones. ¿Por qué? Porque ellos eran pecadores y por lo tanto impuros. Estos mismos hombres que ahora estaban a punto de ser los siervos personales y guardianes de la Verdad, unos meses atrás voluntariamente participaron en la abominación de la construcción de un ídolo: el Becerro de Oro.    

¡Qué gran esperanza esto debe de ser para nosotros! SI Jehová acepta tales hombres pecadores como SUS propios sacerdotes, y les da la bienvenida en SU propio lugar de morada Santa….aun después de hacer una cosa tan horrible….cuanto más Él nos aceptaría a esos que han puesto su confianza en Su hijo. Aun cuando en alguna forma me da dolor decirlo, hasta ese monstruo de Yassar Arafat, el padre del terrorismo moderno, si el tuviese solo momentos antes de que su corazón termine de latir y le entregara su vida a Yeshua, el sería completamente perdonado, y parado delante de la presencia santa de Jehová.  

El capítulo 8 comienza con Moisés siendo llamado el oficiante de lo que iba a seguir: Moisés iba a ser el ordenador- de sacerdotes. Moisés iba a conducir la ceremonia de ordenación. Y, Moisés fue instruido, en el verso 3 a “reunir toda la congregación en la puerta de la tienda”. Dos cosas debemos saber: 1) “toda la congregación” NO es algo literal. La misma se estaba refiriendo a los ancianos o algún tipo de asamblea de gobierno….aquellos que representaban a todo Israel, y no va ser la última vez que veamos esto. 2ndo es el término “en la puerta de la tienda”. Este término tampoco es literal; más bien se está refiriendo a la congregación al este de la entrada hacia el Patio del Tabernáculo.

El verso 5 simplemente verifica lo que les acabo de decir de como todas las instrucciones que nosotros leímos en los capítulos anteriores fueron hechos en una fecha temprana….pero también verifica que el pueblo Israelita estaba al tanto de esas instrucciones y lo que había de suceder; porque Moisés dice, “esto es lo que el Señor dijo que hicieran, y aquí está.”  

Moisés lava Aarón y sus hijos con agua para purificarlos. Este lavado de purificación no tenía que ver con sucio y mugre…..aun cuando siendo físicamente higiénico era una pequeña parte del ritual. Más bien, la misma tenía un simbolismo similar al bautizo.  El lavado era una expresión exterior de un principio espiritual: uno tenía que ser “puro”, para ser “limpiado” de su corrupción, para así poder venir delante del Dios del Universo.  

Después que Aarón había sido lavado, Moisés viste a Aarón con el uniforme único del Sumo Sacerdote. Había 8 piezas en total que hacían la vestimenta de Aarón, 4 de ellas eran comunes para todos los sacerdotes. Nosotros examinamos estas piezas en Éxodo 28, y luego nuevamente en Éxodo 39, por lo que no lo vamos a volver hacer.  

Después del lavado, luego de vestir Aarón con su vestimenta de Sumo Sacerdote, Moisés tomó el aceite preparado de unción….aceite de olivo fino mezclado con una cierta proporción de especies (la receta fue dada en Éxodo 30)…..y ungía el Tabernáculo y todos los mobiliarios especiales que estaba en el mismo: la Menorá, el Altar de Incienso, la Mesa de la Proposición, y presumiblemente el Arca del Pacto: luego el Altar de Bronce, y el Lavatorio de agua, y finalmente Aarón mismo.

Después que el Tabernáculo y sus mobilarios, y Aarón fueron ungidos, los hijos de Aarón, los sacerdotes comunes, también fueron ungidos con aceite.  

Ahora era tiempo para algunos de los importantes rituales de sacrificio. Primero, el Hattat….la ofrenda de purificación (no te emociones si su Biblia dice , en el verso 14, “ofrenda de pecado”….esa es la representación común del Hatta’at…pero nosotros vamos a usar el término Ofrenda de Purificación en vez y esto puede ser un mejor ejemplo del porqué). Y, claro que, un toro es usado, el más costoso de todas las posibles ofrendas de animales. Y, el ritual usual es llevado a cabo: Aarón y sus hijos llevan a cabo el semichah, ellos ponen las manos en la cabeza del Toro (el cual todavía está vivo en este momento) luego es sacrificado. Como la ceremonia de consagración no está todavía completada, aunque, Aarón todavía no está autorizado a llevar a cabo las obligaciones del Sumo Sacerdote, ni sus hijos las obligaciones de los sacerdotes comunes, por lo que es Moisés el Mediador quien unta la sangre del toro sacrificado en loa “cuernos” del Altar de Bronce. ¿Por qué le pone aceite y luego sangre en el Altar y en otros artículos del Tabernáculo? Porque hasta que no fueran limpiados y purificados los mismos eran inadecuados para el servicio de Dios. Los mismos eran hechos de materiales comunes, y manufacturados por manos humanos; por lo que estaban impuro. Recuerda nuestro principio de Dios: la impureza es CONTAGIOSA. Lo que sea que toque la impureza llega a ser impuro. El Altar de Bronce y todos los otros recipientes del Tabernáculo, herramientas, artefactos de rituales habían sido infectados con impureza porque habían sido tocados por manos humanas…..manos que inherentemente son impuras, pecaminosas.

Por lo que el  Altar de Bronce ha sido consagrado y está listo para su propósito, el primer sacrificio es ofrecido sobre la parrilla de fuego: la grasa y ciertas partes de las entrañas del Toro son puestas por MOISÉS, no Aarón, en el Altar y se convierte en humo. Pero, las partes restantes del Toro, el cuero, toda su carne, todo lo demás sino que ciertas entrañas y la grasa que les rodea, es tomada a otro lugar para ser quemado. Y, ese lugar es uno con el que nosotros nos hemos familiarizado; el mismo es llamado FUERA DEL CAMPAMENTO. Y, allí en un fuego con madera común, más allá del Tabernáculo, y lejos del área donde los Israelitas estaban acampando, el Toro permanece y es quemado hasta convertirse en cenizas. Para ser exacto, ellos eran destruidos de la misma manera que uno quema la basura….ya que la ÚNICA parte del Toro para este sacrificio de Hatta’at  que servía cualquier propósito, era las entrañas y la grasa, el Helev, que le rodeaba.  

Luego, un carnero que sea al menos un año de edad, es traído. Aarón y sus hijos ponen sus manos en el carnero, identificando a ESTE carnero como el que es traído a Dios para el Hatta’at Y para simbolizar la transferencia de su culpa, su pecado, sobre esta inocente oveja….y la misma es sacrificada. La sangre del carnero es recogida, roseada en todos los lados del Altar de Bronce, y luego (a diferencia del Toro), la cabeza del carnero, la carne, las entrañas, la grasa….casi todo el carnero entero….era quemado. Y nosotros somos recordados nuevamente del propósito de quemarlo….para crear humo. Torá quiere decir “instrucción”. El método más común para instruir es repetición, por lo que no debe ser sorprendente que como el Torá es un documento con la  intención de enseñar a Israel acerca de la santidad, el pecado, y la expiación, que se repita una y otra vez, que la ofrenda de holocausto es para el propósito de crear humo el cual es una fragancia agradable para Jehová.   

Inmediatamente seguido del sacrificio del carnero, un segundo carnero es traído adelante, y Aarón y sus hijos llevan a cabo un seminchah. Pero, ahora el rito cambia; Moisés toma un poco de la sangre del carnero y la unta en la oreja derecha de Aarón, el pulgar derecho, y el dedo grande derecho del pie. ¿Cuál es el significado de esto? Más tarde en Levítico (en el capítulo 14) nosotros vamos a entrar en las leyes y los rituales del Tzara’at…eso es, los rituales para tratar con las enfermedades de la piel (en ocasiones puestas juntas y etiquetadas erróneamente como lepra), porque estas enfermedades de la piel eran una forma MUY seria de impureza ritual. Y, esto era porque las enfermedades de la piel eran grandemente temidas, y típicamente altamente contagiosas. Es por esto que los Israelitas que contraían una enfermedad de la piel eran puestos afuera del campamento…ellos eran separados y puestos en cuarentena. Una enfermedad de la piel era probablemente LA forma exterior más visible de impureza que una persona podía tener. Ahora, por favor tomen nota de esto y vean la importante conexión: yo les he presentado a ustedes el principio que la impureza es CONTAGIOSO. Aquí en Levítico 8:23, nosotros vemos esa parte del procedimiento de purificar a Aarón y a sus hijos de su impureza, para que ellos pudieran convertirse en sacerdotes para Dios, es lo mismo que el procedimiento para purificar a una persona de su estado de impureza debido a que contraerá una enfermedad altamente contagiosa de la piel. Ves, normalmente nuestro estado impuro, nuestro estado de pecado, es interior. El mismo no es visible externamente a otros. Esa era la condición de Aarón y sus hijos, el cual era la misma para toda la humanidad. Ellos eran impuros en sus pecados….pero exteriormente, no había ninguna señal. Aunque, Dios lo ve en Aarón, al igual que lo ve en nosotros, y en la humanidad.  

Nosotros no podemos visiblemente ver nuestro pecado inherente o el pecado inherente de otros.

La Palabra nos advierte que el hombre mira lo externo, pero Jehová mira lo interno. Una enfermedad de la piel es algo que nosotros PODEMOS ver, pero nosotros no podemos saber la condición del corazón de alguien. Y, al igual que el hombre puede detectar una enfermedad de la piel a una milla de distancia, Dios puede detectar la condición pecaminosa de nuestros corazones. Las enfermedades de la piel son simbólicas a la impureza. Recuerda como Dios hizo poner a Moisés su mano dentro de su manto, y cuando la sacó afuera, estaba blanca con una enfermedad de la piel. Jehová le demostró a  Moisés, por medio de una enfermedad de la piel temporera, la verdadera condición de Moisés, internamente; ante los ojos de Dios, Moisés estaba impuro. Luego, el hizo que Moisés volviera a poner la mano en su manto, y  cuando la sacó, estaba limpia. Entre los hombres, no hay manera de transformar eso que es Impuro en algo que es puro. Entre los hombres, la impureza solo puede procrear más impureza. Solo Dios puede hacer lo que es impuro, puro. 

 Pero, algo adicional es revelado en este rito de consagración: al igual que el aceite unge tanto a Aarón y el Altar, también es la sangre aplicada a Aarón y  al Altar de sacrificio. Una unión orgánica, inseparable, es hecha entre el sacerdocio y el sacrificio; por medio de la sangre del Altar, Aarón y sus hijos son ordenados para ofrecer sacrificios EN el Altar. Con el tiempo, la sangre de uno que va ser llamado nuestro Sumo Sacerdote en el Cielo”, será usada COMO la sangre de sacrificio; la sombra y tipo del sacrificio de sangre y la conexión del Sumo Sacerdote que nosotros vemos aquí en Levítico, es traída a su mayor intención cuando Jesucristo actúa como nuestro Sumo Sacerdote y Su sangre se convierte en la sangre de sacrificio……una vez y por toda para toda la humanidad que va a confiar en Él.   

En el verso 26 continúa la ordenación y el rito de consagración, y nosotros vemos un procedimiento que nos debe de sonar familiar; nosotros vemos una ofrenda de grano siendo presentada. Y, esta ofrenda de grano, Minchah, la cual normalmente es presentada en cualquier ceremonia de ofrenda como UNA de varias, diferentes, pero como métodos aceptables de preparar el grano (sin levadura, con levadura, cocido en una plancha, horneado en un horno, hecho en forma de torta, etc.) es aquí ofrecida en 3 formas: como una torta sin levadura el cual era cocido en una plancha, y luego una torta empapada con aceite que sería horneada en un horno, y finalmente una oblea. Y, estas son puestas en las manos de Aarón y sus hijos, sobre un poco de grasa del carnero, y las mismas son presentadas al Señor por medio del procedimiento que acabamos de aprender en el capítulo anterior: en hebreo, es Tenufah. Nosotros lo llamamos una Ofrenda de Movimiento. Y es que, el material es levantado, por encima de los hombros, por el devoto, y luego se mueve hacia delante y hacia atrás en un movimiento de oleada. Después de eso, Moisés toma el sacrificio fuera de las manos de Aarón y sus hijos y los pone en el Altar de Bronce, y el mismo es quemado y convertido en un aroma agradable.    

Date cuenta también que la pechuga del carnero es ofrecida en un Tenufah, una ofrenda de movimiento, por Moisés, y la misma no era quemada en el Altar; más bien, Moisés se quedaba con ella como su porción para ser ingerida como alimento.  

Ahora, como final a la consagración de Aarón y sus hijos, una mezcla de un aceite especial de unción y la sangre de sacrificio eran roseadas en ellos Y en sus ropas. La consagración era completada. Aunque, NO tomaría efecto hasta que un periodo de tiempo pasara: 7 días.

Nosotros obtenemos otro principio importante aquí: impureza….corrupción….puede suceder en un instante pero el convertirse puro toma tiempo. ¿Cuál es el significado preciso del periodo de 7 días? Es difícil saber. Pero, nosotros sí sabemos que también es exactamente el mismo periodo de tiempo que una persona que ha tenido una enfermedad de la piel, pero ahora es diagnosticado como siendo puro….que es, sanado….debe todavía permanecer aparte de todo el resto. Aarón y sus hijos fueron consagrados, pero tenían que permanecer adentro de las instalaciones del Tabernáculo por 7 días más antes de que pudieran comenzar el servicio.   

No concluyamos el capítulo 8 hasta que no estemos claros de los principios establecidos aquí que van a continuar hasta el restante de la Biblia; y el principio principal es que el pecado es universal, y el mismo contamina todo lo que toca….el mismo es CONTAGIOSO.  

Las raíces del pecado van profundamente hacia el mundo y hacia la humanidad. Después de la caída en el Jardín del Edén, la humanidad llegó a ser incorregible. Salmos 14:3 dice “Todos se desviaron, a una se han corrompido; no hay quien haga lo Bueno, no hay ni siquiera uno.

Nosotros, a estas Alturas, debemos de reconocer que la Torá no tiene un remedio para el pecado “de una vez y por todas”. Y, si, hay sacrificios que permiten que los pecados del individuo sean perdonados. Hay hasta sacrificios, los cuales por un tiempo permitieron que la naturaleza pecaminosa del hombre fuera cubierta para que el acercarse a Dios fuera posible. Pero aun el Sumo Sacerdote no era diferente a ningún otro hombre en lo que respecta a su naturaleza pecaminosa y en su inclinación a cometer pecados.    

Pablo hace claro en Hebreos (particularmente en los capítulos 5-10) que aun cuando trataran, los sacerdotes no podían remover la naturaleza pecaminosa del hombre…porque la Ley, la Torá, nunca fue diseñada para ese propósito. Fue solo Cristo con Su sacrificio expiatorio que removió la naturaleza pecaminosa de aquel que confiaba en Él, al menos ante los ojos de Dios. Y, cuando Pablo dice que Cristo es mejor que la Ley, era en este sentido que el quería decirlo…que Cristo podía hacer lo que la Ley no podía: Él podía salvar. Aunque eso no era porque la Ley, la Torá, falló, fue porque era el propósito de la Ley mostrarle al hombre lo que el pecado y la justicia es, no para salvar al hombre de sus pecados. Ese era el trabajo de Cristo.   

6355 N Courtenay Parkway, Merritt Island, FL 32953

Copyright © 2022 Seed of Abraham Ministries, Inc
All Rights Reserved | Copyright & Terms