Exodo Lección 28 Capítulos 28 y 29

Éxodo

Lección 28 Capítulos 28 y 29

Nosotros terminamos parcialmente el capítulo 28 la semana pasada y estábamos entrando en la vestimenta de los sacerdotes Levitas. Discúlpeme por ser repetitivo, pero nosotros tenemos que recordar que fue la tribu de Levi la que fue separada como la tribu sacerdotal de Dios. Pero aun cuando usamos la designación general de la tribu de Levi como la “Tribu Sacerdotal” eso NO quiere decir que todos los Levitas eran sacerdotes. Mientras que TODOS los miembros de la tribu de Levi debían estar envueltos en el servicio para el Tabernáculo de una manera u otra, y más tarde el Templo, solo algunos de los Levitas debían ser sacerdotes reales (queriendo decir aquellos que oficiaban en los rituales de sacrificio) con el resto siendo equivalente a trabajadores de cuello azul que hacían varias tareas necesarias alrededor del Tabernáculo como limpiar o servicio de guardia. Asi que aun cuando nosotros tendemos a propagar el término “Sacerdotes Levitas” solo unos cuantos Levitas llegaron a ser sacerdotes y eso estaba determinado solamente por cuál de los clanes dentro de la tribu de Levi ellos habían nacido. El Sumo Sacerdote estaba supuesto de venir SOLO de los descendientes de Aarón, y luego solo de la línea que decendía del hijo de Aarón, Eleazar. Con eso dicho, eso no fue lo que realmente siempre sucedió.

Ahora, seguimos con el Sumo Sacerdote, cuyas vestimentas eran diferentes de los otros sacerdotes.

Vamos a leer Éxodo capítulo 28.

LEER ÉXODO CAPÍTULO 28

Trabajando de adentro hacia fuera, el Sumo Sacerdote, al igual que el sacerdote más bajo, debía usar calzoncillos, calzoncillos muy parecidos a calzoncillos largos. Usualmente esta ropa interior comenzaba desde la cintura hasta la rodilla. De color blanco, su propósito era doble: 1) para mantener un grado alto de modestia. Muchos de las religiones paganas de esos días hacían que sus sacerdotes sirvieran a sus dioses desnudos, o ellos usaban algo muy sensual y erótico. 2) el mismo servía el mismo propósito sanitario que nuestras ropas íntimas hacen hoy en día. La vestimenta exterior del Sacerdote no podía ser defecado por condiciones de la carne, normal o anormal. Si las mismas eran, tenían que ser lavadas cuidadosamente, y eso era una gran tarea.

Sobre los calzoncillos llevaba una túnica, usualmente erróneamente llamada una capa en algunas traducciones de la Biblia. De acuerdo a Flavio Josefo, la túnica era bastante ajustada, y comenzaba desde el cuello hasta los pies. Al igual que los calzoncillos, estaba hecha de lino blanco. Generalmente, la única parte de la túnica que podía ser vista era 3 o 4 pulgadas de la misma, alrededor del área de los tobillos.

Sobre la túnica había un manto color azul. El mismo era necesario que fuera sin costuras, y por lo tanto tenía una raja por donde meter la cabeza del Sumo Sacerdote, y tenía dos rajas más en los lados para las manos. Alrededor de la parte baja del vestido, el dobladillo, había granadas azules, violeta, y rojas, la cual alternaban con pequeñas campanas de metal, hechas de oro. Esta manta azul comenzaba desde su cuello hasta solo debajo de sus rodillas.

Luego, el Sumo Sacerdote se ponía su efod. Era un vestido de dos piezas, parte del mismo cubriendo el pecho, la otra parte su espalda. A veces el efod se confunde con el pectoral; esto sucede porque en ocasiones AMBAS eran llamadas efod….yo supongo que era porque ambas trabajaban juntas. Para ser exactos, el efod era a lo que el pectoral estaba pegado. El mismo estaba bordado con lanas de lino azul, violeta y rojo. La parte del frente y la de atrás eran piezas separadas, las cuales estaban unidas por una correa trenzada que caía sobre los hombros.

Dos piedras onyx estaban pegadas a las correas (cintas) trenzadas de los hombros. Cada piedra estaba grabada con los nombres de las 6 tribus de Israel.

Sobre, y pegado al, Efod estaba el Pectoral….también llamado Pectoral del Juicio. Este era un accesorio muy interesante. El mismo era cuadrado, tenía un bolso, y 12 piedras preciosas de varias clases eran puestas en el mismo, cada una grabada con el nombre de una de las tribus de los Israelitas. Adentro de la bolsa había dos piedras bien misteriosas, llamadas Urim y Tumim.

El Sumo Sacerdote se ponía un turban, llamado una mitra. Y, en el turban, alrededor de su frente, él se ponía una corona de oro puro (en algunas versiones dice lamina de oro puro) con las palabras “Santidad a Jehová” inscritas en la misma.

Ahora, que hemos tomado un vistazo rápido al uniforme especial del Sumo Sacerdote, vamos a retroceder y vamos hablar acerca de algunos aspectos especiales de varios de estos artículos de ropa. El Efod es bastante interesante, ya que contiene los nombres de todas las tribus de Israel, y es puesto sobre el corazón del Sumo Sacerdote. Cada piedra preciosa en el Efod tenía el nombre de UNA tribu de Israel inscrita en la piedra: 12 piedras, 12 nombres. Contrariamente, las dos piedras más grandes en las cintas (correas) de los hombros en el Efod, juntas, cargaban todos los nombres de las tribus…..6 nombres en uno, 6 nombres en otro. Las 12 piedras diferentes y separadas indican que cada una de las 12 tribus tenía una identidad de tribu única y separada. Las dos piedras grandes de los hombros indicaban que Israel es realmente dos grupos, más tarde van a ser llamadas casas….las dos casas de Israel, Efraín y Judá. Asi que, por medio de estas dos diferentes piedras del Efod, nosotros realmente vemos la naturaleza de 3 pliegues de Israel: 1) Todo Israel, 2) las Dos Casas de Israel, y 3) las tribus individuales de Israel.

Parte del Efod era una bolsa llamada el hoshen que contenía las dos piedras que eran usadas para el proceso de toma de decisiones: el Urim y el Tumim. Ahora, la manera exacta en que estas dos piedras eran usadas es un misterio. Aunque hay algunas características acerca de ellas que nosotros podemos conocer. Por ejemplo, las piedras estaban contenidas adentro, y consideradas parte del, Efod completo….eso es el efod y el Pectoral. El Pectoral también era llamado el Pectoral de Justicia o Juicio, o en hebreo “hoshen ha-mishpat”. Yo espero que ustedes recuerden nuestra lección sobre las palabras “juicio”, y “justicia”, el cual en hebreo es “mishpat”. Lo primero que debemos tener en mente es que no debemos tomar el uso de la palabra juicio, aquí, como generalmente queriendo decir castigo o ira. Mishpat NO quiere decir castigo. Nosotros los de la iglesia hemos sido generalmente enseñados a pensar del uso Bíblico de la palabra “juicio” como algo que quiere decir consecuencias negativas por algo que la humanidad ha hecho mal…un castigo divino. En otras palabras nosotros NO debemos pensar del Pectoral como el Pectoral de Ira.

Mishpat en su sentido más literal quiere decir “justicia”; asi que Pectoral de Justicia o hasta Pectoral de la Voluntad de Dios es probablemente mejor representación de acuerdo a la manera en que la mente de nuestra cultura occidental del siglo 21 piensa de esas dos palabras. Y con todas las tribus de Israel representadas en este Pectoral la idea es que Dios va a tratar con Israel de acuerdo a SU sistema de justicia.

Ahora en lo que respecta del Urim y el Tumim uno de los aspectos más maravillosos de estos dos objetos está escondido de nosotros si no entendemos hebreo. Urim quiere decir “luz” y Tumim significa “perfección” o “realización” (técnicamente, estas dos palabras son plural, son las luces y realizaciones o perfecciones). Luz y perfección son quizás las dos cualidades más reconocibles del Dios Todopoderoso. Pero el mismo va más a fondo. Uno de los títulos dados a Jehová en el Nuevo Testamento, uno del cual nosotros estamos todos muy familiarizados con, es el “Alfa y el Omega”, el principio y el fin. Esto viene de la idea que en el alfabeto griego, el Alfa es la primera letra, y el Omega es la última…en español es como decir a A y la Z. pero, este concepto de “Alfa y Omega” era difícilmente una revelación del Nuevo Testamento. Ya que, aquí en Éxodo, la primera letra de la palabra Urim es la letra hebrea “Aleph”, el cual es la primera del alfabeto hebreo. Y, la primera letra de la palabra Tumim es la letra en hebreo “Tav”, el cual es la ÚLTIMA letra del alfabeto hebreo. La Aleph es el equivalente en hebreo de Alfa, y el Tav es el equivalente a Omega…..Alfa-Omega, Aleph-Tav. Asi que, el Urim y el Tumim representan la parte de la misma naturaleza de Dios…..el primero y el último.  

El Urim y el Tumim eran aparentemente usados en toma de decisiones por medio del cual una elección entre dos opciones necesitaba ser tomada. Pudiera haber sido “una o la otra” tipo de elección, o un “sí o no”. Nosotros solamente leemos de 3 o 4 lugares en el Antiguo Testamento donde el Urim y el Tumim son específicamente mencionados como medio de tomar decisiones. Aunque, nosotros también obtenemos unas pocas referencias más que parecen indicar el uso de estas dos piedras, aun cuando no son mencionadas por nombre porque los pasajes Bíblicos dicen que una decisión fue alcanzada por medio del Efod….el cual incluye el Pectoral y la bolsa que aguantaba el Urim y el Tumim. No había ningún otro medio de tomar decisiones con el uso del Efod y el Pectoral, que no fuera usando el Urim y el Tumim.   .

También parece que después del tiempo del Rey David el Urim y el Tumim no fueron usados más. Hay implicaciones que aun cuando el Urim y el Tumim estaban todavía disponibles ellos dejaron de funcionar como antes y el Sumo Sacerdote determinó que la voluntad de Dios ya no estaba reflejada en ellos. Hay un desacuerdo de si el Urim y el Tumim eran tan siquiera parte del uniforme del Sumo Sacerdote en el tiempo de Yeshua.

El punto es que el Pectoral carga consigo un enorme simbolismo profético que esos hebreos dirigidos por Moisés solo apenas pudieron haber entendido, si acaso; y era que la naturaleza de luz y perfección de Dios es la misma esencia de SU Sistema de justicia. Y que la justicia de Dios es aplicada A Israel, y será traída a toda la humanidad A TRAVÉS de Israel. Si tu recuerdas nuestra lección de la pablara Mishpat también vas a recordar que yo les dije que al Dios introducir Su sistema de justicia en Éxodo 21 EL lo llama Su Mishpat. Y que SU sistema de justicia fue trazado para producir redención y salvación. Nosotros tenemos una palabra que comúnmente usamos para este proceso y la misma es “EL Evangelio”. El Pectoral pudiera ser caracterizado, bastantemente correcto, como siendo el Pectoral del Evangelio…..ya que incorpora el concepto de la justicia de Dios, la luz y la perfección de Dios, e Israel como una nación a través del cual Dios va a justificar a toda la humanidad. Y claro que llega a ser que la nación de Israel va producir un Israelita muy especial, Jesus de Nazaret, que era la piedra angular para la justicia de Dios.

Otro artículo interesante que el Sumo Sacerdote usaba era esta “corona”…..una banda dorada que era aguantada con un hilo. Esta banda iba justo en la línea de la ceja, en su frente. Y, leía “Kodesh Yehoveh”…..el cual quiere decir Santidad para Jehová, o separados para Jehová. El Sumo Sacerdote era el representante de Israel delante de Dios. Sobre los hombros del Sumo Sacerdote descansaba la aceptación o el rechazo de todo Israel. ¡Cuánta responsabilidad!

Como nosotros vamos a ver brevemente en la consagración y ceremonia de dedicación de Aarón y los otros sacerdotes el concepto de “sustitución” en el Sistema de justicia de Dios es hecho bastante claro y es demostrado en el Sumo Sacerdote. Cuando el Sumo Sacerdote va hacia el Lugar Santísimo en Yom Kippur, el Día de Expiación, el carga sobre él TODOS los pecados de Israel cuando él se acerca a Dios y hace expiación. Las vestimentas usadas por el Sumo Sacerdote hablan de él como sustituto para todo Israel (aun cuando, interesantemente, en Yom Kippur él se pone SOLAMENTE un atuendo de ropa de lino fino para entrar al Lugar Santísimo en vez de su ropa resplandeciente que usa normalmente). Y el animal de sacrificio cuya sangre el Sumo Sacerdote (cohen ha-gadol) carga y rosea en el Propiciatorio carga consigo la muerte sustituta que nos pertenece a nosotros. Aun más es SU sangre que fue derramada y por la cual la expiación fue alcanzada. Asi que Yeshua es AMBOS el Sumo Sacerdote y el animal de sacrificio.    

Yo quiero que por favor ustedes entiendan que esto no es una alegoría la que yo les estoy diciendo, o alguna ilustración bonita haciendo una comparación entre Cristo y el Sumo Sacerdote de Israel. El Sumo Sacerdote era la sombra de lo que iba a venir….Yeshua…..y las vestimentas especiales que el Sumo Sacerdote usó dicen la historia de cómo la expiación y la redención iban a trabajar.

Vamos a continuar con el capítulo 29.

LEER EXODO CAPÍTULO 29

Permíteme decir algo que yo mencioné hace un tiempo atrás: lo que nosotros estamos siendo testigo en estos últimos capítulos NO es Jehová alterando los principios de la religión de los hebreos para hacerlo diferente de esos principios que ÉL había enseñado a Adán y Eva, Noé, Abraham, y otros; ni tampoco ÉL está cambiando el sacerdocio hebreo de una clase o propósito para otro. Justo hasta este momento en la historia Israel NO tenia sacerdocio, y su religión hasta este momento consistía mayormente de lo que ellos habían aprendido, y estaba alineado con, el sistema religioso egipcio. Más bien lo que Dios está haciendo es continuar con el proceso de separar a Israel (paso a paso) de los caminos de un mundo corrupto…..es este espectacular caso, ese mundo era Egipto…..y estableciéndolos como un pueblo completamente separado, con una religión completamente diferente, y en una nación propia.

Y aun cuando ellos estaban ciertamente en el proceso de llegar a ser una nación completamente única su propósito como nación era ser también establecido; y ese propósito era servir a Jehová. Y ese servicio seria enseñado y enfocado por medio del poderoso Sacerdocio que justo en este momento estaba llegando a formarse con Aarón como cabeza….su Sumo Sacerdote……su cohen ha-gadol.

Alguno de los rituales que nosotros vemos que ocurren aquí en el capítulo 29 son acontecimientos que suceden una vez, ya que lo que está siendo descrito es la ceremonia para consagrar el establecimiento del sacerdocio. La ceremonia de consagración que toma la mayor parte de este capítulo es como el corte de cinta para un nuevo barco o la inauguración de una nueva avenida…..o la ratificación de una constitución nacional….por diseño, la misma se supone que ocurra solo una vez. Aunque también algunos rituales en curso están siendo establecidos también, aun cuando no sean hechos precisamente en la misma manera en la que son llevados a cabo en la ceremonia de consagración.

La primera cosa que debemos saber es que la consagración de Aarón y el sacerdocio debía ser publica….la misma no era una ceremonia secreta. Secretos en la economía de Dios generalmente no es compatible con luz y verdad. Las personas pudieron observar y se les explicó lo que estaba sucediendo y quién estaba involucrado. La 2nda cosa a saber es que lo que estamos leyendo en estos capítulos es SOLO lo que Dios le está instruyendo a Moisés que haga. Moisés está TODAVIA en la cima del Mt. Sinaí por lo que la narrativa que hemos estado leyendo desde el capítulo 24 es solo Dios siendo citado mientras ÉL instruye a Moisés. En unos cuantos capítulos más, y DESPUÉS de la venida del incidente del becerro de oro, LUEGO todas estas instrucciones van a realmente ser establecidas para que entonces puedan ser llevadas a cabo.

Después que Dios le dió a Moisés una corta lista, en los versículos 1-3, de los animales y alimentos que debían de ser sacrificados como parte de la ceremonia de consagración, Moisés es instruido a traer a Aarón y a sus 4 hijos al Atrio Exterior del Tabernáculo….en frente de (pero no adentro) del santuario. Y la primera cosa que Moisés debe de hacer es lavar a Aarón y a sus hijos con agua. Hemos vistos sacrificios ocurriendo desde Adán y Eva; pero, este es el comienzo del ritual de lavado con agua que va a ser parte integral del sistema Levítico y una característica central de la nueva vida de Israel. Asi que, no nos apresuremos…..ya que hay una enseñanza importante enterrada aquí que va a resurgir mas tarde.

Moisés, como líder de más alto rango en Israel…..y por lo tanto, ante los ojos de Dios, de la humanidad, fue instruido por Jehová a humillarse el mismo y lavar a los sacerdotes. Los sacerdotes eran considerados un rango menor que Moisés en autoridad……aun Aarón estaba en un rango más bajo de autoridad. Pero aquí, estaba este poderoso hombre, el único hombre que alguna vez había hablado con Dios cara a cara, reducido a ejecutar una tarea que usualmente solo mujeres o sirvientes hacían….lavando a otros. Esto debió de haber sido un espectáculo impactante para el pueblo de Israel que vivía en un mundo donde las clases sociales a las que tú pertenecías lo eran todo. La idea de que tu líder supremo se encorvara abajo y lavara los pies de una persona de menor rango era algo inimaginable.

¿Ahora, era acaso aquí la idea era humillar a Moisés? ¿Era este el punto para hacer que Moisés lavara a los sacerdotes? No. La idea tenía que ver con que todos los sacerdotes fuesen preparados y consagrados para el servicio de Jehová, pero primero tenían que estar limpios de todo pecado ante los ojos de Dios…..y, el método que Dios estableció para lograr esto incluía el ritual de lavado. Aun cuando, ciertamente había importancia en Moisés hacer el lavado; ya que demostraba que la purificación de las personas solo podía ocurrir de lo alto, como un acto de amor y misericordia.

Ahora, date cuenta de esto. Cientos de años más tarde la Biblia nos va mostrar una repetición de este mismo incidente acerca de Moisés lavando a los sacerdotes; pero esta vez será en el Nuevo Testamento, en la Epístola de Juan, cuando Jesús lava los pies de sus discípulos. Yeshua, el líder más alto…..Jesús el Maestro…..Jesús, Dios encarnado…..se humilla ÉL Mismo como siervo. Pero, PORQUÉ ÉL está haciendo eso…. ¿cuál es el significado de tal acto? En mi opinión esta es la ceremonia de consagración para el NUEVO sacerdocio espiritual. Al igual que fue Moisés el Mediador quien actuó de parte de Dios para establecer el sacerdocio terrenal, físico asi mismo Yeshua el Mediador estableció el sacerdocio celestial espiritual construido en fe en ÉL.

Escucha a uno de los muchos pasajes del Nuevo Testamento que yo creo confirma mi conclusión en este asunto:

NASB 1 Pedro 2:1 Por tanto, desechando toda malicia y todo engaño, e hipocresías, envidias y toda difamación, 2 desead como niños recién nacidos, la leche pura de la palabra, para que por ella crezcáis para salvación, 3 si es que habéis probado la benignidad del Señor. 4 y viniendo a EL como una piedra viva, desechada por los hombres, pero escogida y preciosa delante de Dios, 5 también vosotros, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

Primero, debido a tanta falsa enseñanza corriendo por ahi frenéticamente en el movimiento de las Raíces Hebreas, date cuenta que los Creyentes NO se han convertido en el nuevo sacerdocio físico y terrenal; remplazando a los Levitas Hebreos. Más bien es el elemento espiritual al que se está siendo dirigido; es desde el punto de vista espiritual como dice el verso “una casa espiritual para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales….”

Segundo, recuerda todos aquellos que siguen a Cristo, todos los discípulos del Mesías son sacerdotes. Nosotros, en este salón…..gentil y judío…..que hemos entregado el señorío de nuestras vidas a Yeshua somos Sus sacerdotes…o como la Biblia lo llama, un Reino de sacerdotes o una casa santa de sacerdotes. Yo no tengo absolutamente duda alguna en mi mente que los confundidos y desconcertados discípulos de Jesús no podían hacer la conexión entre lo que Yeshua estaba haciéndole a ellos al lavarle los pies, y lo que Moisés hizo 1300 años antes cuando lavo a Aarón y a sus hijos. Moisés al consagrar a Aarón y a sus hijos como el primer sacerdocio de Israel al ser lavados con agua fue una sombra y un tipo de lo que Jesus estaba haciendo cuando EL consagró a Sus discípulos como la orden especial de sacerdocio para el ideal espiritual y celestial de Israel; los sacerdotes que servirían el Reino espiritual de Dios. Y, naturalmente, Jesús desempeñó esta consagración en la misma manera que Moisés lo hizo….en Su papel como Mediador al ÉL desempeñar el ritual de lavado a esos que serían sacerdotes.

Lo que Yeshua HaMashiach hizo en aquel día fue mucho más poderoso y tenía un significado mucho mayor que simplemente Su muestra como ejemplo que el maestro debe ser un siervo humilde y modesto para Su pueblo, como usualmente es la única enseñanza que recibimos de ese evento. Si nosotros no sabemos y entendemos la Torá, el Tabernáculo y el sistema de sacrificios, el verdadero y profundo simbolismo de Jesús lavando los pies de Sus discípulos pasa desapercibido. Es irónico que dentro de este mismo párrafo que dice que los discípulos de Yeshua de un sacerdocio espiritual, también nosotros tenemos esta instrucción: Por tanto, desechando toda malicia y todo engaño, e hipocresías, envidias y toda difamación, 2 desead como niños recién nacidos, la leche pura de la palabra, para que por ella crezcáis para salvación,

¿Te diste cuenta de eso? Es por medio del estudio de la Palabra de Dios que nosotros crecemos en respecto a la salvación. No es que el leer la Palabra nos trae salvación; es que una vez somos salvos la Palabra se convierte en nuestra fuente de crecimiento EN nuestra salvación. La única Palabra que existía en esa época era lo que nosotros llamamos el AT, los primeros 5 libros que son la Torá. Que error más trágico la iglesia ha hecho hace tanto tiempo atrás en declarar el AT obsoleto y de ningún valor para los creyentes. Ya que Pedro claramente dice (al igual que Jesús, Pablo, Juan y otros) que las Escritura del AT es lo que nosotros debemos continuar estudiando para asi poder encontrar la verdad para crecer nuestra fe y conocimiento. Esto sin duda alguna no implica que el NT esta defectuoso o algo menos; sino más bien es decir que el AT es tan válido e importante como era en tiempos de antigüedad. Y con el regreso de Israel como nación de los judíos (un peldaño profético) el AT ha resurgido como Escritura de importancia crítica en lo que respecta a nuestros tiempos.

Como yo les mencioné anteriormente esta ceremonia en Éxodo 29 de Moisés lavando a los sacerdotes era de una clase de trato que ocurría en una ocasión. De aquí en adelante, ni Moisés ni nadie más lavó a los sacerdotes….sino más bien cada individuo fue encargado de hacerse el ritual de lavado ellos mismos. Ahora el principio que Dios estaba demostrando por medio de SU establecimiento de este ritual de lavado era regeneración. Ese es el principio que nosotros debemos ser hechos de forma diferente, regenerados, para asi poder ser limpiados del pecado delante de Dios. Los hebreos tenían que hacer estos lavados innumerables veces a través de los siglos, porque cada ritual de lavado tenía un efecto, el cual era solo temporero en su naturaleza. El ritual de lavado era requerido debido a una lista inmensa de razones, las cuales nosotros vamos a cubrir en unas cuantas semanas.

Luego de lavarse Aarón y sus hijos debían ponerse las vestimentas especiales de sacerdote que Dios había instruido que fuesen hechas para ellos. Sus ropas viejas representaban lo que ellos ERAN. Su ropa nueva representaba quienes ellos ahora SON, delante de Dios. Luego los sacerdotes son ungidos al tener un aceite de unción especial cargado con especies costosas, un líquido a base de aceite de oliva, derramado sobre ellos. De hecho, nosotros vamos a encontrar más tarde en Levítico, y aun más tarde en el Talmud, que había una cierta manera en la cual esta unción debía ser hecha. El aceite debía ser derramado sobre sus cabezas en bastante cantidades que no solo corriera por sus caras y goteara por sus barbas, sino que fluyera hasta la bastilla de sus vestimentas. No solo esto era extremadamente sucio pero por tradición el aceite era derramado primero de derecha a izquierda, luego de un lado para otro, en forma de una cruz. ¡Qué tal eso para simbolismo profético! Esta unción de aceite santo era simbólico y profético de Pentecostés; esa época cuando el Ruach HaKodesh, el Espíritu Santo, podría hacer posible la unción del hombre por el sacrificio de Yeshua en la Cruz.  

Al nosotros continuar moviéndonos a través de todos estos procesos de rituales en Éxodo y Levítico presta atención como el acto físico del AT es siempre profético y simbólico de la realidad espiritual del NT. Eso es, los rituales del AT eran enseñanzas, demostraciones, copias y sombras, de lo que la realidad futura espiritual sería. Pero vamos a ser claro: las mismas eran también real y eficaz. Ellas hacían exactamente lo que se suponía que hicieran.  

Comenzando en el versículo 10, una serie de sacrificios son ordenados, oficiados por Moisés. Moisés es el que oficia porque hasta tanto la ceremonia de consagración no esté completa, no habrá un sacerdocio oficial que lo haga por lo que Moisés actúa en lugar de Dios. Recuerdas en el capítulo 24 cuando el ritual de sellar el pacto de Moisés estaba sucediendo que Dios ordenó a Moisés que construyera un altar de piedra y sacrificara animales sobre el mismo; pero NO eran sacerdotes que ejecutaban esos sacrificios….porque no habían sacerdotes todavía….más bien, eran hombres jóvenes seleccionados (eran los primogénitos varones del hogar) los que oficiaban los sacrificios.

Un novillo, también llamado buey, o un toro, debía ser traído al área del Atrio Exterior del Tabernáculo, cerca de la Tienda de Reunión, el Santuario. Y claro que la sagrada tienda estaba justo al lado del Altar del Holocausto. Israel ahora recibe una demostración visual del significado del principio de sustitución; todos los sacerdotes ahora ponían sus manos sobre el novillo. Esto representa una transferencia del pecado del sacerdote hacia el novillo…..el novillo se convierte en su sustituto…. El novillo ahora carga el pecado que una vez le perteneció a ellos. El novillo es luego matado, se le quita la piel y cortado en pedazos. Parte de la sangre del novillo era atrapada en un envase en bronce y la sangre es roseada en la parte de abajo del altar, y alguna es puesta en los cuernos del altar. Normalmente el novillo era atado a uno de los cuernos del altar, pero NO en este caso. Parte de los que estaba sucediendo aquí no era solo la consagración de los sacerdotes pero también del Tabernáculo y sus utensilios y hasta del Altar de Holocausto mismo. Hasta que el novillo fuera matado y su sangre derramada y usada para limpiar el altar, el altar no estaba en condiciones para ser usado. Pero uno vez habían logrado eso entonces la carne del animal sacrificado podía ser quemada en el altar del holocausto. Date cuenta, que las partes del novillo que fueron ubicadas en el altar no incluían la carne del novillo. Solo el sebo que cubría los órganos internos era usado. El resto del animal, incluyendo la carne, los huesos, y la piel eran llevados fuera del campamento de Israel y allí era quemados y ofrecidos como lo que es llamado la ofrenda por el pecado.

En la Biblia el cebo es considerado la parte más valiosa de un animal. Por lo que SOLO la parte más valiosa era ofrecida a Jehová en el altar del holocausto en este sacrificio especial: este Sacrificio de Consagración. El resto del animal era ofrecido NO en el Altar del Holocausto, ni tampoco dentro del campamento de Israel. De hecho yo creo que este primer sacrificio de un novillo en el Tabernáculo era el modelo para otro sacrificio muy especial utilizando una Vaca Roja, el cual vendrá más tarde. Yo les menciono esto porque aquellos de ustedes a los que le gusta la profecía saben que el sacrificio de una Vaca Roja va ser un requisito muy importante para la dedicación….para ser exactos la consagración….de un nuevo Templo que será construido en Jerusalén un día, yo sospecho no muy lejano de ahora.

Como podrás ver nosotros debemos prestar atención de un elemento inusual y misterioso de este sacrificio de inauguración del novillo, y luego más tarde el de la Vaca Roja, porque en ambos casos el sacrificio no es ofrecido en un lugar Santo, ni tan siquiera en un lugar ritualmente puro como esperaríamos…..sino más bien en un lugar impuro, fuera del campamento de Israel. Una buena regla general para entender la jerga Bíblica del AT es que “fuera del campamento” se refiere a esa área la cual es considerada ritualmente impura. Todos los sacrificios normales y regulares que Israel tenía que llevar a cabo debían ocurrir SOLO en el Altar del Holocausto el cual, por supuesto, era “dentro del campamento” y ritualmente puro. Nosotros vamos hablar más acerca de esto en el momento apropiado.  

Luego, comenzando en el verso 15, otra Ofrenda de Holocausto es hecha; solo que esta vez es un carnero, una oveja macho. Nuevamente Aarón y sus hijos ponen sus manos sobre el animal, asi identificándose con el carnero como su representante, su sustituto. El carnero es matado, su sangre es recogida, y el carnero es cortado en cuartos. Hay un ritual de lavado de los órganos internos y ahora el carnero puede ser quemado en el Altar del Holocausto porque el sacrificio anterior (el del novillo) es lo que consagró el altar mismo para que ahora pudiese ser usado para el propósito para el cual fue hecho.

Luego un segundo carnero es sacrificado siguiendo el mismo procedimiento básico que el primero. Pero esta vez parte de la sangre del carnero es untada en el lóbulo de la oreja derecha de Aarón y sus hijos, luego el pulgar derecho, luego el dedo grande derecho del pie. Recuerda lo que nosotros aprendimos acerca de las direcciones derecho a izquierda…..derecha es siempre la más importante, la dirección o lado más sagrada, al igual que el este es el más sagrado e importante de las 4 direcciones del mapa.

Luego parte de la sangre del carnero es roseada en el sacerdote y en su ropa. Parte del cebo de este carnero, junto con Matzah, pan sin levadura (recuerda, la levadura es simbólica del pecado, asi que salvo en raras ocasiones, el pan usado en rituales es SIN levadura), es dado al sacerdote y ellos lo ofrecen como una ofrenda mecida. Literalmente esto quiere decir que ellos la aguantaban sobre sus hombros y cabezas, y la movían para el frente y para atrás en un movimiento agitado. Luego ellos tomaban la ofrenda mecida y la ponían en el Altar del Holocausto y la quemaban.  

El pecho del carnero es puesto a un lado para Moisés; después que Moisés lo ofrece como una ofrenda mecida el entonces puede usarla como comida propia. Aarón y sus hijos eran entonces dados la porción que quedaba del carnero; ellos la hervían, y se sentaban a la entrada del Santuario, en frente de la puerta, y se la comían.

La mayor parte de los elementos de esta ceremonia de consagración debían ser repetidos por 7 días. ¿Por qué 7 días? Porque 7 es el número de terminación….esto fue establecido en la creación misma. De hecho hay una conexión muy intencionada entre la historia de la creación y el establecimiento de Israel y nosotros vamos a ver muchos más elementos comunes de esa conexión aparecerse al continuar con nuestro estudio.

Comenzando en el verso 38 un bosquejo general de sacrificios diarios y estándares es dado. Esto es profundizado en Levítico y vamos a ver cada clase de ofrenda y su significado durante nuestro estudio de Levítico. De hecho, no creas que el estudio de estos rituales es aburrido o trivial. Si quieres entender la naturaleza del pecado y sacrificio es en el libro de Levítico donde lo vas a encontrar.

Este capítulo de Éxodo termina con Dios recordándole a Israel, nuevamente, de quien Él es Y quienes ELLOS son. Y con la consagración completa del Tabernáculo y el sacerdocio Dios ahora puede hacer las cosas que EL TANTO desea hacer para SU pueblo: morar, habitar con ellos. Una y otra vez nosotros vamos a ver este tipo de declaración en la Torá, y por muy buena razón: hasta este momento estos 3 millones de hebreos estaban mucho más egipcios en su manera de pensar que Israelitas. Las maneras nuevas y radicales que Dios les estaba mostrando iban a tomar tiempo, repetición y demostraciones visuales y la mano firme de Dios de disciplina para que ellos lo pudieran captar. De hecho iba a tomar la mayor parte de los 40 años para que Israel cambiara significativamente lo suficiente para que Dios les permitiera poner pie en la Tierra Prometida de Canaán.

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953
(321) 459-9887