Exodo Leccíon 02 Capítulo 1

Éxodo

Lección 2 Capitulo 1

 

La semana pasada nosotros discutimos que el conocido estudiosos hebreo de la Biblia,  Everett Fox, escogió un método para estudiar a Éxodo que envuelve dividirlo en 6 divisiones.  

Hoy, nosotros vamos a entrar a la primera de las divisiones que él llama la “Narrativa de Salvación”. La misma comienza en el capítulo 1:1, y continúa hasta el capítulo 15. Así que, el próximo mes vamos a estar viendo todo lo que Dios hizo para lograr que su pueblo escogido fuera puesto en libertad del Faraón; comenzando con el rescate del infante Moisés del Rio Nilo, y terminando solo después de la división del Mar Rojo lo cual completa el escape de las manos del Faraón.  

Solo para aquellos que toman notas, la segunda división “Desierto” comienza al final del capítulo 15 y continúa hasta el 18. La Parte 3, Pactos y Leyes, comienza en el 19 hasta el 24. Parte 4, EL Plan del Tabernáculo del Desierto, comienza en el capítulo 25 y continua hasta el 31; la 5ta división, Infidelidad y Reconciliación, comienza en el capítulo 32 y concluye con el capítulo 34, y finalmente, La Construcción del Tabernáculo comienza en el 35 y termina al final de Éxodo.  

Vamos a leer Éxodos 1.

LEER ÉXODO 1

Entre el último verso de Génesis, y el versículo de apertura de Éxodos, un periodo de 350 años han pasado. Los primeros versos de Éxodo son como un puente entre Génesis y Éxodos. La cosa es que, Génesis no es el final de una historia y Éxodo el comienzo de una nueva…..ambas están unidas…..una fluye dentro de la próxima….Éxodo es una continuación y una progresión de lo que había comenzado en Génesis. Así que, se nos recuerda que Jacob y sus 11 hijos que vivían en Canaán, junto con todos los miembros de la familia, vinieron a vivir a Egipto, pero José ya estaba allí. El total fue 70.    

Esta es la cosa: nosotros vamos a tener muchos números simbólicos en la Torá, y la Biblia como un entero. Ahora, en una mano, Génesis 46, el cual enumera todos los HOMBRES descendientes de Jacob por medio de sus dos esposas legales y concubinas, nos da el conteo de 70. Ahora, como hemos discutido anteriormente cuando estudiamos ese capítulo, el número presenta un problema porque incluye 2 de los hijos de Judá que murieron a manos de Dios, en Canaán, al igual que los dos hijos de José que habían nacido en Egipto. Así que, 70 hombres de la familia de Jacob muy bien pudiesen ser correcto. Pero, en la otra mano, 70 es un número tan redondo, y uno tan simbólico que indica totalidad, o algo que es completamente abarcador, que nosotros tenemos que probablemente ver este numero 70 como uno simbólico que TODO Israel fue a Egipto, sin dejar a nadie atrás.    

Considera esto: nosotros sabemos de Génesis 34 que cuando los hijos de Jacob mataron a todos los hombres de Shechem en venganza por la violación de su hermana Dina, ellos tomaron a todas las mujeres y niños como esclavos y concubinas. Desde una perspectiva del Medio Este, estas mujeres y niños vinieron a ser parte de Israel.  

Aún más, este número de 70 cuenta SOLO los hombres. Había al menos mujeres, y usualmente había más mujeres que hombres en poblaciones antiguas porque los hombres eran asesinados en batalla o heridos en sus trabajos.  

Por lo tanto, el número total de personas que fueron a Egipto…..aquellos que razonablemente iban a ser etiquetados Israelitas…..era probablemente 200 más o menos. Más adelante en futuros estudios les voy a enseñar porque es importante reconocer eso. 

La mayoría de los Israelitas todavía vivían, algunos 350 años después de su llegada, en la misma área que ellos estaban cuando José los mandó a buscar: Goshen, en el área delta del Nilo. La ciudad central que ellos vivían se llamaba Avaris, y José parece haber tenido un palacio allí para él y su familia inmediata. Esta ciudad ha sido encontrada, y no hay duda alguna de su identidad. En términos arqueológicos, este lugar llamado ahora   Tel ed-da’aba.  Es muy grande y debió de haber mantenido a cientos de personas. Y, era arquitectura Hebrea y Cananea.

Otros hallazgos arqueológicos han confirmado que fue en la tierra de Goshen…..también llamado Egipto Bajo…..donde los gobernantes Hyskos de Egipto establecieron su ciudad capital….y no nos debe sorprender, que era esta misma Avaris.  

Un refrán común de los profesores no-cristianos y universitarios es que la Biblia es simplemente un libro lleno de leyendas y mitos. Y, que la gente y los lugares en las escrituras, por la mayor parte, nunca existió. Se nos ha dicho que ellos nunca encontraron registros de Salomon o del Rey David, ni de muchas de las ciudades Bíblicas. Tonterías. Ellos han encontrado estos sitios, y ellos tienen estos registros, y cuando llegue el momento, lo admitirán. La única razón que muchos arqueológos y egiptólogos van a discutir en contra de la conclusión que Tel ed-da’aba es la ciudad de Éxodo, es porque ellos datan Avaris a un tiempo más temprano que cuando la cronología de la Biblia dice que los hebreos debieron de haber vivido allí.  Lo importante es poner estos sitios arqueológicos en relación al tiempo.     

El Sistema actual de datación de lugares antiguos y personas y eventos, establecido en el 1800, es llamado “Regnal Dating System”, y es basado en los supuestos tiempos de los reinos de ciertos Faraones egipcios. Es un sistema que está lleno de grandes espacios de tiempo, pura especulación, y suposiciones educadas. Pero, algunos de los pilares fundamentales del Sistema de fechas “regnal” tienen, a  través de investigaciones modernas, han sido probados falsos.  Un nuevo sistema de poner fechas, llamado la Nueva Cronología, está tomando apoyo de la corriente regular y apoyo académico. Y, cuando la Nueva Cronología es aplicada a los hallazgos en Avaris y para los cientos de cientos de otros sitios Bíblicos, la línea de tiempo Bíblica cae casi perfectamente en su lugar.   

 Cualquiera que haya pasado tiempo en nuestro sistema avanzado de educación sabe, que  la Biblia es anatema para estas personas. Así que, cualquier sistema de poner fechas que parezca verificar la verdad Bíblica (aún cuando el sistema no fue hecho  con esa meta) es difícil de establecer. De hecho, los cristianos o los estudiosos Bíblicos no idearon esta Nueva Cronología. La misma comenzó con un hombre llamado David Rohl, un académico de Oxford, que es agnóstico. Debido a que el mundo académico de arqueología hace algún tiempo atrás había determinado la necesidad de un mejor sistema de poner fechas, el tomó el tacto que aún cuando él no reconoce el elemento espiritual de la Biblia, no hay razón de asumir que los recuentos históricos escritos en la Biblia son intrínsecamente falsos o erróneos (y esta suposición TIENE, y continúa, siendo, un principio fundamental entre estos estudiosos y científicos).    

Yo tomé un pequeño desvío para decirles esto, porque yo quiero que ustedes sepan que cuando estemos leyendo Éxodo, estas personas y lugares realmente existieron, y los eventos pasaron. Muchas pruebas han sido encontradas, y muchas más son constantemente siendo sacadas a la luz.   

 Se nos dice en el verso 6 que José muere, y junto con él toda esa generación; que es, todos sus hermanos y hermanas; tenemos que ver a esa generación como una generación inmigrante. Piensa por solo un momento lo que eso significa: prácticamente cada uno de nosotros en este salón son Americanos nacidos aquí. Pero, nuestros padres, abuelos eran probablemente inmigrantes. Ellos vinieron aquí de algún otro lugar para comenzar una nueva vida. Y, su experiencia en América como inmigrantes que acababan de salir de un bote fue bastante diferente a la de aquellos que ellos produjeron. Nosotros no sabíamos nada del país que nuestros antepasados conocían. Nosotros solo hemos conocido América, una cultura americana. Esa 2nda y 3ra generación Israelita era bastante diferente de aquellos que habían salido de Canaán. Aquellos que habían venido a sobrevivir la gran hambruna pensaron que su estadía era “solo por un tiempo”. La próxima generación no pensaba en regresar a Canaán…..después de todo, Egipto era solo el hogar que ellos conocían, y algunos de ellos estaban bastante cómodos en Egipto.

Lo que Dios, a través de José, había comenzado, la muerte de José no lo terminó. El verso 7 dice que aún después que José muere, los Israelitas continuaron progresando, y creciendo en número, y se esparcieron…….EXTREMADAMENTE. Pero, fue este mismo propósito de Dios, esta maravillosa fertilidad, la que iba a llevar a Israel a una confrontación con el futuro Faraón…..un Faraón que cada vez era más paranoico.  

Los gobernantes Hyksos, esos semitas de algún lugar en el Medio Este, quienes eran los gobernantes de Egipto durante el tiempo un poco antes, contemporáneo con, y luego por un siglo después de José, continuaron favoreciendo a los Israelitas. Después de todo, ellos eran primos. Mientras que este estado envidiable de los hebreos les permitió a ellos crecer y prosperar, el mismo, estaba creando un celo y odio hacia ellos por los egipcios. El final del verso 7 marca el final de la vida en Egipto, como lo conocían los Israelitas. El final del verso 7 es el final de la era Dorada de Israel en Egipto.   

Ahora, antes de continuar a la próxima era del tiempo de los hebreos en Egipto, esto podría ser un buen momento  para ver como Israel estaba actualmente estructurado en términos de una estructura de sociedad humana. Ya que, comenzando ahora, en Éxodo, y continuando con lo que queda del Antiguo Testamento, se asume que nosotros entendemos la estructura de la Antigua sociedad hebrea. Si no la entendemos nos vamos a perder. Le pido disculpas a todos aquellos que lo saben, pero vamos a tomar unos pocos minutos para aprender acerca de los títulos para posiciones de liderazgo, y los nombres para las varias subdivisiones de la gente hebrea que salieron de esta población. Y, si nosotros podemos aprender lo que cada uno de ellos se está refiriendo, nosotros vamos a obtener un conocimiento adicional cada vez que estos términos sean usados en nuestros estudios. 

Tenemos que recordar que la nación de Israel fue fundada por y nombrada en memoria de, Jacob, al que Dios cambió el nombre a Israel.  En esos días, el nombre de una nueva nación (lo cual es nada más y nada menos que un nuevo grupo) era llamado en memoria de su fundador. Jacob tuvo 12 hijos, que formaron la primera subdivisión de Israel. Cada uno de estos hijos iban a eventualmente a establecer su propia tribu, su propia rama, de Israel; y cada hijo iba a ser el gobernante de esa rama…esa tribu. Estas 12 tribus iban a producir hijos que iba a ser la próxima subdivisión; y esa próxima subdivisión es lo que la Biblia generalmente se refiere a un “clan” o “familias”. Y, cada uno de estos clanes o familias iban a producir hijos, y esos hijos van a madurar y producir la próxima generación, o subdivisión, que la Biblia llama “jefe de familia”.  

En una terminología occidental más familiar, Jacob era el padre de, los 12 varones, los hijos de sus hijos los nietos, y SUS hijos los bisnietos. Pero, la Biblia usa diferentes términos para estas generaciones. Así que Israel, era la “nación”, los 12 hijos eran las 12 tribus que formaban esa nación. Los hijos de los 12 líderes de tribus formaban su propio clan o familia. Aún cuando los traductores de la Biblia tienden a usar clan o familia de manera intercambiable, para mayor exactitud en nuestro siglo 21 y manera occidental de pensar, sería mejor pensar de estos clanes y familias, solo como clanes, y usar la palabra “familia” para otra categoría. De todos modos, los retoños de estos clanes formarían jefes de familia.   

De estos “jefes de familia”, el cual nosotros pudieramos comparar en nuestra manera tradicional de pensar como FAMILIA EXTENDIDA, viene lo que la Biblia en ocasiones llama “Hombre por hombre”.  Esto no está hablando de hombres solteros y listos para casarse. Sino que, esto sería el equivalente de nuestra familia nuclear moderna……la unidad familiar más pequeña. La madre, padre, e hijos menores como una unidad. Pero, esto no debe ser confundido con lo que estos MISMOS traductores de la BIBLIA llaman a un clan una familia.

Así que, la estructura de Israel es: Nación (todo Israel), tribu (12 de ellos), Clan, Jefe de familia, hombre por hombre (familia).).

La Biblia llama al líder del jefe de una familia “cabeza” (aunque a veces se refiere como jefe). El líder de cada clan es el “jefe”. El líder de la tribu es llamado un “príncipe”. Así que cada una de esas 12 tribus de Israel tenía un “príncipe”……hasta tanto existieran las 12 tribus, habían 12 príncipes.  

Ahora, estos príncipes eran los gobernantes sobre TODAS las personas de sus tribus, cada subdivisión. Cada clan, jefe de familia, y la familia estaba comprometido a ese príncipe de la tribu. Su palabra era ley. Debemos de recordar una característica de estos príncipes de tribu que, aún cuando era obvio en la superficie, no obstante es importante: estos príncipes heredaban sus posiciones. Su legado era lo que contaba.    Aún cuando un forastero (ya sea de otra tribu de los Israelitas O un extranjero, uno que no era hebreo) podía, en ocasiones, ser aceptado como miembro de la tribu, este forastero NUNCA le seria permitido ser un príncipe, porque absoluta genealogía propia, trazable no solo a Jacob, pero al hijo propio de Jacob….la propia tribu…era requerido.  

Así que, el orden de príncipe, jefe, cabeza, formaba una aristocracia hereditaria. Ahora, interesantemente, operando paralelamente estaba otra clase o categoría de liderazgo y autoridad…..una clase elegida o asignada de líderes. Y, esta clase de líderes era representativo de la GENTE COMUN de los clanes y familias y jefes de familia…y, ellos se llamaban “ancianos” y “oficiales”. En ocasiones, una palabra que sustituye a “oficial” es “Escriba”.   

Ahora, esta clase de líder asignado o elegido operaba bajo la autoridad de los líderes de tribus. No hay absolutamente manera alguna, por ejemplo, que pudieras remover a un príncipe o a un jefe de su posición, excepto a través de asesinato…. Porque Su posición era dada como derecho de nacimiento, y por lo tanto era inalterable y permanente. Pero los ancianos y oficiales, o los escribas, PODÍAN ser removidos legítimamente de sus posiciones si había suficiente descontento de parte de la gente por la cual ellos habían sido seleccionados a servir, o si ellos causaban suficiente molestia al liderato de la tribu.

Y, claro que, los ancianos y oficiales y los escribes, desarrollaban su propio orden; ellos eran subdivididos más a fondo por sus responsabilidades exactas y una simple jerarquía de manejo como la que todos nosotros estamos acostumbrados a ver en cualquiera que sea nuestro lugar de trabajo….ustedes saben, el pez pequeño reportándose al pez grande, y el pez grande reportándose al pez MAYOR.

Mantén está información a la mano ya que te será muy útil. Estos títulos y estructuras y órdenes eran importante para las decisiones de la cultura Israelita. Cuando la Biblia usa los términos “príncipe” o “jefe”, tribu o clan, estos representan algo específico. No solo lo están usando como palabras intercambiables o como sinónimos.   

Vamos a continuar con Éxodo.

Como les mencioné anteriormente, el verso 7 y el verso 8 comienza una nueva y menos feliz era para los Israelitas en Egipto. Se nos dice que un nuevo rey….eso es, un nuevo Faraón que no conocía a José….se levanta sobre Egipto.  Simplemente, esto quiere decir que el nuevo rey no tenía intención alguna de honrar los tratos que los reyes anteriores, Faraones, tenían con los Israelitas…y esto era por una buena razón: este nuevo rey era un egipcio; el primer gobernante egipcio de Egipto que habían tenido en un largo tiempo.

Este nuevo Faraón egipcio prontamente anuncia que los Israelitas, que habían sido ciudadanos honorables y dignos de Egipto por casi 200 años, de repente son un peligro para Egipto. Y, ellos son un peligro porque “ellos son más que nosotros”. En otras palabras, el Faraón juega el juego de la “raza”. Ya que esos gobernantes Hyksos que eran odiados eran semitas del Medio Este…..y eran  vistos como primos de los hebreos…ellos eran todos visto de la misma manera. Ahora que los gobernantes  Hyksos fueron derrotados, aquellos que apoyaban a esos gobernantes, y probablemente eran muy parecidos a esos gobernantes…los Israelitas…..llegaron a ser personas no gratas. Y, ellos iban a llevar el embate del recién descubierto nacionalismo y paranoia de Egipto.    

¿Debemos nosotros pensar que los hebreos en este punto, sobrepasaban a los egipcios, lo cual el Faraón lo dice así en el verso 9? O, ¿estaba el Faraón exagerando? Bueno….si y sí. Aun cuando los Israelitas eran numerosos, y vivían a través de Egipto, ellos estaban altamente concentrados en Goshen, y muy bien pudieron haber sobrepasado en número a los egipcios allí.  Pero, cuando consideramos a los egipcios en general, el mejor estimado es que los Israelitas no debieron de haber representado más del 25% de la población entera de Egipto….pero eso es bastante sustancial.

No es irónico, y completamente indicativo de la continua batalla entre Dios y Satanás, lo que Dios contaba como bendición…..la increíble fertilidad de Israel…es contada por Faraón como una maldición.

Y, así, la confrontación entre Dios y el mal comienza. Faraón está en un apuro; odia a los Israelitas, y le teme a los Israelitas, pero el NECESITA de los Israelitas. El los necesita como fuerza laboral….ellos son la clave para la economía de Egipto, y la esperanza de que Egipto regrese a una posición de poder regional. ¿La solution? Subyugación. Controlarlos, usarlos para lo que son buenos, mantener su población a la vista, y no dejarlos ir.   

Ahora, no tomen la idea de que los egipcios comenzaron a tomar a los hebreos como esclavos en sus casas. Más bien, fue que el gobierno egipcio reclutó a la fuerza a los hombres Israelitas como gangas de trabajo para sus proyectos de construcción. Era como ser reclutado en el ejército, excepto que ellos no recibían paga. Y, de hecho, lo que Egipto hizo fue reclutar a los hombres egipcios para así crear una milicia leal, y nacionalista para proteger la nación de ser invadido; a la misma vez estaba reclutando a los hebreos como la fuerza laboral de la nación. Interesantemente, no hay evidencia que las mujeres Israelitas fueron incluidas en este esquema de esclavitud. Porque, el trabajo que era requerido era trabajo de hombre; haciendo ladrillos de lodo, luego construyendo casas y edificios; también construyendo y manteniendo una gran red de canales y reservas de aguas. El construir nuevas carreteras y fuertes militares. Los hebreos llegaron a ser el grupo primario de fuerza laboral en la construcción en Egipto, y como resultado sus vidas llegaron a ser miserables.    

Y, hasta cierto punto el plan del rey de Egipto funcionó. Los proyectos de construcción trajeron al país de regreso a la Gloria, y la esclavitud de los Israelitas controló su movimiento. Pero, otro aspecto de su plan falló; en vez de reducir la población Israelita, más hijos estos hebreos procreaban, aún cuando los egipcios los oprimían. Y, mientras más hijos ellos procreaban, mas paranoico se ponía el Faraón y su sequito. Y, aquí nosotros vemos uno de los patrones de Dios surgir y va a continuar hasta que Jesus vuelva otra vez: mientras más persigan al pueblo de Dios, más se multiplicaran.  Israel nunca creció tan rápido, y la iglesia nunca creció  tan rápido, hasta tanto no ha estado  recibiendo las peores persecuciones. Si Israel se hubiese rendido y hubiese decidido asimilarse completamente dentro de la sociedad egipcia, entonces ellos hubiesen evadido la persecución, pero ellos hubiesen evadido la inevitable productividad. Mientras la iglesia continúe tomando el camino fácil, y desee parecerse más y más al mundo para así evadir la persecución por tener una identidad con Yeshua, menos productivos vamos a ser. Así ha sido, y así continuará siendo por siempre. Es simplemente la manera en que la economía de Dios trabaja, y nosotros no tenemos la habilidad para alterarla.  

El Faraón estaba tan preocupado y frustrado que hizo algo en un momento de desesperación; algo que de  alguna manera seria contra productivo a su gran propósito: el ordenó a esos que la Biblia llama “las parteras de las hebreas”, a eliminar a los hijos de ellas. El plan era que si el infante bebé que ellas traían al mundo era un niño, ellas debían inmediatamente matarlo. Pero, si el Faraón hubiese triunfado en esta matanza de infantes, él hubiera reducido la fuerza laboral disponible para sus aspiraciones de construcción.  

Su plan no funciono; estas parteras que conocían y le temían al Dios hebreo no obedecieron al Faraón. Lo que nosotros tenemos aquí es esencialmente la primera desobediencia civil registrada en la Biblia hecha para así poder obedecer la ética y valores morales de Dios, que en ocasiones están en oposición a los valores morales y éticos del hombre. Y, este desafío fue hecho por mujeres. Ahora, dos mujeres son nombradas aquí como parteras: Shifra y Pu’a. Sin duda alguna, debieron de haber sido parteras  experimentadas, a cargo de muchas otras parteras, porque dos parteras no hubiesen sido suficiente para manejar los cientos de partos que tomaban lugar entre los Israelitas, en todo Egipto.   

El ser una partera era una de las muchas profesiones disponibles para las mujeres en aquella era. Era respetada y valorada, y también era muy necesitada. Una partera primordialmente estaba allí para asistir a la mujer en el momento de parto, cortar el cordón umbilical, lavar al bebe recién nacido, y frotar al bebe con sal, y en el caso de gemelos era la partera la testigo del primero que nacía. Naturalmente, el primero de los gemelos que salía primero era muy importante, porque ese usualmente recibía la Bendición del Primogénito, mientras que el segundo en llegar no lo recibía. Así que, la partera era vista con mucha estima y su función era vital. El oficio de parteras estaba bastante organizado y las parteras eran pagadas por aquellas que le daban el servicio; había un gremio de parteras, y probablemente Shifra y Pu’a eran las líderes del gremio (el cual explica porqué el Faraón ordena a comparecencia a ellas dos).

Como dato interesante, muchos estudiosos de la Biblia dudan que estas parteras fueran hebreas. La palabrería hebrea de la oración es un poco ambigua, porque las palabras pueden tomarse como que significan “parteras hebreas”, o “parteras de las hebreas”. Pero, esta conclusión es tomada por unas cuantas razones: primero, es inimaginable que el Faraón hubiese sido tan tonto en esperar que parteras hebreas mataran a sus compatriotas hebreos recién nacidos. Segundo, estas mujeres, en el verso 19, obviamente saben algo de como las mujeres egipcias experimentan el proceso de parto, ya que comentan que las mujeres hebreas paren más rápido que las mujeres egipcias.   Como las egipcias, en este tiempo, no querían saber de estos hebreos, es difícil imaginarnos que una mujer hebrea que fuese partera fuese contratada por una egipcia para asistir en el parto. Probablemente, Shifra y Pu’a eran mujeres semitas, pero no hebreas. De hecho, sus nombres son de origen semita, pero no eran nombres hebreos.  

Nosotros debemos también tomar nota que a pesar de la marcada sociedad mundial de tribu dirigida hacia la figura masculina (y yo estoy seguro que muchas de las damas aquí presente dirán que no mucho ha cambiado en los últimos 300 años), la Torá hace de estas dos mujeres distinguidas unas heroínas; nosotros vamos a ver en ocasiones en la Biblia como las mujeres son pintadas como "usadas de Dios", y veneradas por la gente. De hecho, cuando lleguemos a la historia de Moisés, las mujeres van a llegar a ser los personajes principales.

Bueno, habiendo fracasado, sin haber podido contener el aumento en la población hebrea, Faraón le pide a la población egipcia, que ellos monitoreen la situación. Les dice que cuando ellos vean una mujer hebrea a punto de parir, que SU responsabilidad es hacer algo al respecto. De seguro el egipcio promedio no tomaba a estos infantes de los brazos de sus madres y los destruían, más que el alemán promedio durante la segunda guerra mundial hubiese ido matando a los judíos al azar. Más bien, ellos lo reportaban a las autoridades del gobierno que tenían personas asignadas para venir y tomar a los recién nacidos, si eran varones, y tirarlos a morir en las aguas del Gran Rio Nilo. Esto es  miedo irracional a su máxima expresión; ya que no hay registro alguno de Israel tratando de tomar control sobre el gobierno egipcio, o rebelándose, o aún más conspirando con un enemigo de estado. Realmente, las acciones del Faraón lo único que podía hacer era lastimar la habilidad de Egipto en llevar a cabo sus ambiciones. Pero, no será la última vez que Israel, de alguna manera absurda, se le echara la culpa de los problemas de una nación y pagarán con sangre un enorme precio por esa paranoia. De hecho, este comportamiento hacia la gente judía vino a ser un patrón a través de la historia, y lo podemos ver en estos días.      

Ahora, una cosa más y terminamos con el 1er capítulo de Éxodo. Recuerda que les dije acerca de las palabras hebreas y de los patrones, y yo nombré 4 palabras que se repiten de varias formas a través de Éxodo. Bueno, aquí en Éxodo podemos ver una de ellas; y esa palabra es “servir”. Aunque, nuestra traducción en ingles enmascara esta repetición al traducir la misma palabra hebrea en diferentes formas. Mira el verso 13 y 14. La mayoría de nuestras Biblias dirían algo como “haciendo que los Israelitas hagan trabajo forzado….trabajo impuesto para ellos…..trabajo rigoroso.” Usualmente, la palabra que escogen en inglés para esta sección de Éxodo es “labor”. Bueno, la palabra raíz del hebreo es “abad”. Varias formas de “abad” son usadas 5 veces en el verso 13 y 14. Así que, si tomamos estos versos en su sentido hebreo más literal, trayendo consigo el estilo de la palabra hebrea y la  intención de hacer un punto repetitivo para nosotros de la palabra hebrea “abad”, entonces lo pudiésemos leer así:

“así que ellos, Egipto, hizo a los hijos de Israel al SERVicio con una aplastante labor; ellos amargaron sus vidas con un fuerte SERVicio en ladrillo y mortero y con toda clase de SERVidumbre en esa área….todo su SERvicio en el cual los hicieron al SERVicio  con una labor  aplastante.

Cuando este patrón de la palabra hebrea es descubierto nosotros podemos ver emerger un principio espiritual muy importante que de lo contrario estaba oscuro, y el mismo es este: al que sirves determina la naturaleza de ese servicio. ¿Te das cuenta?

Cuando le servimos a Dios, todo nuestro SERVicio es voluntario para Él; es positivo, bueno, amoroso, y tiene una cualidad eternal de verdad y luz. Cuando le servimos a Satanás…en este caso a través de Faraón, pero más a menudo es sirviendo a nosotros mismos y a nuestros propios deseos…..lo que nosotros estamos participando es en SERVidumbre (esclavitud)….forzado…., negativo, diabólico, sin frutos, y lo que sea que produzcamos del mismo será quemado junto con todo lo demás de este mundo y los últimos tiempos.  

En este momento, los  Vs 13 & 14, de Éxodo nos muestran el lado NEGATIVO de SERVIR. Un poco más tarde nosotros vamos a ver el lado POSITIVO de SERVIR. Pero es bastante difícil el poder captar la intención del juego de palabras cuando es traducido al inglés.  

La semana que viene comenzamos con el capítulo  2.

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953
(321) 459-9887