Genesis Lección 41 Capítulo 48 parte 2

Génesis

Lección 41 Capítulo 48 parte 2

 

La última vez que nos reunimos, yo pasé mucho tiempo tratando de establecer lo que Pablo quería decir cuando habló acerca de un Israelita “verdadero” (o judío), y yo he decidido describir ese Israelita verdadero como un Israelita “Espiritual”. Eso es, uno que tiene el Espíritu del Dios Vivo en ÉL, y por medio de la fe en el Mesías Judío, Yeshua, ahora personifica los ideales de Israel, lo cual están expresado primordialmente en la Torá. Estos ideales estaban originalmente en existencia en el Cielo, y estaban esencialmente contenido en un atributo o esencia de Dios lo cual es llamado la Palabra (en hebreos, Memra…..y en Griego, Logos). Estos ideales Celestiales fueron introducidos en forma física en el Monte Sinaí, y le fueron dados a Moisés como la constitución de Israel…..lo que nosotros llamamos la Ley, o la Torá. Más tarde, la Palabra Misma se hizo carne, y nos visitó en la forma de Jesús de Nazaret.

Ahora, ¿qué tiene que ver todo esto con Génesis 48? Bueno, nos estamos acercando a eso. Recuerda que el tema central de Génesis 48 es la Bendición de Manos Cruzadas del último Patriarca, Jacob (llamado Israel) sobre los dos hijos egipcios de José. Y, el efecto de la bendición era que esos dos hijos de José fueron adoptados por Jacob y puestos a la par con los otros 12 hijos…..esos hijos que hoy llamamos las 12 tribus de Israel. Jacob, bendice a los dos muchachos con una importante bendición sobre Efraín, quien era el más joven de los dos. Y, esa bendición indicaba que Efraín iba de una manera no revelada a bendecir todas las naciones de la Tierra…..el cual por definición quiere decir las naciones gentiles. Vamos a recordar que hasta este punto en la historia, y en la Escritura, Dios ve al mundo compuesto de dos grupos básicos: Israel, y las naciones. En otras palabras, Israel y los gentiles.   

Vamos a continuar con nuestro estudio.

LEER Números 34:13-28

Aquí está el contexto de este pasaje: después de 4 siglos en Egipto, los Israelitas son liberados y son dirigidos por Moisés. Ellos habían llegado a la tierra prometida unos años atrás, pero cuando los espías fueron enviados hacer un reconocimiento de la tierra, la mayoría de ellos dijo que aún cuando la tierra prometida era tan maravillosa como Dios dijo que iba a ser, los habitantes eran muchos, muy feroces, muy poderosos, para los Israelitas conquistar. Debido a esta falta de fe y una actitud de rebeldía, Dios lleva a esos 3 millones de Israelitas de regreso al desierto a vagar por 38 años más.     

Ahora, 40 años han pasado desde que Israel salió de Egipto, y Moisés está extremadamente anciano y continúa dirigiendo, bajo la dirección de Dios las tribus hebreas hacia la conquista de la tierra de Canaán. El momento en el cual Dios le va dar la tierra de regreso a los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob ha llegado.  Justo hasta este momento, Dios siempre habló de darle la tierra a los hebreos en el tiempo “futuro”: “yo se la daré a ustedes”. Ahora, el tiempo ha llegado y Él se la ha dado a ellos. Mira en Números 34:1-2 Volvió Jehová a hablar a Moisés, y les dijo: Da órdenes a los hijos de Israel, diciéndoles: “Cuando entren en la tierra de Canaán, esta es la tierra que les será repartida por heredad, la tierra de Canaán conforme a sus fronteras”. He aquí la contestación a la pregunta ¿cuándo la tierra llegará a ser propiedad de los descendientes de Abraham? Esto ocurre en el momento que esta enorme multitud de Israelitas cruza sobre el Jordán, y pone pie en la tierra de Canaán. En ese momento en la historia, Canaán vino a ser propiedad de los Israelitas….ante los ojos de Dios….y permanece así….para siempre.     

Permitanme pausar por un momento para que puedan meditar en eso y poder hacer un punto. Al nosotros ser creyentes del Dios de Israel, nosotros tenemos una decisión que hacer. ¿Creemos nosotros Su Palabra o no la creemos? Si nosotros la creemos, entonces es aquí en Números que nosotros entendemos que el ÜNICO punto de vista que importa…. el de Jehová…. es que esa tierra en el Medio Este que hoy se llama Israel fue transferida a todas esas personas que Moisés estaba dirigiendo, y así permanecerá perpetuamente. Si alguien le pregunta donde dice que la Tierra Prometida le fue dada a Israel…..cuando fue que la propiedad y posesión fue transferida…..lo vemos aquí en Números 34.   

Aun más, ¿acaso has visto al menos una vez en la Escritura el argumento (en lo que concierne a Canaán) de “quien fue el primero”, o “que es justo” desde el punto de vista del hombre como un factor para decidir quién es dueño de la tierra?  O, ¿acaso has encontrado a Dios dirigiendo a Israel a tomar cualquier acción que evada la guerra y traiga paz  en las Escrituras concerniente a la tierra de Canaán? Ninguno de estos asuntos tiene ninguna relevancia sobre Dios dándole la tierra a Israel como posesión permanente. Por lo tanto, como podemos ver por los varios libros y artículos y debates acerca de Israel……ya sea que le pertenezca a los judíos, ya sea que se le den algunas partes de la tierra a Palestina por tener un sentido de justicia, ya sea porque hace sentido que Israel tenga menos tierra para ellos a cambio de paz…..a la par y a la postre, nada de esto debe de importarle a los creyentes del Dios de Israel. El único asunto aquí que se antepone a todo esto es: ¿Le dio Dios la tierra a Israel o no se la dio? Y, esa pregunta es contestada aquí en Números 34. No solo ÉL se la dio a ellos, sino que ellos tomaron posesión de la misma alrededor del 1300 antes de Cristo.

Escúchenme: NUNCA caigan en la trampa de argumentar con alguien sobre el asunto de la legitimidad de Israel  en la base de las realidades geopolíticas  de hoy en día. Porque desde ese punto de vista….el cual es, por definición, simplemente son varios puntos de vista e ideas del hombre sobre moralidad o justicia…..y ciertamente hay argumentos razonables sobre si Israel debería tener toda la tierra o no la debería tener. Dios no se impresiona por esos argumentos. Lo que importa es que Dios declara esa tierra como pertenencia de  SU pueblo, Israel, y eso es todo. De hecho, la advertencia de Génesis 15 a toda la humanidad que quien quiera que maldiga a los descendientes hebreos de Abraham será maldecido así mismo y el que los bendiga será bendecido, gira alrededor de dos asuntos: la tierra de Israel y el pueblo de Israel. No uno o el otro, sino que ambos. ¿Estás del lado de los Israelitas como la niña de los ojos de Dios, o los ves como la fuente de muchos de los problemas del mundo y como rechazados y remplazados?  ¿Estás del lado de la tierra de Israel como perteneciéndole solo a los Israelitas….sin concesiones…o lo ves simplemente como un asunto político internacional, de fronteras estratégicas, obteniendo petróleo, y haciendo de bueno con los musulmanes para que no continúen explotándonos?    

Vamos estudiar un poco más Números 34. Y, como punta de referencia, Números 34 ocurre acerca de 450 años DESPUES de los sucesos de Génesis 48. Así que, alrededor de 5 siglos pasaron desde que Jacob dio su bendición de Manos Cruzadas y la división de la tierra de Canaán en Números 34.  La idea general de lo que leímos en Números 34: 13-28 es este: 2 de las tribus de Israel, y parte de otra tribu (la Biblia dice ½ de esa tribu), hicieron una decisión de NO entrar a Canaán, pero hicieron de su casa el lado ESTE del Rio Jordán. Estas tribus eran Rubén (recuerda, era el hijo  primogénito y biológico de Jacob, pero Rubén brincado de obtener la primogenitura), y Gad, (Gad era una de las 3 tribus que hizo la división de Israel que Rubén dirigió), y aparentemente como la mitad de las personas que constituían la tribu de Manasés (uno de los dos hijos egipcios de José).    

Las restantes 9 tribus (de las cuales Efraín es una), más la otra mitad de la tribu de Manasés que decidió entrar a la tierra prometida, se les dio territorios dentro de la tierra de Canaán. Ahora, solo para recordarles, 9 tribus ½ más  2 tribus  ½ es igual a 12 .Pero, habían 13 tribus nombradas, ¿verdad? ¿Qué sucedió con esa tribu número 13? Al mirar la lista de tribus en Números 34 nosotros vemos, como fue ordenado 450 años antes en la Bendición de Manos Cruzadas de Génesis 48, como las tribus de Efraín y Manasés remplazaron la tribu de José. Así que, nosotros no vemos a José enumerado en esta lista de Números 34….nosotros no vemos “la tribu de José”, pero nosotros SI vemos las tribus de Efraín y Manasés. Esas 2 tribus en esencia, REPRESENTAN la tribu de José. Pero, hay otro nombre importante que falta en esta lista de tribus. Levi. La propia tribu de Moisés, la tribu sacerdotal, la tribu de Aarón, el Primer Sumo Sacerdote de Israel, Levi, no es mencionado. ¿Por qué?   

Vamos a leer ahora Números 35:1-5. Recuerda, estos capítulos y versos son sencillamente adiciones modernas hechas a la Biblia, que fueron puestas solo ahí para el propósito de hacerlo más conveniente para nosotros encontrar, y hacer referencia de ciertas escrituras. Cuando esta escritura fue escrita originalmente, era todo corrido….no comenzaba y paraba en secciones o capítulos. Los estudiosos modernos, en su mejor esfuerzo, decidieron donde un capitulo y verso comenzaba y donde terminaba. Así que, tenemos que leer Números 35:1-5 como si estuviera pegado, y como si fuera una continuación de Números 34. Todo tiene que ver con el mismo tema, el cual es la división de la tierra en territorios separados para la tribu de Israel.  

LEER NÚMEROS 35:1-5

Aquí nosotros podemos ver el plan de Dios en lo que respecta a la tierra y territorio para la tribu de Levi. En los primeros capítulos de Números (no lo vamos a leer ahora, pero ustedes lo pueden leer a su conveniencia), nosotros descubrimos que se había tomado un censo de Israel, después que salieron Egipto. Y, lo que nosotros encontramos es que realmente habían tomado  dos censos: uno SOLO para la tribu de Levi, y otro para las otras 12 tribus Israelitas. Más tarde nosotros vemos que la razón por la cual se hizo esto es porque Dios estaba efectivamente removiendo a Levi de Israel, y los estaba  haciendo un grupo especial de gente cuyo único trabajo era estar al servicio de Jehová, por el bien de Israel. La tribu de Levi en ese momento ya no era vista como parte de Israel. Ellos eran ahora una tribu especial separada para un propósito especial, divino.  .

Por lo tanto, los Levitas NO iban a recibir un territorio propio como las otras 12 tribus, en parte porque Canaán era exclusivamente para Israel y Levi ya no era parte del Israel regular. Más bien, a los Levitas se le debía de dar como porción, ciudades, y una pequeña cantidad de tierra que rodeaba estas ciudades para ser usadas como tierra de pastoreo. Y, estas ciudades de los Levitas debían de estar dentro de cada territorio que legalmente le pertenecía a cada una de las 12 tribus de Israel. De hecho, a los Levitas le debían dar un total de 48 ciudades y la tierra que le rodeaba a cada uno; y estas ciudades y tierra debían ser para un propósito especial, y debían ser controladas por los Levitas. 

Así que, de este punto en adelante, aún cuando podemos encontrar 13 tribus emanando de Israel, solo 12 debían ser consideradas como “Israel”, ya que solo 12 recibieron territorio; una tribu, Levi ha (efectivamente) sido removida de Israel. Al igual que Jacob había adoptado a Efraín y Manasés de José, para ser suyos, Dios, en esencia, adoptó la tribu de Levi de Israel, para ser SUYA; SU propia tribu de sacerdotes para ÉL. Aun cuando los Levitas salieron de Israel, ahora  se encuentran en una categoria especial.

Así que, al quitar a la tribu de Levi, volvemos de nuevo a tener 12 tribus de Israel, con los nombres de Efraín y Manasés esencialmente tomando el lugar de Levi y José en la lista de las tribus Israelitas. Dos tribus son quitadas (Levi y José), dos tribus son añadidas  (Efraín y Manasés).  

Wow; complicado y mucha información, ¿verdad? Pero, si tenemos esperanza de entender los sucesos proféticos que siguen…..al igual como los sucesos proféticos de los últimos días (muchos de los que estamos siendo testigos), nosotros tenemos que comprender la estructura tribal de Israel, y como va a desarrollarse más a fondo. Para yo poder explicar más a fondo, nosotros tenemos que añadir otro pedazo de información: y es que aún cuando hay 12 tribus de Israel, además de la tribu de Levi (tribu separada de sacerdotes), Israel eventualmente va a ser dividido en dos grupos distintivos que las Escrituras llaman casas. Cada una de las 12 tribus eventualmente va a pertenecer a una u otra de las Dos Casas de Israel. La Biblia habla en ocasiones sobre las “Dos Casas de Israel”, y de la “Casa Entera de Israel”. Bueno, las Dos Casas, cuando se combinan, hacen la Casa Entera de Israel. Es importante para nosotros ver la diferencia entre las dos casas y entre la casa entera, pero también debemos saber cuál tribu pertenece a cada casa.    

Vamos a examinar algunas escrituras.

 

LEER Isaías 8:11-16

Aquí nosotros vemos en el verso 14 la mención de “ambos” obviamente refiriéndose a las dos….casas de Israel. Aún cuando ese es el punto más pertinente a nuestro tema, yo escogí este pasaje porque señala algo que está sucediendo hoy en día, en nuestro tiempo el cual es significativo.  

Israel, Israel moderno, cree que toda la causa de sus problemas es una conspiración de los hombres, de las naciones, de los grupos terroristas, todos en contra de ellos. Y, Israel, negocia y trata y argumenta y pelea con estas naciones, y con estos hombres….las Naciones Unidas, los Estados Unidos, los Palestinos, los terroristas….porque los Israelitas creen que ESTOS son los que hay que temer a los que Israel deben de prestar atención, y por lo tanto a los que deben de ir para conseguir paz. Pero, el hecho es que ellos están equivocados; y eso es lo que Dios le está instruyendo a Isaías que le diga a los Israelitas, y que nos diga a nosotros.  

A Isaías se le dice que NO crea la manera en que Israel cree, que no tema como Israel teme, ni tampoco debe de temer al QUE Israel le teme, y tampoco debe reaccionar de la manera en que ellos reaccionan. Más bien, es a Dios al que Israel debe pedir paz. Es Dios el que tiene el poder para derrotar a sus enemigos. Y, una vez Israel se dé cuenta de esto, y abandonen los caminos de terquedad y de dependencia propia, humanismo secular, y apostasía, y regresen a Dios, ENTONCES ÉL vendrá a ser su santuario y resolverá esta disputa de una vez y por todas.

Pero, amados, como cristianos nosotros tenemos la obligación de seguir y creer la verdad de Dios, nosotros necesitamos darnos cuenta que el camino a la paz, los Acuerdos de Oslo, las resoluciones de las Naciones Unidas, tratados y acuerdos entre  Israel y los Palestinos, y todos los otros planes y conspiraciones de hombre vendrán y se irán…..pero estas NO son las que van a decidir el futuro de Israel.   Estos no son los medios que nosotros, como parte de la iglesia, debemos buscar o aceptar, como la manera de obtener paz. Y, al nosotros discutir los problemas de Palestina/Israel sobre asuntos de derechos a regresar, justicia, normas económicas, intereses humanitarios, etc., es EXACTAMENTE lo que Dios nos dijo que NO hiciéramos, aquí en Isaías.

Hay una razón y SOLO  una razón que Israel puede reclamar completo derecho a esa tierra….y la UNICA razón que nosotros, como creyentes, debemos declarar: Dios se la dio a ellos. Y hay una persona y solo una persona que va a solucionar el dilema del Medio Este: Yeshua de Nazaret. Ni el consenso ni los acuerdos de hombres van hacer que la paz dure. Así que vamos a decidir primero estar de lado de Israel, y segundo, cuando nos pregunten porqué estamos de lado de Israel, decirle a todo el que nos pueda escuchar que es porque Dios le dio la tierra, como pacto entre Él y ellos perpetuamente. Ninguna otra razón tiene relevancia aquí.    

Vamos a leer un poco más de las escrituras.

 

LEER Jeremías 33:23-26

Ahora, yo escogí esta escritura en particular para demostrar unas cuantas cosas. Primero, date cuenta que en el verso 24, Dios se refiere a estas “dos familias” que el Señor escogió. ¿Cuáles personas fueron las que Dios “escogió” ?Israel. Esta referencia a las “dos familias” es solo un sinónimo para 2 casas; las 2 casas de Israel.     

Pero, yo también quiero que se den cuenta del punto esencial de lo que Dios está diciendo aquí a través de Su profeta Jeremías: Dios dice, mira, el mundo en general, aún incluyendo alguno de los Israelitas mismos que han caído lejos de los principios e ideales de Israel, están diciendo que Dios ha rechazado a estas dos familias, estas dos casas de Israel. La gente está diciendo que Dios ha rechazado a Israel, ÉL ha terminado con ellos, EL está transfiriendo Sus bendiciones a otras personas, y algunos están diciendo que Israel ya no es el pueblo escogido del Padre.  

Y, Dios contesta esta falsa aseveración enfáticamente, diciendo…….. ¡NO en tu mejor día, Satanás! Israel SIEMPRE será Mi escogido. Y, muy coloridamente Abba (Padre) dice….si tú quieres saber lo que tendría que pasar para que Yo rechazara a Israel, míralo aquí: si el día y la noche dejaran de existir, si todas las estrellas y planetas y galaxias ya no existieran, si los movimientos fijos de los Cielos y la física del Universo que controla esos movimientos, no existiera, ENTONCES Yo rechazaré a mi pueblo.

Sinó que, Dios dice al final del verso 26 con respecto a las 2 familias, las 2 casas, de Israel: “…..cuando yo haga que regresen sus cautivos y tenga misericordia de ellos”. En otras palabras, debido a la falta de confianza de Israel, pecado, y rebeldía ellos van  a pagar grandes consecuencias…..su destino tendrá altas y bajas……La misericordia de Dios sobre ellos permanecerá. El que Él los castigue, y los discipline, de ninguna manera quiere decir que ÉL los rechace.

Esperanzado en que esto resuelva el asunto una vez y por todas para todos, sin importar que digan si Israel es todavía  el pueblo escogido, y si Él ya terminó con ellos o no, y si la iglesia ha remplazado a Israel como escogido de Dios. La última vez que yo mire a los cielos, el día y la noche todavía existían, y el cielo estaba lleno de estrellas. Y, por lo tanto Israel todavía es, y permanecerá, el pueblo escogido y ÉL ha decidido que no hay NADA que ellos puedan hacer, no hay cantidad de pecado, rebeldía, rechazo hacia ÉL, que haga que cambie SU promesa. Aún cuando solo quede un puñado de hebreos, el remanente de Israel, Él va a guardar Su promesa con ellos.

Vamos a continuar poniendo más carne a estos huesos.

LEER Ezequiel 37:15-22

Aquí nosotros obtenemos un entendimiento mayor y la definición de las “dos casas de Israel”. Las cabezas de las dos casas son identificadas como 1) Judá, and 2) Efraín.

Nosotros también vemos que desde el tiempo de José, hasta el tiempo del regreso de Israel en el presente, Efraín permanece como el líder representante de la tribu de José.

Luego nosotros vemos que en Ezequiel 37 Dios va a llevar a estas dos familias, estas dos casas, también en ocasiones llamadas dos Reinos, de Israel, y los va hacer una familia unificada. Para nunca más ser divididos. Esto en la Biblia en ocasiones se refiere como “la Casa Completa de Israel”. Y el catalizador y fuente de esa unidad que va a venir será Jesus el Cristo.  

Bueno, una buena pregunta pudiera ser, ¿cuándo y cómo Israel fue de ser una familia unificada, a una familia dividida con dos casas, dos grupos?

¡Vamos de regreso a las Escrituras para buscarlo!

Leer Óseas 6

En el libro de Óseas, Dios ha decidido juzgar a Efraín porque su comportamiento ha llegado a ser una abominación a ÉL. En este momento en la historia, la tribu de Efraín ha tomado a cada tribu de Israel bajo su control, excepto a Judá, Benjamín y la mayoría de los Levitas. De hecho, los historiadores dirían que Efraín ha, en cierto grado, ABSORBIDO varias de las otras tribus Israelitas. Cuando vemos aquí que se refieren a Efraín, están refiriéndose a un conglomerado de 10 tribus….las cuales han sido absorbidas por Efraín…..y estas 10 tribus juntas forman una inmensa súper –tribu, el cual la Biblia llama la Casa de Efraín. Nuevamente, ¿porque es que llaman a esta entidad de 10 tribus Efraín? Porque la tribu poderosa de Efraín vino a gobernar sobre esas otras 9 tribus. Y, nosotros vemos, como dice en el verso 9, que “Su conducta es una abominación para el Señor”. 

Vamos a leer un poco más en Óseas.

LEER Óseas 7

Ahora, cuando esta Escritura profética fue escrita, Efraín y Judá habían llegado a ser dos naciones separadas. Estas dos naciones también se le refieren en la Biblia como casas y familias. En este contexto, las dos naciones, dos reinos, dos casas, dos familias de Israel quieren decir exactamente lo mismo.  Las tribus han sido divididas, las tribus de Judá y Benjamín esencialmente forman el Reino de Judá, y todas las otras tribus esencialmente forman el Reino de Efraín….o como la Biblia en ocasiones les llama, Israel. Recuerda que los Levitas están en una categoría especial, y no son contados entre las 12 tribus, y por lo tanto ellos NO son parte de las Dos Casas de Israel.   

¿Cómo esta división de Israel entre dos reinos, dos casas, sucedió? Lo que sucedió fue que después que el Rey Salomón muere (acerca del 925 Antes de Cristo), la nación de Israel se dividió en una horrible Guerra Civil. Como resultado de la división, aún cuando las personas de ambos reinos se veían como Israelitas, solo un Reino continuó llamándose Israel, y ese era el reino que llegó a ser conocido como Efraín. El Reino de Judá, un poco después de la Guerra Civil, paró de llamarse Israel, y comenzó a llamarse simplemente Judá. 

Al igual que en nuestra Guerra Civil Americana, donde nuestra nación fue temporeramente dividida, aún cuando la gente de ambos lados todavía se llamaban Americanos, un lado se llamó DONDE ellos Vivian la Unión, y el otro la Confederación. EL mismo principio que sucedió en Israel.  

Pronto, el reino del norte dominado por Efraín dejó de llamarse Israel, y comenzaron a llamarse Efraín. Así que, al igual que tenemos que entender que Jacob eventualmente es llamado Israel, y vamos a ver en la Biblia revertir entre esos dos nombres, es la misma idea de cuando la Biblia habla de la casa o reino de Efraín, y la casa o reino de Israel……el mismo está hablando del mismo lugar. Pero, esto le aplica solo al tiempo DESPUÉS de la muerte de Salomón y DESPUÉS de la guerra civil, el cual dividió a la nación en dos reinos.

Así que cuando nosotros lleguemos a ese periodo de tiempo, después de la guerra civil y después de Salomón, nosotros tenemos que ver cuidadosamente el contexto de los escritos de los profetas….porque ellos van a cambiar de un nombre a otro llamando el reino del norte Efraín, y en otras ocasiones Israel. Pero, cuando se refieran al reino de Efraín y al reino de Israel (después de la guerra civil) ellos NO están incluyendo en su significado al Reino de Judá, el cual es visto como una entidad separada. De hecho, el Reino de Judá es tratado por Jehová por separado.   

La semana que viene vamos a mirar más de cerca lo que eventualmente sucedió al Reino de Efraín, y porqué es tan pertinente a nuestros tiempos.

 

 

 

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953
(321) 459-9887