Genesis Lección 40 Capítulo 48 parte 1

Génesis

Lección 40 Capítulo 48 parte 1

 

Nosotros estamos a punto de embarcarnos en un estudio que está lleno de ramificaciones para nuestro día y tiempo. Un estudio que va a explorar algunas áreas de la Escritura que muchos de ustedes nunca antes han escuchado, y mucho menos considera profético. Y, está todo contenido en los últimos 3 capítulos de Génesis.   

Yo les voy a decir con honestidad que de la primera vez que yo hice este estudio, hace varios años atrás, hasta hoy, yo he cambiado mi manera de pensar en alguna de mis conclusiones. Aún más, lo que causó ese cambio fueron algunos de los recientes eventos que añaden nueva información y claridad. Así que, voy a tratar de hacer lo mejor posible de separar lo que parece un hecho concreto del que puedes confiar, de la especulación que es necesaria para poder abordar esta importante área de profecía. Ah, y voy a especular; pero como un buen amigo mío en ocasiones me dice, yo me reservo el derecho de estar equivocado.    

LEER GÉNESIS 48

José recibió un mensaje urgente de su padre que estaba muy enfermo; así que este gobernante de Egipto tomo a sus 2 hijos, nacidos de su esposa egipcia, Asenath, y fue a ver a Jacob, Israel. Jacob, con mucho esfuerzo, se levanta y se sienta sobre la cama (lo hace por respeto al puesto que su hijo llevaba como gobernador de Egipto), y recita el pacto de Abraham (lo parafrasea) a José; los términos de este pacto habían sido enseñados a él por SU padre Isaac, al igual que a su padre Isaac se lo enseñó SU padre Abraham. Y, esto dijo: los hebreos van a llegar a ser numerosos; y ellos van a llegar a ser un “kahal ammim”, una santa convocación de conciudadanos. Y, a ellos se les dará la tierra de Canaán como posesión perpetua.  

El verso 3 es el comienzo de la lectura del pacto, y Jacob narra una parte temprana de su vida donde el habla de conocer a EL Shaddai (Dios) en Luz. Luz es un nombre alterno para Beth-el….ambos son el mismo lugar. Jacob no llamó a Dios por el nombre de  YHWH……Yud-Heh-Vav-Heh….porque como vamos a ver más tarde, en Éxodo, en el Monte Sinaí, Dios aún no había REVELADO su nombre personal.

Vamos hablar acerca del nombre en que Dios era referido ANTES de la edad de Moisés…..EL Shaddai. Primero que nada, recientemente el significado de este nombre  ha llegado a tener un mejor enfoque. Toda mi vida a mí me enseñaron, al igual que probablemente le enseñaron a ustedes, que EL Shaddai quería decir “Dios Todopoderoso”. Permitanme enfatizarle la palabra TRADICIÓN. No hay absolutamente ninguna base lingüística para traducir EL Shaddai como Dios Todopoderoso. De hecho, las tradiciones ANTIGUAS basaban lo que exactamente ese nombre quería decir en la era y el lenguaje particular al cual era traducido. Por ejemplo, la traducción temprana de la Biblia hebrea al Griego, llamada la Septuaginta, ha traducido EL Shaddai como “Dios”, “Todo-Poderoso”, “Celestial”, y “Señor”. La primera traducción del Latín lo hace “Omnipotente” la versión Syriac usa “El más Alto” y “EL más Fuerte”.    

Así que, es obvio que todos estos eran primordialmente suposiciones. Aunque, estudios recientes en el campo de paleo-lingüística……el estudio de idiomas antiguos/extintos…. ha comenzado a traer un retrato más preciso del significado de alguna de estas palabras. Y, como hebreo es una rama del lenguaje Acadio, nosotros encontramos que al estudiar los cognados del lenguaje, podemos encontrar algunas de estas definiciones.

Shaddai es casi verdaderamente un cognado de lenguaje de la palabra Acadia Shaddu que quiere decir “montaña”. Así que, El Shaddai  probablemente quiere decir “Dios de la Montaña”. Y, claro que esto va a la par con la mentalidad del hombre en esa era antigua, donde los dioses generalmente vivían en las alturas de las montañas; y con el entendimiento que los hebreos de antigüedad tenían que Dios ciertamente vivía en el tope de la montaña….el Monte Sinaí para ser preciso.  

Luego Jacob hace algo bastante asombroso; él toma posesión de los dos hijos de José. Israel adopta los hijos de José. Ahora, yo he escuchado algunos predicadores cristianos argumentar que al Jacob haber adoptado a estos hijos no era nada inusual; él estaba oficialmente haciendo estos hijos egipcios israelitas, al aceptarlos en la tribu de Israel. Que estas cosas sucedían entre las tribus de ese tiempo es algo cierto; una declaración usualmente era lo único necesario para cambiar la nacionalidad o afiliación tribal de una persona. Pero, la diferencia es esta: Jacob no solo los hizo Israelitas; el no solo los hizo igual como sus otros nietos, él los puso a la par con sus 12 hijos. Jacob hizo a Efraín y Manasés hijos, como dice el verso 5, “….y ahora tus dos hijos….son míos…al igual que Rubén y Simeón lo son”. Él no los adoptó como dos nietos; él los tomó como hijos propios. Si nosotros nos queremos poner técnicos, comenzando desde este momento, y por un tiempo, sería justo decir que ahora habían 14 tribus de Israel: las 12 originales más, ahora, Efraín y Manasés. Pero, las cosas no siempre son como parecen. 

Hoy vamos a comenzar un estudio desafiante que va hacer sentir a alguno de ustedes un poco incómodo. Para otros, este estudio va a traer un entendimiento nuevo que habían estado buscando, pero que tal vez no lo sabían. Va a ser bastante profundo. Va a ser bastante difícil. Puede que vaya en contra de algunas de las cosas que tu denominación te enseñó como doctrina de iglesia. Si tú te cuestionas las cosas que yo te voy a decir, está bien…..solo pídele a Dios que te muestre la verdad. Él lo hará.  

Al menos, nuestro estudio de Génesis 48, el cual gira en torno de Efraín, nos va ayudar a contestar para muchos de ustedes, la pregunta de porqué has tenido este interés, sino total pasión, para Israel y la Torá.

Por casi 1,900 años , la iglesia ha ignorado, inclusive rechazado, el plan de Dios claramente expresado, que para el mundo gentil, incluyendo la mayoría de nosotros en este salón, seamos salvo, nosotros debemos ser injertados a la herencia espiritual de Israel. Desde que yo era un niño, yo puedo recordar a mi pastor decirle a la congregación que cuando nosotros aceptamos a Cristo nosotros somos adoptados, o injertados, a la familia de Dios. Muy cierto, yo supongo que esa declaración es como describiendo una pieza de arte como “interesante”. Es tan comúnmente discutida, que realmente no tiene significado aparte de ser misericordioso. El asunto, es que la iglesia ha olvidado que “la familia de Dios” es Israel; y ciertamente esa NO es la inferencia que la mayoría de las iglesias tradicionales intentan mostrar.   

¿Qué es lo que estás diciendo? ¿Acaso la familia real de Dios no es la iglesia? Sí, pero que constituye a la iglesia, la iglesia, que como discípulos de Yeshua, nosotros creyentes gentiles hemos sido injertado dentro de los pactos de Israel….no EN VEZ de Israel…..no como reemplazo por Israel…pero junto a Israel. Pero, aquí está el detalle, NO es acerca del Israel físico, sino del perfecto Israel espiritual.  

Lo que sucede es esto: tanto el Pacto Antiguo y el Pacto más Nuevo fueron dados a Israel. Vamos a recordar que la promesa de otro pacto….DESPUES del pacto de Moisés en el Monte Sinaí….fue profetizado en un sin número de lugares en la Biblia Hebrea, pero probablemente más directo en Jeremías 31.

BP Jeremías 31:31 He aquí, vienen días, declara Jehová, cuando haré un nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá; 32 no será como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de su mano, para sacarlos de la tierra de Egipto, pues ellos han estimado en nada mi pacto. Por eso también yo los deseché, declara Jehová. 33 Sino que éste es el pacto que yo haré con la casa de Israel después de aquellos días, declara Jehová, Pondré mi ley dentro de ellos, y sobre sus corazones la escribiré y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 34 Ya nadie enseñará a su hermano ni a su prójimo, diciendo “Conoce a Jehová”, porque todos me conocerán, desde el menor hasta el mayor, declara Jehová. Porque yo perdonaré sus culpas, y nunca más recordaré sus pecados.

Ahora, presta atención, ¿Con quién se va hacer este pacto? Según Jeremías 31:31 dice”….cuando haré un nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá….” No hay mención ninguna de esto ser un pacto universal o de este pacto ser hecho con Dios y los gentiles. Y, en NINGUN SITIO en la Sagrada Escritura van a encontrar una sugerencia como esa. Los gentiles….de los cuales yo soy uno….no tenemos parte en este Pacto Nuevo, A MENOS que de alguna manera nosotros seamos visto por Dios…..declarados por Jehová…como parte de la Casa de Israel o de la Casa de Judá.

Ahora, yo dudo que tengamos aquí alguien que piense que la iglesia ha reemplazado a Israel; pero, si hay alguien, o al menos ustedes no están seguros que este sea el caso, entonces permítanme continuar con Jeremías 31 el cual podrá aclarar este asunto.  

BP Jeremías 31:35 Así dice Jehová, quien da el sol para la luz del día, y el orden fijado a la luna y las estrellas para la luz de la noche, quien reprende al mar y calma sus olas; Jehová de los ejércitos es su nombre. 36 Si se apartan estas leyes de delante de mí, declara Jehová, también la descendencia de Israel cesará, de manera que no serán ante mí una nación para siempre.  37 Así dice Jehová, Si pudieran ser medidos los cielos arriba y pudieran ser explorados los cimientos de la Tierra abajo, también yo desecharía a toda la descendencia de Israel por todo lo que ellos han hecho, declara Jehová.  

Claramente, si el sol parara de dar luz, y las olas cesaran de ocurrir en los océanos, y las estrellas desaparecieran y la luna parara de brillar, ENTONCES  y solo entonces Dios cesaría de considerar a Israel Y SUS RETOÑOS como su gente…..lo cual “una nación delante de mi” quiere decir.  

No hay manera de justificar todo esto. La teoría de Remplazo es un error de la peor clase; ya que no es un error sino que es un engaño intencionado. La teología de Remplazo….donde la iglesia ha remplazado a Israel como pueblo de Dios, y es la iglesia la que ha recibido el Nuevo Pacto, no es el resultado de un error inocente o de ignorancia. Más bien, fue un intento premeditado para deshonrar a los escogidos de Dios, Israel, para robarle su herencia (los pactos que Dios hizo con ellos), y para contestar una pregunta que los creyentes habían comenzado a preguntarse después de la muerte de Yeshua y la destrucción de Jerusalén: ¿Sí Israel iba a regresar como nación, donde estaban?   

Pero, gentiles, nosotros tenemos esperanza. Nosotros PODEMOS ser incluidos en este nuevo pacto de Israel y Judá, y cientos de millones…. probablemente billones…..de nosotros hemos sido incluidos. Pero, no porque somos humanos, o somos “buenos”.  

Como puedes ver, desde el tiempo de Abraham en adelante, Dios hizo provisión para cualquier gentil (usualmente llamado un extranjero) que deseaba entregar la lealtad a sus dioses paganos y unirse a Israel, no solo se le permitía hacerlo….sino que eran bienvenidos hacerlo. Y, ellos debían ser considerados ciudadanos de primera clase de Israel. Ninguna distinción debía de hacerse entre los Israelitas nacidos naturalmente, los hebreos, versus aquellos que habían nacido fuera de Israel (gentiles) pero habían escogido ser parte de Israel. Aquellos que se unieron a Israel tenían igual derecho a tomar parte de la herencia de los pactos de Dios como los Israelitas nacidos naturalmente.    

Aun así, yo les suplico que escuchen a Dios en este asunto: aparte de ser parte de Israel, no hay, absolutamente ninguna manera de participar en Dios. Permitanme decirlo una vez más: no el Israel físico, per se, sino el elemento espiritual y el ideal que es Israel.  

Ahora, probablemente ustedes están pensando, que esto suena como puro bla, bla, bla……haciendo una distinción entre el Israel espiritual y el Israel físico; una racionalización para adaptar mis propósitos. Bueno, sí esto es cierto, no me culpen. Culpen a Dios, quien, a través de Pablo y otros, ciertamente hizo la distinción entre el Israel espiritual y el Israel físico.  

Lo que vamos a encontrar al poner los pedazos de Escritura juntos, es que Dios ha creado e implementado un plan que es, en esencia, un círculo. El creó al Israel físico….seres humanos llamados hebreos…como Su pueblo escogido para traer al mundo, el conocimiento del Único Dios Verdadero, por medio de las Leyes y Mandamientos. El trajo la Palabra Adelante, de Israel, específicamente de los judíos. Luego debido a que mucho de los judíos rechazó la palabra Encarnada de Dios, Cristo, Él les da a los gentiles la tarea de regar el Evangelio al mundo. Luego, después de mucho tiempo, cuando los gentiles hayan regado la Palabra de Dios al mundo entero, Él hace que los gentiles lleven de regreso la palabra a los judíos. Los judíos aceptan la Palabra, que es Cristo, y son salvos. Y, de esta forma TODO Israel será salvo. Es un círculo grande.   

Vamos a ver varios pasajes Bíblicos que hacen de este plan de Dios uno perfectamente claro. Comencemos rápidamente; vayan a Romanos 2.

Leer Romanos 2:26-29

Ahora, aún cuando yo estaba usando la palabra Israel….que nosotros debemos ser parte de Israel….Pablo está usando la palabra judío en lugar de Israel. ¿Por qué? Porque tal y como todos conocían en la era de Pablo, los judíos eran lo único que quedaba de Israel; en sus mentes, ellos representaban a Israel. Así que para Pablo, al igual que la mayoría de los judíos, judíos e Israel era lo mismo.  

Y, Pablo dice que para poder ser un verdadero judío, un Israelita de verdad. Debes ser un judío espiritual, un Israelita espiritual…. El ser un judío físico no es el problema. De hecho él dice que no importa si la persona esta circuncidada…..queriendo decir que la persona se ha identificado como un judío….o si él no está circuncidado…..queriendo decir que él no es judío, un gentil…..porque la definición de Dios para ser un judío verdadero es la condición de nuestro corazón, no la carne. Es su posición con Jehová, no la genealogía. Pero, ¿su posición espiritual basada en qué? Basada en las provisiones de los pactos hechos con Israel….por medio de la fe que Yeshua es quien Él dice, y que Él es Dios, y que Él tiene el poder de declararte limpio y santo; es el medio para la salvación.

Y, para estar seguros de que Pablo está definitivamente hablando de los judíos y gentiles cuando habla de circuncidados y de no circuncidado, y no de varios judíos que ahora viven esparcidos en culturas a través del Imperio Romano, o habla de diferencias entre varias sectas de judíos, nosotros simplemente tenemos que leer lo próximo que dice en Romanos 3:1.

Debido a que Pablo enfatiza al decir que no hay distinción espiritual entre aquellos que confían en el Dios de Abraham, Isaac, y Jacob, ahora él debe contestar la pregunta lógica que cualquier judío que le hubiese escuchado hablar le iba a preguntar: ¿Entonces cuál es el punto de haber nacido como uno del pueblo escogido de Dios, un judío?  

Y, Pablo dice que el ser un judío físico tiene muchas ventajas, porque fue a Israel físico que Dios le encargó la Palabra de Dios. Y, tenemos que recordar, que la Palabra de Dios no es solo la Biblia….porque Jesús también es llamado “la Palabra hecha carne” Jesús era un judío físico. Pero, El también era el mayor judío espiritual….el mayor Israelita espiritual. Aún cuando hay una distinción precisa, entre un judío físico versus un gentil físico, NO hay distinción en un judío espiritual (Israelita) EXEPTO por la condición del corazón. Aquellos que confían en Jehová, judío o gentil, son judíos espirituales (Israel espiritual); aquellos que no confían en Dios, no lo son. Aún aquellos de nosotros que por cualquier medio nos hemos identificado a los gentiles FÍSICOS, nosotros AHORA somos judío espiritual si hemos puesto nuestra fe en Yeshua Mesías.    

Permitanme darle otra manera en la que podemos pensar acerca de esto, con solo definir lo que el “Reino de Dios” es. El Reino de Dios son personas que se han dado, voluntariamente, al Señor. La personas que aceptan al Dios de Abraham, Isaac y Jacob como el único verdadero Dios. Pero, más aun, esos quienes aceptan esta verdad por medio de la fe en el Mesías Dios enviado para ser nuestro sustituto. Porque es esta fe la que Dios cuenta como el único factor identificable para quien Su pueblo es, y quienes no lo son. Aún así, la razón legal completa que hace esto posible está contenida en los pactos que Dios hizo con Israel, no en ningún otro sitio. El  Israel Espiritual son los únicos residentes del Reino de Dios. EL Reino de Dios es Israel Espiritual. El Israel Espiritual son judíos y gentiles que confían en Yeshua como su Salvador. Los Israelitas Espirituales NO son judíos que han tomado una identidad física gentil para así poder adorar a Cristo, e Israelitas Espirituales NO son gentiles que han tomado una identidad física judía para adorar a Cristo. Los judíos permanecen judíos, y los gentiles permanecen gentiliza-dos; el punto en común es la unión en Yeshua…una unión espiritual.  l   

Ahora, lo que acabo de decirles pudiera ser más irritante para los judios entre nosotros que para los gentiles. Por eso necesito que escuchen BIEN cuidadosamente a lo que voy a decir: de ninguna manera yo estoy diciendo que puedo tomar tu patrimonio de ti. De ninguna manera estoy diciendo que algo místico sucede a mi cuerpo, el cual me hace físicamente judío cuando llego a creer en el Mesías judío, Yeshua. Lo que yo estoy diciendo es que MUCHO antes de que hubiese un Israel, los principios, mandamientos, y leyes existían. Estas leyes, principios y mandamientos por definición son espirituales en su naturaleza, ¿verdad? Las mismas existían solo en el Cielo. Y, fue el Señor Mismo quien TRAJO estas leyes, mandamientos y principios espirituales de los Cielos y las dio a Israel, y las hizo físicas. Al darle estas leyes, mandamientos y principios espirituales a Israel, las mismas tomaron un aspecto físico. Lo que podemos hacer y lo que no podemos hacer. En otras palabras, antes de darle a cualquier criatura física las leyes de Dios, las leyes eran solo ideales divinos. Ahora, al dárselos a la gente física en el Monte Sinaí….los Israelitas….y literalmente escribirlo en un pedazo de piedra, estas leyes, mandamientos y principios tomaron una forma física. PERO….el aspecto espiritual no cesó de existir.    

Es como Yeshua; ÉL es la Palabra. El existió puramente como una entidad espiritual HASTA que EL nació como bebé del vientre de María. La Palabra tomó una forma física cuando ÉL entró al mundo para salvarlo.  

El punto completo de ser un Israelita….ser un judío a la manera como Pablo pensaba…..era para ser una criatura física que ejemplifica y confía estos ideales espirituales de Dios; estos ideales espirituales que llegaron a ser físicos y leyes, mandamientos y principios tangibles. Por lo tanto, Dios vé a CUALQUIER persona que personifica estos ideales como la verdadera forma de un Israelita. Nuevamente, no de una manera física…pero en un sentido espiritual. Y, al igual que el símbolo físico de ser un Israelita era la circuncisión, también el símbolo espiritual de ser un Israelita Espiritual es la circuncisión del corazón….confiar en Yeshua.

Busca en tus Biblias Efesios 2. Vamos a leer del 11-13.

LEER EFESIOS 2:11-13

Bastante explícito. Gentiles por nacimiento (queriendo decir gentiles FÍSICOS) son extranjeros (forastero) a la familia de Dios….la familia de Dios siendo definida como Israel. Pero, ahora, estos forasteros son traídos cerca…..DECLARADOS ciudadanos de Israel, miembros de la familia de Dios, por el trabajo de Dios. Nuevamente, NO Israel físico, per se, sino que ideal espiritual de Israel.

La ironía en todo esto, es, que mientras, hoy en día, los creyentes gentiles generalmente niegan que cuando nosotros somos salvos, nosotros llegamos a ser ciudadanos del Israel espiritual…..antes, en los días de Pablo, los judíos estaban tratando de poner como requisito que cuando los gentiles eran salvos, ellos tenían que llegar a ser parte del Israel Físico……ellos tenían que llegar a ser judíos poniéndose la señal física en su carne. Y, esta señal física era la circuncisión.   

Ahora, vamos a poner un poco de más carne en estos huesos. Vamos a buscar

 Romanos 9.

 

LEER Romanos 9:6-9

Y, aquí lo dice de otra manera: Israelita no es necesariamente una parte del Israel VERDADERO. Y, como ninguno de nosotros discutiría, no todo gentil va ser parte del Reino de Dios. ¿Verdad? Y, claro, ¿qué fue lo que Pablo acaba de explicar que un Israel verdadero, un judío verdadero era? Es en el contexto espiritual del Israel ideal, no en el sentido físico de sencillamente tener una madre judía.  

Y, el repite esto en el verso 8: no los que son hijos de la carne, sino que son los hijos de la promesa, los que son considerados descendencia…..aquellos que CONFIAN en Dios en sus corazones.

Vamos a resumir esta parte de la lección, yendo a Gálatas 3.

 

 

LEER Gálatas 3:26-29

Si perteneces a Yeshua, judío o gentil, ¿entonces tu perteneces a que semilla? A la de Abraham. Y, herederos de acuerdo a ¿qué promesa? La promesa que Dios le dio a Abraham. Y, ¿dónde está contenida esa promesa de Abraham? Dentro del pacto que Dios hizo con Abraham….el primer hebreo. ¿Es Abraham el progenitor de los Israelitas, o es el progenitor de los gentiles? Claro, él es el progenitor de los Israelitas.

Toda nuestra esperanza, como gentiles, está envuelta en llegar a ser Israelitas espirituales….el cual nosotros hacemos cuando confiamos en Cristo…para así poder tomar parte de esas promesas…..o mejor, pactos….hechos entre Dios y ELLOS. Y, es el Israelita, Yeshua Mesías, el que nos guía a nosotros a eso, y lo hace posible por su sacrificio en la Cruz.

Pero, eso no lo es todo. Cristo era sino una parte del plan de Dios. Muy ciertamente la parte más importante, pero ÉL no era el plan entero.

Vamos a regresar ahora a Génesis 48, donde vamos a ver otra parte del plan.  

Uno de los efectos de esta adopción y bendición por Jacob es que la bendición para el primogénito finalmente había sido asignada……y fue para José. Ahora, no lo parece a primera instancia, pero este sí fue el caso. Uno de los atributos inherentes de la bendición del primogénito, es que el que lo recibe tiene una doble porción…..de hecho, otro nombre para la bendición del primogénito, es la bendición de la “porción doble”. Ambos términos tradicionalmente significan lo mismo. El hijo que recibe la bendición de la primogenitura obtiene doble (o más) de las riquezas del clan, el doble de cualquier otro. La doble porción de José fue manifestada en que José iba a obtener dos porciones completas de “Israel” mismo. ¿Cómo puede ocurrir eso? Haciendo a los dos hijos de José hijos propios de Jacob, cada uno de los hijos de José tenían derecho a una partida completa de todas las riquezas y autoridad y herencia igual que sus nuevos hermanos, las otras 12 tribus de Israel. Piénsalo de esta manera: todos los otros hijos de Israel, desde Rubén hasta Benjamín, como habían 12 de ellos, cada uno tenía derecho a 1/12vo de todo lo que Israel poseía. Pero, como los 2 hijos de José ahora eran considerados hijos de Jacob, cada uno de ellos recibió una porción igual. Así que, la familia de José, la tribu de José, obtuvo una bendición doble ya que recibió dos porciones de Israel (una para Efraín y otra para Manases) cuando los otros solo recibieron solo una.  

Ahora, tu podrás estar diciéndote a ti mismo, sí pero yo pensé que con la adición de Efraín y Manasés ahora habían 14 hijos, 14 tribus de Israel. Así que, ¿porqué lo estamos dividiendo en 12, y no en 14? Primero, como le voy a mostrar en la escritura, José no recibió un 12vo en adición a cada uno de sus hijos recibiendo las porciones. La idea era que al darle a cada uno de los dos hijos de José una porción de Israel, 1/12vo para cada uno, el efecto era el MISMO como darle a José 2/12vo’s……doble. Así que, como vamos a ver, José seria, justo hasta hoy en día, repuesto (o, más exactamente, representado) como tribu de Israel por sus dos hijos….a CADA uno se le daba su propia tribu…….las tribus de Efraín y Manasés.

Pero, todavía hay un problema. Aún cuando removimos, a José como una de las tribus de Israel, y lo repusimos con sus 2 hijos, todavía tenemos 13 tribus de Israel y no 12. ¿Verdad? Las 12 originales, menos José, es igual a 11. Añades a los dos hijos de José, y nos da 13.  

Bueno, la contestación recae en lo que ocurre 450 años después de esta Bendición de Manos Cruzadas, y les voy a llevar a eso la próxima vez que nos reunamos. Hasta este punto en nuestro estudio, yo le he dado un poco de información concernientes a algunas profecías acerca de los Israelitas, y hemos discutido brevemente a Efraín. Pero, al haber llegado a este momento importante en Génesis, es tiempo de estudiar minuciosamente el impacto de la Bendición de Manos Cruzadas de Jacob sobre los dos hijos egipcios de José. O mejor aún, como esta Bendición de Manos Cruzadas va afectar a los descendientes de Efraín y Manasés en el futuro. Así que, vamos a parar aquí por hoy, y la próxima vez vamos a ver varios pasajes de la Biblia que nos van ayudar a poder explicar el significado de lo que acaba de ocurrir aquí en Génesis 48.

 

 

Old Testament Bible Study for a New Testament Understanding

 

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953
(321) 459-9887