Genesis Lección 31 Capítulos 33 y 34

Génesis

Lección 31 Capítulos 33 y 34

 

LEER GEN 33

Los eventos de la noche anterior habían preparado a Jacob,  para lo que iba a pasar próximamente.

La pregunta acerca de la sobrevivencia de Jacob (y la línea de su familia) iba a ser contestada al ver a su hermano Esaú dirigiendo un grupo de 400 hombres. El ubicó a su familia en un orden especifico, que podría tener un tipo de significado, pero la única conclusión a la que yo puedo llegar es que él puso a las personas que él pensaba que eran  MENOS importante, al frente, y los más importante en la parte de atrás. Las concubinas y SUS hijos fueron puestos al frente en una forma de peligro inmediato, y su amada esposa, Raquel, y sus hijos, su favorito, José, en la parte de atrás, quienes podían tener una mejor oportunidad de escapar si Esaú decidía atacar. Luego, Jacob corrió al frente de todos  ellos y se postró y se inclinó ante su hermano…..en realidad él se postró completamente en la tierra y se inclinó SIETE veces….y esperó.  Esto fue absoluta rendición. De acuerdo a los estándares del Medio Este, Jacob se presentó el mismo y a su clan entero a Esaú como sujeto a la misericordia o ira de Esaú. La ironía de esta situación chocante; la bendición de Isaac sobre sus dos hijos era, en este momento en la historia, exactamente contraria. Ya que la bendición de Jacob era que Jacob iba ser amo sobre su hermano (queriendo decir su tribu), y Esaú iba a estar bajo el yugo de su familia. En vez, Jacob ha puesto su vida a los pies de su hermano.    

Esaú lo ha perdonado, y los dos hermanos se reconcilian. Los años han ablandado el coraje de Esaú…..al igual que Rebeca, la madre de los gemelos dijo que iba a pasar.  Y, el increíble generoso regalo para Esaú de parte de Jacob muestra la completa sinceridad y arrepentimiento de parte de Jacob por sus fechorías. En el estilo de saludo del Medio Este, con el respeto mayor, Jacob ofrece regalos a su hermano y presenta a su familia. Esaú al principio rechaza los regalos, pero eventualmente los acepta. Jacob es sabio, y aún cuando su hermano ha sido amable, Jacob continúa hablando con Esaú como un inferior hablándole a un superior. De hecho, la costumbre del Medio Este demanda que todos los regalos inicialmente sean rechazados, antes de ser aceptados. Esta pequeña interacción que vemos con los regalos de Jacob, Esaú rechazándolos al principio y luego al final aceptándolos, tenía que pasar porque era costumbre; y no hay ningún significado espiritual para el mismo.  

Esaú ahora se da cuenta que su hermano  Jacob y su clan viene y se van a unir a su clan en la tierra de Edom, y le ofrece acompañar a su familia por el camino. Jacob dice que eso no es factible, porque estos habitantes beduinos se movían a un paso mucho más acelerado que los rebaños y ganados que Jacob llevaba en frente. Así que, Esaú le ofrece una escolta armada. Jacob rechaza eso también, y le dice que él va a confiar en Dios que lo proteja.  Esaú está de acuerdo, y se va a su casa, viajando hacia el sur, de regreso a Edom.  

Jacob no tenía intención alguna de seguir a Esaú hasta Edom a menos que lo hubiera forzado……lo cual hubiese sido una posibilidad. De hecho, el astuto de Jacob…..ahora llamado Israel……señala, es evidente como él le implica a Esaú que él y su familia ciertamente se van a unir a Esaú en Edom; seguramente un engaño. Más bien, una vez que Esaú y sus tropas se van, Jacob se cambia de rumbo y va hacia el noroeste, de regreso al área donde tuvo la lucha con el ángel; a la tierra que eventualmente vino  a ser territorio de su hijo Gad. El permanece ahí, aparentemente por unos cuantos años, y llama el lugar Succoth……que quiere decir caseta, choza….porque él construye estos albergues para su familia y algunos animales temporeramente; ese lugar no era donde el planeaba establecerse.   

En una periodo de tiempo del cual nosotros no sabemos (tradición hebrea dice que fué 18 meses), Jacob se muda a Shechem, el mismo lugar donde su abuelo Abraham había ido cuando primero entró a Canaán (date cuenta que nuevamente vemos la historia repetirse). Pero, este era un lugar bastante diferente al lugar de cuando Abraham y Sarah acamparon. No había ciudad, ni tan siquiera una aldea; en ese momento era solo un “lugar”. Ni tan siquiera se le llamaba Shechem en el tiempo de Abraham. Permitanme explicar y darle una información útil de cómo entender la Biblia. Si ustedes y yo fuésemos hablar acerca de los indios Chumash que habitaban en la cuenca de Los Angeles, mucho tiempo antes de que los mexicanos llegaran, ustedes no tendrían problema alguno en referirse a eso como Los Ángeles, como yo acabo de hacer. Ciertamente NO le llamaban Los Ángeles en aquellos días……y yo estoy seguro que ya ustedes estaban al tanto de esto….pero es sencillamente una manera para mi comunicarles a ustedes de la área a la cual me estoy refiriendo. Lo mismo sucede con la Biblia. Debido a que fué en la era de Moisés donde las Escrituras que nosotros estamos leyendo fueron escritas como un documento completo, el mismo estaba mirando atrás a un tiempo alrededor de 500 a 600 años antes. Así que, en la era de Moisés, Shechem era una ciudad conocida y muy bien establecida. Por lo tanto, cuando se nos dice en Génesis que Abraham llego a Shechem, era una manera sencilla y fácil de identificar el lugar usando términos contemporáneos. De hecho, debido a que varios libros de Antiguo Testamento fueron escritos sobre un periodo de acerca 1000 años, los nombres de las ciudades y lugares cambiaban. Los lugares y las ciudades podían ser llamados de una manera en los primeros libros, pero cientos de años más tarde, los llamaban de otra manera. Es por eso que vamos a encontrar que al mismo lugar se le da dos a más nombres diferentes en la Biblia, porque en ocasiones están hablando del nombre actual, y en otras ocasiones están hablando del nombre usado anteriormente.    

Pero, ahora, en el tiempo de Jacob, una ciudad amurallada había sido construida. El compra un terreno de los hijos del Rey Shechem, Rey Hamor. King Hamor era de una de las muchas tribus de Canaán, y su tribu particular era los hivitas. Nosotros también aprendemos, aquí, que la ciudad fué llamada en nombre de uno de los hijos del Rey Hamor, Shechem.

En vez de vivir dentro de la ciudad, Jacob se establece fuera de las  murallas de la ciudad. Él es un pastor; viviendo dentro de una ciudad no era algo que él iba a escoger. En lo contrario, el vivir al lado de una ciudad le daba a él la oportunidad de hacer un tratado de seguridad mutuo para la protección de su familia, y tener las provisiones necesarias. La cantidad que él paga para la tierra que está fuera de la ciudad, es importante: porque a) registra que el SI compró la tierra, y b) que el pagó un precio alto para que así no lo pudieran acusar de haberle hecho trampa al rey. Este principio moral, opera de la misma manera de cuando Abraham compró la Cueva de Machpelah como lugar de entierro; cada elemento de prueba de posesión permanente, sin disputa, es provista. Esto probaría ser muy importante en un futuro. Se nos dice en Génesis 48 que este pedazo de tierra en particular Jacob se lo dió en testamento a José. Más tarde, José fue inicialmente enterrado ahí luego del éxodo……ya que los israelitas trajeron su cuerpo con ellos….aunque aparentemente sus huesos fueron movidos a otro lugar mas tarde.    

Algo que es mucho más interesante es que en el futuro, en este mismo lugar (ese pequeño pedazo de tierra fuera de las murallas de Shechem), Yeshua demostraría un principio que muchos de nosotros en este salón debemos de estar agradecidos. Vamos a pausar y leer una porción de esa historia, aunque no toda. Busque en su Biblia Juan 4:1.

LEER JUAN 4:1-14

Date cuenta, que en este momento en la historia, Shechem es llamado Sychar pero los dos nombres quieren decir el mismo lugar. Y, aquí, en el mismo pozo que Jacob cavó para proveer agua a su familia y sus animales, nosotros encontramos a Jesús teniendo un encuentro con la mujer samaritana. Es interesante, que la PRIMERA persona no-judía a la que se le ofrece de tomar del agua viva que trae vida eterna es una a) una mujer, y b) una samaritana detestada. Y, eso ocurre en el primer lugar donde Jacob, Israel, se establece cuando sale de Mesopotamia y regresa  a la Tierra Prometida.

De hecho: hoy en día  Shechem está en el West Bank, y se le llama por el nombre árabe Nabuls, y los palestinos aseguran que a ellos siempre le ha permanecido esta tierra.  

Sintiendo que él ha llegado a un lugar que probablemente es el hogar nuevo y permanente, Jacob, ahora llamado Israel, levanta un altar y lo llama EL-Elohe-Israel. Esas palabras hebreas quieren decir….El, Dios de Israel. Aún cuando ellos no van a quedarse por mucho tiempo.  

GENESIS Capitulo 34

LEER GEN 34

Ahora, Dina, la hija que Jacob tuvo con Lea, tenía alrededor de 15 años de acuerdo  a la mayoría de los historiadores Bíblicos. Y, se nos dice que un día ella fue a la ciudad a “ver” o a “visitar” algunas muchachas que Vivian allí. La palabra hebrea para “ver” es ra-ah, lo cual lleva un significado de querer participar, o explorar, o aprender algo intelectualmente. Josephus dice que ella fue a unirse a una de las muchas fiestas paganas celebradas por los Hivitas. Shechem, hijo del rey, ve a Dina y le gusta lo que ve, y la viola. Esta historia lleva un sentido de una joven muchacha inocente, ingenua que se mete en una situación fuera de su control, y luego una serie de eventos suceden que están fuera de la capacidad de ella para reconocer como peligrosos, y mucho menos controlar. Nosotros debemos entender que Dina era una muchacha de edad para casarse, virgen, y NUNCA se le hubiera permitido ir a la ciudad sin chaperona. El  ella haber hecho esto fue un acto desvergonzado de rebeldía de parte suya, que le llevó cosas muy horrible.   

Ahora, aparentemente, el hijo del rey tenía un deseo sexual por Dina. La Biblia dice que él le amaba, pero a la misma vez, la escritura solo está diciendo su lado de la historia. ¡Un hombre que ama a una mujer no la tomaría a la fuerza! Pero, como príncipe, el sentía que podía hacer lo que se le pareciese. Y ciertamente, ninguna mujer se iba atrever a rechazar sus avances.

De todos modos, el príncipe ahora se quiere casar con Dina, así que su padre, el rey, va hablar con Jacob, quien ya sabía que su hija había sido violada. Durante ese mismo tiempo, los hijos de Jacob estaban en el campo y se enteran, y vienen de regreso a donde estaban acampando, muy furiosos. El rey se dirige a Jacob y a sus hijos y le explica que él y su hijo quieren  arreglar las cosas haciendo que su hijo se case con Dina, y luego casarse entre sí y eventualmente llegar a ser uno.  

Hay tanto para parar y hablar de lo que paso aquí, pero me gustaría señalar unos cuantos puntos. Primero: que el rey de Shechem rápidamente tratara de arreglar el problema y mostro sabiduría y que este rey no era un típico monarca de esos días. Se ha sospechado por mucho tiempo que la ciudad de Shechem no estaba habitada solo por los hivitas, sino que por diferentes tribus. Hamor gobernaba sobre una confederación de tribus, y mucha diplomacia era necesaria para que el pudiera mantener su poder. Segundo: nosotros necesitamos captar que el reinado de Shechem era grande. La ciudad era, en el tiempo de Jacob, básicamente el gobierno sobre una área muy grande. La ciudad misma no era particularmente grande; pero el territorio que gobernaba, sí lo era. Los registros Egipcios y Akkadios de antiguedad hablan de un reino de Schechem que abarcaba una área de acerca 1000 millas cuadradas que comenzaba un poco al sur de Jerusalén y llegaba hasta el norte de Megiddo. No hay duda alguna que el rey y reino del que estamos refiriéndonos es el mismo al que esos registros  antiguos describen. Hamor era más como un jefe tribal en vez de un rey, y él tenía que ser políticamente versado para poder correr su reinado diverso.    

En el verso 7, las últimas palabras dicen que esa cosa…..esa violación….fue “una cosa que no se debía de haber hecho”. Lo que había ocurrido aquí era ilegal en el Medio Este. Y, se requería que el hombre compensara a la familia de la muchacha, porque ahora la muchacha estaba arruinada. El tratar de buscar un esposo para la muchacha, que había perdido su virginidad, era casi imposible. Y, en unos cuantos versículos más nosotros vamos a ver como el rey le ofrece una oferta mayor a la que se acostumbraba pagar por la novia a Jacob, y no lo hacía porque tenía un sentido de responsabilidad, sinó porque legalmente estaba obligado.   

Lo que realmente llevó a los hijos de Jacob a tener mucha furia, fué que el rey no hizo mención del crimen que su hijo había cometido en contra de Dina….fué como si nunca hubiese sucedido. Más bien, Dina estaba secuestrada dentro de la ciudad, lo cual no hay duda alguna que por eso fué que el rey se sintió con mucha valentía para confrontar a Jacob de la manera tan superficial como lo hizo.   

En la narración que continúa, nosotros no escuchamos a Jacob responderle al rey, sinó que, son los hijos de Jacob los que le dan las condiciones a la petición del rey: el rey, los hijos, toda su familia, y todos los hombres de la ciudad tienen que ser circuncidados antes que Dina se case con Shechem. ¿Por qué los hombres tenían que ser circuncidados? Porque era prohibido para cualquiera ser un miembro de Israel (lo cual era lo que en esencia, dijo que iba a suceder….dos personas, las suyas y las de Jacob, iban a ser unidas), sin primero someterse a los términos del Pacto de Abraham. Y, para poder ser un miembro de ese pacto el requisito era la circuncisión. Pero esta era una trampa porque ellos pensaban solo en sangre. Ellos estaban usando lo que habían aprendido de su padre, Jacob, ahora llamado Israel: el engaño. Ellos sabían muy bien lo que los hombres de tiempos antiguos experimentaron luego de haber sido circuncidados: mucho dolor e infección, y como resultado debilidad y malestar.    

King Hamor no es nada diferente. El llama a una reunión pública, y les habla a todos los hombres de la ciudad y les dice que él quiere que ellos se circunciden para que estos dos grupos de personas puedan unirse. Ellos no estaban muy contentos con esto, ya que en esos días la circuncisión de un adulto era un proceso muy duro. Así que, él lo hace ver como una cosa buena para ellos. Pero, primordialmente es para el propósito de adquirir riquezas para el mismo. Ya que en el verso 23, el rey le dice a los hombres de su ciudad, “¿Acaso sus rebaños, sus posiciones, y todo su ganado, no serán así nuestros?” ¡Dificilmente, llegará a ser SUYO!

El líder argumenta elocuentemente para su punto de vista. Él dice que estas personas son nuestros amigos. Un término que iba a indicar un tratado entre Shechem y los israelitas ya existía, así que el rechazar los términos de Jacob sería una afrenta.  

En el verso 24, se nos dice que todos los hombres de Shechem fueron circuncidados y que 3 días más tarde, en el momento más grande de su incomodidad e infección, los hermanos Simeón y Levi fueron por la ciudad matando a cada hombre, todos los cuales estaban incapacitados; esto incluía matar al rey y a sus hijos. Ellos también rescataron a Dina, y luego que Simeón y Levi terminaron de matar, los otros hijos de Jacob se unieron y saquearon la indefensa ciudad. Ellos no solo se llevaron las posesiones, sinó que también se llevaron a las personas. Este era el modo en el que se operaba en esos días; el llevarse a las personas añadía fuerza y poder a sus tribus.

Es importante entender que fueron las TRIBUS de Simeón y Levi que fueron matando a todos los hombres. Los hombres, Simeón y Levi, los dirigían, pero ellos para ese entonces tenían varios hombres que eran siervos y probablemente uno o dos hijos que también participaron. Yo sospecho que algunos hombres de otras tribus también participaron, porque iba a tomar más de unos pocos hombres para matar a todos los hombres del pueblo. Y, yo sospecho que esto fue hecho al estilo de la guerrilla, de puerta en puerta, para que nadie fuese más sabio hasta que su muerte llegara.

Cuando Jacob se entera de lo que sus hijos habían hecho, él estaba desconsolado y furioso, y les dice que él ha venido a ser una “pestilencia” para los cananeos y los ferezeos como resultado de sus acciones. Se piensa que los ferezeos no son una tribu en específico, sinó que un nombre general para un grupo de tribus sin nombre que Vivian en las colinas del campo de Canaán pero ellos ciertamente son de origen cananeo. Tenemos que recordar que los hivitas  (quienes era la tribu que gobernaba de Shechem) eran una de muchas tribus que provenían de Canaán, hijo de Ham, nieto de Noé.  Ellos todos estaban inter-relacionados, y probablemente también tenían un tratado de protección mutuo entre ellos mismos. Jacob les dice a sus hijos que ahora que ellos han hecho eso, muchas tribus van a venir en contra de ellos, y ellos no van a tener oportunidad alguna de ganar porque van a estar en desventaja de hombres. Sus hijos no se arrepienten por el hecho tan feo que hicieron.

Más tarde, Simeón y Levi van a ser públicamente humillados por su sed de sangre y  violencia. En Génesis 49, cuando Jacob estaba en su lecho de muerte dando las bendiciones….lo que iba a probar ser bendiciones proféticas….para cada uno de sus hijos, Simeón y Levi escuchan esto:
NAS Génesis 49:5 "Simeón and Levi son hermanos; Son instrumentos de ira a causa de su naturaleza. 6 "No entró mi ala en su consejo, y en su asamblea no descendí en mi honra, porque mataron hombres en su ira, y derribaron el muro en su furor. 7 Sea maldita su ira porque es feroz, y su furor porque es violento. En Jacob los dividiré, y en Israel los dispersaré.  

Es interesante que Levi llegó a ser sacerdotes y los que cuidaban del templo. Los dos trabajos primarios serian asesinos de los animales de sacrificio, y guardias armados del Templo y sus alrededores……..trabajos sangrientos y violentos.  

Los Levitas NO recibirían tierra en la repartición  de territorios en la Tierra Prometida. Más bien ellos iban a ser esparcidos entre los 12 territorios de las tribus.

A Simeón se le daría un pequeño pedazo de territorio rodeado por Judá, y fue una de las primeras tribus que iba ser absorbida por otra tribu Israelita….Judá.  

Antes de continuar con el capítulo 35, Permitanme mencionar un asunto muy importante: Dios NO iba a permitir que el matrimonio entre Dina y Shechem ocurriera. El NO iba permitir que la mescla de los hebreos con estos paganos. No hay indicación que Jacob estaba de acuerdo con esto. De hecho, no había ninguna indicación que sus hijos pensaban que esto era una buena idea……ya que su única meta en aparentar estar de acuerdo con la petición era buscar una manera de sacar venganza. El efecto de la unión de Jacob, la familia de Israel, con la de los hivitas (el rey Hamor y su familia) hubiese reunido lo que Dios ya había dividido y separado; eso hubiese unido la línea de bendición  de Shem (línea de Jacob) con la línea maldita de Ham (la línea del rey Hamor). Satanás le hubiese gustado algo así. 

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953
(321) 459-9887