Exodo Lección 30 Capítulo 31 y 32

Éxodo

Lección 30 Capítulo 31 y 32

Nosotros continuamos en nuestro estudio de Éxodo 31 esta semana con la sección que comienza en el verso 12 en lo que respecta al Sabbath….en hebreo, Shabbat.

Vamos a volver a leer esta corta sección para refrescar nuestras memorias.

VOLVAMOS A LEER ÉXODO 31:12 hasta el final

EL Sabbath es la Ley de Dios acerca de la observación de este tiempo sagrado, al igual que el Tabernáculo es la Ley de Dios acerca de observar el espacio sagrado. Ahora, esto puede sonar un poco filosófico en vez de espiritual pero verdaderamente no lo es. Permitanme explicar, por lo que persevera conmigo ya que esto puede parecer bastante complejo pero realmente no lo es.

Un científico, correctamente, diría, que nosotros vivimos en un universo que consiste SOLO de espacio y tiempo. El espacio consiste de 3 dimensiones. El tiempo es una dimensión más la cual nos da un total de 4. Las primeras 3 dimensiones (espacio) son bien fáciles de captar porque nosotros podemos simplemente mirar el salón en el cual nos reunimos (este espacio que hemos adquirido para nosotros congregarnos) y ver su longitud, ancho y altura. Lo que no es fácil de captar es el tiempo. Nosotros no podemos VER el tiempo, o tocar el tiempo, pero podemos observar sus efectos. El mismo es especialmente visible para mi cada mañana en mi espejo, porque yo veo esta cara arrugada con este pelo blanco en la coronilla de mi cabeza y me pregunto, “¿Quién es ese?” Esa imagen verdaderamente no se ve como mi mente espera. Yo no me SIENTO como el reflejo se ve. El envejecer es el efecto del tiempo.  

Pero, ¿qué es tiempo? Al igual que una pulgada o un metro es una medida de las primeras 3 dimensiones que nosotros hablamos acerca (longitud, ancho y altura), el tiempo es verdaderamente una medida de descomposición como es expresado en la 2nda ley de Termodinámico. Todas las cosas físicas se descomponen, pero se descomponen en diferentes velocidades. El tiempo mide la velocidad de la descomposición. Una piedra se descompone mucho más lento que un humano, pero no todas las piedras se descomponen a la misma velocidad ni todos los humanos se descomponen a la misma velocidad. De hecho nuestros instrumentos de medición más precisos, los relojes atómicos, realmente usan la casi perfecta constante velocidad de algunas partículas atómicas para hacerlas trabajar.  

No, esto no es una lección de ciencia; la misma es una lección para ayudarnos a entender al menos parte de la aparente lógica de Dios sobre el Sabbath. Como nuestro Dios creó un universo de 4 dimensiones consistiendo de espacio y tiempo, es por lo que Él decretó un medio para consagrar la santidad de todas las 4 dimensiones de Su Creación; el Tabernáculo es representativo de estas 3 dimensiones de espacio y el Sabbath es representativo de la dimensión del tiempo. Dios santificó el Tabernáculo al separarlo de todo el resto del espacio humano y al morar en el mismo, y ÉL santificó el Sabbath al establecerlo aparte de todos los otros bloques de tiempo y decretó este bloque específico de tiempo, Shabbat, uno santo. No hay otro pedazo de espacio (en el tiempo de Moisés y luego por varios cientos de años mas) separado como uno santo para encarnar la santidad del espacio, y ningún otro bloque de tiempo ha sido separado como santo con el propósito de encarnar la santidad del tiempo. Ciertamente otros bloques de tiempo (otros días) han sido decretados y separados para honrar OTRAS cosas que Dios quiere que sean honradas (las Fiestas Bíblicas por ejemplo); pero ninguna de esas tenia los propósitos específicos de honrar la creación de Dios del tiempo.

Por lo que el Sabbath es el día designado de Dios para dar gloria tangible a Su creación de la 4ta dimensión, el tiempo. El Tabernáculo junto con el Sabbath encarna la santidad de la creación de Dios. Teniendo esto en mente, vamos a ver lo que podemos recopilar de estos últimos versos del capítulo 31 acerca del Sabbath.

Las últimas palabras del verso 13 es otro de esos interesantes, pero generalmente ignoradas, pequeñas frases que llevan consigo un gran significado…..y el significado del mismo es explicado en el verso 14. Al final del verso 13 dice, “a fin que sepáis que yo soy el Señor que os hizo santo” en algunas versiones Bíblicas puede decir, “santificó” o “consagró” , en lugar de “santo”…..pero es todo lo mismo. La palabra “santo” o “santificó”, es traducido de la raíz de la palabra hebrea “kadash”, el cual ciertamente quiere decir “santo” o “ser santo”….ser separado (el cual es lo que la palabra en español santificado quiere decir). Pero presta atención a lo que Dios PARECE estar diciendo aquí: Él dice que el PROPÓSITO de Israel en guardar el Sabbath es…. ¿qué? ¡Para hacerlos a ellos, a ti, santo! Eso no es cosa pequeña y la misma lleva consigo unas implicaciones muy grandes.

En el vs. 14, hay otra interesante frase que trabaja en conjunto con la que acabamos de ver en el verso 13; y la misma es más significativa si aceptamos lo que significa en su sentido más literal….el cual generalmente es la mejor manera de estudiar la Biblia. La misma comienza asi; “Guarda el día de reposo porque es santo para vosotros….” Lo que yo quiero ver es la palabra que es traducida como “santo” en ESTE verso. En hebreo, la palabra usada aquí es “kodesh”; aun cuando es tomada de la raíz de la palabra kadash, la misma tiene un significado un poco diferente. Kodesh NO quiere decir santo…. Esto es una escolaridad mediocre. En hebreo “kadash” quiere decir santo. Por lo que si kodesh, el cual es la palabra usada aquí en el verso 14, no quiere decir “santo”…….. ¿Qué significa? La misma significa “santidad”. Literalmente este verso lee “Guarda el Sabbath porque el mismo es santidad para ti”.  

Asi que, ¿Cuál es la diferencia? La manera en la cual generalmente traducen el verso 14 quiere decir para nuestras mentes: “Yo quiero que guarde el Sabbath, porque yo lo hice santo y por lo tanto tú debes considerarlo santo, y debes observar el mismo PORQUE es un día santo”. ¿Verdad? Pero, ese no es el significado.

Aquí lo que SI significa: “Yo quiero que guardes el Sabbath, porque no solo lo declaré santo, pero el Sabbath te viste a TI en un estado de santidad ante mis ojos cuando me obedeces y lo observas. ¿Puedes ver la diferencia? La primera manera es, yo quiero que hagas esto porque yo hice el Sabbath santo, y yo quiero que respetes la santidad del Sabbath. La segunda manera es, al observar el Sabbath; TÚ tomas la santidad del Sabbath. Es la santidad del Sabbath que cuando es imputada sobre ti, transmitida a ti, te hace santo. Por lo que, el verso 13 dice, “yo voy hacerte santo….y el verso 14 dice, “yo voy hacer esto al transmitir la santidad inherente en mi Sabbath a TI……SI tu obedeces y observas Mi Sabbath.

Este concepto realmente no debería sonar extraño para nosotros en lo absoluto. Ya que se nos dice, que para nosotros poder entrar al Reino de los Cielos, nosotros debemos ser justos de acuerdo a los estándares de Dios. Pero, es casi imposible para un hombre obtener ese estado de justicia salvadora por sí solo. Por lo que, por fe en Jesús, nosotros somos vestidos en Su justicia. La justicia de Yeshua es imputada sobre nosotros. La justicia de Yeshua es transmitida a nosotros. Dios está estableciendo este principio aquí en Éxodo que, por medio de Su Gracia, Él va a imputar sobre Israel, ÉL va asignar a Israel, un estado de santidad que no puede ser alcanzado de ninguna otra manera.

Esto también va un largo camino hacia ayudarnos a nosotros a entender lo que Cristo realmente quería decir cuando ÉL dijo: “el Día de Reposo fue hecho para el hombre, no el hombre para el Día de Reposo”. Como ves, ÉL estaba diciendo que NO era necesario para la creación del Hombre con el fin de traer santidad al Sabbath, pero si ERA necesario que el Sabbath fuera creado con el fin de que esa santidad pudiera ser traída al Hombre.

La seriedad de la ordenanza del Día de Reposo es enfatizada cuando en el verso 14 continua diciendo que cualquiera que profana el Sabbath debía ser cortado….ellos debían ser separados de Dios. Cortado puede significar que ellos están destinados a morir a una edad temprana de la duración de vida normal, o puede significar, como en esta ocasión, que ellos deben ser ejecutados por no guardar el Día de Reposo. Y, más tarde en la Torá, nosotros vamos a obtener un ejemplo o dos de la sentencia de muerte siendo aplicada a alguien que no observó PROPIAMENTE el Sabbath.

¿Cuánto tiempo debe de durar esta ordenanza sobre el Sabbath?.....verso 16 dice que es por siempre.

Dios dice que el Sabbath es una señal entre Él e Israel. En hebreo la palabra para señal es owth (oth). El sentido de la palabra es una afirmación, o una prueba, o una marca de distinción. El Sabbath es una marca de distinción que establece la relación entre Dios e Israel aparte del resto del mundo. Y, más adelante en el verso 16 (o 17 dependiendo de sus Biblias), el hace esta conexión entre la creación del universo (como hablamos en el comienzo de nuestra lección) y la observancia del Shabbat.

Ahora, déjame ver si yo les puedo ilustrar algo a ustedes. Yo dije que el Sabbath es un bloque especifico de tiempo, (el 7mo día) que es separado del resto de los otros bloques de tiempo para personificar la santidad del tiempo como la 4ta dimensión de la Creación de Dios. Yo nací en noviembre 26. Por lo que mi cumpleaños es en noviembre 26 cada año. ¿Que pasaría si yo prefiero recordar mi cumpleaños el 15 de marzo? ¿Qué te parece si cuando el 15 de marzo llega yo declaro en mi hogar ser el 26 de noviembre, mi cumpleaños? Aun cuando ciertamente no hay ninguna ley en contra de esto, con igual certeza esto no hace mucho sentido y como que arruina el propósito completo de tener un cumpleaños. El 15 de marzo NO es el 26 de noviembre. Cada uno es bien específico y días diferentes.

Amigos, la Biblia…..no yo sino que las Sagradas Escrituras…..DEFINEN el Sabbath como el 7mo día de la semana. El bloque de tiempo separado, santificado que el Señor ha establecido como representativo de la 4ta dimensión de Su creación es el 7mo día de una semana de 7 días. No es NINGÚN otro bloque de tiempo que nosotros escojamos. Nosotros no podemos más escoger nuestra propia definición del Sabbath que lo que nosotros podemos escoger nuestra propia definición del Mesías.

Dios ahora ha terminado, por el momento, de dar a Moisés y al pueblo de Israel Sus ordenanzas y principios. Y, por lo que Jehová inscribe en dos tabletas de piedra, sobrenaturalmente con Su propia mano, los 10 principios del cual toda la Ley, ordenanzas, tiempos y festivales señalados, rituales y observancias, aun el sistema de sacrificio será basado.

Nosotros ahora hemos completado 4 de las 6 divisiones de Éxodo, y estamos listos para comenzar la 5ta división, la cual Everett llama “Infidelidad y Reconciliación”.

LEE EL CAPÍTULO 32

EL capítulo 32 es todo acerca del incidente infame del Becerro de Oro. La llave para entender las escrituras acerca del Becerro de Oro es que Israel estaba rompiendo el Pacto Mosaico en el mismo momento que Moisés estaba en la cima de la montaña recibiéndolo. Recuerda, esto es un pacto condicional….Israel tiene sus obligaciones de guardarlo, porque el pacto tiene estipulaciones acerca de lo que sucede si ellos no lo guardan. Dios ve lo que Israel hizo de construir ese becerro, como adulterio, y por lo tanto, infidelidad. ¿Por qué adulterio? Porque se suponía que ellos estuvieran en unión con ÉL, y ellos vinieron y trajeron otro “dios” al panorama.

Son capítulos como estos los que marcan la Biblia como la pieza de literatura más extraordinaria (obviamente es mucho más que una mera literatura) en toda la historia de la humanidad. Dios a separado a un pueblo de todo el resto de las personas en el mundo para ser un Reino de Sacerdotes y una Nación Santa para Él. Y, en vez de tratar de pintar a Israel, ahora, como algo MEJOR que los otros humanos, menos susceptibles hacer el mal y lo malo, sobre todas las tentaciones de pecado e inmoralidad, un bonche de personas que solo silban una feliz melodía y están en los negocios de Dios adorándole a ÉL todos los días, se nos muestra la realidad de la condición humana. Nuestra inestabilidad, nuestra naturaleza egoísta y rebelde son vivamente mostradas aquí en este capítulo, como un duro contraste del carácter de Dios Y las expectativas de ÉL para nosotros.

Durante las últimas semanas de nuestro estudio de Éxodo es como si nosotros hubiésemos estado escuchando por casualidad las conversaciones de Dios con Moisés. Desde lo alto, en la cima del Mt. Sinaí, todo lo bueno, y verdadero, y perfecto….el ideal espiritual celestial….ha sido hablado y explicado a Moisés. Mientras que en el rancho la realidad diaria de la vida física está en conflicto con los estandartes de Dios y los mismos nos dan de frente.

Nosotros no debemos de esquivar la ironía aquí: DURANTE el mismo tiempo que Moisés está recibiendo la increíble revelación de Jehová, parado en la cima, el Lugar Santísimo……DURANTE el tiempo que Dios está descendiendo Él Mismo para enviar una carta de amor a la humanidad que llama a los hebreos a reconciliación con Él….el pueblo de Israel está confabulando hacer lo mismo que Dios ha prohibido. Traducción: si, nosotros sabemos que hay un Dios, nosotros sabemos que ÉL es amoroso y poderoso, nosotros sabemos que Él tiene estandartes de bien y mal, Bueno y malo, pero nosotros estamos ansiosos y estresados por lo que vamos a tomar el asunto en nuestras manos, muchas gracias. Una reacción muy humana.

Los primeros versículos del capítulo 32 explican la lógica de romper el segundo mandamiento. El que dice, “No tendrás otros dioses delante de mí. No harás imagen alguna…..” y básicamente es que ellos son impacientes y están un poco asustados. Ellos quieren respuestas y las quieren AHORA. Y claro que, yo pienso que la semana pasada nos dimos cuenta que el adulterio estaba también en medio de la gran ofensa en contra de Dios. Adulterio, porque lo que el Pacto Mosaico creó fue una unión entre Israel y Jehová. Y, al mezclar esa unión con Jehová con la adoración al becerro, al traer otro dios al medio, la unión llegó a ser corrompida y contaminada. Realmente, la unión fue rota.

Y a quien los Israelitas reclutan para dirigirlos en esta ofensa en contra de Dios nada más que el hombre que está a punto de ser el Sumo Sacerdote. Aarón, el segundo en comando, el que aguantó la vara de Moisés y habló de los milagros de Dios delante del Faraón, el propio hermano de Moisés….Aarón. Uno pudiera arrastrarse de la risa, si no fuera todo tan trágico y típico.

Se nos dice que Aarón estuvo de acuerdo en construir para Israel una imagen de dios, y el instruyó a las personas que le dieran el oro de sus pantallas. Yo no estoy seguro de cuan significativo es esto, que era SOLO de pantallas de donde podían reunir el oro….pero de una cosa estoy seguro….debió de haber habido un enorme número de pantallas para poder hacer este becerro de oro, por lo que una enorme cantidad de personas estuvieron de acuerdo en hacer esto.

Una vez el becerro fue hecho, ¿qué fue lo que los hebreos pensaron que hicieron y quien representaba? La contestación está en las últimas palabras del verso 4, y luego en el verso 5. “Este es tu Dios, O Israel, quien te sacó de la tierra de Egipto”. Y Aarón anunció que mañana ellos iban a edificar un Altar y sacrificar un animal al becerro de oro para tener una “fiesta para Jehová”. Sus Biblias probablemente dicen una fiesta para el Señor. Esa es una traducción incorrecta. Esto ha llevado a muchos comentaristas a sugerir que los Israelitas tenían un “señor” completamente diferente en sus mentes, uno de sus viejos dioses antiguos. Pero, el hebreo original no dice “Señor”, Adonaí; el mismo dice YHWH…..Jehová, el nombre personal de Dios. Las personas pensaban que ellos estaban haciendo una imagen apropiada del Dios de Israel, Jehová, cuando ellos edificaron el becerro. De hecho, nosotros todos deberíamos examinar las imágenes y los símbolos que nosotros usamos……porque muchas de ellas, y yo no me siento cómodo que la lógica que nosotros usamos lo hace correcto ante los ojos de Dios.

Hay tantas lecciones profundas aquí, que nosotros pudiéramos pasar una enorme cantidad de tiempo con ellas. Por lo que, permíteme mencionar algunas de ellas para ustedes.

Primero, el becerro de oro mismo, era una imagen de un animal común usado por casi toda la cultura del Medio Este. En Egipto se llamaba el Toro Apis, una deidad ciertamente muy alta. La misma representaba fuerza y autoridad, y los hebreos hubiesen estado MÁS que familiarizados con la misma. Ahora nosotros no podemos saber de seguro que la deidad egipcia Apis fue la que ellos usaron como modelo para el becerro de oro…..la misma pudo haber sido algún otro dios toro del Medio Este. Pero, esto realmente no importa. El punto es que a pesar de los increíbles milagros que ellos personalmente habían sido testigos, después de haber escuchado la misma VOZ propia de Jehová decirles a ellos Sus 10 Mandamientos, a la primera señal de problema su instinto fue NO creer en Dios, NO confiar en Dios, NO ser obediente a Dios, sino más bien comportarse como siempre lo habían hecho. La cosa graciosa es que ¿acaso el haber adorado dioses en Egipto le trajo libertad o algún bien? Aparentemente no, ya que ellos fueron esclavos por lo menos por 2 siglos cuando Dios los rescata a ellos. Pero eso no importaba; ellos solo regresaron a lo que les era familiar, y se apartaron de lo que era correcto. ¿La gente no ha cambiado tanto, verdad? Cuando la situación se pone mala nosotros tendemos a caer en lo que es tradicional y cómodo. Nosotros amamos las cosas de las cuales nos son familiares, las cosas que parecen validar el estilo de vida que nosotros hemos escogido; nosotros comprometemos o racionalizamos los principios de Dios rápidamente si satisface nuestras emociones o las cosas que queremos. Yo he escuchado decir que la verdadera definición de locura es creer que si continúas haciendo las mismas cosas eventualmente vas a obtener resultados diferentes. No hay ninguno de nosotros aquí presente escuchando esto que no tiene que batallar, diariamente, la tentación de agarrarse, o volver, a nuestros caminos viejos aun cuando nosotros sepamos la verdad.    

Segundo, ¿porque las personas sintieron que necesitaban una imagen de dios para empezar? Interesantemente es la necesidad humana de tener una evidencia visible, tangible de la presencia de Dios la que los llevó a este trágico acto. Y es por esa misma necesidad HUMANA….la necesidad de verlo con nuestros propios ojos….que Dios estaba en proceso de proveerlo por medio del Tabernáculo. Dios sabia, y sabe, que nosotros necesitamos consuelo visible y evidencia de SU trabajo divino en nuestras vidas. Israel lo necesitaba, también. Dios no NECESITABA un tabernáculo terrenal. Y, Él ciertamente no NECESITABA manos humanas para construir uno. El tabernáculo, como todo lo demás, era para el beneficio de Israel, nuestro beneficio, no Suyo. El tabernáculo era la demostración física de algunos principios celestiales además de la consagración del principio de Dios de un espacio sagrado.

Hay un paralelo, un vínculo, entre el becerro de oro y el Tabernáculo, ya que la intención de ambos era satisfacer las necesidades del hombre y tener una prueba visible de la presencia de Dios. Nos podría hacer bien pensar del Becerro de Oro como una clase de anti-Tabernáculo. El Becerro de Oro es la idea perversa del hombre de una deidad. El mismo fue hecho de las imágenes y esfuerzos más sinceros de Israel. Contrariamente, el Tabernáculo era un modelo celestial…el mismo fue ordenado por Dios. Pero, el mismo también iba a venir en el tiempo de Dios, no en el de ellos.

Decretado por el hombre, versus decretado por Dios. Esta es la batalla que la humanidad ha estado prácticamente haciendo desde el momento en que la Creación terminó, y la misma continuará hasta el fin del reinado del Milenio de Cristo en el futuro. Probablemente dentro de algún tiempo en nuestra vida nosotros vamos a ver esta batalla tomar lugar en la manera más dramática, en el final de la historia del mundo, al nosotros ver la humanidad instalar al anti-Cristo como la cabeza del Gobierno del Mundo para gobernar sobre nosotros. Y, ¿Por qué el hombre lo instalaría a él? Por las mismas razones que los Israelitas moldearon su imagen: impaciencia, miedo, ansiedad, y la necesidad de una prueba visible que Dios está presente. Ya el mundo está pidiendo a alguien que edifique ese nuevo Becerro Dorado. Para hacer algo con la violencia y el terror que ha azotado al mundo, pero no parece haber solución. Y, pronto, muy pronto, yo creo que la porción apóstata de la iglesia va unirse al esfuerzo del mundo, si no de dirigir el camino, para identificar e instalar al Becerro de Oro de los últimos tiempos, el anti-Cristo. Y al igual que en los días de Moisés esto va a ocurrir ya que Dios está en el proceso de preparar al mundo para demostrar la visible y verdadera presencia de Dios en la forma de Jesús el Mesías. Pero esto será en su tiempo; tristemente nosotros ya sabemos por la Biblia (primordialmente Apocalipsis) que la mayoría del mundo, y todos excepto un remanente de la iglesia, no esperarán por la solución de Dios. Nosotros vamos a tomar el asunto en nuestras propias manos con resultados devastadores. Eso fue lo que Israel hizo cuando ellos edificaron ese Becerro de Oro.

Comenzando en el verso 7, Dios informa a Moisés de lo que “SU” pueblo esta haciendo. Yo encuentro esto bastante gracioso que Dios llama a Israel “SU” pueblo. De una manera, por un momento aquí, parece que Dios los repudia porque EL HABÍA estado llamándolos MI pueblo. Y adivina que: legalmente eso fue exactamente lo que ÉL hizo, ÉL repudió a Israel. El Pacto estaba roto y Moisés demostraría eso cuando regresara al área del valle. Además, iba ser necesario re-establecer el pacto, el cual nosotros también vamos a encontrar a Moisés fabricando dos tablas de piedra adicionales para llevarse consigo al tope del Monte Sinaí.  

Cuando el Señor le da instrucciones a Moisés, ÉL le dice a Moisés que avance y vaya de regreso abajo a la montaña y ponga un pare a la adoración del becerro. Y, de hecho, Moisés, cuando te vayas, voy a sentarme aquí y pensar en todas las cosas que yo puedo hacer para destruir a todas esas personas. De hecho, yo creo que voy a comenzar todo de nuevo contigo como el Padre nuevo de un pueblo especial para mí.

Moisés, con un gesto muy noble, le suplica por misericordia para esos Israelitas y Dios cede.

Ahora, unas cuantas cosas que debes pensar: ¿Estaba Dios yendo de un lado para otro….indeciso….entre destruirlos o no? No, claro que no. Jehová, como siempre, está en una “función de enseñanza”…….en una función de Torá. Él está mostrándole a Moisés cuan serio desobedecer al Todopoderoso puede ser. Él está mostrándole a Moisés que ciertamente esas personas son su responsabilidad. Él está demostrándole que no tenía que ser Israel Su pueblo escogido; podía haber sido cualquier otro el que ÉL escogiera. Moisés, en la posición de mediador, es el que carga con la responsabilidad en sus hombros los pecados de lo que es ahora descrito como TU gente porque el pacto que hace a Israel el pueblo de Dios ahora ha llegado a ser invalidado.

Esto es algo similar a un episodio de Seinfeld, aquí está el pueblo de Israel, en el pie de la montaña, festejando locamente, adorando y ofreciendo sacrificios a este becerro dorado, tan orgullosos de ellos mismos por haber resuelto sus propios problemas….mientras que en el mismo momento Dios le está diciendo a Moisés que de aquí a que él llegue allá abajo esa gente va a ser una pila de tostadas humanas. Y estos hebreos tontos y rebeldes no tienen absolutamente idea alguna que su destino está siendo decidido, en el tope de la montaña, al ellos estar ignorantemente feliz allá abajo.

Yo también creo que Moisés realmente tenía que captar su propia importancia ante los ojos de Jehová, al igual que en los ojos del pueblo. Moisés siempre estuvo renuente en coger este trabajo en primer lugar. Él era un hombre humilde, uno introvertido, y se le hacia difícil entender porque la gente lo veía como un líder. Pero, como nosotros podemos ver cuando Dios habló los 10 Mandamientos por medio de un sonido estruendoso y aterrador dirigido al pueblo de Israel su respuesta fue generalmente ¡WOW! ¡Por Favor no lo vuelvas hacer nuevamente! Moisés, tú hablas con Dios por nosotros, y deja que Él te hable a ti. Ellos estaban seguros que si ellos estaban en la presencia de Dios nuevamente, o escuchaban su voz, ellos iban a morir. Ellos vieron a Moisés como el único canal entre Jehová, el cual por supuesto es la misma definición de lo que el ciertamente es: su Mediador.

El pueblo de Israel dependía de Moisés como el Mediador. Y después de un tiempo considerable, cuando el todavía no había bajado de la montaña, ellos hicieron lo que las personas hacen cuando el líder desaparece: a ellos les dio pánico. Cuando ellos no vieron lo que esperaban ver, cuando ellos esperaban verlo, perdieron la fe; el resultado fue el Becerro Dorado. Yo no estoy seguro que yo haya hecho una buena decisión cuando he estado en estado de pánico, el cual es una de las razones por el cual Dios nos recuerda constantemente que “no temamos” ya que el miedo nos lleva a tomar un juicio pobre y a conductas irracionales.  

Cuando Moisés estaba bajando la montaña, él se encuentra con Josué….el mismo Josué que eventualmente iba a relevar a Moisés. Aparentemente Josué fue con Moisés hasta cierta parte de la montaña y se quedó y esperó por él ya que Josué parece no saber lo que estaba sucediendo en el campamento….pero el podía escuchar todo el alboroto y sabía que algo bueno no estaba ocurriendo. Josué dice, “¡Moisés, yo creo que está ocurriendo una guerra!” Moisés responde, “¡no Josué, ellos solo están teniendo una gran fiesta!”.

Moisés finalmente llega a ver lo que estaba sucediendo y se enfurece, como nunca antes lo había estado. El tira las tablas al piso, y las mismas explotan en cientos de pedacitos. Él tomó el becerro, y lo quemó en el fuego, y lo molió hasta reducirlo a polvo, y lo esparció sobre el agua de beber. Luego, el hizo que el pueblo de Israel se lo tomara.

Este acto de romper las tabletas era significativo; en el Medio Este, cuando un pacto era hecho, escrito, y luego era transgredido, las tabletas de barro en las cual estaba escrito eran ceremonialmente tiradas y rotas para significar que el pacto ciertamente estaba roto. Por lo que, esto no fue un momento de ira en el cual Moisés pierde la compostura por un momento y tira las tabletas de la Ley. Esto era una costumbre…y la gente sabia inmediatamente lo que significaba. ¡El pacto que habían hecho con Dios hacia unas pocas horas estaba roto!

Moisés le pregunta Aarón, en el verso 21, que sucedió que le hizo aceptar hacer tal cosa como edificar un ídolo. La contestación de Aarón: ellos me pidieron que lo hiciera. Presión de grupo, presión social. Un deseo de ser todas las cosas para todas las personas en lugar de liderato divino de Dios; ¿Complazco a Dios o a mis amigos? Aarón escogió imprudentemente.

Luego Moisés tiró el guante: el llamó aquellos que estaban con él, y al hacerlo estaban con Dios, que vinieran a donde él. Moisés está haciendo lo que Dios nos demostró a nosotros desde el momento que ÉL separó la oscuridad de la luz: EL divide y separa para crear unidad. Yo sé que este principio que Dios divide pasa por alto por la cara de la doctrina típica moderna de la iglesia que Dios une. Pero la doctrina de la “unidad a cualquier costo” simplemente no cuadra con las Sagradas Escrituras, primordialmente porque es muy simplista. Dios divide y separa para poder alcanzar unidad. ¡Por Dios!, aquí en Éxodo ÉL está en el proceso de dividir a Israel, separar a Israel, del resto del mundo como Su pueblo. Y aquí en Éxodo 32 nosotros tenemos a Moisés dividiendo y separando al pueblo de Israel para asi poder alcanzar la clase de unidad de Dios. División, separación, y elección son la manera en que Dios alcanza una unidad ideal. Tristemente el mundo y muchos de la iglesia han caído en la trampa que define la unidad como un compromiso para alcanzar un consenso. La unidad de Dios no tiene nada que ver con consenso o unanimidad o conformidad….y la mayoría ciertamente no con compromiso. La unidad es unidad con Su Espíritu.

Eran los Levitas aquellos destinados a ser sacerdotes y auxiliares de Jehová, los que se unieron a Moisés. Ahora, por favor recuerda, que el sacerdocio todavía tenía que ser establecido. Estos Levitas que se unieron a Moisés NO habían sido declarados sacerdotes todavía. Pero, nosotros no tenemos que trabajar tan fuerte para darnos cuenta del porqué, aun desde un punto de vista humano, sería solo los Levitas los que se juntaron alrededor de Moisés: él era pariente. Moisés era un Levita y era la cabeza de la tribu de los Levitas. Esto es la esencia del tribalismo; la sangre pesa más que el agua o cualquier otra cosa.    

Cada uno de los Levitas tomó una espada y fueron matando alrededor de 3000 personas de los que adoraron al becerro. Y, la manera en que lo escribe parece indicar que ellos debieron de haber matado no solo personas que no eran Levitas sino que también compañeros Levitas que habían sucumbido a la adoración de ídolos. Y luego en el verso 29 Moisés hace esta sorprendente declaración para aquellos que hicieron la matanza: por no haber sido compasivo ni tan siquiera con sus propios hijos ustedes se han consagrado al Señor. Dada la elección entre obedecer a Jehová y ejecutar a su propio hijo por idolatría a Su mandato ustedes escogieron la obediencia a Dios sobre sus propios deseos. Esto los separa del resto. Estos Levitas en este momento estaban divididos del resto de Israel, consagrados, para ser sacerdotes de Dios. Esto sería confirmado muy pronto en una ceremonia formal.

De hecho: los Levitas son una interesante contradicción de carácter. En Génesis cuando Jacob estaba pronunciando en su lecho de muerte las bendiciones sobre sus hijos él le dijo a Simeón y a Levi que la violencia les seguiría. Pero también él le dijo algo adicional que ahora estaba haciéndose cierto.

LEE Gen.49:5-7

Simeón y Leví son hermanos; Armas de iniquidad sus armas. En su consejo no entre mi alma, Ni mi espíritu se junte en su compañía. Porque en su furor mataron hombres, Y en su temeridad desjarretaron toros.  Maldito su furor, que fue fiero; Y su ira, que fue dura. Yo los apartaré en Jacob, Y los esparciré en Israel.

Fue Levi y Shimon, Simeón, los que dirigieron la matanza en la indefensa ciudad de Siquem en venganza por el hijo del rey haber violado a la hija de Jacob (su hermana), Dina. Ellos mataron a todos los varones, mataron el ganado, e hicieron esclavas a las mujeres y a los niños que fueron perdonados. Como resultado de esta atrocidad Jacob dijo que Simeón y Levi iban a encontrar sus destinos constantemente bregando con sangre y violencia.

Pero Jacob pronuncio aún más eso que concernía a esos 2 hijos: aquí el significado de “yo los dividiré en Jacob” ahora viene a la luz. Aquí mismo en Éxodo 32 los Levitas son divididos del resto de Israel…eso es, ellos son divididos en Jacob (recuerda Israel y Jacob son sinónimos). Y entonces su naturaleza violenta es puesta a buen uso al matar muchos adoradores del becerro y hasta sus propios hijos. La segunda parte de la bendición profética donde Levi va ser esparcido en Israel, va ocurrir al final de los 40 años en el Desierto cuando la tierra de Canaán sea dividida entre las tribus de Israel….pero los Levitas NO obtienen ninguna tierra. En vez ellos deben ser esparcidos a través de los territorios de las otras tribus, dando 48 ciudades para vivir, pero bajo la caridad de varias autoridades de tribus.

Yo creo que también es interesante que los Levitas, muchos de los cuales van a llegar a ser sacerdotes, serán los que van a tratar con la sangre y la matanza diariamente….pero esta vez será sangre de sacrificio. Como puedes ver la matanza que Dios llama JUSTA no es asesinato. Pero el matar fuera de lo que Dios llama justo ES asesinato. Dios crea toda la vida. Como termina es completamente Su decisión. Lo que los Levitas hicieron en Siquem fue injusto, fue asesinato, y ellos estaban bajo la maldición de Dios por hacerlo. Pero cuando ellos se unieron al lado de Moisés, obedecieron a Dios, y mataron a esas 3,000 personas se les fue contado a ellos como una bendición tal y como dice al final del verso 29. El destino en general de los Levitas no iba a cambiar de lo que Jacob pronunció, pero la NATURALEZA de como seria manifestado SI cambió. Ellos ciertamente iban a tratar en sangre y Matanzas; pero en vez de ser muerte injusta, en contra de Dios, seria ahora como siervos de Dios, llevando a cabo no solo matanzas meramente justificadas…sino que matanzas que traen justificación y expiación delante de Dios por parte de Israel. Dios declara lo que es santo y justo….todo lo demás no lo es y no es nuestra posición de alterar sus elecciones.

Luego de la ejecución en masa de los que estaban adorando al becerro, Moisés hizo claro que Israel había pecado en contra de Jehová, roto el pacto y el, como mediador, ahora necesitaba acercarse a Dios para ver si había alguna manera para expiar por esta corrupción, y mucho más importante, re-establecer el Pacto Mosaico.

Moisés regresa al tope de la montaña, y le ruega a Dios que lo saque por siempre del libro de la vida, si eso es lo que es necesario para que el pueblo sea perdonado por ese gran pecado.

En respuesta el Señor establece el principio que el hombre es responsable por sus propios pecados, y por lo tanto rechaza la oferta de Moisés de su propia vida como expiación por los pecados de Israel. El pecado debe ser castigado. No hay otra alternativa. Esas 3000 personas que fueron asesinadas por los Levitas era solo parte del problema. El número de esos que estaban dispuestos a participar en la adoración al becerro era mucho más grande y por lo tanto Dios envío una plaga como castigo y muchos hebreos más murieron de enfermedades.

Nosotros continuaremos con Moisés de regreso a la montaña la semana que viene en el capítulo 33.

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953
(321) 459-9887