Exodo Lección 25 Capítulo 25

Éxodo

Lección 25 Capítulo 25

La semana pasada nosotros terminamos discutiendo la conexión entre los símbolos de las tribus de Israel, y como estas tribus eran colocadas por divisiones y ubicadas en un orden preciso rodeando el Tabernáculo del Desierto, con las extrañas criaturas espirituales que la Biblia a veces llama Seres Vivientes que rodean el trono celestial de Dios. Y nosotros vimos que las 12 tribus de Israel fueron dirigidas por Dios a ser organizadas en 4 divisiones de 3 tribus cada una, y una de las tribus de cada división estaba designada como el líder de esa división. Aún más, las 4 divisiones debían de ocupar una cierta área fuera del Tabernáculo según era definido por puntos en la brújula: Este, Oeste, Norte, y Sur.    

Los símbolos de los 4 líderes eran el León, un Buey, un Águila, y un hombre.

Cuando nosotros examinamos a Ezequiel y Apocalipsis, se nos dice que estos Seres Vivientes que protegían el trono celestial de Jehová, e iban con Dios donde quiera que Él fuera, tenían 4 caras: un León, un Toro, un Águila, y un hombre.  

Por lo tanto nosotros vemos que la RAZÓN por la cual Israel debía acampar de la manera en que lo hicieron concurrente con el Tabernáculo del Desierto era para que siguiera el patrón eternal del Lugar del Trono Celestial.  

Y esto es un maravilloso ejemplo de la Dualidad de la Realidad, donde cada principio espiritual tiene una contraparte física, terrenal…..y viceversa.  .

Vamos a leer Éxodo capítulo 25 para así ver las primeras instrucciones de la construcción del Tabernáculo del Desierto: el lugar de la morada terrenal de Dios.

LEER ÉXODO CAPITULO 25

Date cuenta de algo interesante: ANTES de haberle dado el diseño del Tabernáculo, se nos da primero los detalles de la construcción de varios de los pedazos de los muebles sagrados y los instrumentos de los sacrificios. Así que las instrucciones en lo que respecta al edificio del Tabernáculo, comienzan, en esencia, de adentro hasta llegar afuera. Las instrucciones comienzan con lo más sagrado (el Arca), luego continúa a lo sagrado (el Menora, y la Mesa del Pan, y el Altar del Incienso), y finalmente se mueve fuera del santuario hacia la área de las personas, el patio, la parte del frente donde el altar de sacrificio esta localizado. Nosotros vamos a examinar todo esto en detalle.    

En el verso 1, Dios le dice a Moisés que Él quiere que Moisés recoja de los Israelitas, pero SOLO de aquellos que están dispuestos a dar sin ser forzados, los materiales necesarios para el Tabernáculo. Esto debe de ser una ofrenda, una contribución. Nada debe ser dado por ninguna otra razón que no sea que la persona QUIERE darlo. Date cuenta que no hay ningún castigo, ni debe de haber ninguna presión de grupo o sentido de culpa puesto en el pueblo de Israel para que den. No hay ningún discurso hecho por Moisés o Jehová que haya sido dejado para usar como modelo, para comenzar el Fondo de Construcción. La necesidad ha sido dicha, y luego el dar  sale del corazón de las personas o no sale. De todos modos, el Tabernáculo es para el beneficio de la comunidad entera de Israel, así que es razonable esperar que todos van a contribuir a un nivel u otro.    

En la manera de pensar hebrea hay más de una clase de ofrenda; esta ofrenda en particular es llamada terumah, el cual en ocasiones es traducida como ofrenda levantada u ofrecida. Tiene el sentido de ser una contribución; eso es, el donante está contribuyendo a una necesidad, o a una causa común. Este término extraño, “ofrenda levantada u ofrecida”, es en realidad descriptiva de la MANERA en que la ofrenda era presentada a Dios. Como tradición ritual la ofrenda era literalmente levantada por encima de los hombros por un sacerdote y se movía en un “movimiento agitado”, el saco de grano. Y esta clase de ofrenda, esta terumah, NO era un sacrificio de por sí, porque los sacrificios no eran solo acciones OBLIGATORIAS para poder remediar algunas violaciones de la ley, o completar algún tipo de celebración o ritual de pacto, pero la mayoría (aunque no todos) de los sacrificios eran quemados. Los sacrificios EXIGIAN el dar un animal, grano, o vino, o dinero, de acuerdo a una cantidad legalmente prescrita y la clase de sacrificio en particular. La ofrenda de terumah tenía un elemento de ser voluntaria.       

Yo podría fácilmente hacer de esto una lección acerca de nuestro dar, o diezmar……pero yo creo que voy a resistirme de hacerlo y voy a dejar que sus pastores, que están mejor entrenados en tales asuntos, traten con eso. En vez, voy a decir esto: yo creo que nosotros tenemos que recordar que todos los intentos por parte de las autoridades de la iglesia de caracterizar nuestro dar, o diezmos, como una clase de versión del Nuevo Testamento del sistema de sacrificio del Antiguo Testamento es simplemente erróneo y no es respaldado Bíblicamente. El sacrificio es sacrificio, y una ofrenda es una ofrenda; los dos son completamente diferentes en naturaleza y propósito. Y Yeshua ya ha satisfecho cada requisito del sistema de sacrificios de la Torá, una vez y por toda, así que nuestro dar, nuestros diezmos, no pueden ser clasificados como sacrificio. Más bien el principio de Dios acerca de nuestro dar es establecido para nosotros aquí mismo en el primer verso de Éxodo 25: el mismo es equivalente a nuestro libre albedrio, deseo voluntario de dar la ofrenda levantada u ofrecida…..la terumah. Nosotros o damos por una causa común con un corazón gozoso, voluntariamente, por gratitud por lo que Jehová ha hecho por nosotros (porque nosotros reconocemos la necesidad y nuestro deber de contribuir) o nosotros no debemos de hacerlo en lo absoluto. Pero la clase de dar que la iglesia hace no está en el ámbito de sacrificio en absoluto….es un privilegio, un deber, un acto de conciencia.    

Antes de que leamos de la construcción y diseño del Tabernáculo, el cual ciertamente puede llegar a ponerse un poco tedioso, me gustaría mostrarles un video de media hora, el cual muestra mejor el patrón del Tabernáculo y los materiales usados, sus instrumentos  y muebles, y donde eran ubicados. Yo creo que una vez tengan ese retrato en sus mentes, se le hará mas entendible una vez leamos acerca del mismo.

 VIDEO: “THE TABERNACLE” (en Español “EL Tabernáculo”)

Producido por  Entertainment for Eternity
www.visionvideo.com

Luego que el video haya sido mostrado:

Continuar con el Capítulo   25

Yo espero que el video que vieron ponga algunos de los pedazos del Tabernáculo en su lugar. Hoy nosotros vamos a comenzar a ver algunas de esas piezas individuales que son mucho más que una decoración.  

Por favor presten atención al nosotros continuar que  los materiales usados para el Tabernáculo son agrupados en siete categorías: metales, lanas teñidas, telas, madera, aceites, especies, y piedras preciosas. Como Nahum Sarna (un maravillosos maestro de la Torá) ha destacado, hay una característica muy interesante acerca de algunas de las telas que van a ser usadas porque en ocasiones estas telas consisten de una mezcla de lana y lino. Eso tal vez no signifique mucho para ustedes ahora, pero si va significar mucho cuando estudiemos el libro de Levítico. La razón es que tal mezcla de telas es usualmente prohibida; en hebreo esa clase de mezcla de dos tipos de materiales para hacer un pedazo de tela es llamado sha’atnez. La ropa, por ejemplo, generalmente no debía de ser hecha de esta clase de material de fibras mezcladas. Aun así nosotros vamos a ver que el velo que separa el Lugar Santísimo del resto del Santuario, la cortina a la entrada hacia la Tienda del Santuario, y hasta partes de la ropa de rituales del Sumo Sacerdote TODAS requerían que fuesen hechas de esta misma mezcla (este sha’atnez) que es prohibido.    

Lo que nosotros aprendimos de esto es que ciertas cosas son reservadas para lo más sagrado, según es designado por Jehová; y el uso fuera de ese contexto no es permitido. Por lo tanto no hay nada intrínsecamente profano o impuro acerca de esta mezcla de telas. Eso es, el tejido de lino y lana no crea una clase de interacción mágica de la tela que como resultado de esa unión llega a ser algo totalmente perverso o diferente. Este entendimiento es clave para poder entender correctamente los principios detrás de todo lo kosher versus las comidas impuras, hasta la designación de puro versus animales impuros. Ya que es un error pensar que cualquier comida o animal tiene una clase de santidad sistemática innata mientras que otras comidas o animales tienen una clase se impureza sistemática innata en ellas. Más bien, en general esto tiene que ver con la soberana determinación de Dios y las inescrutables decisiones  acerca de qué y cómo los rituales y la adoración delante de ÉL deben ocurrir; es realmente así de simple.      

Antes de comenzar a examinar el mobiliario del Tabernáculo yo quiero resaltar el verso 9 del capítulo 25: “todo lo que yo te muestre, de acuerdo al diseño del tabernáculo y de todo su mobiliario, así lo harán….”

Esto era Jehová hablándole a Moisés durante los 40 días en el tope del  Monte Sinaí.  Moisés, en este punto en el capítulo 25, no ha regresado aun a donde está el pueblo. Ahora muchas versiones van hablar de este verso como “haciéndolo de acuerdo al patrón que yo te mostré”, y eso es ciertamente correcto. Pero, la pregunta es, ¿que patrón es el que Dios está mostrándole a Moisés? ¿Acaso Dios ha introducido un diseño en un rollo papiro y está mostrando a Moisés los detalles más finos de una tienda terrenal? No….Jehová le está dando a Moisés un recorrido de la morada celestial de Dios. Recuerda que el tabernáculo (en hebreo, Mishkan) es solo una expresión que quiere decir morada. El patrón que Moisés ha de seguir para construir el Tabernáculo del Desierto era el tabernáculo espiritual de Dios, el lugar de SU trono, Su morada (la cual todas se refieren a la misma cosa) EN EL CIELO. La visión de Moisés del tabernáculo espiritual debía de ser transformado en un modelo funcional, una copia, pero desarrollado en la esfera física. Ahora, ¿es esto alegoría o teoría de mi parte, o hay más evidencia que lo celestial era ciertamente el patrón del que se habla aquí?    

Lee Hebreos 8:5   “los cuales sirven a lo que es copia y sombra de las cosas celestiales, tal como Moisés fue advertido por Dios cuando estaba a punto de erigir el tabernáculo; pues, dice EL: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que te fue mostrado en el monte”.

Hebreos 8 y 9 pasa un tiempo haciendo comparaciones entre lo celestial y lo terrenal, usando el Tabernáculo y el Sistema de Sacrificios para mostrar un punto. Pero estos mismos capítulos también señalan un principio que puede fácilmente ser cambiado, o pasado por alto en nuestras mentes, y es este: lo físico es, por naturaleza, INFERIOR a lo espiritual. Eso es, lo que existe en el mundo espiritual es mucho más superior en sus capacidades y su pureza que lo que es posible en el mundo físico. Por ejemplo, el Tabernáculo y todos sus servicios aun cuando son reales y ordenados por Dios, son copias….copias inferiores…..de lo real, del Tabernáculo Celestial original (el cual, existió antes, y luego simultáneamente con, el Tabernáculo terrenal). La Biblia va a usar el término “sombras” para comparar lo terrenal con lo celestial…..como en una SOMBRA de cosas que han venir….cuando están describiendo muchos de los elementos del Tabernáculo, las profecías, y la Ley. Se está refiriendo al hecho que COMPARADO con el original espiritual, la copia física no puede ser pareada, no puede proveer la profundidad de realidad que la cosa real puede. Leonardo DaVinci puede pintar un hermoso retrato del Monte Everest como ninguna otra persona lo pudiera hacer; pero nunca podría ser comparado con el verdadero Monte Everest…..la pintura es una sombra de la cosa real. El mundo físico es bien limitado, porque está gobernado por las leyes de física y contenido dentro de un universo de espacio y tiempo. Lo espiritual opera FUERA de esas limitaciones y leyes.    

Así que, cada elemento del tabernáculo….sus cuartos, los materiales, los diseños, el mobiliario, el sistema de sacrificio, TODO…era un patrón del verdadero CELESTIAL, y miramos hacia el tiempo cuando, a través del Mesías, la humanidad pueda experimentar la realidad espiritual ilimitada de su significado, en vez de la severa copia física limitada.  

Ahora vamos a ver las maravillosas conexiones y simbolismos, de una naturaleza general, del tabernáculo. Primero, date cuenta que fue distribuido en la misma manera en que el área geográfica del Monte Sinaí fue distribuida. Eso es, la montaña y el Tabernáculo eran divididos en 3 zonas de varios grados de santidad. La montaña era santa….toda la montaña. Había una verja de piedra, un marcador de limite, en la base de la montaña que separaba la montaña santa del valle que estaba debajo; y el área santa del área donde la gente podía congregarse. La totalidad del Monte Sinaí igualaba el Santuario del Tabernáculo. Y, el Santuario consistía de dos cuartos que conectaban: el Lugar Santo, y el Lugar Santísimo.    

La cima del Monte Sinaí era donde el Espíritu de Dios descansaba, allí arriba en una nube que quemaba como un fuego embravecido. Y, la ÚNICA persona que se le era permitido entrar a esa área, y SOLO cuando era convocado por Jehová: Moisés. La cima era lo equivalente al Lugar Santísimo, donde solo el Sumo Sacerdote podía entrar…..nadie más…..y luego solo una vez al año, un día específico ordenado por Dios (Yom Kippur, el Día de Expiación).  

La pendiente de la montaña era lo equivalente al Lugar Santo en la Tienda del Santuario. La pendiente del Monte Sinaí era donde Dios llamó a Moisés, los 70 Ancianos (los representantes de las personas), Aarón y a sus dos hijos, a que vinieran y tuvieran la celebración del Pacto, la cena del pacto, delante de Él. Ellos tenían que pasar sobre la línea de barrera que separaba lo sagrado de todo lo demás….esa verja de piedra el cual, hasta ahora, la gente no podía cruzar. Pero, debido al sacrificio en el altar, el cual sellaba el pacto, y la sangre de ese animal sacrificado el cual era rociado en la gente y por lo tanto expiado ceremonialmente por, cubrían, su pecado, Dios ahora permite a estas 74 personas, quienes representaban a todo Israel (Moisés, Aarón, Nadav, Avihu, y los 70 Ancianos) que subieran a la Montaña Santa….pero no a la cima, no al Lugar Santísimo; solo a la pendiente de la montaña, el Lugar Santo, una zona de un poco menos santidad.    

El lado del valle de la verja de piedra era donde la gente hebrea se podía congregar; era la zona de la humanidad, pero solo para las personas que habían sido separadas; solo para las personas que habían sido redimidas. Es también donde Dios instruyó a Moisés a construir un Altar de piedra en donde los sacrificios para sellar el Pacto Mosaico iban a ser hechos. Este valle, área, era equivalente al Patio Externo del Tabernáculo donde el Altar de sacrificio en bronce debía ser construido, y donde las personas redimidas de Dios venían a ofrecer sus sacrificios.


Así que, nosotros vemos esa “igualdad” de patrón en cada lugar donde Dios mora: Su tabernáculo Celestial era el modelo para cada uno de Sus moradas terrenales comenzando con el Jardín del Edén, luego el Mt. Sinaí, luego el Tabernáculo del Desierto, y luego sus sustituto el Templo.  

Permitanme salirme un poco fuera de la tangente para mostrarle otra fascinante conexión: 400 años antes, Jehová trajo a la tribu de Israel de Canaán hacia Egipto para así poder sobrevivir una hambruna; Israel continuó viviendo y se multiplico grandemente en una gran nación. Cuando José, el hijo favorito de Jacob, era el gobernador de Egipto y Jacob mueve a su clan entero a Egipto al ser invitado por José, ¿recuerdas cuantas personas había en el clan entero de Israel? Contando a José y a su familia, precisamente 74….el número exacto de Israelitas que Dios llamó a que fueran a la Montaña Santa para consagrarse a un nuevo comienzo para Israel, esta vez como una nación completamente separada para ÉL. Ahora date cuenta: habían definitivamente MÁS de 74 Israelitas que viajaron de Canaán hacia Egipto. Exactamente cuántos vinieron nosotros no sabemos.   Pero nosotros sí sabemos que algún tiempo antes que Israel se moviera a Egipto había al menos una ocasión en el cual una cantidad cuantiosa de personas fueron añadidas a la nación de Jacob cuando, en Shechem, los hijos de Jacob dirigieron un ataque de venganza en los habitantes de esa ciudad (por venganza  a la violación que el hijo del rey le hizo a Dina). Esos hijos mataron todos los hombres adentro de Shechem, y tomaron a todas las mujeres y niños como esclavos. Debido a que esto era un procedimiento común para todas las culturas del Medio Este en aquellos días, es probable que otros incidentes similares ocurrieran (tal vez no a la misma gran escala) en el cual individuos eran capturados para así aumentar el tamaño de la nueva nación Israelita. Los 74 Israelitas a los que se refieren que entraron a Egipto, al igual que los 74 Israelitas que Dios llamó que subieran a Su montaña representaban la nación Israelita que salió de Egipto.     

Moisés levantó 12 piedras, 12 monumentos, en la base del Mt. Sinaí para representar las 12 tribus de Israel delante de Dios. Por consiguiente, Dios instruyó que allí hubiese una mesa en el Tabernáculo con 12 Panes de Su Presencia en todo momento, representando las 12 tribus de Israel delante de Él adentro del Tabernáculo. Adentro de los dos cuartos separados del Santuario, el Lugar Santo y el Lugar Santísimo, todos los elementos fueron hechos de Oro, el cual simbolizaba santidad y pureza. Fuera del Santuario, en el Patio Exterior, todos los elementos fueron hechos de Bronce y otros metales de menor valor.   

Ahora, Permitanme mencionar una cosa más: como pudieron ver del video, y como ustedes han visto y verán de las Escrituras, el Tabernáculo NO contenía imágenes de Jehová; la religión de Jehová debía ser una sin imágenes. El 2ndo de los 10 Mandamientos  hace MUY claro que Dios NO quería que hicieran imágenes de Su Persona. La religión de los hebreos era la primera, y en lo que a mí respecta junto con su descendencia, la Cristiandad, permanece la única religión en el cual su dios dice NO hacer imágenes de Él. Nosotros tenemos que pensar bastante esto y nuestra inclinación hacia imágenes y símbolos.  

La semana que viene nosotros vamos a examinar el primer artículo que Dios instruyó que hicieran de las contribuciones, el terumah, de las personas: EL Arca del Pacto.

 

 

 

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953
(321) 459-9887