Exodo Lección 9 Capítulos 10 y 11

Éxodo

Lección 9 Capítulos 10 y 11

Estamos acercándonos al final de los golpes, o plagas, en contra de Egipto que Abba ha ordenado para que así Faraón acceda a soltar los hebreos de su esclavitud. Hasta ahora, nada ha funcionado. El corazón de Faraón ha llegado a ser progresivamente intransigente en proporción a  las calamidades en aumento que el Señor ha traído sobre Egipto. Parte de este endurecimiento del corazón de Faraón ha sido Jehová; parte ha sido la misma voluntad de hierro del Faraón.

Aún más, ha llegado a ser evidente para el pueblo egipcio, al igual que para el  gobierno, que los hebreos de alguna manera milagrosamente fueron exentos de todos menos las primeras 2 de esta serie de desastre.  

LEE CAPÍTULO 10

Nosotros pudiéramos mirar a todas estas plagas en contra de Egipto, el agua ensangrentada, el granizo, las ampollas de la piel, y ahora las langostas, y las podemos ver como algo antiguo que solo lo pudiésemos ver en naciones subdesarrolladas. Si el Señor estuviese haciendo esto en nuestros días, en América o Europa, las plagas serían más veloces…..las mismas tuviesen una atracción o causa más moderna y tecnológica: bombas nucleares,  armas biológicas, nuestra red eléctrica fallando, chip de computadoras siendo neutralizados, extraterrestres atacando desde el espacio, etc. Pero, si nosotros pensamos acerca de cada uno de estos golpes que estamos leyendo en Éxodo, los mismos serían tan devastador hoy en día en cualquier lugar del mundo como lo fue 3000 años atrás en Egipto.    

Imagínate si nuestra agua potable llegase a estar contaminada a una escala universal; ¿pudiéramos usar filtrado para resolverlo? Probablemente, pero sería un gran gasto y solo las naciones más ricas pudieran inicialmente tenerlo más disponible: cientos de millones morirían de solo un poco más que agua contaminada.    

Mira lo que una simple tormenta  (Huracán Katrina) hizo a Nueva Orleans y las áreas cercanas, y como afectó a nuestra economía y casi derrocó a nuestro presidente actual. No hay nada tecnológico en particular sobre un huracán, ¿verdad? Solo muchos vientos y mucha lluvia...

Recuerda el desastre en Mt. St. Helens hace unos cuantos años atrás: la devastación que causó, la pérdida de vida, el gasto que fue para la economía de Washington y cientos  de cientos de acres de tierra por décadas a venir. Todo esto a causa de un volcán de millones de años que lo poco que hacía era tirar un poco de humo y piedra derretida.  

Que crees del Tsunami hace unos cuantos años atrás: cuando tomó un estimado de 500,000 vidas, y los billones de dólares que hubo en daños….y todo esto a causa de un terremoto y como resultado una ola de agua marina; no hay tanta tecnología en todo esto.  

Cuando nosotros miramos hacia el futuro al escenario de los últimos tiempos en la Biblia, se nos dice de estos eventos cataclismos que van a opacar toda la historia humana, nosotros típicamente queremos transformar la visión de los profetas de Dios describiendo estos eventos como unos de alta tecnología y experimentos hechos de ciencia; es por eso, que nosotros escuchamos de estudiosos y escritores cristianos que piensan que esto DEBE ser acerca de un intercambio nuclear o terribles armas químicas desatadas. Nosotros pensamos en términos de armas como la película Guerra de las Galaxias. De hecho, nada que el hombre haya inventado o pueda inventar podrá acercarse al poder de una sola Tormenta, o un meteoro de tamaño mediano entrando a nuestra atmosfera y golpeando a nuestro planeta.  

Como resultado, cuando la gente mira hacia atrás a estas turbulencias terribles de la naturaleza sobre los últimos años, nosotros somos propensos a desestimar la mano de Dios, y decir……esto es solo la naturaleza tomando su curso, no lo hagas ver como uno de estos pronunciamientos de juicio de estos religiosos locos. Ciertamente nosotros podemos decir que solo fue la naturaleza haciendo esto en Egipto, y ciertamente será la naturaleza haciendo estas cosas en los últimos días; pero no te equivoques, será al mandato de Dios, y será imparable, y probablemente NO será porque el hombre hizo que sucediera como las personas que apoyan el calentamiento global piensan. Como pueden ver  hasta ahora, nosotros necesitamos descubrir los patrones de Dios de como ÉL trata con el hombre; y cuando nosotros vemos como ÉL lo ha hecho hasta ahora, y ciertamente no ha sido por medio de avances tecnológicos; los desastres naturales probablemente no son ordenados por el hombre.    

Permitanme tomar un desvio por un momento, para conectar algunos puntos para aquellos de ustedes que les interesa la profecía, particularmente la profecía de los últimos días. Muy pocos estudiosos de la Biblia, con excepción de los más liberales que ven la Biblia como un ejemplo de literatura hebrea de antiguedad y cuentos de fantasía, dirían que las 9 plagas sobre Egipto eran simbólicas o alegóricas o metafóricas; ósea, no eran reales, las palabras significan algo completamente diferente. Estudiosos convencionales toman las plagas de Éxodo, generalmente, como literal, aun si unos pocos de ellos consideran estos milagros como sucesos naturales con menos frecuencia o intensidad de lo que normalmente es visto……que SOLO la redacción de la Biblia exagera y adorna.  

Así que, es fascinante para mí que estos mismos estudiosos que han tomado el recuento de Éxodo de las plagas como literal, a menudo consideran los recuentos de Apocalipsis de los sellos y los juicios como simbólicos y NO literales. La mayoría de los juicios de Apocalipsis usan los mismos elementos naturales, solo que son grandemente amplificados y esparcidos aún más, que los recuentos de las plagas de Éxodo. Granizos, insectos, oscuridad, ampollas, océanos y ríos poniéndose color rojo sangre y la vida marítima muriendo; todo esto ocurrió en Éxodo al igual que sucede en Apocalipsis….y luego están estos juicios de Apocalipsis que no están en las plagas de Éxodo, pero que aún existen y ocurren naturalmente: terremotos, estrellas explotando, y meteoros viniendo a través de la atmosfera.     

Yo solo traigo esto a colación para cerrar el círculo de este concepto que yo les estoy enseñando a ustedes; que los patrones y principios de Dios se repiten a través de la historia, y continuarán hasta los últimos tiempos. Nosotros vemos estos mismos patrones de Dios en Apocalipsis, justo como fueron establecidos originalmente en la Torá, aun con las mismas características de como los juicios son cumplidos. Yo sé que muchos de ustedes están interesados en profecía de los últimos tiempos, por lo tanto asegúrense que al leer de estos increíbles y destructivos fenómenos en Apocalipsis, los mismos estén exactamente con la misma substancia y diseño que nosotros leemos en los recuentos de Éxodo. Lo PUEDES tomar literalmente, y DEBES tomarlos literalmente, porque estas cosas han sucedido anteriormente, literalmente; es la manera en que Dios trata consistentemente con la humanidad en general, y con el mundo, y con Su propia gente.    

El capítulo 10 comienza con otra instrucción de Dios para Moisés darle al Faraón. Él le recuerda a Moisés que ÉL ha trabajado dentro de Faraón para mantener su corazón endurecido para un propósito divino: que todos estos milagros, señales, van a ocurrir y los mismos van a ser vistos y recordados entre los hebreos de generación en generación. Y, que ÉL ha usado a Egipto para el bienestar de Israel. A veces a nosotros nos da trabajo este concepto; el Dios muestre favor a uno sobre el otro, y que permita que uno sea destruido, para poder salvar a otro. En este caso, es que los egipcios van a pagar un alto precio por los propósitos de Dios….y que Dios va a mantener el corazón de un hombre, Faraón, endurecido para cumplir con Sus propósitos. Yo he escuchado, en ocasiones, de creyentes y no creyentes, que no es justo que Dios haga tales cosas. Bueno, yo supongo que si nosotros realmente creemos que nosotros podemos estar sentados en juicio de Dios, y luego nosotros podemos debatir acerca de SU justicia. Yo creo que no es necesario que yo tenga que defender las decisiones de Dios. Sus leyes y mandatos son los que son, y son perfectas, y todo lo que nosotros necesitamos saber es cuales son…… no necesariamente porqué son. ¿Has sido criado con la creencia que todas las decisiones de Dios son para tu beneficio? Bueno, no lo son. Las decisiones de Dios son planeadas para cumplir Sus propósitos, para el beneficio de SU Reino, no nuestro bienestar personal, individual o terrenal. Nuestra felicidad, comodidad, éxito, son completamente secundario al propósito divino de Dios de traer a SU Reino.       

En el verso 4. Moisés anuncio al Faraón que si el no deja en libertad a su pueblo HOY, que mañana Egipto será golpeado con una plaga de langostas. Y, no solo la tierra va a estar cubierta de langosta, sino que, la tierra va parecer haber desaparecido, pero lo que quedó de las cosechas en los campos por la destrucción de la tormenta de granizos sería consumido por estos voraces insectos. Aún más, estos insectos van a encontrar la manera de entrar en los hogares de las personas.  

Nosotros podemos preguntarnos si Faraón le creyó a Moisés o si no le creyó; pero sus hechiceros, consejeros, y el pueblo de Egipto en general creyó. Ellos le rogaron al Faraón que dejara salir a Israel, para así poder vivir en paz. De hecho, ellos dicen en el verso 7, ‘Faraón no entiendes que Egipto ya está devastado, que la batalla con Jehová está perdida, y nosotros no podemos más’. Aparentemente, Aarón y Moisés se fueron de la presencia del Faraón por un tiempo para tener en cuenta el asunto, pero luego regresaron con su contestación. Faraón está poniéndose más serio en dejar salir a Israel adorar a su Dios. ¿Pero, quien entre ustedes iría?....queriendo insinuar, la pregunta más importante, quien se quedaría. Ya que, Moisés no hizo concesiones en su contestación “nuestros jóvenes, nuestros ancianos, nuestras niñas, niños, y todo su ganado”. En otras palabras, no solo TODAS las personas, sino que TODAS nuestras posesiones.   

El asunto está muy claro ahora para el Faraón. Su paranoia que Israel va a salir permanentemente ha sido confirmada. ¿Por qué todos los hebreos, y cada uno de sus ganados, necesitaban ir a una jornada de 3 días? No, Faraón piensa que ellos se van a ir para siempre. Por eso Faraón en el verso 10 y 11 dice, que de ninguna manera iban a salir. Yo solo dejare salir a los hombres entre ustedes….pero las mujeres y los niños y el ganado deben de quedarse. Esa fue su contestación final, y Moisés y Aarón fueron sacados del palacio.

Y claro que, eso no era lo suficientemente bueno para Dios, así que ÉL le dice a Moisés que “extienda su mano”…..ósea, Moisés tenía que ordenarle…..a las langostas que vinieran. La octava plaga esta puesta en acción, y un viento del este comienza a soplar, y con el flujo de ese viento, llegan las langostas. Un enjambre de langostas como nunca antes se había visto y devoran todo lo que encuentran en su camino. Nuevamente aquí, nosotros vemos que Dios usa, como en todas las otras plagas anteriores, la naturaleza misma para azotar a los egipcios.

Faraón echa un vistazo a todo esto y llama a Moisés y Aarón. El los trae y hace lo mismo que ha hecho anteriormente: confiesa que ha pecado contra de Dios. Pero, esta vez, Faraón le pide perdón. Pero, esto no fue arrepentimiento genuino, al igual que su creencia en la existencia de Jehová, es confianza y amor. Era solo el uso de cualquier medio necesario, aun cuando fuese mentir, para remover la terrible plaga. Muerte. Las langostas podían llevar a Egipto a la muerte…. Por medio de la hambruna. Faraón finalmente estaba percibiendo lo que todo esto lo podía llevar, y por consiguiente le suplica que tenga misericordia. Pero, el momento en el que Jehová da reversa al viento y envía a las langostas de regreso al este, y hacia el Gran Mar, el corazón del Faraón se endurece y rehúsa libertar a Israel. Esta vez, se le acredita a Dios el endurecimiento del corazón irreversible del Faraón.  

Y, de acuerdo al patrón establecido, el verso 21 trae el noveno golpe……la 3er plaga del 3er conjunto de plagas….y por lo tanto viene sin anunciar para el Faraón o el pueblo Egipto. Y este golpe es el más terrible de todos. Oscuridad. La oscuridad es un anuncio de la muerte final, o muerte espiritual, o maldad, lo cual está cerca. Una oscuridad que no solo es vista, pero es tan gruesa que literalmente se sentía; una oscuridad que es más que simplemente la ausencia de la luz…..una oscuridad que duro 3 días a través de Egipto, pero NO sucedió en Goshen, como leímos en el verso 23.

Favor de prestar atención a lo que les voy a decir: lo que Dios hizo aquí, ÉL también lo había hecho en la Creación: el separó, ÉL hizo una distinción, y El dividió la oscuridad de la luz. Sobre los que tenían a su pueblo en esclavitud había oscuridad; sobre Su Propio pueblo el cual le Servía a ÉL había Luz. Nosotros no podemos pasar por alto 4 palabritas en el verso21: “ellos sentirán la oscuridad”. Los egipcios sintieron la oscuridad, los Israelitas sintieron la luz. ¿Cómo es que unos SIENTEN la oscuridad y otros la luz? Recuerdas en nuestra primera lección de la Torá, cuando nosotros estudiamos la Creación, y nosotros encontramos que cuando Dios creó la luz en Génesis 1:3, era diferente de las clases de luces usadas para crear ondas de luz visual, el cual ocurrieron en Génesis 1:14. La palabra usada para “luz” que va permanecer sobre todo Israel en Goshen, en Éxodo 10 verso 23, es exactamente la misma palabra que Dios usó en Génesis 1:3. En hebreo la palabra es “owr”, y lo que quiere decir es “iluminación”. Ósea, el bien en lugar del mal. La verdad en lugar de la mentira. Cuando tu prendes una lámpara, tu obtienes luz visual, la clase de luz de la que hablamos en Génesis 1:14. Cuando tu escuchas de Dios, tu obtienes luz espiritual…..iluminación, el tipo de luz de la que hablamos en Génesis 1:3. ¿Puedes ver la diferencia?

Bueno, nosotros hablamos acerca de la luz sobre los hebreos, ¿así que, qué clase de “oscuridad” estaba sobre los egipcios? Nuevamente, la misma palabra hebrea usada en Génesis para describir lo contrario de “owr”, iluminación. La palabra es “chosek”. Y, quiere decir oscuridad pero no como la de la noche, sino que una luz bien negativa. Una clase de oscuridad que elimina el bien. Una clase de oscuridad que lleva al hombre al mal. Maléfica. El mismo juego de palabras al comienzo de Génesis cuando Dios crea una distinción entre la iluminación de Dios, y la depravación espiritual, luz vs oscuridad, es usado aquí mismo en Éxodo para describir la condición de Egipto, oscuridad, lo opuesto de la condición de Israel, iluminación.   

Aun así, el recuento hace claro que la luz visual y la oscuridad estaban también involucrado. Así que, no hagamos una metáfora del verso 23 donde dice que el hombre no podía ver a su hermano, ni podía levantarse de su lugar o como dice la versión CJB, la gente no se podía ver la una a la otra. ¿Qué clase de circunstancia podía hacer tan densa la oscuridad visual? El solo hecho de estar sin la luz del sol, o la luz de la luna, no hubiese creado la oscuridad que es descrita aquí. Los egipcios, al igual que las otras culturas, sabían cómo tratar con la noche; ellos tenían lámparas de aceite,  fogatas y antorchas…todo lo que usaban cuando oscurecía.  La idea de que nadie “se podía mover de su lugar” ósea, que ellos ni tan siquiera podían moverse alrededor, no refleja una experiencia típica de la noche. No, esto no era 3 periodos de 24 horas de noche.   

Esta son condiciones naturales que pasan de tiempo en tiempo, el cual trae un tipo de oscuridad en la cual la oscuridad realmente parece absorber la luz. Al ser de California, yo me he topado con dos de esas condiciones: neblina y una tormenta de polvo. Yo he estado en la autopista 101 fuera de Santa Bárbara cuando la neblina ha estado tan densa, que no se podía ver más allá de 5 o 6 pies al frente del carro….y yo quiero decir esto en su sentido más literal posible. Yo también he estado en tormentas de arena en el desierto, donde el sol estaba bloqueado al medio día.  

Pero, en Egipto, ocasionalmente había un tipo de tormenta de polvo llamada Chamsin. Cada cuantos años, una combinación de condiciones chocaban que causaban el aire mismo cargarse con electricidad estática, lo cual literalmente levanta y suelta partículas súper finas de tierra en el aire; junto con las partículas de arena más ásperas que los vientos recios normalmente traían. Si alguno de los presentes ha pasado tiempo en climas súper secos, saben que la estática de la electricidad es un fenómeno normal de todos los días al que uno tiene que enfrentarse; la ropa se le pega a otra ropa, te da corriente con solo agarrar la manecilla de la puerta, ponerte un abrigo por la cabeza en un cuarto oscuro, y ves como una luz de la descarga de estática ocurre. Estas tormentas de polvo, Chamsin, convierten el día en noche. Y, especialmente en la antiguedad, donde las puertas no sellaban, y las ventanas eran solo huecos abiertos en la pared, el polvo entraba fácilmente dentro de la casa. Adentro podías escapar a los vientos y el efecto de los chorros de arena de la tormenta; pero no podías escapar las nubes gruesas de polvo causadas por el aire eléctricamente cargado. Adentro también estaba oscuro. Aun las lámparas de aceite no eran de gran ayuda. La mobilidad era imposible.     

Yo sospecho que esto fue lo que ocurrió al menos con lo que respecta al elemento natural de la luz. Si no, hubiese estado fuera de lugar con las otras 8 plagas que involucraban elementos naturales de la naturaleza. Y claro, que este Chamsin era de origen súper natural, y era mucho más feroz que cuando sucedía el mismo en la naturaleza. Era tan feroz que asustaba al Faraón y a la gente egipcia. Pero, el miedo más grande venía indudablemente del “sentir” el “chosek”. La oscuridad espiritual, la maldad que los cubria como una sábana. La clase que hace los pelos de tu cuello pararse y aun cuando tú no puedes ver nada malo o peligroso lo puedes sentir. Esto era un tiempo de terror para Egipto. Pero, en la misma tierra, los Israelitas estaban celebrando con gozo.  

La novena plaga de Éxodo era como la ironía de ser un creyente en este mundo actual; oscuridad, “chosek”, e iluminación “owr”, existían lado a lado. Nosotros, que estamos cubiertos con la luz de Dios, vivimos en el mismo espacio y respiramos el mismo aire que la mayoría del mundo que está bajo una sábana de oscuridad. A la misma vez que nosotros podemos tener nuestros corazones rotos y llorar por aquellos que están esclavos al príncipe de la oscuridad, nosotros podemos y debemos celebrar que la iluminación de Dios está sobre nosotros y todos los que confían en ÉL. Date cuenta que SOLO Israel recibió la luz. No es nada diferente hoy en día. Nosotros los que no somos Israelitas de nacimiento, a través de Jesús, hemos sido UNIDOS a los pactos de Israel. Eso que beneficiaba a Israel, ahora nos beneficia a nosotros.

Así que, Faraón envía un llamado urgente a Moisés; y este ridículo, rebelde rey trata de negociar con Dios (¿como si nosotros nunca hemos tratado de negociar con Dios, verdad?). Después del golpe anterior, él había acordado dejar solo a los varones Israelitas ir adorar a Jehová. Ahora él dice, si Moisés hace que Dios pare la oscuridad, todo Israel puede salir, hombre, mujer, niña, niño, jóvenes y ancianos………pero, su ganado debe permanecer en Egipto.

Moisés rehúsa la oferta, y dice que todo tiene que salir. ¿Por qué? Porque, en el verso 26 dice que, Jehová ha llamado a Israel a servirle a ÉL y sacrificarle a ÉL…..pero ellos no saben exactamente lo que esto envuelve. En otras palabras, tal vez Dios va querer a TODO su ganado, tal vez él no quiere a ninguno. Tal vez quiere ovejas, tal vez quiere reses. A ellos no les han dicho. Así que, la única cosa que ellos pueden hacer es tomar a todas las personas y todas las posesiones dentro del desierto, presentarlos delante de Dios, y ver qué es lo que Dios puede exigir de ellos. ¿Te diste cuenta de eso? Aquí hay otro principio permanente de Dios  que sale de la nada. Nosotros debemos someter todo lo que nosotros tengamos y todo lo que nosotros somos….nosotros mismos, nuestras familias, toda posesión….delante de Dios, porque nosotros no podemos saber en qué momento determinado, que es, lo que ÉL exige de nosotros. Nosotros debemos seguir hacia delante en fe y confianza sin aguantar nada. Nada. Todo es de ÉL, y para ÉL dar o quitar según le plazca a ÉL. ¿Aúnque, cuál es nuestra respuesta casi siempre? Ok Dios, puedes tener todo pero esto….o eso…..o esto. Puedes tenerme a mí, pero no a mi trabajo, mi salud, mi esposa, y mis hijos. Aquellas cosas que los Israelitas dejaron atrás al mandato de Faraón iban a permanecer en esclavitud, es por eso que Moisés TUVO que rehusar. Todo lo que nosotros dejamos atrás, pero aun poseemos; todo lo que nosotros no tomamos con nosotros para presentarle a Dios, cuando nos acercamos a la Cruz, permanece en Egipto….permanece en esclavitud y servidumbre, y por lo tanto no está disponible para servir a Dios. Dios ha hecho claro que TODO lo que somos y poseemos debe ser presentado delante de ÉL, cuando le entregamos nuestra vida a ÉL.    

Ni Moisés ni Faraón van a ceder; Moisés no va a irse sin el ganado, y Faraón no va dejar salir a Israel con el ganado. Faraón le ordena a Moisés que salga de su presencia, y que nunca regrese. Porque si el vuelve acercarse al Faraón, Moisés será asesinado. Faraón ha, con sus propias palabras, sellado el destino de su pueblo. No habrá más oportunidades para evadir el juicio. Dios no lucha por siempre con el hombre.   Ya terminó, y nosotros no sabemos con anticipación exactamente cuando el día o la hora es. Pero cuando termina, cuando Dios decide entregarnos a nuestra maldad innata, toda esperanza de salvación se desaparece, por siempre. Algo muy alarmante….pero terriblemente cierto.

LEE CAPITULO 11

Juicio. Lo que vamos a ver en los capítulos 11 y 12 es juicio. ¿Qué es juicio? Es el tiempo donde nosotros recibimos lo que merecemos, de acuerdo al sistema de juicio de Dios. En la Biblia,  el juicio casi siempre resulta en una consecuencia negativa. Nosotros todos, los salvos y los que no son salvos, vamos a ser juzgados. Si nosotros somos salvos, si nosotros confiamos en Dios a través de SU hijo Yeshua, nosotros NO seremos condenados, nosotros no seremos la razón de la furia de Dios. Si nosotros no somos salvos, nosotros SEREMOS condenados. Faraón, y Egipto, han tenido 9 oportunidades de aceptar la voluntad de Dios, y obedecerle a ÉL. Este decimo golpe sobre Egipto no trae consigo una elección….esto no es otra advertencia, otra oportunidad para que el Faraón y Egipto se arrepientan…el tiempo de advertencias y elecciones ha pasado. El destino de Egipto esta ahora marcado en concreto. Esta llamada decima plaga es igual a lo que sucede cuando nosotros morimos, y luego estamos delante de Dios. Algunos van a vivir para siempre en la oscuridad (¿recuerdas la palabra hebrea para oscuridad espiritual, “chosek”?) otros van a vivir por siempre en la luz…la palabra hebrea para esta luz, es iluminación, es “owr”. De esta condición, ya sea luz u oscuridad, NO habrá cambio, no habrá oportunidad para cambiar, por toda la eternidad.  

Ahora, los primeros 3 versos del capítulo 11 eran para Moisés ANTES o durante la última audiencia que Moisés tuvo con Faraón. En otras palabras, nosotros vimos en el capítulo 10, después que Faraón llamo a Moisés cuando Dios cubrió a Egipto con “chosek”, oscuridad espiritual, y con oscuridad visual; luego cuando Moisés rehusó la oferta del Faraón para que todo Israel saliera con la condición de dejar a su ganado  en Egipto, Faraón le dice a Moisés en un arranque de coraje que NUNCA más regresara.   Bueno, ahora nosotros encontramos en Éxodo 11:8 que durante la misma conversación, Moisés le contestó con furia al Faraón. Y, nosotros vemos que no solo Moisés rehusó la oferta de Faraón, sino que Moisés le dijo que ESA noche, acerca de la media noche, todos los primogénitos de Egipto iban a morir. Eso incluía, de acuerdo al verso 5, los ganados. Pero, los Israelitas no iban a ser afectados….ellos o su ganado.  

Ahora, aun cuando yo no culpo a Cecil B. DeMille por representar eso que mató a los primogenitos egipcios como una nube verde de muerte flotando amenazadoramente alrededor de las calles de Egipto (osea, él tenía que mostrar algo), de una manera u otra nos da una impresión errónea. Yo he escuchado a maestros de la Biblia decir que era el “ángel de la muerte” que rondaba a través de todo Egipto, el que mató a los primogénitos egipcios. Y no fue así. Fue Jehová MISMO quién tomó todas esas vidas. Cómo, exactamente eso ocurrió, nosotros no sabemos, excepto que fue la mano del  Dios  Todopoderoso  el que terminó con la vida de los primogénitos. El verso 1 dice que Jehová, no el Señor, Adonaí, o malach Adonaí, o cualquier otra cosa…..Jehová dice, “Yo voy a traer una plaga más”. Y luego en el verso 4 dice “Esto es lo que dice Jehová, alrededor de la media noche voy a salir……” y matar a todos los primogénitos de Egipto.

Y, después de este terrible juicio, Dios dice AHORA Faraón te dejara ir. De hecho, él te va a sacar fuera de Egipto. Pero, antes de que Israel salga, ellos deben pedirle a Egipto que le den oro y plata. Y, ellos van a obtener todo lo que pidan. Porque en el verso 3 dice que los hebreos encontraron favor” en los ojos de los egipcios, y que ellos vieron que Moisés eran un gran hombre. La traducción aquí…..toma todo lo que quieras, nosotros no podemos pelear con Moisés o con su Dios. Solo váyanse. Para la mayoría de la gente egipcia, Moisés era solo un hechicero poderoso….más poderoso que los magos de Egipto. Y, ellos no tenían interés en probarlo más. Francamente, esto no era nada diferente a la perspectiva de Egipto que si un pillo le pone un cuchillo en la garganta, y era algo como el dinero o te mato. Interesantemente, hasta este día así es como los egipcios lo ven…..como un robo. Si ustedes o alguno de sus amigos tienen duda acerca si Israel alguna vez estuvo en Egipto, o si hubo un Éxodo (el cual ha llegado a ser un tema muy popular en las denominaciones más liberales), solo díganle que le pregunten a un egipcio de hoy en día acerca de eso. El coraje por Israel al llevarse todo ese oro y plata de Egipto ha permanecido en el corazón del pueblo egipcio hasta estos tiempos modernos…..3400 años más tarde.     

No pasemos por alto lo que está en el fondo de esta decisión de Dios de aplastar a Egipto con esta devastación súper natural y luego el saqueo de su oro y plata: ya que Dios nos recuerda a nosotros, en el verso 7, que TODO está hecho “para que sepas que Jehová hace una distinción entre Egipto e Israel”. Nosotros  continuamos escuchando esto una y otra vez en la historia de Éxodo de las plagas, ¿verdad? Dios hace una distinción entre Israel y Egipto. Cuando Dios continúa recordando algo, es mejor prestar atención. Así que, JAMÁS pensemos que esta separación de Israel del resto del mundo es algo menor o un asunto lejano, o que ha cambiado o ha llegado a ser obsoleto. Recuerda, desde una perspectiva Bíblica Egipto, el cual es real y tangible, también es un “tipo”. Eso es, Egipto es representativo del mundo en general…todos esos que NO se han unido a Israel. Hasta este día, y hasta los tiempos finales, Dios ve al mundo como Israel, y todos los demás. ¿En dónde eso nos deja a nosotros, los creyentes gentiles? Afortunadamente, con Israel, como parte de Israel. Esto es una buena razón para seguir las direcciones de Dios de bendecir a Israel. Ya que cuando estamos bendiciendo a Israel, nosotros también nos estamos bendiciendo a nosotros mismos. Romanos 9, 10 y 11 cubre esto en gran detalle, pero puede ser de alguna manera resumido en Romanos 11:17 donde Pablo dice en su analogía del árbol de olivo, “Y si algunas de las ramas fueron cortadas, y tú (creyentes gentiles) siendo olivo silvestre has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participe de la raíz y de lo mejor del olivo……” Israel es simbolizado aquí en la Escritura como el Árbol de Olivo. Y en Romanos 11:24 “Porque si tú, que fuiste cortado del olivo silvestre que te era natural, (esos Israelitas que fueron cortados debido a su incredulidad)  y que contrario a tu naturaleza, fuiste injertado en el buen olivo, ¿Cuánto más ellos,  pues, serán injertados en el olivo que le es natural?   

En otras palabras, desde la perspectiva espiritual de Dios, un creyente gentil es injertado a los pactos de Israel. Y, son esos pactos que, desde un aspecto espiritual, Israel es, separado del resto de las personas. Dios NO ha dado sus pactos a los gentiles. Los pactos fueron SOLO para Israel. Al confiar en Jesus como nuestro Señor y Mesías, nosotros somos injertados dentro de los pactos de Israel. No, yo no estoy diciendo que cuando eres salvo te conviertes en un judío. Hay judíos físicos y gentiles físicos. Pero, por juicio de Dios, ni  un judío físico ni tampoco gentil físico automáticamente pertenecen al Israel Verdadero, Espiritual….o como Pablo lo llama, el Israel de Dios. Solo esos judíos y gentiles que creen y confían en Jesus. Nuevamente, yo les advierto, yo NO estoy diciendo que un miembro físico de la tribu de Israel no es ahora un Israelita. Yo estoy diciendo que hay una perspectiva terrenal, física y carnal en un lado; y hay una perspectiva espiritual, celestial que Dios tiene en el otro lado. La Salvación, liberación, afecta SOLO lo espiritual, no la perspectiva física. Dios no vino a salvar nuestra carne; El vino a salvar nuestra alma eternal.    

Lo que nosotros tenemos que aprender de todo esto y de nuestro estudio de la Torá es que Dios hizo y DEMONSTRO una distinción entre Israel y el resto de las personas….aquí en Éxodo, es entre Israel y los egipcios. Este es un principio fundamental muy importante….Israel fue separado…..separado para ser el pueblo especial de Dios. Cuando nosotros escuchamos la palabra que comúnmente usa la iglesia “santificación”, simplemente quiere decir “separados” para Dios. Y, esto NO es una distinción del Antiguo Testamento que ha sido anulado. La misma permanece en el Nuevo Testamento también. Jesus NO termino esta distinción entre Israel y el mundo…., EL, EL Mismo, era un judío, un Israelita, e hizo un punto que todo el mundo supiera eso. El simplemente proveyó una manera NUEVA y duradera para que los gentiles tomaran parte, fueran injertados dentro de los pactos de Israel.  A través de SU propia sangre. Pero, no malinterpreten; hasta el Pacto Nuevo no era un pacto entre Dios y los gentiles; era un pacto con Israel. No vamos a profundizar más por ahora, ya que eso sería una lección bastante larga.    

Fue durante estos 3 días de oscuridad (chosek) que habían caído sobre Egipto que Moisés pronuncio a Faraón la llegada de la muerte para los primogénitos. ¿Te diste cuenta de esto? Mientras que todo Egipto estaba lleno del horror de la ausencia completa de luz y la sábana de maldad que les cubría a ellos, Israel estaba celebrando gozosamente ya que ellos estaban experimentando la luz. Ellos sabían que el momento de liberación estaba cerca. De hecho, durante ese tiempo de oscuridad para Egipto Israel tuvo, 4 días antes que Jehová fuese a través de Egipto matando a todos los primogénitos, seleccionando sus corderos para la Pascua.   

Ahora, vamos adelantarnos como 1400 años al 30 Después de Cristo. Estamos en Jerusalén, y es la Pascua (en hebreo Pesach). Yeshua ha completado SU cena de Pascua en la compañía de Sus 12 discípulos la noche antes, y ahora es clavado, sangrando y sofocado, en la estaca de ejecución. Pero, antes de que la muerte se lo lleve, la tierra de repente se cubre en una gruesa y aterradora oscuridad. Yeshua, nuestro cordero de Pascua, fue elegido y sacrificado cuando todo estaba oscuro para el mundo, literalmente y espiritualmente. Aun cuando en los Cielos, gran gozo estaba tomando lugar, ya que la Salvación estaba a la mano. Debió de haber una gran celebración en Jerusalén, entre los judíos, también. Pero, ellos estaban ciegos a la verdad, y no pudieron ver que Cristo ERA su libertador; ÉL era su Cordero de Pascua    

Vamos adelantarnos nuevamente, ahora 2000 años de la pasión de Cristo, hasta hoy en día. Nuestro mundo está poniéndose más oscuro cada vez. Espiritualmente, nuestro planeta entero está poniéndose tan rebelde y con tanta maldad y están bajo “chosek”….oscuridad espiritual. Es difícil no sentirse desesperanzado, y lleno de falta de esperanza y desesperación y confusión al mirar al mundo dar vueltas fuera de control. Pero, como creyentes, aquellos de nosotros que hemos sido separados, santificados para Dios, ¿Cuál debe de ser nuestra reacción?  La misma que la de esos Israelitas en Egipto, que estamos leyendo en Éxodo; celebración. Aunque esos que no conocen a Dios están en oscuridad, y a punto de experimentar muerte eterna espiritual, nosotros los que SI conocemos a Dios y vivimos en SU luz, y estamos a punto de experimentar liberación hacia la luz eterna. El ejemplo de cómo debemos de vivir durante estos últimos días, al cada día revelarnos niveles nuevos y profundos de la maldad y depravación del hombre, lo vemos aquí mismo en Éxodo; nosotros podemos y DEBEMOS realmente tomarlo desde la perspectiva de Dios….liberación final y completa. Aunque, al igual que los Israelitas, nuestro gozo es agridulce. Al igual que los Israelitas, nosotros tenemos amigos y familiares y vecinos que tomaron la decisión de unirse al mundo y toda su oscuridad. El triste hecho es que hasta que Jesus reine la Tierra, la luz y la oscuridad, la vida y la muerte, gobernaran simultáneamente.     

Vamos a parar aquí y continuar la semana que viene.

 

 

925 N. Courtenay Parkway, Suite 19, Merritt Island, FL 32953
(321) 459-9887